Pensamiento kantiano

Kant. Racionalismo. Razón crítica y razón pura. Nihilismo epistemológico. Uso teórico y práctico de la razón. Ilustración

  • Enviado por: Alberto
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 18 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


KANT

1. SIGNIFICADO DE LOS SIGUIENTES TÉRMINOS, EXPRESIONES Y ENUNCIADOS:

1.1 TÉRMINOS:

- Fenómeno:

(De faino, aparecer) es lo que aparece, es la representación inteligible de las cosas sensibles, gracias al espacio y el tiempo, propio de la sensibilidad. Es el dato sensible más el espacio y el tiempo. Es lo que aparece a las facultades humanas del conocimiento. Se opone al noúmeno, que es “lo que es” cada cosa. Pero a ello no tenemos acceso a través del conocimiento humano. Nuestro conocimiento humano se restringe a la realidad fenoménica. Pero a pesar de eso no tenemos derecho a afirmar que no existen más realidades que los fenómenos. Por eso Kant habla de noúmenos.

- Noúmeno:

Es la cosa en sí, lo pensable, lo inteligible. Es la idea correlativa a fenómeno: lo correlativo a “una cosa que aparece”, es la idea de una cosa “que no aparece”, esto es, una cosa en sí misma, aparte de su aparecer. Es decir es la cosa en sí. No podemos conocer los noúmenos ni podemos decir dogmáticamente que existan. Los pensamos, los afirmamos, pero no los podemos probar. Sentido positivo: indica las realidades que son absolutamente independientes de nuestra conciencia, las cosas que existen aunque no las conozcamos; sentido negativo: indica el límite de nuestra posible experiencia. Kant también llama noúmenos a “el yo libre”, Dios.

-Moralidad:

Es un supuesto. Es una ley incondicionada .

Exige tres postulados :

libertad

inmortalidad del alma

existencia de dios

Es la norma de la razón que puede garantizar la autonomía , responde a la pregunta ¿Qué debo hacer ?.

-Sensibilidad:

Es la intuición a priori , la razón pura, que reside en el sujeto .

Ésta puede ser interna (tiempo) y externa (espacio).

La sensibilidad. Es pasiva, se limita simplemente a recibir una serie de impresiones sensibles, que Locke había llamado ideas de sensación y Hume impresiones.

-Entendimiento :

Son las doce clases de categorias , son los conceptos.

Es la facultad de conocimiento intelectual que tiene como objeto propio las existencias que abstrae de las cosas sensibles. En kant se distingue de razón y significa la capacidad subjetiva de constituir repersentaciones objetivamente válidas, a través de la aplicación de sus categorías <<a priori>> .

El entendimiento. Es activo, tiene una espontaneidad.

El entendimiento puede generar, según Kant, 2 tipos de ideas o conceptos:

Conceptos puros o categorías: ideas o conceptos independientes de la experiencia. se pueden distinguir 12.

Conceptos empíricos: ideas obtenidas a partir de la experiencia.

-A priori:

Son los juicios que dependen de la razón independientes de la experiencia

Sensible, y son universales y necesarios; proporciona un conocimiento racional puro, es decir, trascendental. Son los juicios propios de la ciencia. Se opone “a posteriori”. Es todo aquello que es previo a la experiencia. El espacio y el tiempo, las categorías, son previas a toda experiencia; es más, son necesarias para que pueda darse de la experiencia. Los juicios universales y necesarios son previos a la experiencia.

-A posteriori:

Son los juicios obtenidos a partir de la experiencia sensible; son particulares y contingentes, no son ni universales ni necesarios; son juicios empíricos. Se opone “a priori”. Todos los conocimientos empíricos son a posterior. Estos conocimientos nunca pueden ser universales y necesarios, sino particulares y determinados. La única conclusión para ellos es que eso es válido “hasta aquí”, de los datos que se han dado.

- Categoría:

Las categorías, o conceptos puros, son conceptos que la mente utiliza a priori aplicándolos a las realidades fenoménicas. Son 12 y una de ellas es la de causalidad. De esta manera da respuesta al problema de Hume sobre la causalidad. La causa no es algo que se percibe en el objeto, sino algo que el entendimiento aplica de modo espontáneo a los fenómenos. Pero su campo de aplicación es exclusivamente el campo fenoménico.

- Dios:

Como todas las realidades metafísicas, no es objeto de la ciencia. En la Crítica de la razón Pura no se puede afirmar su existencia porque no es un fenómeno, sino que es noúmeno. En la Crítica de la Razón Práctica se afirma su existencia como un postulado para que sea posible la ley moral: la ley moral exige la realización del bien supremo que es la felicidad, la cual exige la inmortalidad. Pero alguien tiene que ser causa de esa felicidad: ¿quién puede garantizar la felicidad por el cumplimiento de la ley moral?: sólo Dios. Si Dios no existiese no quedaría garantizada esa felicidad, y por tanto no sería posible la ley moral.

-Libertad:

Lo exige la ley moral. Es la razón de ser de la moralidad .
Es la propiedad del ser humano que le permite elegir o autodeterminarse en cuanto los medios aptos para alcanzar un fin .

- Inmortalidad:

La inmortalidad es también un postulado que se afirma en la Crítica de la Razón Práctica, necesario para que se de la ley moral. Esta exige la realización de la felicidad como bien supremo. Pero esa felicidad no es algo conseguido, sino un proceso que va hasta el infinito. En esta vida no se cumple, luego solamente es posible bajo el supuesto categórico de la inmortalidad. Esta debe ser admitida para que sea posible la ley moral.

- Incondicionado:

Es aquella condición última que no está condicionada. La razón busca lo incondicionado, es decir, aquello totalmente universal que no está sometido a ninguna condición particular. La razón busca unificar todos nuestros conocimientos en algo incondicionado, que no esté sometido a ninguna condición. Decir que la razón busca una unificación cada vez mayor del conocimiento es decir que tiende hacia lo incondicionado. Las ideas (Dios, alma, mundo) nacen por el deseo de unificación del entendimiento en lo incondicionado: unimos todas esas experiencias en una “realidad incondicionada”.

- Ilustración:

Es la época que vive Kant, fundamentalmente todo el siglo XVIII. Para Kant hay que distinguir Ilustración de época ilustrada. Ésta no ha llegado, pero aquella sí. La Ilustración es la llamada a una mayoría de edad, a un atrévete a pensar por sí mismo llegando a poseer una plena libertad.

- Sintético:

Son los juicios en los que el predicado no está incluido en el sujeto, y por tanto sirven para ampliar nuestro conocimiento. Son particulares y no necesarios. Se conocen a partir de la experiencia. Son a posteriori.

- Analíticos:

Son los juicios en los que el predicado ya está incluido en el sujeto, y que por tanto no sirven para ampliar nuestro conocimiento de la realidad; son universales y necesarios. Se opone a sintético. Son a priori.

1.2. EXPRESIONES:

-A priori:

Son los juicios que dependen de la razón independientes de la experiencia

Sensible, y son universales y necesarios; proporciona un conocimiento racional puro, es decir, trascendental. Son los juicios propios de la ciencia. Se opone “a posteriori”. Es todo aquello que es previo a la experiencia. El espacio y el tiempo, las categorías, son previas a toda experiencia; es más, son necesarias para que pueda darse de la experiencia. Los juicios universales y necesarios son previos a la experiencia.

-A posteriori:

Son los juicios obtenidos a partir de la experiencia sensible; son particulares y contingentes, no son ni universales ni necesarios; son juicios empíricos. Se opone “a priori”. Todos los conocimientos empíricos son a posterior. Estos conocimientos nunca pueden ser universales y necesarios, sino particulares y determinados. La única conclusión para ellos es que eso es válido “hasta aquí”, de los datos que se han dado.

- Razón especulativa:

Es la razón Pura. No es que haya dos razones, sino dos usos de la misma razón: uno el especulativo o teórico (el mero conocer) y otro el uso práctico (que consiste en la determinación de la voluntad). Son dos formas de conocer la realidad y ninguna es menos importante que la otra. Con el uso teórico se llega a conocer el mundo fenoménico; con la practica se llega a afirmar el mundo metafísico o nouménico. Con la pura se llega a la conclusión de que no se puede conocer el noúmeno; con el uso práctico se afirman esos noúmenos como postulados necesarios para la ley moral.

- Razón pura:

Es lo mismo que la razón especulativa.

- Intuición sensible:

La intuición, es la intuición sensible, es decir, la capacidad para relacionarnos con los objetos externos. Según Kant, la intuición es el único medio que tenemos para relacionarnos con los objetos. Es la capacidad que tenemos para recibir representaciones. Las matemáticas se construyen a priori, pero aplican los conceptos a algo que recibimos por los sentidos (lo estructuramos); en cambio la metafísica, también es a priori, pero no puede aplicar los conceptos a la intuición porque carece de impresiones sensibles.

- Imperativo hipotético:

Aquel imperativo cuya validez depende de algo posterior que nos marcamos una finalidad; por ejemplo: debo tomar aspirina para quitarme el dolor de cabeza; una cosa está condicionada a la otra: si no tomo aspirina no me quitaré el dolor de cabeza. La razón pura práctica da ordenes para que el hombre pueda cumplir con su deber moral. El imperativo hipotético no es una ley que haya de ser realizada por sí misma sino que son buenas para conseguir un ciertos fin. “Si quieres aprobar, tienes que estudiar”. Las acciones que se derivan de este imperativo no son morales, sino útiles.

-Imperativo categórico:

El imperativo categórico, sin embargo, prescinde de toda condición e impulsa al hombre a que obre por deber, sin ninguna utilidad. El imperativo categórico es, pues, único, y es como sigue: “obra sólo según una máxima tal que puedas querer al mismo tiempo que se torne ley universal”. Para Kant el mandato ético es objetivo, también, por su vida moral, pertenece al mundo nouménico: su vida moral manifiesta su libertad y, en cuanto libre, el hombre pertenece al mundo nouménico: El hombre, que es un ser en el mundo, es al mismo tiempo un ser que posee libertad, propiedad que se encuentra fuera de los principios causales del mundo, pero que, sin embargo, pertenece al hombre. Poseer libertad es poseer espíritu: hay pues un ser por encima del mundo, a saber, el espíritu del hombre. Y ser libre, en virtud de un principio espiritual, es ser una persona. El hombre en el mundo pertenece al conocimiento del mundo, pero en cuanto consciente de su deber no es un fenómeno, sino un noúmeno y no es cosa, sino persona.

- Fin en sí mismo:

Es aquello que sirve de base para todo imperativo categórico, algo absoluto. El hombre, como ser racional es fin en sí mismo. Por lo tanto el imperativo categórico es obra de tal modo que uses la humanidad, tanto en tu persona como en la persona de cualquier otro, siempre como un fin al mismo tiempo y nunca solamente como un medio. Hay que tener en cuenta que Kant dice “al mismo tiempo” y “solamente” porque es imposible no hacer uso de otros seres humanos como medios. P. e. Cuando se va al peluquero a comprar a un comercio... se utiliza a las personas como medios para unos fines que no son ellos mismos. La ley kantiana dice que en esos casos hay que evitar tratar al ser racional “solamente” como medio, como si no tuviera más valor que el medio para mi finalidad subjetiva.

-Cosa en sí:

Es el noúmeno. El objeto para kant. Lo que nosotros percibimos del objeto no es el objeto, sino la forma o la apariencia de este, lo para mí del objeto (Fenómeno) . El objeto en sí es incognistible pero se puede pensar (idea) , no es contrastable porque no podemos tener imagen .

-Moral material o Moral heterónoma :

Es el imperativo categorico; el objeto de la felicidad está fuera de la voluntad .

-Moral autónoma o Moral formal:

Es el imperativo categórico; obra de tal manera que tu comportamiento sea valido para todos los hombres. Para kant nunca habría bien o mal en las cosas, sino que está dentro de nosotros, en nuestras acciones.

1.3. ENUNCIADOS:

- “Los objetos tienen que regirse por nuestro conocimiento”.

Expresa así Kant el giro copernicano que quiere dar con su doctrina del conocimiento. Hasta ahora, dice, se admitía que todo nuestro conocimiento tenía que regirse por los objetos, es decir, los objetos llevaban la iniciativa y nuestro conocimiento se tenía que adecuar a ellos. Pero viendo que así no se solucionan las cosas, ensayemos, como Copérnico hizo, si no se explica mejor haciéndolo al revés: nuestro conocimiento es el que lleva la iniciativa, él es el que estructura el objeto, él es el que pone algo a priori en el objeto. El sujeto, antes de la experiencia, antes de tener una experiencia sensible, ya pone algo de su parte para conocer ese objeto propio de la experiencia sensible.

- “ No podemos salir jamás de los límites de una experiencia posible”.

Nuestra facultad de conocer a priori, la sensibilidad, no puede ir más allá de la experiencia. Las formas a priori se aplican a los datos sensibles y las categorías no se pueden aplicar más allá de los fenómenos. Por tanto con la facultad de conocer no podemos traspasar el límite de la experiencia. Para conocer el noúmeno tenemos que acudir a otro uso de la razón: el uso práctico.

-“Para la ilustración sólo se exige libertad.”

Lo exige la ley moral. Es la razón de ser de la moralidad.
Es la propiedad del ser humano que le permite elegir o autodeterminarse en cuanto los medios aptos para alcanzar un fin.

Lo exige la ley moral. Es la razón de ser de la moralidad.
Es la propiedad del ser humano que le permite elegir o autodeterminarse en cuanto los medios aptos para alcanzar un fin.

- “Todo ser racional existe como fin en sí mismo”.

El hombre, como ser racional es fin en sí mismo. Por lo tanto el imperativo categórico es obra de tal modo que uses la humanidad, tanto en tu persona como en la persona de cualquier otro, siempre como un fin al mismo tiempo y nunca solamente como un medio. Hay que tener en cuenta que Kant dice “al mismo tiempo” y “solamente” porque es imposible no hacer uso de otros seres humanos como medios. P. e. Cuando se va al peluquero a comprar a un comercio... se utiliza a las personas como medios para unos fines que no son ellos mismos. La ley kantiana dice que en esos casos hay que evitar tratar al ser racional “solamente” como medio, como si no tuviera más valor que el medio para mi finalidad subjetiva.

-“No conocemos a priori de las cosas más de lo que nosotros ponemos en ellas.”

Es cierto que los juicios a priori son los juicios que dependen de la razón independientes de la experiencia Sensible, y son universales y necesarios; proporciona un conocimiento racional puro, es decir, trascendental. Son los juicios propios de la ciencia. Se opone “a posteriori”. Es todo aquello que es previo a la experiencia. El espacio y el tiempo, las categorías, son previas a toda experiencia; es más, son necesarias para que pueda darse de la experiencia. Los juicios universales y necesarios son previos a la experiencia. Como dice este enunciado sólo conocemos lo que es interesante para la persona.

-“Hay un uso práctico de la razón pura”

Este enunciado quedará explicado en el tema de composición.

2. TEMA DE COMPOSICIÓN: USO TEÓRICO Y USO PRÁCTICO DE LA RAZÓN EN KANT.

Crítica de la Razón Pura.

En este libro, Kant se plantea si es posible un conocimiento plenamente cierto. La lectura de las ideas de Hume le hizo “despertar de su sueño dogmático” del racionalismo.

Para ello, se plantea una serie de preguntas:

  • ¿Qué puedo conocer?.

  • ¿Qué es el conocimiento científico?.

  • ¿Qué es la ciencia?.

  • ¿Cuáles son los criterios que la rigen?.

Kant define ciencia como el conjunto sistematizado de conocimientos. Dichos conocimientos los obtenemos a partir de los juicios. Y de esta manera, distingue cuatro clases o tipos de juicios:

  • Analíticos. Aquellos que se dice en el predicado están contenidos en el sujeto.

  • Sintéticos. Aquellos en los que se afirma que en el predicado no está contenido en el sujeto.

  • A posteriori. Aquellos que son obtenidos por la experiencia.

  • A priori. Aquellos que residen en el sujeto independientemente de toda experiencia. Estos aportan objetividad, necesidad y universalidad.

Según esta clasificación, únicamente son válidos para el conocimiento científico los juicios sintéticos a priori, puesto que dadas sus cualidades, sólo ellos son ampliativos del conocimiento y además crean necesidad, universalidad y objetividad.

En este momento, el autor se hace otra cuestión: ¿Cómo son posibles estos juicios?.

Dichos juicios son posibles gracias a las facultades que lo hacen posible y a sus elementos constitutivos.

Las facultades que lo hacen posible son:

  • La sensibilidad, capacidad mediante la cual percibimos los objetos.

  • El entendimiento, que es la capacidad subjetiva según la cual obtenemos representaciones objetivas validas mediante la proyección de las llamadas categorías a priori (que más tarde explicaremos).

Cuando percibimos algo gracias a nuestra sensibilidad, lo hacemos bajo la forma del espacio y tiempo. El espacio y tiempo son los elementos constitutivos de los juicios y son instituciones puras. Son llamadas constituciones transcendentales (Kant llama transcendental a todo lo que es necesario para el conocimiento en la razón).

Y cuando un objeto nos es dado bajo la forma de espacio y tiempo obtenemos el llamado Fenómeno (lo para mí del objeto). Y se distingue del Noúmeno (el objeto en sí). Kant afirma que sólo es posible el conocimiento científico en el ámbito fenoménico.

Mediante el entendimiento, obtenemos la unidad en el conocimiento a partir de la diversidad de fenómenos. Pero el entendimiento logra esto, tal como hemos afirmado antes proyectando las categorías a priori. Estas categorías son doce en total, y están divididas en tantos grupos como clases de juicios haya, es decir, 4.

  • Cantidad: Unidad, pluralidad, totalidad.

  • Cualidad: Esencia, negación, limitación.

  • Relación: Substancia, causalidad, acción recíproca.

  • Modalidad: Posibilidad, existencia, necesidad.

Son conceptos puros a priori. Y su uso es legítimo cuando se aplican sobre los fenómenos.

Por tanto, podemos decir que el entendimiento “conoce” proyectando las categorías sobre los fenómenos. Dichas categorías se vinculan a los fenómenos mediante la Imaginación Transcendental.

Además, Kant introduce el Giro Copernicano, es decir, afirma que el hombre es el que pone las condiciones necesarias para el conocimiento (él Yo Transcendental).

El conocimiento se produce por la unión de:

SENSIBILIDAD + ENTENDIMIENTO--------ð CONOCIMIENTO.

Y de sus productos

FENÓMENOS + CATEGORIAS---------------ð OBJETO.

La totalidad de los objetos es la experiencia, que es el objeto del conocimiento científico.

Según esto Kant analiza las Matemáticas, la Física y la Metafísica.

Las dos primeras sí consiguen, por distintos métodos eso sí, los fenómenos necesarios para establecer un conocimiento cierto. Sin embargo, la Metafísica no lo hace. Veamos por qué:

La Metafísica se encarga de estudiar al Mundo, al Hombre y a Dios. Y quiere ser ciencia, convirtiendo dichos estudios en Cosmología racional, Psicología racional y Teología racional.

Sin embargo nos encontramos que si el conocimiento científico lo obtenemos mediante la unión de Fenómenos más las Categorías, no podemos encontrar ninguna componente experimental en ellos. No podemos experimentar nuestro Yo como una substancia u objeto unitario. Pensar esto nos llevaría a crear silogismo o falsos razonamientos.

Igual nos ocurre con el Mundo o con Dios. Pensar que sí tenemos una experiencia unitaria del Mundo, por ejemplo nos llevaría a caer en antinomias irresolubles.

Kant denomina a estas ideas, Ideales Trascendentales, puesto que aunque tienen sentido no existe ningún conocimiento científico que nos asegure nada sobre ellos.

Es mediante una Ilusión trascendental mediante la cual creemos que sí los tenemos.

Kant distingue 2 tipos de conceptos:

Conceptos empíricos, que son a posteriori.

Conceptos puros o categorías. Provienen de la espontaneidad del entendimiento, es decir, el propio entendimiento las genera independientemente de la

experiencia: son a priori.

Como la función del concepto -la comprensión de las impresiones sensibles- se da en el juicio, habrá tantos tipos de conceptos puros o categorías como

Tipos de unificación de impresiones sensibles, es decir, como tipos de juicios. Es lo que se denomina deducción metafísica de las categorías.

Según Kant hay 4 criterios para diferenciar o distinguir varios tipos de juicios:

- Cantidad. Los juicios pueden ser: universales, particulares y singulares.

- Cualidad. Distinguimos: afirmativos, negativos e indefinidos.

- Relación. Diferenciamos entre: hipotéticos, categóricos y disyuntivos.

- Modalidad. Podemos distinguir: problemáticos, asertóricos y apodícticos

De acuerdo con estos tipos de juicios nos encontramos las siguientes categorías:

Kant

Pero además, existe otra forma de deducción de las categorías, que Kant denomina deducción trascendental de las categorías. Los conceptos puros están vacíos, no tienen contenido, sino que son puros esquemas y se aplican a las impresiones sensibles que son las que dan el contenido y que nuestro conocimiento, gracias a los conceptos, puede comprender. Pero si los conceptos puros se aplican mediante los juicios a un contenido que esté fuera de los límites de la experiencia sensible (fuera del espacio y tiempo) pierde automáticamente su validez científica, no son válidos. Por tanto, el límite del entendimiento está en que las categorías se apliquen como esquemas de las impresiones sensibles; si las categorías se aplican fuera del espacio y del tiempo (fuera de los límites de nuestra experiencia sensible) su aplicación es ilegítima. Esta postura se refleja en el idealismo trascendental de Kant, que estudiaremos posteriormente.

Crítica de la Razón Práctica.

Una vez que Kant ha despojado a la Metafísica de su falsa pretensión de ser considerada ciencia, se da cuenta que al mismo tiempo ha separado el fenómeno y el noúmeno. Y de la misma manera que existe un principio que relaciona los fenómenos en orden al conocimiento, deberá existir otro principio de al menos el mismo rango que el de la Causalidad para el ámbito nouménico.

El ámbito nouménico es el de lo incondicionado. Por tanto, dicho principio será el de la Libertad. Dicho principio se encuentra en el conocimiento práctico, es decir, aquel que regula mi comportamiento en base a los imperativos de mi voluntad.

El ámbito de la moralidad es aquel en el cual yo construyo de modo autónomo y libre las máximas y principio que rijan mis actos en base a mi voluntad y en orden al bien y al mal.

Por tanto, la libertad fundamentará la moralidad. Tal principio se concretiza en el imperativo categórico, que se formula así:

Obra de tal manera que la máxima de tu

conducta sea válida para todos los

hombres de todos los tiempos”.

Es decir, la humanidad en general habrá de ser un fin por sí mismo y no un medio.

De esta manera, rompe con los imperativos hipotéticos, es decir, con aquellos que te indican la manera de actuar en momentos dados.

La moral de Kant es una moral formal autónoma, es decir, no te indica lo que tienes que hacer, sino cómo lo tienes que hacer.

Y dado que no siempre seremos felices cumpliendo dicho imperativo categórico, por lo que entonces es forzoso deducir tres postulados:

  • La libertad, como base de la moralidad.

  • La inmortalidad del alma. Es necesaria la vida tras la muerte para que el alma reciba su premio o castigo por los actos cometidos en vida.

  • La existencia de Dios, como responsable de que el alma reciba su premio o castigo.

De esta manera, Kant se ve obligado a desplazar la razón para dejar sitio a la Fe.

3. ¿CÓMO INFLUYEN EL RACIONALISMO Y EL EMPIRISMO EM KANT?.

En Kant convergen el racionalismo y el empirismo.

Pretende resolver de los anteriores sistemas filosóficos:

Por una parte el dogmatismo racionalista que suponía la absoluta confianza en la razón. La razón era suficiente para alcanzar y afirmar verdades con validez universal y necesaria, la experiencia se consideraba una ayuda no necesaria.

Por otra parte el empirismo que hacía de la experiencia la única fuente de conocimiento; la razón sólo es capaz de acumular y organizar los datos que la experiencia le facilita. Sin embargo, la experiencia al ser particular no podía justificar el valor universal y necesario de las leyes científicas. El empirismo desembocó en un escepticismo.

Kant confía en la razón pero rechaza el dogmatismo y admite la necesidad de la experiencia pero rechaza el escepticismo.

De estos dos sistemas filosóficos va a estar formada la filosofía de Kant y de él arrancarán los dos sistemas filosóficos: idealismo (Hegel) y positivismo (A.Comte).

4. DIFERENCIAS ENTRE RAZÓN PURA Y RAZÓN PRÁCTICA.

La Crítica de la Razón Pura es una obra teorética, donde establece el alcance y los límites del conocimiento humano y trata de dar respuesta al problema de cómo es posible una metafísica como Ciencia.

En esta parte responde a uno de los grandes interrogantes que se hace: ¿qué puedo saber?, donde se plantea el problema de la naturaleza, el alcance y los límites del conocimiento.

La Crítica de la Razón Práctica es su gran obra ética, donde expone su teoría moral y trata de dar respuesta al problema de cómo es posible una Ética como Ciencia.

En esta parte responde al interrogante de: ¿qué debo hacer?, donde se plantea el problema de la conducta humana, el problema ético.

5. EXPLICA EN QUÉ CONSISTE EL GIRO COPERNICANO EFECTUADO POR KANT Y QUE SUPONE PARA LA FILOSOFÍA.

En último término ni la intuición ni las categorías solas serán adecuadas para el conocimiento, se necesita un Sujeto dinámico y consciente para poner en contacto categorías y experiencias.

Conocer es sintetizar, unificar lo múltiple en la unidad del concepto y la operación de sintetizar será expresión de la unidad del sujeto.

Afirma que es el sujeto quien pone las verdaderas condiciones del conocimiento garantizando la unidad.

En este sentido del “Giro copernicano” que promueve Kant: son las cosas las que giran en torno al sujeto y no viceversa. Los objetos se regirán según la necesidad racional de compresión del sujeto.

6. ¿POR QUÉ Y CÓMO CRITICA KANT A LA METAFÍSICA TRADICIONAL?.

La metafísica tradicional tenía la pretensión de ser una ciencia del YO o ALMA, del MUNDO y de DIOS. Tres realidades que se mueven en el ámbito de los conceptos puros sin contenido empírico.

La misión de la Dialéctica consiste en mostrar como la Metafísica especulativa ha pasado por alto la distinción entre fenómeno y noúmeno, necesaria para una crítica al entendimiento y la razón en su pretensión de alcanzar el conocimiento de las cosas en sí.

Kant critica a tres objetos de la Metafísica Tradicional:

  • Hacer del YO una ciencia es una fuente de error ya que ningún caso es experimentado como sustancia u objeto unitario. Tenemos experiencia de nuestros fenómenos psíquicos, como recuerdos, pero no experimentamos “nuestro YO”. Considerarlo como una realidad sustancialmente única lleva a una serie de falsos razonamientos o paralogismos.

  • Con respecto al mundo sucede lo mismo, experimentamos la multiplicidad de fenómenos y acontecimientos cósmicos pero no tenemos experiencia del Mundo como ser único. Afirmarlo como unidad lleva a contradicciones o antinomias que no se pueden resolver.

  • Dios a su vez puede ser afirmado por razón de fe, pero no es evidente por su propia naturaleza. Los argumentos que pretenden demostrar su existencia no son científicos (argumento ontológico de San Agustín o el argumento Cosmológico de Sto. Tomás).

Kant considera que el Mundo, Dios y el Yo son pensables y tal vez podrían ser reales, pero no son objeto de una ciencia ya que no se pueden experimentar. El fallo de la Metafísica tradicional está en haber tomado estos objetos de la razón, que se origina en una ilusión transcendental, como objetos de la experiencia.

7. COMPARA CON SEMEJANZAS Y DIFERENCIAS LA ÉTICA FORMAL DE KANT Y LA MATERIAL ARISTOTÉLICA.

Son éticas materiales aquellas que hacen depender la bondad o maldad de los actos humanos de algo que se considera el bien supremo para el hombre, por eso en estas éticas encontramos:

  • Bienes, que determinan cual es el fin último o supremo (en el caso de Aristóteles es la felicidad).

  • Normas o preceptos, denominados imperativos y encaminados a alcanzar ese bien supremo.

Kant rechaza este tipo de éticas por:

  • Son a posteriori, ya que su contenido es extraído de la experiencia.

  • Sus imperativos hipotéticos, no tienen valor absoluto sino sólo de un modo condicional, como medio para conseguir un fin.

  • Son éticas Heterónomas, es decir el sujeto no se da a sí mismo la ley sino que la recibe desde fuera de la propia razón.

La ética kantiana es una ética vacía de contenido ya que no establece ningún bien o fin a seguir, y es formal porque centra su atención en el aspecto imperativo de la ley moral: en la forma como manda o debemos obrar. Esta forma debe de ser estrictamente universal, racional, a priori y autónoma, porque el sujeto se da a sí mismo la ley que determina su obrar.

8. SEMEJANZAS Y DIFERENCIAS ENTRE LA TEORÍA DEL CONOCIMIENTO EN DESCARTES Y EN KANT.

Descartes y el racionalismo influyeron de una manera decisiva, aunque no única en la evolución del pensamiento kantiano.

Kant siguió el método racionalista hasta que descubrió el escepticismo psicológico en que cayó Hume. Es entonces cuando Kant se separa de ambas corrientes, toma algo de cada una y construye su propia teoría.

Si bien es observable como Descartes se conforma con estudiar el conocimiento humano y no entra en ningún momento en consideraciones éticas. Kant, al contrario, aplicó sus ideas para establecer una ética formal.

Por un lado Descartes es puramente racionalista, lo que implica que no admite otra fuente válida para el conocimiento que la razón. La razón es capaz de conocerlo todo. Kant sin embargo considera una parte experimental del conocimiento, aunque conceda mayor importancia a la razón.

Por otro lado, Descartes, en su razonamiento se “apoya” en tres puntos: El hombre, Dios y el Mundo. Y esos tres puntos son precisamente los que Kant niega y los considera ideales de la razón. Tendrá que llegar a ellos a través de la fe.

9. SEMEJANZAS Y DIFERENCIAS ENTRE LA TEORÍA DEL CONOCIMIENTO DE KANT Y DE HUME.

Hume es contemporáneo de Kant. Sus ideas lograron despertarle de su “sueño dogmático” del racionalismo e intentar saber si el conocimiento científico es posible.

El escepticismo psicológico de Hume surge tras la negación del principio de causalidad. Pero ¿por qué negó Hume un principio tan evidente en apariencia?. Él llevó el empirismo hasta sus últimas consecuencias. No aceptaba nada que no fuese demostrable por la experiencia. Y en esa exaltación de la experiencia sobre la razón (corriente nacionalista), no es capaz de encontrar ninguna impresión de ese principio de causalidad.

Kant, sin embargo, aunque considera fundamental la experiencia para el conocimiento, concede quizás mayor importancia a la razón. Además, no sólo acepta el principio de causalidad, sino que lo sitúa entre las doce categorías a priori. A estas categorías a priori las considera intuiciones puras. Y recordemos que Hume no acepta en ningún momento la existencia de intuiciones o ideas preconcebidas en el proceso cognoscitivo.

A consecuencia del escepticismo en que Hume cae, declara que no existe un conocimiento totalmente cierto excepto en las relaciones de ideas. Kant si llega a la conclusión de la posibilidad de un conocimiento plenamente científico, aunque sólo sea en el ámbito nouménico.

Ambos coinciden en la negación de la Metafísica como Ciencia, puesta que no encuentra en ella la componente experimental necesaria en el conocimiento.

En cuanto a la ética, la de Hume está enfocada hacia lo útil y lo agradable, mientras que Kant lo hace desde una perspectiva universal gracias a su imperativo categórico.

Este imperativo no conlleva una felicidad ni placeres inmediatos, por lo que se deducen de él tres postulados, entre los cuales estaban la inmortalidad del alma y la existencia de Dios. Se postula entonces en las ideas kantianas, la existencia de Dios y la existencia de una vida después de la muerte a través de la fe.

10. RESUMEN DEL PRÓLOGO A LA SEGUNDA EDICCIÓN DE LA CRÍTICA DE LA RAZÓN PURA DE KANT.

El primero de los textos, tal como su propio título indica, es una pequeña aclaración de lo que esta segunda edición de su libro quiere dar a entender al público, esto es, y de las intenciones con las que parte. En ella se reflejan de modo más escueto todos los puntos de sus ideas: desde el valor de la lógica, el conocimiento científico, fenómeno, noúmeno, el estudio de las posibilidades de la razón, el estudio de la física, las matemáticas y la metafísica como ciencia, la explicación de porqué a esta última no se la puede considerar como tal y finalmente la consideración de la libertad como fundamento de la moralidad, la cual le permitirá “deducir” la necesidad de la existencia de Dios.

El segundo de los textos, mucho más corto gira alrededor de la formulación del imperativo categórico. Primero lo distingue de los imperativos categórico. Primero lo distingue de los imperativos hipotéticos y a continuación los formula tal y como lo hemos estudiado:

Obra sólo según una máxima que puedas querer al mismo tiempo que se torne como máxima universal”.

Los dos textos de Kant proceden de la crítica de la razón práctica. Tanto en uno como en otro las ideas principales se reiteran y pueden reducirse a las siguientes:

1º La razón especulativa o científica no alcanza a afirmar lo incondicionado (el principio primero de una serie de efectos, consecuencias o condiciones), sino de manera problemática.

2º La afirmación de la libertad como condición de la razón pura y de la razón practica. La libertad viene, a su vez, exigida por la moralidad.

3º Lo anterior puede afirmarse porque la libertad fundamenta el uso práctico de la razón y por éste se justifican como reales la idea del yo como inmortal y de dios.

4ºLa crítica de la razón práctica cubre las insuficiencias de la razón pura y razón práctica hay continuidad: son la misma razón que razona desde puntos de vista complementarios.

5º El empirismo universal, esto es, que sólo acepta la experiencia como origen de todo conocimiento, cae en contradicciones manifiestas, ya que la experiencia no es suficiente para afirmar muchas verdades, por ejemplo, las matemáticas.

11. RESUMEN DE LAS PÁGINAS “¿QUÉ ES LA ILUSTRACIÓN?” DE KANT.

El tercero de los textos es mucho más general que los anteriores. Nos explica qué es la ilustración, comparándola con la mayoría de edad en el pensar. Establece que la única cualidad necesaria es la libertad. Pero ese razonamiento habrá de estar restringido en ciertas ocasiones en que la simple obediencia esté justificada para la comunidad.

Explica también por qué la Ilustración es un proceso irreversible, a la vez que se trata de una actitud, no de un conocimiento.

En todas ellas se refiere constantemente a la primera de las ideas (la mayoría de edad en el pensar) y las expone con diversos ejemplos, sobre todo en contextos tan comprometidos como el Ejército, el Gobierno e incluso la misma Iglesia en diversas ocasiones.

KANT: El uso teórico y práctico en kant.