Nuevo orden mundial

Problemas mundiales. Desarrollo social. Interdependencia. Aldea Global

  • Enviado por: Francisco Jesús Jurado
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


El nuevo orden mundial.

Índice:

Introducción............................................................................................................................5

1.- Interdependencia mundial.................................................................................................6

2.-Problemas planetarios........................................................................................................7

3.- El nuevo orden mundial..................................................................................................13

4.- La Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Social de Copenhague....................................15

5.- Ayudas al desarrollo........................................................................................................18

Bibliografía...........................................................................................................................19

Introducción:

Prisas, ocio, teléfono, amigos, televisión, trabajo, familia, globalización, carta, internet... millones de datos. Este es nuestro nuevo mundo. ¿nuestro? ¿de quién? ¿de las millones de personas que mueren cada día de hambre guerras o enfermedad? ¿realmente este es su mundo? No, este es el mundo de la milésima parte de la población mundial y ellos ahí no entran. Este breve informe quiere tan solo situar de la situación que actualmente vive nuestro planeta y sus habitantes; sus problemas y sus posibles soluciones, en resumen, sus circunstancias a las puertas del nuevo milenio.

1.- Interdependencia mundial:

Según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua la interdependencia es la dependencia recíproca, la dependencia mutua entre dos o más personas o cosas.

Así pues, la interdependencia mundial es la dependencia que tienen los países del mundo, unos con otros:

  • Económicamente hablando, los países desarrollados poseen fábricas pero para mantenerlas necesitan materias primas, fuentes de energía y comercios exteriores; todo eso se los proporcionan los países subdesarrollados a muy bajo precio.

  • Socioculturalmente, en la actualidad, Estados Unidos proporciona las pautas de conducta, alimentación, calidad y ritmo de vida... posee el monopolio y dirige a su gusto, propiciando en muchos casos la dependencia a algunos productos, en la mayoría de los casos, innecesaria.

  • En cuestión de política hay algo más de libertad, pero en los últimos tiempos varios estados se han ido asociando en grandes comunidades que regulan las acciones de los gobiernos de los países miembros.

2.- Problemas planetarios:

El medio ambiente ha sido un factor constante en la tierra desde sus orígenes. Los animales han sabido adaptarse a ella aprovechando lo que esta les da. En cambio, el hombre, que apareció en un momento determinado de la historia, ha sido capaz de controlar los caprichos de la naturaleza. Ya en la prehistoria fueron capaces de cambiar la producción de la tierra gracias al fuego, con el que suprimían las plantas silvestres de una zona determinada, a la agricultura, con la que conseguía los alimentos que deseaban y a la domesticación de animales herbívoros produciendo así la erosión del suelo y la devastación de zonas vírgenes y de especies autóctonas. Más adelante, hasta la edad media, los avances eran pocos e insignificantes y la destrucción era tan solo local, pero al ir apareciendo nuevos recursos tecnológicos y al ir aumentando la población, la explotación terrestre fue aumentando. Con el descubrimiento de la capacidad energética de los combustibles fósiles en la Primera Revolución Industrial comenzó el verdadero cambio en el medio ambiente. Hoy en día, la demanda de recursos es casi insostenible. Los aquí nombrados son algunos de los problemas más importantes a los que se enfrenta la madre Tierra a las puertas del siglo XXI:

  • Uno de los problemas más importantes ligados a la combustión es la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera ya que este gas produce el llamado efecto invernadero: tiende a impedir que la onda larga salga al espacio lo que provoca que el calor se concentre en la Tierra y se produzca un aumento de la temperatura global de la misma. Si esto se consolida podría producir la fusión de los polos, la subida del nivel del mar, un cambio en el clima y la vegetación de cada región y también afectaría a las cosechas.

  • La lluvia ácida es un problema derivado de los escapes de dióxido de azufre y óxido de nitrógeno de centrales térmicas y vehículos a motor. Interactúan con la luz, la humedad y los oxidantes produciendo ácidos sulfúrico y nítrico y que al ser transportados por el aire atmosférico, caen a la tierra en forma de lluvia y nieve ácidos que corroe metales, desgasta edificios y monumentos de piedra, daña y mata la vegetación y acidifica el agua.

- Los CFC (clorofluorocarbonados) son partículas desprendidas del uso de refrigeraciones, aires acondicionados, disolventes de limpieza, materiales de empaquetado y aerosoles que al ponerse en contacto con las partículas de ozono, las destruyen. La reducción de grosor de la capa de ozono, reduce la protección que esta proporciona a la vida terrestre contra los rayos ultravioleta. Un exceso podría provocar cáncer de piel, cataratas, reducción del sistema inmunitario, cambiar el proceso de fotosíntesis en las plantas y reducir el plancton oceánico.

- La radiación nuclear sigue siendo un problema medioambiental. Las centrales siempre liberan pequeñas cantidades de residuos nucleares en el agua y la atmósfera, pero el principal peligro es la posibilidad de que se produzcan accidentes nucleares, que liberan enormes cantidades de radiación al medio ambiente, como ocurrió en Chernobil, Ucrania, en 1986.

- La deforestación de grandes áreas de tierras vírgenes para su uso como pastos, tierras de cultivo, plantaciones de pino, asentamientos humanos y para la obtención de madera, están destruyendo los bosques tropicales del sudeste de Asia y los de la cuenca del río Amazonas en su mayoría. La reducción de estas áreas es alarmante: en 1993, un reconocimiento vía satélite de la cuenca del Amazonas, determinó que la destrucción era de 15.000 km2 al año, lo que podría provocar la extinción de hasta 750.000 especies.

- La erosión del suelo es otro factor que se acelera en todos los continentes degradando entre la quinta y la tercera parte de las tierras de cultivo de todo el mundo reduciendo la capacidad de conservación de humedad en los suelos, lo que provoca una reducción de víveres en todo el mundo.

- Los problemas de erosión también están agravando el problema del abastecimiento de agua que en las zonas costeras y semiáridas se agrava aún más, teniendo en cuenta que casi el 75% de la población rural del mundo y el 20% de la población urbana carece de acceso directo a agua no contaminada y esto provoca que más de 10 millones de personas al año mueran por esta causa.

Hasta 1972, año en el que se celebró la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano, el medio ambiente no tuvo importancia. En los años siguientes se lo tuvo en cuenta pero no se propusieron remedios para sus problemas mientras estos se agravaban. En 1983, las Naciones Unidas determinaron que dada la gravedad que estaban empezando a tener los problemas medioambientales, éstos y el crecimiento económico debían abordarse como una sola cuestión. Por ello convocó en 1992, como consecuencia del Informe Brundtland, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) conocida como la Cumbre de la Tierra, que se celebró en Río de Janeiro del 3 al 14 de junio. Los objetivos de la Cumbre eran lograr un equilibrio justo entre las necesidades económicas, ambientales y sociales en el presente y en el futuro, acordar las bases para la creación de un asociación mundial en la que colaborasen los países desarrollados y subdesarrollados, los gobiernos y la sociedad civil, comprendiendo las necesidades y los intereses de cada uno de los sectores.

Con la asistencia de 172 gobiernos, incluidos 108 Jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo, se aprobaron tres documentos para que sirvieran como guía en los actos futuros relacionados con esta materia: El Programa 21, La Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo y la Declaración de principios relativos a los Bosques. La Convención Marco sobre el Cambio Climático y el convenio sobre la diversidad Biológica se abrieron a firma con carácter de cumplimiento obligatorio y se iniciaron negociaciones para la Convención de Lucha contra la Desertificación que se firmó en 1994 y entró en vigor en 1996.

El programa 21 es un documento de 900 páginas redactado y aprobado durante la Cumbre, que contiene más de 2500 recomendaciones para afrontar los problemas prácticos de hoy en día. Tiene como objetivo preparar al mundo para los retos del próximo siglo e incluye propuestas en cuestiones sociales y económicas, como la lucha contra la pobreza, el crecimiento demográfico, la distribución de los recursos naturales, la protección de la atmósfera, los océanos y los seres vivos, la lucha contra la deforestación y el fomento de la agricultura sostenible.

La Declaración de Río establece los derechos y los deberes de los Estados respecto al desarrollo y al medio ambiente. Es un documento que consta de 6 páginas y de 27 principios:

Principio 1: Los seres humanos constituyen el centro de las preocupaciones relacionadas con el desarrollo sostenible. Tienen derecho a una vida saludable y productiva en armonía con la naturaleza.

Principio 2: De conformidad con la Carta de las Naciones Unidas y los principios del derecho internacional, los Estados tienen el derecho soberano de aprovechar sus propios recursos según sus propias políticas ambientales y de desarrollo, y la responsabilidad de velar por que las actividades

realizadas dentro de su jurisdicción o bajo su control no causen daños al medio ambiente de otros Estados o de zonas que estén fuera de los límites de la jurisdicción nacional.

Principio 3: El derecho al desarrollo debe ejercerse en forma tal que responda equitativamente a las necesidades de desarrollo y ambientales de las generaciones presentes y futuras.

Principio 4: A fin de alcanzar el desarrollo sostenible, la protección del medio ambiente deber constituir parte integrante del proceso de desarrollo y no podrá considerarse en forma aislada.

Principio 5: Todos los Estados y todas las personas deber n cooperar en la tarea esencial de erradicar la pobreza como requisito indispensable del desarrollo sostenible, a fin de reducir las disparidades en los niveles de vida y responder mejor a las necesidades de la mayoría de los pueblos del mundo.

Principio 6: Se debe dar especial prioridad a la situación y las necesidades especiales de los países en desarrollo, en particular los países menos adelantados y los más vulnerables desde el punto de vista ambiental. En las medidas internacionales que se adopten con respecto al medio ambiente

y al desarrollo también se deberían tener en cuenta los intereses y las necesidades de todos los países.

Principio 7: Los Estados deben cooperar con espíritu de solidaridad mundial para conservar, proteger y restablecer la salud y la integridad del ecosistema de la Tierra. En vista de que han contribuido en distinta medida a la degradación del medio ambiente mundial, los Estados tienen

responsabilidades comunes pero diferenciadas. Los países desarrollados reconocen la responsabilidad que les cabe en la búsqueda internacional del desarrollo sostenible, en vista de las presiones que sus sociedades ejercen en el medio ambiente mundial y de las tecnologías y los recursos financieros de que disponen.

Principio 8: Para alcanzar el desarrollo sostenible y una mejor calidad de vida para todas las personas, los Estados deberían reducir y eliminar las modalidades de producción y consumo insostenibles y fomentar políticas demográficas apropiadas.

Principio 9: Los Estados deberían cooperar en el fortalecimiento de su propia capacidad de lograr el desarrollo sostenible, aumentando el saber científico mediante el intercambio de conocimientos científicos y tecnológicos, e intensificando el desarrollo, la adaptación, la difusión y la transferencia de tecnologías, entre estas, tecnologías nuevas e innovadoras.

Principio 10: El mejor modo de tratar las cuestiones ambientales es con la participación de todos los ciudadanos interesados, en el nivel que corresponda. En el plano nacional, toda persona deber tener acceso adecuado a la información sobre el medio ambiente de que dispongan las autoridades publicas, incluida la información sobre los materiales y las actividades que encierran peligro en sus comunidades, así como la oportunidad de participar en los procesos de adopción de decisiones. Los Estados deber n facilitar y fomentar la sensibilización y la participación de la población poniendo la información a disposición de todos. Deber proporcionarse acceso efectivo a los procedimientos judiciales y administrativos, entre éstos el resarcimiento de daños y los recursos pertinentes.

Principio 11: Los Estados deber n promulgar leyes eficaces sobre el medio ambiente. Las normas, los objetivos de ordenación y las prioridades ambientales deberían reflejar el contexto ambiental y de desarrollo al que se aplican. Las normas aplicadas por algunos países pueden resultar inadecuadas y representar un costo social y económico injustificado para otros países, en particular los países en desarrollo.

Principio 12: Los Estados deberían cooperar en la promoción de un sistema económico internacional favorable y abierto que llevara al crecimiento económico y el desarrollo sostenible de todos los países, a fin de abordar en mejor forma los problemas de la degradación ambiental. Las medidas de política comercial con fines ambientales no deberían constituir un medio de discriminación arbitraria o injustificable ni una restricción velada del comercio internacional. Se debería evitar tomar medidas unilaterales para solucionar los problemas ambientales que se producen fuera de la jurisdicción del país importador. Las medidas destinadas a tratar los problemas ambientales transfronterizos o

mundiales deberían, en la medida de lo posible, basarse en un consenso internacional.

Principio 13: Los Estados deber n desarrollar la legislación nacional relativa a la responsabilidad y la indemnización respecto de las víctimas de la contaminación y otros daños ambientales. Los Estados deber n cooperar asimismo de manera expedita y m s decidida en la elaboración de nuevas leyes internacionales sobre responsabilidad e indemnización por los efectos adversos de los daños ambientales causados por las actividades realizadas dentro de su jurisdicción, o bajo su control, en zonas situadas fuera de su jurisdicción.

Principio 14: Los Estados deberían cooperar efectivamente para desalentar o evitar la reubicación y la transferencia a otros Estados de cualesquiera actividades y sustancias que causen degradación ambiental grave o se consideren nocivas para la salud humana.

Principio 15: Con el fin de proteger el medio ambiente, los Estados deberán aplicar ampliamente el criterio de precaución conforme a sus capacidades. Cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deber utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces en función de los costos para impedir la degradación del medio ambiente.

Principio 16: Las autoridades nacionales deberían procurar fomentar la internalización de los costos ambientales y el uso de instrumentos económicos, teniendo en cuenta el criterio de que el que contamina debe, en principio, cargar con los costos de la contaminación, teniendo debidamente en cuenta el interés público y sin distorsionar el comercio

ni las inversiones internacionales.

Principio 17: Deber emprenderse una evaluación del impacto ambiental, en calidad de instrumento nacional, respecto de cualquier actividad propuesta que probablemente haya de producir un impacto negativo considerable en el medio ambiente y que est sujeta a la decisión de una autoridad nacional competente.

Principio 18: Los Estados deberán notificar inmediatamente a otros Estados de los desastres naturales u otras situaciones de emergencia que puedan producir efectos nocivos súbitos en el medio ambiente de esos Estados. La comunidad internacional deber hacer todo lo posible por ayudar a los Estados que resulten afectados.

Principio 19: Los Estados deberán proporcionar la información pertinente, y notificar previamente y en forma oportuna, a los Estados que posiblemente resulten afectados por actividades que puedan tener considerables efectos ambientales transfronterizos adversos, y deber n celebrar consultas con esos Estados en una fecha temprana y de buena fe.

Principio 20: Las mujeres desempeñan un papel fundamental en la ordenación del medio ambiente y en el desarrollo. Es, por tanto, imprescindible contar con su plena participación para lograr el desarrollo sostenible.

Principio 21: Debería movilizarse la creatividad, los ideales y el valor de los jóvenes del mundo para forjar una alianza mundial orientada a lograr el desarrollo sostenible y asegurar un mejor futuro para todos.

Principio 22: Las poblaciones indígenas y sus comunidades, así como otras comunidades locales, desempeñan un papel fundamental en la ordenación del medio ambiente y en el desarrollo debido a sus conocimientos y prácticas tradicionales. Los Estados deberían reconocer y apoyar debidamente su identidad, cultura e intereses y hacer posible su participación efectiva en el logro del desarrollo sostenible.

Principio 23: Deben protegerse el medio ambiente y los recursos naturales de los pueblos sometidos a opresión, dominación y ocupación.

Principio 24: La guerra es, por definición, enemiga del desarrollo sostenible. En consecuencia, los Estados deberán respetar las disposiciones de derecho internacional que protegen al medio ambiente en épocas de conflicto armado, y cooperar en su ulterior desarrollo, según sea necesario.

Principio 25: La paz, el desarrollo y la protección del medio ambiente son interdependientes e inseparables.

Principio 26: Los Estados deberán resolver pacíficamente todas sus controversias sobre el medio ambiente por medios que corresponda con arreglo a la Carta de las Naciones Unidas.

Principio 27: Los Estados y las personas deberán cooperar de buena fe y con espíritu de solidaridad en la aplicación de los principios consagrados en esta Declaración y en el ulterior desarrollo del derecho internacional en la esfera del desarrollo sostenible.

El “primer consenso mundial” sobre los bosques fue La Declaración de los principios para la Ordenación Sostenible de los Bosques. En ella se aconseja que todos los países, en especial los desarrollados, deberían destinar una atención especial a la reforestación y a la conservación forestal; que los Estados tienen derecho a desarrollar sus zonas verdes en relación con sus necesidades socioeconómicas, y que deben financiarse en los países en desarrollo programas de conservación forestal con el fin de promover una política social y económica de sustitución.

Más tarde, en 1997 en Nueva York, se convocó La II Cumbre para la Tierra para examinar los adelantos alcanzados en los cinco años de legislación de los documentos de la primera Cumbre. Se llegó a la conclusión de que los objetivos acordados en la Cumbre no se habían cumplido, sobre todo los relacionados con las emisiones de CO2; no se pudo llegar a un acuerdo unánime en la propuesta de reducir los gases en un 15% en relación con la emisión en 1990. Algunas de las nuevas ideas propuestas en la cumbre fueron la de crear una Organización Mundial del Medio Ambiente y la de establecer un tribunal para la resolución de problemas ecológicos.

3.- El nuevo orden mundial:

El nuevo orden mundial es un orden basado en el concepto de globalización: acto de integrar una serie de datos, hechos, referencias, etc, en un planteamiento global. También se basa en el concepto de McLuhan de la aldea global que hoy más que nunca está de actualidad. La diferencia es que el concepto de aldeano corresponde a una persona cercana, descentralizada; en cambio, el concepto de aldea que hoy se difunde es bien distinto: está marcado por una fuerte centralización del poder de decisión fuera de cualquier procedimiento democrático, además de una comunicación casi nula entre cada uno de los niveles de poder. Las relaciones dentro de este mundo global están fuertemente marcadas por las desigualdades, las injusticias y unos falsos valores que en la mayoría de las ocasiones van unidos a la riqueza, al prestigio y al poder.

La globalización que hoy vivimos es una globalización desigual y muy competitiva: entre 1965 y 1990 la riqueza global creció diez veces mientras que su población no llegó a doblarse; en este mundo global más de 1300 millones de personas subsisten con menos de un dólar al día y más de 3000 millones de personas viven con menos de 2 dólares al día; entre los años1960 y 1995, la diferencia entre los ingresos del 20% de la población mundial más rica y el 20% se ha incrementado de 30 a 82; en 1992 más del 80% de la población mundial vivía con una renta anual aproximada de 702 dólares (el 15.3% del producto bruto mundial) de lo que se deduce que hoy a más de 4360 millones de personas se las consideraría pobres.

En el terreno económico, la aparición de las empresas multinacionales a principios de los años 80, supuso un control de más de un tercio de la población y del 70% de las relaciones comerciales en todo el mundo. Esto ha supuesto la sobreexplotación de recursos y de mano de obra en los países subdesarrollados y esto a su vez ha generado una mayor desigualdad ya que lo trabajado en el país es de capital extranjero y las ganancias producidas son para un país desarrollado por lo tanto ellos no tienen posibilidad de avanzar en su desarrollo ya que todos sus recursos están explotados por otros países y allí no se genera riqueza. Las multinacionales también han supuesto una mayor competitividad entre ellas mismas y entre los países que las representan.

La globalización también se ha visto favorecida por la difusión de computadoras microelectrónicas y de las nuevas tecnologías de comunicación que aplicadas al sector empresarial han permitido la organización de equipos de trabajadores cada vez más capacitados y especializados y esto ha traído como consecuencia un control de calidad total en los productos que requiere la incorporación de la calidad deseada en servicio o producto y no solamente la superación de los defectos después de que sucedan.

La globalización también ha supuesto la apertura de mercados de consumo, con una corriente constante de nuevos productos y una gran competencia por vender el producto a los consumidores de cualquier parte del mundo mediante una publicidad cada vez más agresiva. Es tan grande esta apertura que hoy en día no podemos hablar de localismos sino de problemas, intereses y expectativas de los diferentes grupos sociales que habitan el mundo y no un pueblo, ciudad o región.

Otra consecuencia de la globalización es la necesidad que la televisión y la publicidad generan a los sectores económicos más desfavorecidos de productos y hábitos consumistas similares a los de las estrellas de la televisión o el cine a los cuales nunca podrán acceder por falta de recursos económicos y este sistema de mercado también provoca el crecimiento del capital con el descenso del empleo gracias a la utilización de máquinas y otros recursos teniendo como beneficiaria a la empresa y nunca al trabajador que la hace posible.

Esta es la situación mundial, expresada grosso modo, que nos encontramos hoy a las puertas del siglo XXI. ¿Qué hacer con el orden antiguo? Pienso que la mejor solución sería analizarlo sacando de él los puntos positivos encontrados y tomarlos como base para las andaduras en este nuevo orden mundial establecido en las últimas décadas, por que: “maldito el pueblo que no aprende de su historia”.

4.- La Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Social de Copenhague:

En 1995, los miembros de la Organización de las Naciones Unidas fueron citados para la celebración de esta Cumbre celebrada en Copenhague en Marzo de aquel año dando como problemas base los aquí citados textualmente :

. Reconocemos que la población del mundo ha indicado de distintas maneras que existe la necesidad urgente de resolver graves problemas sociales, especialmente la pobreza, el desempleo y la marginación social, que afectan a todos los países

. Observamos que en todo el mundo hay un aumento de la prosperidad de algunos, acompañado lamentablemente de un aumento de la pobreza extrema de otros. Esta contradicción evidente es inaceptable y se ha de remediar con medidas urgentes.

. La globalización, que es consecuencia del aumento de la movilidad humana, del progreso de las comunicaciones, del gran aumento del comercio y las corrientes de capital y de los avances tecnológicos, abre nuevas oportunidades para el crecimiento económico sostenido y el desarrollo de la economía mundial, particularmente en los países en desarrollo. La globalización permite asimismo que los países compartan experiencias y extraigan enseñanzas de los logros y dificultades de los demás, y fomenta el enriquecimiento mutuo de sus ideales, valores culturales y aspiraciones. Al mismo tiempo, el rápido proceso de cambio y ajuste se ha visto acompañado de un aumento de la pobreza, el desempleo y la desintegración social. También se han globalizado ciertas amenazas al bienestar del ser humano, como los riesgos ambientales. Además, las transformaciones globales de la economía mundial están modificando profundamente los parámetros del desarrollo social en todos los países. El desafío actual consiste en encontrar la forma de controlar esos procesos y amenazas para que aumenten sus beneficios y se atenúen sus efectos negativos sobre las personas.

. Se han logrado progresos en algunos ámbitos del desarrollo social y económico, entre los que cabe mencionar los siguientes:

a) La riqueza total de las naciones se ha septuplicado en los últimos 50 años y el comercio internacional ha aumentado en forma aun más espectacular;

b) La esperanza de vida, la alfabetización, la educación primaria y el acceso a la atención básica de la salud, incluida la planificación de la familia, han aumentado en la mayor parte de los países y se ha reducido la tasa media de mortalidad infantil, incluso en los países en desarrollo;

c) Se ha producido una expansión del pluralismo democrático, las instituciones democráticas y las libertades civiles fundamentales. Se han logrado grandes avances en materia de descolonización y la eliminación del apartheid constituye un logro histórico.

. No obstante, reconocemos que hay demasiada gente, mujeres y niños en particular, expuesta a tensiones y privaciones. La pobreza, el desempleo y la desintegración social con excesiva frecuencia acarrean el aislamiento, la marginación y la violencia. Es cada vez mayor la incertidumbre de mucha gente, particularmente la que esta' en situación vulnerable, respecto de su propio futuro y el de sus hijos:

a) En muchas sociedades, tanto de países desarrollados como de países en desarrollo, ha aumentado la distancia que separa a los ricos de los pobres. Además, y a pesar de que algunos países en desarrollo están creciendo con rapidez, también es mayor la distancia que separa a los países desarrollados de muchos países en desarrollo, particularmente los menos adelantados;

b) Más de 1.000 millones de habitantes del mundo viven en la pobreza extrema y la mayoría de ellos padece hambre cada día. Una gran proporción, en su mayoría mujeres, tiene un acceso muy limitado a los ingresos, los recursos, la educación, la atención de la salud o la nutrición, especialmente en África y en los países menos adelantados;

c) Existen también graves problemas sociales de índole y magnitud diferentes en los países con economía en transición y en los países que experimentan transformaciones fundamentales en lo político, lo económico y lo social;

d) Las tendencias insostenibles del consumo y la producción, especialmente en los países industrializados, constituyen la principal causa del deterioro continuo del medio mundial, por lo que suscitan profunda preocupación y agravan la pobreza y los desequilibrios;

e) El crecimiento continuo de la población mundial, su estructura y distribución, y su relación con la pobreza y con la desigualdad social y entre hombres y mujeres, constituyen un desafío para la capacidad de adaptación de los gobiernos, las personas, las instituciones sociales y el medio natural;

f) Más de 120 millones de personas de distintas partes del mundo están oficialmente desempleadas y muchas más viven en una situación de subempleo. Son demasiados los jóvenes, incluso entre los que han seguido estudios académicos, que tienen escasas esperanzas de encontrar un empleo productivo;

g) Más mujeres que hombres viven en la pobreza absoluta y el desequilibrio sigue aumentando con graves consecuencias para la mujer y sus hijos. Recae sobre la mujer una parte desproporcionada de los problemas que entraña hacer frente a la pobreza, la desintegración social, el desempleo, la degradación del medio ambiente y los efectos de la guerra;

h) Las personas con discapacidad, en demasiados casos reducidas a la pobreza, el desempleo y el aislamiento social, constituyen una de las mayores minorías del mundo, más de una de cada diez personas. Además, las personas de edad pueden ser particularmente vulnerables en todos los países a la exclusión social, la pobreza y la marginación;

i) Millones de personas de todo el mundo son refugiadas o están desplazadas internamente. Las trágicas consecuencias sociales tienen una repercusión crítica en la estabilidad social y en el desarrollo de sus países de origen, los países de acogida y las respectivas regiones.

Tras discutir las soluciones a estos configtos se llegó a los siguientes compromisos:

Primer compromiso: Nos comprometemos a crear un entorno económico, político, social, cultural y jurídico, que permita el logro del desarrollo social.

Segundo compromiso: Nos comprometemos, como imperativo ético, social, político y económico de la humanidad, a lograr el objetivo de erradicar la pobreza en el mundo mediante una acción nacional enérgica y la cooperación internacional.

Tercer compromiso: Nos comprometemos a promover el objetivo del pleno empleo como prioridad básica de nuestras políticas económicas y sociales y a preparar a todas las mujeres y hombres para conseguir medios de vida seguros y sostenibles mediante el trabajo y el empleo productivos elegidos libremente.

Cuarto compromiso: Nos comprometemos a promover la integración social fomentando sociedades estables, seguras y justas, y que estén basadas en la promoción y protección de todos los derechos humanos, así' como en la no discriminación, la tolerancia, el respeto de la diversidad, la igualdad de oportunidad, la solidaridad, la seguridad y la participación de todas las personas, incluidos los grupos y las personas desfavorecidos y vulnerables.

Quinto compromiso: Nos comprometemos a promover el pleno respeto de la dignidad humana y a lograr la igualdad y la equidad entre el hombre y la mujer y a reconocer y aumentar la participación y la función directiva de la mujer en la vida política, civil, económica, social y cultural, y en el desarrollo.

Sexto compromiso: Nos comprometemos a promover y a lograr los objetivos del acceso universal y equitativo a una educación de calidad, el nivel más alto posible de salud física y mental, y el acceso de todas las personas a la atención primaria de la salud, procurando de modo especial rectificar las desigualdades relacionadas con la situación social sin hacer distinción de raza, origen nacional, sexo, edad o discapacidad; a respetar y promover nuestras culturas comunes y particulares; a procurar fortalecer la función de la cultura en el desarrollo; a preservar las bases esenciales de un desarrollo sostenible centrado en las personas; y a contribuir al pleno desarrollo de los recursos humanos y al desarrollo social. El fin de estas actividades es erradicar la pobreza, promover un empleo pleno y productivo y fomentar la integración social.

Séptimo compromiso: Nos comprometemos a acelerar el desarrollo económico, social y humano de África y de los países menos adelantados.

Octavo compromiso: Nos comprometemos a velar por que los programas de ajuste estructural que se acuerden incluyan objetivos de desarrollo social, en particular, la erradicación de la pobreza, la generación de empleo pleno y productivo y la promoción de la integración social.

Noveno compromiso: Nos comprometemos a aumentar sustancialmente o a utilizar con mayor eficacia los recursos asignados al desarrollo social con objeto de alcanzar los objetivos de la Cumbre mediante la acción nacional y la cooperación regional e internacional.

Décimo compromiso: Nos comprometemos a mejorar y fortalecer con espíritu de

coparticipación, el marco de la cooperación internacional, regional y subregional para el desarrollo social por medio de las Naciones Unidas y de otras instituciones multilaterales.

5.- Ayudas al Desarrollo:

Después de ver todos los problemas a los que nos enfrentamos en esta nueva era, quiero hacer resaltar la ayuda que muchísimas personas brindan al ideal de un cambio de los esquemas preestablecidos y que hoy por hoy, está aún muy lejano.

La mayoría de las ayudas al desarrollo las llevan las Organizaciones no gubernamentales: entidades con una amplia estructura nacional o internacional que intentan la resolución de problemas, con ayuda del estado o sin ella, pero siempre al margen de los partidos políticos. Son militantes, efectivas, y disponen de un amplio apoyo económico. Colaboran en procesos internacionales y su presencia les hace cobrar mayor protagonismo. Hoy en día las ONGs se ocupan de una gran cantidad de cuestiones y causas: el intercambio científico, la religión, la ayuda de emergencia, y los asuntos humanitarios. Algunas de ellas son: Manos Unidas, Cáritas, Cruz Roja, Aldeas infantiles, Médicos sin Fronteras...

La deuda externa son unos préstamos que los países ricos brindan a los pobres para la financiación de infraestructuras como carreteras, servicios públicos, centros de salud... Al igual que en cualquier préstamo que cualquier persona pida, éste tiene que ser devuelto íntegramente más los intereses. Pero en la mayoría de los casos los préstamos han sido mal empleados y no han proporcionado el beneficio esperado porque un pequeño grupo se ha enriquecido.

El problema se remonta a los años 70 en los que los países ricos adjudicaron préstamos a los subdesarrollados con la esperanza de obtener beneficios pero con la subida del petróleo por parte de los países miembros de la OPEP, los prestamistas reclamaron su dinero, pero los países pobres no pudieron devolvérselo porque había sido mal utilizado o fue a parar a determinadas manos que lo utilizaron para el enriquecimiento personal. De esta forma los países se quedaron endeudados.

Con motivo del Jubileo de año 2000, la Iglesia y otras entidades y ONGs han propuesto la cancelación de la deuda tomando como argumento que la deuda está sobradamente pagada y que tan solo es necesario cancelar los intereses, pero esta propuesta está todavía sin ejecutar y por ello debemos de seguir luchando.

La plataforma 0.7% se creó tras unos estudios realizados en los años 60 que determinaron que si los países entregaran 0.7% del producto interior bruto del país, y este dinero se administrase adecuadamente, permitiría el desarrollo en los países pobres pero tan solo los países Europeos Nórdicos llegan al 0.7%; por ejemplo, España en la actualidad tan solo da un 0.35%. A pesar de esto, la plataforma0.7% más que un cálculo matemático, es una idea puesta en la esperanza en que esta situación tiene arreglo y en que podemos cambiar las desigualdades que existen. ¡Aún hay mucho por hacer!

Bibliografía:

Diccionario Anaya de la Lengua Española.

Diccionario Enciclopédico Espasa-Calpe.

Enciclopedia Interactiva Encarta 98.

Folletos informativos de Manos Unidas nº 4 y 9.

Texto de 3º de E.S.O. Milenio Geografía Edit. SM.

Internet: www.on.org (página oficial de la Organización de las Naciones Unidas)

16