Política entre las naciones; Hans Morgenthau

Política internacional siglo XX. Retos políticos internacionales. Guerra fría. Logro de paz

  • Enviado por: Cocol
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

POLÍTICA ENTRE LAS NACIONES

(LA LUCHA POR EL PODER Y LA PAZ)

Este libro de Hans Morgenthau, ha influenciado la política internacional y es sin lugar a duda el libro de texto de las Relaciones Internacionales.

Morgenthau en este libro trata los mismos temas, pero dándole un camino diferente, como podrían ser el interés nacional y el poder. Morgenthau, se convierte en el padre del realismo moderno y explica el funcionamiento de la política internacional desde el punto de vista del realismo. El libro escrito durante el periodo comprendido de la Guerra Fría, es tan actual como en cualquier otra edición.

Hans Morgenthau define el interés nacional en términos de poder como uno de sus seis principios de la teoría realista, también cabe mencionar que considera diferentes políticas, tanto interior como exterior y estas son la manera de mantener el poder, aumentarlo y demostrarlo.

Morgenthau es un pensador del siglo XX que más ha influenciado el pensamiento contemporáneo.

Él nos dice que el realismo propone que los actores más importantes son los Estados dentro de las Relaciones Internacionales, que estos para sobrevivir necesitan estar listos para la guerra, el poder se vuelve la razón de sobrevivir y de ser, las Relaciones Internacionales se vuelven una esfera de conflicto, no de cooperación, con todo esto Morgenthau, afirma que el político que ignore los puntos anteriores estaría actuando en un terreno peligroso.

Concibe a la política como una empresa interesada en obtener y mantener el poder, la cual no dudará en pelear por este elemento.

Hans desglosa en la primera parte la maravilla de la lucha por el poder, en donde describe y dibuja las implicaciones del poder en la política, principalmente en el plano internacional. En la segunda, retoma las válvulas de escape de estas engañosas relaciones de poder, como lo son el Derecho Internacional, las organizaciones, la ética internacional.

En la Política entre las Naciones es claro que la definición de poder no se basa en lo militar, sino que más bien apunta a lo político, en términos de influencia psicológica, y realiza una clara diferenciación entre poder como influencia “político” y poder material, que podría ser militar o económico. Por otro lado, también resulta claro que su teoría, bajo una visión realista, se desprende con total claridad del primero de los seis principios, alrededor de los cuales elabora toda su teoría.

Morgenthau reconoce 6 principios del Realismo:

  • La Política, como la sociedad en general, está regida por leyes que tienen sus raíces en la naturaleza humana que es inmutable, luego entonces, es posible desarrollar una teoría que refleje estas leyes.

  • El principal indicar de la política realista es el concepto del interés definidos en términos de poder que infunde racionalismo a la política y hace posible el entendimiento teórico de la política, el realismo subraya el racionalismo, la objetividad.

  • El realismo asume que el interés definido en términos de poder es un objetivo que es universalmente válido, el poder es el control del hombre sobre él mismo.

  • El realismo político toma en cuenta la significación de la moralidad en la política, también toma en cuenta la tensión existente entre el mandamiento moral y las necesidades para una exitosa acción política.

  • El realismo rechaza comparar las aspiraciones morales de una nación particular con las leyes éticas que rigen el universo, el concepto de interés definido en términos de poder no ayuda a no caer en la excesiva moralidad o en la idiotez política.

  • El realismo se mantiene autónomo de la esfera de política internacional, el realismo político esta basado en la concepción plural de la naturaleza humana. Un hombre que solo es político sería una bestia, por su falta de conceptos morales, para lograr una teoría autónoma de comportamiento político, el hombre político debe abstraer otros aspectos de la naturaleza humana.

  • Morgenthau habla también de la política del statu quo como la tendencia a mantener la estructura de poder existente en un determinado momento de la historia, esta cumple la función análoga a la política conservadora en el campo interno.

    La política de statu quo se manifiesta en los tratados de paz y en las organizaciones, por otro lado, la naturaleza del imperialismo como guerras victoriosas, derrotas, debilidades.

    La tercera manifestación básica de la lucha por el poder es la política de prestigio; habitualmente la política de prestigio es uno de los instrumentos mediante el cual las políticas de statu quo e imperialista tratan de llevar a cabo sus fines.

    Las aspiraciones de poder de varias naciones, cada una de ellas tratando de mantener o de quebrar el statu quo, llevan necesariamente a una configuración que se denomina como el equilibrio de poder, si este equilibrio es perturbado, ya sea por fuerza exterior o por el cambio de algunos elementos que componen el sistema, este experimenta la tendencia de establecer el viejo equilibrio o a crear uno nuevo. Así mantenerlo por medio de dividir hacia dentro, compensar con “placebos”, el despliegue de armamentos y alianzas para contener el orden.

    Hans Morgenthau también reconoce los problemas de alcanzar la paz en el mundo realista. Con dos guerras mundiales, la posibilidad de una guerra nuclear ha obligado a la búsqueda de un orden internacional y la preservación de la paz, entre los intentos más notables podemos señalar la Santa alianza, la Conferencia de Paz de la Haya, la Liga de las Naciones y las Naciones Unidas; pero quizás el problema más grande que ha enfrentado todos estos esfuerzos es el desarme, ya que la proporción excesiva de armas y su distribución mundial afecta este ideal.

    Las soluciones que expone Morgenthau para poner fin a la anarquía internacional son específicas, enfrentar problemas particulares como la debilidad del orden internacional y la tendencia a la guerra, por otro lado, el establecimiento de un gobierno internacional ha sido el aliciente de todos los amantes de la paz.

    El fracaso total para mantener la paz obliga a mayores esfuerzos, como los que hoy día se están viviendo, estamos vislumbrando una nueva guerra y dependerá de los esfuerzos en conjunto para evitar repetir los errores y horrores del pasado.