Procedimientos intravenosos

Palomita. Catéter. Cánula. Procedimiento. Mantenimiento. Registro

  • Enviado por: Alberto Rio
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

PROCEDIMIENTOS INTRAVENOSOS

1 - Material

PALOMITA: Es el material más simple utilizado en la veno­clisis y el de menor riesgo de infección, pero favorece el riesgo de infiltración. Se emplea en tratamientos cortos y las venas de elección serán preferentemente las del ante­brazo y brazo.

Consta de: Aguja metálica, aletas de plástico, tubula­dura y conexión de plástico.

CÁNULA O CATETER CORTO: Se utiliza preferentemente en tratamientos largos y ofrece mayor seguridad, ya que es más difícil que se salga del torrente circulatorio si el paciente se mueve. El catéter de plástico irrita la pared venosa y favorece la flebitis (infla­mación de la vena).

Consta de: Aguja metálica fiadora, cánula de plástico recubriendo la aguja, conexión al equipo de suero y tapón para la salida de flujo.

CATETER LARGO O CENTRAL: Este sistema está reservado a tratamientos largos y situaciones tales como la medición de la presión venosa central (PVC), alimenta­ción parente­ral y tratamientos con fármacos irri­tan­tes como (antibió­ticos, antiarrítmicos, vasodepre­so­res etc.).

Consta de: Aguja metálica, cubierta protectora de la aguja, mandril que da rigidez al catéter, catéter de plástico intra-aguja, conexión al equipo de suero y tapón de control de flujo.

2 - Información

Es importante informar al enfermo de todo lo que se le va ha hacer, ya que así puede colaborar y le damos más seguri­dad ya que sabe en todo momento lo que se le está haciendo. Le evitas la angustia de no saber ni lo que le están haciendo, ni el porque.

3 - Intimidad

Hay que respetar su intimidad en todo momento, y en cual­quier técnica a realizar.

4 - Procedimiento

Como se realiza una extracción de sangre:

Aspectos básicos y comunes:

Informaremos al enfermo de lo que le haremos y nos aseguraremos que es el paciente correcto.

Prepararemos todo el material necesario que consta­rá de: Jeringas, agujas, smack, gasas, anti­séptico, guantes estériles, apósi­to, tubos de laboratorio etiquetados, empa­pa­dor y petición de analítica.

Procedimiento:

Informar al paciente.

Asepsia (lavado de manos higiénico).

Seleccionaremos la vena idónea.

Colocación de guantes de un solo uso.

Pondremos smack por encima del punto de pun­ción.

Palpar la vena.

Aseptizar la zona de manera circular desde el punto de punción hacia afuera.

Coger el material de punción con el bisel hacia arriba.

  • Fijar la vena con la otra mano y pinchar for­mando un pequeño ángulo para continuar después paralelamente a la piel.

  • Hacemos la extracción.

Qui­tamos el smack.

Retiramos aguja y jeringa

Presionar la zona puncionada con gasa para evitar la formación de un hematoma.

Inserción de cánula:

Todo será igual que en la extracción de sangre, solo que después de extraer la aguja se deja introduci­da la cánula; a continuación se coloca el equipo de suero para que la sangre no coagule y se fija la cánula a la piel con un apósito fenestrado o bien con un aposito con cinta adhesiva transpirable.

Cuando debe utili­zarse la:

Palomita: En tratamientos cortos como la administra­ción de medicamentos durante poco tiempo.

Cánula: En tratamientos más largos. Se utilizaría en cualquier persona que necesite que se le administre una medicación endovenosa durante unos días.

Catéter largo: En tratamientos más largos y la medi­ción de la PVC, en alimentación parenteral y trata­mientos con fármacos irritantes.

5 - Mantenimiento

Cambio de apósito:

Lavado higiénico de manos.

Preparación del material a utilizar.

Colocación de guantes de un solo uso.

Retirar el apósito observando para después anotar las características de este.

Colocación de guantes estériles.

Lavar la herida con gasas empapadas en suero fisio­lógico.

Secar la zona.

Aplicar polividona yodada.

Fijar el catéter con cinta adhesiva 1 cm. por debajo del punto de inserción.

Colocar un apósito nuevo para proteger la zona de inser­ción pero de manera que permita una fácil obser­vación de la zona siempre que sea necesario.

La vía central va a canalizar venas importantes que tienen contacto directo con el corazón, con lo cual las normas de asépsia serán más exhaustivas.

6 - Registro

El día y la hora en que se ha realizado.

Cantidad y tipo de solución, así como la medicación adjunta si la hubiera.

Posología y tiempo de administración.

Número de gotas por minuto.

Modelo y calibre de la aguja o del catéter.

Nombre y edad del paciente.

Observaciones sobre el estado del paciente, toleran­cia y lugar de punción.

Anomalías si las hubiera.

Además como se ha realizado la PVC anotaremos el valor que nos ha dado y los contratiempos si los hubiera.