Nerón

Imperio romano. Roma. Biografía. Vida. Emperador. Incendio

  • Enviado por: Tyler Durden
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 20 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


Nerón

ÍNDICE

PORTADA : Pág. 1

OBSERVACIONES : Pág. 2

ÍNDICE : Pág. 3

BIOGRAFÍA : Pág. 4

INTRODUCCIÓN : Pág. 6

CAPÍTULO I : Pág. 7

“Un adolescente se convierte

en emperador”

CAPÍTULO II : Pág. 9

“El Emperador Nerón”

CAPÍTULO III : Pág. 11

“El fin de la gran pareja romana

Nerón-Agripina”

CAPÍTULO IV : Pág. 13

“El toque final”

CAPÍTULO V : Pág. 15

“La dulce vida de un

emperador”

CAPÍTULO VI : Pág. 17

“El incendio en Roma, el

principio del fin”

CONCLUSIÓN : Pág. 19

BIBLIOGRAFÍA : Pág. 20

BIOGRAFÍA

Nerón (37-68 d.C.), emperador de Roma (54-68), el último de la dinastía Julia-Claudia (la primera dinastía imperial romana, formada por miembros de las gens Julia y Claudia).

Nació, con el nombre de Lucio Domicio Enobarbo, el 15 de diciembre del año 37, en Antium (Anzio), hijo del cónsul Cneo Domicio Ahenobarbo y de Agripina la Menor, bisnieta del emperador Augusto. En el 49 Agripina se casó con su tío, el emperador Claudio I, a quien un año después convenció para que adoptara a su hijo. Más tarde, en el 53, Nerón se casó con la hija de Claudio, Octavia, y aquél le nombró su sucesor, evitando a su propio hijo, Británico. Tras el asesinato, un año después, de Claudio, la Guardia Pretoriana, dirigida por el prefecto Sexto Afranio Burro, representante de Agripina, declaró emperador a Nerón a la edad de diecisiete años.

Bajo el asesoramiento de Burro y el filósofo Séneca, su tutor, los cinco primeros años de su reinado estuvieron marcados por la moderación y la clemencia, aunque tuvo prisionero a su rival Británico, a quien asesinó en el 55. En el 59 mandó asesinar a su madre por criticar a su amante, Popea Sabina. Tres años después se divorció de Octavia (a quien más tarde ejecutó) y se casó con Popea. Burro murió, probablemente envenenado, en el 62, mientras que Séneca dejó su cargo.

En julio del 64, dos tercios de Roma ardieron mientras Nerón estaba en Antium. Aunque se creyó que él fue el responsable, los eruditos actuales dudan de la veracidad de aquella acusación. Según algunas informaciones, culpó a los cristianos, y fue el primer emperador que los persiguió. En cualquier caso, reconstruyó la ciudad, tomando medidas que evitaran un nuevo incendio. Su plan de edificación (que incluía la construcción de un enorme palacio sobre la colina del Esquilino), al igual que los espectáculos y el grano que distribuyó entre su pueblo, fueron financiados con los saqueos de Italia y las provincias. Se consideraba un artista y un visionario religioso, escandalizando al Ejército y a la aristocracia cuando aparecía como actor en representaciones públicas de dramas religiosos.

Nerón estableció Armenia como una avanzada defensiva contra Partia, pero sólo después de una guerra, costosa y sin éxito. Estallaron levantamientos en Britania (60-61) y en Judea (66-70). En el 65 Cayo Calpurnio Pisón dirigió una conspiración contra el emperador: 18 de los 41 ciudadanos preeminentes implicados en la misma murieron, entre ellos Séneca y su sobrino, el poeta épico Lucano. Popea murió debido a la violencia de Nerón, y éste se casó con Mesalina (66) después de ejecutar a su marido. En el 68, las legiones de la Galia e Hispania, junto con la Guardia Pretoriana, se rebelaron contra Nerón, obligándole a huir de Roma. El Senado le declaró enemigo público, y se suicidó el 9 de junio del 68.

INTRODUCCIÓN

Tal vez muchos no conocen a Nerón, y tal vez solo tienen una pequeña impresión de él, y esa impresión es que era un emperador de Roma que estaba loco, y sólo eso. Pero a través de esta pequeña y humilde escritura, se tratará de mostrar mucho más de un hombre creado por las circunstancias que se encontraban fuera de su alcance y así veremos que no debemos juzgar con sólo mirar desde afuera, sino que debemos introducirnos más en la vida de una persona para así recién comenzar a conocerla y a entenderla.

Nerón seguramente no se merecía todo lo que tuvo o lo te recibió, pero eso lo podrán juzgar todos los que lean sobre él, sobre su imperio y por sobre todo, sobre su madre.

CAPÍTULO I

UN ADOLESCENTE SE CONVIERTE

EN EMPERADOR

Sin duda, para comenzar a hablar de Nerón, debemos comenzar a hablar primero que todo de su madre Julia Agripina la menor. Ella se casó tres veces, de su primer matrimonio salió su hijo Lucio Domicio Enobarbo (así se llamaba Nerón antes de convertirse en heredero al trono) y ya en el tercero fue dónde ella se casó con su tío el emperador Claudio I, el cual le tenía cierto amor pero aún así una cuota de desconfianza hacia ella ya que se decía que sus maridos anteriores habían sido asesinados por ella y. Agripina en su afán de poder y sus delicadas tácticas le pidió a Claudio que adoptase a Domicio para así poder convertirse en heredero por sobre su hijo original Británico, así ella tendría más poder sobre el imperio.

Para lograr que ya su hijo Nerón Claudio César Augusto Germánico se convirtiera en emperador lo antes posible, ella planeó y logró darle a su hijo la toga virilis a los catorce años, una edad muy temprana para la época. Así ya con esto resuelto, Agripina logró ejecutar un delicado plan de asesinar a su marido Claudio a través de pequeñas porciones de veneno y también logrando “comprar” al médico personal de Claudio, logrando así eliminar definitivamente al emperador de tal manera que pareciese una muerte natural. Ya con el emperador muerto, Agripina tuvo que gastar varios millones para acallar a casi todo el personal de palacio, y también a casi todo el ejercito romano para que ellos reconocieran a Nerón como nuevo emperador de Roma, mientras tanto, el original heredero al trono, Británico, era exiliado y encarcelado por parte del vendido ejercito romano y su madre, además de la hija del primer matrimonio de Claudio que fue escondida en los aposentos del palacio por largo tiempo, logrando así que un 13 de octubre del 54 Nerón fuera nombrado como nuevo emperador de Roma a la tierna e inocente edad de diecisiete años.

Con todo este plan, ya estaba listo el primer paso, nombrar a Nerón como emperador de Roma, en eso ya todo el ejercito pretoriano aclamaba el nuevo César, mientras tanto el Senado, miraba con raros ojos al nuevo emperador, ya que se sabía que el que dominaría todo el imperio no sería un adolescente sino que sería su madre, y eso, en esos tiempos era inconcebible, pero simplemente eso se dejó pasar, ya muy pocos sabían la triste verdad. Pero a pesar de todo eso, Nerón tenía el respeto de todo el Senado, ya que su gran labia, su carisma y credibilidad a esa tierna edad era suficiente para convertirse en un gran emperador de los romanos.

A pesar de todos los maquiavélicos planes de su madre, los asesinatos y el tener que gastar millones para comprar a casi todo el mundo, Nerón ignoraba todo lo planeado por su madre y por eso él tenía un gran respeto y cariño hacia ella, lo cual lo hacía muy dócil al momento de tratar con Agripina.

Ya terminados los funerales de Claudio I, todo el pueblo romano no se mostraba indiferente ante el nuevo joven emperador, pero a pesar de todo, su tierna edad no lo hacía despreciable, es más, lo hacía interesante, teniendo así a todos a la expectativa de lo que pudiera llegar a ocurrir.

Luego ya se podría decir, que Nerón no fue siempre inocente, ya que fue él mismo quien se encargo de destruir el testamento de su padre, en dónde se reconocería a Británico con los mismo derechos que Nerón, pero eso nunca se llegaría a saber entre el pueblo romano de la época.

CAPÍTULO II

EL EMPERADOR NERÓN

Ya con Nerón instalado definitivamente en el trono romano, ya con sus enemigos acallados, comprados o simplemente asesinados, pudo comenzar a vivir y a actuar como un verdadero emperador del imperio más poderoso de occidente. Logró demostrar gran facilidad en las decisiones imperiales, pero en realidad todas las grandes decisiones eran tomadas por su madre, la cual definitivamente dominaba a su hijo un cien por ciento, dándole la ventaja de así poder hacer lo ella quisiera con todos sus enemigos y amigos.

Pero ya luego de pasado un tiempo, simplemente Nerón demuestra en sí una insatisfacción con todo lo que ocurre en palacio, en sentido de que él no tomaba grandes decisiones y debido a eso, él se sentía apartado de todo, pero con eso y todo, él seguía respetando a su madre en todo lo que ella decía. Así fue como Nerón debido a su gran tiempo libre comenzó a mostrar interés en otras actividades del palacio, tal es así que comenzó a practicar sus dotes de señor emperador con las mujeres.

Tal es el caso que Nerón logra mostrar interés en varias musas que vivían en el palacio, pero todo eso no llegó a mayores relaciones, ya que se dice que Nerón, debido al tipo de crianza, los profesores que tuvo (dícese que ellos eran homosexuales), la traumante iniciación sexual de Nerón, (dícese también que su madre lo guió el los inicios de los placeres de la carne) el matrimonio no muy publicitado de Nerón con Octavia (una niña de catorce años) a la edad de trece años y finalmente la negativa total por parte de Agripina de que su hijo tuviera relaciones con mujeres que no le trajeran algún beneficio, fueron los motivos por los cuales Nerón se vió obstaculizado para hacer lo que él quisiera en el ámbito sexual, pero debido a todos estos argumentos, se podría decir que Nerón nunca llegó a ser un hombre normal, ya que se dice que tendría tendencias homosexuales, pero eso sólo era un rumor, ya aún así él tendría algunas aventuras con mujeres del palacio, pero especialmente con una llamada Acte, relación que mas tarde se enteraría la madre de Nerón, Agripina.

Ya con la relación esta sabida por la madre de Nerón, ella trataría de prohibirle esta relación, pero aún así no podría, ya que no estaba cien por ciento segura de este amorío y además no tenía prueba alguna de que esta relación existiese, pero fue así como una noche mientras cenaban, Agripina se le insinuó sexualmente a Nerón logrando así que los dos se entregaran a los placeres de la carne, la única finalidad de Agripina para tener esta relación sexual, era que Nerón confesara el amorío entre él y Acte, pero ella no consiguió sacarle palabra, y fue así como Agripina se sintió derrotada por su hijo, lo cual le causó gran dolor, comenzando así lo que sería el rompimiento definitivo entre Nerón y Agripina.

CAPÍTULO III

EL FIN DE LA GRAN PAREJA ROMANA

Nerón - Agripina

Ya con esta relación totalmente terminada comenzó una especie de pelea entre los dos, Nerón sabía que su madre se había convertido en una enemiga, y que haría todo lo posible para que él simplemente cayera, fue así que Nerón se preparó ante cualquier ataque de su madre.

Agripina, mientras tanto, en su afán de ya simplemente destruir a su hijo, llamó a Británico, hijo de Claudio I y original heredero al trono, el cual se encontraba preso en un lugar del palacio, logrando así, tal vez que el senado y todo el pueblo romano se diera cuenta del fraude ocurrido y llevar así a Británico al poder como era así su derecho. Pero Nerón ya bastante preparado para todo tipo de ataque, se preparó para la llegada de Británico ofreciéndole una cena en su honor, dónde de forma sorpresiva para su madre, Nerón dio muerte a Británico colocando veneno en su bebida, logrando así la muerte del heredero al trono haciendo pensar que se trataba de un simple ataque de epilepsia, muy común en Británico, y terminando con cualquier esperanza de que se lograra destronar a Nerón de una manera razonable.

Este asesinato por parte de Nerón, era algo obvio para Agripina, pero a la vez fue algo inesperado, ya que Nerón durante largo tiempo solo obedeció las ordenes de su madre, convirtiéndolo prácticamente en un muñeco de trapo que solo recibía instrucciones, y fue así como Nerón demostró a su madre que se había convertido en un hombre totalmente independiente y que él tomaría cualquier decisión por si sólo, y peor aún, demostró que él estaba preparado para cometer cualquier tipo de atrocidad con tal de mantenerse en el puesto de emperador.

Así fue como con este acto que Agripina se dio cuenta de que su hijo se volvería en un hombre totalmente independiente y peligroso para cualquier enemigo que se le cruzase en el camino, y como ella ya sabía, el enemigo más directo de Nerón era ella misma, su madre.

Agripina sabía del peligro que corría y por eso comenzó a comportarse de una manera muy contraria a la habitual, comenzó a dedicarse a labores de remodelación y embellecimiento del palacio, a organizar fiestas para su hijo invitando a todos sus amigos, creando un salón especial para que Nerón se reuniera con los senadores para así lograr que él no tuviera que moverse de un lado para otro e incluso Agripina comenzó a comportarse como una buena suegra con Octavia, a la cual siempre le tuvo gran odio y desprecio, y ya con esto ella pensaba que Nerón simplemente se olvidaría de todos los odios y la dejaría vivir en el palacio en forma tranquila y normal, pero no fue así.

Nerón sabía que su madre se convertiría en un obstáculo de aquí en adelante, ya que en ese entonces, ella era la única que tenía posibilidades de arrebatarle el trono a él, por eso Nerón se las arregló para simplemente quitarle todos los privilegios reales a su madre, además que la nueva actitud que tomó para con él y todas las personas que lo rodeaban le pareció falsa y hasta desagradable y fue así como por consecuencia de esto le quitó todo su dinero y poder, convirtiéndola así en una simple ciudadana de Roma, además le dio el palacio de su abuela Antonia para que así ella se fuera del palacio imperial, pero además él contrató a terroristas para que le hicieran la vida imposible, en el sentido de que la atacaran con insultos y gritarán en las noches para así desatar su ira, también contrató a una gran cantidad de personas para que demandaran a Agripina por sobornos y cosas así, teniendo ella que pasar por tediosos y lentos procesos judiciales. Nerón logro así, y mostrándose satisfecho de todo lo ocurrido a su madre, que ella prácticamente se volviera loca y se alejara por largo tiempo de todas las personas que la rodeaban y por sobre todo logró que se alejara de él.

CAPÍTULO IV

EL TOQUE FINAL

Ya con Agripina totalmente alejada del palacio, Nerón se dio cuenta que aún así su madre era una verdadera amenaza para su permanencia en el imperio, asi que lentamente él comenzó a planear la muerte de su madre.

Nerón tomo siempre en cuenta de que la muerte de Agripina debía parecer un simple accidente, y así fue como lo planeo.

Primero que todo Nerón planeó una cálida y formal cena en honor a su madre en una isla cercana al palacio, dónde Agripina llegó en un rápido y seguro velero, ya en la comida, Nerón se mostró muy amable y cariñoso con su madre, dónde incluso se creyó que no había ninguna aspereza entre los dos, pero mientras ocurría la cena, unos hombre contratados sabotearon el velero de Agripina para que este se hundiera en medio del mar. Todo estaba resultando a la perfección, y ya finalmente cuando la cena terminó, el mismísimo Nerón llevó a su madre al velero, dónde inmediatamente los escoltas la emperatriz dieron cuenta de una falla en el velero, Agripina totalmente afligida y nerviosa, ya que sabía que su vida corría peligro, fue tranquilizada por su hijo Nerón, el cual puso a su disposición su gran y segura embarcación, Agripina ya más tranquila accedió al ofrecimiento, todo estaba saliendo a la perfección.

Ya con la madre más tranquila y segura zarpó del muelle con destino hacia su hogar, Agripina se sentó en un trono junto a su dama de compañía y su hombre de confianza, y todo esto debajo de un grande y pesado baldaquín. Ya avanzados en el trayecto el baldaquín de plomo cayó sobre Agripina y sus acompañantes matando de inmediato a su hombre de confianza, pero con Agripina y dama de compañía todavía vivas, así fue como algunas personas en el barco se dieron cuenta de que todavía estaba viva y mientras algunos trataban de ayudar, otros sabiendo el complot la golpearon para así matarla, Agripina dándose cuenta del intento de homicidio saltó del bote con gran dificultad nadando por largo tiempo para así ser salvada por un pescador del lugar, mostrando así serios daños en su persona, el intento de homicidio había fracasado.

Ya con Nerón enterado de la fallida empresa impuesta por él, entro en desesperación y miedo, ya que sabía que su madre tomaría venganza delatando al senado de que su hijo quiso matarla y asi fue como Nerón, ni tonto ni perezoso, envió a una escuadra a la casa de la maltrecha mujer en dónde un general cómplice y amigo de Nerón, fue a la alcoba de Agripina y sin decir una palabra le ensartó la espada en el vientre de la emperatriz, terminando así con la mas grande amenaza del imperio de Nerón, su madre.

Así fue como Nerón finalmente luego de largo tiempo pudo respirar tranquilo, y además él logró hacer parecer que la muerte de su madre había sido un suicidio logrando así una perfección y un triunfo total para Nerón, pero a pesar de todo eso, él se sentía triste y con temor ya que él sabía que él era el culpable de la muerte de su madre, lo cual le penó en su cabeza durante largo tiempo.

CAPÍTULO V

LA DULCE VIDA DE UN

EMPERADOR

Nerón, ya tenía gran parte de su vida arreglada, pero aún le quedaban detalles, como por ejemplo resolver el amorío que tenía con una joven llamada Popea Sabina, que ya viendo que Agripina estaba muerta dijo a su amante Nerón que ya no había obstáculo alguno para que su amor se convirtiera en matrimonio, pero estaba la gran dificultad de que Nerón aún estaba casado con Octavia, a la cual difícilmente veía, pero él no hacía nada como para ya divorciarse de ella, tal vez era por pura comodidad, pero así era. Así fue como Popea tomó la situación en sus manos y obligó a Nerón a eliminar definitivamente a Octavia, y así fue como ocurrió Nerón ordenó eliminar a Octavia contratando a un asesino el cual y esperar un solo segundo eliminó a Octavia a sangre fría y sin ningún temor, y fue así como a los doce días del forzoso divorcio, Nerón contrajo nupcias con Popea, logrando ella cumplir con su cometido y mantener así feliz a Nerón por largo tiempo.

Así fue, ya con todos los enemigos de Nerón eliminados y con una esposa que lo satisfacía sexualmente, como el emperador comenzó simplemente a vivir su vida de manera extravagante e impenitente, entregándose a todos los placeres que se le vinieran a la cabeza.

Pero luego de un largo tiempo, fue como todo cuando Popea finalmente terminó embarazada de Nerón y aún así el emperador seguía entregado a todos los malos placeres de entonces, fue así como un día Nerón llegó bastante tarde al palacio después de una bacanal y la embarazada Popea recriminó a su esposo por su horrible comportamiento y este cegado por los vapores del vino y presa de su ira le dio un feroz puntapié a la mujer lo cual dejó como consecuencia que Popea perdiera a su hijo, y eso en esa época significaba la irremediable muerte de la madre, lo cual ya luego de tres años de matrimonio llevó al fin a la vida matrimonial de Nerón, lo cual, según dicen los historiadores, causó gran pena en Nerón, el cual mandó a embalsamar el cuerpo y colocarlo en panteón de los Julios, demostrando así el amor verdadero que sentía Nerón por su difunta esposa..

Así fue como en reemplazo de Popea, Nerón se fijó en un hombre llamado Esporo, lo cual logró finalmente saciar el apetito de amor y de compañía que tenía el emperador Nerón en esos días.

Ya pasado los años y lograr grandes glorias en grandes batallas libradas por el imperio, y además de lograr crear el sistema de carreteras más moderno de occidente, (aquí fue dónde se creó el dicho “todos los caminos llevan a Roma”) Nerón logró vivir largos años manteniendo feliz al pueblo, él era un hombre muy popular, ya participaba en obras teatrales e incentivaba en gran manera todas las actividades del circo romano, lo cual, para algunas personas cultas y sabias de la época, lo convertía en un hombre muy inestable sicológicamente, debido a su amor por la sangre y la pelea.

Luego de ya varios años en el poder y con un notorio aburrimiento del pueblo, Nerón comienza a perder popularidad entre los romanos, además que siempre que puede, Nerón demuestra el gran cariño que siente él por los griegos, el amor por su arte y su arquitectura, lo cual ayudaba la aumentar aún más el odio de los romanos hacia él, así fue como finalmente comenzó el final de la era de Nerón en el poder del imperio romano.

CAPÍTULO VI

EL INCENDIO EN ROMA, EL PRINCIPIO

DEL FIN

El 18 de julio del 64 fue cuando de manera que aún no se sabe a ciencia cierta, Roma comenzó a arder en llamas, toda la ciudad ardía el circo máximo, el templo de Apolo en el Palatino y las cientos de casas de los habitantes de la ya en ese entonces, sobrepoblada Roma, mientras tanto, el emperador Nerón, ya avisado del acontecimiento, galopó raudo desde su residencia veraniega en Anzio, ubicada a cuarenta y cinco kilómetros de Roma para presenciar como su palacio y toda su ciudad Roma era devorada por las lenguas de fuego.

Este es el acontecimiento que tal vez, ha causado más polémica en toda la historia romana, ya que siempre se dijo popularmente que Nerón fue el causante de aquel incendio, y que a su vez disfrutó con gracia aquel espectáculo, bueno según muestran conocedores de esto, eso no es cierto, ya que podemos decir con certeza que los historiadores hicieron de Nerón un incendiario. Muchos decían que Nerón tenia motivos de sobra para incendiar Roma, como por ejemplo, de que él odiaba la arquitectura romana y que además esa sobrepoblación bastante notoria ya en las calles de Roma, era un verdadero insulto a los ojos del emperador, ya con esos motivos se podría decir que Nerón pudo haber sido el causante, pero todo se torna inverosímil al momento de analizar de cómo Nerón vivió el incendio en su momento. Muchos dicen que él se puso su traje de teatro y comenzó a representar la obre del desastre de Troya, lo cual es falso ya que sus trajes de teatro se encontraban dentro del palacio que era devorado por el fuego, otros decían que Nerón durante el fuego comenzó a cantar la conquista de Troya desde lo alto del Palatino, eso también es falso ya que ese lugar también estaba siendo consumido por las llamas, este verdadero deseo hollywoodense de magnificar y de mostrar a un Nerón cantante en lo que se estaban convirtiendo las ruinas de Roma, simplemente nació de que a Nerón le gustaba el teatro, el arte y ese escenario de las llamas en Roma debió haber sido algo chocante pero a la vez hermoso, además se sabía de que a Nerón le encantaba la cultura helénica y debió haber comparado en su momento a la Roma en llamas con la Troya incendiada en La Ilíada de Homero, y quizás de allí surgió esa escena de que el emperador canta la destrucción de Roma.

Así también se puede decir que si Nerón hubiese querido incendiar roma, de seguro no habría incendiado el circo máximo, lugar de grandes logros para él o su mismo palacio, lo cual da al la teoría del Nerón pirómano una gran contrariedad. Pero luego del gran incendio, Nerón se dedico totalmente a hermosear la ciudad y a convertirla en un gran lugar para vivir.

Así, luego del incendio, muchos pensaban en que Nerón era el causante de todo, pero aún así él continuó en su puesto y culpó a los cristianos del incendio y los mandó a cazar, lo cual causó repudio en la población, llevando así al emperador a una inesperada impopularidad entre el pueblo romano, comenzando así su odio y el comienzo de su destitución por parte del senado y todas las personas influyentes del Roma.

Así fue como ya comenzada la cacería por la cabeza del emperador, y Nerón totalmente asustado decide huir hacia un lugar más seguro en dónde tal vez pensaría en su renuncia, pero no fue así, ya que él sabía que no entraría a Roma vivo, así fue como un 8 de junio del 68 que Nerón escondido en un pequeño pueblo cerca de Egipto, recibe la noticia de que su cabeza había cobrado un precio y que un ejercito iba a buscarlo para poner fin a su vida, y fue así como en una drástica decisión como Nerón decidió quitarse la vida para así morir con un poco de dignidad y morir a manos de un ejercito mercenario que lo harían sufrir antes de morir.

CONCLUSIÓN

Aquí es como se logra demostrar que la imagen de Nerón ha sido tergiversada durante la historia, convirtiéndolo prácticamente en un demente pirómano, pero luego de leer nos damos cuenta de que no es así, de que una difícil infancia, una abrupta ascensión al poder lo convirtieron en un joven inestable emocionalmente y que su vida solo se dedicó a tratar de vivirla, pero las circunstancias ocurridas en el pasado no lo ayudaron en nada.

No debemos juzgar a nadie sin antes saber algo de su vida, eso es lo que debemos hacer con Nerón, conocerlo algo más antes de decir cualquier cosa, por decir que Nerón era un demente es falso, Nerón jamás fue demente, ¿Qué fue en realidad?. Un juguete de la historia.

BIBLIOGRAFÍA

  • VANDENBERG, Philipp. “Nerón, emperador y dios,

Artista y loco”. Editorial Javier Vergara, 1ª edición. ©1996.

  • ENCARTA ®, Microsoft ® Biblioteca de Consulta 2002.

© 1993-2001 Microsoft Corporation.

  • SALVAT ©, Editores ®, S.A. ©1999.