Oferta y demanda en el mercado

Microeconomía. Mercados. Oferta. Demanda. Transparencia. Precios. Punto de equilibrio. Monopolio. Competencia perfecta

  • Enviado por: Lorena
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas

publicidad
cursos destacados
Ecuaciones Diferenciales
Ecuaciones Diferenciales
En este curso se estudian los conceptos básicos sobre las Ecuaciones Diferenciales Ordinarias (EDO) Se muestran...
Ver más información

Productos Notables & Ejercicios resueltos Nivel 2
Productos Notables & Ejercicios resueltos Nivel 2
Aprende como trabajar con Productos Notables de forma fácil y divertida. En este curso de nivel 2...
Ver más información

publicidad

TEMA 9

EL MERCADO

Concepto de Oferta v Demanda: idea del Mercado

El precio desempeña un papel fundamental en la economía de mercado, por lo que resulta interesante profundizar en el proceso de su determinación. Se puede decir que, básicamente, el precio viene determinado por la interacción de dos grandes fuerzas: la oferta y la demanda.

CONCEPTO DE OFERTA Y DEMANDA

Para definir de una manera clara la Oferta, podemos partir de forma conjunta de las consideraciones que para este concepto hacían dos economistas como Mill y Cairnes; así podemos considerar la Oferta como la cantidad que se puede tener en un cierto tiempo y en un lugar determinado por aquellos que desean comprarla, así como la cantidad destinada a la venta, donde quiera que esté, que los comerciantes en el mercado particular saben o creen que está disponible. Con lo cual, también queda encuadrado dentro del concepto de oferta todo lo que se encuentre, por ejemplo en trastiendas, almacenes, centros de fabricación, etc. aunque no esté a la vista y a disposición inmediata del consumidor.

Por otra parte, se define como Demanda, o más exactamente, Cantidad Demandada a la cantidad de un bien o de un servicio que está dispuesto a comprar el sujeto económico. Hay que fijarse que en la definición hablamos de lo que el sujeto económico está dispuesto a comprar, por lo que ha de tratarse de Demanda Efectiva y no de lo que conocemos como Demanda Potencial, esto es, el deseo más o menos indeterminado de poseer un bien, sino que este deseo debe ir unido a la decisión de pagar el precio relativo a ese bien.

Desde los economistas más antiguos se han considerado siempre Oferta y Demanda como elementos determinantes del valor, sin poder estimar con exactitud cuál es el papel que cada una de las dos juega en dicha valoración o si contribuyen ambas por igual en la formación del precio. De cualquier modo, si es cierto que la interacción de las dos fuerzas es determinante en la configuración de los mercados.

IDEA DEL MERCADO

Debemos entender por Mercado, el conjunto de actos de compra y venta de unos bienes económicos. Un mercado, por tanto, estará constituido por una pluralidad de sujetos que, con el deseo de comprar y vender ciertos bienes, se ponen en contacto.

Así, el mercado no puede ser definido como un lugar concreto donde tienen lugar las compras y las ventas, sino como un territorio en el que las partes están unidas por relaciones de libre comercio, de tal forma que los precios se nivelan con facilidad y prontitud.

El ejemplo real que mejor puede clarificar este concepto económico de mercado es una Bolsa de Valores, pues, aunque en principio pueda parecer que se desarrolla en un lugar físico muy concreto, tal cual es el parquet en el que se concentran los agentes de cambio y bolsa, realmente a ella acuden multitud de compradores y vendedores de títulos o valores mobiliarios y en sus corros se forman, en el breve lapso de tiempo de una sesión, los precios que rigen las transacciones.

Cuando se estudia el mercado, conviene analizar los distintos elementos que se pueden considerar en el mismo, así tendremos:


10.- Las RELACIONES EXTERNAS del mercado, esto es, las condiciones que le fijan los poderes políticos del entorno social al que pertenece. Con respecto a esto, puede ocurrir que el mercado sea TOTALMENTE AUTÓNOMO y que los sujetos económicos sean libres en todo momento para efectuar las transacciones en las condiciones que fijen entre sí; en este caso se dice que el mercado goza de la propiedad de la AUTONOMÍA, por la cual, a su vez, va a regir el principio de la LIBERTAD DE CAMBIO y denominándose MERCADO LIBRE.

En caso contrario, es decir, cuando existe una fuerza extraña al propio mercado, con autoridad sobre compradores y vendedores que impone en las transacciones las cantidades y/o los precios, no va a existir Autonomía ni va a regir el principio de la Libertad de Cambio, a este mercado se le denomina MERCADO REGULADO O INTERVENIDO.

2°.- La CONTEXTURA INTERNA del mercado, de la que dependen las relaciones entre sus miembros. En este sentido, puede ser que la estructura del mercado permita que exista una estrecha relación entre todos los sujetos, de tal forma que en todo momento tanto compradores como vendedores conozcan todas las propuestas que se realizan y puedan elegir así la más favorable. De esta forma se favorece la formación de un precio único para todas las transacciones sobre esa mercancía en concreto. Esta propiedad del mercado se denomina TRANSPARENCIA y el mercado que la posee se dice que se rige por el principio de la UNICIDAD DEL PRECIO, calificándosele como un MERCADO FLUIDO O TRANSPARENTE. En el caso de que no se den estas condiciones se habla de MERCADO NO TRANSPA­RENTE y se dice que presenta FRICCIONES 0 ROZAMIENTOS.

3°.- Los ELEMENTOS REALES con los que funciona el mercado, es decir, las características de la mercancía que es objeto de transacciones. En este sentido, la mercancía puede estar perfectamente definida y caracterizada, no pudiéndose establecer diferencias por grados o calidades. En este caso se dice que el mercado


posee la propiedad de la UNIFORMIDAD DE LA MERCANCÍA (también llamada HOMOGENEIDAD), rigiéndose por el principio de la INDIFERENCIA de la misma y se le denomina MERCADO PERFECTO. Cuando no existe esta uniformidad u homogeneidad, habiendo diferenciación entre la mercancía, no rige el principio de indiferencia y al mercado se le denomina MERCADO IMPERFECTO.

40.- Los ELEMENTOS PERSONALES referentes a los sujetos integrantes del mercado, si cada sujeto considera el precio como algo totalmente independiente de su actuación particular, sin que ninguno pueda modificarlo, se dice que rige el principio de INDEPENDENCIA DEL PRECIO y el mercado se denomina MERCADO NORMAL. Por el contrario, cuando algunos sujetos pueden actuar sobre el precio y/o sobre el volumen de las transacciones, de tal manera que pueden influir en sus cuantías, el mercado recibe el nombre de MERCADO FORZADO.

Atendiendo ahora a la concurrencia de un mercado, esto es, al número de sujetos que lo componen por el lado de la oferta y por el lado de la demanda, los mercado pueden ser clasificados de diferentes maneras y las denominaciones que reciben se recogen en el cuadro adjunto (Cuadro 1):

OFERENTES

DEMANDANTES

MUCHOS

POCOS

UNO

MUCHOS

Libre

Concurrencia

Oligopolio de

oferta

Monopolio de

oferta

POCOS

Oligopolio de

demanda

Oligopolio

bilateral

Monopolio limitado

de oferta

UNO

Monopolio de

demanda

Monopolio limitado

de demanda

Monopolio

bilateral

Fácilmente se comprueba como sólo el primero de los tipos del cuadro, es decir, el de Libre Concurrencia, corresponde a la clase de mercados normales, pues en todos los demás la concurrencia es limitada siendo, por tanto, mercados forzados.


Formación del precio en el mercado

El precio real de una mercancía es el que se denomina Precio de Mercado, es decir el precio efectivo que rige en éste en un momento dado y resulta del encuentro de la oferta y la demanda en un instante determinado, entendiendo que ambas (oferta y

demanda) son globales.

La expresión matemática de la oferta y la demanda pueden ser representada por medio de curvas que van a ser función del precio (o rectas, si consideramos las tangentes a las mismas), de sentido inverso entre sí, teniendo cada producto su curva específica de oferta y de demanda que, en general, pueden ser representadas por una hipérbole.

En cualquier mercado, ambas fuerzas, oferta y demanda, normalmente han de encontrarse, aunque en ocasiones puede ser que esto no suceda: Esta situación podemos representarla tal y como se manifiesta en la gráfica 1:

Gr. 1.- FORMACION DEL PRECIO

'Oferta y demanda en el mercado'


El punto de encuentro (E en el gráfico) es el denominado Punto de Equilibrio, su ordenada (po en nuestro caso) se la denomina Precio de Equilibrio y su abscisa qo será la Cantidad de Equilibrio. El Precio de Equilibrio posee tres propiedades importantes:

1a.- En el precio de equilibrio la oferta y la demanda totales se igualan. Si el precio fuese menor al de equilibrio, la demanda sería superior a la oferta, ocurriendo justamente lo contrario si el precio fuera superior al de equilibrio.

2a.- De la propiedad anterior se desprende que cuando rige el precio de equilibrio, la cantidad intercambiada de un bien es máxima.

3a.- El precio de equilibrio es el único que permite a demandantes y oferentes comprar o vender las cantidades deseadas con el máximo de satisfacción. Con cualquier otro precio, queda insatisfecha parte de la oferta o parte de la demanda.

Por otro lado, parece lógico pensar que el precio de equilibrio va a ir referido a un momento concreto, ya que a lo largo del tiempo, tanto la oferta como la demanda se desplazan, estableciéndose nuevos puntos de equilibrio.

Si, por ejemplo, consideramos un desplazamiento de la demanda que pasa de la curva DD (cuyo punto de equilibrio tiene las coordenadas q1, p1) a la curva D'D', el aumento de la cantidad demandada determina un nuevo punto de equilibrio, de coordenadas q2, p2, con un precio y una cantidad de equilibrio más elevados (gráfica 2).


Gr. 2.- DESPLAZAMIENTO DEL PUNTO DE

EQUILIBRIO

precio

'Oferta y demanda en el mercado'

Cantidad

Asimismo, si consideramos un aumento de la cantidad ofertada, pasando de la curva 00 a la curva O'O', también va a variar el punto de equilibrio, disminuyendo, en este caso, el precio de equilibrio (gráfica 3).

Gr. 3.- DESPLAZAMIENTO DEL PUNTO DE

EQUILIBRIO


Así pues, puede comprobarse que a corto plazo, un aumento de la demanda origina un aumento del precio, mientras que un aumento de la oferta origina un descenso del precio.

Naturalmente, también pueden darse desplazamientos conjuntos de la oferta y la demanda, en el mismo sentido o siguiendo sentidos contrarios, lo que determina la aparición de nuevas situaciones de equilibrio.

En estos casos, el nuevo punto de equilibrio se establece según la cuantía de cada desplazamiento y los efectos pueden ser tanto de disminución como de incremento del precio y, por supuesto, de las cantidades.

Si se modifican a la vez tanto la oferta como la demanda, los efectos de ambas modificaciones pueden neutralizarse o bien reforzarse. Lo que no ocurrirá nunca, es que se neutralicen a la vez los efectos sobre precios y sobre cantidades, mantenién­dose así la situación inicial. Así, un aumento de la demanda y de la oferta pueden dar como resultado el mismo precio que en la situación inicial, pero las cantidades objeto de las transacciones habrán aumentado como consecuencia lógica de los incrementos de oferta y demanda; asimismo, si aumenta la demanda y a la vez disminuye la oferta, la cantidad intercambiada puede seguir siendo la misma pero el precio, como consecuencia del aumento y disminución, se elevará; es decir, en ningún caso, como consecuencia del desplazamiento conjunto de la oferta y la demanda, la situación se mantendrá igual a la inicial.

El precio, por tanto, queda así determinado por las variaciones que se produzcan en la oferta y la demanda, lo que viene denominándose como ley de ambas, es decir: LA LEY DE LA OFERTA Y LA DEMANDA.

Este mecanismo de formación del precio se lleva a cabo en los mercados de Libre Concurrencia, en los cuales se cumplen las siguientes condiciones:


  • Independencia del Precio, es un MERCADO NORMAL.

  • Libertad de Cambio, es un MERCADO LIBRE.

  • Unicidad de Precio, es un MERCADO FLUIDO 0 TRANSPARENTE.

  • Indiferencia de la Mercancía, es un MERCADO PERFECTO.

  • En los países con sistemas económicos que no permiten el libre juego del mercado, esto es, los países de Economía Planificada (los cuales son casi ya un recuerdo histórico), la fijación del precio no se realiza por ajuste entre la oferta y la demanda, tal y como hemos visto hasta ahora, sino que es el Estado el que asume el papel de árbitro en la determinación de los precios y de él directamente depende la cuantía de los mismos.

    Monopolio y Oligopolio: concepto y formación del precio en estos
    tipos

    Etimológicamente, la expresión monopolio proviene de los vocablos griegos mono, que significa uno y polion, que significa vender, lo cual nos indica que es la situación en la que un solo vendedor se enfrenta a muchos demandantes, ello será el Monopolio de Oferta, si bien esta denominación es reiterativa de acuerdo con la etimología. Normalmente, también se admite la denominación de Monopolio de Demanda, situación en la que un único demandante se enfrenta a múltiples oferentes, aunque quizá no sea totalmente correcta, por lo que algunos autores proponen los términos Monoonio, o mejor aún Monopsonio.

    Como ejemplos claros de monopolios de oferta existentes en nuestro país, aunque hay que hablar de ellos desde un punto de vista histórico por su desaparición tras nuestra incorporación a la UE, se pueden citar a Tabacalera y a CAMPSA. Asimismo, se puede citar como ejemplo de monopolio de demanda al antiguo Servicio Nacional de Productos Agrarios (SENPA), aunque está extinto, incluso antes de nuestra incorporación a la UE.


    Hay que ser conscientes que el monopolio puro es un modelo económico que, al igual que la estricta competencia perfecta, probablemente nunca ha existido como tal, sobre según se define en la teoría.

    Concretando, podemos decir que el monopolio de oferta es un tipo de mercado con pluralidad de demandantes y un solo oferente o vendedor, que operan sobre una mercancía definida y homogénea, en condiciones que se relacionan fácilmente todos los sujetos, los cuales poseen entera libertad para que las transacciones se efectúen atendiendo solamente a los gustos y conveniencias de todos ellos.

    Se trata, por tanto, de un mercado libre (en el que va a regir el principio de

    1, I libertad de cambio), transparente (se cumple la unicidad de precio), perfecto (porque responde a la uniformidad de la mercancía), pero FORZADO (por no regir el principio de la independencia del precio, ya que el único oferente puede influir sobre él).

    En el caso del monopolio, la fijación del precio viene dada por el hecho lógico de pretender obtener el máximo beneficio que, como ya sabemos por la teoría de la producción, se logra cuando la cantidad de mercancía producida y vendida es tal que el coste marginal se iguala con el ingreso marginal.

    Representando gráficamente (gráfica 4) la posición del beneficio máximo, corresponde al punto E que es el punto de equilibrio del monopolio, también llamado Punto de Cournot. Así, OqE es la cantidad que iguala el coste marginal y el ingreso marginal, con lo que el precio será OpE que resulta ser la ordenada del punto A, el cual a su vez va a ser la proyección del punto E sobre la curva de demanda. De esta manera, el beneficio total máximo, se corresponde con el rectángulo pEABD.


    Gr. 4.- FORMACION DEL PRECIO EN EL

    MONOPOLIO

    Precio

    Cantidad

    Lógicamente, esta situación se produce a corto plazo; a largo plazo, el monopolista puede cambiar la dimensión de su empresa y su problema consistirá en encontrar la posición de máximo beneficio y acomodar su situación a las nuevas dimensiones.

    En cuanto al concepto de Oligopolio, etimológicamente deriva de los vocablos griegos oligos, que significa pocos y polion, que, como ya hemos visto, significa vender. Así pues, se caracteriza por la existencia de unos cuantos (pocos) oferentes que ofrecen el producto a muchos demandantes.

    El caso más simple de oligopolio es el Duopolio, en el que los que ofrecen el producto son dos oferentes, aproximadamente de la misma dimensión.

    Al igual que en el caso del monopolio, se trata de un mercado libre, transparen­te, perfecto y forzado, ya que la actuación de los diferentes oferentes influye de manera determinante en los precios, no pudiéndolos considerar tampoco independientes de la conducta de aquellos.


    La fijación del precio en el mercado oligopolístico se realiza de manera similar al caso del monopolio, pero con la salvedad de que son varias (pocas) las empresas que tienden a maximizar sus beneficios, por lo que se verifica una acomodación entre sus ingresos marginales y sus costes marginales, lo que permite llegar a la determinación del precio.

    La curva de costes marginales totales CmT o del producto sometido a oligopolio, se obtiene por la adición horizontal de las curvas de costes marginales individuales de las diferentes empresas oligopolísticas, en nuestro caso Cm1, Cm2 y Cm3 (gráfica 5). Esto realmente implica un reparto óptimo entre las diferentes empresas de la producción global del grupo para cada nivel de producción considerado.

    Gr. 5.- FORMACIÓN DEL PRECIO EN EL

    OLIGOPOLIO

    Precio

    Cantidad

    Desde el punto de vista del exterior, este grupo de empresas aparece como una firma única que se comporta como en la situación del monopolio. Por lo tanto, el beneficio máximo de todas las unidades del oligopolio se obtendrá, como hemos visto ya en varias ocasiones, cuando se iguales el Ingreso Marginal (Im) y los Costes


    Marginales Totales (CmT). Esta situación determina la producción de una cantidad qB y la formación del precio qo para el oligopolio.

    En el caso de que exista una firma dominante dentro del oligopolio, el resto se ajusta su posición a la de ésta. Normalmente, las empresas oligopolísticas tienden, lógicamente, a vender la misma cantidad, en este sentido, podemos afirmar que se reparten el mercado, al mismo precio, consiguiendo así una demanda fluida de un producto homogéneo.

    Como podemos observar en la gráfica 6, la empresa 1 tiene el coste de producción más bajo, maximiza su beneficio para una producción q, vendida al precio p, (donde se igualan su Ingreso Marginal y sus Costes Marginales).

    Gr. 6.- FORMACION DEL PRECIO EN EL OLIGOPOLIO CON UNA
    FIRMA DOMINANTE

    Precio



    La empresa 2, desearía producir la cantidad q2 (menor que q1) y venderla al precio P2 (mayor que pi); al ser este precio superior al que establece la empresa 1, la firma 2 debe ajustar su posición con la de aquélla que va jugar así el papel de firma dominante.


    Por lo tanto, en este duopolio, las dos empresas producirán cada una la cantidad q, y la venderán al precio p1

    El Equilibrio de la Empresa en el Mercado Perfecto

    Una vez más señalaremos que el objetivo fundamental de la empresa es maximizar el beneficio, obteniendo un precio por su producto, y en el caso de la empresa considerada individualmente dentro de un mercado perfecto, este precio será, lógicamente, igual al que rige en el mercado para las transacciones, el cual va a venir dado o impuesto del exterior, ya que la empresa por sí sola no puede actuar directamente sobre su cuantía.

    Así pues, en un régimen de competencia perfecta, una condición necesaria para que el beneficio de la empresa sea máximo y que, por tanto, alcance ésta su equilibrio, es que el Coste Marginal del producto vendido sea igual al precio de éste en el mercado, puesto que el rasgo especial de una empresa perfectamente competitiva consiste en que el Ingreso Marginal es igual al Precio de Mercado.

    En conclusión, para maximizar el beneficio, la empresa debe conseguir un nivel de producción para el cual el coste marginal creciente se iguale al precio de mercado para su producto. Pudiendo considerar que en ese punto se ha conseguido el equilibrio empresarial.

    Ello es así porque, en un mercado perfecto cada unidad adicional que produzca una empresa se vende al mismo precio (precio de mercado), lo que significa que en una empresa perfectamente competitiva el ingreso marginal es igual al citado precio de mercado.


    En la Gráfica 7, se puede, pues, comprobar como una empresa de las características antes mencionadas, debería producir la cantidad qE para obtener su máximo beneficio y, por lo tanto, su equilibrio.

    Gr. 7.- EQUILIBRIO DE LA EMPRESA EN EL

    MERCADO PERFECTO

    Precio o coste

    Cantidad qE

    1

    3

    4

    Po

    o

    5

    f

    6

    P2 P1

    o

    Precio

    'Oferta y demanda en el mercado'

    Cantidad

    P1 P2

    o

    7

    8

    9

    10

    pE

    o

    11

    Coste marginal

    'Oferta y demanda en el mercado'

    qE

    Po

    o

    12

    Cm1 .

    Cm

    Demanda

    CmT

    Ingreso marginal

    qB

    Cantidad

    P1

    o

    P2

    Demanda

    Cm2

    Cm1

    Ingreso marginal

    ql

    q2

    13

    14

    Po

    D P1

    o

    Coste marginal

    ...............

    E

    'Oferta y demanda en el mercado'

    Coste medio --

    Precio

    15