Platelmintos

Animales triblásticos. Anatomía. Digestión. Circulación. Reproducción. Trematodos. Monogenea. Cestodos

  • Enviado por: Julio Bonet
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
cursos destacados
Series y Sucesiones
Series y Sucesiones
Curso sobre series y sucesiones que incluye definiciones básicas, criterios de convergencia, series de...
Ver más información

Productos Notables & Ejercicios resueltos Nivel 2
Productos Notables & Ejercicios resueltos Nivel 2
Aprende como trabajar con Productos Notables de forma fácil y divertida. En este curso de nivel 2...
Ver más información

publicidad

TEMA XX..........FILO PLATELMINTOS

Los platelmintos son animales triblásticos; poseen ectodermo, mesodermo y endodermo. Esto permite un aumento de la complejidad, ya que poseen una nueva capa de células para construir el cuerpo del adulto.

Los platelmientos son triblásticos acelomados. La constitución de su cuerpo es sólida; no tienen cavidades, salvo la cavidad digestiva. Entre ectodermo y endodermo aparece un tejido de relleno de origen endodérmico que es el parénquima. En el parénquima aparece una novedad muy importante; la presencia de células musculares, que permiten una gran movilidad frente a los animales diblásticos.

La presencia de mesodermo supone otras ventajas:

· Aparición de órganos excretores que, además de excretar loas sustancias nitrogenadas, se encargan de la osmorregulación. Estos órganos han permitido la conquista del medio dulciacuícola.

· Aparición de sistemas reproductores complejos que permiten la fecundación interna. Con esto, el desarrollo embrionario comienza en las vías genitales, por lo que se pueden elaborar cubiertas que protegen al embrión. Estas cubiertas protegen más al embrión, luego hay un aumento del éxito reproductor.

Todos los triblásticos presentan simetría bilateral. Como consecuencia, se desplazan en una dirección preferente, por lo que aparece la cefalización.

Los platelmintos carecen de sistemas circulatorio y respiratorio; el transporte de nutrientes se verifica por difusión celular, célula a célula. Los gases entran por la superficie del cuerpo y pasan de célula a célula, por difusión. Este sistema es muy malo; por eso son animales pequeños y de cuerpo aplanado dorsoventralmente.

El filo platelmintos está formado por 20.000 especies. "Platelminto" significa "gusano plano". Se incluyen las planarias, las duelas y las tenias. Pueden ser de vida libre, que pueden ser marinos, terrestres (húmedos) y dulciacuícolas. También pueden ser parásitos.

CARACTERÍSTICAS DIAGNÓSTICAS

Son metazoos triblásticos, de simetría bilateral, acelomados.

Su cuerpo está aplanado dorsoventralmente.

Su sistema digestivo es incompleto o ciego; tiene un único orificio de comunicación con el exterior, que es la boca. Algunos platelmintos han perdido completamente el sistema digestivo, y esto es una adaptación al parasitismo pérdida secundaria.

Poseen un sistema excretor/osmorregulador protonefridial.

No poseen sistemas circulatorio y respiratorio.

Su sistema nervioso es centralizado, y está formado por un ganglio cerebroideo y un número variable de cordones nerviosos longitudinales unidos por comisuras transversales; Es de tipo escaleriforme.

Son hermafroditas y tienen un sistema reproductor muy complejo.

CLASIFICACIÓN

El filo se divide en cuatro clases:

· Cl. Turbelarios

· Cl. Trematodos

· Cl. Monogeneas (monogenéticos)

· Cl. Cestodos.

Los turbelarios es un grupo polifilético; para muchos autores no tienen la categoría de clase. Son los platelmintos de vida libre (marinos, dulciacuícolas y terrestres). Son unas 3.000 especies, y dentro de este grupo están las planarias.

Los trematodos se conocen con el nombre de duelas. Son unas 11.000 especies, y los adultos son todos endoparásitos de sistemas de órganos de vertebrados.

Los monogenea son unas 1.000 especies de animales ectoparásitos (adultos) de vertebrados acuáticos inferiores (peces). Aparecen sobre las branquias. También pueden ser parásitos de anfibios y reptiles acuáticos (tortugas).

Los cestodos incluyen a las tenias. Son 5.000 especies. Los adultos son endoparásitos del sistema digestivo y cavidades internas de todos los grupos de vertebrados.

CLASE TURBELARIOS

ANATOMÍA EXTERNA:

Su tamaño es variable; desde microscópico, a varios centímetros.

Su color es también variable. Predominan las formas oscuras (grises, marrones, negras...). Las formas marinas suelen presentar colores vivos.

Su cuerpo es ovalado, y presenta una sección transversal circular en las especies de menor tamaño. En las formas más grandes, el cuerpo está aplanado dorsoventralmente. El aplanamiento aumenta con el tamaño.

No se pueden distinguir regiones. El extremo anterior se distingue por localizarse en él los ocelos (un par normalmente, aunque puede haber 2 ó 3 pares).

La boca se localiza sobre la superficie ventral, en la línea medioventral del cuerpo, en la primera mitad del animal.

Algunos turbelarios presentan, en el extremo anterior, unas proyecciones laterales llamadas aurículas. Son características de planarias dulciacuícolas.

Algunos presentan, en el extremo anterior, unas proyecciones a modo de tentáculos. Estos tentáculos cefálicos aparecen en un grupo llamado temnocefálidos. En su parte posterior ventral, presentan una ventosa con la que se adhieren a sus hospedadores (tortugas).

ANATOMÍA INTERNA: PARED DEL CUERPO.

Está formada por una epidermis monoestratificada de células ciliadas con microvellosidades. En ella se presentan células glandulares que vierten su secreción al exterior a través de la epidermis. La mayor parte de estas células contribuyen a formar un moco que proporciona humedad para que pueda tener lugar el intercambio gaseoso. Sobre el moco, además, se deslizan los cilios, para la locomoción.

Un tipo de célula glandular característica y exclusiva de los turbelarios es la que produce una secreción llamada rabdite, y por eso reciben el nombre de células rabditógenas. Contienen sustancias tóxicas utilizadas en la defensa.

En las células epidérmicas se localizan también gránulos de secreción que contribuyen a formar la capa de moco externa.

La epidermis tiene receptores sensoriales. Son prolongaciones citoplasmáticas de células neurosensoriales que se encuentran en el parénquima. Actúan como mecano y quimiorreceptores.

La epidermis descansa sobre una membrana basal. Bajo ella está la musculatura de la pared del cuerpo, que se dispone en una capa circular, más externa, y otra más interna, longitudinal. En los turbelarios más pequeños, la musculatura de la pared del cuerpo está formada sólo por estas dos capas. Esto es así porque el movimiento de estos animales es fundamentalmente ciliar. El movimiento de los turbelarios grandes es más muscular, y la musculatura de la pared del cuerpo está más desarrollada, apareciendo interpuestas, entre las dos capas, una capa intermedia oblicua y músculos dorsoventrales.

El parénquima está formado por un tipo de células características de los turbelarios; los neoblastos. Son células indiferenciadas y totipotentes. Tienen un papel muy importante en la regeneración de estos animales. Además de neoblastos, hay otras células, como los cromatóforos (responsables de la coloración), células musculares aisladas, y fibras de colágeno.

ALIMENTACIÓN: TUBO DIGESTIVO.

Son carnívoros (la mayoría). Se alimentan de pequeños invertebrados. También pueden ser herbívoros, y alimentarse de algas microscópicas. Algunos son simbiontes comensales, que viven en las glándulas digestivas de moluscos (bivalvos y gasterópodos), y cavidades celómicas de equinodermos, donde se alimentan de bacterias y protozoos.

El sistema digestivo comienza en la boca, que se localiza en la línea medioventral. La boca se continúa en una faringe, en la que hay células glandulares que producen un moco que facilita la deglución y, en algunos turbelarios, producen enzimas digestivas que realizan la digestión extracorporea. La faringe es de origen ectodérmico. Es pues, un estomodeo. Podemos hablar de tres tipos de faringe:

· Faringe simple: Característica de turbelarios primitivos. Es un tubo ciliado que comunica con el intestino.

· Faringe bulbosa: Tiene forma de bulbo. Se orienta perpendicularmente al eje de simetría del animal. Está dotada de musculatura. Puede ser evaginada al exterior durante la alimentación.

· Faringe plegada: Característica de turbelarios de mayor tamaño. Está plegada en el interior de la cavidad faríngea. También está dotada de musculatura. Se orienta paralelamente al eje de simetría.

A la faringe le sigue el intestino. En los turbelarios de tamaño pequeño, que poseen faringe simple o bulbosa, el intestino es un simple saco que ocupa posición dorsal. En los turbelarios de mayor tamaño, y con faringe plegada, el intestino está dividido en ramas, dotadas de divertículos ciegos. Esto supone un aumento de la superficie intestinal, y hace que el alimento llegue a todo el cuerpo (carecen de aparato circulatorio). En este intestino hay células glandulares, que producen enzimas digestivas, para realizar la digestión extracelular. Además, hay células fagocíticas que fagocitan el alimento parcialmente digerido en la luz intestinal. La digestión tiene pues, parte extracelular y parte intracelular.

TRANSPORTE INTERNO E INTERCAMBIO GASEOSO.

El transporte interno se verifica por difusión, célula a célula. El intercambio gaseoso se verifica a través de la superficie del cuerpo. La presencia de cilios y microvellosidades aumenta considerablemente la superficie dedicada al intercambio gaseoso.

EXCRECIÓN Y APARATO EXCRETOR.

La excreción es protonefridial. Al carecer de circulatorio, los protonefridios, junto con un sistema de conductos, están repartidos por todo el cuerpo. Este sistema de conductos desemboca en uno o más poros excretores o nefridioporos.

Estos nefridios funcionan sobre todo en la osmorregulación y, por tanto, están más desarrollados en las especies dulciacuícolas. La excreción se realiza a través de la superficie del cuerpo. Excretan NH3.

SISTEMA NERVIOSO Y ÓRGANOS DE LOS SENTIDOS.

La estructura del sistema nervioso es variable. Los turbelarios más primitivos tienen un sistema nervioso primitivo, formado por una concentración de neuronas anterior, de la que surgen un número variable de cordones nerviosos longitudinales. De ellos surgen nervios que conectan con un plexo nervioso, situado bajo la musculatura de la pared del cuerpo.

Los turbelarios superiores tienen un sistema nervioso completamente centralizado, formado por un ganglio cerebroideo anterior, bilobulado, del que surge un par de cordones nerviosos longitudinales ventrales, unidos mediante comisuras transversales. Es pues, escaleriforme. Tanto del ganglio cerebroideo como de los cordones, surgen nervios, que constituyen el sistema nervioso periférico.

Los órganos de los sentidos están formados por los receptores sensoriales de la epidermis. Funcionan, generalmente, como mecano y quimiorreceptores. Están esparcidos por toda la superficie del cuerpo del animal.

Pueden tener ocelos en copa (un par o más), que funcionan sólo en la detección de la intensidad luminosa. También se utilizan para localizar la dirección del foco de luz (ven sombras).

Algunos turbelarios tienen estatocistos, que se localizan cerca del ganglio cerebroideo.

REPRODUCCIÓN.

Puede ser sexual o asexual.

La reproducción asexual se verifica por fragmentación. En este proceso, tienen un papel muy importante los neoblastos del parénquima.

En cuanto a la reproducción sexual, son hermafroditas. Tienen un aparato reproductor muy complejo.

El aparato reproductor masculino está formado por un número variable de pares de testículos, que vierten los espermatozoides a los espermiductos (2), que conducen a dos vesículas seminales, que desembocan en el atrio genital, donde se localiza el órgano copulador, que es un cirro o un pene. El órgano copulador sale al exterior mediante el gonoporo.

El aparato reproductor femenino es muy complejo. Esta estructura divide a los turbelarios en dos niveles de organización:

· Turbelarios arcoóforos: Son los más primitivos. La gónada femenina produce óvulos en cuyo interior hay glándulas de vitelo. Se les llama óvulos endolecitos. A este tipo de gónada se le llama germovitelario.

· Turbelarios neóforos: La gónada femenina está separada en dos regiones; una es el ovario propiamente dicho, llamado germario, donde se producen los óvulos, que carecen de vitelo, a los que se les llama ectolecitos. La otra es el vitelario o glándula vitelógena, ya que produce células cargadas de vitelo.

El número de ovarios, independientemente de que el turbelario sea arcoóforo o neóforo, suele ser un par, aunque normalmente sólo funciona uno.

Los ovarios se continúan en los oviductos, que desembocan en el atrio genital común. En los neóforos, a lo largo del oviducto, los óvulos se van rodeando de vitelo.

En el atrio genital común hay, generalmente, una estructura llamada bolsa copuladora o receptáculo seminal en el que se reciben los espermatozoides de la cópula. La fecundación se produce en el oviducto. Los embriones permanecen un cierto tiempo en el oviducto y salen al exterior por el gonoporo. Puede haber un único gonoporo común (masculino y femenino) o un gonoporo masculino y otro femenino. En la mayoría de los turbelarios, el desarrollo es directo. En algunos turbelarios marinos, el desarrollo es indirecto y la eclosión del huevo produce un estadío larvario intermedio llamado larva de Müller o Larva de Goette (son diferentes) que dará lugar al adulto.

CLASE TREMATODOS

Son platelmintos parásitos. Esta clase se divide en dos subclases:

· Subclase Aspidogastrea

· Subclase Digenea; son los que vamos a estudiar.

Los digenea son trematodos conocidos con el nombre de duelas. Tienen ciclos de vida muy complejos, cuyos adultos son siempre endoparásitos de vertebrados pero, en su ciclo de vida, pasan por varios estadíos larvarios que se desarrollan en un hospedador intermediario diferente.

Los adultos son endoparásitos de vertebrados. Dentro de los vertebrados, pueden localizarse prácticamente en todos los sistemas de órganos. Son más abundantes en los conductos pancreáticos, pulmones, intestino, conductos biliares del hígado y sangre.

ANATOMÍA EXTERNA

Tamaño variable (0.2 mm-6 cm). Su cuerpo es ovalado y está muy aplanado dorsoventralmente. No se distinguen regiones externamente, pero se localizan las siguientes estructuras:

En el extremo anterior del cuerpo hay una ventosa llamada ventosa oral o anterior, por localizarse en ella la boca. Posee otra ventosa en la superficie ventral del tercio anterior del animal, que recibe el nombre de ventosa ventral o acetábulo. Estas ventosas son consecuencia de su modo de vida parásito.

En el extremo posterior hay un orificio llamado poro excretor.

PARED DEL CUERPO.

Está formada por una epidermis de naturaleza sincitial que carece de cilios, pero tiene microvellosidades modificadas. Los núcleos del sincitio epidérmico se localizan en el parénquima subyecente a la epidermis. A este tipo de epidermis se le llama tegumento.

En el sincitio epidérmico se pueden formar espinas que sirven para aumentar la fijación en el hospedador. El tegumento descansa sobre una membrana basal, bajo la cual se localiza la musculatura de la pared del cuerpo, que se organiza en una capa externa circular, y otra más interna, longitudinal.

El tegumento es importante, ya que sirve para:

· Proteger al parásito del ambiente hostil del hospedador.

· Realizar la absorción de algunos nutrientes (glucosa, algunos aminoácidos...)

· Excretar deshechos nitrogenados.

· Intercambio gaseoso.

TUBO DIGESTIVO.

Está muy poco desarrollado, ya que estos animales viven en un ambiente donde abundan los nutrientes.

En la línea medioventral se localiza la boca, a la que le sigue una faringe muy musculosa, que continúa con un corto hexófago que desemboca en dos ciegos intestinales que recorren el cuerpo del animal en dirección posterior.

Hay digestión extracelular en la luz de los ciegos intestinales, e intracelular, en las células intestinales.

La mayoría del alimento pasa a través del tubo digestivo. Algunos alimentos pueden absorverse a través del tegumento.

INTERCAMBIO GASEOSO.

Muchos de estos animales, cuando se localizan en zonas con poco oxígeno, se disponen en zonas de rutas anaeróbicas para obtener energía.

EXCRECIÓN.

La excreción es protonefridial. Los protonefridios están esparcidos por todo el cuerpo. Desembocan en dos conductos excretores (nefridioductos), localizados a ambos lados del cuerpo.

Los nefridioductos desembocan en un ensanchamiento que funciona como vejiga, que desemboca al exterior mediante el poro excretor.

Estos protonefridios se utilizan para la osmorregulación, para excretar algunos metabolitos, como el Fe en los digenea hematófagos. Los nitrogenados son excretados a través de la superficie del cuerpo.

SISTEMA NERVIOSO Y ÓRGANOS DE LOS SENTIDOS

El sistema nervioso está formado por un ganglio cerebroideo bilobulado situado en el extremo anterior del cuerpo, del que surgen tres pares de cordones nerviosos longitudinales. El par ventral está más desarrollado que el resto. Están unidos por comisuras transversales. No existen ganglios.

De los cordones surge un plexo nervioso que se localiza bajo la epidermis.

Los órganos de los sentidos están poco desarrollados, porque, donde viven, existen muy pocos estímulos. No existen ocelos ni estatocistos; Tienen unas papilas sensoriales, localizadas sobre la superficie del cuerpo.

APARATO REPRODUCTOR

Son hermafroditas de fecundación interna, y generalmente cruzada.

El aparato reproductor masculino está formado por dos testículos. Cada testículo se continúa en un espermiducto. Ambos conductos confluyen en un espermiducto común; la vesícula seminal. Esta vesícula se continúa en el órgano copulador (cirro), que se evagina al exterior a través del gonoporo. Tanto la vesícula como el órgano copulador están dentro de una estructura llamada bolsa del cirro

El aparato reproductor masculino es muy similar al de los turbelarios neóforos, ya que la gónada femenina se divide en un germario (ovario) y un vitelario (produce glándulas vitelógenas). Existe un único ovario, que produce huevos isolecitos. El ovario se continúa con el oviducto, y este desemboca en una cámara llamada ootipo. Al ootipo desembocan también otras estructuras:

· Glándulas de Mehlis, que vierten una secreción que sirve para contribuir a formar la cáscara del huevo. Esta secreción lubrica también las paredes del útero para que avancen los huevos fácilmente, y activa los espermatozoides para que tenga lugar la fecundación.

· Canal de Laurer, que procede de la superficie dorsal del animal, donde se abre. Funciona como vagina. Por él, entran los espermatozoides. Evita la autofecundación. No todos los digenea tienen este canal. Los que carecen de él pueden autofecundarse.

El ootipo se continúa con el útero, que es muy largo y llega hasta el extremo anterior, donde se abre por el gonoporo común

Los espermatozoides que llegan a otro individuo se almacenan en el receptáculo seminal, que es una bolsa que conecta con el ootipo, o bien con el canal de Laurer. En el ovario se producen los óvulos, que pasan al oviducto, donde se produce la fecundación. Los huevos pasan al ootipo. El ootipo recibe la secreción de las glándulas de Mehlis, para empezar a formar la cáscara, así como las glándulas vitelógenas. Comienza el desarrollo embrionario. Los huevos fecundados salen al exterior por el gonoporo común.

En aquellos digenea que carecen de canal de laurer, la última porción del útero funciona como vagina.

Cuando hay canal de Laurer, la fecundación es interna y cruzada. Si no lo hay, puede darse la autofecundación. Los huevos salen al exterior, a través de las heces, la orina o los esputos del vertebrado que lo aloja. En el exterior, el huevo sigue el siguiente ciclo de vida:

El miracidio nada hasta que encuentra un gasterópodo acuático (caracol), que es el hospedador intermediario adecuado.

Cuando no cae en medio acuático, es ingerido por un caracol, donde se transforma en miracidio.

En ambos casos, dentro del caracol el miracidio se transforma en el segundo estadío larvario; el esporoquiste, en el que se formarán multitud de estadíos larvarios llamados redias. Dentro de cada redia, se formarán multitud de cercarias (nuevo estadío larvario), que abandonan el caracol, nadan y se fijan gracias a sus ventosas. Se alimentan, ya que poseen tubo digestivo, y esperan a que pase cerca el segundo hospedador intermediario; un artrópodo o un pez. Penetran en él, se enquistan y se transforman en el último estadío larvario; la metacercaria. Esta espera a que el segundo hospedador intermediario sea ingerido por el vertebrado. Una vez dentro del vertebrado, se transformará en adulto, que pondrá los huevos.

En algunos digenea, la cercaria, en el exterior del caracol, se transforma directamente en metacercaria, que se enquista en la vegetación, donde espera a ser ingerido por el hospedador definitivo, donde se hace adulto.

Este ciclo de vida es tan complicado porque evita competencias con otros animales, aunque, de este modo, hay gran mortalidad, ya que es una cuestión de azar que se complete el ciclo. Esto se compensa poniendo un número de huevos elevadísimo. El número de descendientes aumenta mucho, ya que hay dos fases de reproducción asexual; de esporoquiste a redia y de redia a cercaria.

CLASE MONOGENEA

Son platelmintos ectoparásitos de vertebrados acuáticos, generalmente peces, pero también reptiles (tortugas) y anfibios. Viven sobre su piel.

Su cuerpo se divide en tres regiones:

· Región anterior o cefálica:

En ella se localiza una estructura para la fijación en el hospedador, llamada prohaptor, formado por dos estructuras adhesivas.

· Tronco:

No tiene ventosas, al contrario que en los digenea.

· Opistohaptor:

De forma variable. Puede tener ganchos, ventosas o alguna otra estructura para la vijación.

Tienen tantas estructuras para la fijación para evitar que el hospedador se desprenda de él. Además, le sirven para desplazarse sobre la superficie del hospedador.

ANATOMÍA INTERNA: Es muy similar a la de los digenea.

CICLO DE VIDA:

Es más sencillo que el de los digenea: El adulto, que está sobre el vertebrado, expulsa los huevos al agua, donde eclosionan y se transforman en un estadío larvario llamado oncomiracidio, que nada libremente, se alimenta y, cuando ve pasar un hospedador adecuado, se fija sobre él, sufre metamorfosis y se transforma en el adulto.

CLASE CESTODOS

Son platelmintos parásitos, cuyos adultos suelen ser endoparásitos intestinales de vertebrados. Se dividen en dos subclases:

· Subcl. Cestodaria

· Subcl. Eucestoda, que son las tenias. Son los que vamos a estudiar.

ANATOMÍA EXTERNA

Su cuerpo se divide en las siguiente regiones:

· Región anterior o cefálica: Llamada escolex.Está dotada de estructuras para la fijación; ganchos, botridios, ventosas... Los ganchos forman parte de una estructura llamada vostelo, que es móvil. Los botridios sirven para encajar en las vellosidades intestinales.

· Cuello: Es una corta región proliferativa, ya que a partir de él surge el resto del cuerpo.

· Estróbilo: Formado por multitud de proglótides. Internamente, los proglótides se diferencian en tres clases:

  • Proglótides inmaduros: Son los que están más cerca del cuello. Se acaban de formar. No tienen el aparato reproductor desarrollado.

  • Proglótides maduros: El aparato reproductor está desarrollado completamente.

  • Proglótides grávidos: El aparato reproductor ya ha funcionado, y el proglótide está cargado de huevos fecundados. Se desprenden continuamente del estróbilo y son expulsados con las heces del hospedador.

ANATOMÍA INTERNA: PARED DEL CUERPO

Es muy similar a la de los digenea. Poseen un tegumento sincitial, cuyos núcleos se localizan en el parénquima subyacente. El tegumento descansa sobre la membrana basal, bajo la cual está la musculatura, formada por una capa externa circular, y otra interna, longitudinal.

En el tegumento hay microvellosidades modificadas llamadas microtricos, en cuyos extremos hay depósitos de proteínas endurecidas. Estas microvellosidades se interdigitan con las vellosidades intestinales del hospedador.

TUBO DIGESTIVO:

Carecen de él. Es una pérdida secundaria, consecuencia de su adaptación al parasitismo. La absorción de los nutrientes se verifica a través de la superficie del cuerpo, para lo que vienen muy bien los microtricos.

METABOLISMO: Practican el metabolismo anaerobio.

SISTEMA EXCRETOR:

De tipo protonefridial. Las células terminales vierten en dos pares de conductos excretores (uno a cada lado del cuerpo; uno dorsolateral y otro ventrolateral). Estos conductos se extienden a lo largo del estróbilo y desembocan en dos poros excretores, situados en el último proglótide. Cuando este se desprende, el poro excretor se forma en el proglótide anterior.

SISTEMA NERVIOSO: Formado por:

· Ganglio cerebroideo: Localizado en el escolex, que tiene forma de anillo en el que existen ganglios nerviosos. Hay tantos ganglios como ventosas hay en el escolex.

· Cordones nerviosos longitudinales: Generalmente hay tres pares. Se extienden por todo el estróbilo. A nivel de cada proglótide, los cordones nerviosos están conectados entre sí por comisuras nerviosas, que forman un anillo.

APARATO REPRODUCTOR:

Son hermafroditas, muy similar a los digenea.

Aparato reproductor masculino: Poseen un número variable de testículos. Cada uno vierte a un conducto. Todos los conductos confluyen en un conducto deferente, que se continúa en la vesícula seminal, que se continúa con el órgano copulador (cirro), que está alojado en la bolsa del cirro. El cirro puede ser evaginado al exterior por el gonoporo común.

Aparato reproductor femenino: Es muy similar al de los digenea. La gónada femenina está dividida en un ovario que produce óvulos, y las glándulas vitelógenas. El ovario se continúa en el oviducto, que desemboca junto con el canal vitelógeno, en el ootipo, donde también vierten las glándulas de Mehlis.

Del ootipo surge un conducto que llega al receptáculo seminal, que va bien a la vagina o bien al gonoporo común. Del ootipo surge también el útero, que es ciego; no comunica con el exterior. Se desarrolla a medida que se va cargando de huevos fecundados.

Hay especies en las que, en cada proglótide, hay un único juego de aparato reproductor (uno femenino y uno masculino por proglótide), o puede haber dos juegos por proglótide. Cuando hay dos juegos, cada uno desemboca en un gonoporo común.

Cuando hay un solo juego, pueden suceder dos cosas; Que se localicen todos al mismo lado del cuerpo, que se dispongan alternativamente.

La fecundación es interna, y generalmente cruzada. Puede existir autofecundación, ya que pueden doblar el cuerpo.