Panteón de Agripa

Arte romano. Arquitectura romana. Apolodoro. Cúpula. Bóveda. Historia

  • Enviado por: Silvia Muñoz
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

PANTEÓN DE AGRIPA.

Esta obra se llama el Panteón de Agripa. Su autor es Apolodoro de Damasco, que lo construyó por manato del emperador Adrián. Data de el año 27 a. C y es una muestra muy importante de la arquitectura romana.

El Panteón consiste en una planta circular de un diámetro de 43,2 metros, que coincide con su altura, precedido por un pórtico octastilo.

Sobre las ocho columnas del pórtico se alza el entablamento y sobre éste el frontón, que en este caso tiene un tímpano liso característico de la arquitectura romana, que se divide en tres naves, la central abovedada y las laterales adinteladas.

Los materiales principales en su construcción, son la piedra de sillería, el ladrillo, y el mármol, que servirá para crear una rica decoración y para cubrir las zonas más nobles, la cúpula esta hecha de hormigón.

Esta construido con la combinación de un sistema abovedado y adintelado, es decir, destaca la existencia de arcos y bóvedas, pero también predominan las columnas y las líneas rectas, sobre todo en el pórtico principal.

Los arcos existentes son arcos de medio punto y la bóveda del pórtico es de cañón, mientras que la bóveda interior es una cúpula, por su forma esférica.

Las columnas pertenecen al orden corintio.

La decoración interior fue muy rica, con revestimientos de mármoles de colores y la cúpula interiormente decorada con casetones que disminuyen su tamaño en altura.

El exterior también estría muy decorado, e incluso la cúpula revestida de bronce.

La iluminación procede de un óculo central de 9 metros de diámetros situado en la parte más alta de la cúpula, y también de unos pequeños vanos abiertos en el anillo que sirve como base de la cúpula.

La armonía de la obra está conseguida por una perfecta proporción matemática.

Este edificio estaría erigido a todos los dioses, de ahí su forma circular.

Es muy importante porque con esta construcción los romanos llegaron a una perfección técnica inigualable al resolver problemas por un lado de peso y de empuje, y por otro de estructura, que no hubieran sido posible resolverlos antes.

El peso de la bóveda y su sujeción se resolvió haciendo recaer todo el peso de la cúpula en unos pilares muy gruesos que se encuentran dentro del muro y que recogen el peso de tal forma que entre ellos se permiten abrir espacios que servirías de capillas, aligerando el peso del muro. En segundo lugar utilizaron para la construcción de la cúpula materiales muy ligeros. En tercer lugar se redujo el grosor de la cúpula desde la base hasta el óculo central.

El templo también recibe el nombre de Mausoleo de Adrián, en honor al emperador que lo mandó construir.

Interiormente se han mantenido en el Panteón las líneas de la arquitectura griega, combinadas con las bóvedas características de la construcción romana. La misma mezcla se puede ver en los grandes edificios religiosos de la época siguiente: en el templo de Antonio y Faustina, en el Foro romano, en el templo del Sol, en el Quirinal y en el grandioso templo de Neptuno en Roma, donde está instalada actualmente la Bolsa de Roma.

La obra se encuentra en perfecto estado de conservación.

Se habilitó para iglesia, y fue reedificado en tiempo de Adrián. Está junto a las antiguas termas de Agripa, de las cuales emergen todavía restos del suelo en las excavaciones de la parte posterior.

El pórtico del Panteón, con sus robustas columnas de Pórfido, debió de ser el mismo de las teras de Agripa; por esto Adriano respetó el nombre del gran ministro de Augusto en el friso de la fachada.

Fue el modelo del que aprendieron los arquitectos del Rnacimiento; de su cúpula tomó sus proyectos Brunelleschi, el autor de la primera cúpula moderna, y se conservan los dibuos de Rafael, deliciosos croquis que el gran pintor y arquitecto tomó del edificio romano.

2