Protocolo

Relaciones protocolarias. Uso social. Habilidades sociales. Saber estar. Normas. Normativa legal. Hábitos. Costumbres protocolarias. Tradiciones

  • Enviado por: Montse
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas

publicidad

TEMA 0. INTRODUCCIÓN AL PROTOCOLO Y USOS SOCIALES

  • Habilidades Sociales y saber estar

  • Diferencia entre protocolo y saber estar.

  • El asesor debe enseñar protocolo y habilidades sociales, debe actuar de educador en el conocimiento de los hábitos y costumbres del grupo, profesión, sector, territorio, cultura o religión en el que está inmerso su cliente, ya sea persona o colectivo.

    Hay que distinguir entre protocolo que es una palabra aplicada a la ordenación de actos oficiales y lo que son las habilidades sociales y comportamiento social. Existe una extensión de protocolo y de las habilidades sociales al marco profesional y/o laboral.

    El protocolo está regulado por ley y se refiere a instituciones o a las personas que representan las instituciones.

    • la figura del presidente del gobierno es importante porque representa a éste.

    • un ministro lo es por representar a su ministerio.

    El protocolo empresarial es el compendio de normas escritas que regulan la actuación de una empresa, tanto interna como externamente. Las habilidades sociales son transmitidas y siempre se refieren a personas o grupos, mas o menos grandes que establecen unas pautas de convivencia y, en definitiva de comunicación.

    Tanto el protocolo como las habilidades sociales tienen como punto de referencia la historia, la política, la cultura, la tradición y todo aquello que ha ayudado a configurar el grupo o colectivo. Las pautas en las que se basa el protocolo, en general, tienen que ver con la preferencia (orden y situación en el espacio) que se establece sobre la base de la jerarquía, de las instituciones, a la cronología de las mismas, etc.

    El hecho de que le protocolo y las habilidades sociales se deban a las mismas fuentes comunes hace que se intercomuniquen y se interrelacionen. En los dos casos, deben regirlos principios de conocimiento - información y la adecuación a un ambiente, sector, actividad o momento.

    La adecuación de la expresión y las habilidades sociales a un medio determinado se conoce con el nombre de saber estar, es una actitud que debe ser aprendida. Las habilidades sociales tienen que ver con la educación y la moral. El saber estar con las normas tácitas y expresas que rigen dentro de un colectivo.

    protocolo saber estar

    beben de las mismas fuentes

    legislado transmitido

    esta regulado - historia a nivel

    a nivel - política

    - cultura

    - tradición

    INSTITUCIONAL PERSONALES

    - reglas - valores

    - precedencia - expresión

    - honores - imagen externa

    - simbología - actitud

    - ritual - organización

    - organización - método

    Las reglas de protocolo Las reglas del saber

    se basan en estar se basan en

    reglas de precedencia: virtudes:

    -jerarquía y honores -información

    -cronología, edad, sexo -observación

    -situación: derecha e izquierda -discreción

    -diferencia -cordialidad

    -deferencia

    TEMA 1. LA ORDENACIÓN DEL PROTOCOLO

  • Los actos públicos y los privados:

  • Cuando los actos públicos tienen lugar ante un número indeterminado de personas, organice quien lo organice, han de ser considerados como actos públicos. En cambio, se considerará como acto privado el que se ejecute a la vista de pocos, familiar y domésticamente, sin formalidad ni ceremonia alguna.

    CLASIFICACIÓN GENERAL

    DE LOS ACTOS PÚBLICOS

    MODALIDADES

    acto de carácter oficial

    académico, cinematográfico

    acto de carácter social

    un banquete o un baile

    actos complejos

    combinación de diferentes tipos: conferencia seguido de un vino de honor

    actos de carácter recreativo

    baile o cena

    • Clasificación del acto público atendido a su ámbito:

    de ámbito nacional de ámbito mundial

    de ámbito regional de ámbito menor

    de ámbito provincial

    A la hora de la organización de actos públicos es conveniente tener en cuenta un criterio subjetivo, que atiende a la persona u organismo que organiza. De manera que se puedan establecer dos grandes grupos en la división de los actos públicos:

  • acto público oficial: actos que son programados por personas o instituciones. Pueden ser:

    • de carácter general, cuando están organizados por la corona, el gobierno, la administración del estado o las corporaciones locales.

    • de carácter especial cuando estén organizados por determinadas instituciones públicas con motivo de acontecimientos propios.

  • acto público no oficial: actos programados por el sector privado, en los que la organización nace de una o varias personas y con carácter familiar o doméstico.

  • Existen actos públicos que por su naturaleza siempre tendrán la consideración de oficiales (presentación de cartas credenciales, inauguración de una obra pública) pero existen algunos que podrán ser oficiales o no, por poder estar organizados indistintamente por el sector público o por el privado (conferencia, recepción).

  • Normas de protocolo:

  • Podemos hacer una clasificación en 2 tipos de normas sociales:

  • prescritas en el ámbito jurídico, en las que hay una ley que obliga.

  • las que rigen la convivencia humana, en las que solo rigen normas de convivencia sin obligatoriedad.

  • NORMAS

    DEFINICIÓN

    EJEMPLOS

    De carácter moral

    Cumplimiento del deber moral. Inspiradas en la solidaridad con los semejantes

    La obligación de usar buenos modales

    De carácter social

    De protocolo en sentido muy estricto o de etiqueta y reglas convencionales variables en el tiempo y en cada país

    Obligación de vestir chaqué de día y smoking de noche

    De carácter jurídico

    Dictadas por el estado a la comunidad internacional

    La disposición judicial que regula la precedencia de las autoridades.

    • normas protocolarias del sector público:

  • normas jurídicas

  • el derecho consuetudinario (costumbres)

  • los usos sociales

  • El protocolo debe estar ordenado, y ordenar el protocolo quiere decir establecerlo, inventarlo, determinar que reglas deben prescindir la celebración de los actos en los que intervienen personas de distinta posición. Aplicar a estos actos las normas que han de regir en cada caso, es hacer aplicación de normas protocolarias y, no siempre están explícitamente legisladas (tienen un margen permitido).

    • normas protocolarias del sector privado: se reservan las normas de protocolo social o etiqueta.

  • Normativa legal sobre protocolo:

  • Las normas fundamentales por las que se rige el protocolo oficial están recogidas en:

  • una serie de reales decretos

  • normativa de la concesión de honores y títulos nobiliarios

  • normativa dispersa sobre tratamientos honoríticos.

  • Las comunidades autonómicas pueden dictar normas ordenando sus propias autoridades y órganos en actos por ellas organizados y a los que no concurren con las del estado.

    Las corporaciones locales pueden aprobar reglamentos especiales donde se regule también el sistema de crear y otorgar distinciones y recompensas.

  • La administración del protocolo oficial:

  • Designamos así al conjunto del estado y a las demás entidades públicas, que tienen como misión cuidarse de programar, planificar, dividir y realizar los actos públicos de la institución a la que sirven.

    • las administraciones públicas suelen contar con órganos adecuados sobre el protocolo oficial:

  • administración del estado:

    • dirige la programación y celebración de todos los actos públicos oficiales preminentes de carácter nacional o internacional.

    • dimana instrucciones y reglas de interpretación de las normas de protocolo, a partir de la normativa original

    La administración del protocolo oficial se encuentra a cargo de los siguientes organismos:

    • el departamento de protocolo de la presidencia del gobierno

    • el servicio de protocolo del ministerio de asuntos exteriores

    • la jefatura de protocolo de cada ministerio

  • administración autonómica

  • administración local

  • El protocolo en el sector privado:

  • Aludimos a actos públicos no oficiales . Debe distinguirse:

  • el protocolo de los actos organizados por instituciones que aunque incluidas en el sector privado, participan en alguna medida en la vida pública oficial (corporaciones públicas). Pertenecen a este grupo:

  • universidades colegios cámaras oficiales

  • actos organizados por las demás entidades privadas como:

  • empresas fundaciones asociaciones en general

    órdenes y corporaciones nobiliarias

    Para ninguno de ambos grupos existen normas de carácter jurídico que se ocupen de la celebración de los actos públicos, a excepción de:

    el instituto de España

    las reales academias

    los claustros universitarios

    Cuentan con normas jurídicas y consuetudinarias propias, a veces con cierta antigüedad.

    • protocolo y usos sociales:

    Por lo general las corporaciones públicas con suficientes medidas personales dedican alguno de sus órganos a las funciones de protocolo que se desarrollan a veces a imitación del oficial. Aquí podemos incluir a la Iglesia Católica, cuya estructura jerárquica y funcionamiento demandan en muchas ocasiones un ceremonial meticuloso y siempre preestablecido.

    Las entidades privadas si quieren revestir cierta solemnidad, parece evidente que tendrán que echar mano para imitar en lo posible a las reglas legales.

    Las empresas poseen por lo general un departamento dedicado al protocolo que no siempre recibe la misma denominación.

    relaciones públicas

    relaciones externas

    relaciones institucionales

    Lo mismo podemos aplicar a las demás fundaciones o asociaciones de interés general como:

    partidos políticos

    sindicatos

    asociaciones empresariales

    asociaciones profesionales

    Y en menor medida ya que cuentan con menos medios a:

    asociaciones voluntarias (culturales, recreativas, deportivas)

    En cualquier corporación o entidad, el responsable de la oficina de protocolo necesita estar auxiliado del personal idóneo (oficiales y azafatas) o de personal administrativo de no existir el primero. En cualquier caso es aconsejable la celebración de reuniones periódicas de los jefes de protocolo con todas las instituciones facilitando el intercambio de enseñanzas y experiencias.

  • La etiqueta social:

  • El protocolo social se refiere a los actos de sociedad y familiares que no transcienden al exterior y que por esa razón no pueden ser considerados por actos públicos. Las normas que lo rigen quedan limitadas a determinados usos.

    Estos usos se imponen a todos los individuos manifestándoles lo que se hace y lo que no se hace, ejerciendo una auténtica presión sobre los mismos aun sin que ellos se den cuenta.

    En determinadas esferas sociales, suponen auténticas normas de conducta de las que hoy no se puede prescindir, pues este protocolo privado o etiqueta social ya no es cosa que pertenezca al mundo diplomático o de la aristocracia, sino, que a un determinado nivel social, parece necesario no fracasar en las relaciones con los demás.

    Los preceptos de la buena educación no tienen la formalidad de las normas jurídicas pero llevan también aparejadas su sanción: el ridículo.

    En nuestro siglo los usos sociales no solo han cambiado, sino que plantean la necesidad de introducir nuevas maneras que vienen impuestas por unos nuevos modos de vida, por las relaciones los negocios, por la aparición de otras escalas de valores, por el cambio experimentado en la familia y en el papel de la mujer en la sociedad, pues no cabe olvidar que el sexo ha sido, y sigue siendo, condición determinante de ciertas normas de etiqueta, que el hecho de que estén llamadas a presidir inexcusablemente la celebración de los actos privados no debe inducirnos a subestimarlas, ni llevarnos a pensar que su cumplimiento ha de quedar exento en quienes intervienen o asisten a los actos públicos sean oficiales o no.

    Muy al contrario, quienes protagonizan o hacen acto de presencia en cualquiera de esos actos han de ser los primeros en guardar aquellas reglas que por estimarse sabidas, no se incluyen en las de protocolo, pero que sin duda, constituyen su necesario complemento.

    PROTOCOLO