Psicología

Cuestionario. Fundamentación teórica. Consigna. Disociación instrumental. Identificación Proyectiva. Ansiedad. Impulsos. Conflictos

  • Enviado por: La Morocha Argentina
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 13 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

CUESTIONARIO DESIDERATIVO

Posibilita:

  • Inferir la fortaleza o debilidad del Yo.

  • Bagaje defensivo.

  • Tipo de relaciones objetales.

  • Inferir conflictos básicos del sujeto.

  • Fuerzas pulsionales.

  • Defensas con las que el Yo lucha.

  • Grado de organización del Superyó.

  • Autoimagen.

  • Autoestima.

  • Imagen corporal e identidad sexual.

  • Grado de éxito del desempeño de las funciones del Yo.

Ventajas:

  • Economía del tiempo: información sobre aspectos personales.

  • Amplio espectro de población al que se le puede administrar.

  • Aplicación a sujetos de diferentes culturas o grupos sociales.

  • Aplicación a sujetos con discapacidades físicas.

  • No requiere destrezas específicas.

Objeto de estudio:

Fantasías desiderativas: estratos más profundos de la personalidad:

  • Por vía Directa: se opera en el nivel de la realidad cuáles son sos deseos “acerca de”

  • Por vía indirecta: Conocer las fantasías de deseo. Inducir la proyección de los deseos sobre otros. Movilizar la proyección masiva de las fantasías sobre personajes.

  • Fundamentación teórica:

    Producción: analizada desde los siguientes enfoques:

    • Adleriano: situaciones placenteras y temidas.

    • Freudiano: Simbolización que permite la emergencia de aspectos reprimidos de la personalidad, puntos de fijación libidinal, identificación superyoica, ansiedades frente a impulsos y exigencias del Ello.

    • Kleiniano: Objetos protectores y frustradores.

    • Teoría del Campo: Valencias positivas y negativas del campo psicológico.

    Basada en la interpretación en el significado de los símbolos.

    Simbolismo como modo de representación de indirecta y figurada de una idea, conflicto, deseo inc.

    Simbólico para designar la relación que une el contenido manifiesto de un comportamiento de un pensamiento latente.

    Mecanismo => condensación, desplazamiento, sobredeterminación.

    DESDE JUNG => “Inconsciente Colectivo”

    Símbolos que poseen una connotación fija e inconsciente determinada: sgdo. Constante: tanto para el individuo como para la “humanidad”.

    La interpretación que le damos al símbolo refleja el grado de nuestro conocimiento actual sobre las fantasías inconscientes.

    DESDE MELANIE KLEIN

    Simbolismo Como la base de la fantasía inconsciente y de toda sublimación; sobre él se construye la relación con el mundo exterior y con la realidad.

    DESDE JONES

    Símbolo Como objeto que adquiere la capacidad representativa de otros objetos, representaciones y experiencias personales.

  • un objeto puede ser símbolo porque es capaz de representar plásticamente las características del objeto o situación emocional simbolizada.

  • Porque se ha establecido una ligazón de sgdo. Por reiteración de experiencias emocionales. La elección del símbolo es en parte producto de la evolución personal y cultural.

  • Implicaciones de la teoría de la consigna:

    OCAMPO => La pregunta sugiere al sujeto que se aniquile imaginativamente como persona.

    Implícitamente el sujeto tiene que imaginarse muerto.

    Para poder responder a la consigna, ésta debe ser reconocida por el sujeto como un “como sí”.

    GRASSANO => A través de las respuestas verbales y corporales podemos observar el esfuerzo defensivo del Yo para recuperarse y absorber el impacto sufrido y su modalidad defensiva prevalente.

    Catexias positivas:

  • el sujeto explicita las fantasías inconscientes de defensas, describe simbólicamente su modo de evitar los peligros inherentes a la amenaza fantaseada.

  • sostiene la fantasía inconsciente de la defensa.

  • Frente al miedo, el yo intenta reforzar aspectos y evacuar otros.

  • Catexias negativas:

  • Expresa la fantasía de lo que el Yo teme que le sucedería si no pudiera apelar a los recursos defensivos.

  • Consecuencias negativas que tiene sobre su Yo el uso específico de ésas defensas.

  • Posibles dificultades en la aplicación de la consigna:

  • Que el sujeto no pueda producir respuesta alguna: el fallo es total, es factible inducir puntualizando las posibilidades de elección “Si no pudiera ser persona, ¿ qué elegiría entre animales, vegetales u objetos? ... ¿Por qué?. Obtenida la respuesta de algún reino, puede volverse a retomar el uso convencional de la consigna. Si el sujeto aún no puede responder, se continúa con la inducción. Cuando el sujeto tiene dificultades para elegir, el entrevistador menciona todos los reinos posibles para ampliar la posibilidad de elección. Si el sujeto se resiste a continuar a pesar de la inducción en las catexias negativas, se interrumpe la administración.

  • Que el sujeto no se pueda desprender de lo humano y de respuestas antropomórficas que por su conexión con la apariencia humana p por tener atributos humanos no son válidas. En este caso se anota la respuesta y la racionalización, pero luego se le aclara al sujeto inmediatamente la condición de su elección y se le pregunta qué cosa diferente de la imagen del ser humano le gustaría ser.

  • Que de una respuesta genérica del reino sin nombrar el objeto específico, por ejemplo ser un animal. Se pe pide racionalización y se le pide que especifique qué tipo de animal.

  • Que el sujeto no dé respuesta a alguno de los reinos esperados. En este caso, se induce el reino ausente.

  • Que el sujeto especifique el elemento dentro de la categoría (ejemplo “perro”), luego de la racionalización, se le pide que diga qué clase de perro.

  • Que el sujeto quede adherido a un reino y brinde más de una elección dentro del mismo. Se registran ambas respuestas y se interroga por igual los motivos de su elección, pero luego se procede a clarificar al sujeto acerca de su reiteración.

  • Que el sujeto responda dos elecciones simultáneas. Se pide la racionalización de ambas y luego se le pide que elija una de las dos.

  • Que el sujeto dé respuestas abstractas que se refieren a valores (pureza, libertad, etc.). Se le pide racionalización pero no se toma dentro de ningún reino.

  • En niños (y en algunos adultos) se puede confundir el ser con el “hacer” (me gustaría bailar); el ser con el ejercicio de un oficio o profesión /me gustaría ser bombero); el ser con un atributo de una persona (me gustaría ser linda). Pedimos racionalización, pero luego aclaramos que todos corresponden a actividades o atributos humanos y preguntamos que otra cosa que no sea ser persona más (o menos) le gustaría ser).

  • Que las racionalizaciones que se obtengan sean escuetas “porque sí”. En este caso es necesario insistir algo más al sujeto para tratar de obtener una justificación más representativa.

  • Que el sujeto responda “me gustaría ser un muerto”, esto hace alusión al impacto de la consigna, hay que interrumpir la técnica tratando de indagar acerca del motivo de la respuesta).

  • A) MECANISMOS INSTRUMENTALES

    El sujeto deberá instrumentalizar los siguientes mecanismos: disociación, identificación proyectiva y racionalización, son mecanismos instrumentales porque son las operaciones mentales que debe efectuar el entrevistado.

    Disociación Instrumental

    Consideramos que las vicisitudes de las respuestas darán cuenta del grado de integración de su aparato psíquico, responder adecuadamente implica un exitoso grado de integración del aparato que se pondrá de manifiesto a través de la capacidad de reflexión selectiva, que es la resultante de la respuesta adaptativa a los estímulos presentes y a la masa aperceptiva pretérita parte del Inc.

    Tiene que ver con la utilización del proceso secundario de pensamiento, que mantiene a raya al proceso primario.

    Mientras el Yo se mantiene en estado de salud, el proceso secundario mantiene la dirección del pensamiento.

    1. Primera Disociación Instrumental

    Momento de recepción y captación global de la consigna. Manejarse con un pensamiento simbólico, a predominio del proceso secundario, podrá reconocer la consigna en un nivel simbólico pudiendo separar entre el universo de la realidad y la fantasía. Aceptará la consigna como un juego.

    Fracasos en la primera disociación instrumental:

  • Fracaso total: El sujeto se bloquea y no puede responder

  • Fracasos parciales:

  • el más serio es la imposibilidad de contestar a todas las catexias positivas o negativas. En las positivas, el sujeto no sabe cómo defenderse de aquello que siente como peligroso; en las negativas, puede deberse a que se va incrementando el nivel de angustia

  • si el sujeto falla en todas las positivas y responde a las negativas, pensamos que el poder desembarazarse de los aspectos que generan mayor angustia o tensión.

  • el los adultos, la elección de respuestas antropomórficas. En los niños esta falla es menos patológica. En el caso de los adulos, frente a la sensación real de que la consigna “lo mata”, efectúa una renegación de este impacto concreto, sobreponiéndose a él a través de una identificación con un objeto que no deja de tener cualidades humanas.

  • El sujeto no puede responder a alguno de los reinos.

  • 2. Segunda Disociación Instrumental

    Discriminar dentro de cada símbolo y en todo el test los aspectos valorizados de los rechazados. Reconocimiento de los aspectos que el sujeto valora y desea conservar, de aquellos que rechaza, desvalorizados y/o conflictivos. Es un indicador de un Yo diferenciado del exterior.

    Fracaso en la segunda disociación instrumental:

  • el mayor fracaso es cuando el sujeto se confunde, responde a la serie positiva con un símbolo que rechaza y viceversa.

  • Responder a las catexias positivas con un símbolo del cual se jerarquizan en las racionalizaciones cualidades habitual o convencionalmente reconocidas como negativas, o al revés.

  • Elegir en las positivas símbolos en los cuales el sujeto no puede dejar de incluir en las racionalizaciones aspectos negativos (falla en el nivel de comprensión de la consigna, producto del bajo nivel intelectual o de un importante momento de confusión), o elegir en las negativas símbolos cuyos aspectos positivos no puede dejar de verbalizar (el sujeto parece no tener una percepción adecuada de los valores convencionales, acepta los que la generalidad rechaza y viceversa: dificultades en la resolución de la ambivalencia).

  • Se elige en las positivas y se rechaza en las negativas el mismo símbolo: aluden a la misma temática vivida como conflictiva.

  • Marcada distancia entre los símbolos valorizados y rechazados. Es un índice de disociación patológica. El sujeto trata de sobrecompensar sentimientos.

  • 3. Identificación Proyectiva

    Mecanismo por el cual el Yo deposita un aspecto de sí mismo ligado a un objeto con una fantasía especial. Utiliza representaciones verbales, características del proceso secundario. Es un rasgo adaptativo que implica la posibilidad de mediatizar la acción a través del pensamiento. Se reconoce en la técnica a través de a posibilidad del sujeto de dar una respuesta símbolo.

    Fracasos de la identificación proyectiva:

  • Por pérdida de la distancia entre el símbolo y los aspectos representados. La elección deja de ser un símbolo y es concretamente el aspecto elegido o rechazado de sí mismo. Por fallas en la represión, el símbolo es equiparado al objeto que originariamente despertó esa carga de afecto y en consecuencia el símbolo se confunde con el objeto originario y despierta en el sujeto la misma carga afectiva que aquel.

  • Fracaso de la identificación en un símbolo único: cuando se elige en una catexia más de un símbolo. Es una necesidad de tener o abarcar todo. Ningún objeto es suficientemente valioso como para quedarse sólo con él.

  • Elección de símbolos disgregados, que no tienen estructura no consistencia. Tienen una connotación patológica, que es mayor cuando se da en las positivas: falta de una línea demarcatoria clara entre sí mismo y el exterior.

  • Fracaso por la elección de símbolos adecuadamente estructurados pero de débil consistencia (cristal): personalidades que mantienen preservado su funcionamiento y adecuación a la realidad, siempre y cuando no se vean afectados por situaciones de exigencia o de impacto.

  • Por perseveración en el reino: rigidez de la utilización del mecanismo.

  • 4. Racionalización:

    Procedimiento por el cual el sujeto intenta dar una explicación coherente a una actitud, acto, idea o sentimiento cuyos motivos verdaderos no percibe. Implica poder separar los aspectos afectivos que se jugaron en la elección del símbolo. En términos del Yo, implica la adecuación del pensamiento a la realidad compartida. Se evidencia cuando el sujeto justifica la razón de su elección desde la lógica formal.

    Fracasos en la racionalización:

  • Falla en la sustentación lógica formal: cuando se pierde la idea directriz del pensamiento como cuando los atributos destacados en el símbolo no guardan una relación de significado “consensuado” con el mismo. Falla en la logicidad del pensamiento, a través del cual se advierte la fragilidad del criterio de realidad. El sujeto destaca en su justificación cualidades del símbolo que en realidad le son ajenas o no son esenciales.

  • Sobredimensionamiento de la justificación: se reiteran y/o agregan motivos que justifican pero no enriquecen la elección. Puede ser formal como de contenido, parece subrayar una extrema necesidad de afecto. La reiteración parecería evidenciar cierta necesidad del sujeto de reforzar la coherencia de sus procesos lógicos. Hay debilidad yoica.

  • Por ausencia: el sujeto no puede justificar los motivos de su elección: incapacidad para reflexionar sobre su propia conducta. Denuncian un fracaso del Yo en tanto encubren la falta de una verdadera discriminación al hacer la elección del símbolo.

  • B) LA SECUENCIA DE LA ANSIEDAD

    Es la capacidad del sujeto de dominar o no activamente la ansiedad que le generan las situaciones de peligro, constituye uno de los indicadores del funcionamiento de la estructura del Yo.

    Neuróticos: personas incapaces de tolerar cantidades moderadas de ansiedad. Se ven forzadas a reprimir y a negar todos los peligros externos e internos que son fuentes potenciales de ansiedad, o proyectar los peligros internos al mundo exterior.

    Cuando la tolerancia a la frustración y la tensión es excesivamente baja, se originaría más ansiedad que la que se puede tolerar y la secuencia patológica de regresión, actividad defensiva y formación de síntomas será puesta en marcha. Cuando la tolerancia es alta, el equilibrio se mantiene o se recobra con mayor facilidad.

    Lo esperable secuencialmente en un protocolo es que la ansiedad disminuya a lo largo de la producción. Tomamos como indicador que evolucione de un primer momento confusional o paranoide hacia una ansiedad más depresiva que le permita al sujeto responder adecuadamente al estímulo.

    Si el monto es intenso, denotaría una reacción desajustada, producto de una intensa disociación, depositación, por negación y proyección de la ansiedad.

    C) TIEMPOS DE REACCIÓN

    Lapso que transcurre entra la consigna y la aparición de la respuesta símbolo, es decir, el tiempo que le lleva al sujeto recibir el impacto de la consigna, elaborarlo y poner en marcha los mecanismos instrumentales necesarios para resolverla. Lo esperable es entre 10 y 30 segundos.

    Los TR constituyen indicadores de varios fenómenos:

  • cuando se mantienen estables, parece aludir a una forma de ser idiosincrásica del sujeto.

  • el retardo mostraría una dificultad del Yo para reorganizarse.

  • El acortamiento denotaría una tendencia a reaccionar en forma inmediata para evitar reflexionar y ponerse en contacto con la angustia que genera la consigna.

  • Cuando los TR aumentan o disminuyen abruptamente en una o varias catexias es indicador de una situación de conflicto para el sujeto. Dicho conflicto se inferirá a través del contenido del símbolo y de la racionalización.

  • Cuando los TR aumentan o disminuyen a lo largo de la secuencia, constituyen indicadores de las vicisitudes de la ansiedad.

  • Disminución progresiva; Efectuar una experiencia de aprendizaje positiva que contribuye a disminuir la ansiedad.

  • Aumento progresivo: en el sujeto la experiencia no lo ayuda a disminuir la ansiedad.

  • Secuencia de la elección de los reinos: la secuencia esperable de una personalidad saludable tendrá una estructura psíquica en la que predomine el instinto de conservación sobre los impulsos de muerte, frente a un ataque el Yo del sujeto rescatará sus aspectos más vitales para preservar su integridad. La secuencia esperable en las catexias positivas es: 1+) animal; 2+) vegetal y 3+) inanimado. La secuencia esperable en las catexias negativas es: 1-) inanimado; 2-) vegetal y 3-) animal. Los desvíos en las catexias positivas demostrarían una estructura menos saludable, que para enfrentar los peligros apela como defensa a una actitud de mayor pasividad y desafectivización.

  • INTERPRETACIÓN DEL MATERIAL

    La primera lectura de un CD nos brinda una apreciación global acerca de la adecuación o no, riqueza o pobreza del material.

    Primero evaluamos la primera disociación instrumental.

    Segundo, focalizamos si el sujeto dio tres respuestas positivas y tres negativas en cada serie a los tres reinos (segunda disociación instrumental e identificación proyectiva).

    Luego observamos los fracasos y por último las racionalizaciones.

    El monto de ansiedad será considerado alto si los fallos que se producen son considerados de los más severos. El monto será adecuado si no se producen fallos o si estos son parciales.

    Para evaluar los TR, hay que tener en cuenta si son parejos o si presentan altibajos, si van en disminución hay buen manejo o dominio de la ansiedad, si van en aumento, evidencia que el Yo es superado por la ansiedad y queda sin capacidad de dominio frente a ella.

    Aspecto a evaluar del Aparato Psíquico

    Punto de vista estructural

    ELLO

    YO

    SUPERYO

    - Pulsión de vida o muerte.

    - Distribución de la libido: narcisista - objetal-

    - Puntos de fijación: oral, anal, uretral o fálico.

    - Funciones: relación con la realidad / regulación y control de los impulsos / función sintetizadora.

    - Mecanismos de defensa: a)primitivas; b)pre-edípicas o evolucionadas; c)predominantes en el sujeto; d)eficacia e ineficacia de las mismas en el control de la angustia; e) interferencias de las defensas en los logros del Yo; f)energía destinada por el Yo para mantener la organización defensiva.

    - Esquema corporal: integración del propio cuerpo.

    - Identidad sexual: rol sexual.

    - Relaciones interpersonales: tipo de vínculo fantaseado.

    - Ideal del Yo: metas que el sujeto se propone alcanzar. Evaluar si es primitivo o maduro con adecuación a la realidad.

    - Conciencia moral: grado de internalización de las normas.

    CONFLICTOS:

  • Evolutivos: ligados a crisis vitales.

  • Accidentales: enfermedades, mudanzas, etc.

  • Intrapsíquicos: conflictos entre instancias psíquicas.

  • OBSERVABLES E INDICADORES DESDE LA TÉCNICA

    A) ELLO:

    Pulsión de vida o de muerte:

    Tomamos en cuenta tanto el contenido simbólico así como de la racionalización y la segunda disociación. El las catexias positivas destacan aspectos amorosos, de cuidado, atracción, utilidad y vitalidad y en las negativas, se rechazan aspectos dañinos, inútiles o agresivos.

    Cuando existe una marcada distancia entre símbolos activos - pasivos, bondadosos - agresivos daría cuenta de la poca integración de las pulsiones.

    Indicadores de libido narcisista

    Nivel adecuado

    En exceso

    Defecto

    Desde el símbolo

    Símbolos de los tres reinos.

    Objetos indestructibles, omnipotentes.

    Perseveración en el reino: consigna como ataque.

    Objetos desintegrados, de frágil consistencia.

    Perseveración en el reino por vivencia de pobreza o vacío.

    Indicadores de libido narcisista

    Desde la racionalización

    Lógica formal, adecuadas racionalizaciones.

    En + incluir aspectos valiosos de sí mismos.

    Sobredimensiona-miento en positivas.

    Acentuación de cualidades de vitalidad y cuidado.

    Sobredimensiona-miento en negativas. Acentuación de los aspectos negativos del sí mismo.

    Ausencia de raciona-lización por vivencia de vacío y/o pobreza expresiva.

    Indicadores de la libido objetal:

    Ana Freud, dice que la libido objetal se desarrolla en nivel u calidad de acuerdo con el desarrollo evolutivo del sujeto. Los indicadores son monto y quántum.

    Un quántum exacerbado, es cuando hay un sobredimensionamiento en la racionalización: aparecen reiteradas referencias al otro.

    La calidad de la libido objetal dará cuenta del tipo de vínculo que establece el sujeto con el otro:

    Equilibrado

    Exacerbado

    Defecto

    Racionalizaciones que aluden a la presencia del otro el algunas catexias (y en otras no).

    Racionalizaciones que aluden en todas o algunas catexias a la presencia explícita del otro. (objeto hiperpresente)

    Racionalizaciones en las que el otro está explícitamente ausente en todas o la mayoría de las catexias.

    Puntos de fijación:

    Se infieren a partir de los símbolos y racionalizaciones. Se delatan por:

  • ciertas formas de conducta manifiesta: carácter obsesivo manifiesto como huella de aquello que sufrió represiones y modificaciones.

  • Ítem en la sintomatología: las relaciones entre la superficie y lo profundo están firmemente establecidas.

  • La actividad de la fantasía del sujeto: traicionadas accidentalmente durante el procedimiento diagnóstico.

  • B) YO:

  • Relación con la Realidad: tiene dos componentes:

  • Adaptación a la Realidad: se superpone con la función sintetizadora del Yo. Se refiere a las funciones autónomas de percepción, pensamiento y ejecución motora. Incluye un satisfactorio dominio de las pulsiones y el empleo de defensas adecuadas. Hay ajuste acomodación al medio. Se relaciona con los Procesos del Pensamientos (primario o secundario). El secundario puede reconocerse por el uso de la lógica formal, el primario, se rige por ciertas características formales (condensación, desplazamiento, cambio por lo opuesto).

  • Criterio o Examen de Realidad: diferenciar adecuadamente entre los estímulos que provienen del medio externo y las sensaciones del mundo interno. Relacionada a la percepción.

  • Regulación y Control de los Impulsos: que el Yo sea capaz de seguir el camino de la conducta sustitutiva conciente en posponer una satisfacción inmediata por otra más lejana. Función de la tolerancia a la frustración y el control de la ansiedad, a la incertidumbre y a la capacidad de sublimación que implica la transformación de la energía impulsiva al servicio de las funciones adaptativas del Yo.

  • RELACIÓN CON LA REALIDAD

    INDICADORES DESDE LA TÉCNICA

    I. ADAPTACIÓN A LA REALIDAD

    ADECUACIÓN

    INADECUACIÓN

    Diferenciación entre

    figura y fondo

    Comprensión de la consigna

    Respuestas como “no entien-do, no sé” y confusión entre catexias + y -.

    Conducta práctica

    Resolver sin generar problemas.

    Fallas parciales de la disociación.

    Espontaneidad y creación.

    Regresión al

    Servicio del Yo

    TR normales. Respuestas con símbolos pertinentes.

    TR muy breves o prolonga-dos. Respuestas antropo-mórficas. Fallos en la simbolización. Reiteración de reinos.

    INTERPRETACIÓN DE LA REALIDAD

    ADECUACIÓN

    INADECUACIÓN

    Exactitud En la percepción

    Comprensión de la consigna. Reconocimiento del “como sí”. Elecciones simbólicas.

    Rtas. De bloqueo. Consigna como ataque. Fallo en la segunda disociación. Rtas. Antropomórficas.

    Solidez del juicio

    Racionalizaciones adecuadas a las elecciones. Idea directriz conservada.

    Racionalizaciones con fallas en la lógica: hace atributos del símbolo que no posee.

    Procesos del pensamiento

    Predominio del proceso secundario.

    Ecuaciones simbólicas. Rtas. Que deberían aparecer como positivas en las negativas y viceversa.

    Idea directriz conservada

    Racionalizaciones desviadas de la lógica autista. Forzamiento de las cualidades del objeto. Deformaciones de la realidad.

    Capacidad para evitar la contaminación o impulsos inapropiados

    Represión operativa.

    Condensación. Elecciones de cualidades secundarias y no primordiales.

    Abstracción

    Símbolos y racionalización creativos y representativos del objeto.

    Concretizaciones.

    CRITERIO DE

    LA REALIDAD

    ADECUACIÓN

    INADECUACIÓN

    Buena delimitación de las fronteras del Yo

    Símbolos de estructura y límites precisos.

    Símbolos de límites imprecisos. Bajo grado de estructuración o consistencia. Categorías genéricas. Rtas. abstractas. Racionalizaciones auto-rreferenciales.

    II: REGULACIÓN Y CONTROL DE LOS IMPULSOS

    ADECUACIÓN

    INADECUACIÓN

    Capacidad de adoptar conductas sustitutivas o desviadas.

    Comprender el “como sí”. Responder con un símbolo.

    Rtas. físicas de rechazo. Descalificación hacia el entrevistador o la técnica. Consigna sentida como un ataque. Bloqueo.

    Tolerancia ala frustración

    TR normales. Símbolos de los tres reinos. Racionalizaciones sin contenido humano.

    TR breves o prolongados. Rtas. antropomórficas. Racionalizaciones con cualidades humanas.

    Tolerancia a la ansiedad

    Secuencia progresiva esperada. TR con acortamiento secuencial.

    Bloqueo. Perseveración en un reino. Alargamiento de los TR. Acortamiento excesivo de los TR.

    Motilidad integrada

    Símbolos dotados de vitalidad.

    Símbolos sin connotación de vida o con movilidad exacerbada. Idea de movimiento con forzamiento.

    Ausencia de polaridades dicotómicas.

    Polaridades dicotómicas entre positivas y negativas.

    Tolerancia a la incertidumbre

    Esperar las sucesivas preguntas. Responder a los tres reinos.

    Acortamiento de los TR. Perseveración en un reino. Secuencia que empeora.

    Sublimación

    Capacidad de respuesta símbolo. Secuencia progresiva. Racionalizaciones que denotan desvíos de la dirección original

    Ecuación simbólica. Bloqueo. Auto referencias. Racionalizaciones redundantes en el contenido y cualidad.

    III. FUNCIÓN

    SINTETIZADORA

    ADECUACIÓN

    INADECUACIÓN

    Unir, organizar, capacidad para formar Gestalten.

    Respuestas simbólicas bien integradas. Diferenciación de lo primordial y lo accesorio.

    Concretizaciones. Elecciones confusas, múltiples.

    DEFENSAS:

    Regresivas, precoces, adaptativas.

    Evaluadas en cuanto a su adecuación, de acuerdo con el momento evolutivo del sujeto. Estas etapas se caracterizan por vicisitudes específicas de la pulsión, por desarrollos psíquicos de la estructura del Yo y por modos específicos de mecanismos de defensa. Ante crisis vitales o accidentes, un adulto puede apelar a mecanismos defensivos de etapas previas del desarrollo, consideradas como regresivas pero que para esa situación cumplen una función adaptativa.

    Defensas predominantes en el sujeto:

    Denominación de relaciones interpersonales como concepto más abarcativo. El desarrollo psicosexual de la libido puede sufrir diversas vicisitudes: que siga una línea progresiva, fijada en un punto en función de conflictos (puntos de fijación) o que evolucione y vuelva regresivamente a esos puntos de fijación en determinadas circunstancias.

    Según sea el punto de fijación éste privilegiará determinados mecanismos de defensa con los que se manejará habitualmente y en determinadas modalidades de relación Interpersonal.

    Efectividad de la defensa:

    Tiene que ver con el factor económico, si el tipo de defensa utilizado requiere un gasto grande y permanente de energía en forma de contra catexia. La utilización de un quantum exagerado y permanente de energía psíquica puesta al servicio de la defensa se vería en la técnica representada por la exacerbación de mecanismos de defensa tales como la formación reactiva (reiteración en dos o tres catexias positivas de racionalizaciones que nos señalan que el sujeto apela rígidamente al mismo mecanismo de formación reactiva para enfrentar sus conflictos), la represión secundaria (indicados por la incapacidad de dar símbolos en varias catexias o la pobreza de los contenidos de la racionalización) o la negación.

    Inferencia e las defensas en los logros del Yo:

    Aspectos de los cuales el Yo prescinde para mantener la organización defensiva y que produce un empobrecimiento en él.

    Se visualizan en las elecciones positivas cuando sólo rescata son aspectos intelectuales en las tres catexias o sólo aspectos estéticos. La perseveración en el uso de una determina la defensa daría cuenta de la restricción del Yo. Las catexias negativas parecen hacer alusión al precio pagado por el Yo.

    • Esquema corporal: representación que nos formamos mentalmente de nuestro propio cuerpo. Se va construyendo de acuerdo con las etapas del desarrollo psicosexual, desde lo emocional y cognitivo en cada sujeto. Tanto en el símbolo como en la racionalización encontramos aspectos expresivos de la integridad, completud y adecuación cronológica. Nos orientarán acerca de los aspectos del esquema corporal que el sujeto más valora o rechaza. Cuando en las positivas los símbolos son discrepantes con el aspecto físico real del sujeto, parecen responder a una imagen corporal de ideal corporal que quisiera ser y que no es. Cuando en las negativas los símbolos rechazados en tamaño e integridad concuerdan con el aspecto físico del sujeto, esto indica reprobación y conflicto con algún aspecto de la imagen corporal (obeso: 1- elefante).

    Si en las positivas elige símbolos de gran tamaño, sobrecompensa su sensación de pequeñez que se ve reflejado en las catexias negativas.

    • Identidad sexual: como parte del esquema corporal, indica un aspecto central de la identidad. Los símbolos y racionalizaciones son depositarios de la cualidades femeninas y masculinas. Tiene que incluir los siguientes aspectos:

      • Concordancia entre el sexo real y el género de las elecciones positivas: el papel asumido y su función están de acuerdo con el sexo real del sujeto. Coincidencia entre el Ideal del Yo y el Yo Ideal.

      • Cuando son elegidos al mismo tiempo símbolos de género y/o cualidades femeninas y masculinas tanto en las positivas como en las negativas: indica un conflicto de ambivalencia con el propio sexo. Discrepancias entre ambos.

      • Si el género y/o cualidades de los símbolos positivos no coincide con el sexo real y el negativo coincide, se evidencia un trastorno mayor que en el caso anterior: no aceptación del propio rol sexual, con presencia de elementos latentes y/o manifiestos de perturbación sexual. Nítida distancia entre el Ideal del Yo y el Yo Ideal: trastorno severo de identidad.

    C) SUPERYO:

    Tener en cuenta los criterios evolutivos para la evaluación de aspectos del Ideal del Yo y la conciencia moral. Es esperable que el un niño pequeño el Ideal del Yo y el Superyó se expresen con fuerte raigambre preedípica con características polares primitivas: fantasías sádicas, exigencias abrumadoras y objetos peyorizados. A partir de la latencia y hacia al adultez es esperable que el conjunto Superyó - Ideal del Yo se vuelvan más realizas y reduzcan las dicotomías; se incremente la tolerancia a los fracasos; las puniciones sean amortiguadas y las exigencias más acordes con las posibilidades del sujeto.

    SUPERYÓ MADURO

    SUPERYÓ PRIMITIVO

    Distancia

    Realista entre las metas, posibilidades y la evaluación

    Exacerbada entre metas propuestas y posibilidades

    Realista entre posibilidades de concreción y evaluación en función de la realidad con habilidades propias

    Exacerbada entre las habilidades y la evaluación distorsionada de las mismas.

    Exigencias

    Acordes a las posibilidades (autoconocimiento)

    Irrealizables.

    Sanciones

    Acordes ala falta cometida

    Excesivamente severas con relación a la falta cometida.

    Internalización de las pautas

    No internalización de las normas. Superyó laxo.

    Indicadores en la técnica

    Símbolos dotados de integración y consistencia

    Símbolos de cualidades omnipotentes (en positivas) y denigrados (en negativas)

    Distancia aceptable entre objetos valorados y rechazados.

    Marcada distancia disociativa.

    Racionalizaciones ricas acordes al símbolo.

    Pobreza en la racionalización de un símbolo rico.

    Correspondencia entre racionalización y la edad cronológica

    Distancia entre los símbolos y la racionalización y la edad cronológica.

    CONFLICTOS:

    I. CONFLICTOS EVOLUTIVOS:

  • Ligados a determinadas etapas que implican casa una de ellas tareas vitales a resolver.

  • Comunes a todos los sujetos

  • Diferenciados de conflictos específicos e individuales

  • Si son resueltos satisfactoriamente tienen una existencia transitoria.

  • Indicadores en símbolos y racionalizaciones: cuando tales conflictos están actuando, aparecen simbólicamente referencia a los mismos (por ejemplo, un conflicto promovido por el embarazo, en una personalidad histérica, se hacen alusiones a fantasías de florecimiento y completud).

    II. CONFLICTOS ACCIDENTALES:

    El grado en que influyen en el desarrollo psicosexual depende de la fase del desarrollo. Estos conflictos son entre los impulsos y el ambiente. A. Freud los llama “Conflictos externos”.

    Pueden llegar a alterar el equilibrio interno: generar la aparición de síntomas a nivel orgánico y/o psicológico que denuncian una reacción de características transitorias y que desaparecerán tan pronto como la interferencia grave se vaya distanciando.

    Cada adulto tiene su propia historia individual y se ha visto sometido a interferencias específicas durante la infancia, que modelaron su carácter. El efecto de las interferencias en la vida adulta dependerá no sólo de su intensidad sino también de su carácter específico.

    III. CONFLICTOS INTRAPSÍQUICOS:

    Aparecen entre el Ello, el Yo y el Superyó o entre impulsos insuficientemente fusionados o sus representaciones incompatibles.

    A. Freud los refiere como “Conflictos Internalizados” siendo originariamente externos, han pasado a formar parte de la estructura psíquica. Son secuelas de conflictos de desarrollo anteriores. Desaparecerán tan pronto como se llegue a la etapa siguiente.

    Pueden aparecer en cualquier momento del desarrollo infantil. Algunos permanecen activos y se integran en las neurosis infantiles y posteriormente en las neurosis adolescentes o adultas. Otros se prolongan cierto tiempo para después sucumbir ante la actividad defensiva, cuya eficacia ha aumentado: Fuerza del Yo.

    Conflictos neuróticos como conflictos internalizados, que suponen la estructura definitiva del Superyó como consecuencia de la resolución del conflicto edípico.

    Encontramos configuraciones que corresponden a distintos tipos de conflictos que dependen de los distintos puntos de fijación y las defensas utilizadas por el Yo frente a las distintas mociones pulsionales.

    Conflicto intrapsíquico entre instancias psíquicas, en este caso entre el Ello con sus pulsiones anal agresivas y por el otro lado el Yo con la defensa de formación reactiva al servicio de la censura del Superyó.

    El conflicto no aparece claramente expresado en la técnica debido a que la defensa, ha pasado a ser un rasgo de carácter. Es posible detectarlo a través de la intensa rigidez de la defensa y la perseveración temática.

    En situaciones más graves (psicóticos) el conflicto invade al sujeto a través de una desorganización más abarcativa del aparato psíquico por la severa perturbación del funcionamiento yoico.

    9