Orígenes de la Iglesia

Religión. Hechos de los apóstoles. Nacimiento. Primeros cristianos. Dificultades. Misionera. Concilio de Jerusalén. Sacramentos. San Pablo

  • Enviado por: Diego Ferrandiz
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

TEMA 1: LOS ORÍGENES DE LA IGLESIA

1. - ¿CUÁL FUE EL ORIGEN DE LA IGLESIA?.

¿CÓMO VIVÍAN LOS PRIMEROS CRISTIANOS?.

Para responder a estas preguntas hemos de acudir a dos fuentes de información muy importantes: éstas son el Libro de Hechos de los apóstoles y las cartas de san Pablo. El que más datos aporta es el libro de los hechos de los apóstoles (Hch.).

1.1.- El libro de Hechos de los apóstoles

El autor es el evangelista Lucas. El acontecimiento de Jesús que conecta el evangelio con el libro de Hch es la ascensión de Jesús:

Vida Oculta Vida pública 3 días 40 días 10 días

Nacimiento Bautismo Jesús Muere Jesús La ascensión Pentecostés

De Cristo de Cristo en la cruz Resucita del Señor nace la Iglesia

Evangelio Hechos

El título que lleva el libro no se corresponde exactamente con su contenido pues el título da a entender todo lo que hacen los apóstoles y sin embargo el libro se centra en dos protagonistas importantes: Pedro como jefe de la Iglesia de Cristo desempeña el papel de protagonista en los capítulos del 1 al 12, y Pablo que será el protagonista en los capítulos del 13 al 28.

El tema principal que trata el libro de Hch es el nacimiento de la Iglesia que es la comunidad de gente que sigue a Jesús, que imita a Jesús y como estos seguidores van aumentando a lo largo de muchas ciudades del antiguo imperio romano hasta que aparece una comunidad en Roma la capital del imperio.

La primera Iglesia anuncia que Cristo ha muerto y ha resucitado y por eso nos salva de los pecados. Ese anuncio se llama Kerigma. Esto es lo más importante del mensaje del Evangelio. Al principio se anunció el evangelio a los judíos, pero después ese anuncio se realizará a los paganos (también se llaman gentiles y son los no judíos) Aunque el libro de hechos nos transmite la historia de lo que ocurrió al nacer la Iglesia, sin embargo no es una historia tal y como la entendemos hoy día. Más bien se trata de una catequesis o una enseñanza para los cristianos, para que nos demos cuenta de que es Dios quien guía siempre a su Iglesia, a pesar de los ataques a la Iglesia y los fallos de sus integrantes.

La fecha de composición se sitúa más o menos entre el 80 y 90 d. C.

El destinatario del Libro de Hch es un tal Teófilo, que no podemos tomar como un señor real porque Teófilo es un nombre griego compuesto de Teo (Dios) + Filo (amigo) por lo que deducimos que el destinatario real de la obra son todos los amigos de Dios y los amigos de Dios son todos los cristianos. Por tanto la obra se dirige a nosotros.

1.2. - El Nacimiento de la Iglesia.

El libro de Hch en el 2º capítulo nos cuenta el nacimiento de la Iglesia el día de pentecostés (palabra que designa una fiesta que celebraban los judíos 50 días después de Pascua). Es el acontecimiento más importante para la Iglesia. Veamos los que ocurrió:

"Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en un mismo lugar. De repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso, que llenó toda la casa en la que se encontraban. Se les aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos. Se llenaron todos llenos del Espíritu Santo y se pusieron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse". (Hch 2,4-8)

El acontecimiento es que ha venido el Espíritu Santo que había sido prometido por Cristo (en Jn 1,33; 7,39; 14,16-20; 15,26-27; 16,7-15; 20,22). De repente los discípulos que se habían escondido hasta ahora por miedo a morir como su maestro, que estaban desorientados y desconcertados ante la muerte de Cristo, cambian radicalmente y comprenden cual es su tarea y misión. El Espíritu Santo les hace comprender que ellos eran elegidos por Jesús para continuar su obra y para darla a conocer a todos los pueblos. Por eso comienzan a anunciar que Cristo ha muerto y resucitado (este anuncio se llama Kerigma). Veámoslo en este texto:

"Israelitas, escuchad estas palabras: A Jesús, el Nazareno, hombre acreditado por Dios entre vosotros con milagros, prodigios y señales que Dios hizo por su medio entre vosotros, como vosotros mismos sabéis, a éste, que fue entregado según el determinado designio y previo conocimiento de Dios, vosotros le matasteis clavándole en la cruz por mano de los impíos; a éste, pues, Dios le resucitó librándole de las ataduras de la muerte...

... Todos nosotros somos testigos. Y exaltado por la diestra de Dios, ha recibido del Padre el Espíritu Santo prometido y ha derramado. Esto es lo que estáis viendo y oyendo... «Sepa, pues, con certeza todo Israel que Dios ha constituido Señor y Cristo a este Jesús a quien vosotros habéis crucificado.». Estas palabras les traspasaron el corazón y dijeron a Pedro y a los demás apóstoles: «¿Qué hemos de hacer, hermanos?». Pedro les contestó: «Convertíos y que cada uno de vosotros se haga bautizar en el nombre de Jesucristo, para remisión de vuestros pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo; Los que acogieron su Palabra fueron bautizados. Aquel día se les unieron unas 3.000 almas." (Hch 2,22-41)

La Iglesia nace cuando después de la predicación de Pedro se bautizan unas 3.000 personas. Este es el proceso del nacimiento de la Iglesia.

¿Podemos decir que Cristo fundó la Iglesia? Si que lo podemos decir. ¿Cómo fundó la Iglesia?: 1.- Eligiendo a 12 apóstoles. 2. - Muriendo y resucitando en la cruz para salvarnos del pecado y 3. - Enviando al Espíritu Santo.

1.3. - ¿Cómo vivían los primeros Cristianos?

Hemos visto que fueron muchos los que por la predicación de los apóstoles decidieron seguir a Jesús, es decir imitar a Jesús. Así, el pequeño grupo de los apóstoles fue creciendo y organizándose. ¿Cómo vivían esos primeros seguidores de Jesús?. El libro de Hch no lo transmite en estos textos:

Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan y a las oraciones. Todos se impresionaban porque los apóstoles realizaban muchos prodigios y señales. Los creyentes vivían unidos y tenían todo en común; vendían sus posesiones y sus bienes y repartían el dinero entre todos, según la necesidad de cada uno. Acudían al Templo todos los días con perseverancia y con un mismo espíritu, partían el pan por las casas y tomaban el alimento con alegría y sencillez de corazón. Alababan a Dios y gozaban de la simpatía de todo el pueblo. El Señor agregaba cada día a la comunidad a los que se habían de salvar. (Hch 2,42-46)

"En el grupo de los creyentes, todos pensaban y sentían lo mismo: lo tenían todo en común y nadie llamaba suyo propio nada de los que tenía. Los apóstoles daban testimonio con gran poder de la resurrección del Señor Jesús. Y gozaban todos de gran simpatía. No había entre ellos ningún necesitado, porque todos los que poseían campos o casas los vendían, traían el importe de la venta, y lo ponían a los pies de los apóstoles, y se repartía a cada uno según su necesidad." (Hch 4, 32-35)

- ¿Cómo eran las comunidades en las que vivían?. ¿Cuales son los rasgos que los identifican?. De estos textos podemos resumir los siguientes puntos:

- Vivían unidos y formaban un grupo bien compacto.

- Seguían la enseñanza de los apóstoles y escuchaban sus testimonios de Jesús.

- Se reunían en las casas para rezar y celebrar la eucaristía.

- Se animaban mutuamente y vivían con alegría.

- Se comprometían a seguir a Cristo en un mundo hostil y contrario al Evangelio.

- Creían en un único Padre: Dios.

- La fuerza que les movía era el espíritu santo.

- El fundador y el modelo a seguir era Cristo.

- La autoridad visible era Pedro y los apóstoles.

- Su ley: el amor y el servicio.

- Un ideal: compartir bienes y sentimientos

- Una preocupación constante: atender a los pobres y necesitados y que nadie pasara necesidad.

- Una misión urgente: transmitir a todo el mundo la salvación de Jesús

- Un libro: La Biblia

-¿Cuales son las funciones de la Iglesia?. Siguiendo los rasgos de las primeras comunidades descritas en Hch podemos decir que la Iglesia primitiva y la actual desempeña tres funciones:

ENSEÑAR

CELEBRAR

COMPARTIR

- Seguían la enseñanza de los apóstoles y escuchaban sus testimonios de Jesús.

- Se comprometían a seguir a Cristo en un mundo hostil y contrario al Evangelio

- Una misión urgente: transmitir a todo el mundo la salvación de Jesús

- Se reunían en las casas para rezar y celebrar la eucaristía.

- Celebraban los otros sacramentos.

- Subían al templo a orar

- Vivían unidos y formaban un grupo bien compacto.

- Su ley: el amor y el servicio.

- Un ideal: compartir bienes y sentimientos

- Una preocupación constante: atender a los pobres y necesitados y que nadie pasara necesidad.

1.4. - Dificultades de la primitiva Iglesia.

Pero no todo fue fácil: ¿Qué dificultades tuvieron que sufrir los primeros Cristianos? Este ideal intentaron vivirlo lo mejor posible pero hubo muchas dificultades:

- "Los persiguieron y los metieron en la cárcel..." (Hch 4,3)

- "Les prohibieron totalmente predicar y enseñar en nombre de Jesús..." (Hch 4,18).

- Pero ante las prohibiciones ellos responden: "Nosotros tenemos que contar lo que hemos visto y oído..." (Hch 4,20)

- "Llamaron a los apóstoles, los azotaron y les prohibieron hablar en nombre de Jesús..." (Hch 5,40). Pero ellos "salieron contentos por haber merecido aquel ultraje en nombre de Jesús..."

- El Sanedrín (tribunal de los judíos) autorizó (a Saulo) para traer presos a Jerusalén a todos lo que seguían el nuevo camino, hombres y mujeres, jóvenes y ancianos" (Hch 9,2).

1.5. - ¿Qué es la Iglesia?

Mucha gente habla y opina de la Iglesia, pero las opiniones sobre ella son dispares e incluso contradictorias. Es necesario no quedarse en las apariencias y en lo externo puesto que la realidad de la Iglesia es profunda y no sólo lo que aparece a simple vista

En primer lugar la Iglesia no es un edificio, ni una empresa, ni una secta, ni un resto del pasado, ni una organización de personas que "come el coco" a la gente, ni es un refugio para aburridos, ni es una fuente de poder.

La Iglesia es el grupo de los que creen en Jesús y tratan de imitarlo. Por eso podemos definir a la Iglesia como:

1. - Un Grupo - Comunidad que siguen un ideal: vivir como Cristo.

2. - Tienen una tarea común: Vivir como nos enseña Cristo y de esta manera transformar este mundo para que haya más paz, justicia y amor.

3. - La Iglesia es el pueblo de Dios, del que formamos parte y que junto con otros cristianos (de todas las lenguas, razas pueblos y naciones) estamos llamados a vivir como Cristo y de esta manera salvarnos.

Por tanto la Iglesia es el grupo de los seguidores de Jesús que deben estar unidos siempre:

- Unidos en un mismo pensar y sentir (1 Cor 1,10).

- Unidos en el amor (Jn 13,34-35; Jn 17,21-23, Flp 2,1)

- Unidos en el mismo compartir (Hch 20,25)

- Unidos en las mismas celebraciones y oraciones (Lc 11,2; Hch 2,42)

- Unidos en la misma vocación: Ser santos (2tim 1,9)

- Unidos en la misma misión: Ser testigos de Cristo (Hch 1,8)

Por eso rezamos en el Credo que la Iglesia es Una: porque en todo el mundo se cree lo mismo, se celebra lo mismo, se reza lo mismo y se comparte lo mismo. Además nosotros también debemos trabajar por la unidad.

4. - La Iglesia es un cuerpo con muchos miembros: San Pablo nos lo explica en esa carta que dirigió a los cristianos de la ciudad griega llamada Corinto:

" Pues del mismo modo que el cuerpo es uno, aunque tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, a pesar de ser muchos, forman un solo cuerpo, así también Cristo. Porque todos nosotros, judíos y griegos, esclavos y libres. hemos sido todos bautizados en un solo Espíritu, para formar un solo cuerpo. Y todos hemos bebido de un solo Espíritu. Así también el cuerpo no se compone de un solo miembro, sino de muchos. Si dijera el pie: «Puesto que no soy mano, yo no soy del cuerpo» ¿dejaría de ser parte del cuerpo por eso?. Y si el oído dijera: «Puesto que no soy ojo, no soy del cuerpo» ¿dejaría de ser parte del cuerpo por eso?. Si todo el cuerpo fuera ojo ¿dónde quedaría el oído? Y si fuera todo oído ¿donde el olfato?. Ahora bien, Dios puso cada uno de los miembros en el cuerpo según su voluntad. Si todo fuera un solo miembro ¿dónde quedaría el cuerpo?. Ahora bien, muchos son los miembros, mas uno es el cuerpo. Y no puede el ojo decir a la mano: «¡No te necesito!» Ni la cabeza a los pies: «¡No os necesito!»... No hay divisiones en el cuerpo porque todos los miembros por igual se ocupan unos de otros. " (1 Cor 12,12-21.25)

Por tanto san Pablo nos deja bien claro que la Iglesia es una comunidad formada por todos los bautizados. Todos tenemos la misma dignidad y misión. Pero en ella hay funciones y servicios diferentes: El papa, los obispos, los sacerdotes, los religiosos y los seglares. Cada uno aporta sus dones y cualidades para el bien de la comunidad

El Papa,

Romano pontífice, Vicario de Cristo

Es el sucesor de san Pedro, Pastor de la Iglesia Universal que tiene como función guiar a la Iglesia en nombre de Cristo. Es además obispo de Roma

Los obispos

Son los sucesores de los apóstoles. Están al frente de los cristianos de un territorio concreto que se llama Diócesis. Son maestros en la fe y velan por el buen funcionamiento de su diócesis

Los sacerdotes,

curas o presbíteros

Son colaboradores de los obispos y animan las distintas comunidades cristianas y parroquias. Anuncian la Palabra de Dios, celebran la eucaristía y administran los sacramentos y servidores de la caridad

Los religiosos

Viven de una manera radical los valores que vivió Cristo:

- La pobreza (el desprendimiento de los bienes materiales y la entrega a los más pobres).

- La obediencia (tiene que servir allá donde les manden sus superiores)

- La castidad (liberados y disponible para servir donde le manden)

Los seglares

Son llamados a ser santos en la familia, el trabajo, en el ambiente, en la parroquia, en su propia casa. Con su testimonio anuncian la Palabra de Dios a su familia y en la sociedad. Construyen un mundo nuevo, más justo, más humano, más pacífico. Colaboran en las necesidades de la Iglesia y la parroquia con la catequesis, los grupos, los movimientos, la caridad, las fiestas, etc.

5. - La Iglesia es una institución al servicio del mundo.

Todos los bautizados somos responsables del mundo en que vivimos. Y hemos de colaborar con nuestra ayuda para que las cosas mejoren y progresen. Son muchas las instituciones que colaboran en un mundo mejor (UNESCO, UNICEF, ONU, green Peace, Cruz Roja, Manos Unidas, Cáritas, etc.). La Iglesia es la institución benéfica más antigua. Desde siempre ha ayudado a los pobres y ha trabajado en favor de la justicia, la paz, el amor. Lleva ya 20 siglos de labor social.

El libro de Hch nos cuenta que los apóstoles tenían dificultad en atender las necesidades caritativas de la Iglesia por lo que decidieron establecer a 7 diáconos o servidores que hicieran esta tarea. El más famoso de estos diáconos es san Esteban que fue el primer mártir de la historia del cristianismo.

A lo largo de la Historia los misioneros no sólo han evangelizado sino que han lucha do por los derechos fundamentales de la persona, han luchado por la libertad, por la felicidad de la gente. Por ejemplo cuando los misioneros evangelizan a los países del tercer mundo también trabajan para sacarlos de la pobreza. Por eso, pesar de algunos fallos que cometen algunos miembros de la Iglesia, el mensaje en favor de los más desfavorecidos siempre ha estado presente en los miembros de la Iglesia. Ahí tenemos los ejemplos de la Madre Teresa de Calcuta, San Juan Bosco, San Francisco de Asís, San Vicente de Paul, etc.

6.- La Iglesia siempre es Misionera

Jesucristo mandó a los apóstoles que fueran por todo el mundo anunciando el evangelio. Veámoslo en estos textos:

"Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Mirad que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.»" (Mt 28,19-20)

" Y les dijo: «Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y sea bautizado, se salvará; el que no crea, se condenará." (Mc 16,15-16)

"Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra." (Hch 1,8)

Sabemos que todo el libro de Hch nos cuenta como los apóstoles, después de pentecostés cumplieron esta misión, comenzaron a predicar en Jerusalén que es donde nace la Iglesia, después predican en Antioquía y poco a poco predican en las ciudades más importantes del imperio romano, de esta manera aumenta el número de Cristianos. Y predican no sólo a los de religión judía sino también a los paganos.

- Dificultades a la hora de evangelizar a los paganos. El concilio de Jerusalén.

"Bajaron algunos de Judea que enseñaban a los hermanos: «Si no os circuncidáis conforme a la costumbre de Moisés, no podéis salvaros.». Se produjo con esto una agitación y una discusión no pequeña de Pablo y Bernabé contra ellos; y decidieron que Pablo y Bernabé y algunos de ellos subieran a Jerusalén, donde estaban los apóstoles y presbíteros, para tratar esta cuestión. Ellos, enviados por la Iglesia, atravesaron Fenicia y Samaria, iban contando la conversión de los gentiles y produciendo gran alegría en todos los hermanos.

Llegados a Jerusalén fueron recibidos por la Iglesia y por los apóstoles y presbíteros, y contaron cuanto Dios había hecho junto con ellos. Pero algunos de la secta de los fariseos, que habían abrazado la fe, se levantaron para decir que era necesario circuncidar a los gentiles y mandarles guardar la Ley de Moisés. Se reunieron entonces los apóstoles y presbíteros para tratar este asunto.

Después de una larga discusión, Pedro se levantó y les dijo: «Hermanos, vosotros sabéis que ya desde los primeros días me eligió Dios entre vosotros para que por mi boca oyesen los gentiles la Palabra de la Buena Nueva y creyeran. Y Dios, conocedor de los corazones, dio testimonio en su favor comunicándoles el Espíritu Santo como a nosotros; y no hizo distinción alguna entre ellos y nosotros, pues purificó sus corazones con la fe. ¿Por qué, pues, ahora tentáis a Dios queriendo poner sobre el cuello de los discípulos un yugo (una carga) que ni nuestros padres ni nosotros pudimos sobrellevar? Nosotros creemos más bien que nos salvamos por la gracia del Señor Jesús, del mismo modo que ellos.» Toda la asamblea calló y escucharon a Bernabé y a Pablo contar todas las señales y prodigios que Dios había realizado por medio de ellos entre los gentiles" (Hch 15,1-12).

Hemos visto, con respecto al anuncio del evangelio a los paganos, como hubo una serie de dificultades que la primera Iglesia tuvo que resolver. El evangelio se dirige a tres grandes grupos de gente. Judíos que vivían en Israel. Judíos que vivían fuera de Israel y Paganos (no judíos). Los Israelitas tenían que cumplir una serie de leyes muy estrictas para practicar su religión: Guardar el sábado, rezar 5 veces al día, no comer carne de cerdo, no comer la sangre de los animales, lavarse muchas veces al día, no tocar cadáveres, sacrificar animales a Dios, no entrar en casa de paganos, etc. Si no cumplían esto quedaban impuros. Los varones que querían ser judíos y cumplir estas leyes religiosas tenían que circuncidarse pues era la señal de pertenecer al pueblo de Israel.

El problema que se plantea en la primitiva Iglesia era si los cristianos que eran paganos tenían que circuncidarse y guardar todas estas leyes o no. Para resolver el asunto se juntaron en Jerusalén los apóstoles, Pablo y algunos más. Y allí decidieron que para ser cristiano no hace falta circuncidarse ni cumplir las leyes judías porque para salvarse sólo se necesita la fe en Cristo.

San Pablo anunció el evangelio y fundó comunidades cristianas fuera del territorio de Israel, entre los griegos y los romanos.

- La Misión de la Iglesia Hoy día.

Y hoy día la Iglesia continúa desempeñando, no sólo la misión de evangelizar sino que realiza las tres funciones de las que ya hemos hablado anteriormente que sirven para transformar el mundo en el reino de Dios:

ENSEÑAR

CELEBRAR

COMPARTIR

- Anuncia la Palabra de Dios por medio de la Catequesis y la enseñanza en las diferentes edades de la persona.

- Denuncia los males y las injusticias del mundo.

- Nos orienta nuestro modo de vivir y de actuar

- Educa a los cristianos de todas las edades y les ayuda a formarse en los valores del evangelio: amor, respeto, justicia, solidaridad...

- Se preocupa por los que viven alejados y también por los que sufren

- La Iglesia ora a Dios por todos, da gracias a Dios por cuanto somos y tenemos, suplica a Dios perdón por los pecados...

- La Iglesia celebra los sacramentos.

- Revive a través del año litúrgico los acontecimientos principales de la vida de Cristo: nacimiento, pasión, muerte, resurrección, ascensión...

- La Iglesia es una comunidad de hermanos formada por todo tipo de gentes y de toso lo países, razas, y lenguas.

- La Iglesia ayuda a sus miembros más desfavorecidos y trabaja para que todas las personas encuentren acogida, calor, ayuda, justicia y paz.

- La Iglesia se esfuerza para que las leyes y las normas que rigen la vida favorezcan la dignidad humana y el bien común.

- Se lucha contra todo aquello que esclaviza al hombre: droga, alcoholismo, etc.

En definitiva la Iglesia, o sea, todos nosotros debemos trabajamos por un mundo mejor, mas solidario y justo, más centrado en Dios

1.6. - ¿Para que fundó Jesucristo la Iglesia? ¿Para qué sirve la Iglesia?

Evidentemente la Iglesia ha sido pensada por Dios para salvarnos del pecado y llegar a ser santos, o lo que es lo mismo, ir al cielo. Los cristianos creemos que después de la muerte viene la vida eterna, el cielo, el paraíso y veremos a Dios cara a cara.

- Creemos que el Señor volverá al final de los tiempos: "Aguardamos ... la venida gloriosa del gran Dios y salvador nuestro Jesucristo". (Tito 2,13)

- Creemos que, como Cristo resucitó el primero de todos, también nosotros resucitaremos (1 Cor 6,14)

- Creemos que al final la muerte será vencida definitivamente: (1Cor 15,26; Ap 21,4 y 1 Cor 15,54).

- Creemos que nuestro cuerpo mortal será transformado en un cuerpo glorioso (Flp 3, 21).

Mucha gente ve la muerte como el final de la vida pero para los creyentes la muerte no es el final porque Dios quiere que nos salvemos. Para eso inventó la Iglesia, para que caminemos, junto con otros cristianos hacia el cielo. Por eso el Señor nos advierte en su evangelio que debemos estar preparados para cuando él nos llame (Mt 24,42: "Estad preparados porque no sabéis ni el día ni la hora").

1.7.- La Iglesia tiene unos medios para hacernos santos: Los sacramentos.

Los sacramentos son unos signos que inventó Jesús y que nos recuerdan a Cristo resucitado. Sabemos que todo signo tiene un significado. Los sacramentos significan a Cristo resucitado que nos salva.

El acontecimiento más importante para un cristiano es la resurrección de Jesús, porque gracias a la resurrección hemos sido liberados del pecado. Pero... ¿Cómo se celebra este acontecimiento?: Cada año lo celebramos el Domingo de Pascua. Cada semana lo celebramos en la Eucaristía del Domingo y cada persona lo celebra en los momentos más importantes de su vida: Los sacramentos.

Sacramento

Situación del cristiano

Signo visible

Significado del signo

1. - Bautismo

Cuando nacemos y nos abrimos a la vida

El agua:

También la Promesa, la unción con aceite,

La vestidura blanca

Y el cirio

El agua lava, regenera, restaura y da la vida

Prometemos seguir a Jesús

Somos consagrados para la misión de ser santos

Estamos limpios del pecado original

Tenemos la misión de alumbrar al mundo con la luz de Cristo

2. - Confirmación

Cuando ya somos mayores y podemos decidir por nuestra cuenta

La imposición de manos

La unción con aceite perfumado (el santo crisma)

La bajada del Espíritu Santo

Somos consagrado para seguir al señor. Somos marcados como seguidores de Cristo

3. - Penitencia

Cada vez que fallamos y sentimos el deseo de cambiar y ser mejores

Absolución del sacerdote: "Yo te absuelvo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu santo

Significa el perdón de los pecados. Pero para confesarse bien son necesarias 5 cosas: Examen de conciencia, dolor de los pecados, propósito de enmienda, decir los pecados al confesor y cumplir la penitencia

4. - Eucaristía

Cuando queremos alimentar nuestra fe y compartir nuestra vida con la de Jesús

Pan y vino

Tras la consagración es convierten en el cuerpo y la sangre del Señor que es el alimento que da fuerzas para vivir con el Señor. Además la eucaristía es el sacrificio de la nueva alianza, memorial de la Pasión del Señor

5. - Unción de enfermos

Cuando experimentamos la enfermedad y el dolor o la ancianidad o la proximidad de la muerte.

Unción con aceite

Alivia los dolores del cuerpo y del alma, fortalece y ayuda a vivir a los cristianos en la situación de enfermedad. Además perdona los pecados

6. - Orden sacerdotal

Cuando una persona es llamada por Dios para entregarse totalmente a él y al servicio de los demás

Imposición de manos

Confía la misión de enseñar, celebrar y compartir en la Iglesia

7. - Matrimonio

Cuando una pareja decide vivir amándose siempre y formar una familia, y de esta manera llegar al cielo

El consentimiento, es decir cuando dicen el sí quiero

Compromiso de vivir siempre en mutua fidelidad y amor.

2. - SAN PABLO: VIDA, VIAJES Y OBRA

San Pablo es una de las personas más fascinantes del N.T.

Nació en Tarso (Asia menor, actual Turquía), de familia judía, en el año 5 d. C. Recibió el nombre judío de Saulo y el romano Pablo. Pertenecía al grupo de los fariseos, como tal fue educado por sus padres y a los 15 años es enviado a Jerusalén a estudiar en la escuela de un rabino llamado Gamaliel. Por tanto Pablo conocía las dos culturas: la griega y la judía.

En Jerusalén obtiene permiso del sanedrín para perseguir Cristianos y en un viaje a Damasco, allá por el año 35 d. C. sufre un acontecimiento que le cambia totalmente su vida. Y es que asta entonces, el perseguidor de cristianos se convierte en Cristiano y a partir de entonces dedica todos sus esfuerzos a predicar a Jesús.

El mismo explica que se le apareció el propio Cristo y le dijo: "Saulo, Saulo, ¿porqué me persigues?"

Después de un periodo de casi 10 años del que apenas tenemos noticias y en el que Pablo consolidó su experiencia de Cristiano, comienza su actividad misionera. Realiza 4 grandes viajes misioneros fundando comunidades cristianas por todas las ciudades importantes del imperio romano. En los viajes que realizó por tierra y por mar sufrió toda clase de aventuras: tormentas, naufragios, prisiones, persecuciones, etc.

Las comunidades cristianas que fundó fueron en las ciudades de Corinto, Tesalónica, Filipos, en la región de Gálata, y allí destina todas sus cartas.

Orígenes de la Iglesia

El primer viaje de Pablo (Hch 13-14) comenzó en Antioquía de Siria y de ahí va a la isla de Chipre y recorre el sur de Asia menor: Salamina, Pafos, Pergue, Antioquía de Pisidia, Iconio y Listra.

El segundo viaje (Hch 15-18) comienza después de asistir al concilio de Jerusalén. Y visita Antioquía de Siria, Filipos, Tesalónica, Berea, Atenas y Corinto.

El Tercer viaje (Hch 18-21) visita Éfeso, las regiones de Galacia, Troas, Mileto Cesarea y regresa a Jerusalén.

El cuarto viaje lo realiza a Roma pero en cautividad. Cuando estaba en Jerusalén después del tercer viaje fue víctima de un plan trazado por los judíos para eliminarlo. Al final llega a Roma y a partir de ahí no sabemos nada más de Pablo. Hay dos teorías. Una es que muriera en la persecución de Nerón en el año 64 d. C. y otra es que fuera liberado y viajara incluso a Hispania para evangelizar, aunque no se sabe lo que ocurrió.

Con respecto a las cartas de Pablo, la tradición cristiana más antigua ha colocado 13 cartas bajo el nombre y la autoridad de Pablo, aunque hoy día sabemos que de su puño y letra no son las trece, las otras habrían sido escritas por sus discípulos.

Podemos dividir las trece cartas en:

AUTËNTICAS

DEUTEROPAULINAS

1 Tesalonicenses

1 y 2 Corintios

Gálatas

Romanos

Filipenses

Filemón

Colosenses

Efesios

1 y 2 Timoteo

Tito

2 Tesalonicenses

10

Orígenes de la Iglesia