Personalidad

Psicosociología. Factores. Desarrollo social. Adolescencia. Conducta. Adolescentes. Rasgos personales. Identidad. Persona. Individuo

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 5 páginas

publicidad

Definiciones de Personalidad

La personalidad es única en cada ser humano, si bien hay quienes tienen muchos rasgos en común. Ella expresa las características o formas de ser de una persona en tanto diferente de todas las demás ya que es la síntesis de la forma más habitual de conducirse física, psicológica y socialmente en las distintas circunstancias de la vida de cada uno.

 

·        Son los factores mas o menos estables  que hacen que la conducta de una persona sea consistente en diferentes ocasiones y distinta de la conducta que otras personas mostrarían en situaciones comparables

·        La personalidad es menos un producto terminado que un proceso fluyente. Si bien tiene algunos rasgos estables, está al mismo tiempo sufriendo continuamente el cambio.

·        Son las estructuras y procesos psicológicos subyacentes y relativamente estables que organiza a la experiencia humana

·        Es la configuración única que toma en el transcurso de la historia de un individuo el conjunto de los sistemas responsables de la conducta

·        Es la organización dinámica de los sistemas psicofísicos que determinan los ajustes únicos del individuo al medio circundante.

·        El punto de partida de la personalidad es, como en la psicología general, una concepción del hombre.

·        La personalidad es a la vez el resultado de la conducta y aquello que conduce, personalidad y conducta son, pues dos aspectos complementarios de una misma historia.

¿En qué consiste el desarrollo social y la personalidad en la adolescencia?

 

Cuando se habla de personalidad, se trata frecuentemente del conjunto de las facultades, capacidades, sentimientos, que forman el ser espiritual el hombre. Se trata de la personalidad psicológica.

 

Pero tratando de la conducta, nos vamos a referir de manera especial a la personalidad moral. Esta es el desarrollo armonioso de todas las facultades con que la naturaleza ha dotado a la persona.

 

Será muy interesante que observemos lo significado por esta definición cumpliéndose en aquellas personas reconocidas como bien educadas y moralmente virtuosas. Los que son aficionados a la lectura de biografías de hombres célebres, grandes maestros, artistas, sabios, santos, estadistas de renombre, verán que en todos ellos hubo un desarrollo armonioso e sus facultades espirituales, aunque, como humanos, tuvieran algunos defectos.

 

El hombre es un ser compuesto de cuerpo y alma, que constituyen su naturaleza humana. La naturaleza humana actúa a través de las facultades, o sea, de las capacidades que disponen al hombre a actuar.

 

Hay facultades corporales, o del cuerpo, como por ejemplo los sentidos de la vista, oído, tacto, gusto, olfato. También las pasiones, instintos, afectos, sentimientos. Y hay facultades espirituales, dirigidas directamente por el alma, como la inteligencia y la voluntad.

 

Estas facultades, tanto corporales como espirituales, son un verdadero tesoro que el Creador ha puesto en nosotros. Ellas nos distinguen de los brutos, es decir, de los animales irracionales y clasifican al hombre como Rey de la creación. Esto nos convence de la necesidad y obligación de nuestra parte de cultivar en forma organizada y consciente nuestras facultades, lo que constituye la educación de nuestra personalidad.

 

Los antiguos romanos nos legaron una máxima cuyo valor perdura a través del tiempo: Una mente sana en un cuerpo sano. Es una verdad que se hace evidente por la observación. El niño o el joven sanos están mejor dispuestos para pensar, para aprender, para perseverar. Los pueblos de gente sana son los únicos que progresan y sobreviven.

 

El hombre debe tener en su plan de vida, en su agenda diaria, alcanzar la meta de terne un cuerpo saludable, armonioso, bien desarrollado. Para conseguirlo, debe hacer suficiente ejercicio físico, practicar algún deporte de su elección, tener ocupaciones, diversiones y distracciones sanas.

 

Los sentidos se perfeccionan por el ejercicio y la observación, aprendiendo la higiene de cada uno de ellos para cuidarlos convenientemente.

 Menciona las características psicológicas de la adolescencia

Todas las definiciones tienen en común la referencia a un adentro que se organiza de una manera especifica  para cada persona. Alguien con una personalidad fuerte, segura, con estabilidad emocional, con alta autoestima, etc. reaccionará con rapidez frente a un accidente callejero, también cuando deba rendir un examen o insista  para obtener algo que desea y le es negado.

La personalidad son los rasgos personales que afectan la convivencia con los demás y consigo mismo. Los términos generalmente usados para las definiciones son:

Individuo: Palabra que proviene del latín IN=Divisible, es el cual designa al ser humano como unidad psíquica diferenciada del resto.

Identidad: Es este termino el que explica ese sentimiento que nos permite sentirnos diferenciados de los otros y ser fuentes de nuestros propios actos.

Persona: Según Jung, la persona es la máscara que oculta los comportamientos de la personalidad, oculta su esencia y responde a las demandas del medio cotidiano.