Pablo Montesino

Pedagogía. Modernización educativa. Reducción universitaria. Formación del docente. Aspectos didácticos. Escuelas de Párvulos. Iglesia

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

1.- Introducción

La educación es un fenómeno que necesariamente ha de ser cambiante por que un atraso en el sistema educativo de cualquier país supondría, a corto plazo, una crisis en todos los ámbitos

Si hay alguien puede exponer de forma detallada y amplia la modernización educativa en España ese es Pablo Montesino. El libro, su libro, que a continuación trato, se centra en la educación, sociedad y política, tres conceptos intrínsecamente relacionados.

Pablo Montesino y la modernización educativa en España, expone en el fondo, la gran labor realizada por éste pedagogo en el avance democrático de nuestra sociedad y de nuestro país. Y en algunos capítulos se centra aún más en la comunidad de Castilla y León.

La educación como base del progreso y avance de la sociedad, es de suma importancia para todos. Y más aún si contextualizamos. Si nos situamos en una España sumida en la ignorancia. De ahí, que destaque tanto la gran labor que por y para la educación, y como consecuencia, por y para la sociedad, lleva a cabo Pablo Montesino

2.- Contexto Histórico

El siglo XIX es un siglo turbulento en lo social y en lo político y, por añadidura, en el plano del pensamiento. A lo largo de todo el siglo se va a entablar una dura batalla en todos los órdenes entre las fuerzas que querían modernizar el país y los que querían mantenerlo firme en sus añejas raíces. No éramos en esto los españoles diferentes al resto de los europeos, también escindidos entre las fuerzas progresistas y las tradicionalistas. La diferencia estriba más bien en la correlación de fuerzas entre ambas tendencias, pues mientras Francia o Inglaterra contaban ya con una burguesía firmemente asentada y puestas las bases de la revolución industrial, en España una burguesía débil fue desarrollándose a duras penas, abriéndose camino en un ambiente reaccionario, viendo frustradas sus esperanzas en un país casi analfabeto, apenas industrializado, en plena decadencia económica y social, que soñaba en un Imperio del que sólo quedaban los jirones.

La España del siglo XIX es el crisol en el que se formó la España del siglo XX, cuyo primer tercio es la prolongación y el estallido dramático de las fuerzas que fueran acumulándose durante tanto tiempo.

El intelectual español es un testigo espantado de los males de su patria. Ve, impotente, la caída en el abismo, trata de respirar en un ambiente enrarecido, asomar la cabeza sobre la mediocridad, la incultura, la intolerancia, el despotismo y el inmovilismo.

La situación de la enseñanza en España a lo largo del siglo XIX no es ajena a este panorama desolador.

El control que la Iglesia ejerce sobre la cultura y la educación, pese a los esfuerzos por eliminar o limitar el mismo por parte de los liberales, se mantiene durante todo el siglo. Aunque se producen varios intentos de reforma educativa, la alianza de la Iglesia con los sectores conservadores e integristas vinieron a frenar las aspiraciones de la burguesía a una enseñanza laica, que sirviera de cauce para llevar al Estado su ideología progresista y democrática.

Desde la caída del absolutismo, hombres como Manuel José Quintana, Pablo Montesino o Antonio Gil y Zárate van a intentar dar un giro a la política educativa.

3.- Biografía de Pablo Montesino

Pablo Montesino nace en Fuente del Carnero, provincia de Zamora, en 1781. Siendo de familia acomodada cursará estudios en Valladolid y la carrera de medicina en la Universidad de Salamanca, licenciándose en 1806. Ejerce su profesión en el ejército de Extremadura y años más tarde es elegido diputado a Cortes por esa provincia. Se posicionó ideológicamente en contra de Fernando VII lo que le llevó a exiliarse en Londres y más tarde en la isla de Jersey. Allí conoció las “Infant schools” (escuelas infantiles con carácter asistencial). A la muerte del monarca regresa a España y comienza a preocuparse por la cuestión educativa en nuestro país.

Crea en 1838, en Madrid, la primera escuela de párvulos a la que le puso el nombre de VIRIO, más tarde creó una segunda escuela que llevó su nombre. Desempeña cargos como Consejero de Instrucción Pública y director de la Escuela Normal Central entre otros. Cabe destacar su colaboración en varias sociedades del momento, pero entre ellas la Sociedad para propagar y mejorar la educación del pueblo.

Ideológicamente hablando participó de la influencia de Froebel, como otros pedagogos europeos, pero las innovaciones y el método froebeliano no lo aplicó en las escuelas españolas por el excesivo número de niños.

Es relevante su extensa obra literaria destacando su Manual para los maestros de escuelas de párvulos y sus artículos sobre educación publicados en el Boletín Oficial de Instrucción Pública ente otros. Muere en 1849 en Madrid

4.- Síntesis del libro

El tema central de este libro es, claro está, la modernización educativa en España y por la importante aportación de Pablo Montesino.

Comienza el libro, describiendo el contexto en el que se halla la labor de Montesino, su trabajo, para después mostrar la influencia que tendrá en la reforma educativa española. Basándose en las experiencias que tuvo en el extranjero, aporta puntos importantes a la educación, y sobre todo a la enseñanza superior. Defiende la reducción de centros universitarios, la creación de una Universidad central ubicada en Madrid, apuesta por nuevos métodos y sistemas de enseñanza, por la libertad de la misma y por que sólo la tercera enseñanza sea costeada por los beneficiarios. Todos estos principios, acogidos después por Moyano.

Además en este libro se aborda la formación del docente, su presente, su pasado y como no, también su futuro.

En "Pablo Montesino y la modernización educativa en España", básicamente, se tratan temas como el despegue de la enseñanza primaria, la necesidad de una buena, una mejor formación de maestros, la naturaleza y fines por tanto de las Escuelas Normales, la importancia de las escuelas de párvulos, la necesaria también reforma de los métodos de enseñanza, la labor ética- moral que ha de tener la escuela. . .etc. Y todos estas ideas, conceptos, necesidades, se abordan bajo una mirada, un contexto educativo, social y político real de la situación que en España se vivía. Caótica y carente de medios.

A diferencia de Quintana, por ejemplo, Montesino aborda también aspectos pedagógicos y didácticos. No sólo exponiendo sus teorías, sino también difundiéndolas. Labor esta última, favorecida por sus cargos al frente de la Escuela Normal Central, o su trabajo, antes comentado, en el Boletín Oficial de Instrucción Pública.

Al referirme a la Escuela primaria en Castilla y León, es necesario recordar cuestiones como que el nivel de escolarización y alfabetización es mediocre pero superior al conjunto de la media de España. Que la calidad de la enseñanza, métodos o tipo de locales utilizados es deficiente. . .etc. Pero por motivos político y socio-culturales, Castilla y León responde más temprana y acertadamente a las expectativas marcadas por el modelo liberal español del sistema escolar.

Aún así, no podría erigirse en modelo expresivo del conjunto de España en lo que se refiere a aspiraciones y expectativas de cumplimiento de la normativa escolar que pone en marcha el liberalismo español para implantar su sistema escolar y que defina buena parte de su proyecto político. No, porque tampoco cumple perfectamente las previsiones efectuadas, y porque el resto de España se aleja aún más.

La muerte de Fernando VII en 1833, y los posteriores derechos de amnistía dados por la proclamación de Isabel II significaron la vuelta de los liberales emigrados, como Pablo Montesino. Y a su vuelta, su mayor deseo, fue establecer una legislación educativa que dejase por fin aparcada la absolutista. A partir de aquí, surgirán más maestros con formación pedagógica, lo que motivó el que se abriera la ya mencionada Escuela Normal Central, dirigida por Montesino.

Para finalizar con esta síntesis, reseñaré en la labor de Pablo Montesino. Algunos de sus logros educativos más importantes como el traer nuevas ideas pedagógicas del extranjero (bien acogidas por cierto), su insistencia en la necesidad de formación pedagógica del docente (Escuelas Normales), o el fomento de las Escuelas de Párvulos. Todos ellos de suma importancia para que se lograse la reforma educativa en España.

5.- Opinión personal

Pablo Montesino es una figura clave de la historia educativa española del siglo XIX, aunque su obra y pensamiento, son escasamente conocidos.

Aportó un enfoque realista de la situación del sistema educativo español. La importancia de su obra radica en saber, basándose en una situación real de la España que vivió, aplicar a la práctica una sólida fundamentación teórica de propuestas de mejora y optimización.

Me gustaría señalar la idea de que la educación es la base de la sociedad, por lo que es muy importante todo lo que le afecta. Los ideales de Montesino (ideales que comparto), son el enriquecimiento cultural y educativo de la sociedad para conseguir un enriquecimiento en todos los ámbitos.

La educación debe mucho a Pablo Montesino. Él es uno de los grandes pilares en la configuración del actual sistema educativo, aunque por desgracia, sus ideas bien acogidas por las políticas de la época, tuvieron escasa incidencia en la modernización del sistema educativo de esta España sumida aún en la ignorancia. Esto, la falta de consolidación de una burguesía moderna, y el paulatino abandono de algunas de estas posturas, un tanto “radicales” para la época y para los grupos de poder, lograron que dichas propuestas, quedasen relegadas al olvido.

Montesino, cuyo pensamiento y obras irán encaminadas en esta etapa de configuración del sistema escolar español, a enriquecer cultural y educativamente la sociedad española, será el eje central de la creación de las escuelas de párvulos, Escuelas Normales y promoción de la enseñanza primaria en España. En sus ideas pedagógicas se entrecruzan a su vez tres grandes influencias: El naturalismo Rousseniano, la pedagogía inglesa y la ya mencionada intuición Pestalozziana.

Es, repito, uno de los grandes pilares de la reestructuración del sistema escolar que actualmente conocemos tanto por sus ideas como en el terreno de la organización y administración. Y es en definitiva, un claro ejemplo de utilidad cuando conviene y olvido cuando sus ideas van en contra de los intereses de los del poder. Y a pesar de todo la esencia de sus ideas forma parte de nuestro actual sistema de educación.