Origen de los Derechos Humanos

Filosofía del derecho. Declaración universal. Igualdad

  • Enviado por: Alfonso Martinez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

Todos los hombres nacen libres e iguales en dignidad y derechos

Nadie podrá ser discriminado por su sexo, raza, religión o cualquier otra condición

Todos tenemos derecho a la vida y a la libertad

Nadie será sometido a esclavitud ni a servidumbre en cualquier forma

Nadie será sometido a torturas

Todos tenemos derecho al reconocimiento de nuestra personalidad jurídica

Todos somos iguales ante la ley

Todos somos libres de ejercer recursos legales contra actos que violen nuestros derechos

Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado

Todos tenemos derecho a ser escuchados por un tribunal independiente

Toda persona es inocente mientras no se pruebe lo contrario

Toda persona tiene derecho a la protección de su privacidad, honra y reputación

Todos tenemos derecho a transitar libremente

Todos tenemos derecho a solicitar asilo

Toda persona tiene derecho a una nacionalidad

Todos tenemos derecho a casarnos libremente y crear una familia

Todos tenemos derecho a la propiedad individual y colectiva

Todos tenemos libertad de conciencia y religión

Todos tenemos libertad de expresión, derecho a estar informados y a comunicarnos

Todos tenemos derecho a reunirnos y organizarnos

Todos tenemos derecho a la participación política y social

Todos tenemos derecho a la seguridad social

Todos tenemos derecho al trabajo, a un salario justo y a fundar sindicatos

Toda persona tiene derecho al descanso, al tiempo libre y las vacaciones

Todos tenemos derecho a la asistencia social (salud, vivienda, servicios públicos)

Todos tenemos derecho a la educación

Todo pueblo tiene derecho a crear y disfrutar su propia cultura

Todos tenemos derecho a un justo orden social e internacional

Todos tenemos deberes con respecto a la comunidad

Nadie podrá suprimir ninguno de estos derechos


Debemos partir del principio de que todos los derechos son fundamentales por lo que no debemos establecer ningún tipo de jerarquía entre ellos y mucho menos creer que unos son más importantes que otros. Es difícil pensar en tener una vida digna si no disfrutamos de todos los derechos. Violar cualquiera de ellos es atentar contra la dignidad humana, que se fundamenta en la igualdad y la libertad, tal como lo establece el Artículo 1 de la Declaración Universal cuando establece que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”. Si partimos de la definición de integralidad como “partes integrantes de un todo”, queda claro que en el caso de los derechos humanos significa que estos son indivisibles e interdependientes. Debe darse igual atención y urgente consideración a la aplicación, promoción y protección de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales. La promoción, el respeto y el disfrute de ciertos derechos humanos y libertades fundamentales no pueden justificar la denegación de otros derechos y libertades fundamentales. Significa esto que evidentemente no tenemos una vida digna si no tenemos salarios justos o buenas condiciones de trabajo, o que no gozamos del derecho a la salud si el Estado no garantiza buenos servicios públicos y atención adecuada en los hospitales.

LOS DERECHOS HUMANOS

El origen de los derechos humanos aparece por la propia necesidad del hombre de convivir con sus semejantes debido a que no es capaz de bastarse por sí mismo. Nuestra existencia se desarrolla en un marco de relaciones interpersonales, las cuales van a ser el centro de nuestra atención. Esto confiere a la vida social una notable importancia, y es por ello que nos vemos obligados a establecer unas normas básicas. A partir de estas normas, el hombre puede relacionarse con sus semejantes sabiendo que se encuentra en las mismas condiciones que los demás, y que a partir de estas intentará hallar la felicidad. Como esta es la meta de nuestra existencia, es bueno saber que tenemos unos principios comunes al resto de los humanos, y que en vez de ponernos trabas los unos a los otros, nos facilitamos el camino. También sería interesante hacer mención de la principal idea que reflejan estos derechos humanos, y que no es mas que la diferencia que existe entre los seres irracionales y nosotros. Somos capaces de minimizar la importancia de la naturaleza y concentrarnos en nosotros mismos. Son, en resumen, el reflejo de la evolución humana hacia unas metas más altas.