Orgasmo sexual

Sexualidad. Relaciones sexuales. Reacciones físicas y nerviosas. Estimulación sexual. Fases sexuales. Fase orgásmica. Beneficios del orgasmo

  • Enviado por: Vera
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 47 páginas
publicidad
cursos destacados
Aritmética
Aritmética
En este curso de Aritmética se estudian temas necesarios y básicos de esta área. Se muestran las...
Ver más información

Series y Sucesiones
Series y Sucesiones
Curso sobre series y sucesiones que incluye definiciones básicas, criterios de convergencia, series de...
Ver más información

publicidad

INSTITUTO TÉCNICO ADMINISTRATIVO Y HUMANISTICO DE TOLUCA A. C

METODOS Y TÉCNICAS DE LA INVESTIGACIÓN

EL ORGASMO EN LA COLONIA REAL DE SAN JAVIER

¿la poblacion de la colonia real de san javier sabe que es el orgasmo?HIPÓTESIS

La hipótesis que puedo dar es que no, ya que es una colonia donde se ha donde predomina la ignorancia y la gente no es mas que una masa de ignorancia.

Objetivos generales.

Nosotros hemos escogido este tema por que nos interesa saber si la gente sabe lo que es un orgasmo ya que por lo regular las platicas que se mantienen entre mis vecino es acerca de sexo y lo que quiero es saber si por lo menos saben de que están hablando

CAPITULO I

CONCEPTO DEL ORGASMO

CONCEPTO FISIOLOGICO.

El concepto en si, no tiene una definición cuantitativa, de ser así, este tema no sería tan rebuscado y tan estudiado por los especialistas de diferentes ciencias que lo estudian, Entre sexólogos y especialistas del comportamiento humano, las teorías expuestas, se ha encontrado el concepto asimilado por ellos el cual sería que orgasmo es clímax de las sensaciones placenteras, que corresponde al momento de la excitación que llega a su máximo y disipa bruscamente dando la sensación de una descarga de tensión, o también en un concepto aceptable es, también definida como una respuesta casi convulsionante, aliviadora de tensión muy placentera que la sima de satisfacción emocional que es dada en la actividad sexual.

Entre especialistas del sexo, el sexólogo Gilbert Tordjman define el “clímax" común un estado de tensión, y una invasión de calor que llega al punto culminante, al que sigue una repentina sensación liberadora de descarga que habitualmente viene acompañada de placer y un sentimiento de satisfacción o plenitud. Otros lo describen de forma menos científica: “es una serie de corrientes eléctricas que literalmente electrocutan el cuerpo y la mente.

Entre los conceptos de los diferentes, existe el orden que dirige las diferencias a un punto de similitud que dice que no existe un fenómeno más rico en contenido psíquico y al mismo tiempo más automatizado en su finalidad orgánica La sensación consiente del orgasmo permite apreciar un foco de origen pélvico para las sensaciones eróticas, que en el hombre parecen localizarse en la próstata y las vesículas seminales y en mujer en las inmediaciones de la vagina.

Como el fenómeno automático con el cual termina la excitación genésica llevada a su más alto grado, la diferencia de la fase de excitación, en el orgasmo no hay no hay vasta dilatación; hay contracción de los músculos perineales en ambos sexos, en el hombre como una etapa de eyaculacion.

Desde el punto de vista fisiológico, el orgasmo no es mas que una descarga explosiva de tensión sexual que se traduce en una serie de contracciones rítmicas, en concreto de tres a 15 cada 0.5 segundos, de determinados músculos, dice la sexo terapeuta Susana Cañellas, adscrita un centro de salud mental y especialista en el tema.

¿El placer físico más intenso que puede experimentar el ser humano y clímax de la relación sexual?

Especialistas como la escritora Anaïs Nin probaron también, sin duda con mas éxito “una herida de éxtasis y de placer que desgarra el cuerpo como si lo iluminara. un goce excesivo, un goce semejante a una pequeña muerte que ninguna droga o bebida alcohólica puede procurar..

CONCEPTO ETIMOLOGICO

La palabra en si tiene una procedencia griega, que entre muchos regionalismos se termino derivando del griego órgao, que significa “hervir de placer”, el orgasmo es quizá la experiencia más exuberante de placer físico que el ser humano es capas de experimentar. No se puede comparar con ninguna otra sensación, hasta el extremo de quien no la haya vivido difícilmente puede comprender que se trata, en la etimología se daba una palabra de poco dominio popular, la cual por sus consecuencias de este fenómeno, se la otorgo el nombre de orgasmo, un termino que en si, no da a demostrar el concepto profundo de ese acontecimiento, pero para su uso científico, el concepto fue el apropiado.

FENOMENOS GENERALES

Las modificaciones neurovegetativas de la intumenescencia alcanzan a su nivel máximo en particular la sailorrea y la congestión facial

Los músculos estriados son la sede de contracciones involuntarias: la cara gesticula, o prodiga tics; la boca se abre ampliamente, o se frunce, la cabeza se balancea, o hace movimientos de flexión. La laringe emite sonidos inarticulados correspondiendo sin embargo al nombre del compañero o la compañera. La respiración se hace bástente jadeante, incluso se bloquea, en expiración en el hombre, en inspiración en la mujer.

La actitud corporal realiza un verdadero espasmo tónico, muy diferente en cada sexo.

a) En el hombre, es una actitud convexa, una proyección del sexo hacia delante. Los miembros interiores juntos y rígidos en extensión, a menudo erguidos sobre los miembros superiores, contemplando a su compañera al extremo de los brazos, la espalda curvada, dirige su pené a las mas alejadas profundidades del cuerpo femenino.

b) En la mujer, es una actitud cóncava de envolvimiento, mejor realizada en la posición cara a cara. Los muslos separados ampliamente, los brazos y las piernas replegadas sobre su compañero al cual sus manos se afearan y se crispan, la pelvis basculada hacia el frente y hacia arriba, la espalda enarcada, atrapa al hombre, su sexo y la simiente que ella reclama a veces imperiosamente, en una furiosa tentativa de engullimiento.

Esta necesidad irresistible de agarrares al hombre entraña un cierto desorden en los coitos que tenga, ya que la mujer suele coger, en el momento del orgasmo, elementos de la cama.

Es en esta necesidad la que, en los momentos de orgasmos precoitales, hace buscar puntos de contacto menos que la boca y el sexo, Asimismo en las posiciones cabalgantes, la mujer abandona sus posiciones dominantes y se derrumba sobre el hombre. Al fin de abrazarle cuando el orgasmo la fulmina.

FENOMENOS PSIQUICOS

Son también radicalmente diferentes en cada sujeto.

a) En el hombre, la exacerbación del placer va aparejada con la lucidez, del sentimiento de poder que da la penetración en la mujer, entrañando la transformación a la vista de una criatura a veces de aspecto severo y rígido en una mujer ávida de placer.

La eyaculacion proyectiva confirma esta visión del mundo exterior, puede haber mas voluntad de poder que de afecto en la determinación de hacer gozar a su compañera; ambos sentidos están, de hecho, muy ligados en el hombre.

Este entusiasmo abrigador dura muy poco tiempo, la recuperación de la conciencia ordinaria, de la gris vida cotidiana, es casi inmediato. Si el coito se ha efectuado con una compañera estimada, la comprobación del orgasmo y la atmósfera afectiva constituyen una prolongación armoniosa al orgasmo masculino.

Si no se siente afecto hacia la mujer, si no indiferencia, la brevedad del orgasmo no deja mas que una penosa desilusión, la sensación de haber sido estafado. Solo en este caso se aplica el sórdido y beato adagio: post coitum omne animal triste.

b) En la mujer, tiene lugar el fenómeno inverso: se trata de una verdadera zambullida en si misma, allá donde se agita el órgano masculino con una bienhechora dilución de la conciencia, La mujer pierde literalmente el dominio de sí, deliciosamente sumida en su propio seno; en el punto máximo, se producen estados limítrofes de perdida de conocimiento, la mujer esta perdida en las nubes.

La perdida del conocimiento es a veces definida en ciertas cardiacas.

Esto explica que las mujeres, incluso las mas instruidas, tengan tantas dificultades para analizar las sensaciones físicas subjetivas de su orgasmo: El éxtasis psíquico obnubila la lucidez de la que lo experimenta, únicamente el hombre es testigo del orgasmo femenino, lo que puede consolidarle la brevedad del suyo propio.

La recuperación de la conciencia es una autentica y lentísima subida a la superficie, fuera de las profundidades marinas de la muerte chiquita.

TIPOS DE ORGASMOS

En si, los investigadores, catalogan los diferentes medios de estimulación del ser humano, por lo cual fueron conocidos los diferentes tipos de orgasmos, con términos no existenciales, esto a su vez, se rige con el análisis de que cada ser humano, tiene y puede llegar a experimentar un orgasmo diferente en cada acto sexual, por lo que clasificar al orgasmo, se considero un trabajo ridículo y sin sentido, pero ciertos autores y sus teorías fueron aceptadas por los estudios realizados, es por eso que se exponen a los tipos de orgasmo por los factores clínicos, pruebas de laboratorio y ensayos médicos.

Orgasmo Múltiple

Después de las investigaciones y de la publicación de los datos y hallazgos clínicos, los investigadores del grupo Kinsey fueron muy duramente criticados por su “Cuento Fantástico” de los orgasmos múltiples de la mujer. Y se ha establecido por don natural que las mujeres son capaces de la percepción de los orgasmos múltiples (de hecho pueden tener sea o más durante un periodo de actividad sexual según Master y Johnson, 1967), Pero anteriormente e 1966, demostraron que si el estimulo sexual que provoco el primer orgasmo se continua, pueden seguir un segundo orgasmo, un tercero y hasta más. Kinsey y Col. (1953), aportaron que más del 14% de las mujeres tienen orgasmos múltiples. Las mujeres del muestreo de Master y Johnson reportaron que subjetivamente las respuestas orgasmicas segunda y tercera eran más intensas y placenteras que la primera.

En distintos estudios se comprobó que la capacidad de el orgasmo en el hombre es casi nula, es decir, que los hombres no tienen la capacidad de tener orgasmos múltiples. Solo alrededor de 6% a 8% de los hombres pueden llegar a tener mas de un orgasmo durante cada experiencia sexual. Y cuando existe la capacidad, por lo general, se encuentra en hombres muy jóvenes. Fue reportado que la frecuencia de orgasmos hallados en un estudio de hombres fue de 26 en un lapso de 24 horas, en un muchacho de 13 años de edad. Un hombre adulto en su muestreo, soporto haber promediado 33 orgasmos por semana durante 30 años. Los hombres que tienen un segundo orgasmo poco después del primero mencionen que este es de placer superior al segundo, con lo que se demostró que la mujer en cuanto al estimulo sexual tiene una capacidad soporte estimulativo superior al del hombre.

El interés científico del hombre con múltiples orgasmos ha ido aumentando recientemente, llegando los científicos a estudiar este fenómeno al laboratorio junto con los fisiológicos y los psicológicos conductistas.

La capacidad de un hombre para lograr orgasmos múltiples se he atribuido principalmente a las relaciones, al aprendizaje y a la ruptura de hábitos ancestrales.

A pesar de la capacidad de las mujeres para el orgasmo, permanece el hecho desafortunado de que como se señalo anteriormente, no logran un orgasmo con la facilidad que lo logra un hombre. El bloqueo psicológico aparece responsable de la de la dificultad

Orgasmo Prolongado

Algunas mujeres presentan el orgasmo prolongado que es una respuesta orgasmica que dura prolongadamente 20 segundos y quizá hasta todo un minuto. El mecanismo funcional involucrado se desconoce, pero no se considera que sea la misma productora del orgasmo múltiple, en si, muchas mujeres creen que el orgasmo múltiple y el prolongado es el mismo, pero las diferencias son notables, puesto que en el orgasmo múltiple se alcanzan a tener hasta mas de tres orgasmos por acto sexual en diferentes periodos del mismo, y en comparación con el prolongado, es que en el orgasmo es de un solo tiempo, pero con una duración mas extensa.

La mayoría de los hombres afirman que es más fácil y más satisfactorio lograr un orgasmo a través del coito que mediante otros métodos.

Un hombre, por lo general, logra el orgasmo alrededor de 4 minutos después de la penetración que a comparación de la mujer requiere de 10 a 20 minutos para el coito antes de que pueda llegar al clímax.

No obstante, con estimulación manual, bucal o mediante vibrador, de los genitales, la mujer puede llegar al orgasmo antes de los 4 minutos.

De hecho la capacidad de las mujeres para alcanzar un orgasmo durante el coito, a pesar de una respuesta plena ante otras formas de estimulación sexual constituye la queja más común de las mujeres que buscan ayuda con los terapeutas del sexo.

.

Orgasmo Aneyaculatorio

La anhedonia eyaculatoria, termino que rara vez aparece en los libros sobre ciencia conductual, es él termino otorgado a la eyaculacion que no va acompañada del orgasmo.

Puede ocurrir en hombre físicamente normales, en los cuales la mecánica de la función sexual esta intacta pero la eyaculacion no les produce placer alguno. (Dormont, 1975)Algunos hombres experimentan el orgasmo sin eyaculacion, pero es una ocurrencia especial y rara.

Algunos hombres tienen eyaculaciones retrogradas, lo que significa que el semen es descargado en el interior de la vejiga y no a través del pené.

Orgasmo Seco

Debido a que hay falta de evidencia externa, parece que el hombre con este trastorno no eyacula, aunque en realidad si lo hace. “ORGASMO SECO”, es el nombre que se le da a la ausencia de secreción seminal del pené en el momento del orgasmo.

Este trastorno es causado por alguna anormalidad de la unión de los conductos eyaculatorios y la uretra dentro de la próstata.

El trastorno puede deberse a alguna intervención plástica, un accidente, El empleo de medicamentos antihipotensores como la guanetidina, o por algún capricho de la naturaleza.

Aproximadamente el 80% de los hombres que han sido sometidos a la cirugía prostática, tendrán eyaculacion retrograda, aunque la sensación de orgasmo continua siendo normal.

Como se dijo algunos medicamentos, especialmente tranquilizadores, pueden inhibir los centros de la eyaculacion, no obstante, no afecta la red neuronal involucrada en el orgasmo. En otras circunstancias, la diabetes inhibira la eyaculacion en el momento del orgasmo.

Cuando los hombres llegan al clímax pero con poco placer, la base rara vez es funcional, aunque la patología orgánica como la diabetes puede provocarla, lo mismo pueden producir ciertos medicamentos. Dicha disminución del placer orgásmico, por lo general, es de origen psicológico y refleja la falta de satisfacción con la relación sexual, o la presencia de barreras emocionales como el temor, la ansiedad, la agresividad, hostilidad fatiga o quizá hastío. Puede pensarse en el tratamiento psicológico o físico como ayuda para aliviar la dificultad. (Lear, 1972)

La cualidad de un orgasmo, es decir, la intensidad, y placer global puede variar de un coito al otro.

La originalidad y la frecuencia de la ocurrencia puede influir sobre la calidad de la siguiente experiencia sexual, como pueden influir los factores tales como la ansiedad, culpa, depresión, ira, indiferencia hacia el cónyuge y el desagrado por el escenario que los rodea a ambos.

No solo pueden estos factores alterar la calidad del orgasmo, sino también si no son lo suficientemente intensos bloquear la respuesta del todo.

Las mujeres representan una gran variabilidad en la calidad subjetiva de sus orgasmos con relación al hombre.

Algunas mujeres se desmayan al momento del orgasmo y en raras coacciones le sucede al hombre. La experiencia no es desagradable, pero podría resultar aterradora para el cónyuge no acostumbrado al fenómeno

FRECUENCIA

La facilidad o dificultad con la que las mujeres alcanzan el orgasmo ha sido colocada a lo largo de un continuo por Kaplan (1974). En un conjunto esta un grupo de mujeres 1-2 %

(J. L. Mc Cari, 1974) que pueden lograr el orgasmo con fantasías eróticas solamente. Luego están aquellas que alcanzan el orgasmo mediante fantasías levemente aumentadas por la rítmica compresión de los músculos para producir estimulación en el clítoris,

Después estén las mujeres que se vuelven orgasmicas como respuesta al besuqueo apasionado y a la caricia de los senos, pero sin tocamiento genital, Luego estan las que después de suficiente estimulación por juego sexual preliminar pueden lograr el clímax después de algunos movimientos de intromisión del pené durante el coito. Aproximadamente a la mitad del continuo estan las mujeres que son orgasmicas en la posición con el hombre encima después de varios periodos de mete y saca del coito; después aquellas que necesitan que su compañero les complete con estimulación manual durante el coito, Después estan las mujeres capaces de orgasmos múltiples, pero que requieren la estimulación clitorídea directa, por vía bucal o manual para lograrlos. Un gran numero de mujeres entran en esta categoría.

Después sobre el continuo estan las mujeres que (1) requieren una estimulación larga, intensa en el clítoris para que lleguen al clímax. (2) deben tener fantasías sexuales con estimulación intensa en el clítoris; (3) pueden masturbarse hasta el orgasmo ellas mismas, pero no pueden lograrlo a través de la estimulación del clítoris por un compañero, y (4) pueden alcanzar el orgasmo a través de la aplicación de un vibrador. En el extremo de este continuo esta 10% o menos de las mujeres cuya respuesta orgasmica esta totalmente desinhibida o casi lo esta.

Nuevas interiorizaciones en el orgasmo femenino han sido proporcionadas por él muestro laico y profesional por Shere Hite (1976). En el muestreo de 3,019 mujeres ella hallo, por ejemplo, que la masturbación era el medio más eficaz para lograr el orgasmo. Además, él numero de mujeres que nunca experimentaron el orgasmo del coito era cinco veces mayor entre las mujeres que nunca se habían masturbado.

De la mayoría de las mujeres (82%) del estudio Hite afirmaron que se masturbaban, alcanzaban el orgasmo con facilidad y más regular. Como contraste 30% fueron capaces en forma consistente de alcanzar el orgasmo durante el coito. 14% adicional lograba el orgasmo a través del orgasmo durante el coito pero solo cuando el empuje del pené era acompañado por la estimulación manual del clítoris, Aproximadamente el 42% de los sujetos tenían un orgasmo de forma natural durante el cunnilingus, al evaluar fuente del orgasmo producido por la estimulación discontinua del clítoris, contra la ansiedad del mismo producido durante el coito, mas el doble de mujeres reportaron que era mas fuerte el orgasmo producido por estimulación directa. Casi la mitad de las mujeres en el muestreo Hite afirmaron que se masturbaban para lograr el orgasmo después del coito o que les hubiera gustado hacerlo, señalando que el coito era ineficaz en cuanto el orgasmo, o cuando manos no daban satisfacción completa. Sin embargo 87% de las mujeres afirmaron que les gustaba la penetración vaginal lograra o no el orgasmo en dicha formal.

La encuesta Hite, como muchos otros estudios deja que desear en la metodología y el muestreo. Por ejemplo, el 8% de todas las mujeres reportó que preferían el sexo con otras mujeres, 13% preferirían tener sexo solas y el 1% no tener sexo en lo absoluto. No obstante, de los resultados de otras encuestas numerosas, se ha constituido que, por lo general, constituyen solo el 1.5% a 2% de la población femenina.

El Hite report proporciona, no obstante, una información muy importante que apoya a estudios anteriores o arroja una nueva luz a los problemas de las relaciones humanas especialmente sexuales.

CAPITULO II

REACCIONES NERVIOSAS EN EL ORGASMO

EL CICLO DE RESPUESTA

Entre los factores que se encuentra antes y después del orgasmo se han clasificado en el CICLO DE RESPUESTA, el cual entre los autores de diversas recopilaciones, aceptaron esta clasificación para el estudio y la localización de las distintas etapas del ciclo.

En sus proyectos de investigación altamente significativos, Master y Johnson, Han descrito con precisión científica las relaciones funcionales que experimentan los hombres y mujeres durante las diversas fases del ciclo de respuesta sexual en el humano, Hallaron conveniente dividir en 4 fases, EXCITACIÓN, MESETA, ORGASMO Y RESOLUCION.

Master y Johnson demostraron en laboratorio lo que los clínicos y laicos solo habían supuesto anteriormente, que toda una gama de estímulos físicos y psicológicos pueden producir excitación sexual, y que los estímulos adversos o una variación de las técnicas estimulantes pueden, recortar, prolongar o interrumpir la excitación sexual.

Cuando se emplea la estimulación sexual, el receptor penetra la primera fase o fase de excitación, la cual varia en el tiempo de algunos minutos o horas. La duración depende de la eficacia, intensidad y duración de la técnica usada y el grado de libertad de los estímulos adversos, físicos o psicológicos. Hablando en general, mientras más larga sea la fase de excitación, mas larga es la fase de resolución. Estas son las fases más prolongadas del ciclo de la respuesta sexual.

La segunda fase, la fase de la meseta, es intensa pero de poca duración. Y la fase tercera u orgasmo es extremadamente corta, durando de 3 a 10 segundos (a veces un poco mas en las mujeres).

Cuando fue efectiva en provocar la fase de excitación sé continua, se alcanza la fase de la meseta. Desde este punto, la continuación de la misma técnica de estimulación terminara en el acmé del ciclo sexual, la fase orgasmica. Durante la resolución o final, el sistema sexual regresa a su estado normal no excitable, la duración de esta fase es directamente proporcional con la duración de la fase de excitación.

PRIMERA FASE - EXCITACIÓN

Puede ocurrir estimulación en la fase de excitación por un recuerdo, olor o fenómeno visual; el estímulo puede ser físico, como tocamiento, caricia o beso. Muchas personas experimentan culpa cuando la fotografía de una revista o película u otro ser humano los estimula en lo sexual en especial si la persona es cónyuge de otro o no es la pareja sexual aceptable en el aspecto cultural. No obstante, todo el mundo puede ocultar los sentimientos eróticos placenteros que se experimentan de esa forma. Las fantasías y los sentimientos sexuales en general no lastiman a nadie.

El escarceo según puede llamarse, es la estimulación que a menudo precede a la relación sexual, y es por lo regular un factor importante para crear la tensión sexual.

Durante la fase de excitación comienzan a ocurrir varios cambios en el cuerpo a consecuencia del aumento de la vasocongestión y miotonía. Estos cambios afectan todo el cuerpo y no solo los genitales. Así pues, se trata de las respuestas extragenitales y genitales.

La primerísima reacción de la mujer a la estimulación sexual eficaz es la lubricación vaginal. En el transcurso de 10-30 segundos después del inicio de la estimulación, la pared vaginal produce gotitas de liquido, que a la postre se fusionan y forman una cubierta brillante sobre toda la vagina. Esta reacción de sudación, no se produce por glándulas, sino antes bien es consecuencia de la dilatación de las venas que estan incorporadas a las paredes de la vagina.

La primera reacción del hombre a la estimulación sexual es la erección del pené, lo que los biólogos llamarían fenómeno neurofisiologico paralelo a la producción en la pared de la vagina de la mujer. Si bien la erección es un fenómeno en respuesta de vasocongestion inmediata e impresionante, puede transtornarse con facilidad por estímulos no sexuales.

SEGUNDA FASE - MESETA

Cierto numero de reacciones corporales generales que caracterizan la fase de meseta en las mujeres y hombres. Es el lapso en que, si prosigue la estimulación eficaz, la tensión sexual aumenta al punto en que el sujeto tal vez penetre en la fase orgasmica, puede ocurrir en uno y otro sexo una reacción vaso congénita superficial en la piel que se llama rubor sexual. Esta erupción semejante al sarampión, que consiste en el enrojamiento de la piel clara, aparece primero en el abdomen, de ahí se extiende con rapidez al pecho y mamas, cara, cuello, hombros, nalgas y dorso. Existen amplias variantes en las respuestas al rubor sexual entre un sujeto al otro, y para el caso, para el mismo sujeto.

En el hombre, en el pené aumenta ligeramente el diámetro, en especial en la base del glande. El glande tal vez también se oscurezca. Continua la elevación de los testículos, hasta que queden oprimidos firmemente contra el perineo. Debido a la reacción de vasocongestion profunda, los testículos también aumentan en tamaño, a veces hasta el 50%.

Durante la meseta, el tercio de la vagina se llena de sangre. Junto con los labios menores, que también se llenan de sangre, forman la plataforma orgasmica. Esta plataforma orgasmica ayuda a la vagina en su función de receptáculo del semen, al confinar el semen en el externo superior de la vagina, si es que ocurre la eyaculacion. El lapso de esta fase antes del orgasmo depende de muchos factores: la eficacia de los estímulos, la edad del sujeto, y el deseo de alcanzar el orgasmo.

TERCERA FASE- ORGASMICA

La fase orgasmica dura de 10-15 segundos. Es un momento de liberación, en que los cambios de vasocongestión y miotónicos que aparecieron durante las primeras dos fases dejan de aprisionar al sujeto. Las reacciones corporales del orgasmo son involuntarias, esto es, no pueden controlarse de forma consistente. La sensación del orgasmo se persive en la pelvis y se concentra en forma especifica en el clítoris, la vagina y útero en la mujer, y en el pené, próstata y vesículas seminales en el hombre. Si bien hay grandes variaciones en la intensidad y duración de la experiencia orgasmica en la mujer, el hombre tiende a demostrar una forma relativamente estándar de respuesta eyaculadora. En mujeres, el orgasmo es una respuesta fisiológica que puede ocurrir solo si la psique coopera. Las actitudes sociales negativas hacia este fenómeno breve y poderoso han acaparado la tensión.

El orgasmo no solo se aplica en forma fisiológica, sino que además en su forma subjetiva al filtrarse a través de las percepciones psicológicas y sociales de la mujer.

Con base en los informes subjetivos, se estableció que existen tres fases diferentes que experimentan las mujeres que pasan por el orgasmo. En la primera fase hay una sensación de suspención, lo que sigue de conciencia sensual intensa que se centra en el clítoris. La segunda fase hay una sensación de calor en expansión en la región pélvica, que a la postre se extiende por todo el cuerpo. Por ultimo, en la tercera fase hay una sensación de contracción y pulsación, en especial en la vagina.

CUARTA FASE -RESOLUCIÓN

La tensión sexual se libera durante el orgasmo, y una vez que esto ha ocurrido el cuerpo regresa con lentitud a su estado de no estimulado, lo que esencialmente constituye una retirada fisiológica a través de los niveles de meseta y excitación. El cuerpo tal vez tarde 10-15 minutos para completar esta reversión; sin embargo, si no se experimenta el orgasmo a partir de cualquier punto de la fase de estimulación puede durar casi un día, Las mujeres son capaces de regresar al orgasmo a partir de cualquier fase de resolución, en tanto que experimenten de nuevo estimulación eficaz. En el hombre, se añade un periodo refractario a la fase de resolución. Durante el periodo refractario es imposible que el hombre que el hombre regrese al orgasmo, aunque se someta a la estimulación. A medida que el hombre envejece, el periodo refractario se alarga. Termina la fase de resolución cuando cesa todo tipo de estimulo sexual.

Es bueno repetir que se observan variaciones individuales amplias en respuestas fisiológicas son estándar y previsibles, la experiencia subjetiva de la realidad física varia a un grado considerable entre un individuo y otro.

Hay poca diversidad individual en el patrón de la respuesta de los hombres durante la fase orgasmica. Por otra parte, las mujeres individualmente y como grupo despliegan amplia variedad en su respuesta orgasmica, tanto en duración como en intensidad. Las mujeres que rara vez o nunca experimentan el orgasmo controlan con mas probabilidad sus movimientos espontáneos hacia el final del coito que las mujeres que, por lo general, siempre responden con un orgasmo (Adams, 1966).

Hay una diferencia significativa en la respuesta de los hombres y las mujeres después del coito. Después del orgasmo, el humano entra en el periodo refractario (un estado de resistencia ante la estimulación sexual) de la fase de resolución. La estimulación sexual que previamente fue efectiva y placentera se vuelve fútil y desagradable.

Las mujeres, por lo general, no penetran en la fase del periodo refractario. Permanecen capases de regresar a las fases más tempranas de la respuesta sexual. Si el mismo estimulo sexual que produjo el primer orgasmo es continuado o vuelto a aplicar, pueden experimentar uno o más orgasmos. La duración del orgasmo de un individuo determinado es mas o menos la misma ya que ocurra como producto de la estimulación manual, bucal o del coito o mediante el uso de dispositivos mecánicos. Hay una gran variación en el placer e intensidad del orgasmo dependiendo de las preferencias individuales en el tema de la estimulación sexual.

A intensidad de la estimulación sexual o de la respuesta orgasmica puede en la actualidad determinarse con mayor precisión que en el pasado, cuando la estimulación sexual era medida primordialmente mediante evaluación subjetiva. Pero los científicos han desarrollado recientemente instrumentos para medir los cambios del volumen de sangre que llaga a la vagina y en la presión del pulso, como índices de la estimulación sexual femenina. Para el hombre, los instrumentos para medir la fuerza de la erección del pené, se han hallado en existencia, aunque no fueron usados en la investigación sexual (Mc Cari y Coperland, 1976).

Sin embargo, Master y Johnson ha perfeccionado el uso de instrumentos semejantes al polígrafo en sus extensos estudios funcionales del ciclo de la respuesta sexual, volviendo su investigación única en este campo.

Aquellos que desean estudiar con mayor detalle de respuestas funcionales en la expresión sexual son referidos al trabajo básico en dos volúmenes acerca del comportamiento sexual por Kinsey y col. (1948, 1953) y especialmente al libro de Master y Johnson - HUMAN SEXUAL REVOLUTION.

El orgasmo, además de una respuesta fisiológica es al mismo tiempo una experiencia subjetiva en la que las emociones tienen mucho que decir.

Habría que hacer pues, una distinción entre tos tipos de placer: el que podríamos considerar más físico, o fisiológico, provocado, por ejemplo, por el contacto o caricia de los pezones o genitales; y el placer erótico, que puede ser alimentado por representaciones mentales, con palabras -cariñosas u obscenas-, olores - a sudor o a perfume-, estímulos visuales -movimientos sensuales o utilización de algún accesorio-, y en general a través de la infinita posibilidad que ofrecen la imaginación y el deseo. Cuando una pareja aprende a reconocer la importancia que juega la imaginación en el erotismo, puede vivir el acto sexual de una manera amplia y libre, sin obsecionarse con llegar a la culminación, a toda costa y lo ante posible, Por que para gozar no hay que buscar el orgasmo; este suele llegar por si mismo, después de una serie de agradables sensaciones, y no porque nos empeñemos en buscarlo imitando supuestos modelos ajenos de placer. La experiencia orgasmica no es la misma cuando se vive en soledad que cuando se comparte en un encuentro erótico con alguien. Y también es distinta cuando, además de la atracción física, existen sentimientos más profundos.

En resumidas cuentas y sin olvidar que la sexualidad es amplia para limitarla únicamente a una cuestión orgasmica, cada persona, y en cada coacción, vive el orgasmo de manera diferente. Y son muchos: según recientes investigaciones, en todo el mundo lo experimentamos unos 220 millones de veces al día.

COHETE DEL ORGASMO

La respuesta sexual puede esquimatizarse en tres niveles, en el primero, se hallan el sistema parasintetico, que rige la erección y la lubricación vaginal, y el simpático, que rige la eyaculacion y el orgasmo. El segundo nivel corresponde a nuestro cerebro arcaico- la sede de los instintos -, y el tercero al inteligente y al neocórtex.

PRIMER NIVEL

Compuesto por:

Fibras Nerviosas

Vértebras Lumbares

Vértebras Sacras

Testículos

Ovarios

Sistema Nervioso Simpático

Consiste desde la región lumbar, y es el que rige la eyaculacion y el orgasmo en ambos sexos.

Sistema Nervioso Parasimpático

La medula espinal a la altura de las vértebras sacras S2, S3 y S4, controla la primera fase de la respuesta sexual: erección del pené y lubricación de la vagina.

Los nervios sensitivos que se dirigen a esta zona son los del clítoris y las dorsales del pené.

SEGUNDO NIVEL

Compuesto por:

Anillo Limbico

Hipófisis

Núcleo del Orgasmo

Núcleos Sexuales del Hipotálamo

Testosterona

Fibras Sensitivas

Fibras Motoras

Testosterona

Erotiza en ambos sexos los centros cerebrales del placer sexual y las zonas erógenas periféricas (pené, Clítoris...)

Circuitos Nerviosos

Unen la médula con el tálamo, el sistema límbico y el córtex.

Sistema Límbico

La sede de las emociones -, el tallo cerebral y sus estructuras circundantes controlan nuestros instintos primarios, entre ellos los sexuales.

TERCER NIVEL

Compuesto por:

Córtex

Tálamo

Neocórtex

Una hoja de tejido doblada de unos tres milímetros de espesor, nuestro cerebro civilizado, domina las pulsaciones.

Confiere al acto sexual su dimensión estética, afectiva, imaginativa...

EL CEREBRO, PRINCIPAL ORGANO SEXUAL

El hipotálamo, situado en la base del cerebro, regula necesidades básicas como el hambre y la sed, pero también es responsable de la reproducción de hormonas sexuales. Un descenso anormal de estas sustancias provoca una inhibición del deseo sexual. Por el contrario, no esta claro que sus excesos lo incremente.

Testosterona

Hormona masculina que también tienen las mujeres. Sin embargo, curiosamente se produce, sobre todo en los testículos. Los niveles bajos de estas sustancias reducen el deseo hasta inhibirlo. Parece que es la representación que hace el individuo ante los estímulos como excitantes lo que provoca su secreción. A partir de la pubertad, se incrementa su producción, que decrece a los 50 años. Es responsable de que el pené y los testículos aumenten ocho veces su tamaño desde la pubertad hasta los 20 años.

Estrogenos:

En este caso, hormonas femeninas que también producen los hombres, En la mujer son responsables de su libido y del desarrollo de órganos sexuales. Su secreción aumenta durante la ovulación, cuando el deseo es mas fuerte. En los hombres, su exceso produce perdida del deseo y la repuesta en la erección.

Progesterona:

Productora de la gestación en la mujer, el hombre la produce en pequeñas cantidades y su función parece relacionada con la inhibición de la sexualidad.

LAS HORMONAS SEXUALES

Pero ¿en qué consiste realmente el orgasmo femenino y masculino? ¿Cómo llega y como se va? En los prolegómenos de la relación sexual, factores físicos y factores psíquicos -como la contemplación de los cuerpos desnudos, el roce de la piel, las caricias, los besos, las palabras- desencadenan una catarata de sensaciones agradables en nuestro sistema nervioso central. El cerebro procesa toda esa información y da las ordenes pertinentes al centro de reacciones de la medula espinal para que ponga en funcionamiento la maquinaria del organismo: la fase de excitación se encuentra en plena ascensión. Distintas glándulas entran en febril actividad.

Pero no solo las áreas genitales sufren transformación. La excitación erótica llega a todos los rincones del cuerpo. El ritmo de los latidos cardiacos llega a alcanzar las dos terceras partes de su capacidad de resistencia, la respiración se hace irregular y jadeante, y el tono muscular y la presión sanguínea llegan a un punto de máxima tensión.

Ya se ha señalado el decisivo papel que juegan en la fase de excitación diversas hormonas secretadas por glándulas. La ultima fue descubierta hace apenas unos años, se llama oxytocin, y actúa sobre distintas regiones del cerebro que intervienen el comportamiento sexual y afectivo. Los científicos han encontrado receptores neuronales donde se acopla esta hormona en ares asociadas al olfato, la vista y el sistema endócrino y el control de la ovulación. Y también se han localizado receptores en la región cerebral asociada a la sensación de saciedad posterior al clímax.

Conocida con el nombre de “hormona de la satisfacción”, en realidad no se sabe con exactitud como actúa durante el orgasmo propiamente dicho, pero los científicos consideran que es responsable de la peculiar sensación de placer que experimenta con la inminencia del mismo. De idéntico modo, han comprobado que en el momento previo al orgasmo y durante la eyaculacion, los niveles de oxytin en la sangre alcanzan niveles de tres a cinco veces mayores de lo normal.

Segrega esta hormona la glándula pituitaria - del tamaño de un chicharro y situada en la base del cerebro -, conocida desde hace un tiempo por su papel en la estimulación muscular durante el parto. Entre las posibles aplicaciones prácticas del descubrimiento, destaca la fabricación de un aerosol a base de oxytocin, cuya formulación ya se esta ensayando en algunos laboratorios europeos. Según los expertos, podría servir como remedio para tratar impotencias graves de origen psíquico o físico

Las hormonas sexuales actúan sobre dianas cerebrales, Antes de alcanzar el clímax, el cuerpo experimenta una sucesión de transformaciones fisiológicas y anatómicas que William Master y Virginia Johnson dividen en cuatro etapas:

La de excitación, de una duración intensa y variable; la meseta, que abarca desde la penetración del pené hasta el clímax, la del orgasmo, que se sitúa en el punto máximo de la excitación, y la resolución o de retorno al estado normal.

Especialistas como la escritora Anais Nin probaron también, sin duda con mas éxito: “una herida de placer y extasis que desgarra el cuerpo como si lo iluminara… un goce excesivo, un goce semejante a una muerte pequeña que ninguna droga o bebida alcohólica puede procurar…” La etimología de la propia palabra podría ayudarnos también: Proviene de la voz griega órgao, que significa “hervir de ardor”.

Durante miles y miles de años los seres humanos hemos gozado del punto culminante de la sexualidad sin saber exactamente que sucedía en nuestros cuerpos.

Hasta que entramos en el siglo pasado, los científicos no empezaron a interesarse seriamente por este extraordinario proceso fisiológico. Desde entonces, podemos considerarlo uno de los mas estudiados, y desde el mayor numero de ángulos: neurología, urología, ginecología, psicología, endocrinologia, antropología… sin embargo, hasta mediados del siglo pasado, todas las teorías fueron desarrolladas por hombres y analizadas de una óptica masculina. Lo que inevitablemente condujo a que en ellas se reflejen, de una u otra forma, sus propios deseo y frustraciones, algo inaceptable desde el punto de vista de la ecuanimidad científica, puesto que la sexualidad es cosa de dos.

Esto llevo, entre otras desviaciones intelectuales, a la difusión del falso mito del orgasmo vaginal, defendido en primera línea por el mismo Sigmund Freud: la mujer solo disfruta con la penetración, La antropóloga Sarah Hardy, de la Universidad de California, que esta situación, no fue sino una prolongación de lo que venia sucediendo desde las primeras sociedades patriarcales. Al hombre le intereso suprimir la promiscuidad sexual femenina con el fin de garantizar el carácter exclusivo de la paternidad y de asegurarse de la propiedad de su hijo. Así llego la monogamia para la mujer, y con ella la identificación del acto sexual con la penetración.

CAPITULO III

LOS PROFUNDOS CAMBIOS DEL CLIMAX

LOS PROFUNDOS CAMBIOS DEL CLÍMAX

EN AMBOS SEXOS.

A partir de un cierto grado de excitación sexual el cuerpo del hombre como el de la mujer sufren estas transformaciones fisiológicas encaminadas a conseguir el orgasmo.

EN EL HOMBRE Y LA MUJER:

  • El ritmo cardiaco se acelera y la presión arterial asistólica, que empieza aproximadamente en 12 mm, se eleva hasta 250.

  • La respiración se torna cada ves más jadeante y pasa de 14 respiraciones por minuto a 30 respiraciones por minuto.

  • Las pupilas de los ojos, los labios, la nariz y los lóbulos de las orejas se dilatan de manera llamativa.

  • La pareja se abandona a manifestaciones de gritos, jadeos, risas y contorsiones frenéticas.

EN EL HOMBRE:

  • El aflujo de sangre provoca la erección del pené. Para penetrar, éste precisa de una fuerza de 400 y 500 gramos.

  • La corona del glande adquiere un color rojo violáceo y los testículos se elevan.

  • En el clímax, la próstata y otras glándulas se contraen para verter los fluidos seminales en la uretra. Acontece la eyaculacion.

EN LA MUJER:

  • Aparece el característico rubor sexual, el enrojecimiento de la piel que cubre él estomago y la parte superior del abdomen.

  • Entre los diez y treinta segundos después de un estimulo sexual, la vagina empieza a humedeserce.

  • El clítoris aumenta de tamaño. En la fase de en meseta queda debajo de la caperuza labial.

  • Los senos se hinchan, los pezones se endurecen y se alargan, y la aureola se oscurece.

  • En la fase de alta excitación, la longitud total de la vagina llega a crecer 10 centímetros. Al acercarse el clímax, el tubo vaginal se hincha en su tercio anterior.

  • Los labios menores engordan, aumentan de volumen y adquieren un tono oscuro.

  • Durante el orgasmo, los músculos vaginales se contraen y provocan en los de la pelvis menor y de la zona perianal una serie de tres sacudidas a quince violentas en cada 0.8 segundos.

Durante el instante que dura salimos de la realidad, de las dimensiones cotidianas, nos olvidamos de hasta quiénes somos: Un torrente de edorfinas y neurotrasnmisores se ha liberado en el cerebro, es un auténtico latigazo del sistema nervioso.

Los darwinistas creen que el orgasmo es un atributo que la evolución a otorgado a los seres humanos para que nos reproduzcamos mejor.

Gracias al placer que nos proporciona nos impulsa a repetir el acto sexual. Sin embargo, es motivo de sorpresa para los investigadores comprobar que el orgasmo excede en mucho el gasto de energía estrictamente necesario para traspasar genes de una generación a otra. Una función tan sofisticada debe tener alguna finalidad, especialmente en la mujer, ya que el orgasmo, en efecto, empuja al hombre a reiterar el apareamiento cuantas veces pueda para transmitir sus genes.

Sobre la función del orgasmo femenino hay dos escuelas: una sostiene que las hembras lo tienen sólo porque también lo alcanzan los machos. Si la naturaleza lo considera importante para la procreación, la anatomía de la mujer poseería órganos sexuales más accesibles.

La segunda escuela sí lo considera justificado. Según Sarah Blaffer Hardy, antropóloga de la Universidad Davis de California, la hembra, al conseguir el máximo placer, aumenta su posibilidad de concebir, pues también trata de repetir el acto sexual.

ACTO DE LA VIDA.

Las personas que practican el sexo habitualmente gozan de mejor salud. El Ginecólogo Dudley Chapman, de la Universidad de Ohaio, a constatado que las mujeres afectadas por un cáncer de pecho que orgasman con frecuencia se recuperan antes. Esto podría deberse a que el orgasmo aumenta los niveles de b-endorfinas, unos opiáceos cerebrales que estimulan la síntesis de glóbulos blancos. Como hincapié, la testosterona, hormona que influye en el apetito sexual.

No cabe duda de que una de las manifestaciones del ser mas compuestas en la sexualidad el deseo o el apetito sexual, el primer paso hacia el coito. Para los científicos, estudiar esta parcela del comportamiento humano es una tarea ardua. “El apetito sexual, es el resultado de una compleja interacción entre nuestra imaginación, las representaciones mentales, la cultura, las relaciones sociales y unos sofisticados mecanismos neurológicos y bioquímicos”, Ha manifestado el psiquiatra británico John Bancroft, del Medical Research Concil, en Escocia.

En el terreno puramente biológico los expertos han logrado desenmascarar algunas de las hormonas implicadas en el génesis del deseo. Por el contrario, existen inmensas lagunas en lo que representa a las áreas cerebrales involucradas, así como en el papel que juegan las sustancias sintetizadas por el sistema nervioso. Nos referimos a los neurotransmisores, unos verdaderos mensajeros químicos.

Segrega en el hombre fundamentalmente por los testículos y en las mujeres pos sus glándulas suprarrenales y, en menor medida, por el ovario, la testosterona - la hormona sexual masculina- interviene de una forma directa en la libido de ambos sexos, aunque en la mujer es menos evidente

En esta, el nivel sanguíneo de testosterona varia de manera cíclica y alcanza su pico durante el segundo tercio del ciclo menstrual, momento en el que el apetito sexual no es máximo, Esta aparente contracción se debe a que la hormona posee un efecto retardado, que actúa durante varios días mas tarde, Por su parte, La acción de las hormonas femeninas -estrogeno y progesterona- en las variaciones del deseo sexual es bastante incierta. No obstante, se sabe que los estrogenos son necesarios para la lubricación de la vagina, y se sospecha que la progesterona podría inhibir el apetito sexual de la mujer. De ser así, es obvio que deben existir en el cerebro estructuras o dianas sensibles a la acción de las hormonas sexuales, en partícula a de los andrógenos. Pero ¿en qué lugar de la materia gris se encuentra nuestros apetitos sexuales? ¿ Cómo actúan los dardos hormonales sobre las dianas cerebrales? La respuesta no es sencilla y casi todos los avances que sean producidos en este sentido se han llevado acabo con los animales. El científico A. Parachio, del centro de primates de Yerkes, en Atlanta, ha descubierto que estimulando eléctricamente algunas regiones del hipotálamo de macacos machos se puede activar el comportamiento de monta y de eyaculacion. Por el contrario, la

excitación del área preóptica cerebral, que forma parte del sistema límbico, provoca apareamientos sin emisión de esperma.

Dura un instante, apenas unos segundos, Pero compensa: es el placer físico más intenso que podemos experimentar. Y a veces también el más espiritual. ¿Que ocurre dentro de nuestro cuerpo cuando tenemos un orgasmo?

“Siento que mi cuerpo se desintegra para fundirse con el cosmos”, “Es como si me atravesara un rayo desde la columna vertebral hasta el cerebro”, “ Una sacudida electromagnética que me transporta fuera del tiempo y del espacio”…. ¿Cómo describir las sensaciones que provoca el orgasmo, el placer físico más intenso que puede experimentar él sé humano y clímax de la relación sexual?.

Pero a partir de los años cincuenta, las cosas empezaron a cambiar. Tres grandes estudiosos, apoyados sobre datos concretos y objetivos, proporcionados por hombres y mujeres deseosos de prestar un servicio al conocimiento de la humanidad, dieron un giro total a la situación.

ALFRED C. KINSEY.

Informe Kinsey:

El primero fue el Informe Kinsey del año 1953. Alfred C. Kinsey confirmo que el clítoris dispone de tantas terminaciones nerviosas como el pené, idéntica capacidad de excitación sexual, e incluso tiene una estructura anatómica parecida. Sin embargo, las paredes de la vagina carecen de estas terminaciones nerviosas, salvo en una pequeña zona de la entrada. Kinsey constato que por un 50% de las mujeres casadas no alcanzaban nunca el orgasmo, y que un 30& solo lo conseguía en algunas ocasiones.

Siguiendo con la nomenclatura de Kinsey, superado, en la fase de meseta el punto de no retorno, llega por fin el orgasmo, la gran explosión. Sin embargo, si bien durante las fases de excitación y meseta las distintas reacciones fisiológicas han sido casi las mismas en ambos sexos, ahora no tienen nada que ver entre si.

WILLIAMS MASTER-VIRGINA E. JOHNSON.

HUMAN SEXUAL RESPONSE(respuesta sexual humana):

El segundo estudio, Human Sexual Response ( Respuesta Sexual Humana), fue publicado en 1966 por Williams Master y Virginia E. Johnson. En él dividen el desarrollo del acto sexual en cuatro fases; excitación, meseta, orgasmo y resolución. En cuanto a la fase del orgasmo, dicen: “ se limita a los escasos segundos durante los cuales la vasocongestion y la miotonia (tensión muscular) desarrollados por él estimulo sexual son liberadas. Esta situación involuntaria se alcanza a un nivel que representa el máximo de tensión sexual para cada situación en particular. E l comienzo subjetivo del orgasmo es pélvico y se concentra de un modo especifico en el clítoris, vagina y tuero, en la mujer, y en el pené, próstata y vesículas seminales en el hombre. Se experimenta una respuesta de todo el organismo a la tensión sexual.

Hay grandes variaciones en las duraciones del orgasmo del hombre y de la mujer, mientras que en el hombre tiende a seguir modelos estándares de reacción evacuatoria con pocas variaciones individuales.

SHERE HITE.

HITE REPORT(Informe Hite):

Finalmente el Informe Hite, publicado en 1977 y dedicado al sexo femenino, revelo, entre otras cosas sorprendentes, que las mujeres llegaban al orgasmo en la relación sexual constituían solo el 26% del total, mientras que el 95% del total lo lograba a través de la masturbación. De ellas, únicamente el 1.5% practicaba el auto erotismo por vía vaginal, contra el 79% que lo hacia acariciándose el clítoris.

CAPITULO IV

ORGASMO EN EL SEXO MASCULINO

LA SEXUALIDAD MASCULINA COMO UNA MITAD

Como se a dicho en anteriores casos, la sexualidad depende de dos, y no es un papel que solo corresponda al hombre o a la mujer, en la antigüedad se creía que la mujer, no tenia apetito sexual, y que la sexualidad era cosa del hombre, también se creía que la mujer no tenia experiencias sexuales, pero en caso de ser “profanada su existencia” antes del matrimonio, era una deshonra para ella y para su familia, afortunadamente o desafortunadamente ya no es lo mismo, y eso se debe, no en su totalidad, a que la mujer se intereso en su sexualidad y no dejo que todas las conclusiones fueran anexadas por hombre, que alteraban la información a su beneficio, y sin tomar en cuenta a la mujer, por medio a la liberación sexual, sin embargo, esto sucedió y no hubiera surgido sino gracias a los investigadores y especialistas que a mediados siglo pasado contribuyeron con sus grandes aportaciones a la ciencia humana.

DIFERENCIAS ESTIMULATIVAS

Es imposible que nos jactemos a los diferentes comentarios de los científicos a cerca de las diferencias estimulativas por las que un hombre puede sentir, a diferencia de lo que una mujer siente, es físicamente imposible experimentar un orgasmo de ambos sexos, como también asimilar el concepto del orgasmo en todos los individuos, sin embargo, hay similitudes fisiológicas y psicológicas que un individuo puede sentir.

La actitud corporal realiza un verdadero espasmo tónico, en el hombre, es una actitud convexa, una proyección del sexo hacia delante.

Los miembros interiores juntos y rígidos en extensión, a menudo erguidos sobre los miembros superiores, contemplando a su compañera al extremo de los brazos, la espalda curvada, dirige su pené a las mas alejadas profundidades del cuerpo femenino.

En el hombre, la exacerbación del placer va aparejada con la lucidez, del sentimiento de poder que da la penetración en la mujer, entrañando la transformación a la vista de una criatura a veces de aspecto severo y rígido en una mujer ávida de placer.

La eyaculacion proyectiva confirma esta visión del mundo exterior, puede haber mas voluntad de poder que de afecto en la determinación de hacer gozar a su compañera; ambos sentidos estan, de hecho, muy ligados en el hombre.

Este entusiasmo abrigador dura muy poco tiempo, la recuperación de la conciencia ordinaria, de la gris vida cotidiana, es casi inmediato.

Si el coito se ha efectuado con una compañera estimada, la comprobación del orgasmo y la atmósfera afectiva constituyen una prolongación armoniosa al orgasmo masculino. Si no se siente afecto hacia la mujer, si no indiferencia, la brevedad del orgasmo no deja mas que una penosa desilusión, la sensación de haber sido estafado.

Solo en este caso se aplica el sórdido y beato adagio: post coitum omne animal triste.

En distintos estudios se comprobó que la capacidad del orgasmo múltiple en el hombre es casi nula, es decir, que los hombres no tienen la capacidad de tener orgasmos múltiples.

Solo alrededor de 6% a 8% de los hombres pueden llegar a tener mas de un orgasmo durante cada experiencia sexual.

Y cuando existe la capacidad, por lo general, se encuentra en hombres muy jóvenes.

El interés científico del hombre con múltiples orgasmos ha ido aumentando recientemente, llegando los científicos a estudiar este fenómeno al laboratorio junto con los fisiológicos y los psicológicos conductistas.

La capacidad de un hombre para lograr orgasmos múltiples se he atribuido principalmente a las relaciones, al aprendizaje y a la ruptura de hábitos ancestrales.

EXTENUACIONES HORMONALES CONCISTENTES

Entre las partes sensibles, y las de función hormonal existen muchas diferencias, las cuales son proyectadas mediante el acto sexual, esta tienden ser muy estudiadas y consisten en:

Función Hormonal de los Testículos

Los testículos producen y secretan hormonas conocidas como esteroides, que conservan la suficiencia fisiológica de los órganos y conductos accesorios de la reproducción y que estimulan y conservan los cambios hormonales que suceden durante la pubertad.

pené

A diferencia de los genitales de la mujer, el pené es un apéndice externo, especialmente notable durante la erección, El pené consiste principalmente en tres masas cilíndricas de tejido eréctil, tejido que se caracteriza mejor por su red esponjosa que se coloca al rededor del miembro

Glándulas Sexuales Accesorias

Las vesículas seminales, próstata y glándulas bulbouretrales en su conjunto se llaman glándulas sexuales accesorias. Las dos vesículas seminales son sacos alargados y contorneados que se encuentran cerca de las ampollas de los conductos deferentes. Cada glándula se abre en conducto deferente correspondiente, en la unión de la ampolla y conducto eyaculador.

Son glándulas, que contienen numerosas cámaras, y soportan una ligera secreción alcalina al liquido seminal.

Liquido Seminal

Esta secreción incluye algunas sustancias químicas semejantes a hormonas, cuyas funciones se conocen parcialmente y se llaman prostaglandinas. La secreción también es abundante en azúcar fructosa que sin duda aporta moléculas con mucha energía a los espermatozoides. Debe señalarse que los espermatozoides no almacenan nutrientes, sino que para sobrevivir, deben contar con fuentes externas de energía. Por lo que en sentido literal, nadan en su alimento

Conducto Deferente

El principal genital del hombre es el conducto deferente. Este es una continuación del conducto del epidídimo. Pasa la cavidad abdominal y termina en la uretra. (Recuérdese que existen estos dos conductos para cada uno de los testículos). Antes de unirse la uretra, el conducto deferente se expande para formar la ampolla, y luego se estrecha de nuevo para formarse el conducto eyaculador, que penetra en la próstata. Es apropiado señalar que los espermatozoides se almacenan primero en este conducto (la más cercana al testículo) y en el epidídimo y conductillos eferentes. La supervivencia de los espermatozoides en estos conductos, probablemente es posible gracias a las secreciones de las células que revisten a estos.

¿POR QUÉ EL ORGASMO EN EL SEXO MASCULINO LLEGA ANTES?

En esencia, por la presión histórica de la cultura occidental a la sexualidad de la mujer. De hecho, en casi todas las sociedades, en un 35% de todas las mujeres nunca ha tenido un orgasmo, algo que raramente le sucede al hombre.

Y es que la relación sexual esta culturalmente diseñada para el disfrute del hombre, y por lo tanto, la mujer tarda masa en llegar al orgasmo.

No obstante, estimulada de manera conveniente puede bastarle de dos a tres minutos de penetración para llegar al clímax.

Es posible también que el orgasmo masculino sea más importante en el mantenimiento de la especie, Pues imprescindible para la fecundación, mientras que el femenino carece de influencia.

En el hombre se produce entrada masiva de sangre en lo tejidos cavernosos del pené, de manera que este se hincha y se pone tieso, al tiempo que el glande recibe una pequeña lubricación.

En el hombre, el orgasmo viene acompañado de intensas y rítmicas contracciones de la uretra y glándulas accesorias. Generalmente, también se produce la eyaculacion, aunque es posible no eyacular y alcanzar el clímax, si bien es muy raro que esto suceda. Como el orgasmo masculino se centra claramente en el pené, los varones no suelen plantearse problemas al respecto, por que lo relacionan con la eyaculacion: en la medida que eyaculan consideran que han experimentado un orgasmo. Sin embrago, ambos procesos son independientes, y aunque suelen ir acompañados, una cosa no implica la otra. Entre los problemas relacionados con el orgasmo masculino, los principales son la eyaculacion precoz y la aneyaculación. En el primer caso esta sobreviene a los pocos segundos de la eyaculacion, mientras que en el segundo, el orgasmo puede tardar en llegar incluso horas o bien no presentarse nunca. Ambos síntomas tienen, la intensa mayoría de las veces, un origen psicosomático.

Después de un estado preparatorio de erección, la eyaculacion sigue un proceso fisiológico propio y se identifica por un reflejo espasmódico aunque va acompañado de una intima sensación de bienestar.

CAPITULO V

ORGASMO EN EL SEXO FEMENINO

EXTENUACIONES CORPORALES CONSISTENTES

En la mujer, las diferencias entre las sensaciones y los reflejos corporales, no se enfoca principalmente en la vagina y los ovarios, sino en diferentes partes del cuerpo.

Función hormonal en el cuerpo

En la mujer, los senos incrementan su volumen en un 25%, los pezones se endurecen y la vulva aumenta de tamaño. El clítoris experimenta una erección y los labios vaginales, mayores y menores, se llenan de sangre. Mientras, la vagina se va abriendo y lubricando de mucosa.

Función Hormonal de los Ovarios

Las funciones endocrinas y de producción de óvulos en la mujer no son continuas.

Antes bien, fluctúan en forma rítmica durante toda la vida reproductora de la mujer.

Estas fluctuaciones se observan mejor en las variaciones y cambios cíclicos en el aparato reproductor de la mujer, lo que esta determinado por la actividad cíclica de hipófisis y ovarios.

En el Homo sapiens estos fenómenos cíclicos se llaman ciclos menstruales. No ocurre periodo notable de calor al momento de la ovulación, y si no hay fertilización, se esfacela la capa funcional según del endometrio durante el periodo de menstruación o hemorragia.

Según señalo, los ciclos menstruales del humano duran 28 días, por lo que hay cerca de 13 ciclos al año.

MESTRUACIÓN O MENARQUIA

En cierto sentido, existe otro ciclo en la mujer que corresponde a toda la vida del sujeto. Comienza con un periodo de 10-14 años que corresponde al desarrollo prepuberal.

El inicio de la menstruación o menarquia, señala el comienzo de la segunda etapa, que dura cerca de 30 años, y durante la cual la mujer es funcional en sentido de reproducción. Al postre los ovarios cesan su función reproductora en un proceso que se llama menopausia, y que comienza la tercera etapa y la ultima. La menopausia en general ocurre a las mujeres de 40 a 50 años, e incluye la suspención de la ovulación y menstruación.

La pubertad en la mujer empieza cuando el hipotálamo, de alguna forma misteriosa, estimula al lóbulo anterior a la hipófisis para que libere cantidades mayores de gonadotropinas (esto también ocurre en los hombres). No se sabe cuál es el factor que hace funcionar al hipotálamo. Estas hormonas, a su vez, activan los ovarios y hacen que maduren.

Los ovarios luego comienzan a madurar y secretan las hormonas sexuales femeninas, estrogeno y progesterona. Los estrogenos al parecer producen en la cápsula del tejido conectivo del folículo ovárico en maduración, mientras que la progesterona se elabora en el cuerpo luteo. Los andrógenos y una hormona proteica que se llama relaxina también se produce en los ovarios, pero aun se desconoce su origen celular. Al igual que todos los testículos, los ovarios y sus secreciones estan controlados sobre todo por las gonadrotopinas FSH y LH.

DIFERENCIAS ESTIMULATIVAS

El orgasmo de la mujer es, en muchas ocasiones, más intenso y prolongado que el del hombre. Pero también es más vulnerable: únicamente aparece en ausencia de toda inhibición psíquica, algo que los especialistas atribuyen a la ancestral represión sociocultural que ha sufrido la sexualidad femenina.

Por otro lado, también manifiesta una mayor sensibilidad a las influencias externas: cualquier perturbación, como ruidos, mal aliento, irritación o el roce de la barba, pueden romper de golpe la concentración erótica de la mujer.

Fisiológicamente, se observa de cinco a siete contracciones rítmicas e involuntarias de la vagina, con dilatación de su zona interna y elevación del tuero. Esas contracciones se originan en el muslo pubocoxigeno, que rodea a la abertura de la vagina y cubre también hasta el coxis. A veces, se siente el deseo de mover la pelvis hacia adelante y atrás cuando se avecina el clímax, pero otras veces puede preferirse permanecer quieta, y gozar inmóvil el momento del éxtasis.

En la mujer, es una actitud cóncava de envolvimiento, mejor realizada en la posición cara a cara. Los muslos separados ampliamente, los brazos y las piernas replegadas sobre su compañero al cual sus manos se afearan y se crispan, la pelvis basculada hacia el frente y hacia arriba, la espalda enarcada, atrapa al hombre, su sexo y la simiente que ella reclama a veces imperiosamente, en una furiosa tentativa de engullimiento.

Esta necesidad irresistible de agarrarse al hombre entraña un cierto desorden en los coitos que tenga, ya que la mujer suele coger, en el momento del orgasmo, elementos de la cama.

Es en esta necesidad la que, en los momentos de orgasmos precoitales, hace buscar puntos de contacto menos que la boca y el sexo, Asimismo en las posiciones cabalgantes, la mujer abandona sus posiciones dominantes y se derrumba sobre el hombre. Al fin de abrazarle cuando el orgasmo la fulmina.

En la mujer, tiene lugar el fenómeno inverso: se trata de una verdadera zambullida en si misma, allá donde se agita el órgano masculino con una bienhechora dilución de la conciencia, La mujer pierde literalmente el dominio de sí, deliciosamente sumida en su propio seno; en el punto máximo, se producen estados limítrofes de perdida de conocimiento, la mujer esta perdida en las nubes.

La perdida del conocimiento es aveces definida en ciertas cardiacas.

Esto explica que las mujeres, incluso las mas instruidas, tengan tantas dificultades para analizar las sensaciones físicas subjetivas de su orgasmo: El éxtasis psíquico obnubila la lucidez de la que lo experimenta, únicamente el hombre es testigo del orgasmo femenino, lo que puede consolidarle la brevedad del suyo propio.

La recuperación de la conciencia es una autentica y lentisima subida a la superficie, fuera de las profundidades marinas de la muerte chiquita.

. Y se ha establecido por don natural que las mujeres son capaces de la percepción de los orgasmos múltiples (de hecho pueden tener sea o más durante un periodo de actividad sexual según Master y Johnson, 1967), Pero anteriormente e 1966, demostraron que si él estimulo sexual que provoco el primer orgasmo se continua, pueden seguir un segundo orgasmo, un tercero y hasta más. Kinsey y Col. (1953), aportaron que más del 14% de las mujeres tienen orgasmos múltiples. Las mujeres del muestreo de Master y Johnson reportaron que subjetivamente las respuestas orgasmicas segunda y tercera eran más intensas y placenteras que la primera.

Algunas mujeres presentan el orgasmo prolongado que es una respuesta orgasmica que dura prolongadamente 20 segundos y quizá hasta todo un minuto. El mecanismo funcional involucrado se desconoce, pero no se considera que sea la misma productora del orgasmo múltiple, en si, muchas mujeres creen que el orgasmo múltiple y el prolongado es el mismo, pero la diferencia es notable, puesto que en el orgasmo múltiple se alcanzan a tener hasta mas de tres orgasmos por acto sexual en diferentes periodos del mismo, y en comparación con el prolongado, es que en el orgasmo es de un solo tiempo, pero con una duración mas extensa. Algunas mujeres se desmayan al momento del orgasmo y en raras coacciones le sucede al hombre. La experiencia no es desagradable, pero podría resultar aterradora para el cónyuge no acostumbrado al fenómeno.

EL PUNTO G

La vagina, exceptuando una región muy específica tiene pocas terminaciones nerviosas por lo que generalmente el orgasmo se localiza en el clítoris. Sin embargo, también existe una pequeña zona en el interior de la vagina especialmente sensible a la excitación sexual, que puede provocar un placer muy intenso y orgasmos diferentes a los que produce el clítoris.

Nos referimos al misterioso punto de Gräfenberg, más conocido como el punto G, descubierto por el ginecólogo alemán Ernest Gräfenberg hace más de 30 años, se encuentra presuntamente, justo detrás del hueso del pubis, en el interior de la pared frontal de la vagina y a unos cinco centímetros de la entrada. Si se presiona este punto sensible, verdaderamente difícil de hallar, algunas mujeres tienen una emisión orgasmica. Este líquido es químicamente similar al semen masculino pues contiene fosfatasa ácida, y también se le parece al tacto y a la vista. Algunos investigadores actuales creen que la región anatómica donde esta localizado el punto G incluye un homólogo atrofiado de la próstata masculina.

Los comentarios hechos por las mujeres entrevistadas en el Hite Report en (1976) describen con mayor amplitud y probabilidad las sensaciones subjetivas del orgasmo.

EL ORGASMO FEMENINO ESTRECHARÍA LAZOS AFECTIVOS

Una hipótesis no demostrada lo apoyaría: la contracción de la vagina y el útero aumenta la movilidad de los espermatozoides.

El orgasmo capacitaría a la hembra para elegir cuándo y por quién desea ser fecundada.

Según Roger Short, biólogo de la Universidad Monash de Melbourne (Australia), Puesto que las hembras humanas, a diferencia de las otras especies, aceptan el coito con independencia de su periodo fértil, La mayor parte de los apareamientos tienen motivos sociales -tales como fortalecer los lazos de la pareja y liberar la tensión sexual- para poder atender a otras cuestiones más cotidianas.

Cuestionario

Nombre del encuestador___________________________________________

Nombre:_____________________________________ Edad______ Sexo_______

El siguiente cuestionario será aplicado por las siguientes razones

El propósito de las siguientes preguntas es saber que tanto conoce la población de mi colonia acerca del tema a tratar es por eso que le pedimos a usted que lo tome con la mayor seriedad posible.

Gracias.

Marque con una cruz la respuesta.

¿Ha tenido relaciones sexuales?

Si____ no____

¿Usted sabe lo que es un orgasmo?

Si____ no____

¿Durante su relación sexual he llegado al orgasmo?

Si____ no____

(si su respuesta es no)

¿Cual considera que sea la causa por la cual no logra llegar a él?

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Considera que es importante comentarlo con su pareja?

Si____ no____

¿Piensa usted que el fin de toda relación sexual es llegar al orgasmo?

Si____ no____

¿Sabe que es el punto G?

Si____ no____

¿Sabe usted que es la anorgasmia?

Si____ no____

¿Sabe que es la eyaculacion precoz?

Si____ no____

¿Sabe que es la aneyaculación?

Si____ no____

¿Cree usted que, el que la pareja llegue al orgasmo al mismo tiempo sea mejor?

Si____ no____

¿Ha fingido alguna vez un orgasmo?

Si____ no____

¿Cree usted en los afrodisíacos?

Si____ no____

¿Qué piensa acerca de este tema?

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________