Platero y yo; Juan Ramón Jiménez

Literatura española contemporánea del siglo XX. Premio Nobel. Prosa poética. Argumento. Ideas. Valores

  • Enviado por: DOGY
  • Idioma: castellano
  • País: Ecuador Ecuador
  • 24 páginas
publicidad
cursos destacados
El Fascismo.Teoría e Interpretación
UNED
El objetivo de este curso es profundizar en el conocimiento de lo que algunos historiadores han considerado el invento...
Solicita InformaciÓn


publicidad

P L AT E R O Y Y O

Juan Ramón Jimenez

PLATERO I

Platero es pequeño y peludo tan suave que parece que no tiene huesos, lo único duro en él son sus ojos.

Cuando lo suelto en el prado él se pone a jugar con la hierba, cuando o llamo viene a mi. Le gustan las naranjas, mandarinas y como todo lo que le dan.

Es tierno y mimoso poro fuerte y seco por dentro, cuando paseo los domingos sobre el, todos dicen que debe ser de acero.

MARIPOSAS BLANCAS II

La noche llega brumosa y morada, llena de sombras, de fragancias, de pronto un hombre un hombre oscuro, baja a nosotros de una casucha, Platero se amedentra.

Ven mariposas blancas, mientras el hombre quiere clavar su pincho en el seroncillo, al no ver nada pasa Platero con el alimento sin pagar por él.

JUEGOS DE ANOCHECER III

Cuando entramos al pueblo los niños juegan a hacerse los mendigos o los pobres, mientras sus madres corren tras de ellos para darles de comer, mientras una niña forastera canta, si, si, dice, canten mientras son niños y no llega la adolescencia.

EL ECLIPSE IV

Nos metimos la mano en los bolsillos, mientras todo en la noche se iba oscureciendo más y más y todo iba quedando e una absoluta tranquilidad, convirtiéndose todo en algo tan pequeño desde la vista de la azotea, y Platero se veía como otro burro normal.

ESCALOFRÍO V

La noche continua mientras sentimos una sombra y Platero y yo nos asustamos y no sé si can su miedo o el mío Platero corre por el prado pisando la luna, para no encontrarnos con aquella sombra.

LA MIGA VI

Hay Platero como sería si tú vinieras conmigo a la escuela, sabrías contar y escribir como yo.

Pero, pensándolo bien Platero no, no sería buena idea los niños se burlarían de ti y te quitarían tu comida y te castigarían porque no entenderías las clases y te pondrían ese gorro de burro.

Así que no es buena idea, mejor ven conmigo y yo te enseñaré todo sobre las flores y el campo.

EL LOCO VII

Vestido de luto y con mi barba nazarena voy por los viñedos, los niños gitanos corren detrás de nosotros y gritan El Loco, delante el campo verde lo llena de tranquilidad, por su calma y quedan atrás los gritos de El loco.

JUDAS VIII

Mira Platero están matando a Judas, no te asustes, es sólo como la gente descarga su ira en Semana Santa contra las personas que odian pueden ser el diputado, el alcalde el cobrador de impuestos cualquiera contra quien quieran, así que comienzan a lanzar tiros de escopetas para matarlo.

LAS BREVAS IX

Era tiempo de Brevas y fuimos a comerlas en Rica estábamos los cuatro cogiendo las brevas, Rocillo fue quien primera las cogió y Adela estaba enojada porque no podía alcanzarnos ni cogerlas, nos pusimos a comer las brevas por todas parte manchándonos todos con ellas, hasta que nos comenzamos a lanzar las brevas y a jugar con ella hasta que una alcanzo a Platero y como él no podía defenderse salí yo a defenderlo comenzando otra vez el juego con las brevas.

Angelus X

Cuantas rosa caen, rosas de todos los colores; blancas, rojas, sin color, de dónde salen tantas rosas, son tan suaves y débiles que adornan todas las partes, acaso caerán del cielo para alegrarnos la vida Platero, de lo que si estoy seguro es que tus ojos son como rosas.

El Moridero XI

Si tu te mueres antes que yo Platero no irás como los otros animales que no tiene quien le quiera al carrillo del pregonero, ni a la marisma inmensa, ni al barranco del camino de los montes, tu no serás comido por los cuervos, cuando mueras yo te enterraré al pie del pino del huerto de la Piña que tanto te gustan y estarás acompañado por los cantos de los niños.

LA PUA XI

Entrando al prado Platero ha comenzado a cojear, qué la abra pasado?, se tira al suelo mostrando la ranilla de donde cuelga una púa larga y verde, se la he retirado y lo he llevado al arroyo de los lirios amarrillos para que el agua lo cuide y limpie la herida.

GOLONDRINAS XII

Han llagado las golondrinas, míralas Platero, pero están como desorientadas sin saber que hacer puesto que la primavera se ha levantado temprano este año, no saben si subir o bajar este no será un buen año para ellas, morirán de frío.

LA CUADRA XIV

Cuan llego al medio día y veo a Platero tirado en el césped, me alegro de verlo y Diana la cabra se tira a mi pecho a saludarme y a querer lamerme con su lengua rosada, mientras que Platero ya me saluda con un largo rebuzno, después trata de romper la soga que lo sostiene de la emoción de verme.

POTRO CASTRADO XV

Era hermoso con ojos negros y juguetones entro así todo él con su belleza al establo donde cuatro hombres lo vieron y uno de ellos invocando las palabras de Shakespeare dice que su belleza será su perdición y es así como lo castran y el animal pierde su belleza y galladura.

LA CASA DE ENFRENTE XVI

Como han cambiado las cosas la casa de enfrente siempre me gusto, cuando era pequeño la veía desde el balcón como la veo ahora, veía a la hija que siempre me llenaba de besos, me parecía una mujer y hasta ahora ya casada lo sigue haciendo, recuerdo al dueño que siempre le pedía dinero a mi padre, tantos recuerdos desde mi balcón.

EL NIÑO TONTO XVII

Siempre que pasaba por la calle de Don José veía al niño tonto sentado en la puerta de su casa, pero esta vez no lo vi. Era un niño que no hablaba con nadie, creo que ahora seguirá sentado pero en la puerta del cielo

LA FANTASMA XVIII

La diversión de Anita, La Manteca, era disfrazarse de Fantasma, se ponía una sabana blanca sobre ella y un poco de talco, todo lo hacía para divertirnos, pero aquella noche nos llevamos todos un susto como nuca lo habíamos tenido, puesto que estaba lloviendo y los truenos nos asustaron mucho y ver aquella sombra blanca paseándose nos asusto a todos.

PAISAJE GRANA XIX

Ha llegado el ocaso, el prado verde, las flores encendidas y transparentes, el pinar verde que se agria, dan aquella luminosidad increíble de noche, Platero se acerca a un charquero de agua y comienza a beberla suave, juntando su boca con el agua.

Este terminar del día no debería acabarse, es hermoso debería quedar inmortalizado.

EL LORO XX

Estábamos en la hacienda de mi amigo el médico, Platero, El Loro y yo, mientras jugamos se acerco una señora a preguntar por el médico, a tras de ella estaba un hombre herido con el tiro de un escopeta en el brazo, el médico lo reviso y le decía que no era nada, mientras se recuperaba, el loro repetía, no pasa nada, no pasa nada.

LA AZOTEA XXI

Platero tu no puedes ver desde la azotea como yo, no ves el atardecer como yo, a las personas en la laguna jugando, ni a la vecina lavando la ropa o a la niña de al frente arreglándose, no puedes ver nada desde aquí pero para eso estoy yo aquí para contártelo.

EL RETORNO XXII

Regresábamos con Platero, él cargado de almoraduj y yo de lirios, la tarde estaba llegando, era hermoso el cambio de colores, mientras caminábamos por el prado yo iba pensando en las ciudades, en la torre del pueblo, y hasta tanto mis lirios tenían un olor delicioso.

LA VERJA CERRADA XXIII

Cuando yo pasaba por la bodega del Diezmo, yo daba la vuelta por la pared de San Antonio e iba hacía la verja que estaba cerrada, tras de ella veía la carretera, el hermoso paisaje, lo único que me detenía era esa reja que no tenía llave y que estaba cerrada.

Algunas veces me veían los obreros y se burlaban diciéndome que nunca se habría la reja sin saber que era eso lo que me atraía de ella.

DON JOSÉ EL CURA XXIV

Nunca había escuchado tantos insultos de un solo hombre, había que verlo como hablaba de las personas, era lógico que se las sabía todas tal como lo decía en la misa de cinco, es así como montado en su burra entra en el pueblo como Jesús en su agonía.

LA PRIMAVERA XXV

Hay veces que despierto sin ganas de levantarme pero al ver la belleza de las flores por la mañana, el calor del campo, salgo y canto, y le doy gracias a Dios por darme un día como ese, en el que me hacía feliz ver el hermoso paisaje que me ofrecía el campo.

EL ALJIBE XXVI

Hay Platero tu nunca has ido al Aljibe, yo si pero y es muy bonito no es como el que tenemos aquí en la casa, es diferentes mas grande y más bonito que tiene el brocal esculpido.

EL PERRO SARNOSO XXVII

Era un perro que siempre andaba por ahí solo y triste, era desnutrido y flaco mostraba las costillas no era bien visto por nadie hasta los mismos perros le ladraban cuando lo veían. Aquel día llego dio unas cuantas vueltas y se murió, Platero lo miraba fijamente mientras Diana se escondía de untado a otro.

REMANSO XXVIII

Espera un momento parado en el prado Platero, que yo quiero ver ese remanso, que no lo había visto desde hace mucho tiempo, míralo es tan hermoso, tan limpio, se parece a mi corazón que fue herido por el amor, OH dulce remanso es bellísimo.

IDILIO DE ABRIL XXVI

Los niños han llevado a Platero al arroyo y claramente se puede ver que ha llovido, esa nube de lluvia no era mentira y por lo visto los ha alcanzado, hay que ver con la alegría que vienen, y hasta el rebuzno de Platero es dulce por la lluvia, viene cargando flores amarillas y las arranca con su boca, quien como el que puede comer flores y no enfermarse.

EL CANARIO VUELA XXX

Un día inesperado el canario salió de su jaula y voló, lo más sorprendente fue cuando lo deje libre, para que pudiera hacer con su vida lo que él quisiera, y así lo hizo, salió de la jaula, anduvo por todo la casa, por el patio hasta llegar en la noche al tejado y en la mañana siguiente estaba ahí en su jaula sin que nadie supiera ni como ni por qué

EL DEMONIO XXXI

De pronto apareció un burro, pero no un burro cualquiera, este era un burro negro y que en verdad daba miedo el sólo verlo, Platero se aterrorizo y trató de esconderse atrás mío, pero yo también estaba asustado, de pronto paso trotando frente a Platero y le dio un golpe y salió corriendo, los dos nos asustamos mucho, pero el miedo con el tiempo paso.

LIBERTAD XXXII

En el prado mientras veíamos la belleza de la naturaleza y escuchábamos el trinar de los pájaros vimos como un grupo de jóvenes tenían tendida una red para atrapar a los pájaros, fue así como subimos hasta lo más alto de la colina y los comenzamos a hacer ruido ahuyentando a los pájaros, Platerote dio las gracias acariciándome el pecho.

LOS HUNGAROS XXXIII

Míralos Platero, todos ellos son un desorden, la muchacha toda ella semidesnuda recoge las plantas, el niño se orina encima de ella, el hombre está echado en la cama, este es el tipo de familia que quieren en donde nadie haga nada por mejor.

LA NOVIA XXXIV

Era una clara mañana, una de las hermosas, el aire era fresco, subimos la colina, mientras veíamos una cinta del mar y sentíamos su brisa, de pronto Platero para sus orejas, y ahí estaba ella La Novia toda ella bellísima.

LA SANGUIJUELA XXXV

Platero que te pasa?, le esta saliendo sangre por la boca, ya lo sé, a pesar de que Platero siempre toma agua de lo más limpio y con los dientes cerrados parece que esta vez se le ha incrustado en la lengua una sanguijuela, tuve que pedir ayuda, mientras le abríamos la boca tuvimos que hacer muchas cosas puesto que no quería abrirla, cuando finalmente lo hicimos, se la saque y Platero tuvo dejó de sentir dolor a pesar de que la herida estaba fresca, tome la sanguijuela y la corte en pedazos para que no hiriera a otro burro.

LAS TRES VIEJAS XXXVI

Míralas Platero son tres viejas que vienen subiendo la colina, dejémoslas pasar, pero míralas con caminan con tanto cuidado, como si el simple aire las fuera a derrumbar, una de ellas es ciega y las otras dos la ayudan a caminar de seguro deben ir donde el médico o al hospital, son gitanas, y aún siendo viejas no han perdido su belleza y esbeltez.

LA CARRETILLA XXXVII

Mientras pasaba por el prado, escuche el sollozo de aquella niña que trataba de sacar al borricuelo que se había atascado en una carretilla, la niña gritaba al no poder sacarlo por mas que empujaba, me acerque y amarre a Platero a la carretilla e hice que tire de ella y así saque al borriquillo, la niña agradecida me regalo dos de sus mas finas naranjas.

EL PAN XXXVIII

Al medio día se comienza a oler el olor del pan, caliente, el aceite, el queso, todos les da ganas de ese pan que es delicioso, llegan los panaderos en sus caballos y golpean las puertas, las personas salen a comprarlo y los niños pobres a ver que pueden conseguir.

AGLAE XXXIX

Que guapo estas Platero, si te han bañado estas tan limpio, todo en ti luce, lo que blanco esta en su lugar y lo que es negro también, te ves tan guapo y todo por el baño que te ha dado Aglae, Platero estaba como un niño que estrena un traje nuevo, le acaricie la cabeza mientras Platero se movía de un lado hacía el otro.

EL PINO DE LA CORONA XL

Este es mi lugar favorito para descansar, es un pino hermoso que nunca envejece, no como yo, hemos crecido juntos y siempre he reposado bajo de su sombra, una vez le cortaron una rama y fue como si me la hubieran cortado a mí también, y yo sé que cuando yo tengo un dolor a él también le duele.

DARBON XLI

Carbón es el médico de Platero, es un hombre bueno, grande, rojo, gordo, no le queda ni una muela ni un diente, así que sólo come pan, y cuando lo hace lo amasa en su mano y esta con el pan en la boca por horas y después se mete otra, mastica con las encías, es un hombre tranquilo, que ríe sinceramente abriendo toda la boca, cuando ve un pajarillo y después termina en llanto viendo hacía el cementerio recordando a su hija.

EL NIÑO DEL AGUA XLII

Este es un niño que siempre esta jugando en el agua, le divierte estar en ella, juega con las flores, siempre tan libre y tranquilo sin nada que lo moleste, vive su vida jugando sólo para él para disfrutar de la vida, Platero este niño se ha llevado mi alma.

LA AMISTAD XLIII

Platero es mi mejor amigo y yo soy el suyo, siempre jugamos, Platero sabe que es lo que me gusta y dejo que él me lleve y él me lleva al Pino porque sabe que me gusta estar ahí, yo lo acarició y juego con él, a veces lo engaño pero el sabe que yo lo quiero, él se me ha rendido como una adolescente ante, siempre esta conmigo.

LA ARRULLADORA XLIV

La hija del carbonero, bonita, sucia, con ojos negros está haciendo dormir a su hermano arrullándolo, cantándole una canción de cuna, con una arrulladora tonada, mientras se cocina la comida de campo.

EL ÁRBOL DEL CORRAL XLV

Este árbol lo sembré yo mismo, cuando era pequeño pero cuando fui creciendo lo olvide y me distrajeron otras cosas, ahora ya esta grande y frondoso abarca buena parte del jardín y en esta primavera se ha puesto hermoso.

LA TÍSICA XLVI

Era ella con toda su enfermedad, salió al campo a tomar el sol tal como se lo había dicho el sol, pero lo hizo recelosa y cansada por su enfermedad, yo le preste a Platero para que saliera a pasear y por toda la ciudad la gente nos veía pasar, Platero sabía que levaba algo muy frágil y caminaba despacio.

EL ROCIO XLVII

Llevé a Platero muy limpio y guapo, todas las personas del pueblo estaban ahí, todas reunidas, primero pasaban los caballos, las mulas, después las carretillas con las hermosas jóvenes y por último los borrachos que iban gritando, todos estaban alegres, gritando ¡Viva la Virgen del Rocío!

RONSARD XLVIII

Liberé a Platero del cabestro, y sentándome junto alas flores amarillas, también Platero hizo lo mismo, me he puesto a leer, mis frases en francés, aquellas frases tan románticas y bonitas y Platero pareciese que las entendiera.

EL TÍO DE LAS VISITAS XLIX

De pronto en el silencio de la calle, se escucha un tambor retocando, todos los niños salen y comienzan a gritar, El Tío De las Visita, él comienza a cantar y a tocar el tambor mientras los niños lo siguen sin nada que darle, saca un cajón y todos quieren saber que hay en él, los niños siempre se divierten al verlo.

LA FLOR DEL CAMINO L

Ésta flor es muy hermosa siempre la vemos, cuando pasamos por aquí, siempre tan pura aunque pasen muchas personas, muchos viajeros a verla, ella siempre ésta pura, sin daños, es una hermosa flor que vivirá muy poco pero su recuerdo siempre estará con nosotros.

LORD LI

Míralo Platero, está es una fotografía de Lord, era mi perro cuando yo era pequeño, vivía con mis padres, siempre fue un perro muy hermoso, juguetón, y sobre todo fiel, cuando i padre murió él estuvo a su lado en el entierro y cuando mi madre enfermó, estuvo a su lado, sin comer ni beber por un mes, un día lo mordió un perro con rabia y tuvimos que encerrarlo pero nunca olvidaré su mirada.

EL POZO LII

Pozo, esa palabra tan hermosa, llena de alegría, de frescura, de vida, de profundidad, has visto cuando la noche llega como la luna se refleja en su profundidad, llenándolo de luz, si algún día yo me tirase a ese pozo sería para coger más fácil las estrellas.

ALBERCHIGOS LIII

Ahí viene ese niño con su burro, siempre tan felices, llenos de emoción jugueteado por el campo, yo los miro y me reflejos en ellos, a mi infancia, a nosotros juntos, cuando nosotros jugamos y salimos a caminar por el campo.

LA COZ LIV

Íbamos con Montemayor al herradero de los novillos y Platero quiso venir con nosotros no se separaba de nosotros, así que tonto se subió en él para que lo llevará y de paso para que lo cuidara, nadie se dio cuenta pero Platero comenzó a rebuznar y fue cuando me di cuenta de que tenía la vena inflamada, fue así como lo mande con tonto de regreso a casa.

ASNOGRAFÍA LV

Leí en un diccionario el significado de ASNOGRAFIA, y encontré que decía: Dijese irónicamente del asno.

Que imbesiles los que han escrito todo esto, no se dan cuenta de lo tranquilo que son los asnos, de lo puros que son, que son mejores que los hombre y que si se lo va a decir como un insulto debe ser empleado para los hombres.

CORPUS LVI

Caminábamos por la calle de la fuente mientras veíamos a la gente pasar con sus cánticos, en aquella procesión, Platero se sienta a ver que es lo que pasa, sin saber nada mientras yo le voy explicando que es lo que pasa en aquellas personas

EL PASEO LVII

Cuando salimos a pasear con Platero, él comienza a comer la hierba del prado y yo a recitar mis poemas o a hablar con él, nuestros paseos so lentos y tranquilos, mientras ve llegando la noche paseamos si ningún tipo de preocupación.

LOS GALLOS LVIII

No sé a que comparar pero las cosas eran muy confusas, había que ver las banderas todas de diferentes colores, las personas estaban todas juntas, no había espacio para nadie más y todos gritaban como lo hacen los gallos.

ANOCHECER LIX

Se habla de varias personas que al llegar la noche dejan de hacer sus cosas de costumbre mientras están metidas en el granero con la comida de los animales, mientras otros buscan algo que sane a la hija del rey que esta enferma.

EL SELLO LX

Al fin ha llegado mi sello, es tan hermoso poder tenerlo al fin, antes lo tenía un amigo con su nombre puesto en el, hasta que un día me cansé y traté de hacer uno para mi, pero no pude así que tomé un duro y me mande hacer uno con mi nombre y pueblo impreso en él, hasta que hoy por fin a llegado, y he impreso con él todo lo que está en mi casa, y he ido hoy al colegio con el sello con mi nombre Juan Ramón Jiménez- Moguer.

LA PERRA PARIDA LXI

Platero la perra de Lobato ha parido cuatro perritos, pero esta mañana se los han quitado para curar un niño, y es así con la perra se ha puesto como loca nada de un lado a otro buscando a sus crías, fue por el río hasta llegara la casa de niño de donde los ha traído de uno en uno a los cachorros y cuando abrieron la puerta sólo estaba la perra.

ELLA Y NOSOTROS LXII

Adonde irá ella Platero, se iba en el tren con rumbo al norte, nosotros la vimos desde abajo lo recuerdas, crees que ella nos haya visto, su bucles rubios, aún los recuerdo.

GORRIONES LXIII

Estas son aves muy hermosas Platero que no tienen idea de que existe un mundo mas allá del cielo y de la felicidad, son aves que viven por ellas mismas, que aman por ellas mismas, que no saben lo que es sufrimiento y lo único que hacen es volar y posarse sobre la ventana de algún poeta.

FRASCO VELEZ LXIV

Mira Platero hoy no podemos salir a la ciudad, he acabado de leer en la ciudad un letrero que dice que todo aquel que quiera sacar a un can tendrá que hacerlo con un bozal, eso Platero quiere decir que hay perros con rabia, así que hay que prevenir, no vaya a ser que un perro con rabia te muerda.

EL VERANO LXV

Ha llegado el verano, Platero ésta lleno de sangre por la picadura de los mosquitos, yo despierto de un sueño y veo las montañas y las flores amarillas, hace un calor muy fuerte y ninguno de los dos lo soporta más.

FUEGO EN LOS MONTES LXVI

Mientras comíamos comenzó a sonar la campana y todos salimos a ver como empezaba, el fuego al principio era sólo una chispa pero después se fue haciendo cada vez más fuerte hasta llegar a dar una gran humareda y fue así el comienzo de la vendimia en donde una vez mas pasaba de niño a hombre.

EL ARROYO LXVII

Mira Platero esté es el arroyo por el que solíamos pasar, pero ahora míralo se ha secado ya no hay más arroyo, es por el verano que lo ha secado todo, y es así como todas las cosas cambian y se van secando, como yo que ahora ya soy todo un hombre.

DOMINGO LXVIII

Ha llegado el domingo y todos se han ido a la procesión y nos han dejado solo, qué paz, qué tranquilidad, me siento tan bien, nos hemos ido a lo alto del monte y tu te has quedado comiendo mientras yo me siento debajo de un pino con pájaros a leer un libro, y a veces dejas de comer y me mirar y yo dejo de leer y te miro.

LOS GRILLOS LXIX

Platero y yo ya conocemos el sonido de los grillos, al comienzo es tranquilo y carrasposo pero al pasar el tiempo comienza a ser más fuerte y se van aumentando más y más grillos, mientras tanto las personas duermen en sus casa con aquel sonido arrullador.

LOS TOROS LXX

Ya ves Platero a lo que venían esos niños, a pedirte para que los acompañaras pero no te preocupes, ya les dije que ni por equivocación lo harías.

Hoy comienzan las fiestas del pueblo el canario ya ésta lista y los jardines quedan sin flores amarrillas, es triste ver a los jóvenes de la ciudad borrachos, es por eso que tú y yo iremos al campo donde todo es tan tranquilo.

TORMENTA LXXI

Platero se avecina la tormenta todas las personas se meten en sus casas para tratar de refugiarse de ella, será fuerte y pesada menos mal que nosotros estamos cubiertos, la gente se prepara para recibirla y reza el ángelus, el último ángelus antes de la tormenta.

LA VENDIMIA LXXII

En este día es la vendimia, al fin a llegado, tienes que ver la cara de las personas que están muy felices por eso, las uvas están en su punto, justo para ser aplastadas y transformadas en vino, tu Platero estas pasando de vago mientras los otros burros cargan tu aquí conmigo, mejor te hago cargar algo y después no vamos escondidos.

NOCTURNO LXXIII

Hoy he salido en la noche, es todo tan diferente, el pueblo está de fiesta y se ven la luces prenderse, los juegos pirotécnicos y las otra cosas, todo es tan sombrío tan lleno de oscuridad, todo tan solitario.

SARITO LXXIV

Cuando llegué a la vendimia los hombres me dijeron que un niño me estaba buscando y para mi sorpresa era Sarito el empleado de mi novio portorriqueña, la gente lo veía con mala cara, los hombres más que las mujeres, y estaba muerto de hambre y ya había venido peleándose con un muchacho, me contaba toda la historia mientras acariciaba a Platero.

LA ÚLTIMA SIESTA LXXV

Esta es la última siesta, las flores son amarillas al igual que el triste atardecer, me despierto sudoroso, mareado y con las hojas moviéndose a mi alrededor, todo es tan húmedo y meloso, lo único que me provoca es sueño y ante los ojos de Platero me vuelvo a dormir.

LOS FUEGOS LXXVI

En septiembre ya para finalizar las fiestas subíamos a la cima de una loma a verlos desde ahí, de repente se veían como se prendían los fuegos y como cambiaban de color de rojo a anaranjado a violeta, mientras Platero corría por todas partes sin saber que hacer.

EL VERGEL LXXVII

Como fuimos a la capital quise que Platero conociera el vergel, fuimos despacito cuesta abajo, mientras yo le contaba como era el vergel, sus flores amarillas y rojas. Cuando llegamos no dejaron pasar a Platero por ser un burro y como no lo dejaron entrar yo tampoco quise entrar y nos fuimos.

LA LUNA LXXVIII

Platero acababa de tomarse dos cubos de agua en los cuales la hermosa luna de esa noche que se reflejaba en el pozo, mientras una nube blanca la tapo por un momento y la puso encima de la colina haciéndola ver cada vez más hermosa.

ALEGRIA LXXXIX

Platero esta jugando con Diana, la perra, y con la cabra, todos saltan sin parar, y los niños juegan con Platero mientras el los cuida y se hace el tonto para que nos e lastimen y corre para hacerlos asustar.

PASAN LOS PATOS LXXX

He ido a darle agua a Platero mientras escucho como por el cielo estrellado pasan los patos con sus silbidos y como si estuvieran muy cerca se escuchan sus alas.

LA NIÑA CHICA LXXXI

Cuando Platero la ve venir se pone muy contento, rebuzna hasta mas no poder, quiere romper la cuerda de la emoción y l aniña también es feliz, toda ella vestida de blanco y melindrosa a va a buscarlo, llamándolo de la más tierna forma, Platerito, él y ella se quieren mucho y ella siempre lo llevara consigo.

EL PASTOR LXXXII

El pastor es un buen hombre, siempre sencillos y tranquilo, vive con su familia y el otro día Platero imaginarte que quería que te regalase, pero tuve que negarme, qué haría yo sin ti, y siempre quiere que tu seas suyo

EL CANARIO SE MUERE LXXXIIII

El canario se ha muerto, en este otoño quiso revivir y volver a cantar a las flores y auque trató de hacerlo no pudo, su voz todavía era quebradiza y asmática, hoy murió ante los llantos de lo niños, hoy en la noche lo enterraremos e irá si existe aun cielo para pájaros donde será feliz.

LA COLINA LXXXIV

A veces me encuentro doy mil volteretas, a veces me encuentro solo en el campo acostado en aquella colina, pensando en mi vida, en ti o leyendo un buen libro, mi querida colina que hermosa eres.

OTOÑO LXXXV

Hoy es un día de otoño donde los árboles amarrillos que saben que algún día volverán a ser verdes, son pintorescos, todos los niños juegan y las personas son muy felices por el clima tan fresco que hace.

EL PERRO ATADO LXXXVI

Míralo Platero este es el perro atado, que siempre está ladrando, ladra hacía arriba como para el sol, el cual es como el oro, todo el dorado, los niños lo ven y se admiran y el perro también lo hace y sigue ladrando.

LA TORTUGA GRIEGA LXXXVII

La encontramos con mi hermano camino a casa, desde el día en que la encontramos nos gustaba jugar con ella, era una hermosa tortuga y un día estudiando Historia Natural, la vi. en una fotografía donde decía que era una tortuga griega, después todos jugamos con ella, le disparábamos a su caparazón para ver cuan fuerte era, le gustaba los tomates y esas cosas a veces se adueñaba del gallinero.

TARDE DE OCTUBRE LXXXVIII

Ha pasado el verano y los niños han vuelto a clases, todo está tan aburrido no hay nadie con quien jugar, hay una paz y quietud increíbles, las flores han dejado de florecer para pasar a la siguiente estación.

ANTONIA LXXXIX

Quería pasar y no podía hacerlo, por mas que lo intentaba no lo lograba, cada vez se hacía mas difícil cruzar el río, Antonia trató de mil formas y no lo logro, hasta que me le acerque y se ruborizo totalmente y le di la fuerza necesaria para seguirlo haciendo, así que tomó fuerzas y cruzó.

EL RACIMO OLVIDADO XC

Hemos comenzado el otoño y con él los bellos racimos de uvas también han comenzado a salir, mientras caminamos, veo como unas niñas vienen gritando, un racimo!, un racimo! Mientras yo lo comparto con todos incluyendo a Platero.

ALMIRANTE XCI

Tu no lo conociste, él vino acá antes que tu, éramos muy amigos, salíamos todas las mañanas a cabalgar, yo montado en él, no íbamos por el río, aún conservo su placa y su bocado, un día vinieron y se lo llevaron, yo me enfermé y tuvieron que llamar al médico, hasta que un día paso como todo pasa.

VIÑETA XCII

A lo lejos se ven las semillas preparadas para la siembra, y el sol esta listo para la siembra, hoy posponemos a reposar en este tronco del árbol y reposar con un libro abierto y lo vamos a leer.

LA ESCAMA XCIII

Que diferente es la vida de la gente de aquí del pueblo, a la de los marinero, en ellos todo es alegría y con colores vivos, al finalizar la calle viven los marineros y son tan festivos, a veces viene la hija de uno de uno de ellos y les comienza a hablar de todas las riquezas que se encuentran cuando se viaja.

PINITO XCIV

Hay como me hubiera haber podido hablar con el, cuando trato de recordarlo, lo veo todo sucio y feo, con su ropa sucia de trabajo, casi no lo recuerdo y cuando lo intento no estoy seguro de que sea a él mismo al que recuerdo, su madre dice que murió por borracho.

EL RIO XCV

Mira Platero como han cambiado la casa cerca de este río, antes tal como ahora las personas vienen a pesca en él, sus aguas se han tornado rojas y los peces ya no son tan grandes como antes, lo que ha hecho que haya más pobre y algunos ricos que se benefician de ellos.

LA GRANADA XCVI

Mira esta granada nos la ha enviado Aguedilla del río de las monjas y ninguna otra fruta me ha puesto a pensar en lo ricas que se hacen son la irrigación de esa agua, por fuera la granada se ve muy bien, vamos a probarla, es deliciosa, es la fruta mas deliciosa que he probado, la granda siempre se da en esta ciudad de Moguer, por eso es símbolo de su escudo.

EL CEMENTERIO VIEJO XCVII

He querido compartir contigo y es por eso que te he traído al cementerio a escondidas del cuidador, la verdad es que no te hubiera dejado pasar, mira aquí reposan tantas personas que pasaron a otra vida diferente, mira ahí esta esa niña tan bonita y después más allá esta mi padre.

LIPIANI XCVIII

Mira Platero, abre pasa para que pasen los niños que van a verlo y se hace regalar la mitad de la comida de lo niños para que puedan acercarse más a Dios, Él es un buen hombre que da alegría a los niños.

EL CASTILLO XCIX

Me gusta subir a esta colina porque desde aquí se puede ver la hermosura de la puesta del sol y no nos molesta nadie ni molestamos a nadie, en esta colina pasan muchas cosas interesantes, por aquí entran los toros, aquí pusieron los cañones y otras cosas, sólo hay una casa y nada mas.

LA VIEJA PLAZA DE TOROS C

Nunca la conocí por dentro creo yo, sólo tengo la imagen de ella por fuera puesto que la vi. en una estampilla, era redonda y grande pero no me la imagino con gente, cuando era niño creo haber ido y jugado dentro de ella, pero ahora es todo como un sueño nada mas.

EL ECO CI

Estábamos Platero y yo en el prado viendo el hermoso día de otoño que había, mientras tanto, comencé a llamar a Platero y reboto en una gran roca y el eco regreso, Platero se asusto y rebuzno y el eco volvió a rebuznar, Platero no sabía que pasaba y estaba muy enojado, así que se fue, solo, queriendo dejarme.

SUSTO CII

Hoy mientras estábamos en el comedor con los niños comiendo, en la tranquilidad y paz que te pueden dar los niños de, cuando de repente salio corriendo Blanca a ver su madre, debías ver su cara de felicidad, pero no lo hiciste porque no sabías que era lo que pasaba en la cocina.

LA FUENTE VIEJA CIII

Mírala Platero, esa es la fuente, tan blanca, tan azul, tan celeste siempre cambiando de colores, siempre tan hermosas, tan elegante que fu pintada por varios pintores, esculpida por varios escultores, dedicada varias canciones, su belleza es grandiosa.

CAMINO CIV

Mira Platero esos árboles se ven diferentes, si Platero no tienen hojas y todo eso por que es otoño y en otoño las hojas de los árboles se caen y todo el prado se llena de hojas cafés, y podemos ver a los pájaros en las ramas sin hojas, a donde irán esas hojas ya muertas, eso nunca lo sabremos

PIÑONES CV

Platero ya estamos en noviembre, con el sol aún presente y con un venidero invierno, aún se puede llevar la ropa de otoño pero ya hace frío de invierno, Platero voy a comprarnos unos piñones, para poder disfrutarlos juntos, cuando yo era niño me gustaba comerlos, a mi con mis amigos, sacando mi navaja.

EL TORO HUIDO CVI

Mientras llegamos al naranjal nos pareció muy raro que no hubiera nadie ahí, gritamos Manuel!, y sólo nos respondió el eco de sus propio nombre, y mi presentimiento fue dado la razón cuando al darme vuelta me di cuenta de que aquel toro se había fugado, caminaba todo apurado, tomo agua y lentamente se fue a la colina.

IDILIO DE NOVIEMBRE CVII

Ya es noviembre y se pueden ver las hojas verdes de los árboles, que ya han retoñado para dar nueva luz al prado verde de noviembre, Platero esta muy feliz y tendrá que empezar a trabajar, y con las orejas caídas se ha puesto ha trabajar.

CENCERRADA CVIII

Platero estaba bien, y doña Camila también lo estaba, todos iban en procesión, muy arreglados todos, llevaban bolsas con figuras dentro, y Satanás también estaba bien arreglado, como tu sabes Platero él ha estado en 70 vendimias y hay que escucharlo toda una noche para poder oír todas sus experiencias.

LA YEGUA BLANCA CVIII

La yegua blanca ha muerto, la encontramos muerta en medio del camino, con unas niñas semidesnudas alado de ella, lo que pasó fue que Miguel se canso de tener que alimentarla y la hecho de la casa, los niños al verla comenzaron a tirarle piedras y fue así como murió, por lo vieja y por las pedradas.

CENCERRADA CIX

Platero estaba bien, y doña Camila también lo estaba, todos iban en procesión, muy arreglados todos, llevaban bolsas con figuras dentro, y Satanás también estaba bien arreglado, como tu sabes Platero él ha estado en 70 vendimias y hay que escucharlo toda una noche para poder oír todas sus experiencias.

LOS GITANOS CX

Hoy llegaron los gitanos, míralos todos felices, van camino donde el alcalde para pedir permiso para poder acampar, lo recuerdas como nos divertíamos, los burros los recuerdas, también como los robaban, pero no a Platero no lo laboran porque tendrían que cruzar toda la ciudad

LA LLAMA CXI

Siente Platero como está esta llama, es cálida, roja, hermosa, no creo que ninguna mujer pueda se comparada con esta llama de fuego, en esta noche podemos sentirnos libres porque estamos con gente que nos aprecia y nos quiere.

CONVALECENCIA CXII

Hoy he enfermado y me siento solo, sólo veo a los niños que pasan por mi ventana, sus pequeñas cabecitas y escucha los rebuznos de los burros, estoy convaleciente en mi cama sin saber que hacer, totalmente aburrido y cansado.

EL BURRO VIEJO CXIII

Hay Platero que es lo que te pasa, es que ya estas viejo, la edad ha pasado por ti, no sabes a donde ir, ni que hacer, te ves tan cansado, un día ves a un lado y al otro al otro lado como que tu vida no tuviera sentido.

EL ALBA CXIV

Ya llegada la mañana, veo a Platero bostezando de tanto dormir y me pregunto como habría sido si lo hubiera comprado un carbonero y lo tendría trabajando y no como aquí que nunca hace nada.

FLORECILLAS CXV

Dice mi madre que era una buena madre, yo ya no recuerdo a mi abuela Mamá Teresa, ella según mi mamá era una mujer duro cuyo agonizamiento fue muy extraño puesto que se puso a llamar a un jardinero, y así él debió llegársela por el camino de los jardines.

NAVIDAD CXVI

Hoy es noche buena, todos estamos reunidos y la noche s hermosa tiene varios colores, estamos reunidos alrededor de la hoguera, y los niños que no tienen nacimiento vienen a calentarse en la nuestra mientras cantan canciones de Navidad, y yo les presto a Platero.

LA CALLE DE LA RIBERA CXVII

Mira Platero es aquí donde yo nací recuerdo a los marinero que vivían en esta calle, siempre los veías parados con las piernas abiertas por la costumbre de los barcos, y con navaja en mano razón por la cual no nos dejaban acercarnos a ellos, todo ha cambiado mucho ahora no es lo mismo.

EL INVIERNO CXVIII

Al fin se puede sentir unas gotas de lluvia, las hojas amarillas se han ido y aunque aún hay sol la lluvia ya se deja sentir, muy pronto llegará el invierno, y todos los hermosos colores de otoño se habrán ido de este lugar.

LECHE DE BURRA CXIX

Hoy me he vuelto a despertar temprano porque el ciego esta sacando la leche de la burra que esta ya muy vieja, es como si la burra fuera su lazarillo, muy pronto morirá, y el ciego se quedará solo, uno de estos días lo vi pegándola en el campo y ella sin poder defenderse, esa leche será para curar a las personas de esta fiesta de Navidad.

NOCHE PURA CXX

Esta noche es hermosa, tan tranquila y callada, con tanto a colores en ella, que tu y yo Platero la contemplaremos muy despacio, no como los otros que caminan muy rápido, nosotras iremos muy cubiertos pero despacio, y daremos nuestra vida por poder contemplarla.

LA CORONA DE PEREJIL CXXI

Hoy han empezado las competencias y las niñas se han puesto a jugar, el premio era un libro, las niñas tenían que llegar hasta el naranjal, comenzaron a correr y Platero ingresó al juego y por supuesto ganó, todas se sintieron desiluacionadas, pero Platero era quien había ganado el juego y le hicimos una corona de perejil y a las niñas les di el libro.

LOS REYES MAGOS CXXII

Todos lo niños estaban esperando la llegada de la noche para ver a los Reyes Magos, ninguno quería irse a dormir, pero poco a poco fueron durmiéndose, y ya llegada la noche todos nos disfrazamos de reyes y los otros animales y pasamos una linda noche.

MONS-URIUM CXXIII

La noche de hoy es muy hermosa, y estoy viendo los regalos que me han traído de América, son realmente hermosos y tan bien hechos con nuevas técnicas, nunca olvidaré al niño que me los trajo, era tan diferente y cálido.

EL VINO CXXIV

Un día te dije que el pan era típico de Moguer pero ahora es el vino puesto que ya es época de vino, y todos en el pueblo están tomándolo, siempre se espera a la llegada del vino en septiembre y en esta cosecha también ha pasado lo mismo.

LA FÁBULA CXXV

Nunca me ha gustado leer las fábulas, me dieron miedo toda mi vida, como podía ser posible que los animales hablen y cuando estudié a los animales me gusto menos, pero hoy con estas fábulas me están gustando más pero eso si nunca leo la moraleja.

CARNAVAL CXXVI

Hoy te ves tan guapo Platero, te han disfrazado para el carnaval y te han llevado a la plaza donde muchas personas te ven y juegan contigo, pero tu te sientes mal, porque no sabes que hacer, así que tratas de huir y vienes hacía mi.

LEÓN CXXVII

Hoy mientras caminábamos por el prado, veo a un lado mío, y veo a León todo el muy arreglado y guapo, León es un buen amigo que quiere saber que es lo que escribo en mi libreta.

MOLINO DE VIENTO CXXVIII

Como cambian las cosas Platero, todo es tan diferente, antes me subía desde este balcón a ver los amaneceres más hermosos o las puestas de sol mas claras de toda mi vida, pero ya ves todo ha cambiado.

LA TORRE CXXIX

No, no Platero, no puedes subir a esta torre, desde aquí podrías ver tantas cosas, las terrazas blancas, al tren de Sevilla y muchas otras cosas que son muy lindas y muy bonitas de las que siempre te he estado hablando, pero bueno eres un burro y deberás privarte de algunas cosas.

LOS BURROS DEL ARENERO CXXX

Mira Platero a esos burros todos viejos y desgastados, cansados por el trabajo, llevan en su corazón clavado el dolor del látigo.

MADRIGAL CXXXI

Mírala Platero, es tan hermoso verla, como la hace, tan bello tan perfecto, el vuelo de estas dos mariposas es hermoso, es una blanca y otra negra, como se sentirán al volar, debe ser como yo me siento al escribir mis poemas.

LA MUERTE CXXXIII

Hoy fui a ver a Platero ene. Establo y traté de levantarlo pero no pudo hacerlo, llamé a su médico y no me dio ninguna razón de su estada, al medio día Platero, mi querido Platero murió, hinchado la barriga.

NOSTALGUIA CXXXIV

OH! Platero te extraño tanto, sé que tú nos ves desde el cielo, no ves Platero? Lo haces? Ves a los niños jugando, a los árboles floreciendo, a las flores con sus hermosos colores, Platero quiero saber si nos ves, nos ves?.

EL BORRIQUETE CXXXIV

Hoy me fui a enterrar a Platero lo lleve hasta el granero grande, ahí estará seguro, antes jugábamos con é ahí, pero ahora ya no lo haremos, los niños van para allá a jugar en verano, sé que le gustará a Platero.

MELANCOLÍA CXXXV

Hoy fuimos con todos los niños a la tumba de Platero y mientras los niños iban llegando, se iban callando en acto de respeto, todos tenían lágrimas en sus ojos y cuando me veían a mi era peor para ellos.

A PLATERO CXXXVI

Hay Platero, ya ha pasado mucho tiempo desde que moriste, pero aún te recuerdo, nuestros paseos, como yo cabalgaba en ti, con mi alma que la trasladabas, aún sé que tú me recuerdas desde el cielo.

PLATERO DE CARTÓN CXXXVII

Ha pasado un año desde tu muerte, y una amigas ha venido a mi oficina con un burro de cartón para que te recuerde, y siempre que lo veo te recuerdo como si estuvieras aquí conmigo, cuando alguien entra ya sabe que eres tu, y cuando yo estoy solo pienso que en verdad eres tu.

A PLATERO EN SU TIERRA CXXXVIII

Hoy Platero te siento más cerca, sé que tú has visto todos nuestros problemas, todo lo que nos ha pasado en nuestras vidas, y hoy yo estoy aquí con mi corazón limpio para poder verte.

IDEA PRINCIPAL

El amor de un joven hacía su burro y como se convierte en su mejor amigo

IDEAS SECUANDARIAS

La descripción de un pueblo llamado Moguer, con la belleza de la naturaleza

La descripción de la vida y costumbres de la gente de un pueblo

VALORES

AMISTAD

APOYO

SINCERIDAD

AMOR

RESPETO

GENEROSIDAD

TERNURA

DELICADEZA

BONDAD

SENSIBILIDAD

TRASCENDENCIA

CUARTO SOCIALES

RESUMEN

“PLATERO Y YO”

23-03-2004