Pasos para realizar una autopsia

Medicina. Necropsias. Anatomía Patológica y Citología. Autopsia. Forense. Cadáver

  • Enviado por: Vicky
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Ejercicios resueltos de Aritmética
Ejercicios resueltos de Aritmética
Serie de ejercicios resueltos de Artimética Básica.

Este curso va ligado al curso actual de...
Ver más información

PREICFES SABER 11 Ciencias Naturales Versión 2014
PREICFES SABER 11 Ciencias Naturales Versión 2014
NO TE PIERDAS EL MUNDIAL YENDO A UN PREICFES VACACIONAL TRADICIONAL, MEJOR ESTUDIA DESDE TU CELULAR...
Ver más información


UN DÍA EN EL TRABAJO DE UN TÉCNICO DE ANATOMÍA PATOLÓGICA Y CITOLOGÍA. PASOS A DAR ANTES, DURANTE Y DESPUÉS PARA EL REALIZAMIENTO DE UN AUTOPSIA.

Se recibe una llamada de planta para avisar del fallecimiento de un varón adulto que se encontraba ingresado en el hospital y para que se le realice la autopsia con la finalidad de conocer la causa de la muerte.

Un celador del hospital hace el traslado del recién fallecido de dentro del hospital a la Morgue en una camilla con sistema de cobertura del cadáver, y se lo entrega al técnico adjuntando además los documentos de aspectos legales. El técnico debe comprobar que los siguientes datos están adecuadamente rellenados:

  • Datos de identificación y ubicación o procedencia del cadáver (al cadáver se le coloca cuando llega a la Morgue una pulsera identificadora con su nombre, apellidos, nº de entrada y fecha de nacimiento).

  • Resumen de la historia clínica (tratamientos, técnicas quirúrgicas y diagnóstico clínico).

  • Anotaciones sobre la posible causa de la muerte y si existen riesgos especiales en el paciente (por ejemplo: SIDA).

  • Certificado de defunción que lo emite el médico y deberá constar el día y la hora del fallecimiento. Se le dará una copia a la familia. El médico firmará este documento si ha visto a ese paciente en los últimos 14 días al fallecimiento y este se encontraba mal; el médico debe estar seguro de la causa de la muerte; y el fallecimiento ha debido ser por causas naturales (por ejemplo: diabetes).

  • Firma de la familia.

  • Certificado de autorización de autopsias, para el cual es necesario el permiso de la familia y en ella se especifica que no haya ninguna objeción para realizar la autopsia y conocer la causa, y además da permiso para coger muestras de tejido con fines terapéuticos, docentes y de investigación.

Una vez comprobados los documentos, el técnico debe rellenar:

  • El libro de registros de la Morgue con la fecha de admisión, la fecha de nacimiento, el nº que le corresponde dentro del hospital, nombre, apellidos, edad, sexo, dirección, lugar de fallecimiento, nombre del director de la funeraria, fecha en que la funeraria se lleva al paciente, firma del responsable de la funeraria y documentación que aporta este para poder llevárselo (que es el certificado de la familia). Y la firma y datos del técnico responsable.

  • El libro de entrada de autopsia con el nº de autopsia, nombre, apellidos, edad, sexo, dirección, tipo de autopsia (clínica o forense; parcial o completa), nombre del médico que realiza la autopsia y fecha en que se realiza.

  • Registro de los efectos personales del cadáver si los hubiera.

Posteriormente el técnico traslada el cadáver de la Morgue a la sala de autopsias en una camilla con sistema hidráulico y con freno.

Antes de la autopsia el técnico debe dejar el material preparado, sobretodo los guantes y mascarillas, y encargarse de la preparación del cuerpo. Respecto al material que se va a utilizar suele depender de las particularidades de cada patólogo pero la clasificación generalmente establecida es:

    • Material para la prosección:

      • Bisturí.

      • pinzas aserradas y pinzas con dientes.

      • Costótomo.

      • Cuchillo de disección.

      • Cuchillo de amputación.

      • Clamps o mosquitos.

      • Tijeras largas curvas.

      • Sierra vibratoria.

      • Martillo y cincel.

      • Retractores o separadores.

      • Hilo y aguja o grapas.

      • Regla.

      • Cizalla.

      • Esponja.

    • Material para la disección:

      • Bisturí.

      • Tijeras de dos ramas romas.

      • Tijeras de una rama roma y la otra punzante.

      • Tijeras de disección de coronarias.

      • Pinzas aserradas y con dientes.

      • Cuchillo de disección largo.

      • Guía metálica.

      • Regla.

      • Pesos y balanzas.

      • Contenedores.

      • Enterótomo.

Respecto a la preparación del cadáver, el técnico debe identificar el cuerpo y viendo que se corresponda con su historia, colocar al cadáver con cuidado sobre la mesa de autopsias en decúbito supino, el cadáver debe estar sin ropa pero con la cara y los genitales tapados, dejar preparado el instrumental y los botes con formol. Y por último avisar al patólogo.

La secuencia de la prosección es:

1.- Examen externo del cadáver.

2.- Incisión de la piel y el tejido subcutáneo.

3.- Extracción de la parrilla costal.

4.- Examen de la cavidad torácica y abdominal.

5.- Extracción de órganos del tronco y abdomen.

6.- Autopsia craneal.

7.- Autopsia raquídea (si se realiza).

1.- El examen externo consiste en la inspección y palpación del cadáver de la cabeza a los pies. Lo realiza el patólogo y el técnico debe asistirle ayudándole en la movilización del cadáver, en la anotación de datos en el protocolo de la autopsia y tener apunto el material necesario para la recogida de muestras. El patólogo se colocará a la derecha del cadáver y el técnico a la izquierda.

2.- La incisión de la piel se puede realizar de varias formas pero las mas usadas son en T, en U invertida y en I. Lo realiza el técnico. En este caso se hará en T.

En T se realiza un corte de hombro izquierdo a derecho bajo las clavículas y sobre el manubrio del esternon. Desde la mitad, se corta en perpendicular hacia abajo respetando el ombligo hasta la sínfisis del pubis. A partir del tórax se levanta un poco la pared abdominal para no lesionar las vísceras abdominales. Luego se corta a cada lado transversalmente en la parte inferior del abdomen.

Si hay puntos de sutura o grapas no se deben quitar, medir el espesor del tejido subcutáneo a la altura del ombligo y anotarlo, muestra del músculo recto anterior y piel en la incisión inicial y se mete en botes identificados con el nº del protocolo de autopsia del pariente; si sale líquido del abdomen se toma una muestra.

3.- La extracción de la parrilla costal la realiza el técnico con el costótomo para cortar los cartílagos costales a 1cm. de las uniones costocondrales. Se corta hasta la segunda costilla (no la primera porque se desarticula), sin perforar para no dañar los pulmones. Se separa el diafragma desde el esternon hacia las costillas, se mira si hay líquido en cavidad pleural y cogemos muestras. Se corta con bisturí el esternocleidomastoideo y se desencaja el manubrio de la clavícula y la primera costilla. Mirar la parrilla costal y el lado interno y coger muestras si está afectado.

4.- El examen de la cavidad torácica lo realiza el patólogo y la función del técnico es asistirle en lo que necesite y anotar si hay adherencias entre pleura visceral y parietal, y si hay adherencias o líquido en la cavidad pericárdica deben recogerse muestras.

El examen de la cavidad abdominal también lo realiza el patólogo con asistencia del técnico que se encargará de anotar si hay adherencias del epiplón y anotar el volumen de líquido peritoneal, y anotar la medida de la altura del diafragma.

5.- De la extracción de órganos del tronco y abdomen se encarga el patólogo, como siempre asistido por el técnico para ayudarle en lo que necesite. Una vez extraídos los órganos el técnico se encarga de la disección del intestino que comienza en el yeyuno y termina en el recto:

- quitamos los mosquitos.

- se corta longitudinalmente con el enterótomo por la zona del mesenterio

Esta disección se realiza en el fregadero de la mesa de autopsias.

6.- La autopsia craneal la realiza el técnico y se coloca al paciente en decúbito supino, apoyando el occipital y el cuello en un reposacabezas para elevar el cráneo de la superficie de la mesa de manera que se facilite la maniobra de incisión de la piel y de corte con la sierra.

Se efectúa una incisión coronal con el bisturí de un pabellón auricular al otro llegando en profundidad hasta periostio. Después se separan los planos de periostico cutáneo hacia atrás y hacia delante para poner al descubierto el cráneo desnudo. Se procede al corte del cráneo con la sierra circular empezando por el frontal hasta llegar al mismo punto. La profundidad del corte no debe sobrepasar la duramadre. Abrir el seno longitudinal superior de adelante a atrás. Se toma un pellizco de la duramadre desde la parte anterior y se va cortando hasta dejar al descubierto al cerebro. Se separan los polos frontales de ambos hemisferios con los dedos tirando de ellos hacia nosotros suavemente. Se corta el quiasma óptico y el resto de los pares craneales quedando el cerebro libre y el cerebelo oculto por la tienda del cerebelo que es un repliegue de la duramadre. Se corta a ambos lados de la tienda del cerebelo con el bisturí, se tira con cuidado del cerebro-cerebelo y tronco cortándose el bulbo por encima del agujero occipital y llegar a lo más posible cerca de la medula para tener muestra de ella. Se pesa el cerebro y se anota dicho peso. La hipófisis queda incluida en la silla turca, y para extraerla hay que quitar las apófisis clinoides posteriores y así ampliar la silla turca a fin de favorecer la extracción de la hipófisis que se hace con pinzas y bisturí.

Para la fijación se suspende el encéfalo por un hilo que se pasa entre la arteria basilar y el tronco encefálico. Ese hilo se sujeta a los bordes de un recipiente dejando el cerebro en flotación en formol porque si se apoya se deformaría. La fijación del encéfalo se hace poniéndolo en un bote herméticamente cerrado y convenientemente etiquetado con el nombre del paciente, durante 15 días y más si se sospecha enfermedad por priones se fija durante 1 mes.

7.- La autopsia raquídea también la realiza el técnico y se puede abordar de dos formas a elección del patólogo (abordaje anterior y abordaje posterior), en este caso el abordaje será anterior. Una vez extraídas las vísceras del cadáver, quedan al descubierto los cuerpos vertebrales, que se cortan lateralmente con la sierra de rotación por un lado y por otro, cortando los pedículos, desde lo mas arriba posible hasta el sacro y una vez separados los cuerpos vertebrales tirando de ellos desde arriba hacia fuera, queda al descubierto la medula, recubierta de su duramadre, se corta transversalmente en los segmentos cervicales altos, a fin de poder estudiar todos los niveles medulares extrayéndose con los ganglios raquídeos y raíces.

Al terminar la autopsia hay que reconstruir el cadáver, que lo hace el técnico. Primero hay que asegurarse de que se han cogido todas las muestras necesarias, y secar y quitar todos los líquidos con cacillos o sistemas de succión y se eliminan. El cuerpo se rellena con celulosa de forma que quede lo mas normal posible estéticamente. En el tórax se vuelve a poner la parrilla costal y si hace falta se añade más celulosa en función de la estructura del cuerpo. El cuello también hay que rellenarlo lo más estéticamente posible. El cráneo se rellena y se encaja la calota en las muescas hechas y se vuelve a colocar en el sitio el cuero cabelludo. Se cose y se peina si hay cabello. Para la sutura se utiliza hilo o cuerda (liza) dependiendo de la zona, si es en zona visible el hilo debe ser mas fino.

Una vez reconstruido hay que lavar el cadáver con agua y un cepillo y dejarlo lo mas presentable posible, en decúbito supino y tapado, y si tenia efectos personales se le vuelven a colocar.

Rellenar el registro de las muestras para estudios histológicos; y el registro de órganos completos poniendo la fecha de introducción del órgano en formol, datos del médico responsable, fecha y día de entrada de autopsia.

Después se lleva el cadáver de nuevo a la Morgue donde esperará hasta que vengan a buscarlo los de la funeraria. El técnico es el encargado de llamar al tanatorio elegido por la familia para avisar de que ya pueden venir a buscarlo. Cuando llegue el encargado de la funeraria debe firmar en el libro de registros de la Morgue y traer el permiso legal que debe estar firmado.

Una vez terminada la autopsia hay realizar el lavado de todo el material y de la mesa de autopsias, descontaminando la superficie de trabajo con algún desinfectante.