Propedéutica Clínica

Veterinaria. Semiotecnia. Semiología. Métodos Exploratorios. Comportamiento Animal. Termometría Clínica. Dermatología

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 37 páginas

publicidad
cursos destacados
Cálculo Vectorial y de varias Variables
Cálculo Vectorial y de varias Variables
En este curso se estudiarán conceptos relacionados con las funciones de varias variables como una...
Ver más información

Razonamiento Lógico y Matemático para ingresar a la U
Razonamiento Lógico y Matemático para ingresar a la U
Si necesitas una ayuda extra para entrar a la Universidad entonces tienes que estudiar el curso de "Razonamiento...
Ver más información


CONCEPTO DE PROPEDÉUTICA CLÍNICA. SEMIOTÉCNIA. SEMIOLOGÍA.

La propedéutica clínica sirve para llegar a conocer lo que le ocurre a los animales.

Propedéutica: pro = antes; pcidutikos = referente a la enseñanza. “Instrucción preparatoria para el estudio de un arte o ciencia”

Clínica: klinos = yacer, estar acostado.

Es lo que se aprende, enseña o practica a la cabecera del enfermo.

“Es la parte de la patología general destinada a enseñar la aplicación de los conocimientos teóricos prácticos del arte de curar en la cabecera del enfermo”.

Sienta las bases previas para poder emitir un juicio diagnóstico, tras la correcta recogida de los síntomas (SEMIOTÉCNIA) y su posterior interpretación (SEMIOLOGÍA), sin preocuparse del diagnóstico específico de toda enfermedad, sino simplemente “INTERPRETA EL SÍNTOMA Y VALORA EL SÍNDROME”.

SEMIÓTICA: estudio de signos y síntomas.

SEMIOTÉCNIA: recogida metódica de los datos o síntomas de la enfermedad.

  • Anamnesis

  • Métodos generales de exploración (exploración directa del animal)

  • Métodos complementarios de exploración (aumentan la vista, el oído… del clínico).

*No es clínico veterinario aquel que se basa exclusivamente en métodos complementarios.

Consideraciones sobre la exploración física

Existe la impresión más o menos generalizada de haber disminuido su valor e importancia. La incorporación de técnicas exploratorias complementarias muy precisas contribuye a esta creencia.

Los 4 métodos clásicos proporcionan información, a veces, imposible de obtener por otro procedimiento. Produce satisfacción al realizarlas y confrontarlas con las técnicas complementarias. Además, el clínico veterinario, en general, está limitado en la utilización de técnicas complementarias más o menos sofisticadas, bien por onerosas o por el traslado de los animales a centros especializados.

MÉTODOS GENERALES DE EXPLORACIÓN. MÉTODOS COMPLEMENTARIOS

  • Aplicar de forma lógica y ordenada, cubriendo etapas fundamentales: funcional, anatómica, patogénica y etiológica.

  • Métodos:

· Interrogatorio

· Exploración objetiva

· Exploraciones complementarias

MÉTODOS EXPLORATORIOS GENERALES

  • INSPECCIÓN

  • PALPACIÓN

  • PERCUSIÓN

  • AUSCULTACIÓN

  • OLFACIÓN

  • MENSURACIÓN

EXÁMENES COMPLEMENTARIOS

1.- INSPECCIÓN

Ver el aspecto del animal. Debe realizarse con luz natural; si no es posible, con luz blanca artificial para poder ver el color de las mucosas.

Ayudar al animal a que se incorpore y se desplace (si está en decúbito) por ejemplo para ver si cojea.

Valoraciones de la inspección

  • Aspecto exterior: estación, decúbito marcha; vigor o abatimiento, actitud, pelaje, etc.

  • De la zona o región explorada:

· Color de piel y mucosas

· Movimiento (local y general): activo (cuando lo provoca el animal) o pasivo (de carácter patológico).

  • Tamaño (local y general)

  • Forma

  • Aspecto y cantidad de las excreciones

*Durante la inspección también se puede aplicar la olfacción.

2.- OLFACIÓN

El clínico debe conocer el olor característico de las distintas especies y así valorar los olores no comunes de dichas especies.

Realizaremos la olfación de: medio ambiente, aberturas naturales (boca, ollares, vagina, oídos), sudor (olor corporal) y fluidos y masa que se vierten al exterior.

3.- PALPACIÓN

El clínico aprecia las diferencias de una región anatómica. Puede realizarse mediante el tacto o la presión.

Tacto: aplicación de la palpación a la exploración de cavidades naturales y de los órganos internos accesibles a la mano o al dedo.

Formas de realizar la palpación:

  • Exploración en superficie:

· Con la yema de los dedos.

· Con la palma de la mano.

· Con el dorso de los dedos o de la mano.

  • Exploración en profundidad: hacer presión con los dedos, con los nudillos, con el puño cerrado, con toda la mano o incluso haciendo palanca con el brazo o sirviéndonos de algún utensilio (con el mango del martillo).

Valoraciones a la palpación/presión (inmediata, mediata, rectal)

  • Temperatura (con el dorso de la mano): con ambas manos, en ese lugar y en zonas próximas.

  • Sensibilidad (valorar hiperestesia, anestesia, etc.): siendo consciente del nivel de presión que hacemos.

  • Humedad: superficie corporal, mucosas.

  • Resistencia y contenido.

  • Elasticidad y consistencia.

  • Movimiento activo y pasivo.

  • Vibraciones, crepitaciones, etc.

3.- PERCUSIÓN

Valoración y análisis del ruido producido (de intensidad y tonos distintos, resonantes o no) al percutir una región del cuerpo, como consecuencia de las vibraciones de los tejidos que forman los órganos y de su contenido. La percusión será distinta según el animal.

Valoraciones mediante la percusión:

  • Superficial o topográfica: delimitación de órganos. Percusión suave que sirve para delimitar huecos, masas sólidas, etc.

  • Profunda o comparada: alteraciones físicas de los órganos. Se aumenta la fuerza de percusión para que las vibraciones producidas lleguen a mayor profundidad. Esta percusión puede producir dolor, por ejemplo cuando el hígado está alterado.

Formas de realizar la percusión:

  • Digital / Digito-digital: por ejemplo en gatos. Digito- digital.- un dedo sería el plexímetro y el otro el martillo.

  • Martillo y plexímetro: en animales de mayor tamaño.

En todos los casos el martillo tiene que contactar muy bien con el cuerpo del animal. En el espacio intercostal, el plexímetro se colocaría sin apoyar sobre el hueso, justo en ese espacio entre las costillas.

Sonidos o ruidos:

  • Mate: normal en órganos macizos; sin resonancia, poco intenso y breve. Ejemplos: tablas de cuello, espalda, glúteo…

  • Timpánico: normal en órganos huecos; donde debajo hay una cavidad llena de aire que mantenga distendidas las paredes. Es intenso, resonante y duradero. Ejemplo: rumen.

  • Claro o pulmonar: es más o menos intermedio Normal en órganos alveolares. Ejemplo: sobre el costillar donde debajo hay pulmón.

  • Submate.

  • Hipersonoro.

  • Otros (olla cascada, skodismo, metálico, etc…).

4.- AUSCULTACIÓN

Se perciben los ruidos, normales o patológicos, que se producen en el interior de los órganos durante su funcionamiento.

  • Directa o inmediata: oído. Aplicar el oído directamente sobre la superficie del animal. Inconveniente: comportamiento del animal, transmisión de enfermedades, posturas incómodas…

  • Indirecta o mediata: estetoscopio, fonendoscopio, tonoscopio, etc. Es mucho más cómoda, pero si no hay un silencio absoluto se recogen otros ruidos que se mezclan.

Fonendoscopio

  • Modo campana: longitudes de onda larga (murmullos y otras anomalías cardiacas). Sonidos de baja frecuencia (entre 50 y 200 Hz).

  • Modo membrana: longitudes de onda corta (sonidos pulmonares y sonidos básicos del corazón y algunas anormalidades - soplos). Frecuencia mayor (200-500 Hz).

Ruidos o Sonidos auscultatorios:

  • Aéreos puros (respiratorios): campana del fonendo sobre la laringe, por dnd va la traquea o a la entrada del pecho; sonido de aire q pasa por un tubo.

  • Hidroaéreo (estertores húmedos): bronquitis con bastante secreción; cuando aumenta el peristaltismo intestinal, etc.

  • Líquidos: algunos sonidos cardiacos.

  • Sólidos: sonido sordo, como el roce de 2 cueros o papel de celofán. Frote pleurítico, choque del corazón …

Percusión auscultatoria

Percutir con martillo y plexímetro uno y otro auscultando o uno mismo auscultando y percutiendo.

Auscultación con bamboleo

Se mueve el animal para que se oiga un posible acúmulo de líquidos por ej.

5.- MENSURACIÓN

Cuando por inspección vemos que hay una diferencia de tamaño o de forma, se puede medir para comparar, para obtener una referencia numérica.

VALORACIÓN, COMPARACIÓN Y COMPROBACIÓN.

  • DIMENSIÓN LINEAL

· Perímetro

· Espesor

· Volumen

  • VALORACIÓN DE CONSTANTES (termometría, electrocardiografía, etc.).

EXPLORACIONES COMPLEMENTARIAS

  • ANÁLISIS CLÍNICOS (químicos, microbiológicos, morfológicos)

  • PUNCIONES EXPLORATORIAS

  • BIOPSIAS, NECROPSIAS

  • RADIOLOGÍA

  • ENDOSCOPIA

  • ECOGRAFÍA

  • ISÓTOPOS RADIACTIVOS

  • DENSITOMETRÍA

  • SCANER

  • Etc.

MANEJO EXPLORATORIO DEL ANIMAL

Conocimiento y habilidades para acercarnos, sujetar, calmar, derribar, etc a los animales; incluyendo cualquier instrumento que utilicemos para ello.

El dueño del animal hace el primer juicio al ver cómo nos comportamos con sus animales: actitud tranquila, firme, confiada, empleando palabras amistosas con los animales. Se debe cuidar la ropa y las condiciones de limpieza en las que realizamos este manejo, tanto por razones de seguridad hacia nosotros mismos como hacia otros animales, sobretodo cuando estamos frente a enfermedades infecciosas.

COMPORTAMIENTO DE LOS ANIMALES

Cada especie presenta un comportamiento propio y además hay diferencias individuales. El comportamiento queda definido por la actitud y la expresión.

ACTITUD (conducta): posición que adopta el cuerpo de ese animal en un momento determinado. Debe conocerse en estación, marcha y decúbito. Se valora mediante observación, es decir, mediante la inspección.

  • Équidos: se tumban de costado con las extremidades extendidas y la cabeza apoyada. Pasan la mayor parte del tiempo de pie. Los équidos en libertad suelen huir ya que son bastante asustadizos.

  • Bóvidos: pasan la mayor parte del día acostados; se tumban apoyados sobre su pecho y vientre, con las extremidades apoyadas bajo el cuerpo. La mayor parte del día están comiendo o rumiando.

  • Pequeños rumiantes: pasan bastante tiempo echados, excepto en el pasto.

  • Cerdos: pasan mucho tiempo tumbados, siempre de lado; cuando detectan nuestra presencia se levantan y suelen huir.

  • Carnívoros: depende mucho de su educación.

Cuando un animal está enfermo modifica su actitud: está triste, con la cabeza baja y realiza pocos movimientos. Dependiendo de la patología podemos encontrar posturas diversas: rígido (tétanos), posturas anormales o raras (encefalitis), postura antiálgida - posturas para evitar un dolor (dolor lumbar.- arquea el dorso) (cólico, sobretodo en équidos.- constante movimiento, mirándose el dorso, se revuelca, se golpea, etc.).

Tendrá una marcha más lenta, penosa e inestable. Ejemplos:

  • Tétanos o Poliartritis: gran dificultad para moverse.

  • Trastornos del cerebelo: marcha atáxica (desequilibrio); en el caso del síndrome vestibular el animal caminará en círculos.

  • Cojera: no apoya la extremidad o la apoya el menor tiempo posible, intentando poner menor peso sobre esa extremidad.

Permanecen más tiempo echados; decúbitos prolongados o incluso persistentes por incapacidad (parálisis) o dolor. En caso de depresión los decúbitos también son frecuentes (expresión).

EXPRESIÓN (manifestación psíquica): manifestación de la actividad psíquica de un animal, que condiciona su comportamiento.

  • Normal: temperamento propio del animal.

  • Atenuada: depresión.

  • Exaltada: excitación.

Se observa en la mirada del animal, en la expresión de la cara. Ej.- en el caballo, en la posición de las orejas, en la boca y los ollares.

1.- Depresión (expresión atenuada):

- Simple: animal apático, abatido; Ej.- con fiebre.

- Media: somnolencia; aletargados, con marcha lenta con ligeras oscilaciones, inapetentes y con los ojos semicerrados.

- Intensa:

· Estupor: animal en estación pero como dormido; cabeza baja y con muy poca respuesta a los estímulos externos. Anorexia.

· Sopor: animal en decúbito en la postura propia, típica de sueño. Respiraciones profundas. No responde a estímulos externos.

· Coma: pérdida de consciencia; animal en el suelo. Desaparecen los reflejos y las respiraciones se vuelven superficiales.

2.- Excitación (expresión exaltada):

  • Simple: animal intranquilo, nervioso; sobre-respuesta a las influencias externas.

  • Media: el animal está muy excitado aunque no haya ninguna influencia externa; realiza movimientos bruscos, se revuelca, etc.

  • Intensa o locura: movimientos muy anormales, bruscos, pudiendo presentar cualquier tipo de comportamiento. Auto-lesión, ruidos, gran agresividad, etc.

BIOTIPO Y TEMPERAMENTO

Determinan la constitución.

· BIOTIPO: conformación externa o morfología del animal (características anatómicas). Las características anatómicas indican la aptitud del animal y su predisposición a distintas enfermedades. Los biotipos se clasifican en tres:

  • RESPIRATORIO (Asténico humano): animales longilíneos y longiformes (alargados). Ej.- PSI, galgo…

  • DIGESTIVO (Picnico humano): brevilíneo y breviforme. Ej.- bóvidos, cerdos…

  • MUSCULAR (Atlético humano): tamaños apropiados, mesolíneos y mesoformes. Ej.- perros de caza, caballos de tiro…

· TEMPERAMENTO: características funcionales; determinado por el estado neuro-endocrino y psíquico del animal. Se diferencias tres tipos:

  • EQUILIBRADO: normal, animal atento.

  • NERVIOSO: animales asustadizos.

  • LINFÁTICO: poco vivaz, indiferente al medio que le rodea.

· CONSTITUCIÓN: características que nos indican la reacción del animal frente al medio que le rodea, incluyendo la enfermedad. Es el grado de respuesta del animal frente a la enfermedad. Hace referencia al fenotipo del animal (caracteres heredados y adquiridos).

Se puede relacionar cada biotipo con cada temperamento, de modo que se habla de tres tipos de constitución:

  • DÉBIL: biotipo respiratorio y temperamento nervioso. Dan una pobre respuesta frente a la enfermedad; por lo tanto, son animales enfermizos.

  • FUERTE: biotipo muscular y temperamento equilibrado. Buenas defensas y rápida respuesta frente a la enfermedad.

  • PASTOSA: biotipo digestivo y temperamento linfático. Buenas defensas pero respuesta lenta; tienden a cronificar los procesos patológicos.

SUJECCIÓN

Fijar o inmovilizar un animal o una de sus partes para facilitar una exploración o una intervención, evitando el peligro o riesgo para el clínico y para el animal.

Antes de sujetar al animal debemos saber como aproximarnos a ese animal.

1.- APROXIMACIÓN

Que el animal nos vea previamente. Debe pasar un tiempo suficiente para que el animal se familiarice con nuestra presencia (hacer la anamnesis con el animal presente).

Aproximarnos con precaución, llamando su atención y calmándole.

Aproximarnos por el lado que esté más acostumbrado el animal. Ej.- en équidos por el lado izquierdo; en vacas por el derecho.

Evitar movimientos bruscos para no asustarle.

No confiarnos en exceso porque los animales pueden tener reacciones imprevistas. Colocarnos siempre en zonas seguras, lejos de sus defensas. Ej.- no situarnos detrás de un caballo ni delante porque puede patearnos o mordernos; la posición adecuada es pegado al costado.

Retirarse si el animal se pone muy nervioso.

2.- MÉTODOS DE SUJECCIÓN

Mientras sea posible debemos evitar cualquier método de sujeción porque el animal se pone a la defensiva y puede alterar las constantes vitales. Recomendación: usar siempre algún método de sujeción para evitar riesgos, desde el más simple al más complejo.

  • Sujeción psicológica: es uno de los mejores métodos, pero depende de un conocimiento perfecto de los patrones de conducta del animal. Se basa en dar órdenes mediante la voz y el trato; lo ejerce el propietario o cuidador.

  • Disminución sensorial: disminuir la percepción del animal tapando los ojos o los oídos, para que no nos vea aproximarnos a algunas zonas. Pero algunos animales se ponen más nerviosos.

  • Mangas, potros y jaulas: cajones donde se introduce al animal para que quede inmovilizado, con barras de protección laterales. En pequeños animales se usan jaulas especiales de contención, sobretodo para gatos, que tienen paredes móviles.

  • Sujeción física: empleo de la fuerza física ayudándonos de aparatos, cuerdas, etc. Siempre que podemos usaremos el más simple porque además de poner en defensa al animal, podemos provocar dolor y alterar sus constantes. Depende de la rebeldía del animal, duración del acto e intensidad del dolor. A veces los propietarios son reacios a usar estos métodos, pero pueden ser necesarios.

  • Sedación o inmovilización farmacológica: se usa con animales salvajes o muy peligrosos, cuando realizamos una intervención que va a provocar dolor o cuando queremos una inmovilización muy segura. Los tranquilizantes que se suelen emplear son:

· Xilacina

· Derivados de fenotiazina: propionilpromazina, acepromacina…

· Retomidina

· Medetomidina

  • No cometer errores de interpretación.- todos los tranquilizantes, en mayor o menor medida, alteran las constantes vitales.

PLAN GENERAL DE EXPLORACIÓN

Reconocimiento metódico y detallado de un animal enfermo o de un grupo de animales enfermos. El plan general de exploración puede ser: individual o colectivo.

1.- IDENTIFICACIÓN, RESEÑA.

2.- ANAMNESIS: interrogatorio al dueño, para conocer el ambiente del animal y lo que le ha ocurrido.

3.- EXAMEN CLÍNICO GENERAL: inspección y palpación para ver el estado nutritivo, comportamiento, inspección de lesiones visibles, etc. También incluye la toma de constantes vitales.

4.- EXAMEN CLÍNICO ESPECIAL: exploración en detalle de cada uno de los sistemas, aparatos y órganos; se sigue un orden topográfico: piel y anejos, ganglios linfáticos y distintas partes del cuerpo (cabeza, cuello, tórax, abdomen y extremidades); también examen neurológico.

Exploración física: inspección, palpación, percusión y auscultación.

Exploración complementaria: pruebas laboratoriales, diagnósticos por imagen…

Desde el punto de vista práctico debemos considerar unos objetivos para llegar al diagnóstico de la enfermedad:

  • HISTORIA CLÍNICA: hasta el momento en que nos llega el animal.

  • Determinar el ESTADO GENERAL del animal en ese momento. Esto se obtiene mediante la anamnesis y el examen clínico general. En caso de urgencia a veces hay que recurrir a tratamientos sintomáticos para estabilizar al animal antes de la exploración general.

  • LOCALIZACIÓN Y NATURALEZA DEL PROCESO: exploración flísica de las distintas partes del cuerpo para localizar el proceso; en algunas ocasiones con esta exploración física podemos establecer un diagnóstico, pero normalmente vamos a tener posibles diagnósticos.- Diagnóstico diferencial. Hay que utilizar las pruebas complementarias para descartar o confirmar cada uno de los procesos que tengamos en el diagnóstico diferencial, de esta manera llegaremos al diagnóstico definitivo.

  • Hay que darle importancia a la exploración física porque la mayoría de los errores se cometen aquí.

  • Las pruebas complementarias se deben practicar siempre tras la exploración física y tras obtener un diagnóstico diferencial.

Cuando se refiere a un colectivo, en esencia hay que seguir los mismo pasos que en un plan general de exploración individual, pero la primera parte: identificación, anamneis y examen clínico general, debe considerarse en el colectivo. Hay que tener en cuenta la instalación, alimentación, vacunación y manejo. En el examen clínico general se buscan animales con comportamiento anormal y con estos se hace el examen clínico especial; conviene no sólo incluir animales enfermos, sino también algunos aparentemente sanos o en el inicio de la enfermedad para tener controles. En el examen clínico especial, si es posible, debemos recurrir al estudio de cadáveres (necropsia de animales muertos o sacrificio de los que están peor).

HISTORIA CLÍNICA (Patografía)

Narración completa o parcial de la experiencia del clínico en su relación técnica con un enfermo determinado. Son los documentos fundamentales del saber médico, ya que a partir de estas experiencias el clínico aumenta y perfecciona sus conocimientos.

Comienza con el primer contacto del clínico con el animal enfermo o paciente; está condicionado por un tercero (cuidador, propietario, ganadero). En este primer contacto el clínico se informa del motivo de la consulta y de los antecedentes del animal, que se recogen durante la anamnesis. Esto conduce a pensar que los antecedentes son lo mismo que la historia clínica, pero sólo es así en el mundo anglosajón. En la escuela médica española, la historia clínica contempla: pasado, presente y futuro, toda la evolución del proceso.

Partes de una historia clínica:

  • ENCABEZAMIENTO:

    • Número de registro

    • Fecha

    • Datos identificativos del animal

    • Datos del propietario

  • ANTECEDENTES:

    • Datos referentes a la enfermedad, al animal y al entorno.

  • ESTADO ACTUAL:

    • Datos del examen clínico general y especial.

    • Juicios clínicos (diagnóstico, pronóstico y tratamiento).

  • CURSO DE LA ENFERMEDAD:

    • Datos recogidos en sucesivas consultas, incluyendo también las modificaciones de los posibles juicios. Es importante apuntar las fechas de los datos recogidos en cada una de las visitas.

  • TERMINACIÓN:

    • Curación completa

    • Curación incompleta

    • Muerte o Sacrificio (si es posible, recoger datos de la necropsia para confirmar el diagnóstico).

  • EPICRISIS:

    • Pequeño resumen de los datos más relevantes de ese caso clínico; conclusiones.

    *Considerar las historias clínicas como posibles ayudas para futuros casos. Apuntar todos los datos y resultados posibles y de forma clara y comprensible.

    DATOS PRELIMINARES. ANAMNESIS. EXAMEN GENERAL.

    DATOS PRELIMINARES

    · Identificación y reseña del animal: se puede hacer parcialmente mientras se hace la anamnesis y luego completar. Estos datos no sólo sirven para la identificación del paciente, sino que son datos que pueden ser considerados para establecer los jicios clínicos (diagnóstico, pronóstico y tratamiento). La edad, la especie… nos orientan hacia determinadas enfermedades más probables.

    • Zona: hay que pensar siempre en lo más común, en lo más frecuente en esa zona, que será lo que tengamos normalmente.

    • Especie: hay enfermedades propias para cada especie animal y que nunca se presentan en otras especies. Ej.- diversas enfermedades infecciosas o parasitarias que tienen un hospedador específico. Ej.- leishmaniosis canina.

    • Raza: también es un factor a considerar porque nos indica una mayor o menor predisposición o resistencia a enfermedades. Ej.- el desplazamiento de abomaso en bovinos es mucho más frecuente en razas lecheras. Ej.- hemiplejia laríngea en caballos: la raza más afectada es el PSI. También deben considerarse tanto la raza como la especie a la hora de aplicar tratamientos; Ej.- las ivermectinas no se pueden administrar en Collie ni en Bobtail.

    • Edad: los animales jóvenes y los geriátricos son más susceptibles a padecer enfermedades infecciosas y parasitarias porque sus defensas están disminuidas; además los animales viejos presentan mayor padecimiento de procesos degenerativos y tumorales; mientras que los jóvenes pueden presentar alteraciones congénitas. El pronóstico también varía, ya que normalmente será mejor en jóvenes que en viejos.

    • Sexo: es un factor menos importante pero en todas las enfermedades suele haber un sexo más afectado, que suele ser el macho. Además, se relaciona con las enfermedades del aparato genital: abortos, metritis… en hembras. Hay enfermedades donde no intervienen los órganos genitales pero sí el sexo, por ejemplo en hernias inguinales en machos.

    • Aptitud: suele estar relacionada con la raza y el manejo. Ej.- bovinos para producción láctea - enfermedades de origen metabólico (cetosis…). Bovinos de carne - enfermedades por trastornos alimentarios. Bovinos más rústicos, de trabajo - enfermedades de tipo locomotor y respiratorio.

    • Hábitat: será también determinante. Ej.- animales estabulados presentarán principalmente enfermedades respiratorias, mayor estrés… y animales en campo tendrán más enfermedades parasitarias…

    • Capa y características de la capa: se deben anotar ya que proporcionan datos para la identificación; aunque, en algunos casos, nos informan también sobre posibles datos patológicos. Ej.- capas claras o zonas depigmentadas son más propensas a fotosensibilización con eccema o quemaduras solares.

    • Peso: nos permite comparar con otros animales con las mismas características para ver si es más o menos normal; además nos interesa para calcular la dosificación y posología de los medicamentos. Nos interesa saber si ha habido ganancia/pérdida de peso y como ha sido ésta (brusca, paulatina).

    • Anotar también si tiene tatuajes, marcas o microchip para realizar una identificación exacta del animal.

    ANAMNESIS

    Interrogatorio que se le hace al dueño o cuidador del animal para conocer todo lo acontecido a ese paciente hasta el momento presente. Se debe preguntar sobre la enfermedad, el enfermo y el entorno.

    Se considera tan importante que, si es bien dirigida, aporta muchos datos (hasta el 50%) para llegar al diagnóstico; pero por si sola la anamnesis no es suficiente, aunque los datos puedan ser muy importantes. Su realización requiere cierta habilidad para preguntar las cuestiones adecuadas e interpretar las respuestas. Estará condicionada por la fiabilidad de las respuestas. Se deben evitar las preguntas directas, evitar respuestas de sí/no. A veces hay que encauzar las respuestas, evitando sugestionar o influir en la respuesta. Algunos propietarios o cuidadores ya vienen con su diagnóstico y sus respuestas irán dirigidas hacia eso, por lo que no nos deben confundir.

    1.- PREGUNTAR SOBRE LA ENFERMEDAD: pasado y presente de la enfermedad.

    ¿Qué le ocurre? El propietario describe el motivo de la consulta.

    ¿Desde cuándo? Sugiere con que celeridad debemos actuar.

    ¿A qué lo atribuye? A veces sabe porque se ha puesto enfermo. Ej.- intoxicaciones, mal manejo, etc.

    Posterior descripción con detalle de la enfermedad desde el inicio hasta el momento actual, incluyendo manifestaciones clínicas o síntomas, etc.

    Manifestaciones clínicas o síntomas, indagar sobre:

    • cantidad

    • calidad

    • tiempo

    • espacio

    • causalidad (relación con otro proceso, etc.)

    Completar el interrogatorio preguntando sobre el resto de aparatos o sistemas no relacionados:

    • Circulatorio/Respiratorio.- ¿tos, flujo nasal, ruidos respiratorios…?

    • Digestivo.- ¿defecación (frecuencia, aspecto…), vómitos…?

    • Urinario.- ¿frecuencia de orina, dolor…?

    • Genital.- ¿celo, gestaciones, partos…?

    • Metabolismo/Nutrición.- ¿aumento o disminución de peso?

    • Nervioso.- ¿cambio de carácter, alteraciones de la visión…?

    • Locomotor.- ¿cojeras, decúbitos, tiempo que pasa echado…?

    2.- PREGUNTAR SOBRE EL ENFERMO:

    • Antecedentes médicos (padecimientos anteriores).

    • Datos hereditarios (si se conocen).

    • Vacunaciones, desparasitaciones, etc.

    3.- MANEJO Y ENTORNO:

    • Tipo de vivienda/explotación.

    • Posibles viajes.

    • Animales con los mismos síntomas.

    • Características de la zona (sobretodo si no estamos en el lugar donde vive el animal).

    • Alimentación.

    *** Por último se pregunta sobre si el animal ha sido sometido a algún tratamiento y cual ha sido la respuesta.

    Siempre hay que tomar las respuestas del cuidador con cautela para ver si son ciertas.

    EXÁMEN GENERAL

    Para determinar el estado actual de ese animal.

    1.- INSPECCIÓN GENERAL: en principio debe realizarse a cierta distancia; en ocasiones nos podemos acercar y ayudarnos de la palpación para considerar:

    • Comportamiento del animal

    • Constitución

    • Estado nutritivo o condición corporal: observar salientes óseos (costillas, vértebras, implantación de la cola en vacuno, crines en caballo…) El estado nutritivo se clasifica en:

    · Obeso: 5

    · Muy bueno: 4

    · Bueno: 3

    · Regular: 2

    · Malo: 1

    · Muy malo: 0

    En ovino es muy útil para prevenir enfermedades metabólicas. Cuando es poco apropiada, nos interesa conocer como se ha producido.

    • Estado higiénico: nos sugiere los cuidados que recibe el animal.

    • Observar todas las manifestaciones patológicas; analizar también las funciones para determinar alteraciones fisiológicas.

    2.- TOMA DE CONSTANTES:

    • Temperatura: normalmente rectal

    • Frecuencia respiratoria

    • Frecuencia cardiaca

    • Coloración de las mucosas (oral, nasal, conjuntival).

    • Tiempo de llenado capilar: presionando sobre una mucosa, normalmente la encía, con un dedo.- se queda pálido; ver cuanto tiempo tarda en recuperar el color (lo normal es que tarde 1-2 segundos).

    • Grado de hidratación: prueba del pliegue cutáneo (normal: rápida desaparición del pliegue).

    MÉTODOS E INSTRUMENTALES DE EXPLORACIÓN

    Principal equipamiento médico basado en la aplicación de la óptica y la electrónica.

  • Equipos que llevan a cabo medidas sobre el organismo:

  • 1.- Con aplicación exploratoria (y finalidad diagnóstica)

    RADIOLOGÍA

    Los rayos X, al atravesar un organismo, experimentan una mayor o menor atenuación según el tejido atravesado.

    Juego de densidades: permite valorar algunos aspectos morfológicos - o funcionales - del tejido.

    Densidades radiológicas orgánicas básicas:

    • aire (+ negro)

    • grasa

    • agua

    • hueso (+ blanco) Estas cuatro son naturales.

    • metálica (artificial)

    Las modificaciones afectan a: la posición, el tamaño, el contorno, la densidad, la arquitectura y la alineación de las diferentes estructuras.

    Limitaciones:

    • Radiación ionizante: no se pueden aplicar a todas las estructuras ni a todos los individuos.

    • Imagen planar: superposición de estructuras.

    • Personal muy experto.

    • Instalaciones protegidas: forradas de plomo.

    • Pocos niveles de gris.

    TOMOGRAFÍA AXIAL COMPUTADORIZADA (scanner)

    Procedimiento radiológico modificado (sustituye la placa por detectores de la radiación) en el que los rayos X barren transversalmente la estructura a explorar.

    La radiación residual es recogida, analizada (medida la densidad), computadorizada y transformada en puntos luminosos en una pantalla (imagen anatómica).

    Tanto emisor como receptor pueden girar, de modo que se obtienen imágenes tomográficas.

    Toma muchos cortes transversales, de modo que podemos deducir donde se localizan las estructuras, donde empiezan y acaban. Además el rango de grises es mayor. Realiza varios cortes y se hace una interpretación.

    RESONANCIA MAGNÉTICA

    Núcleos atómicos con número impar de protones (o neutrones) sometidos a un campo electromagnético, se orientan de cierta manera y giran (movimiento o resonancia - vibran) produciendo una señal de radiofrecuencia.

    Los protones y los neutrones, en condiciones normales, se encuentran orientados de una determinada forma; cuando se someten a un campo magnético, cambian de orientación y producen una vibración que da lugar a una señal de radiofrecuencia.

    Permite cortes sagitales, axiales, etc. Coge “lonchas” de determinada información y las integra.

    Características:

    • No emplea radiación ionizante.

    • En tejidos blandos muestra alta resolución (enorme gama de grises).

    • Permite apreciar cambios patológicos muy leves.

    • Permite ver vasos sin necesidad de contraste.

    • Proporciona información anatómica y funcional.

    • No se han demostrado riesgos ni para el paciente ni para el operador.

    Dependiendo del sistema usado, las cosas se pueden ver de manera diferente; por ejemplo en unos en gris y en otros en blanco.

    MEDICINA NUCLEAR

    Especialidad médica que emplea isótopos radiactivos, variaciones electromagnéticas de los componentes del núcleo y técnicas biofísicas afines para la exploración, prevención, diagnóstico, terapéutica e investigación médica.

    Cuando un elemento radiactivo (de vida breve) se administra al individuo y se concentra en un órgano, esta fijación selectiva sobre el órgano (imagen de su distribución) permite (cuando se captan y registran las radiaciones emitidas) obtener una visión de su funcionalismo y características morfológicas.

    Detectores:

    • Gammacámara

    • Tomografía por emisión de fotones (SPECT)

    • Tomografía por emisión de positrones (TEP)

    ENDOSCOPIA

    Introducir en las cavidades orgánicas un tubo óptico (dotado de un sistema de iluminación) que permite: exploración de órganos y evaluación de trastornos, extracción de cuerpos extraños, obtención de tejidos para analizar (biopsias), toma de muestras de células y procedimientos quirúrgicos.

    ELECTROCARDIOGRAFÍA

    Imágenes que reflejan las variaciones del potencial eléctrico que se produce entre varios puntos de la superficie orgánica como consecuencia de los fenómenos eléctricos que acompañan al corazón durante su actividad funcional.

    El registro (serie de ondas) se representa en forma gráfica sobre un eje (ordenadas traducen el voltaje - potencial - y abscisas el tiempo).

    La interpretación debe hacerse a la luz de los datos clínicos, no sólo a partir del registro. No registra directamente el corazón, si no que registra las variaciones a nivel de la superficie orgánica.

    ELECTROENCEFALOGRAFÍA

    Registro de los potenciales eléctricos que se producen como consecuencia de la actividad espontánea (o inducida) producida en la corteza cerebral.

    Podemos distinguir dos tipos de anomalías: asimetría en la actividad de los dos hemisferios cerebrales y modificaciones de la frecuencia y amplitud de las ondas. No se asocia a trastornos concretos.

    La principal limitación es su gran inespecificidad.

    ULTRASONOGRAFÍA

    Sonidos de alta frecuencia (más de 20.000 ciclos/segundo) que, una vez reflejados en los órganos, se visualizan en un monitor.

    La interpretación se basa e el juego de ecogenicidades (hiper, hipo y anecogenicidad), en función de las ondas que vuelven o pasan.

    Es una imagen plana, pero se puede mover y obtener distintas imágenes. Se ven imágenes independientes una a una.

    Limitaciones: las estructuras que tienen aire generan problemas.

    PUNCIÓN CON FINES DIAGNÓSTICOS

    BIOPSIA: observación de fragmentos pequeños y representativos de los tejidos vivos del organismo (destinados a estudios bacteriológicos, parasicológicos, histopatológicos, frotis citológicos, cultivos celulares…).

    Para cada órgano existen procedimientos específicos de punción, pero hay técnicas de biopsias básicas:

    • biopsia quirúrgica:

    · extirpadora (extirpación por ej de un órgano completo).

    · con incisión

    • biopsia con sacabocados: trocar o aguja para biopsia especial para cada estructura. Se puede usar la ecografía para ver por donde va (aguja con rayitas que se detectan en la ecografía).

    • biopsia por aspiración con aguja fina: se usa una aguja más o menos normal. Se puede realizar en poco tiempo, en varios sitios en el mismo acto y a diferentes intervalos.

    • otros procedimientos: raspado, calco o impresión, irrigación…

    El elemento cortante de cada trocar puede ser distinto, además se van modificando constantemente en el mercado.

    TERMOMETRÍA CLÍNICA: HIPOTERMIA, HIPERTERMIA, FIEBRE, GRÁFICAS DE TEMPERATURA.

    Semiotecnia: valoración de la temperatura.

    Semiología: interpretación.

    Los animales domésticos son homeotermos, es decir, mantienen una T ª constante a la que las funciones metabólicas se desarrollan adecuadamente. Para mantener su T ª constante necesitan un complejo mecanismo regulador: equilibrio entre termogénesis/termolisis controlado por el centro termorregulador del hipotálamo.

    La valoración de la T ª corporal proporciona datos que pueden ser interpretados con fines diagnósticos y pronósticos, por ello debe ser valorada en todos los animales al realizar un examen clínico.

    Clínicamente podemos diferenciar dos temperaturas corporales:

    · TEMPERATURA EXTERNA O SUPERFICIAL: nos puede proporcionar una cierta orientación de la T ª interna. En general, suele ser 2-3 º C menor que la T ª interna, siempre que excluyamos la presencia de un proceso local en la zona donde se toma la temperatura externa. Varía muchos en función de la T ª ambiental. Se valora mediante palpación, preferiblemente con el dorso de la mano. Se puede practicar en cualquier región del cuerpo. Si nos queremos orientar sobre la T ª interna, se valorará en zonas donde la piel sea fina y que estén poco expuestas alas radiaciones solares. Normalmente se toma en: axilas, zonas inguinales, base de las orejas o base de los cuernos. La T ª superficial tiene un reparto desigual; en general, las extremidades están más frías que el resto del cuerpo; puede haber oscilaciones incluso bruscas dentro de una misma región en caso de hipertermia y sobretodo de fiebre (en función de la fase del síndrome febril).

    · TEMPERATURA INTERNA, SISTÉMIA U ORGÁNICA: se haya tomando la T ª rectal con un termómetro clínico de mercurio o digital. Existen termómetros especiales de veterinaria (para grandes animales y pequeños rumiantes): más resistentes y generalmente con una anilla, un hilo y una pinza para fijarlo. En hembras también se pude tomar la T ª vaginal que suele ser algo más baja (0,5-1 º C) que la rectal. Modo de tomar la temperatura:

    • El mercurio debe estar en la zona mínima.

    • Inmovilizar al animal; en grandes animales la T ª rectal se debe tomar en estación y en pequeños es recomendable tomarla en decúbito lateral.

    • Lubricar el termómetro: vaselina, aceite, agua jabonosa…

    • Introducir en el recto asegurándonos de que la ampolla del mercurio supera el esfínter anal y entra en contacto con la mucosa.

    • Esperar 1,5-2 minutos y efectuar la lectúra.

    • Hacer una segunda lectura para comprobar.

    Esta lectura se toma como la corporal, pero hay procesos que pueden dar lugar a lecturas erróneas:

    · T ª más elevada cuando:

    • Hay un proceso local en el recto que produce inflamación (proctitis) (asegurarnos de que el esfínter anal no tiene ningún tipo de lesión).

    • Introducimos el mercurio en una masa fecal que ha llegado recientemente a esa ampolla rectal (comprobar que no está manchado con heces).

    • Minutos antes ha intentado defecar.

    • Previamente se le ha hecho una exploración rectal.

    · T ª más baja cuando:

    • Hay masas fecales que llevan bastante tiempo.

    • El depósito de mercurio no contacta con la mucosa.

    • Parálisis del esfínter rectal.

    • Animales que han tenido diarreas.

    • Después de hacer un enema frío.

    Para interpretar la T ª lo primero que tenemos que saber es cual sería la T ª normal para esa especie animal y en concreto para esa raza y ese individuo:

    ÉQUIDOS: 37-38 º C (caballo adulto en reposo).

    PERROS:

    • Razas grandes: 37,5-38,5º C (adulto en reposo).

    • Razas pequeñas: 38-39º C (adulto en reposo).

    GATO: 38-39º C (adulto en reposo).

    BOVINO: 38-39º C (adulto en reposo).

    CERDO: 38-39,5º C (adulto en reposo).

    OVEJA: 38-40º C (adulto en reposo).

    CABRA: 38,5-40,5º C (adulto en reposo).

    CONEJO: 38,5-39,5º C.

    AVES: 40-43º C.

    ANIMALES JÓVENES, CACHORROS Y RECIÉN NACIDOS: cuanto menor edad, la T ª interna normal es más elevada, entre 0-1º C mayor.

    Cuando detectamos una alteración por defecto o por exceso, antes de considerar esta hiper o hipotermia de tipo patológico, hay que considerar que hay variaciones fisiológicas:

    • Propias de la raza: razas más rústicas suelen tener algo menos de T ª.

    • Variaciones a lo largo del día, debidas al ritmo biológico, conocido como ritmo nictameral o dictameral, que hace que en animales de vida diurna la T ª más baja se obtenga en la madrugada y la más elevada al atardecer o al anochecer. La variación puede ser incluso superior a 1º C. Por este motivo, al tomar la T ª a un animal, se debe hacer al menos dos veces al día con un intervalo de 12 h. Si el animal tiene vida nocturna (aves), el ritmo se invierte.

    • Edad: los jóvenes tienen mayor T ª (+ 1º C) que los adultos.

    • Temperamento: un animal nervioso tiene una T ª más elevada que otro tranquilo.

    • Condiciones ambientales: la T ª ambiental influye más en los animales jóvenes porque tienen menos desarrollado su sistema de termorregulación.

    • Ejercicio físico: aumenta la T ª corporal.

    • Procesos metabólicos: aumentan la T ª corporal.

    • Digestión: aumenta la T ª corporal.

    • Influencias hormonales, sobre todo en hembras: en el estro y en días previos puede haber un aumento de T ª de 0,5-1º C. En hembras gestantes aumenta la T ª en el último tercio de la gestación y se normaliza 24-48 h antes del parto.

    • Animales más alimentados: suelen presentar T ªs ligeramente inferiores.

    VARIACIONES PATOLÓGICAS:

    • HIPOTERMIA (temperatura inferior a la normal)

    · Temperatura ambiental excesivamente baja: los mecanismos de termorregulación se desbordan y la termogénesis es insuficiente. Es más frecuente en animales jóvenes (menor desarrollo del mecanismo de termorregulación).

    · Menor actividad metabólica: algunas enfermedades endocrinas. Ej.- hipotiroidismo.

    · Insuficiencia circulatoria periférica o shock.

    · Estados terminales o comatosos donde la hipotermia es un signo de mal pronóstico, sobretodo si va acompañada de un aumento de frecuencia cardiaca con un pulso débil (cruce de la muerte).

    • HIPERTERMIA (temperatura superior a la normal)

    · Exceso de T ª ambiental. Caso extremo: golpe de calor.

    · Enfermedades o procesos que aumentan el metabolismo. Ej.- hipertiroidismo.

    · Procesos que cursen con actividad muscular muy elevada: cuadros convulsivos, epilepsias, etc.

    · Lesiones del propio centro termorregulador (hipotálamo).

    · Algunos tumores.

    · Ciertos fármacos.

    • SÍNDROME FEBRIL

    · La hipertermia es un síntoma más de la fiebre.

    · Frecuentemente es provocada por microorganismos o parásitos: FIEBRE SÉPTICA.

    · Cuando es de origen no séptico: ciertas neoplasias, procesos con gran destrucción de tejido, enfermedades inmunomediadas, etc.: FIEBRE NO SÉPTICA.

    · Según la intensidad de la fiebre:

    • FEBRÍCULA: aumento de T ª < 1º C.

    • LEVE: 1º C.

    • MODERADA: 1-2º C.

    • GRAVE: 2-3º C.

    • MUY GRAVE (HIPERPIRÉTICA): aumento de T ª > 3º C.

    · Según la duración de la fiebre:

    • EFÍMERA: menos de 1 día.

    • AGUDA: 1 semana.

    • SUBAGUDA: 1 semana - 1 mes.

    • CRÓNICA: más de 1 mes.

    GRÁFICAS DE TEMPERATURA

    Se deben registrar tomando dos lecturas al día. Normalmente se acompaña de la frecuencia respiratoria y de la frecuencia cardiaca. Hace referencia a la fase de estado de la temperatura.

    Fases de la fiebre:

    • Fase inicial: cuando actúa los microorganismos.

    • Fase de estado: la T ª se mantiene alta (no tiene porque ser cte.).

    • Fase final: donde se recupera la temperatura.

    · CONTÍNUA: fase de estado con pequeñas oscilaciones diarias (de alrededor de 1º C).

    · ONDULANTE: cuando las oscilaciones son de unos 2º C.

    · FIEBRE EN AGUJAS: cuando las oscilaciones son mayores a 2º C pero sin que se llegue a normalizar la T ª.

    · INTERMITENTE: cuando hay intervalos cortos de tiempo (t > 1 día) con T ª normal.

    · FIEBRE RECURRENTE: cuando los periodos de T ª normal son de varios días.

    · FIEBRE ATÍPICA o IRREGULAR: cuando no se establece ningún orden en la fase de estado.

    ANALÍTICA LABORATORIAS: ANÁLISIS CLÍNICOS

    ¿Qué es una prueba de laboratorio?

    Procedimiento mediante el cual se investiga la presencia o la cuantía de una sustancia (células, organismo, etc.) en un fluido biológico (u otro espécimen) procedente de un paciente.

    1.- TIPO DE MAGNITUD: concepto abstracto de la propiedad que se mide (volumen, concentración de sustancia, etc. unidad).

    2.- COMPONENTE: entidad química o biológica de la que se mide la magnitud (calcio, enterobacterias, etc.).

    3.- SISTEMA: medio en el que se encuentra el componente (sangre, suero, plasma, saliva, orina, LCR, semen, heces…).

    Análisis clínico

    Análisis cualitativo y/o cuantitativo de ciertos componentes o sustancias del organismo, llevado a cabo según métodos especializados, con un fin diagnóstico.

    TIPOS DE ANÁLISIS según el procedimiento empleado para efectuar la medición:

    • Cualitativos (si/no)

    • Semicuantitativos: nos dice alrededor de lo que tiene (Ej.- tira de orina).

    • Cuantitativos (normales).

    TIPOS DE ANALISIS según la información que proporcionan:

    • Hematológicos

    • Bioquímicos

    • Microbiológicos

    • Inmunológicos

    • Parasicológicos

    • Toxicológicos

    ESPECIMEN o MUESTRA: porción de sustancia biológica que se utiliza para el análisis. Debe ser representativa del sistema completo, de forma que los resultados se puedan extrapolar al individuo completo.

    Tipos de análisis a efectuar

    ELECCIÓN RAZONADA: pruebas de laboratorio en función de la anomalía supuesta. Ej.- diabetes sacarina: se solicita glucemia y glucosuria.

    ELECCIÓN SISTEMÁTICA: determinados grupos de pruebas que permiten una valoración general y global del estado de normalidad o anormalidad de órganos, sistemas o aparatos (PERFILES). Aporta más información pero también es más caro.

    Causas de variabilidad

    · BIOLÓGICAS:

    Fisiológicas: consecuencia del normal funcionamiento del organismo.

    Iatrogénicas: derivadas de la medicación suministrada o de actuaciones diagnósticas o terapéuticas.

    Patológicas: relacionadas con el trastorno que sufre el paciente.

    · METROLÓGICAS:

    Variabilidad debida al proceso de medida.

    Variabilidad de las determinaciones por causas biológicas

    DIFERENCIA INTERINDIVIDUAL: diferencia en uno o más caracteres entre los individuos de la misma especie.

    • Permanentes: raza, sexo, edad…

    • Circunstanciales: preñez, lactancia, estro, tipo de alimentación, estrés…

    DIFERENCIA INTRAINDIVIDUAL: los caracteres no permanecen estables a lo largo de toda la vida del individuo.

    • Ritmos circadianos, ejercicio físico, alimentación, clima, crecimiento, envejecimiento, metabolismo…

    Variabilidad debida al proceso de medida (metrológicas)

    1.- VARIABILIDAD PRE-METROLÓGICA: se produce ANTES del proceso de medida.

    • Relativas a la muestra: método de obtención, recipiente, anticoagulante, almacenamiento, conservación, transporte, exposición a la luz, cantidad de muestra, hemólisis (es mayor cuando se usa un sistema de vacío para sacar sangre; es mejor usar una jeringa), etc.

    • Relativas al paciente: preparación, ayuno, dieta, ejercicio, lugar anatómico de la punción, etc.

    2.- VARIABILIDAD METROLÓGICA: se produce DURANTE el proceso de medida. Se produce en todos los procesos de medida (resultados diferentes cuando la misma magnitud biológica se valora repetidamente en la misma muestra nunca da exactamente lo mismo).

    * Material, aparatos y reactivos de análisis.

    Exactitud y precisión de las pruebas de laboratorio

    La variabilidad durante el proceso de medida origina errores en la medida.

    ERROR en la MEDICIÓN: diferencia entre el resultado de la medición efectuada y el valor verdadero de la magnitud que ha sido medida.

    ERRORES:

    • Aleatorios: varían de manera imprevisible cuando se hacen medidas de la misma magnitud.

    • Sistemáticos: permanecen constantes o varían de manera previsible después de diversas medidas.

    Control de errores verificar exactitud y precisión del método.

    EXACTITUD: concordancia entre el valor encontrado (de acuerdo con el procedimiento de medida utilizado) y el valor estimado. Un valor es más exacto cuanto más se acerque al valor esperado.

    PRECISIÓN: concordancia entre los valores medidos cuando se repite el mismo procedimiento. Un valor será más preciso cuanto más se acerque a los valores obtenidos al repetir el mismo procedimiento.

    Evaluación de exactitud y precisión

    EXACTITUD: uso de soluciones patrón (de concentración conocida).

    · ¡Humanos " Animales!!!

    · No asegura que los resultados sean exactos pero asegura que con lo que se compara es constante.

    PRECISIÓN: realización de una serie consecutiva de mediciones sobre la misma muestra y el mismo método.

    Interpretación de los exámenes de laboratorio

    VALORES NORMALES = VALORES USUALES

    Valores que se observan en un grupo de animales de la misma especie, aparentemente sanos y procedentes de una nuestra más o menos bien definida de animales.

    No son valores precisos: el estado de salud no está bien definido (“aparentemente sanos”), no tienen en cuenta las variaciones biológicas (raza, sexo, edad, estado fisiológico) ni las variaciones petrológicas.

    Normalmente se expresan como intervalo; permiten conocer, por inferencia, los valores propios de una situación de anormalidad.

    VALORES DE REFERENCIA

    Conjunto de valores de una magnitud biológica concreta, determinados de acuerdo con un procedimiento totalmente definido y obtenido en un grupo de individuos que cumplen unos requisitos bien determinados.

    DERMATOLOGÍA CLÍNICA VETERINARIA

    EXPLORACIÓN DE LA PIEL

    Anamnesis

    Recoger todos aquellos datos sobre la evolución, forma y lugar de inicio de las lesiones actuales, así como de los posibles antecedentes personales y familiares que existan.

    • Especie

    • Raza

    • Edad

    • Sexo (Ej.- problemas endocrinos)

    • Periodicidad anual

    • Duración

    • Contagiosidad

    • Pulgas

    • Prurito: (comezón o picazón) desazón o sensación molesta causada por una ligera estimulación nociva de la epidermis que provoca o se manifiesta, según las especies animales, por rascado, mordido, picoteado, lamido o frotamiento contra objetos. Esta sensación puede estar producida por un elevado número de procesos patológicos cutáneos como dermopatías alérgicas y ectoparasitosis, y no cutáneos, como la uremia y la ictericia, siendo considerada esta manifestación como uno de los criterios más importantes en la diferenciación de muchas enfermedades de la piel. En caso de que el proceso sea pruriginoso se prestará especial atención a ala frecuencia y la localización corporal de prurito, así como si es o no estacional.

    • Parentesco

    • Otros datos (ambiente, dieta, tratamientos previos, otras enfermedades o síntomas).

    Exploración general

    · Inspección

    · Palpación

    · Olfacción

    · Percusión

    1º) Inspección general; es importante que haya buena luz (solar y en su defecto, blanca):

    • Pelaje

    • Distribución:

    · Focal

    · Multifocal

    · Generalizada

    · Simétrica/asimétrica

    • Ectoparásitos grandes

    2º) Inspección y en algunas ocasiones palpación de las lesiones. Raramente se emplea la olfacción y muy raramente la percusión.

    • Siempre hay que explorar pulpejos; si se encuentran lesiones serán autoinmunes o por Demodex.

    • Explorar mucosas: alteradas en enfermedades autoinmunes (descartar Demodex).

    Examen del pelo, lana y pluma

    Alopecia: ausencia completa de pelo de aquellos lugares donde existe normalmente, extrapolando el concepto a los animales cubiertos por lana o pluma. Puede ser localizada, como en ciertas micosis, parasitosis e inflamaciones crónicas de la piel, difusa como consecuencia del rascado, o generalizada, como en el caso de infecciones cutáneas graves, endocrinopatías, procesos digestivos, o trastornos alimentarios crónicos, incluyendo carencias en ácidos grasos esenciales, oligoelementos y vitaminas.

    Atriquia: alopecia corporal total, generalmente congénita. No se debe confundir con la existencia de ciertas razas sin pelo, como el perro desnudo mexicano y el perro crestado chino.

    Hipotricosis: alopecia corporal parcial (menor densidad de pelo) que puede estar ocasionada por trastornos endocrinos, inflamaciones y neoplasias cutáneas.

    Hipertricosis: exceso de pelo; se produce por alteraciones endocrinas, como en hiperadrenocorticalismo equino, y aparece localizada en áreas que sufren presiones continuadas, como sería debajo de los arneses de los caballos.

    Melanotriquia: aumento en la pigmentación del pelo.

    Leucotriquia: disminución en la pigmentación del pelo; es frecuente en estados carenciales de oligoelementos y aminoácidos azufrados. El hallazgo de pelos blancos indica la presencia de cicatrices que producen un trastorno trófico, es decir de la alimentación del pelo, debiéndose diferenciar de las canas que se presentan en los animales viejos, las cuales se caracterizan por una corteza despigmentada y una médula llena de aire.

    Examen de las secreciones cutáneas

    La primera de las secreciones cutáneas es el SUDOR. Se produce un aumento fisiológico de la sudoración durante el ejercicio físico intenso, la excitación nerviosa y elevadas temperaturas ambientales, al ser éste un mecanismo de termolisis. Igualmente existe una sudoración patológica durante la fiebre intensa y la crisis de las enfermedades. En estas circunstancias, en las cuales existe un sudoración copiosa, el pelaje del animal aparece erizado, aglutinado, pegajoso y duro al tacto, como consecuencia de secarse el sudor, estado que es fácilmente observable en las tablas del cuello de los équidos y bóvidos. Sin embargo, en condiciones normales la sudoración no es apreciable debido a la evaporación del sudor.

    La localización corporal de la sudoración varía según la especie animal, encontrando que el caballo suda en toda su superficie corporal, mientras en bóvidos es a nivel del cuello, zona posterior de la espalda y los flancos. Otras especies sudan en zonas muchos más delimitadas, observándose que el perro y gato solamente sudan a nivel de las almohadillas plantares, mientras otras no sudan prácticamente nunca, como la cabra, el conejo, la rata, el ratón o las aves.

    La presencia de sudor frío tiene un mal pronóstico, encontrándose en procesos muy dolorosos, como la peritonitis y los cólicos, y en estados de colapso circulatorio.

    El aumento patológico del sudor se denomina hiperhidrosis y aparece en procesos que cursan con contracciones tónicas de la musculatura como el tétanos y la epilepsia, en enfermedades febriles graves, como las septicemias, en la convalecencia de enfermedades graves, y en disneas intensas como las neumonías y el enfisema pulmonar. A veces puede ser localizada como consecuencia de una inhibición del simpático o una excitación del vago, causada por daños traumáticos en los nervios periféricos y lesiones a nivel de la médula espinal, apareciendo la zona afectada con un pelaje oscuro y húmedo.

    La ausencia de sudoración - anhidrosis - o su disminución - hipohidrosis - aparecen en estados de deshidratación, provocando una sequedad de la piel que es fácilmente apreciable a nivel del morro en vacuno, hocico en perro y jeta en cerdo.

    Otra alteración menos frecuente de la secreción sudorípara es la hematidrosis o sudoración de sangre, debido a hemorragias de las glándulas sudoríparas causadas por diátesis hemorrágica.

    La segunda secreción cutánea a explorar es la SEBÁCEA, la cual lubrica la piel y produce un pelo suave y brillante. Al aumento patológico de la secreción sebácea se le denomina seborrea, la cual se clasifica en seborrea sicca si es de tipo seco, con la aparición de escamas fácilmente observables en la inspección (blanquecinas y secas), y en seborrea oleosa si es de tipo graso (sustancia grasa de color amarillento), llenándose la palma de la mano con un material untuoso al palpar la zona afectada. La seborrea puede ser localizada, como en las crines y maslo de la cola del caballo, o generalizada.

    La seborrea puede tener un origen primario en alteraciones del metabolismo lipídico y síndromes de malabsorción y maladigestión, al igual que en carencias vitamínicas, siendo con frecuencia secundaria, como complicación de numerosas enfermedades de naturaleza alérgica, autoinmune, infecciosa o parasitaria, aparte de aparecer por una falta de limpieza del animal.

    La disminución de la secreción sebácea se la denomina asteatosis, alteración mucho menos frecuente que aparece secundaria a enfermedades crónicas, estando el pelo del animal seco.

    Examen de la piel

    Examen general de la piel

    Comprobar la textura, elasticidad, extensibilidad, consistencia, grosor, T ª y color de la misma, comparando siempre con zonas adyacentes.

    1.- Cambios de la elasticidad, extensibilidad, consistencia y grosor de la piel:

    La piel normal es turgente, flexible y elástica, deslizándose con facilidad sobre los tejidos profundos.

    Atrofia: disminución del grosor de la piel. Disminución de los elementos constituyentes de la piel, que afecta a la epidermis y, principalmente, a la dermis, colágeno y tejido elástico. La piel aparece arrugada, transparente, observándose la red venosa subyacente. A la palpación se aprecia un adelgazamiento del tegumento, siendo fácil crear pliegues persistentes. La atrofia de la piel se puede encontrar en el hiperadrenocorticalismo canino.

    Hipotonía: pérdida de la elasticidad cutánea. Implica la aparición de una piel excesivamente arrugada, encontrándose este trastorno, además de en la atrofia cutánea, tanto en individuos malnutridos como en aquellos seniles.

    Esclerosis: condensación de los elementos que constituyen la dermis, especialmente del colágeno y del tejido elástico, dando lugar a una induración de la piel y del tejido subcutáneo, apareciendo la piel gruesa, con un aspecto brillante, dura a la palpación, no desplazándose sobre los tejidos más profundos, estando inelástica, y no dejándose plegar, pudiendo aparecer con arrugas e, incluso, grietas. Normalmente es de origen secundario a inflamaciones crónicas, trastornos nutritivos e infecciosos, siendo raramente primitiva. Cuando el engrosamiento y endurecimiento de la misma son extremos se habla de esclerodermia.

    Turgencia: característica de la piel que puede perderse, frecuentemente como consecuencia de los estados de deshidratación, debido a un exceso en la pérdida de líquidos vía digestiva, renal, cutáneo o respiratoria, o por un menor ingreso de los mismos. Esta pérdida de turgencia se comprueba mediante el signo del pliegue, cogiendo un pellizco de piel del animal, soltándolo y comprobando la velocidad con que desparece el pliegue de la piel formado. En condiciones normales el pliegue debe borrarse inmediatamente, desapareciendo de forma más o menos lenta según el grado de deshidratación del animal.

    2.- Cambios de la temperatura de la piel:

    La T ª de la piel se debe tomar con el dorso de la mano, comparando siempre áreas homónimas, y determinando si la variación en la temperatura es localizada o generalizada. Se producen aumentos generalizados en la fiebre, excitación nerviosa, ejercicio intenso, disminuyendo en el colapso circulatorio y en el hipotiroidismo. Un aumento localizado de la temperatura cutánea se produce en dermatitis alérgicas y piodermas, mientras que un descenso localizado se encuentra en obstrucciones vasculares locales, como las trombosis.

    3.- Cambios por acumulación de líquidos o gases en dermis o hipodermis:

    Edema: cúmulo de líquidos tisulares libres en los espacios intercelulares de la piel, principalmente a nivel del tejido subcutáneo. El edema aparece hinchado, redondeado, brillante y con una consistencia semiblanda. Cuando se le presiona con un dedo se desplaza el líquido permaneciendo durante un tiempo una depresión visible.

    El edema puede ser de origen inflamatorio, en golpes, por exudación serosa, apareciendo caliente, doloroso y rojizo, o bien mecánico por estasis circulatorio en alteraciones cardiovasculares y linfáticas, siendo entonces frío e indoloro.

    En estasis venoso generalizado, como en la pericarditis y miocarditis crónicas, el edema se inicia en las zonas declives (papada de lo bóvidos, extremo distal de los miembros en el perro y zona umbilical en otras especies) y tejido subcutáneo laxo, siendo simétrico y aumentando con el ejercicio físico. Otras posibles causas de edema generalizado son alteraciones renales que cursen con disminución de la excreción urinaria, y las hipoalbuminosis. Cuando el edema es muy generalizado se habla de anasarca.

    Aparece el edema localizado en la trombosis venosa y en la obstrucción de los linfáticos, denominándose elefantiasis al edema de una extremidad por alteración en la circulación de retorno de sus vasos linfáticos, observándose una pérdida de los contornos articulares.

    Enfisema cutáneo: acumulación de aire en la dermis o en el tejido subcutáneo, crepitante al presionarlo, al contrario que el edema, hinchado y blando, de consistencia elástica, originado por llegar aire del pulmón en el enfisema pulmonar, por soluciones de continuidad externas, o formado localmente por flora anaerobia productora de gas. Es frío e indoloro a la palpación y se produce un desplazamiento del aire si se aplica presión; subtimpánico o timpánico a la percusión. Puede tener una dimensión considerable en zonas como la cabeza, cuello, tórax y extremidades.

    4.- Trastornos de la pigmentación cutánea:

    Leucodermia: disminución de la pigmentación melánica de la piel. Acromía: ausencia de la misma. Puede tener un origen congénito, con distribución difusa en el caso del albinismo, o localizada en el vitíligo. La adquirida es causada por agentes físicos (cicatrices despigmentadas tras traumatismos), químicos (inyección o aplicación tópica de corticosteroides) o parasitarios (leishmaniosis), apareciendo igualmente en carencias alimentarias graves (vitaminas y aminoácidos azufrados), o como secuela de procesos inflamatorios (lupus eritematosus discoide).

    Hiperpigmentación o melanodermia: aumento de pigmentación melánica cutánea que puede ser congénito, como en el lentigo, o adquirido, en numerosos procesos como inflamaciones crónicas, neoplasias y endocrinopatías.

    Otras modificaciones de la coloración de la piel: palidez o lividez; rubicundez; cianosis; ictericia.

    Examen de las lesiones cutáneas

    Valoración de las diferentes lesiones presentes, pudiendo ser necesario, en ocasiones, recortar el pelo que las recubre para una mejor inspección o palpación de las mismas o, incluso, para realizar una biopsia de la zona.

    Se distinguirán las lesiones primarias o primitivas, aquellas que se desarrollan espontáneamente como reflejo directo de la enfermedad subyacente, de las lesiones secundarias, las cuáles han evolucionado de las primarias o han sido causadas por el propio animal o algún factor externo, cuando son dolorosas o pruriginosas.

    1.- Lesiones primarias:

    Mácula: lesión circunscrita, plana, no apreciable a la palpación y que se caracteriza por un cambio de coloración en la piel. Cuando la mácula es mayor a 2 cm se denomina mancha. Puede ser melánica o roja.

    Eritema: lesión cutánea más frecuente ya que está presente en la mayoría de las dermopatías, pudiendo ser el signo principal o incluso el único. Es un enrojecimiento congestivo de la piel, difuso o localizado, que desaparece por presión. Está causado por una dilatación de los vasos de la dermis superficial, debido a irritaciones externas de tipo traumático, térmico, solar o químico. Cuando es de pequeño tamaño se denomina roseóla.

    Púrpura: mácula de color rojo oscuro que no desaparece por la presión, reflejo de una extravasación de eritrocitos de los vasos sanguíneos de la dermis. Se llaman petequias cuando son puntiformes o lenticulares, víbices si son lineales, apareciendo en zonas de flexión, y equimosis cuando aparecen extensas, no circunscritas, y con una coloración violácea intensa. Cuando se trata de una colección de sangre circunscrita se habla de hematoma, siendo a la palpación blando y fluctuoso, estando originado en la mayoría de los casos por traumatismos. Las púrpuras evolucionan hacia una coloración ocre debido a la transformación de la hemoglobina en hemosiderina.

    *Diascopia o vitropresión: técnica que se usa para la diferenciación clínica entre el eritema y las púrpuras; se realiza mediante presión, generalmente con una pieza limpia de plástico o cristal, sobre la lesión, blanqueando si está causada por congestión vascular y no cuando es por hemorragia.

    Comedón: reflejo de un folículo piloso dilatado, a causa de una acumulación en el mismo de queratinocitos, sebo o gérmenes, que aparece como un punto negro sobre la piel. En el caso del acné felino es una lesión primaria, siendo secundaria en diversas endocrinopatías.

    Pápula: pequeña lesión circunscrita, plana o con elevación, reflejo de una condensación de la epidermis o de la dermis superficial (granito). Generalmente son lesiones de pequeño tamaño, si bien pueden confluir formando una placa. Las pápulas pueden ser de origen edematoso (con afectación epidermica o subepidérmica) o estar causadas por un infiltrado celular generalmente inflamatorio, siendo en este caso firmes y con frecuencia bien delimitadas, o bien tener un origen dismetabólico con acumulación intradérmica de sustancias amorfas, como ocurre en la amiloidosis.

    Habón o roncha: lesión claramente circunscrita, plana o elevada, pruriginosa, de un color blanco rosáceo que blanquea mediante diascopia, con una forma redonda o alargada, resultado de un edema de rápida evolución que desaparece a los minutos u horas de formarse, siendo característica la elevación oerizamiento de los pelos que lo recubren. Se encuentra normalmente como consecuencia de la picadura de insectos y de la urticaria, pudiendo en este último caso persistir algunos días, al tener un infiltrado mixto edematoso-inflamatorio.

    Angioedema: zonas de tejido conjuntivo donde hay edema que se expande un poco más.

    Nódulo: infiltrado de células inflamatorias o neoplásicas, más o menos circunscrito, que se caracteriza porque profundiza en la piel, llegando a invadir la dermis profunda e, incluso, la hipodermis. Normalmente no afecta a la superficie cutánea siendo explorado mediante palpación, percibiéndose una masa firme inserta dentro de la piel.

    Tumor: se manifiesta como un nódulo de tamaño superior, compuesto de tejido neoplásico, que puede ser de origen epitelial, melánico o conjuntivo. Tiene tendencia a persistir y crecer indefinidamente, pudiendo invadir cualquier estructura de la piel y del tejido subcutáneo.

    Vesícula: elevación translúcida de pequeño tamaño que contiene un líquido seroso claro. En los carnívoros domésticos, las vesículas son extremadamente frágiles y transitorias, debido a que su epidermis sólo posee dos o tres capas de Malpighi, adquiriendo rápidamente en los perros un aspecto de pústula al ser infiltradas por polimorfonucleares neutrófilos. Pueden ser de localización intraepidérmica (originadas por una degeneración/necrosis de los queratinocitos o por una separación de los queratinocitos por edema intercelular o espongiosis) o subepidérmica (son más raras).

    Bulla, ampolla o flictena: vesícula de tamaño superior a 1 cm. Puede ser intra o subepidérmica. Las bullas pueden ser secundarias a la acción de agentes externos, como las quemaduras de 2º grado, estar originadas en procesos autoinmunes como los pénfigos, penfigoide bulloso y dermatitis herpetiforme, aparecer en ciertas dermopatías hereditarias como la epidermólisis hereditaria, o ser causada por taxidermias, reacciones cutáneas secundarias bien a la administración de algún fármaco o bien frente alguna toxina bacteriana.

    Pústula: (vesícula con pus) colección purulenta circunscrita que hace relieve sobre la piel, pudiendo tener un tamaño variable (mm - 1 cm. de diámetro), compuesta normalmente por polimorfonucleares y células de Malpigui alteradas. Son frecuentemente de color amarillento, si bien a veces adquieren una tonalidad rojiza o rosácea, por la presencia de eritrocitos. Se denominan foliculares cuando aparece un pelo en su centro, siendo consecuencia de una infección pilosebácea, como la foliculitis, e intraepidérmicas o no foliculares si son planas, superficiales y aparecen independientes de un folículo piloso, encontrándose en piodermas, como el impétigo. Es la lesión primitiva en las piodermas y aparece con gran frfecuencia como lesión secundaria a vesículas que son infiltradas por polimorfonucleares neutrófilos.

    Absceso: lesión delimitada, blanda, caliente, dolorosa y fluctuosa a la palpación, con acumulación de pus, localizada en la dermis o tejido subcutáneo, que solamente se hace visible si drena, teniento un tamaño y profundidad mayores que el de la pústula. Normalmente se origina por heridas punzantes que se infectan o por infecciones profundas de la piel.

    Quiste: cavidad limitada por una pared conjuntiva tapizada por un epitelio, que contiene un material líquido o sólido, compuesto por restos de células cornificadas, secreciones sebáceas y apocrinas, pudiendo aparecer a la palpación blando, fluctuoso o como una masa sólida, pero siempre circunscrito.

    2.- Lesiones secundarias:

    Escama: lámina blanca, amarilla o grisácea que se desprende espontáneamente de la capa córnea de la piel, estando originada por una queratinización anormal de la epidermis, apareciendo en procesos cutáneos crónicos, como la seborrea o la sarna demodéfica.

    Collarete epidérmico: tipo de escama con forma circulas, formada alrededor de una vesícula, bulla o pústula que se ha roto, siendo un signo muy frecuente de las piodermas.

    Escara: tejido necrosado y negruzco, de diverso tamaño, generalmente seco, más o menos duro a la palpación, que permanece adherido un tiempo pero con tendencia a ser eliminado. Ej.- evolución de quemaduras intensas.

    Costra: masa sólida originada por la desecación de exudado, sangre, pus y/o medicamentos, que permanece adherida a la superficie cutánea durante un tiempo. Generalmente segundaria a erosiones y úlceras o, bien, a la ruptura de una vesícula, bulla o pústula. Coloración de amarillenta a rojiza según origen.

    Erosión: pérdida superficial de sustancia, que no se extiende más allá de la epidermis, respetando la membrana basal. Su curación no deja cicatriz. Frecuentemente secundaria a prurito. (escoriación)

    Úlcera: pérdida de sustancia más profunda que la erosión, afectando a la dermis e, incluso, el corion, dejando en su curación una cicatriz.

    Fisura o grieta: hendidura lineal que afecta a la epidermis o, incluso, a la dermis, con bordes muy definidos, que aparece en regiones de fuertes movimientos cuando la piel es gruesa e inelástica, y en las uniones mucocutáneas (Ej.- comisuras labiales o pliegues perianales).

    Cicatriz: tejido conjuntivo o fibroso de reparación que ha reemplazado la dermis y/o hipodermis, dañadas bien por un traumatismo, una quemadura o por una lesión dérmica inflamatoria intensa. Normalmente aparecen secas, atróficas, despigmentadas y con alopecia, aunque pueden estar hiperpigmentadas y se hipertróficas e, incluso, queloides. Forma y tamaño similar al de la erosión primaria.

    Hiperqueratosis: engrosamiento de la capa córnea de la epidermis, puediendo ser ortoqueratótica (la córnea mantiene su estructura normal de estratos enucleados) o paraqueratótica (presencia anormal de núcleos en la capa córnea).

    Liquenificación: engrosamiento y endurecimiento de la piel caracterizado por una acentuación de las líneas cutáneas. Frecuentemente acompañada de una hiperpigmentación de la zona afectada.

    Emisor

    Detector

    T ª normal

    Días

    T ª

    Inexacto e impreciso

    Exacto e impreciso

    Inexacto y preciso

    Exacto y preciso