Oraciones subordinadas adverbiales

Adverbio. Complemento circunstancial. Tipo de proposiciones: lugar, tiempo, modo

  • Enviado por: Rubén Delgado
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados

Técnicas y Análisis de Textos Medievales: la Formación de los Géneros Narrativos
UNED
El curso girará en torno al análisis de los textos medievales en el proceso de construcción de los géneros o...
Solicita InformaciÓn

publicidad

ORACIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES

Llamadas también adverbiales o circunstanciales, ya que en muchos casos equivalen a una adverbio o un complemento circunstancial.

Detente donde veas la señal = allí

Sub.adv (CCL) (CCL)

Funcionan como un complemento de la oración, y van unidas a esta por una conjunción subordinante (a veces por auténticos adverbios o preposiciones que funcionan como nexo).

- se alegró porque llego su hermano (Causa)

- se alegró como si fuera verdad (Modo)

- se alegró cuando se lo dijimos (Tiempo)

- se alegró tanto que se puso a llorar (Cantidad)

- se alegró aunque la vio triste

Las proposiciones subordinadas son semánticamente y gramaticalmente dependientes, y según la relación significativa de subordinación que las une a la principal pueden indicar:

a) Relación circunstancial:

- De espacio (lugar): llegare hasta donde han llegado...

- De tiempo (temporal): vendré a casa cuando pueda.

- De modo (modal): lo haré como me dijeron...

b) Relación cuantitativa:

- De comparación (comparativa): yo trabajo mas que tu.

- De consecuencia (consecutiva): mis hijos son tan guapos que llaman la atención.

c) Relación causativa:

- De causa (causales): porque te quiero, te perdono.

- De condición (condicional): si lo intentas, la harás.

- De objeción (concesivas): aunque llueva, iré a tu casa.

- De finalidad (finales): los enviaré para que me presenten.

* PROPOSICIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES DE LUGAR:

Marcan la situación espacial de la oración principal.

Fuimos a donde nos mandaron.

Van introducidas por el nexo “donde” (adverbio relativo, doble función) que pueda aparecer con o sin preposición, según los distintos matices significativos de ubicación, procedencia, destino, dirección , tránsito, transcurso,... que pueda expresar la proposición subordinada, que introduce: en donde, de donde, desde donde, adonde, a donde, por donde, hasta donde,...

- Voy donde me llamen.

- Voy a donde me digas.

- Fui a Cádiz adonde fuimos.

- Llegamos hasta donde nos dijo Juan.

- Vinimos por donde nos dijeron.

- Se acercaron desde donde los en contrastes tu.

* PROPOSICIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES DE TIEMPO:

Indican la circunstancia temporal de la oración principal.

Vendré cuando haya terminado de pintar el cuadro.

Van introducidas fundamentalmente por el nexo “cuando” (adverbio relativo), pero pueden aparecer otros nexos o frases según los distintos matices significativos de anterioridad, simultaneidad o posterioridad, reiteración que pueden presentar las proposiciones subordinadas temporales:

Antes de que, antes que, primero que, mientras, mientras que, mientras tanto, entre tanto que, en cuanto, apenas, luego que, así que, después que, desde que, cada vez que, siempre que...

- Llegamos cuando tu salías.

- Antes que te cases, mira lo que haces.

- Mientras seas rico, tendrás muchos amigos.

- En cuanto los vea, les daré un abrazo.

- Después que comamos, hablaremos.

- Siempre que salía a la calle, cogía frío.

También el valor circunstancial de tiempo puede expresarse:

- En infinitivo precedido de “al” (al salir de clase...)

- En gerundio (corrigiendo los exámenes...)

- En participio (arreglado el coche, nos fuimos)

* PROPOSICIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES DE MODO:

Marcan la manera del desarrollo del enunciado de la oración principal.

El hijo quiere hacer todo como su padre.

Antonio hace todo como si fuera mayor.

El nexo más frecuente es “como” (adverbio relativo) pero también puede aparecer como nexo una serie de frases conjuntivas: del mismo modo...que, igual que, tal cual, según, según que, como si, etc...

Las oraciones modales indican generalmente igualdad o semejanza, por lo que están estrechamente ligadas con las subordinadas adverbiales comparativas de igualdad.

El examen fue como lo esperaban los alumnos. (modal)

El examen fue tal como lo esperaban los alumnos. (comparativa)

Otras veces, las proposiciones modales, adquieren valores expresivos temporales.

Según avanzaban unos, retrocedían otros. (modal)

Cuando avanzaban unos, retrocedían otros. (temporal)

* PROPOSICIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES COMPARATIVAS:

Las proposiciones subordinadas comparativas funcionan como termino de comparación del enunciado principal.

Tendrás tantos libros como desees. Nx = tantos...como

Nx Sub.comp.igual.

Mi hija hace más proyectos que peces tiene la mar. Nx = mas...que

Nx Sub.comp.sup.

El periodo oracional comparativo presenta varias peculiaridades lingüísticas. Por una parte, las comparativas adquieren en muchos enunciados una independencia significativa que les da aspecto de coordinadas. Por otra parte, coinciden semánticamente con las subordinadas modales, y también coinciden con las subordinadas consecutivas en cuanto que expresan una correlación cuantitativa. Además, los elementos de la comparativa suelen aparecer elípticos.

Maria es mas trabajadora que yo (soy trabajadora) Nx = mas...que

Nx Sub.

Tu madre es mas joven que la mía (es joven) Nx = mas...que

Nx Sub.

Según la relación que presentan entre si los enunciados comparativos, pueden ser:

- De igualdad

- De inferioridad

- De superioridad

Los esquemas mas frecuentes que se presentan para estos tipos son:

a) Igualdad: Tal cual, tal como, tanto...cuanto, tanto/tan...como, todo...cuanto.

b) Inferioridad: Menos...que/de, adjetivo comparativo (inferior...que)

c) Superioridad: Mas...que/de, adjetivo comparativo (mejor/mayor...que)

* PROPOSICIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES CONSECUTIVAS:

Marcan la consecuencia de un enunciado previo.

Trabaja tanto que siempre esta cansado. Nx = tanto que

Nx Sub.

El enunciado principal suele llevar alguna marca léxica:

Tanto, tal, tan, de tal modo,... que intensifica la circunstancia, cualidad o acción que indica y cuya consecuencia queda expresada en la proposición subordinada.

Su furo es tal (tanto, tan grande, de tal modo...) que asusta.

Guardan así relación con las comparativas, en tanto que tienen ese elemento, antecedente de referencia, aunque a veces el elemento intensificador, sobre todo en la lengua coloquial, no aparece expresado, y entonces la intensificación viene marcado por el matiz intensivo de la significación del enunciado principal:

Había una muchedumbre, que parecía aquello un hormiguero.

Trajeron la sopa, que quemaba.

En otros casos se refuerza enfáticamente el enunciado principal con la supresión de toda la consecutiva, que queda sobreentendida en el contexto o situación del hecho comunicativo:

¡Esta la sopa que...!

Otras veces la consecutiva es reemplazada por una Interjección, un apoyo coloquial o una exclamación:

¡Está de unos humos que...! ¡Uff!

¡Esto están difícil que...! ¡Válgame Dios!

Van introducidas generalmente por el nexo “que”, pero puede haber otro como luego, por tanto, por lo tanto, etc...

* PROPOSICIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES CAUSALES:

Indican la causa directa, indirecta o el motivo de la oración que se expresa en la oración principal.

Se ha mojado porque ha llovido.

Ha salido el arco iris porque está lloviendo.

Las subordinadas causales forman un grupo complejo intermedio entre coordinación y subordinación. Muchas subordinadas causales presentan autonomías significativas, y en la mayoría de los casos, enuncian un simple presupuesto con significación casi independiente de la oración principal. A veces incluso su valor significativo es mas importante que el de la oración principal, por eso se suele colocar delante de la oración principal.

Porque no tenia armas, huyó.

Los nexos que introducen a estas oraciones son:

Porque (mas usado), que, pues, pues que, puesto que, ya que, como, como qué, a causa (de)que, en vista de que, etc...

* PROPOSICIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES CONDICIONALES:

Supeditan el enunciado de la principal al cumplimiento de la subordinada.

Si tuviera dinero me compraría un coche.

Es por ello por lo que en muchas enunciados oracionales se siente como mas importante significativamente la subordinada que la principal. Es facil que la subordinada se encuentre primero.

Si me toca la lotería seré rico.

Las condicionales constan de dos partes:

Subordinada Principal

Condicionante Condicionada

Prótasis Apódosis

Hay tres formas de relacionar la subordinada con la principal:

- Relación necesaria (verbo en indicativo en la subordinada)

- Relación contingente (verbo futuro imperfecto del subjuntivo en la sub.)

- Relación imposible (verbo pretérito imperfecto o pluscuamperfecto en la sub.)

Las condicionales pueden expresarse en infinitivo, gerundio y participio.

* PROPOSICIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES CONCESIVAS:

Expresan una objeción o dificultad para el cumplimiento de lo que se dice en el enunciado principal.

Aunque haga mal tiempo, iremos al viaje.

El nexo mas utilizado es “aunque”, pero pueden aparecer:

A pesar de que, aun cuando, así, si bien, etc...

Es muy frecuente el uso de la forma “por...que” con un adverbio o adjetivo intercalado.

Por mas que lo repitas...

Las concesivas pueden aparecer con verbos en forma no personal (infinitivo, gerundio,...)

* PROPOSICIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES FINALES:

Indican la finalidad del enunciado de la oración del periodo oracional.

El niño se molesto para que no le molesten.

Los nexos que introducen las subordinadas finales son:

A que, para que, a fin de que, porque, etc... y el verbo en modo subjuntivo, ya que la finalidad marca necesariamente un matiz de deseo y posibilidad.

Ha ido a que le saquen una muela.

También puede ir en infinitivo precedidos de los nexos: a, por, para, a fin...de.

Este uso del infinitivo final es muy frecuente sobre todo en frases cuyo sujeto es el mismo que el de la oración principal.

Se pelearon por conseguir el premio.