Otra vuelta de tuerca; Henry James

Literatura universal contemporánea del siglo XIX. Narrativa. Novela norteamericana. Argumento. Personajes. Estructura

  • Enviado por: Juan Gómez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

Í N D I C E

ANÁLISIS DEL CONTENIDO

  • Tema o idea central.

  • Resumen del argumento.

  • Justificación del título.

  • Estructura interna.

  • Descripción de los personajes principales.

  • ANÁLISIS DE LA FORMA

  • Recursos expresivos.

  • Significado de las palabras (nivel semántico)

  • Frases hechas y refranes.

    Extranjerismos.

    Erratas.

    BIBLIOGRAFÍA

    CRÍTICA PERSONAL

    ANÁLISIS DEL CONTENIDO

  • Tema.

  • Trata de apariciones de fantasmas en una mansión.

  • Resumen. Otra vuelta de tuerca.

  • Una institutriz acepta un trabajo para educar a dos niños en una mansión llamada la mansión Bly. Es contratada por el dueño de la mansión, que es el tío de los niños que viven en ella. Nunca va a verles, sólo se encarga de su educación.

    Cuando la institutriz llega a la mansión Bly conoce a la señora Grose, la encargada de llevar la mansión, con la cual coge una gran amistad.

    La institutriz conoce a los dos niños que va a cuidar, Miles y Flora, dos niños que desprenden mucha ternura.

    De manera que pasa el tiempo, la institutriz se da cuenta de que los niños actúan de una manera extraña, pero no sabe el por qué.

    Se suceden distintas apariciones. La institutriz investigando descubre que son la anterior institutriz “La señora Llesel” y un encargado “el Doctor Quint. Ambos muertos.

    Estas apariciones iban detrás de los niños. La institutriz se da cuenta y pretende salvarlos, pero no sabe como.

    Decide investigar preguntando a la Sra. Grose y esta le cuenta que estas dos personas habían trabajado anteriormente en la casa, y que influían mucho en los niños.

    Entre la Sra. Grose y la institutriz llegaron a la conclusión de que eran almas perdidas que venían a llevarse a los niños.

    La institutriz intenta sacar información a los niños, pero siempre por un motivo u otro la esquivan. Al final, se da cuenta de que lo que tiene que hacer es enfrentarse a los fantasmas, y así lo hace. Cuando vuelve a aparecer el Dr. Quint, la institutriz se le enfrenta con la mirada, conteniendo el miedo y entonces el fantasma se marcha para siempre.

    Solo en ese momento, se dio cuenta de que el alma del Dr.Quint estaba poseyendo al niño, y por eso, cuando se fue, el niño murió.

    FIN

    c) Justificación del título.

    Se llama "OTRA VUELTA DE T UERCA”

    Se refiere a que aquí se entra en contacto con unos seres que no son normales. Habla como si la naturaleza hubiese dado una vuelta de tuerca para crear estos seres.

  • Descripción de los personajes mas importantes.

  • LA INSTITUTRIZ.

    Se trata de una joven inglesa,, bonita y encantadora, y sin experiencia en el trabajo que se le ofrece. Es rubia y de ojos castaños. Cuando se hace cargo de cuidar a dos niños en una mansión donde aparecen fantasmas, se hace la fuerte y está allí hasta el final por el bien de los niños.

    SEÑORA GROSE.

    La señora Grose es una excelente ama de llaves que lleva al servicio de la casa muchos años. No tiene hijos, pero siente por los dos niños un extraordinario afecto. Es una persona muy bondadosa.

    MILES

    Miles es un niño un poco extraño. Le expulsaron del colegio por contar historias de fantasmas, por lo que creían que estaba loco. Está siempre como aislado de la gente.

    DR. QUINT

    Es muy pelirrojo y de pelo muy rizado. Su rostro es alargado, de nobles facciones y con un bigote ralo tan rojo como su pelo. Sus cejas son más oscuras y parecen tener una gran movilidad, arqueándose a menudo. Sus ojos son pequeños e inquisitivos. Su boca es grande, pero sus labios muy finos y su sonrisa se acentúa con su bigote.

    Es malvado y se quiere llevar el alma de Miles con él.

    SEÑORITA JESSEL

    No tiene una apariencia normal. Siempre tiene en su cara una sonrisa malvada. Ella es la que se quiere llevar a la pequeña flora. Casi siempre va vestida de negro.

    FLORA

    Es una niña que también está apartada un poco de la gente, no tanto como Miles. Siempre ignora a la senorita Jessel, hace como si no la viera.

  • Estructura interna.

  • * Nº de capítulos: 24 capítulos, apéndice y bibliografía.

    * Nº de páginas: 190 páginas

    * Descripción de la portada:

    En la portada sale la institutriz en la escalera de la mansión llevando un candelabro. Está asustada y gritando, como si acabase de ver una de las apariciones.

    * Tipo de formato: Tamaño bolsillo.

    * Tipo de papel: Papel normal.

    Este libro se compone de capítulos muy cortos y tiene la letra bastante grande.

    ANÁLISIS DE LA FORMA

  • Nivel fónico.

  • Aliteración:

    - Es terrible, es terriblemente terrorífica Pág. 8

    Onomatopeya:

    - Eeeeeh. Pág. 23

    - Mmmmm. Pág. 25

    - ¡je je! Pág. 27

    - Uuuuoooogh. Pág. 29

    - Buoghs. Pág. 29

    - Ahgs. Pág. 29

    - ¡Ejemejem! Pág. 42

    - ¡Buf! Pág. 77

    - ¡Ah! Pág. 83

    - Eeeh... ¡Ejem! Pág. 85

    - Chssst. Pág. 118

    - Ja, ja, ja. Pág. 123

    - Hey. Pág. 124

    - Clic. Pág. 143

    - Bah. Pág. 162

    - Chssst. Pág. 193

  • Nivel morfosintáctico.

  • Pleonasmo:

    - Tomó aire por la nariz. Pág. 7

    - Dos diminutos auriculares negros. Pág. 87

    - Junto a una mujer gorda, colorada, que irradiaba

    calor y respiraba con cierta dificultad. Pág. 97

    - Todo le estaba saliendo mal. Rematadamente mal. Pág. 104

    - El coche de Ahliú está pagado. Efectivo.

    Contado. Tocateja. Pág. 137

    - Estaba lleno de escombros, desperdicios y viejos

    materiales de construcción. Pág. 164

    - Una enorme rata de color negro y larga cola rosada. Pág. 165

    - Los estampidos sonaron como un único,

    largo y horrísono trueno. Pág. 190

    - No. Eso no es verdad. Pág. 194

    - Eso, barrotes. De hierro. Muy gordos. Pág. 197

    Polisíndeton:

    - Ni drogas ni...

    Ni ¿qué?

    Ni moros. Pág. 17

    • La mesa y la silla de despacho, los colchones y la

    ropa de cama, los percheros, el desvencijado

    armario, el contenido de los archivos y hasta los

    cuadros de ambiente marinero ardían en la

    improvisada hoguera despidiendo un humo acre,

    que por fortuna, ascendía y se disipaba con cierta

    facilidad. Pág. 62

    • Entre tanto aspaviento, creyó que acabaría

    por resbalar y caer, y moriría arrollada por

    el tren, y sus restos quedarían diseminados

    sobre la vía en la permanente oscuridad del

    túnel, y nadie los descubriría nunca, y nadie

    la echaría de menos, y ni siquiera tendría un

    funeral como Dios manda. Pág. 105

    • Los brazos, las manos, la parte delantera de

    los muslos, las rodillas y las pantorrillas, el

    pecho y el estómago, y sospechaba que

    también la cara. Pág. 106

    - Y el inspector Puyuelo, y Solanas, y toda la

    escoria del mundo. Pág. 133

    Asíndeton:

    - Contra sí. Pág. 12

    - Un chapuzón. Y otro más... Y otro. Pág. 20

    - Brindaron. Bebieron. Solo un sorbo. Pág. 39

    - ¿Qué pasa? ¿Qué? ¿Tengo sangre? ¿Es eso?

    ¡Estoy herido! ¿Dónde? ¡Por el amor de Dios,

    teniente! ¿Qué ocurre? Pág. 65

    - El hombre calvo se acercaba a él, pistola en mano. Pág. 110

    - ¿Qué es todo esto? ¿Qué haces aquí?

    ¿Qué hacemos aquí? Pág. 168

    - Yo he venido aquí para nada. Tiempo perdido.

    Vida perdida. Mi abuelo, muerto por nada. Pág. 170

    Hipérbaton:

    • Apoyó los brazos sobre las rodillas y la cabeza

    sobre los brazos. Pág. 97

    Anáfora:

    - No, no, no. Pág. 9

    - Vamos, vamos, vamos. Pág. 23

    - Tenía que lanzarse. Tenía que lanzarse.

    Tenía que lanzarse. Pág. 64

    - No, no, no. Pág. 129

    - Bueno, bueno, bueno... Pág. 146

    - Ya va, ya va. Pág. 155

    - Lo siento, lo siento, lo siento. Pág. 172

    - ¡No! ¡No puede ser! No puede ser... Pág. 182

    - El libro contiene el futuro. Pág. 184

    - Un segundo más tarde, menos de un

    segundo más tarde. Pág. 188

    - No quiero más túneles, ni más pozos,

    ni más ratas, ni más... Pág. 195

    - Mierda, mierda, mierda... Pág. 196

    - De pronto, otro tiro. Y, enseguida, otro. Y otro

    más. Y otro... Pág. 206

    - Ala es grande -dijo-. Alá es grande... Pág. 208

    Epíteto:

    - Los vaivenes de la embarcación eran como curvas

    en un camino conocido, rizado y negro. Pág. 13

    Interrogación:

    - ¿Qué se puede esperar de un guardia civil

    que se llama como el Lute? Pág. 11

    - ¿Cómo no voy a estar despierta, si me estás

    gritando al oído? Pág. 25

    - ¿Qué Antonio va a ser? Pág. 26

    - ¿Y qué se te ha perdido a ti en Zaragoza? Pág. 40

    - ¿Acaso Mustafá se había vuelto invisible? Pág. 46

    - ¿Y si pudiese ayudarle a caer del tren? Pág. 110

    - ¿Se estaría enamorando de él? Pág. 134

    - ¿Una pista que nadie ha descubierto en

    diez siglos? Pág. 179

    Exclamación:

    - ¡Y más que lo vas a sentir cuando te rompa

    todos los huesos de la cabeza, majadero! Pág. 56

    - ¡Y yo qué sé dónde carajo está la maldita

    Sirena! Pág. 58

    - ¡Maldito seas mil veces! Pág. 190

    - ¡Estás para que te aten! Pág. 193

    - ¡Tú no entiendes lo que no quieres! Pág. 194

  • Nivel semántico.

  • Símil o comparación:

    - Unos dientes como perlas. Pág. 40

    - Blanco se le vino encima como un toro. Pág. 46

    - Silencioso como un gato. Pág. 46

    - Pegado como una lapa a las planchas ardientes. Pág. 46

    - El Seat empezó a temblar como un enfermo de

    Parkinson. Pág. 54

    - Chirlas reptó como una lagartija. Pág. 60

    - Un haz de hilillos blancos que eran como el queso

    fundido que una pizza recién hecha. Pág. 63

    - Entró como un ciclón. Pág. 95

    - Cayó del tren como un fardo. Pág. 110

    - El Audi saltó como una rana. Pág. 137

    - Sintió una dolorosa presión en el costado, como si

    algo duro tratara de abrirse paso entre sus costillas. Pág. 143

    - Roncaba como un bendito. Pág. 160

    - Y el reloj parecía haberse vuelto reumático. Pág. 162

    - Se volvió como un águila. Pág. 186

    - Se volvió espeso, viscoso como un puré de tapioca. Pág. 187

    - La detonación sonó como un cañonazo. Pág. 188

    - Un sujeto gordo como un cachalote. Pág. 192

    - ¡A moverse todo el mundo como si llevaseis un

    cohete en el culo! Pág. 192

    - Parecía haber entrado en trance. Pág. 200

    - Se fue inclinando lentamente hasta caer

    desmadejado a su lado, como un fardo. Pág. 208

    Metáfora:

    - Daba la impresión de no haber funcinoado en siglos. Pág. 43

    - Afiló tanto la mirada que habría podido cortar con

    ella a los dos policías en lonchas finas. Pág. 49

    - Una bocanada de aire caliente se le vino encima. Pág. 62

    - Los cinco mil caballos de las locomotoras. Pág. 106

    - Le lanzó a Violeta un Lacoste de color azul. Pág. 120

    - Su mirada estaba limpia. Pág. 126

    - Los criminales jugaban con la vida de los inocentes. Pág. 132

    - Erizar la piel. Pág. 140

    - El corazón es un solar lleno de escombros. Pág. 163

    - El corazón se le había lanzado al galope. Pág. 180

    - Con la mirada encendida. Pág. 186

    - Con la muerte en los talones. Pág. 196

    Sinonimia:

    - ¡Majadero! ¡Sandio! ¡Badulaque! Pág. 56

    - Está pagado. Efectivo. Contado. Tocateja. Pág. 137

    Metonimia:

    - Encendía un Winston. Pág. 27

    - Cuarenta centímetros de Pikolín. Pág. 27

    - Llegaron a primera hora de la tarde en un

    Seat blanco. Pág. 43

    - Pregunto Gómez, señalando el Matilde. Pág. 47

    - Gómez gritaba como un poseso cuando un

    Renault 19 los esquivó. Pág. 55

    - El Azucena era un pequeño pesquero. Pág. 73

    - Se acercó por detrás al Citroën BX. Pág. 86

    - Al ver que se dirigía a un Audi A4 metalizado. Pág. 136

    Hipérbole:

    - Todavía más muerto que vivo. Pág. 61

    - Se sentía como si una apisonadora le hubiese

    pasado por encima. Pág. 65

    - Estás mas perdida que las colonias de África. Pág. 72

    - Se abrió el mar. Pág. 74

    - Los cuatro carajillos tomados en ayunas le estaban

    saliendo por los poros. Pág. 84

    - La enorme cabeza de Mohedano ocupaba todo su

    campo visual. Pág. 116

    - Dos bollos más duros que el pedernal. Pág. 160

    - ¡Maldito seas mil veces! Pág. 190

    Ironía:

    - ¿Qué se puede esperar de un guardia civil que se

    llama como el Lute? Pág. 11

    - ¿Cómo no voy a estar despierta, si me estás

    gritando al oído? Pág. 25

    - ¡No me digas! Pensaba que eran escopetas de

    perdigones. Pág. 60

    - O hay una epidemia de colitis, o mucha gente ha

    tenido la misma idea que yo. Pág. 97

    - Muy pequeña tiene que ser, desde luego. Pág. 179

    - La verdad, no creo que vayamos a encontrar tu

    libro tirado en un rincón sin que nadie se haya

    fijado en él hasta ahora. Pág. 180

    d) RECURSOS ESTILÍSTICOS (varios)

    PARANOMASIA:

    - Soportar al insoportable. Pág. 30

    - Pero le ha ido bien a Ahliú. Si, a Ahliú le ha ido bien. Pág. 137

    - Muy bonito, muy precioso. Pág. 155

    - ¡Futuro es como Libro! ¡Igual que Libro! Porque el

    Libro habla del futuro. El libro contiene el futuro. Pág. 184

    - Qué diablos podía hacer allí el guardia civil, cómo

    diablos había llegado hasta allí y por qué diablos

    caminaba junto a Ahliú. Pág. 187

    - Un segundo más tarde, menos de un segundo más

    tarde. Pág. 188

    - Perseguido y perseguidor se encontraron frente a

    frente. Pág. 189

    PARALELISMO:

    - Qué diablos podía hacer allí el guardia civil,

    cómo diablos había llegado hasta allí y

    por qué diablos caminaba junto a Anliú. Pág. 187

    - No quiero más túneles,

    ni más pozos,

    ni más ratas,

    ni más... Pág. 195

    ELíPSIS:

    PERSONIFICACIÓN:

    - Se le escapaba el negocio. Pág. 7

    - El Estrella Gibraltar acariciaba ya los andenes. Pág. 135

    - Peligro que corre. Pág. 149

    - La inquietud de Violeta se había disparado. Pág. 159

    - Aire culpable. Pág. 161

    - Castigado por el paso de los siglos. Pág. 168

    - Sintiendo el aliento de los proyectiles. Pág. 190

    PARADOJA.

    - Gélido en invierno y abrasador en verano. Pág. 28

    - Asesino y víctima. Pág. 146

    - Perseguido y perseguidor. Pág. 189

    ANTITESIS:

    - Lo miró de arriba abajo. Pág. 192

    - Le iba a servir de ayuda o de estorbo. Pág. 193

    - Vivo o muerto, herido o ileso. Pág. 209

    FRASES HECHAS

    - ¿De qué vas? Pág. 7

    - Tenéis la sartén por el mango. Pág. 9

    - Los tiene bien puestos. Pág. 9

    - Ándate con ojo. Pág. 16

    - Lloraba a moco tendido. Pág. 24

    - ¿Quieres ir al grano? Pág. 31

    - No me vengas con monsergas. Pág. 36

    - Sin blanca. Pág. 75

    - Ir al grano. Pág. 90

    - Al fin y al cabo. Pág. 121

    - Intentaba tomarme el pelo. Pág. 130

    - Que le den morcillas. Pág. 140

    - Cara de culo. Pág. 145

    - Armados hasta los dientes. Pág. 147

    - Me sonaba a cuento chino. Pág. 154

    - Es una ciudad corriente y moliente. Pág. 170

    - ¡Estás para que te aten! Pág. 193

    - Anda y que te vayan dando. Pág. 194

    EXTRANJERISMOS

    - Mesié. Pág. 8

    - Jet-foil. Pág. 19

    - Ton nom. Pág. 28

    - Comán es que ti tapell? Pág. 28

    - Moustache. Pág. 34

    - Quid. Pág. 68

    - Ques quil pas? Pág. 103

    - Nus avón de la pres Pág. 103

    - Wagon-lits. Pág. 117

    - Handycam. Pág. 183

    ERRATAS

    - Calma chicha Pág. 73

    - Intentar la huida a campo traviesa Pág. 115

    - He estado hablado Pág. 211

    VOCABULARIO:

    - Mistilíneos (pág. 180)

    1. Ángulo formado por una línea recta y otra curva.

    2. Figura cuyos lados son unos rectos y otros curvos.

    • Cúficos (pág. 182)

    1. Aplíquese a ciertos caracteres empleados antigüamente en la escritura árabe.

    • Ataurique (pág. 185)

  • Labor que representa hojas y flores, hecha con yeso.

    • Vorágine (pág. 192)

  • Remolino impetuoso que forman en ciertos lugares las aguas.

  • - Sorna (pág. 68)

  • Lentitud o cachaza con que se hace una cosa.

  • Disimulo y burla con que se hace o se dice una cosa con alguna tardanza voluntaria.

  • Noche.

    • Picoletos (pág. 15)

  • En ámbitos marginales, individuo de la guardia civil.

    • Malecón (pág. 61)

    1. Dique de protección de un puerto o de una bocana, contra los efectos de los temporales, el oleaje y los movimientos de los bancos de arena.

    CIRCUNSTANCIAS EXTERNAS

    AUTOR: HENRY JAMES.

    Henry James escribió romances, es decir, relatos cuyo desarrollo se acerca más a un cuento que a una novela.

    Viajó a Europa y entró en contacto con los grandes novelistas de su tiempo.

    Aquí es donde empezó a escribir novelas y sus cuentos de terror. Los tres primeros libros de Henry James los escribió en Estados Unidos. A partir de que se estableciera en París en 1875, solo escribía novelas de terror.

    1