Prostitución en Ciudad de México

Colectivos marginados. Prostitutas. Pedofilia. Problemática social mexicana

  • Enviado por: Linda Lira
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de Monitor Sociocultural
Cavida Formación
Mediante este curso se ofrece al alumno/a que lo desee la posibilidad de formarse en las técnicas de animación...
Solicita InformaciÓn

Máster Experto en Animación Sociocultural
Divulgación Dinámica
El Máster Experto en Animación Sociocultural lo forman dos titulaciones en una sola acreditación. Estas titulaciones...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Introducción al Problema Social.

“Prostitución”

INDICE……………………………………………..2

PRESENTACIÓN………………………………….3

INTRODUCCIÓN………………………………….4

DEFINICIÓN…………………………….……5

VISIÓN GENRAL……………………….……5

VISIÓN EL LA CD. DE MÉXICO…….…….6

ANÁLISIS DEL PROBLEMA ………….….……..8

CAUSAS SOCIOECONÓMICAS …..…..…..9

CONCLUSIONES ………………………………..10

PROPUESTAS ……………………………………11

BIBLIOGRAFÍA………………………………….12

Prostitución.

Yo escogí esta actividad por que me da para vivir, lo hago por

necesidad, la crisis es tan fuerte, que tengo que vender mi cuerpo.

Jardi , 18 años.

A veces los clientes son buenos y te dan buenas

propinas, otros pues nada más te pagan los trescientos,

cuatrocientos o hasta quinientos pesos mexicanos que lescobras y ya.

Andrés 25 años.

Es mejor trabajar en una casa de masajes, tienes protección,

los clientes luego se ponen muy locos, te quieren madrearo no te quieren pagar.

Roberto 19 años

No pues la neta que a mi me gusta el desmadre,

yo me cojo a los putos, porque te haces de una lana,

claro con condón, por que aquello del sidral,

tú me entiendes ¿verdad?. Pero yo no soy ni mayate ni chichifos,

yo soy machirrín, lo que sucede es que pues …la necesidad.

Braulio 17 años.


  • PRESENTACIÓN

  • El siguiente trabajo se presenta mas en la forma de investigación, ya que considero que este es un problema del cual es necesario enterar a la mayoría de personas, y es por ello que mas allá de las conclusiones morales y cerrazones naturales propias, intenté ser lo mas imparcial pocible, y traté de recopilar datos reales y actuales de la verdadera cituación del problema en nuestro propio país, datos reales y cercanos, en este caso de la ciudad de méxico, ya que el centralismo que impera en nuestro país hace que en este como en la mayoría de los aspectos sea la cuidad con mas imformación y referencias a este y otros miles de fenómenos que aquejan a nuestra sociedad.

    De esta manera, el trabajo hace un lado un comentario profundo y a fondo sobre los orígenes de este problema, o las posibles repercuciones morales que este tiene, o quizá las necesarias referencias causales del problea, que me parecen de menor importancia para el objetivo de mi trabajo el mencionarlas. Es por ello, que el trabajo hace un lado toda esta “palabrería” recurrente, ya que ante problemas inmunentes y tan antiguos supongo que no es tan necesario un trabajo mas sobre prostitución, si no un real y verdadero trabajo, al estilo informativo, que muestre la relidad cruda del problema, que manifieste que por ejemplo que en la ciudad de México a un niño de 10 años se le pueden ofrecer 50 pesos (o menos), y que este accedería a tener relaciones sexuales, siendo que son las 10 de la mañana y que estamos a unos pasos del metro hidalgo de la cuidad, que a 100 metros quizá del majestuoso palacio de Bellas Artes, y en medio del tráfico avitual del Distrito Federal, se pueda llevar a cabo un acto que sobaje y lacere mas de 10 derechos fundamentales del hombre.

    Es por esto que mi trabajo hizo a un lado todas estas ligas bibliográficas, y me volque a los periódicos, a los reportajes, y a las descripciones crudas de las personas que estan a la mano de la información de este problrma, a los delegados de las zonas conflictivas del D.F., como la Venustiano Carranza, Centro, etc.

  • INTRODUCCIÓN

  • La prostitución por ser un problema histórico-social complejo es difícil de definir y por tanto sumamente difícil para los diversos niveles de gobierno decidir acciones políticas, jurídicas y administrativas encaminadas a prevenirla o intentar erradicarla.

    Entiéndase que el tema de la prostitución no se reduce al mero intercambio de sexo por dinero. Esa definición simplista no opera en un tipo de sociedad cada vez más diversificada y tecnificada como la nuestra. Pues, se trata de un fenómeno social, repito, complejo, en cuyo estudio se advierten diversas perspectivas para indagar en sus causas, las cuales a su vez originan otros graves problemas -de salud y seguridad públicas, de irritación social y de abuso policíaco-, por lo que la prostitución debe ser atendida de inmediato y no continuar soslayándola, viéndola como si fuera algo normal en esta ciudad donde nuestra juventud ya de por sí tiene innumerables facilidades para «contaminarse» y corromperse por el relajamiento de la disciplina en el seno familiar y la pérdida de valores dada la influencia cultural nociva que ejercen en los jóvenes los programas televisivos y películas procedentes de los Estados Unidos de América, cargados excesivamente de innecesaria violencia, sexualismo, tabaquismo, drogas y alcohol.

    Por otro lado, la tolerancia, indiferencia o apatía que se observa en el combate a este problema social encuentran un fácil pretexto presuntamente explicable por el desconocimiento de los artículos específicos del Código Penal de Sinaloa y de otrosordenamientos jurídicos vigentes que se han expedido para prevenir, evitar y penalizar el ejercicio de la prostitución en lugares públicos, abiertos o cerrados. Por esta circunstancia, la prostitución ha proliferado, como sucede en la mayoría de las grandes ciudades del país, sin control, resultan-do afectados como consecuencia de ello no solamente los vecinos y colonos que habitan en lugares aledaños a la «zona de tolerancia» y «casas de cita» o «casas de asignación», sino también aquellas personas que se dedican a esta actividad y clientes de éstas.

    Es claro, que la complejidad del asunto ha rebasado las atribuciones que en materia de prostitución asigna clara y explícitamente a la autoridad municipal el Bando de Policía y Buen Gobierno para el Municipio de Culiacán y el Reglamento Provisional para el Ejercicio de la Prostitución, este último ordenamiento es único en el Estado de Sinaloa y se encuentra vigente desde el año de 1951.

    Además, independientemente de sus obvias implicaciones éticas, mora-les y jurídicas, nos encontramos ante un problema social que crece conforme aumenta la pobreza, el desempleo y se destruyen los valores morales que dan cohesión a las familias sinaloenses.

  • DEFINICIÓN

  • La prostitución consiste en permitir acceso a una relación sexual de manera relativamente indiscriminada, según el grado de complejidad del sistema económico en que se dé. Está implícito que el pago se realiza para obtener una gratificación sexual específica.

    Asimismo la prostitución es un servicio personal- mas nunca un trabajo- que puede ser efectuado por hombres o mujeres a solicitud bien de hombres o de mujeres.

    Por su parte, la Ley de Salud del Estado de Sinaloa, en el artículo 199, define a la prostitución como aquella actividad que realizan las personas utilizando sus órganos sexuales como medio de vida.

  • VISIÓN GENRAL

  • En México existen los trabajadores sexuales masculinos (como se hacen llamar), femeninos, y hasta menores de edad, que ejercen su oficio en parques, en casas de masajes y otros centros especializados. No tienen un límite de edad propiamente establecido, tanto pueden contar con apenas 16 o 17 años (algunas veces menores controlados por la mafia), como con 30, 40 o 50 años. Comparten problemas muy complejos y por lo general menosprecian a sus clientes, éstos no están exentos de toparse algún día con un sexo servidor que tratará de robarles o algo peor.

    En la literatura actual, se pueden encontrar muy buenas referencias de este viejo problema, en la mayoría de estos libros se describe la personalidad y maneras de operar de los sexo servidores y explorar sus motivaciones e impulsos. Asimismo, analiza sus ambiciones, actividades y estilos de vida y detalla todos los riesgos que implica la práctica de la prostitución. En el Vampiro de la Colonia Roma, por ejemplo Luis Zapata relata la historia de un famoso chichifo, sus penas y glorias, sus tácticas de mercadotecnia, sus momentos amargos, sus contagios y tratamientos, la pérdida total de la salud y sus miserias.

    La prostitución masculina, al igual que la femenina, es antiquísima desde Persia hasta el Indostán, donde existían los burdeles con cortesanos vestidos de mujer, ojos y mejillas maquilladas, trenzas y uñas pintadas con henna, pasando por la Roma decadente y la milenaria China y llega hasta nuestros días desaprobada por muchos todavía como una lacra y un insulto a la dignidad humana.

    En realidad se trata de una cuestión de intereses. Así podemos entender que para los trabajadores de este sector sea un medio y forma de vida, para los clientes una necesidad, para los puritanos una ostentación de pecado, para los cándidos incautos una ruleta rusa, que algunas veces, les puede costar la vida. Por su lado las opiniones de índole psicológica convienen en afirmar a veces que el prostituto masculino exhibe en el ejercicio de su oficio el encubrimiento de su homosexualidad reprimida y salva su honor de heterosexual al comportarse activamente en la relación.

    La prostitución y la venta de menores se multiplica en numerosos países, según un informe remitido a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, que cita varios países latinoamericanos, entre otros Colombia, donde el número de niños de la calle que se prostituyen en Bogotá, se habría quintuplicado en seis años. Sobre América del Sur y Central, el informe constata en Chile la llegada al mercado de la prostitución de cientos de niñas de siete años en adelante, lo cual constituiría "un fenómeno nuevo". En Acapulco (México) ciudadanos estadounidenses administraban hasta su detención en mayo de 1996 una red de distribución de material pedófilo, cuyo volumen de negocios anual se estimaba en medio millón de dólares. La relatora filipina Ofelia Calcetas Santos fue informada de que en seis clubes nocturnos de la capital mexicana, se obligaba a niños a prácticas zoófilas. En Colombia, el número de niños de la calle que se prostituyen en las calles de la capital, se quintuplicó en seis años. En Perú se extiende el fenómeno del "fleteo": adolescentes y casi niñas se prostituyen a domicilio para ayudar a sus familias o para comprar droga. En el norte del continente, Estados Unidos cuenta, según el informe, con redes muy estructuradas de venta de casetes de carácter pedófilo. Según informaciones recientes, personas condenadas por pedofilia informatizaron listas con los nombres de miles de adolescentes. En lo referente a Africa, artículos de prensa establecen que "niños no acompañados" de los campamentos de refugiados de Zaire se verían obligados a prostituirse a cambio de alimentos o simplemente para seguir en vida. En Nigeria, niñas muy pequeñas son vendidas a hombres mayores "en proporciones aterradoras desde hace tres años". El informe cita un estudio de la organización no gubernamental Women Rights Monitor que afirma que en Lagos "se cría a adolescentes para la venta, como gallinas" y otras mujeres se encargan de iniciarlas en las prácticas sexuales. En Zimbabue, "bebés de pocos meses pueden ser utilizados como objetos sexuales", comportamiento que ciertos clanes toleran. Las niñas tienen a veces una actividad sexual regular a partir de los cuatro años. Zambia tiene uno de los porcentajes de prostitución infantil más elevados de Africa. En Ghana, miles de adolescentes son ofrecidas por sus padres a santuarios "para apacigar la ira de los dioses". Esas esclavas deben conceder sus favores sexuales a los sacerdotes. En cuanto al continente asiático, el informe señala que Camboya está "repleto" de casetes pornográficos de Hong Kong y de Tailandia, que los adultos contemplan en compañía de niños. En Nepal, la frontera con India es "la puerta de la esclavitud sexual" y la demanda de vírgenes hace que se vendan adolescentes apenas salidas de la infancia. Miles de jóvenes musulmanas son compradas en India por ricos árabes para ser vendidas en Oriente Medio, añade el informe. Los acontecimientos recientes de pedofilia en Bélgica demuestran que el problema existe también en Europa. Juicios por prostitución infantil están pendientes en España. En Gran Bretaña, un cura que contaba sus experiencias pedófilas por Internet fue descubierto y condenado a seis meses de cárcel. En Europa central y oriental "la situación es abominable", prosigue el texto. En Moscú, "habría niñas que se prostituyen desde los ocho años por comida y cigarrillos". Por otra parte, un informe del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) señala que, en Costa Rica, de una población infantil total de 925,723 niños trabajan 121,683, cuyas edades oscilan entre los cinco y los 17 años.

  • VISIÓN EL LA CD. DE MÉXICO

  • En algunas calles de la ciudad de México, 50 pesos son suficientes para comprar 12 cervezas de lata, tres tortas o el cuerpo de una niña de 16 años. Esta es la triste realidad de miles de niños y niñas que son obligadas a prostituirse. Es el rostro más amargo de las noches en la ciudad de México. Para Teresa Gomez de Leon, de la Comisión de Derechos Humanos del D.F y quien coordino un estudio sobre prostitución de menores en la Merced, “el problema no es nuevo, pero es cada vez más preocupante. En el callejón de Santo Tomas, por ejemplo, se tiene un lugar solapado por las autoridades, donde se registran miles anomalias, y cientos de violaciones a los derechos humanos de muchos menores. Los que llegan a ese callejón, saben bien lo que buscan: niñas y jóvenes que venden su cuerpo al mejor postor. Aunque todas visten de forma sugerente, muchas no ocultan su rostro y cuerpo de de niñas. Trabajan alrededor de 12 horas y en ocasiones tienen hasta 10 relaciones sexuales al día”.

    Las autoridades de la delegación Venustiano Carranza estiman que de las 600 sexoservidoras que trabajan en la merced, la mitad son menores de edad o comenzaron su actividad desde la adolescencia. Ramón Sosamontes, delegado en Venustiano Carranza, dice que: "vamos a establecer ahora si, una barrida, no tanto persiguiendo a las sexoservidoras menores sino más a quienes las explotan o las tienen trabajando en esa situación". Pero la explotación de menores también se da a plena luz del día. Por ejemplo, en lugares tan a la vista de la gente, y con tanto movimiento como en la Alameda Central de la ciudad de México, los niños de la calle de esta zona, con frecuencia son abordados por hombres que les ofrecen dinero para tener relaciones sexuales. Generalmente los adultos que buscan sexo con menores de edad en la Alameda, se sientan en las bancas que dan a la avenida Hidalgo y esperan a que se les acerquen los niños a pedirles unas monedas. En la madrugada, también se puede observar a automovilistas que ofrecen a los niños entre 150 y 200 pesos por tener relaciones sexuales. Cuando estas personas sienten que son observadas, simplemente se van. Y lo peor, es que no hay nadie que les pueda decir nada.

    En la Merced, en la Ciudad de México, opera una red de prostitución infatil, en la que estarian involucradas líderes de sexo servidoras, hoteleros y dueños de loncherias y bares de la zona. En los espacios de la merced donde trabajan las sexo servidoras existen 17 hoteles y 55 negocios donde se expenden bebidas alcoholicas. Esto sin contar las llamadas "cuevas" que existen en callejones como San Pablo o Manzanares, que funcionan como centro de operaciones de algunos grupos de sexo servidoras. En todos estos lugares, son enganchadas, controladas y explotados las menores prostituidas. Las propias líderes de las llamadas zonas rojas de la ciudad de México, reconocen de manera abierta el comercio sexual con niñas. Anamaría Casimiro, representante de sexoservidoras, señaló que "negar que existe la prostitucion infantil en la zona de la merced sería estar mintiendo, definitivamente existe. Otra supuesta lenona de la Merced, conocida como Guillermina, que opera en la calle de Jesus Maria, tiene bajo su control a por lo menos cinco niñas. El precio que pagan las sexoservidoras de la merced por el derecho de calle, varia entre 10 y 20 pesos. También pagan hasta 30 pesos por cada cliente que llevan al hotel o a las llamadas "cuevas". Estamos hablando de un verdadero negocio. Un negocio sucio que involucra a menores de edad y que reporta ganacias millonarias, si tomamos en cuentan que tan sólo en la Merced existen alrededor de 600 sexo servidoras.

    La explotación sexual de menores esta presente no sólo en la Ciudad de México, sino también en Tijuana, Ciudad Juarez, Guadalajara, Xalapa, Veracruz y Cancún, en donde algunos turistas ofrecen a niños, entre los 10 y 15 años, un dólar por un beso o hasta 500 dólares por una relación sexual. José Carlos Cuentas Zavala, de UNICEF-MÉXICO, señaló que "hay intervención ya directa de redes de carácter internacional que promueven el hecho de que los niños puedan entrar a estas actividades, tanto de pornografia como de prostitución a los menores de 18 años". Se estima que en México, alrededor de 30 mil menores de edad, son victimas de la prostitución y el abuso sexual infantil. José Aguilar, Psicoterapeuta, dijo que "estos niños y en estas niñas sucede un gran sentimiento de culpa, sentimientos de temor y sentimientos de desconfianza hacia los adultos". Estudios de la organización internacional ECPAT, que lucha contra la prostitucion infantil, han determinado que los que tienen relaciones sexuales con niños, son personas adultas, en su mayoria hombres, con fijaciones sexuales desarrolladas en su infancia, por abusos o experiencias traumáticas dentro de la familia. José Aguilar, Psicoterapeuta, señaló que "basicamente estan buscando una persona inocente, una persona que no los confronte, una persona que no los cuestione. Estan rompiendo con la posibilidad de una igualdad en las relaciones y por lo tanto es una relacion de poder y de autoridad". Aunque estan tipificados los delitos relacionados con la corrupción de menores, no existe en la legislación ninguna sanción contra quienes mantienen relaciones sexuales con niños. Actualmente la Asamblea Legislativa del D.F. estudia penas de hasta 20 años de prisión por el delito de corrupción de menores, 18 años de carcel para quien incurra en el delito de pornografía infantil y hasta 40 años de prisión para padres o familiares que exploten sexualmente a sus hijos. En "este negocio” continúa, “de la prostitución se manejan alrededor de 20 mil millones de dólares por año, imaginese eso comparado con los mil millones que tiene Unicef pero para todo los programas y de todo el mundo". Lo más alarmante es la cantidad de niños que cada año son atrapados por estas redes de prostitución y pornografia infantil. Cuentas Zavala, dijo que son "estimaciones muy gruesas que se hace a nivel mundial se situan alrededor de un millón de niños que se incorporarían anualmente a este fenómeno. Esa es una cifra que a nostros nos da pavor, porque es una cantidad impresionante. El sexo turismo y la pornografía infantil refleja sus casos más dramáticos en países como Brasil y Filipinas. Los menores prostituidos son enganchados mediante el soborno o el secuestro. En ocasiones son trasladados de un país a otro mediante engaños, con identidades ficticias, matrimonios fraguados o adopciones ilegales. Aquí en la Ciudad de México hay casos de niños que son enganchados en este sucio negocio invitándolos a posar desnudos a cambio de 500 pesos. El medio más usual para adquirir material de pornografía infantil o destinos para el sexo turismo es internet. En la red existen más de 450 mil direcciones electronicas, de las cuales 10 mil difunden pornografia infantil. Por ejemplo esta página de Internet, es una guía sobre las caracteristicas y los lugares en donde se ejerce la prostitución en diferentes ciudades del mundo, incluidas varias de nuestro país, como el D.F., Guadalajara, Cauncún o Tijuana. El acceso a esta guía de prostitución mundial es gratis. Ante este desolador panorama pareciera que algunos gobiernos se han olvidado del artículo 34 de la convención sobre los derechos del niño, que compromete a los paises firmantes a proteger a los menores contra todas las formas de explotación y violencia sexual..

  • ANÁLISIS DEL PROBLEMA

  • La naturaleza de la prostitución encubre muchos males y, por consiguiente, exige muchos remedios. De entrada, habrá que aclarar que no es lo mismo prostitución y promiscuidad sexual, ya que puede haber promiscuidad sexual, sin prostitución.

    Por otro lado, algunos psicólogos han advertido en diversos estudios que la prostitución puede revestir tres grados: prostitución libre, donde la oferta y demanda se da sin intermediarios o, al menos, sin intermediarios que participen en los provechos pecuniarios (como son las Call-girls, quienes realizan sus contactos por vía telefó-nica); prostitución organizada (en plan privado), en estos casos la oferta y la demanda están ligadas, entrando en el esquema los reclutadores, los traficantes o explotadores, vulgarmente conocidos como «lenones» y los que están financiando dichos centros de perversión; la prostitución oficializada, organizada también en plan privado, pero dotada de una reglamentación protectora por parte de autoridades administrativas y policiales.

    Partiendo de lo dicho anteriormente, debemos asumir una actitud reflexiva y crítica en cuanto al problema de que México poco a poco se está convirtiendo en una ciudad del vicio y de la prostitución clandestina. De no tomar medidas urgentes y drásticas ahora, en el futuro México será conocida más por esta actividad que como la capital de los agronegocios. Pues, además de la «”zona de tolerancia”» ( y esto muy entre comillas, ya que en México no existe explícitamente ni en código dicha zona, mas solo la policía y la corrupción gubernamental la conocen) se cuentan alrededor de 6000 «casas de cita» distribuidas en las diversas colonias urbanas; incluso en algunas de ellas, como en el caso extremo de una casa ubicada en la Merced, se prostituyen jovencitas de 14 años de edad inducidas por su propia madre. En otros casos, jovencitas de apenas 15 años de edad, ya ejercen esta actividad, cautivas en una red de explotación y violación de sus derechos humanos.

  • CAUSAS SOCIOECONÓMICAS

  • ¿Cuáles son las causas socioeconó-micas de la prostitución en México?, a reserva de efectuar una investigación interdisciplinaria sobre este tema, la cual hasta ahora no se ha hecho, podemos adelantar a manera de hipó-tesis que son principalmente la pobreza, el desempleo y la baja escolaridad las principales causas de la prostitución. Es precisamente en las clases bajas donde están los factores concurrentes que más influyen para que se dé. Algunos de esos factores son la desintegración familiar con el abandono del hogar del padre o de la madre, la suplantación de éstos por amistades nocivas, que en la mayoría de los casos conducen a la drogadicción -como vía inicial, y la ausencia como barrera protectora- de valores morales y religiosos suficientemente fuertes para impedir que la muchacha o el homo-sexual caiga en la degradación de su persona.

    Así, las causas del problema se advierten desde cuatro perspectivas principales: la oferta femenina, la demanda masculina, la red de «tratantes de blancas» y, la naturaleza de la tolerancia y protección por parte de las autoridades.

    Sin lugar a dudas, una de las causas principales es la oferta femenina, dada las condiciones socioeconómicas miserables de tantas mujeres que en su mayoría han sido abandonadas por sus maridos o amantes, desempleo o bajos salarios, rentas habitacionales muy caras, vida alimentaria costosa, hijas madres solteras abandonadas con todo y criatura por sus familias, y ninguna sanción penal para el hombre que abandona el seno del hogar sin sentirse obligado ni moral ni jurídicamente, falta de educación familiar y profesional, desviaciones en la conducta personal por razón de una violación sexual o por falta de personalidad al dejarse influir por el bombardeo publicitario de una sexualidad exagerada producto de una sociedad en crisis ante la pérdida de valores éticos, morales y religiosos, en la que prevalece la violencia, el sexo y la droga, conforme al patrón cultural difundido por el cine y la televisión norteamericana.

    Ahora bien, desde la perspectiva de la demanda masculina, en sus causas debe estudiarse el «machismo» tan extendido a pesar de que vivimos en una sociedad más abierta y plural, la inmoralidad pública reinante que se observa en nuestra sociedad local, en la generalidad de matrimonios mal sostenidos, y en el erotismo como una diversión pasajera, misma que es alentada por el cine y la televisión norteamericana, la aparición de bares «table dance» y «casas de masaje».

    Por esas distorsiones que surgen a diario y se manifiestan en todo su vigor en nuestra sociedad, se piensa que los establecimientos mercantiles, llamados eufemísticamente «giros negros» por las auto-ridades del Distrito, son necesarios para la salud social de las ciudades, olvidando que lo mejor de la salud física y mental, la práctica de los deportes y el respeto y observan-cia de las reglas morales y éticas son la base para la felicidad de un pueblo.

    Y a propósito de lo anterior, se dice y se repite comúnmente que el remedio está en la información y educación de los ciudadanos o de los que están en vías de serlo, pero ¿quién o quiénes deben propiciar esta información?, Si no las mismas autoridades divulgando las reglas contenidas en el Código Penal, el Bando de Policía y Buen Gobierno y el Reglamento Provisional para el Ejercicio de la Prostitución, los cuales no se aplican. En cambio, con el fin de obtener un ingreso extra a las mermadas arcas municipales se pretende ahora otorgar una virtual «patente de corso» a los «lenones» para que exploten sin preocupaciones a las mujeres que ejercen el llamado oficio más antiguo. Lo cual equivale a pensar que nuestra sociedad debe ir hasta las causas más remotas de la prostitución, con el fin de no avalar el recrudecimiento de este mal social que amenaza con extenderse. Ello significa una auténtica crisis de conciencia en la opinión pública y no cierto grado de complicidad.

  • CONCLUSIONES

  • Es preciso evitar urgentemente que la práctica del comercio sexual continúe vulnerando a la sociedad de México. Es indispensable que se regule el llamado sexoservicio de manera racional, pero para controlarlo y evitar que siga proliferando aún más. Pero, tomando en consideración que la prosti-tución no debe reglamentarse con nor-mas que toquen esta problemática desde la perspectiva puramente mercantil.

    La prostitución es un problema social y de salud pública graves, por tal razón debe analizarse con seriedad y profundidad en cuanto a sus causas y también en cuanto a sus efectos directos y colaterales. Más que la cues-tión de pagar impuestos, lo más impor-tante es controlar la actividad para que la población no se siga contagiando de SIDA.

    Diversos sectores sociales han condenado la propuesta de legalizar y reglamentar la prostitución, debido a que esta actividad es una lacra social que atenta contra la moral y las buenas costumbres, ya que -alegan- pretender legalizarla es como justificar un cáncer dentro de la sociedad, degradando aún más el ambiente en que convivimos. Otra parte de la sociedad sostiene la legalización, pues afirman que es un mal social inevitable.

    Hasta el año de 1994, solamente en 13 estados de la República existían reglamentos que prohíben específica-mente la prostitución infantil, a pesar de que esta actividad altamente inmoral ha aumentado en diversos puntos del país, especialmente en las grandes ciudades, playas y en centros turís-ticos.

    ¿Quiénes son responsables de la prostitución?, con diversos matices, pero al final de cuentas arribamos al mismo asunto: prostitución y corrupción van tomadas de la mano. Es más bien un círculo vicioso que no sola-mente se da en la ciudad de Culiacán, sino también en otras ciudades como el Distrito Federal, Tijuana, Puebla, en el Centro o en Sur del país. Y consiste cuando las meretrices que ejercen en la vía pública son maltratadas y extorsionadas por agentes policíacos o por diversos inspectores. Pues, para dejarlas «trabajar» en la calle se le exige el pago de una cuota, que puede ser de cincuenta pesos o más, de lo contrario las detienen. Y ya en la cárcel municipal deben pagar multas entre 80 y 150 pesos, muchas veces el total de sus ingresos del día. Entonces, en este asunto espinoso ¿quiénes vienen siendo los lenones?

  • PROPUESTAS

  • Es urgente promover una campaña de sensibilización entre los diversos sectores sociales, preferentemente entre la población juveni. En su contenido se deben dar a conocer las graves con-secuencias y peligros a la salud, así como la degradación de la condición humana que provoca la prostitución como forma de vida ilícita e inmoral, así como la incidencia delictiva que conlleva. Se debe enfatizar también en estos mensajes de concientización a través de los medios masivos de comunicación que la prostitución definitivamente nunca podrá llegar a considerarse un trabajo auténtico, en virtud de que no influye positivamente en el desarrollo armónico del individuo que la practica; por el contrario, envilece a la persona y la denigra.

  • La «zona de tolerancia» de la ciudad de debe de existir en todas las ciudades, esto en referencia al Distrito federal, en el cual me parece una estupidez que esta no exista, siendo que su auto-ignorancia y auto-desconocimiento solo aumenta el problema, no se le puede negar la existencia a un asunto que es mas que antiguo.

  • Realizar un censo que permita a las autoridades conocer el número exacto de personas que se dedican a la prostitución en «casas de cita», bares, cantinas y «casas de masaje» con el fin de reubicarlas en la «zona de tolerancia».

  • La «zona de tolerancia», deberá ser vigilada permanentemente por agentes de la Policía, por inspectores del ayuntamiento, de la Dirección de Inspección y Reglamentos del Gobierno del Estado, y por todas la autoridades pertienentes, para que ésta no se convierta en otro foco de vicio, corrupción y generadora de delincuencia.

  • Las prostitutas tienen que someterse a exámenes médicos más minuciosos en períodos más cortos por parte de las autoridades pertienetes.

  • Y lo que es muy importante es que se vea este problema de frente y se legisle como parte de la vida ciudadana, algo que tiene que hacerse es unl Reglamento para el Ejercicio de la Prostitución.

  • Las autoridades pertinentes, actuando en estrecha coordinación, deberán instrumentar un programa especial dedicado a rescatar de la prostitución y del vicio a todas aquellas mujeres u hombres que se vieron obligadas por circunstancias socioeconómicas a comerciar con su cuerpo; poniendo énfasis en la rehabilitación de esas personas, así como en acciones de prevención de más casos, apoyando la estabilidad económica de aquellas mujeres abandonadas y con hijos pequeños, futuras candidatas a prostituirse.

  • Se debe implementar un operativo permanente para combatir a los «leno-nes», que explotan a las prostitutas y además fomentan esta actividad entre jóvenes menores de edad necesitadas de obtener un empleo.

  • BIBLIOGRAFÍA:

  • La Jornada, 24 de Noviembre 1998.

    El Reforma 8 de Septiembre de 1998 “Prostitución Infantil”, Rep. Jaime Flores.

    El Finaciero 21 de Abril de 1999.

    El Finaciero, 10 de Enero de 1999, Reportaje Especial, “Prostitución de Infantes, Negocio solapado”. Mónica Mora L.

    Naciones Unidas, 11 de abril 1999(AFP, EFE y ANSA), GINEBRA.

    “Adanes” Roberto Zavala El espacio circular Vol 23 Año 3, 1 noviembre de 1995.

    “Adanes” Roberto Zavala El espacio circular Vol 23 Año 3, 1 noviembre de 1995.

    S.I.C.

    S.I.C.

    S.I.C.

    GINEBRA, Naciones Unidas, 11 de abril 1999(AFP, EFE y ANSA).

    El Reforma 8 de Septiembre de 1998 “Prostitución Infantil”, Rep. Jaime Flores.

    El Finaciero 21 de Abril de 1999.

    S.I.C.

    El Finaciero, 10 de Enero de 1999, Reportaje Especial, “Prostitución de Infantes, Negocio solapado”. Mónica Mora L.

    La Jornada, 24 de Noviembre 1998.