Personajes mitológicos

Mitología clásica. Mitos griegos. Héroes. Troya. Eneas

  • Enviado por: Manuel Fructuoso
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas

publicidad

ENEAS- héroe de la guerra de Troya. Hijo de Venus y de Anquises, marido de Creúsa, y padre de Iulo o Ascanio. Huyó de TROYA cargando con su padre Anquises, ciego y paralítico, sobre las espaldas, llevando a su hijo cogido de una mano y llevando en la otra a los dioses de la ciudad, los penates, así como el Paladión. Navegó siete años errante en busca de una orilla, enfrentándose a tempestades y a la ira de las divinidades, particularmente de Juno. Cuando estaba a punto de abordar las costas de Italia, habiendo escala en Sicilia, donde murió el anciano Anquises, una tempestad arrojó los navíos de Eneas a las costas del norte de África, cerca de Cartago. La reina Dido acogió al héroe y se enamoró de él. Sin embargo los dioses no deseaban este matrimonio y Zeus le ordenó que partiera a Sicilia. Una vez en las costas italianas, descendió a los infiernos guiado por la sibilia y, de vuelta en el mundo de los vivos, se dirigió al Lacio, donde luchó contra los Rútulos por la mano de Lavinia, hija del del rey Latino.

ACATES- Tras la caída e incendio de Troya, Eneas consiguió escapar junto a su padre y su hijo a Italia y al monte Ida. Acates, uno de sus amigos, no dudó en seguirlo en este peligroso viaje: desde entonces su fidelidad se ha convertido en proverbial.

MINERVA y JUNO- Enemigas de Troya tras el juicio de Paris. Juno es la esposa de Júpiter, enemiga de Eneas, y provoca la tempestad con ayuda de Eolo, que arroja a los troyanos de Sicilia a Cartago. Palas Atenea, nombre griego de Atenea, identificada con Minerva, hija de Júpiter, diosa de la sabiduría, protectora de Troya durante la guerra. Según el texto el caballo fue construído “por el arte divinos de Palas”.

DIDO- Reina de Cartago. Acoge a los troyanos y se enamora de Eneas, éste, olvidando que los dioses lo quieren en Italia, acepta el amor de Dido y demora su estancia en Cartago hasta que una llamada de Júpiter le obliga a partir. La reina le intenta detener pero finalmente le deja partir y se suicida, sellando la eterna enemistad entre Cartago y Troya.

LAOOCONTE- Sacerdote troyano de Apolo, se niega a introducir el caballo de madera pues intuye la estratagema griega, no es creído y muere devorado por dos serpientes.

CASANDRA- Sacerdotisa troyana de Apolo. Hija de Príamo y Hécuba. Profetizará grandes males parta Troya pero tampoco será creída.

ULISES- Rey de Itaca, personificación de la astucia griega, fue a la guerra de Troya con doce naves, y de vuelta a su patria tras el incendio de esa ciudad anduvo dieciséis años errante.

SINÓN- Fingiéndose fugitivo de los griegos, consiguió persuadir a los troyanois para que introdujeran dentro de la ciudad el caballo de madera.

HÉCTOR- El más famoso de los héroes troyanos, hijo de Príamo y Hecúbea, casado con Andrómaca y muerto por Aquiles. Hermano de Paris, Casandra y Creúsa.

CREÚSA- Hija de Príamo y Hécuba; esposa de Eneas. Desaparece en su huída de Troya por voluntad divina. Se aparece como espectro a su esposo anunciándole su futura llegada a Italia y matrimonio con Lavinia.

IULO- Hijo de Eneas y Creúsa; se llama también Ascanio. Fundador mitológico de Alba Longa y antepasado de la familia Julia a la que Cayo Julio César pertenecía.

ANQUISES- Padre anciano de Eneas. Paralítico y ciego, fue llevado a hombros por su hijo hasta un barco, con el que salieron de Troya. Murió en las costas de Sicilia no pudiendo llegar al Lacio.

ANQUISES + VENUS (AFRODITA) = ENEAS

PRIAMO + HÉCUBA = CREUSA, ULISES, CASANDRA y PARIS.

EOLO- Dios de los vientos, hijo de Neptuno. A petición de Juno desencadena la tempestad que provoca el naufragio de los troyanos.

NEPTUNO- Dios del mar, padre de Eolo, con su tridente reprende a su hijo y calma la tempestad.

PRÍAMO Y HÉCUBA- Reyes de Troya. Padres de Creusa, Casandra, Hércules y Paris, del cual dice la leyenda que “poco antes de su nacimiento, su madre había soñao haber traído al mundo un tizón, cuyas llamas habían consumido toda la ciudad. En consecue