Pedagogía en la práctica

Observación y escucha de adultos. Comprensión pedagógica. Teoría educativa. Reflexión. Hábitos de enseñanza. Madurez. Responsabilidad. Educación

  • Enviado por: Kim Brierley
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 5 páginas
publicidad

 

La práctica de la pedagogía

 

1) La comprención pedagógica es sencible a la escucha y a la observación

“¡Mis padres no me entienden!”, “No entienden cómo me siento” “¿Por qué me preguntan cosas que no me interesan?”... Son Típicas quejas que recibimos de los alumnos, en especial los de la enseñanza primaria. No sólo se sientes desplazados por los adultos sino que además se sienten incomprendidos.

Encontramos un conflicto entre profesor y alumno bastante típico como lo es que el profesor se extrañe ante la “falla” de un alumno en alguna materia que se creía bsolutamente dominada. El problema radica principalmente los adultos creen tener siempre la verdad en sus manos y no alcanzan a conocer realmente a los chicos.

Las cosas fundamentales para que haya una comprensión pedagógica son: que el profesor debe saber cómo mantener al margen y al mismo tiempo comprometer al niño teniendo un interés legítimo por ese mundo tan diferente.

La comprensión pedagógica se lleva a cabo mediante el tacto pedagógico, que debe ser ágil y oportuno; además no se usa para generalizar casos, si no que para desenvolverse en circunstancias únicas y particulares.

Los diferentes aspectos de la comprensión pedagógica:

- Comprensión no sentenciosa: es abierta, no sólo receptiva, que escucha, sino además auténticamente activa preocupada de elas emociones ajenas.( ej: amistad)

- Comprensión del Desarrollo: Los expertos poseen recursos teóricos para entender los tipos de estructura del desarrollo (normal o anormal en diferentes ámbitos). Su conocimiento no puede ser sólo externo y académico, tratando a cada caso como único, no sólo con el fin de captar el problema, sino que además con el fin de resolverlo.

- Comprensión Analítica: Es como la versión simbólica de un pastor o secerdote quienes ven los materiales obscuros escondidos en nuestraprofundidad, ayudando al niño a liberarse de las supocisiones que lo oprimen. Una de sus funciones es darles significado a todas la emociones y darle a entender lo que son, su importancia, y que soon el puente a la superación personal.

- Comprensión educativa: El profesor debe saber y comprender cómo y cuando evaluar correctamente para valorar las capacidades y posibilidades del alumno. Saber cómo experimenta el niño el curriculo, compatibilizarlo son su ser, sus fortalezas y us debilidades.

- Comprensión Formativa:

Su fuente fundamental son los padres y se basa en un conocimiento detallado de la vida del niño, en cuanto a los hechos, el carácter de sus fortalezas y debilidades dando un sentido de responsabilidad de criar y educar al niño.

La comprensión formativa sólo se vuelve pedagógica cuando separa las motivaciones propias de los padres (la felicidad del hijo) y lo que es fueno para que se convierta en un adulto maduro y responsable. Es importante que el profesor, como adulto, mantenga la distancia necesaria en el ámbito de la educación para que el niño no se confunda; dejando esa tarea al profesor.

 

2) La simpatía sincera favorece la comprención pedagógica, requerida en las situaciones que el niño necesita a su profesor, osea en el momento pedagógico.

Una cualidad importante en esta relación es la simpatía, empatía, el apoyo y la enseñanza que da una buena relación.Así mismo es menos profundo y probable la enseñanza cuando existe antipatía entre ambos.

 

Relación entre reflección y acción

Recapacitar sobre las experiencias es fundamental en la teoría educativa, es más, es sinónimo de “pensar”, nos ayuda a cómo tomar decisiones, a cómo debemos actuar (en la enseñanza). Tema que es también un desafío para la política profesional.

Esto nos lleva a distinguir:

-La reflección sobre experiencias

-La reflección sobre las condiciones que conforman nuestras experiencias pedagógicas.

Una de las principales preocupaciones de los profesores es que las escuelas modernas tienden a funcionar como negocios, a llenarse de mediciones, atrofiando la reflexión sobre la naturaleza pedagógicca siendo aislado o marginado por lo administrativo o burocrático.

Según la teoría de la educación podemos distinguis diversos grados o niveles de reflexión:

-La reflexión y acción cotidiana: Sentido común de la vida.

-La reflexión incidental y limitada: Hechos que no pasan

-La reflexión sistemática y continua: Sobre nosotros y los demás

-La reflexión sobre lo refleccionado

 

Algunas reflexiones están alineadas a la acción de futuro o pasado:

-Activa: Comportamientos sobre experiencias

-Común: Cómo se actúa, la conciencia.

-Recuerdos: Dar sentido a una experiencia pasada.-

 

La reflexión ante la acción:

Existen dos tipos de acción anticipativa relacionada entre sí en las que se involucra el profesor:

a)La reflexión antes de tratar la situación pedagógica (como métodos de ayuda y apoyo para un niño hiperactivo)

b)Reflexión sistemática de la planiificación (como planificar la clase)

 

La reflexión durante la acción:

El profesional reflexivo, que en este caso sería el profesor, está comprometido en diversas prácticas,con sus pares (colegas), con los niños, con sus padres.

 

La Reflexión sobre la ación:

Se dice y se afirma que el momento pedagógico requiere no tanto de una reflexión en la acción, o sea mientras se actúa, si no que uno reflexione sobre la acción. Pero ocurre que esta es simple recordatoria ya que se hace cuando el momento ya ha pasado. Pensamos que si se dijo o no lo correcto por lo tanto la reflección pedagógica intenta saber si la acción en la situación pedagógica era la correcta. Esta reflección recordatoria se pregunta, ¿Qué es lo que debería haber hecho?, y lo que decida acerca de cómo debo actuar estoy decidiendo en realidad cómo quiero ser como profesor. Mi forma de eser como profesor.

Una reflección recordatoria también puede setr conversando la experiencia con otros. Esto también le da sentido a cada experiencia y de esta manera, en esta compartición de xperiencias con otros, les damos importancia a ellos.

 

Momento Pedagógico tiene dos características infaltables

a)      Solícita (acción)

b)     Acción desconciderada.

Que sea solícita quiere decir que el profesor decida sobre la mejor manera de actuar del momento; y que sea desconsiderada quiere decir que la acción es hecha en el momento y no hay lugar a retirartirarse a refleciónar, si no que debe ser instantánea, sin perder tiempo.

Una acción pedagógica que posea estas características es una “ación realizada con tacto”, La cual se interpreta como una “actuación de pensamiento instantaneo: que no es completamente reflexivo.

El hacho de que esta acción es casi instantaneahace que muchas veces se cometan errores de parte del profesor por no hacer, hacer, decir o no decir lo adecuado. Por cuando el profesor admite su error y lo habla abiertamente con el alumno esto provoca consecuencias positivas.

 

3) ¿Pueden ser las acciones habituales y rutinarias ser solícitas?

En la vida cotidiana generalmente hay muchas acciones de nosotros con los alumnos (interacciones) que son en cierta medida rutinarias. Algunas poseen algunas que son irritantes; en otros casos hay algunos buenos profesores que poseen una serie de hábitos y rutinas bien establecidas fruto de una reflección pedagógica cuidadosa.

Hábitos y rutinas que ante un determinado establecimiento educacuional no son malos o perjusiciales para el niño; ya que los hábitos en su lugar y proporción adecuada, hace que la vida, en cierta medida, sea habitable, predecible, cómoda y fiable.

En todo caso los hábitos y rutinas están sujetos a cambios. Son receptivos y se pueden adaptar a diversas circunstancias; incluo la falta de tacto puede convertirse en un hábito, aunque no sea lo más común.

Por otro lado está el “estilo” que corresponde a los hábitos de enseñanza y relación con el niño. No es el método de enseñanza o su tecnica si no que es la personificación externa de la persona, es “tener un estilo de ser tu mismo, ser quien realmente eres”. Esto es fundamental ya que un grupo de alumnos se motiva según el estilo del profesor.

De esto casi nunca se ocupa la teoría educativa ya que tiene que ver con las características de cada uno y no como algo generalizable y común.

Los profesores que no tienen afecto hacia su trabao puede no formar un estilo, lo cual dañará el aprendizaje del niño.

 

4) La salud pedagógica es la habilidad mental y corporal del tacto.

Si bien en la acción pedagógica no es posible detenerse a deliberar entre una u otra solución, sin embargo esta acción debe ser conciente conb la acción pedagógica. a esta capacida para la acción conciente es a lo que se refiere el Tacto Pedagócigo.

Actuar con tacto quiere decir que yo, de una respuesta en la que vaya mi decición como una persona completa en mi respuesta frente a situaciones inesperadas.

En la interacción humana el tacto se muestra activo frente a situaciones emocionales, receptivas y concientes.

Aunque como profesores tratemos de actuar con tacto, deliberando sobre lo mejor, sólo lo hacemos vagamente conciente de nuestra acción ya que el que está actuando no soy realmente yo, ya que asumo un papel de juez y por lo tanto nuestra respuesta se encuentra retraída por nuestro ser corporal.

Actuar con tacto es lo ideal, sólo que no es posible en un lapso corto de tiempo, por lo que como profesor sólo se debe hacer algo, aunq eso implique no prestar atención a un niño. Ej: Frente a un comportamiento mal educado.

Donde se necesita tacto no hay posibilidad de reflexión sobre lo más acertado y planificado. Esta acción es siempre inmediata, situacional e improvisada.

Por otro lado en cada relación existente el tacto está presente y condicionadop por un compromiso. En nuestro caso este tacto se ve condicionado por el amor hacia el niño, nuestras esperanzas y responsabilidades.

En la exploración de la pedagogía presume un sentido de vocación, gran amor hacia los niños, gran sentido de responsabilidad, mucha esperanza ante la crisis reinante y una madurez reflexiva.