Psicología del niño de 6 a 12 años

Educación. Aprendizaje. Pensamiento. Moral. Personalidad. Socialización. Identidad sexual

  • Enviado por: Salvador
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

Psicología de 1º

E.U. de Magisterio Virgen de Europa

La Línea de la Concepción (Cádiz)

4 - La Psicología del niño de 6 a 12 años

Conceptos clave

  • Animismo. Tendencia egocéntrica de los niños de dotar de vida, conciencia y voluntad a los objetos inanimados.

  • Artificialismo. El niño egocéntrico desarrolla un sentimiento de omnipotencia: piensa que él y otros seres humanos han creado todo lo que existe.

  • Conservación. Capacidad que adquiere un niño para saber que una cosa, siempre que no se le quite ni añada nada, es la misma cosa. Abarca tres aspectos: sustancia (7-8 años), peso (9-10 años) y volumen (11-12 años).

  • Descentración. El niño va a ir siendo capaz de fijarse en varios aspectos de la realidad; de coordinarlos y de sacar conclusiones verdaderas.

  • Realismo. Los niños confunden la realidad objetiva con los eventos psicológicos.

  • Reversibilidad. El niño puede ya imaginar una acción tanto en un sentido como en el otro.

Etapa de las Operaciones Concretas (6-12 años)

En esta etapa el niño es capaz de utilizar símbolos de una forma sofisticada para realizar operaciones o actividades mentales en contraste con las actividades físicas de su pensamiento previo.

El uso de representaciones mentales de los hechos y de las cosas les permite adquirir bastante destreza en su clasificación y manejo; y en la comprensión de los principios de conservación.

Características del pensamiento inductivo concreto

Descentración.

Reversibilidad.

Conservación. Se lleva a cabo en tres etapas:

  • 1ª etapa (no conservadora): el niño no puede reconocer la naturaleza reversible de la operación

  • 2ª etapa (etapa de transición): los niños vacilan en sus respuestas; a veces aciertan y otras no; no tienen en cuenta la altura, anchura, espesor y longitud simultáneamente.

  • 3ª etapa (etapa de conservación): los niños dan justificaciones lógicas para sus respuestas (del tipo: reversibilidad -ej. Una bola se convierte en gusano y viceversa-; identidad -ej. Es la misma cantidad de plastilina-; comprensión -ej. La bola es más corta que el gusano, por tanto, tiene la misma cantidad de plastilina-.

Reglas que lo dominan:

23

  • Equivalencia: si A = B, entonces B = A.

  • Transitividad: si A B (está relacionado con) y B C, entonces A C.

  • Inclusión de clases: el niño es capaz de clasificar objetos, conceptos, ... dentro de una jerarquía de clases.

  • Posibilidad de que un objeto pertenezca a más de una clase.

Ideas sobre la realidad:

  • Realismo. Tiene las siguientes etapas:

1ª etapa (5-6 años). Los niños consideran los nombres de las cosas como algo real e inmutable.

2ª etapa (7-8 años). Creen que los sueños se originan en el pensamiento, pero que se encuentran en la habitación junto a ellos.

3ª etapa (9-10 años). Reconocen que los nombres han sido puestos por las personas y que los sueños son producto del pensamiento y tienen lugar dentro de la cabeza.

  • Animismo. Tiene las siguientes etapas:

1ª etapa (6-7 años). Los niños consideran que todo lo que es útil tiene vida.

2ª etapa (8-9 años). Para los niños de esta edad, las cosas que se mueven o pueden ser movidas, tienen vida.

3ª etapa (10-11 años). Las cosas que se mueven espontáneamente tienen vida (el sol, las nubes, el viento, ...).

4ª etapa (11-12 años). Consideran ya que sólo viven los organismos biológicamente vivos.

  • Artificialismo. Etapas:

1ª etapa (7-8 años). Los niños explican la creación del sol y la luna como realizada por agentes humanos.

2ª etapa (8-9 años). Etapa de transición. El niño explica el origen del Sistema Solar como algo medio natural y medio artificial.

3ª etapa (9-11 años). El niño se da cuenta de que la actividad humana no tiene nada que ver con la creación del Sistema Solar.

Limitación de esta etapa

Es el carácter concreto de las operaciones, es decir, las operaciones mentales que el niño realiza tienen que estar ligadas a algo presente con lo que él haya experimentado (cosas manipulables y tangibles). No puede suponer hipótesis.

Desarrollo moral

Según Piaget y Koheberg, los niños no pueden realizar juicios morales hasta que hayan alcanzado un cierto grado de desarrollo cognitivo, lo cual implica desprenderse del egocentrismo. Aunque también es necesaria la interacción con otros niños de su misma edad y con los adultos.

24

Evolución del desarrollo moral

Cuando el niño va al colegio comienza a moverse más allá del mundo de sus padres. Paulatinamente va tomando sus propias decisiones, por lo que se va viendo a sí mismo como igual a sus padres y a los maestros (con una conducta que posee una amplia gama de puntos de vista, algunos contrarios a lo que se ha enseñado en casa).

En un esfuerzo por reconciliar esos puntos de vista contradictorios, los padres inculcan en el niño la conclusión de que no hay una forma absoluta e inmutable de moralidad.

A partir de los 6-7 años, los niños evolucionan de la heteronomía a la autonomía moral. En las relaciones con los compañeros descubren que la reciprocidad es necesaria para actuar conforme a las reglas.

Conceptos morales

Etapa I. Moralidad heterónoma (6-10 años)

Etapa II. Moralidad autónoma (10- )

Punto de vista

El niño considera un acto como totalmente bueno o malo; y que todo el mundo lo considera de esa forma

El niño puede colocarse en el lugar de otros. Como no es absolutista frente a los juicios, puede concebir más de un punto de vista

Intencionalidad

El niño tiende a juzgar un acto en términos de las consecuencias físicas reales, no de la motivación subyacente

El niño juzga los actos por sus intenciones, no por sus consecuencias

Reglas

Obedece a las reglas porque son sagradas e inmutables

Reconoce que las reglas fueron creadas por las personas y que éstas pueden cambiarlas (incluso él mismo puede hacerlo)

Respeto a la autoridad

El respeto unilateral conduce a un sentimiento de obligación a guiarse por las normas de los adultos

El respeto mutuo por la autoridad permite al niño valorar sus propias opiniones y capacidades a un nivel más alto; y juzgar a las otras personas de forma más realista

Castigo

Está a favor del castigo severo.

Está a favor de un castigo recíproco, más leve, que lleve a la indemnización de la víctima y ayude al culpable a reconocer que su acción es mala y a conducirle a reformarse

Justicia inmanente

Confunde las leyes morales con las leyes físicas. Cree que cualquier accidente o percance que ocurra tras una mala acción, es un castigo enviado por Dios o por cualquier fuerza sobrenatural

No confunde los percances naturales con un castigo

25

Factores que promueven el desarrollo moral

  • Alentar a los niños para que adopten la perspectiva de los otros; darles la oportunidad para que se pongan en su lugar y comprendan sus sentimientos, motivaciones y necesidades.

  • Expresar los padres, de un modo firme, ante el niño, los propios principios morales, para generando sus propios valores.

  • Actuar, ante él, de acuerdo a esos principios morales.

Desarrollo de la personalidad (6 a 12 años)

Desarrollo del autoconcepto (idea de uno mismo)

Conforme los niños crecen, su autoconcepto va modificándose.

De 6 a 8 años, se sienten como personas con sentimientos y deseos.

Ya a los 8 años, distinguen entre características físicas y psicológicas. Identifican el “yo” como algo interior y psicológico.

Cuanto más se acercan a la adolescencia, sus autodescripciones se realizan más en términos abstractos que concretos.

Si el autoconcepto está en función de la interacción con los demás, puede variar. Otros dicen que no, que una vez el autoconcepto es fuerte adquiere estabilidad. Esto da lugar a una gran polémica. Pero se admite tanto la estabilidad como el cambio.

Los estudios realizados por Damon y Hart, evidenciaron un cambio ordenado; cierta estabilidad en medio de un cambio constante y la naturaleza regular y predecible de las transformaciones del autoconcepto a lo largo de la infancia.

Desarrollo de la autoestima (valoración sobre uno mismo)

Harter dice que existe estabilidad en la autoestima durante la infancia, un descenso a los 12-13 años, y luego un aumento. Los determinantes de la autoestima son: la relación con los padres, el respeto mutuo y una relación basada en la aceptación.

La salida de un contexto familiar para integrarse en la escuela, ofrece la oportunidad de cambiar o confirmar la autoestima, además de contribuir al desarrollo de un autoconcepto académico, que va a ser un factor determinante del rendimiento escolar.

Una persona tienen un lugar de control interno cuando cree que las cosas le suceden por sus esfuerzos y decisiones (éxitos). Tienen un lugar de control externo cuando cree que son por suerte o destino (fracasos).

Socialización en esta etapa

Influencia de la escuela

26

La escuela es la institución social que tiene más repercusiones sobre el niño. Modifica sus modos de pensamiento, interviene en la socialización, en la adquisición de habilidades comunicativas, en sus relaciones afectivas, en la adquisición del rol sexual y de las conductas prosociales; y en la propia identidad personal.

Cuando las relaciones que se establecen con los compañeros son de mutua aceptación y apoyo, el logro de los objetivos educativos se verá favorecido. Asímismo, la escuela contribuye al reforzamiento del autoconcepto (ya que se construye a partir de la interacción social con los iguales) y del autoconcepto académico (que será positivo o negativo según las expectativas que el profesor tenga en él).

La importante influencia que los iguales ejercen sobre el niño se realiza a través de mecanismos similares a los utilizados por los adultos: reforzamiento, modelado y enseñanza directa de habilidades.

Las relaciones entre iguales se caracterizan por la simetría (están basadas en la igualdad), la cooperación y la reciprocidad. Las funciones de estas interacciones son el aprendizaje del control de impulsos agresivos y la expresión de conductas prosociales. Suelen aparecer grupos con su correspondiente líder.

Identidad y tipificación sexuales

A los 4-5 años la mayor parte de los niños admite que su identidad sexual puede cambiar si cambian sus ropas.

A los 5-6 años, la constancia del sexo comienza a ser una realidad: comprende que su identidad sexual es algo permanente.

Hasta los 7-8 años, la identidad sexual no se define por los genitales, sino por los estereotipos sexuales.

A partir de los 8-9 años, los niños comienzan a admitir que determinadas actividades asignadas a un sexo determinado pueden ser realizadas por personas de distinta identidad sexual.

En la actualidad, sobre todo en el contexto familiar, se siguen poniendo en juego prácticas de socialización diferentes según el sexo de los niños (ej. Las niñas deben hacer la cama). Se debería educar desde la escuela y la familia hacia para una sociedad no sexista y de igualdad de oportunidades entre ambos sexos (= un eje transversal).

27