Plantas medicinales del Paraguay

Herbología. Medicina natural. Azafrán. Palo de lija. Albahaca. Anís. Manzanilla. Marcela. Sésamo. Chicoria. Áloe

  • Enviado por: Anita Fs
  • Idioma: castellano
  • País: Paraguay Paraguay
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Ejercicios resueltos de Cinemática Unidimensional!
Ejercicios resueltos de Cinemática Unidimensional!
En este curso de casi 2 horas, el profesor Carlos Millán explica el tema de Cinemática Unidimensional,...
Ver más información

Cálculo Vectorial
Cálculo Vectorial
En este curso aprenderemos los siguientes temas: + Campos vectoriales. Gradiente + Integrales de línea + Teorema...
Ver más información

publicidad

Plantas medicinales del Paraguay

En nuestro país es aún de uso generalizado por nuestro pueblo el herbario medicinal nativo, en formas diversas (infusión, decocción, macerado, etc.) y esto nos viene de épocas remotas; son conocimientos de los indios guaraníes sobre las plantas autóctonas, recogidos y recopilados por los jesuitas y por los naturalistas que nos visitaron y otras importadas y aclimatadas en el país. En varios países vecinos, y ya también en el nuestro, la industria farmacéutica prepara extractos y fórmulas a base de las plantas medicinales que la gente usa ampliamente.

En este trabajo va en orden: el nombre vulgar, el nombre botánico, la clasificación, las propiedades y virtudes que se les atribuye y los usos de nuestras plantas medicinales más conocidas, usadas hoy por nuestro pueblo, en su grande mayoría autóctona y algunas importadas.

Muchas plantas y sus partes ya han sido analizadas, un poco aquí, pero especialmente en Brasil, Argentina, Uruguay y aún en Europa y Los Estados Unidos, y conocemos su composición en principios, alcaloides, proteínas, carbohidratos, grasas, sales minerales, vitaminas, etc. que citamos en el texto.

La clasificación botánica la tomamos especialmente de nuestros botánicos o de los que aquí trabajaron, como Teodoro Rojas, Hassler, Fiebrig-Gertz, Bertoni, Balansa, etc.

El área en que se encuentran las plantas citadas en este catálogo, como usadas en el Paraguay, no se restringe en hábitat y usos a nuestro actual territorio y se extiende a los vecinos, especialmente Brasil y Argentina; es que esas plantas crecen o se cultivan en climas análogos y en suelos de composición parecidas. Además, en las descripciones hechas por los naturalistas, en siglos pasados, al referirse al Paraguay, se estaba refiriendo a territorios que entonces formaban parte del Paraguay, que empezó siendo la Provincia Gigante de las Indias, pasó a ser Gobernación extensa, luego Intendencia, para finalmente, por desmembramientos y despojos que fue sufriendo, quedar reducido a sus actuales límites geográficos.

Es necesario realizar esta investigación sobre las plantas medicinales, porque no tenemos una recopilación sistemática de las propiedades y usos de nuestras plantas medicinales, porque las pocas que hay más recientes no son completas, y porque las obras y publicaciones antiguas son difícilmente accesibles, porque se hayan agotadas o muy dispersas.

Azafrán

Nombre botánico: Crocus Sativus.

Del azafrán se prepara: tintura, jarabe, infusión, píldoras. Se usa té de los estigmas como estomáquico y sedante. Es estimulante, carminativo, emenagogo y abortivo.

Muy bueno para la tos convulsa y los ataques de asma. Es un excelente remedio refrescante. De la hermosa planta del azafrán se utilizan los estigmas, o sea, las partes de las flores de un color rojo fuerte.

Es muy útil para los enfermos de piedras en los riñones, vejiga e hígado.

Sobre las hemorroides en estado de inflamación aplicar cataplasmas calientes de un preparado de azafrán.

Es muy recomendado para combatir los fuegos en los labios (herpes).

El azafrán tiene propiedades narcóticas como el opio, por tanto no se recomienda su uso en grandes cantidades.

Forma de preparar:

  • Para calmar accesos de asma, tos convulsa e histeria; para los enfermos de piedras en los riñones, vejiga e hígado: Se prepara un té con 10 gramos de flores de azafrán, hervidas en 2 litros de agua por 2 minutos y dejar reposar por 15 minutos.

  • Para las hemorroides en estado de inflamación: Aplicar sobre éstas un preparado de azafrán en proporción de 3 gramos de flores hervidas durante 3 minutos en 1 litro de agua.

Amba'y Sayju (Palo de Lija)

Nombre botánico: Cecropia adenopus de Martius

Es una planta que crece en varias partes de nuestro país. Su plantación es fácil y sus propiedades medicinales muy grandes.

Es conocida y apreciada por su gran acción curativa. Entre sus propiedades medicinales más destacadas se pueden citar la de ser un buen calmante de la tos, tos convulsa, bronquitis y asma.

El Amba'y adquiere mucha más fuerza y poder si se mezcla en el té con las hojas del kambará y las hojas del mburukujá.

Es recomendado, además, para los tratamientos de las enfermedades del corazón, pues constituye un excelente cardiotónico y regulariza los latidos en la insuficiencia cardiaca.

Por su gran poder curativo, hoy en día ya existen en las farmacias jarabe de amaba'y, caramelos de amba'y, etc., pero es mejor utilizarla en su estado fresco.

Forma de preparación: Se prepara el té con un puñado de hojas frescas picadas que se echa en un litro de agua hirviendo Se deja reposar por 10 minutos. Se toman 3 tazas por día con miel o azúcar negra de caña.

Albahaca

Nombre botánico: Ocimun Basilicum

La albahaca es un remedio especial para tratar la gonorrea o purgación. Calma el ardor al orinar, producido por las enfermedades venéreas.

También se es muy utilizada en la cocina, como condimento, por su exquisito sabor. Posee una acción estimulante y estomacal, pues ahuyenta las ventosidades del intestino.

Formas de preparar:

  • Para tratar el resfriado, hay que sumergir 10 gramos de albahaca en vino blanco bien caliente, durante 15 minutos. Este mismo conocimiento también sirve para aumentar la leche en las mujeres.

  • Para combatir la sequedad del vientre o estreñimiento, hay que preparar el siguiente brebaje: en un cuarto de litro de vino blanco y un cuarto de aceite de oliva, se hierven, durante 3 minutos, 20 gramos de hoja de albahaca picada. Tomarlo en 4 cucharadas soperas diarias.

  • Para las afecciones de los labios y párpados, y los pezones lastimados, preparar hojas secas trituradas y machacadas con manteca sin sal, formando una pomada que se aplica en la parte dolorida.

  • Para calmar el ardor al orinar, hay que tomar un té elaborado con una cucharadita de semilla de albahaca en medio litro de agua.

Anís

Nombre botánico: Pimpinela anisum

Se aconseja el té de anís para evitar los catarros pulmonares, la gripe, la influenza (ataques de fiebre, dolor de cabeza y malestar general), toses y demás afecciones catarrales.

El té de anís ayuda a eliminar los gases intestinales. Es bueno para combatir el hipo.

El anís estrellado tiene similares poderes curativos y es más recomendado para despejar la mente, combate la hipocondría y la tristeza, y es buena para los gases intestinales.

Los granos de anís contienen ácido benzoico, esencia, aceite grasa, tanino y goma.

Formas de preparar:

  • Echar una cucharada de anís machacado en un litro de agua hirviendo. Dejar reposar por 20 minutos. Este preparado es muy bueno contra los gases en el estómago e intestino, cólicos del vientre.

  • Frotando en la cabeza con unas gotas de aceite de anís, se matan los piojos.

  • Frotando el vientre con aceite de anís caliente se calman los cólicos y dolores de barriga.

Manzanilla

Nombre botánico: Anthemis nobilis

Se usa en forma de té bien caliente. Se debe cuidar de no dejar mucho tiempo la manzanilla en agua caliente y de tapar bien la taza, si no el aceite esencial de la manzanilla se evapora y el té queda sin el efecto esperado.

Formas de preparar:

  • Su principal empleo es contra los dolores del vientre: se bebe una taza de té y al mismo tiempo se aplica un fomento caliente de manzanilla sobre el vientre.

  • La infusión de manzanilla se emplea con eficacia para lavar heridas y llagas de mucha duración.

  • Una taza de té de manzanilla tomada caliente enseguida después de comer algo facilita la digestión, quita los calambres y disminuye la acidez.

  • En los resfríos y dolores reumáticos el té caliente de manzanilla provoca sudor y calma los dolores.

  • El uso de manzanilla en infusión con vino blanco caliente produce los mismos efectos. Las personas que al levantarse tienen mal olor en la boca se enjuagan con té de manzanilla.

  • El aceite de manzanilla da buenos resultados en el uso externo, es decir, en fricciones para curar los dolores del reumatismo articular; en éste último, se friccionan con suavidad las coyunturas inflamadas.

  • Su preparación se efectúa de la siguiente forma: en aceite de oliva algo caliente se pone una gran cantidad de flores pequeñas y se agitan cinco veces por día.

Marcela

Nombre botánico: Achycoclyne satureoides, D.C.

Muy eficaz en el tratamiento del asma bronquial. Existen la Marcela macho y la hembra. Ambas tienen buenas propiedades medicinales y son especialmente recomendadas para tratar el asma y más aún para curar el asma bronquial. Pertenece a la familia de las compuestas. Es una planta que abunda en la zona de Itapúa en nuestro país.

Formas de preparar:

  • Para tratar el asma se prepara un cocimiento de 30 gramos de Marcela que se hierven en un litro de agua durante 3 minutos.

  • Se toma caliente endulzado con miel de abejas. Los que sufren de asma y a la vez son diabéticos pueden preparar el té de Marcela y endulzarlo con ka'a he'e.

  • Es recomendado para los diabéticos, pues regula la fabricación y combustión del azúcar en el organismo.

  • Tiene muy buenos efectos medicinales en las dolencias estomacales, para lo cual se debe tomar la infusión después de las comidas; con esto se evitan, además los cólicos, la pesadez, las fermentaciones y la sequedad del vientre,

  • Lavajes con el cocimiento al 30% curan los flujos blancos de las mujeres y también el vaginismo.

Sésamo

Esta planta, a pesar de que es de origen de las Indias Orientales, se desarrolla muy bien en nuestro país y en los vecinos, y sus productos son tan abundantes y buenos como en su patria de origen.

Las hojas frescas, recién cortadas, picadas y puestas en agua fría, son una bebida sana y refrescante.

Para curar las diarreas crónicas se ponen las hojas en agua hirviente y cuando el agua se vuelve viscosa, se toma este líquido a gusto. La cantidad de hojas es, según los casos, de dos a cuatro por ciento, Las flores tienen las mismas propiedades,

Con la semilla se prepara una horchata que es indicada en las enfermedades febriles.

Este aceite es un excelente tónico, tomado en ayunas.

También sirve para suavizar le cutis y para untar las partes inflamadas de la piel.

Con miel de abejas, almidón y aceite de las semillas de sésamo se prepara la famosa javlá.

El aceite de semillas se consigue por presión.

Chicoria

Nombre botánico: Chicorium Intybus

La chicoria es una pequeña planta que crece en los terrenos no cultivados o en los bordes de los caminos. Hoy en día se está cultivando con mucho éxito en nuestro medio.

Mientras dure el tratamiento con el uso de este vegetal no se debe consumir ningún tipo de carnes, fritura o alcohol.

Es un excelente medicamento contra las infecciones del hígado y los riñones.

La chicoria es buena para limpiar los riñones, el bazo y la vesícula de la hiel, y para aumentar el apetito.

El té que se elabora con esta planta es también recomendada para los tísicos, asmáticos y para los que sufren de catarros crónicos de los pulmones.

Formas de preparar:

  • En un litro de agua hay que hervir durante 3 minutos, unos 30 a 50 gramos de raíz de chicoria, cortada y secada a la sombra,

  • Para los trastornos del hígado y los riñones se debe tomar 4 cucharadas diarias de este té.

  • Para tratar los trastornos crónicos del hígado, de las hemorroides, de la ictericia y la hipocondría, hay que hervir el mismo preparado en forma de jarabe. Se debe beber una taza en ayunas durante 30 días 2 cucharadas cada 2 horas.

  • Para evitar los esputos con sangre, hay que tomar 3 cucharadas por día del jugo de la raíz.

  • Una cura de cuatro semanas con chicoria de verano limpia la sangre y fortalece los órganos internos.

  • Las flores hervidas en agua son muy buenas para limpiar los ojos inflamados y alérgicos. El brebaje se debe usar frío.

Aloe

Nombre botánico: Amígdalas Comunas

Es un buen laxante, fortificante estomacal y fabuloso humectante de la piel. Muy recomendado para las quemaduras utilizándolo en forma externa.

El aloe ha alcanzado mucha importancia en la actualidad, debido a su utilización con gran éxito en la cosmética, por su gran poder humectante, elastizante y calmante,

Es muy eficaz contra los estreñimientos, especialmente para adultos.

Existen varias clases de Aloe. En nuestro país se conocen 3 variedades: el de hojas verdes, carnosas y gruesas, contiene mucha aloetina, aloína, con mucho sabor al yodo. El aloe que se conoce con el nombre de estrella de mar, con hojas verdes y puntitos blancos, es el más suave y puede ser utilizado con mayor eficacia por las mujeres como máscara elastizante, en el rostro, área de los ojos y manos. También está el aloe cuerno de cabra, con muchas ramificaciones.

Todas las variedades de aloe poseen muy buenas propiedades medicinales….

Formas de preparar:

  • En dosis de medio gramo, tomado en té de tilo, es purgante.

  • Las dosis menores son laxantes y purificadores del estómago.

  • El aloe obra sobre los intestinos y la matriz, por tanto no debe ser tomado por las embarazadas ni los que sufren hemorroides crónicas.

  • Lo que cabe de aloe en la punta de un cuchillo agitado en un vaso de agua caliente resulta un remedio contra las inflamaciones de los ojos. Para ello hay que lavarse varias veces por día en esta agua, una vez que esté fría.

  • LA misma agua es buena para lavar heridas llagas, úlceras, quemaduras.

  • Aplicando 10 gramos de aloe triturado con 5 gramos de mirra sobre heridas recientes, las contrae y cura.

ANEXOS

BIBLIOGRAFÍA:

  • Catálogo de plantas medicinales usadas en el Paraguay - Dionisio M. Gonzáles Torres.

  • Medicina natural tomo 1 - Última hora.

  • Internet Explorer