Neoclasicismo. Romanticismo. Realismo. Naturalismo

Literatura española contemporánea del siglo XVIII y XIX. Narrativa (novela y ensayo), poesía y teatro. Escritores y movimientos literarios

  • Enviado por: Adela Girado
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 38 páginas

publicidad

ÍNDICE

tema i: LITERATURA SIGLO XVIII


  • tema i: LITERATURA SIGLO XVIII

  • hacia un nuevo ideario

  • Desde el fin del siglo XVII y principios del XVIII se origina una gran crisis que afecta al pensamiento de la anterior época. Asciende la burguesía en detrimento de la aristocracia, llega la Ilustración y con ella la discusión de todos los temas en libros, folletos y periódicos, el principio de autoridad se pone en entredicho por medio de las luces, la razón. Se exige la separación entre Iglesia y Estado, se publica la Enciclopedia, compilación del saber humano sobre principios racionalistas de Diderot y D'Alambert. El escepticismo es un hecho. La llegada a España se produce por: traducciones de publicaciones francesas, difusión de la filosofía racionalista (Locke, Enciclopedia) a través de las Universidades, los viajes de la burguesía, sobre todo a Francia. Y la publicación de los primeros periódicos. Benefició al país el reinado de Carlos III por su espíritu reformista, pues se crearon numerosas instituciones: Biblioteca Nacional. Real Academia (anterior a 1713), que el rey en 1744 confirmó su carácter oficial, que publicó el primero Diccionario y más tarde la Ortografía y la Gramática. También tiene importancia para la renovación las tertulias como la de Moratín junto con Cadalso y López de Ayala. Debe tenerse en cuenta la fundación de las Sociedades Económicas, como la Vascongada para la propagación de la cultura, la racionalización. Debido a ello, la poesía se vio afectada, puesto que no se la encontraba de utilidad y se hizo sinónimo de falsedad, según las aspiraciones de los ilustrados.

  • feijoo 1676 - 1764

  • Monje benedictino, alternó la meditación con la docencia en la Universidad de Oviedo, y sin salir de esta ciudad, por medio de la lectura ejerció una importante labor docente. Pensaba que la cultura remediaría los males de España. Se le tiene como el primer ensayista español en sus dos obras fundamentales: “Teatro crítico español” y “cartas eruditas y curiosas”. Su ideario era librar a España de las supersticiones y la ignorancia.

  • ideario y estilo

  • Sentido renovador, ideario: crítica y reforma de los estudios, método racional basado en la observación y la experiencia. En cuanto al estilo se le criticó por su forma de expresarse, su naturalidad con la introducción de galicismos, latinismos y vulgarismo, de prosa recortada y simétrica, similar a la de los moralistas del XVII.

    Ante el arte es independiente y se presenta como antineoclasicista, por su actitud racionalista y prefiere las historias verdaderas y el sentido de lo útil frente a lo maravilloso, es ejemplo de eclecticismo, por todo ello Menéndez Pidal le considera precursor del romanticismo.

  • ignacio de luzán 1702-1754

  • Se dedicó al estudio de la filosofía, matemáticas, idiomas: alemán, francés, latín y griego. Dr. en Derecho, escribió poesías, discursos y traducciones. Fue miembro de la Academia de la Historia y de la de San Fernando.

    Mediante su obra “Poética” dio pautas para la formación de una teoría neoclásica que sirviese a una literatura apoyada en nombras clasicistas y principios preceptivos. Consta de 4 libros:

  • “origen, progreso y esencia de la poesía”

  • Origen o historia de la poesía, dividiéndose en dos períodos: Antiguo que la subdivide en otros dos: a) hasta Enrique III vv 16 y 14. B) hasta Carlos vv 12 y 8. Moderna desde Carlos V. Métrica italiana vv 7 y 11.

    En los géneros dramático, lírico y prosa hay 3 corruptores del gusto: Lope, Góngora y Gracián.

  • “de utilidad y deleite de la poesía”

  • La poesía puede tratar de entes creados o increados en tres mundos: celestial, humano y material. Belleza platónica, el arte no es verdad pura sino imitación de la verdad y distingue tres estilos: asiático o pomposo, ático o naturas y rodio o medio.

  • “De la TRAGEDIA y de la comedia”

  • Tres clases de poesía dramática, donde el poeta se esconde. Defiende las 3 unidades de acción, tiempo y lugar.

  • “de la naturaleza y definición del poema épico”

  • Amplía los mismos conceptos que en los anteriores.

  • valor

  • Paráfrasis de preceptistas antiguos y modernos a los que somete a su juicio, con diferencias de opinión, así algunas veces parece contradictorio. Representa la nueva tendencia hacia una poesía de utilidad y didactismo.


    tema 2 poesía del xviii

    Se producen 3 grupos generacionales y etapas históricas:

    • Hasta 1775: rococó, poesía anacreóntica y bucólica: Fray Diego González, Nicolás Fernández de Moratín

    • Hasta 1790 inicio y arraigo prerromanticismo y brotes de neoclasicismo: Jovellanos, Iriarte, Samaniego y Cadalso.

    • Hasta 1810: convulsión, rechazo de la Revolución Francesa, obras prerrománticas y neoclásicas. Meléndez Valdés, Cienfuegos, Leandro Fernández de Moratín.

  • meléndez valdés

  • Estudió derecho en Salamanca, poeta de mejor calidad del siglo, formó con fray Tadeo, Iglesias y Forner, el grupo poético salmantino. Compartió la actividad poética con las actividades de magistrado y profesor universitario. Restauró el gusto por el romance. Etapas.

    • Hasta 1779 cultiva la poesía rococó (anacreóntica, amor, placer y la amistad). En esta época tiene una poesía juguetona y exquisita, aunque también introduce tonos pesimistas y melancólicos.

    • Poemas cívicos y filosóficos, aunque permanece el amor a la naturaleza, con una visión realista “Filósofo en el campo”: vida miserable del campesino. Otros temas: Dios, la patria y el progreso. Técnica depurada y reflexiva

    • Obras precursoras del romanticismo: “La Tempestad”, “El invierno es el tiempo de la meditación”, oda a la muerte de Cadalso, inacabada por enfermedad y posteriormente no pudo recuperar el estado espiritual necesario para su finalización.

  • leandro fernández de moratín 1760-1828

  • Hijo de Nicolás, formación autodidacta, premios de la Real Academia, protegido de Jovellanos y Godoy, viajó por Europa, estuvo apoyando a José Bonaparte porque anhelaba la modernización. Compleja personalidad, inteligente, burlón, descontentadizo y sensual.

    El Poeta. Cultivó la sátira y la lírica. Sátira contra los vicios de la poesía española, propugna el ideal neoclásico. En prosa “la derrota de los pedantes”. De la educación reinante en “los días”. Lírico: el más notable del siglo, maestro del idioma. No rompe con la frialdad neoclásica, pero se perciben latidos onduladores y hondos poemas: “A Claudio” y “Elegía a las musas”.

    Teatro: principal autor de la escuela neoclásica. 5 comedias en las que hay total sumisión a las reglas: debate e instrucción moral. No tragedias por incompatibles, temas de la vida doméstica: adoctrinar. 3 comedias. “El viejo y la niña”, “El sí de las niñas” y “El barón”. Temas la libertad de la mujer y para contraer matrimonio porque eran de actualidad. 2 comedias satíricas: “la comedia nueva o el café” y “la mojigata”, la 1ª contra los malos autores que no aplicaban las reglas y la 2ª contra la falsa piedad.

  • el sÍ de las niñas

  • La más importante de Moratín, escrita en 1801 y estrenada en 1806, representándose durante 26 días consecutivos, lo que fue todo un éxito. 3 actos.

    • La acción transcurre desde las 7 de la tarde a las 5 de la madrugada del día siguiente, en una sala de una posada de Alcalá de Henares, a la que dan las puertas de las habitaciones. Allí D. Diego y Dª Irene, madre de Dª Francisca, a la que han ido a buscar al convento, donde estudiaba, porque quieren casarla con D. Diego.

    • Dª Irene amonesta a su hija por la frialdad con D. Diego, pero Francisca dice que quiere ser monja y piensa Diego que es para no casarse con él y se lo pregunta: no dice que sí pero no lo niega. Llega Carlos, sobrino de Diego que ha abandonado el regimiento para reunirse con su amada, Francisca. Diego le recrimina el abandono y Carlos obedece y se va, quedando Francisca desolada.

    • Carlos de madrugada sigue en Alcalá, da una serenata a Francisca y le arroja una carta que cae en manos de Diego, y se entera de los sentimientos de Francisca a la que ruega que sea sincera pero se niega. Promete ayudarla ante su madre y Francisca se lo agradece. Trata de convencer a Irene, pero se resiste aún sabiendo que está enamorada de otro hombre, pero no quiere creerlo y piensa que es para no casarse con ella, a la que intenta pegar, entonces aparece Carlos y se lo impide. Diego hace las finezas a Irene y acaba la comedia.


    tema iii: el teatro del xviii

  • características generales

  • Sometimiento a las reglas dramáticas difundidas por Aristóteles: lugar, tiempo y acción, apartándose de modelos españoles y con la mirada en los franceses. El público culto estaba interesado por Calderón, mientras el público general por la comedia de gran aparato escénico, que les asombra. Produce una variación de gustos: a) por la comedia de figurón. b) intento por parte de los ilustrados de una comedia y tragedia nuevas, ajustada a las reglas y de carácter didáctico, con reducción de uso de las relaciones y polimetría, desaparición de apartes y soliloquios, supresión de la figura del gracioso, llegando a unos esquemas de sencillez verosímil opuesto todo ello al teatro barroco. Todo ello tendrá su máximo exponente en Leandro F. Moratín.

  • espacio escénico

  • A principios del siglo XVIII los teatros eran corrales a cielo abierto con 3 corredores alrededor, si llovía se corría un toldo. Las escenas se componían de damascos antiguos o indianas. En las comedias de teatro se ponían bastidores, bambalinas y telones, según la pieza. Como la comedia comenzaba a las 3 en invierno y a las 4 en verano no necesitaba iluminación. En Madrid había tres teatros: El Príncipe, el de la Cruz y el de los Caños del peral, en este se representaban óperas italianas. El éxito de la obra podía depender del clima, así los espectadores eran más numerosos en invierno o con lluvia que en verano. Los entreactos de las comedias estaban ocupados por tonadillas, sainetes y entremeses, que a veces tenían más éxito que la obra principal. Su supresión será un intento de los reformistas.

  • la polémica de los autos sacramentales.

  • Eran pequeñas obritas de un acto y en verso, con personajes alegóricos (la idolatría, el pecado, la Iglesia), desarrollaban un argumento espiritual y acababa con la exaltación y adoración de la Eucaristía. El teatro había llegado a una extrema postración, con zafias representaciones, obras de poetas infames y chocarrerías que gustaban al público. Los ilustrados, en su afán didáctico, provocaron una contienda político-literaria que acabaría por célula real, con los autos en 1765. Querían evitar la mezcla de poderes, la confusión de lo sagrado y lo profano y los argumentos en contra de los actos era:

    • Los autos eran mezcla de sagrado y profano y por ello ofenden al catolicismo y a la razón. Eran halago de los sentidos y no incentivo de piedad.

    • Su representación era impropia, con actores de vida deshonesta que despiertan la chanza y el regocijo.

    • No pertenecen a especie conocida, pues sin la profana ni la sagrada admiten la alegoría.

    • No son teatro sino diálogos alegóricos puestos en metro. La alegoría encubre disparate.

    • Los autores no llenaban teatros, el público prefería las comedias como las de magia. A los ojos de los eclesiásticos la ejemplaridad y el debido decoro se ofrecían pervertidos.

    Mediante la prohibición en 1765 se destierra el teatro de tipo religioso y triunfa el de tipo que da a conocer normas cívicas.

  • la tragedia neoclásica

  • Hasta hace poco se consideró que este teatro fue un paréntesis de decadencia y olvido tras la muerte de Calderón. A su falta de vitalidad había contribuido el apartamiento de los modelos nacionales, el corsé de las reglas y pretendida galofilia. Pero en la actualidad se ha visto un complejo y contradictorio siglo, que no puede ser negado por su obediencia a las reglas o por su dependencia de modelos foráneos. Para Luzán el género trágico se define: Una tragedia es una representación dramática de una gran mudanza de fortuna, acaecida a personajes de gran dignidad, cuyas vicisitudes exciten terror y compasión y sirvan de ejemplo a todos, especialmente a personas de autoridad. Así la enseñanza moral y el didactismo son las premisas de la tragedia neoclásica, dirigida a un público constituido por personas que ostentaban el poder; ello planteó grandes problemas a los dramaturgos, que evitaban el final trágico y acababan exaltando al héroe, como por ejemplo en “Hermesinda” de Nicolás F. Moratín.

    • Como fondo se vuelve a la historia nacional de donde se extraen los argumentos y se fijan héroes como Pelayo, Guzmán el Bueno, Numancia.

    • En lo formal la tragedia adopta un aire discursivo y se desecha la mezcla de lo cómico y lo dramático.

    • La ación en 5 actos, según modelo francés, en versos endecasílabos, blancos o en pareado, sin regla para rima. El pareado sirve para resaltar la lección moral y propicia forma a las sentencias.

    • Obras: Hermosinda de L.F. Moratín, tipo francés, de 1770. Raquel de García de la Huerta, en endecasílabos de 1778, Numancia de 1725 de López de Ayala.

  • sainetes de don ramón de la cruz

  • A la creación de los sainetes debe su fama como costumbrista del Madrid y la España de Carlos III. Eran piezas de escasa duración, de carácter cómico en general, escritas en octosílabos, por personajes prototípicos que dan lugar a una comedia abreviada.

    Son descendientes de los entremeses del XVIII y se destinaban a llenar los intermedios de obras importantes, sin relación con los otros argumentos. El sainete de D. Ramón es el costumbrista y descriptivo, con acento crítico, dirigido a los “inadecuados” para su posición social, pero elude la crítica a la aristocracia. Su pensamiento social no es diferente a los ilustrados. Su clasificación temática es compleja aunque se ha establecido la siguiente:

    • Sainetes críticos o satíricos de costumbres.

    • Sainetes de personajes.

    • Sainetes de períodos.

    • Sainetes de costumbres teatrales.

    • Sainetes de circunstancias.

    • Sainetes polémicos.

    Ejemplos: Manolo, el fandango del candil, el teatro por dentro, los bandos de Lavapiés.

  • la comedia nueva

  • La comedia ilustrada, rococó y afectada por la ola sentimental del XVIII, de carácter mortal tiene su arranque en “La Petimetra”, primer ensayo teatral de Moratín padre. Comedia que se alza contra los modelos barrocos y sus derivaciones (comedias de figurón, magia y pretendido disparate), pero esta comedia puede considerarse como una refundición de la obra calderoniana. ¿Cuál es mayor perfección? No llegó a estrenarse. La obra más importante de Iriarte es “El señorito mimado” primera comedia original que se ha visto en España según Moratín hijo. Escrita según las reglas dictadas por la filosofía y la buena crítica. Su tema es la mala educación, con un señorito que lleva una existencia anodida. Variante de la anterior es “La señorita mal criada” sobre la mala educación de los padres a sus hijas. Todas las comedias tienen intención moral y exaltación de la razón, defensa de la clase media activa y ataques a la ociosidad y parasitismos de los ricos y aristócratas.


    tema iv. la prosa didáctica y ensayista: caldalso y jovellanos

  • josé cadalso

  • datos biográficos cádiz 1741 - gibraltar 1782

  • Al nacer muere su madre y vivirá lejos del padre hasta los 13 años. Se educó en París y Londres, volvió a España ingresando en el Real Seminario de Nobles de Madrid, adquiriendo cultura refinada y completa. Al morir su padre se alista y toma parte en la campaña de Portugal. En 1766 conoce a Jovellanos y es armado Caballero de la Orden de Santiago. Escribe su 1ª obra poética “Ocios de mi juventud” en 1773, estando desterrado en Zaragoza y a su regreso a Madrid, en 1770 ingresa en la Tertulia de la Fonda de San Sebastián. Allí hace amistad con Mª Ignacia Ibáñez (Filis) que morirá de tifus. Su relación fue breve pero su huella aparece en “Noches Lúgubres”, suscitando la leyenda romántica. Le seguirían los “Eruditos a la violeta” y “Cartas Marruecas”. Entre 1773-4 pasa a Salamanca de allí a Extremadura, tomando parte en el sitio de Gibraltar, donde muere en 1782 por las heridas.

  • “Los eruditos a la violeta”

  • (Violetos = saber mucho, estudiando poco). Editada en 1772 fue un gran éxito, lo que dio lugar a una continuación pasando al lenguaje de la época violetos eran los que se creían en poder de la erudición. El autor la calificó de “papel irónico” y la dividió en 7 lecciones, tantas como días de la semana; un maestro dirigía las lecciones a un público de “violetos”. Se satiriza la enseñanza y la educación de la época.

    • Sus fuentes están en “El libro de todas las cosas o la aguja de navegar cultos” y “la culta” de Quevedo. En “virtud al uso” de Fulgencio Afán de Ribera y la conversación del autor y un amigo en la 1ª parte del Quijote.

    • En la obra hay varios recursos retóricos:

    • Introducción momentánea de una nota sincera en paisaje irónico.

    • Los consejos contra posibles dificultades dadas a los alumnos.

    • Ambigüedad expositiva en las lecciones del profesor.

    • Las informaciones erróneas con sentido irónico.

    Esta sátira burlesca tuvo una ampliación en “El buen militar a la violeta”.

  • las noches lúgubres

  • Publicada en 1789 por entregas (póstuma) tuvo gran éxito entre los románticos, Cadalso aludirá a ella con ironía. Fue inspirada por la muerte de Mª Ignacia, dándose una literación a un hecho real, sin que haya que creerse la leyenda a la que daba una carta incluida en 1822. Carta de un amigo de Cadalso sobre la exhumación clandestina del cadáver de Mª Ignacia Ibáñez. Fuentes:

    • Cadalso reconoce la imitación de “Nueve Noches” de Young, dependencia ambiental, sobre reflexiones de la vida, la muerte y la eternidad, pero novedosas en la literatura española. Otra en “Meditaciones entre sepulcros” de Harvey o las otras de Rousseau y los textos moralista de Gracián, Quevedo y Fray Luis de León.

    • Estructura en forma de diálogo en 3 noches, predominando los soliloquios del protagonista. El pretexto argumental gira en torno al deseo de desenterrar el protagonista a su amada muerta. Cadalso buscaba su argumento para desarrollar reflexiones sobre la vida humana.

    • Prosa de carácter fúnebre, con detalles macabros, es poética, incluye unidades métricas o rítmicas en los momentos relevantes, predominando sobre lo narrativo un carácter meditativo estático, utilizando:

    • Apóstrofes y exclamaciones.

    • Formas indefinidas genéricas como tanto, todo, aposiciones, escasez de verbos, puntos suspensivos, sugeridos.

    • El léxico resalta el carácter de la obra.

    • Ha sido considerada de carácter prerromántico, como la última excarcelación de la corriente sentimental del XVIII.

    • las cartas marruecas

    • Cadalso escribió este libro a modo de “Lettres Persanes” de Montesquieu, que le facilitaron la idea. El recurso de cartas fingidas proporciona al autor una forma de distanciamiento, objetividad y libertad en la exposición que hubieran sido menores en estilo directo. Sus ideas se muestran así de modo contrastado y ambiguo y casi nunca de modo categórico, partiendo de un escepticismo de raíz estoica: todas las cosas son buenas por un lado y malas por otro”, dice en una de las cartas.

      90 cartas cruzadas entre 3 personajes. Dos marroquíes y un español Nuño, se proponen el examen crítico de España. Recogen la despoblación en país, la enseñanza universitaria, la filosofía escolástica y la renovación de la cultura (modas exóticas o el abuso de galicismo). Cadalso toca también aspectos de carácter más universal, comunes a la literatura europea del XVIII, realizando una vindicación general de la conquista española en América y protestando por la crueldad humana.

      También pretende realizar un análisis metódico de las causas de la decadencia y atraso en España y señala como problemas la mala educación de los jóvenes, la relajación de costumbres, los prejuicios culturales, desde una ética social más que religiosa.

      • Las ideas preludian a Larra y la Generación del 98.

      • Cartas de tema o actitud positivas, formadas por anécdotas.

      • Cartas negativas, que lamentan una situación sin que se llegue a conclusión.

      • Ataca al Papa y al Rey, está a favor del divorcio. Es la crítica más dura contra los estamentos que hay en esta época.

      • El estilo es lacónico y sentencioso, abundando las formulaciones paralelísticas y antitéticas, encadenándose a veces en un crescendo para lograr un efecto patético.

    • gaspar melchor de jovellanos gijón 1744 - vega (asturias) 1811

    • Jurisconsulto, estadista y polígrafo, ingresó en la carrera judicial en Sevilla y luego en Madrid, donde le acogieron todas las corporaciones doctas: Academia de la Historia, de San Fernando y de la Lengua. Desterrado a Gijón a la muerte de Cabarrús, volvió llamado por Godoy para desempeñar la cartera de Gracia y Justicia. Desterrado nuevamente en Asturias y Mallorca. Al producirse la invasión francesa rechazó el Mº del Interior ofrecido por Bonaparte y aceptó la representación de Asturias en la Junta Central del Reino. Murió huyendo de los franceses en Asturias.

    • obra literaria

    • En ella es difícil deslindar lo literario, ya que a partir de unos criterios unificadores, su obra se ve influida simultáneamente por la poesía y la ciencia social, el arte y la erudición, como ejemplo está el título de uno de sus discursos: “Sobre la necesidad de unir el estudio de la literatura al de las Ciencias” de 1797. Donde Jovellanos está más cerca de nuestra sensibilidad es en los escritos más espontáneos: en los Diarios y en alguna carta.

    • informe sobre la ley agraria de 1794

    • Traducido a varios idiomas, influyó en los legisladores gaditanos y en las desamortizaciones del siglo XIX. Su origen está en la petición por parte de la Sociedad Económica de Madrid de un informe en 1788. Jovellanos trabajó varios años y fue publicado en 1794. De gran calidad literaria, está impregnado de un “liberalismo absoluto”, que hace más conservador el informe de Olavide de 30 años antes. Destaca por la bella elocuencia y la pureza de estilo, con escasez de metáforas, con una prosa que tiende a la acumulación de frases y el uso repetitivo de estructuras, de influencia del XVI. Según Angel del río, el informe tiene una parte histórica, una exposición de principios, descripción del estado de la cuestión, remedios y recomendaciones para su mejora.

      Defiende el interés individual y la ley natural como necesarios para lograr una propiedad plena, libre de servidumbres y limitaciones. Pide la enajenación de baldíos y las cierras concejiles, también se permitirán cerramientos que se oponen a los privilegios de la Mesta, proponiendo su disolución y la abolición de sus privilegios. Combate la fundación de mayorazgos y ataca la acumulación de tierras en manos del clero.

    • memoria de espectáculos

    • Encargada por la Academia de la Historia, publicada en 1812. Jovellanos revela su faceta de filósofo con cierto paternalismo despótico; el hombre natural se eleva a la categoría de “ciudadano” que se opone a las de “súbdito” y “vasallo”. Propone que el pueblo se divierta sólo con fiestas tradicionales y que se deje de asistir al teatro, que considera necesario. La obra defiende la de los preceptistas contemporáneos y ofrece similitud con la Carta sobre espectáculos de Rousseau.

    • memoria del castillo de bellver

    • Redactada durante su prisión, es una de sus obras maestras. Posteriormente añadió 4 apéndices sobre el Castillo y los monumentos mallorquines. La obra es de variedad y riqueza, recogiendo evocaciones históricas, observaciones botánicas, geológicas, filológicas o entomológicas. Describe el edificio y evoca su pasado. Destaca la precisión y variedad de aspectos que describe y que forman el entorno vital.

    • epistolarios y diarios

    • Fue poseedor de un amplio epistolario, donde se reflejan sus preocupaciones. Se conservan cerca de mil cartas, debidas a la necesidad de comunicar sus proyectos y afanes. Destacan las dirigidas a Antonio Ponz que Jovellanos reunió en un volumen, por unidades temáticas. La descripción de monumentos artísticos asturianos. De interés político son las dirigidas a Cabarrús, Godoy, etc.

      En cuanto a los 14 diarios, son su obra capital, acerca de la vida cotidiana del XVIII, a pesar del título eluden la confesión íntima, siendo un “memorándum” particular de recuerdos de hechos y noticias. Sus temas son múltiples: Jovellanos lo mismo extracta una carta o emite un juicio literario. El interés no reside en su valor narrativo sino en la riqueza de contenido y en un estilo que va a lo esencial y se olvida de retoricismo.


      tema v: el romanticismo

    • concepto de romanticismo

    • Diversas explicaciones pero no puede entenderse sino es en conexión con la etapa precedente en la que se fueron fragmentando elementos que continuarían los fundamentos del Romanticismo. La evolución y desarrollo de los fenómenos racionalistas e ilustrados del XVIII conducirían a crear las condiciones adecuadas para la eclosión romántica. El racionalismo preparó el terreno, con la defensa de la libertan incluida la del artista. El paso previo era el de las formas de emancipación de la conciencia. El problema del romanticismo es su complejidad, son múltiples las formas románticas, a veces contradictorias. El romanticismo es un producto original y coherente, de una época histórica precisa, que tiene sus raíces inmediatas en el siglo XVIII, sobre todo en su último tercio y desarrolla sus frutos ramificándose en el primer tercio del XIX. Los factores que determinaron el movimiento romántico exceden el carácter psicológico y lo complican con demasiados elementos ideológicos, teóricos, sociales y culturales, no proceden de las individualidades sino de la constitución del hombre como ser histórico y social.

    • génesis y desarrollo del romanticismo

    • El Romanticismo nace de una evidente crisis de valores. No fue una mera estética ni una ideología ni una escuela artística, fue mucho más que eso, una nueva concepción del mundo, por eso hay que proclamarlo como un movimiento de liberación y libertad, que implicó también una nueva forma de vivir.

      La primera reacción fue de repulsa de la realidad existente y de ese rechazo había de nacer la evasión de los ideales, el refugio en el ensueño y en la vida interior, o bien en el pasado, que fue por lo general la Edad Media, por su sentido histórico, caballeresco y religioso.

      La segunda oleada romántica principalmente inglesa y francesa, ya comporta nuevos signos políticos y en España tuvo su fundamento como respuesta al absolutismo de Fernando VII. Con su muerte en 1833 los emigrados regresan y hace eclosión el Romanticismo; estos emigrados marcharon como liberales y neoclásicos y de su paso por Europa volvieron imbuidos del romanticismo más combativo, de signo liberal, pero tamizado por su experiencia y edad.

      Así el absolutismo implicó un retraso en la aparición del movimiento romántico en España, también es cierto que mediante la labor de los exiliados adquirió unos caracteres específicos en su momento de eclosión. El Romanticismo español es un fenómeno de corta duración, en términos generales no se extiende nada más que entre los años 30 y 50. Es un movimiento de contradicción, de conflicto entre novedad y tradición.

    • la polémica entre josé joaquín de mora y böhl de faber

    • Esta disputa es uno de los primeros síntomas del Romanticismo en España. Böhl de Faber publicó un artículo en Cádiz en 1814 sobre Schelegel. Era un resumen de sus ideas sobre el teatro español e inglés. A este artículo contestó Mora defendiendo la superioridad del arte clásico y oponiéndose a la defensa de Calderón. Tras varias réplicas y contrarréplicas Böhl llevó las cosas al terreno personal e ideológico, afirmando que Mora era un afrancesado y simpatizante de la Enciclopedia. La polémica se reavivó en Madrid en 1817, con un tono de enciclopedismo frente a la tradición.

    • el romanticismo en los románticos

    • El Romanticismo se explicó por el cristianismo. López Soler en el semanario “El Europeo” reavivó la polémica entre clásicos y modernos (ahora románticos) porque profesaban religión y costumbres más dulces. Pero si en un principio el Romanticismo pudo ser equivalente al más puro cristianismo, después sería entendido como representativo de la revolución moderna con clara referencia a la Revolución Francesa. Los románticos harán suyos ideas tan opuestas como el espiritualismo cristiano y la emancipación de la inteligencia humana.

      Para Larra el romanticismo es sinónimo de libertad, en todos los aspectos: literarios, arte, comercio, industria, conciencia, etc.

    • la esencia de lo romántico

    • La poesía o la música reproducen bien el aliento romántico, explicándolo por medio de metáforas: así evocan lo romántico con aproximación el sonido moribundo de la cuerda o la campana o el rayo de luna. Imágenes que después irán a pasar a la formulación lírica de la poesía en autores como Bécquer.

      El concepto de lo romántico está ligado a la inspiración de raíz platónica. El genio y la inspiración son palabras románticas, como son clásicas perfección o imitación. Frente al esfuerzo de la obra trabajada, el romántico pone el arrebato instantáneo de la inspiración frente a la imitación de modelos perfectos, el romántico pone lo más personal y subjetiva idea de originalidad, concepto individualista.

      El poeta romántico es un rebelde, marginado social, vive de forma bohemia y para él la literatura es una forma de ser, de expresar sus ideas. Propio del Romanticismo es no separar el arte, o la literatura, de la vida. El recurso artístico nace de las vivencias íntimas y de los sentimientos. De esta valoración de lo personal desde el individuo, nace el sentido de la soledad humana, el hombre está separado de los demás por su sensibilidad, su personalidad que implican apreciaciones individuales, subjetivas e intransferibles. Hay incluso la percepción de una soledad colectiva.

      La aventura romántica consiste precisamente en lanzar un desafío al destino inmediato del hombre, en arriesgar todo lo que se es por todo lo que se quiere ser.

    • los temas románticos

    • La temática romántica emerge de la misma sustancia de lo romántico que impregna los contornos del amor, la libertad y la gloria. El amor es el tema primordial, concebido como pasión del alma, la tensión más elevada y sublime que no puede ser reprimida por ninguna fuerza interior o exterior, llegándose a convertir en pasión fatal y que en su sentido más genuino es un amor imposible. Es un amor insatisfecho y esta insatisfacción nace de un deseo de totalidad y de la insuficiencia real del hombre por poseer la eternidad.

      El anhelo de la mujer imposible, la mujer irreal, porque la mujer real no puede satisfacer los sentimiento de totalidad. La mujer fantasmal se suelo identificar con la mujer ideal.

      La libertad se respira, se vive, no es una idea sino una forma de espiritualidad, de poseer la realidad y sentirla en su plenitud totalizadora lejos de las leyes humanas y de códigos convencionales. Por eso suele escoger símbolos de lo inmenso, lo informe, como el mar, porque es imposible dominar y la agitación, la pasión sin control se simbolizan bien con el mar.

      El deseo de libertad permite vislumbrar el verdadero sentido de las vivencias románticas, anhelos imposibles, sólo satisfechos por la imaginación y el sentimiento. Para los románticos la imaginación es el vehículo para llegar al conocimiento de las cosas que se escapan al control de la razón. La búsqueda del mundo invisible es la meta del romántico.

    • españa país romántico (para europa)

    • Ha existido una corriente de historiadores que ha considerado que las tendencias clasicistas son extranjeras y que, por tanto, el siglo XVIII fue una interrupción de la tradición española; para ello el Romanticismo sería la continuación de la línea tradicional interrumpida. Por un lado, el Romanticismo español no se dio aislado y debió mucho a la influencia inglesa, francesa y alemana, primero por los emigrados y más tarde por las corrientes de penetración de poetas filogermánicos, España pasa a ser tema romántico para los románticos europeo por el carácter, las costumbres y la historia. España tenía una imagen contradictoria: por un lado desgraciada por decadente y por otro, admirada por el mito del pasado heroico y una vida cotidiana pintoresca. La opinión de los franceses varió a raíz de la Guerra de la independencia, la resistencia, la guerrilla, la lucha personal fueron la causa de la impresión.

      A partir de 1829 Europa concibe lo español como prototipo de conspirador ingobernable, idea que se corrobora por medio de los emigrados como Martínez de la Rosa y Goya.

      También influyó la situación geográfica, su relación con los pueblos árabes, su cultura, su arte, clima, costumbres, inquisición, tomados como materia de temas exóticos.


      tema vi el drama romántico

    • características del drama romántico

    • Al avanzar el siglo se convertirá en drama histórico. Se apoya en principios como:

      • La proclamación de la libertad artística, el arte por el arte, sin compromisos con la moral, la razón y el buen gusto.

      • El cultivo del arte, sin compromisos morales ni la razón.

      • La mezcla de géneros, lo trágico y lo cómico, sin compromiso con la verosimilitud.

      • Exaltación de la visión grotesca de la vida, satirizándola o deformándola desde la perspectiva moralizadora.

      • Mezcla de versos (polimetría) y prosa, con el fin de dar variedad estética, no como capricho.

      • No se observan las unidades de lugar tiempo y acción, sino que se tiende al dinamismo mediante la variación de lugares de acción, lugares que definen la acción y sirven de título a sus actos.

      • El impulso idealista del drama adquiere un efecto especial por el velo histórico, la ambientación histórica adquiere una función estética y no importa la verdad histórica. Esta perspectiva histórica pasa a ser algo sustancial y temático, y que dará paso a un asunto que responde a un tema extraliterario.

      • Aspira a conmover no a adoctrinar.

      • Abundancia de escenas nocturnas, sepulcrales, desafíos y suicidios.

      • División del drama en 5 actos.

    • el duque de rivas ángel de saavedra 1791-1865

    • Nació en Córdoba, ingresa en la carrera militar y tomó parte en la Guerra de la Independencia, asistió a las Cortes de Cádiz y abandonó la carrera militar. Diputado en el Bienio Liberal, votó la incapacidad real por lo que la reacción absolutista en 1823 tuvo que huir a Inglaterra, siendo condenado a muerte y confiscados sus bienes. Tras la muerte del rey en 1833 regresa a España, heredando el ducado a la muerte de su hermano en 1834. Dos años más tarde es nombrado ministro de la Gobernación. Nuevamente tiene que huir a Portugal y a su vuelta se le nombra primer embajador de Napoleón, más tarde en París y llegó a presidir el Consejo de Estado. Murió en 1865.

      El punto culminante de la evolución al Romanticismo lo marca “Don Álvaro o la fuerza del sino” de 1835 obra en la que se une lo antiguo y lo nuevo. El protagonista es el destino, el fatalismo tiene un fondo que no parece cristiano por el atormentado y convulso pesimismo sin solución viable. El pueblo bueno y tradicional se enfrenta a una aristocracia privilegiada y rigorista. Don Álvaro representa al primero por su rebeldía contra las concepciones del pasado: el honor y el racismo, y en esta lucha se entrega a su destino, renunciando a la moderación, destruyéndose. Aparece en la obra lo dramático y lo épico, la prosa y el verso, el tono de entremés y la tragedia en contraste continuo que no deja de ser anímico con el conjunto.

      La crítica habla del nuevo calderonismo del Don Álvaro o su carácter fantástico, pero Don Álvaro es un revolucionario sin vuelta que al tratar de huir del viejo mundo racional del clasicismo sólo encuentra lo que ese mundo antiguo le ofrece: la guerra, ascetismo, disciplina militar y votos religiosos. Él no encuentra amor, don Álvaro no es trágico, no acepta su culpa, no hay Dios, sólo destino, no hay razón, sólo vacío. Por ello la crítica dice del Don Álvaro como de la teatralización del vacío expresado en gestos desesperados y el mismo personaje, vacío, también anulado por los personajes secundarios que forman un mundo novelesco y colorista en su entorno.

      Por su dinamismo, efectos teatrales y fuerza trágica, la obra es la más representada de su época.

      En “El desengaño de un sueño” de 1842 se sigue la tendencia al melodrama, en ella aparece una riqueza escenográfica, efectos musicales y decorados de belleza pictórica. Es un drama fantástico, mágico y simbólico, donde en un mundo dominado por el dolor se disipa en un sueño solitario, la lucha por alcanzar la eterna juventud, es el fracaso del romántico solo e inadaptado.

      Su teatro posterior será histórico, imitación de las comedias de capa y espada barrocas “Solaces de un prisionero o 3 noches en Madrid” 1840 sobre las rivalidades y amoríos de Carlos V y Francisco I, “La morisca de Alajuar” de 1841, amores de un caballero cristiano y una falsa morisca, “El crisol de la lealtad” de 1842, que anuncia el cambio hacia contenidos morales.

    • josé zorrilla valladolid 1817-1893

    • Estudió leyes pero se dedicó a las letras, dándose a conocer con la elegía a Larra a que leerá ante su tumba. Sale de España en 1850 y regresa en 1866, es elegido académico de la Lengua en 1884.

      Es el más joven de los románticos de primera fila, busca un ultrarromanticismo que encuentra en la vuelta al siglo de Oro. Busca lo histórico como objeto y encuentra su arsenal en la propia historia de España. En 1839 estrena 3 obras con clara influencia del Siglo de Oro. “Más vale llegar a tiempo que rondar un año”. En 1840 y 1842 aparecen la primera y segunda parte de “El Zapatero y el rey” sobre Pedro I el Cruel. En 1844 se estrena “Don Juan Tenorio” que marca la culminación del Romanticismo y el momento quizá más importante del teatro del siglo XIX.

      La distribución es en dos partes: la primera brillante y la segunda tenebrosa, forman un drama completo y único. El espectador se ve transportado por un ritmo rápido que traslada a una visión de rebelde dominador y conquistador y que además va al cielo. Toda la obra está dominada por el protagonista, galán desenfadado, disipado y elegante que lleva en su alma la dignidad de los españoles del XVIII. Es este sentimentalismo el que va a servir de enlace entre Romanticismo y el Realismo.

      En el Don Juan, Zorrilla junta un planteamiento ingenuo y sencillo, un desarrollo complejo pero siempre claro. La crítica reconoce en Zorrilla tres cualidades: gran sentido teatral, destreza en la disposición de la trama y compenetración con el público. Zorrilla ha tenido el acierto de dejar a un lado el moralismo y devolver al Don Juan su carácter de drama de salvación.

      Hay otro drama de Zorrilla que marca el momento de crisis del Romanticismo español, de las grandes obras al menos: “Traidor, inconfeso y mártir” de 1849, clave para delimitar el final del movimiento romántico (mitad de siglo) y pasa por ser su drama más acabado.


      tema vii la poesía romántica

      Esta poesía es un fenómeno de corta duración que no se extiende nada más que entre 1830 y 1850. Las tendencias de tradición y renovación se mezclan en la poesía romántica, pero también se mezclan otras dos corrientes: una poesía satírica o epigramática con otra de ocasión o circunstancias.

    • caracteres de la poesía romántica

    • La poesía romántica respecto a la neoclásica supone una renovación importante que afecta al fondo y a la forma. Al fondo artístico por la libertad en la elección de los temas y de los puntos de vista artísticos y el ensanchamiento del cambio estético, admitiendo como tema lo feo, lo desagradable y lo terrorífico. El subjetivismo romántico lleva a la sensación de caos y junto a ello va a la exageración, lo desmesurado y monstruoso, dominio de la fantasía sobre la razón y lo histórico sobre lo cotidiano.

      La lírica romántica se acerca al subjetivismo de los estados de ánimo, llenos de un dolor que adquiere forma de pena, tedio y hastío y que camina hacia el abandono de la vida. Por otra parte, la exaltación del yo lírico trae su proyección o eco en la naturaleza con la consiguiente exaltación del paisaje y aquí entre un tema muy querido entre la naturaleza y la ciudad: las ruinas y se debe al historicismo, la vivencia del pasado colectivo y los recuerdos del pasado individual revividos en el presente.

      En cuanto a la forma, además del uso de la polimetría, los románticos renuevan la métrica trayendo también a la luz metros antiguos, clásicos o barrocos e incluso medievales como alejandrinos de iguales hemistiquios, el dodecasílabo, etc.

    • la poesía de espronceda

    • Espronceda supone un paso más decidido hacia el lirismo romántico. Fue romántico antes en su actitud vital que en sus escritos.

      Los grupos que se pueden distinguir en su poesía son poemas de corte neoclásico, de tema osiánico (cuenta hazañas) y de sesgo romántico, poemas de inspiración política, las canciones “El Estudiante de Salamanca” (leyenda en verso) y el original poema inacabado “El diablo mundo” en el que incluye la elegía de “El canto de Teresa”.

      • De su 1ª época hay que citar los fragmento de Pelayo, los poemas clasicistas Serenata, el Pescador, compuestos a la manera neoclásica en la que se formó pero con la que no se sintió a gusto.

      • De los poemas osiánicos destaca “El himno al sol”.

      • De inspiración romántica realiza sus mejores poemas: La noche, A la patria, destacando por encima de todos las canciones: La cautiva, La canción del pirata, El mendigo, El verdugo. Son poemas líricos en los que la actitud poética se acerca a la dramática, derivan de la canción francesa y en los que se exaltan los valores sociales, la libertad y la independencia con un marcado carácter individualista.

      Pero el punto de la lírica de Espronceda viene marcado por “El canto a Teresa” poema de inmediata raíz vivencial, elegía desesperada por la que fue su amante. El canto se distingue por el uso de un lenguaje fuertemente enfático e hiperbólico y por motivos “ubi sunt”. En esta obra el autor abre su alma para mostrar su crisis interna respecto al mundo anterior clasicista y al contemporáneo romántico. El carácter fragmentario tiene pues un significado especial: el de la inadaptación del autor a su época, haciéndolo más romántico por una parte y proclamando por otra el fin de la poesía convencional.

      Los mejores pasajes del poema, los que van a dejar huella en poetas posteriores como Bécquer, son precisamente pasajes neoclásicos que él repudia. Así Espronceda es puerta o anuncio de la poesía posterior, la de un prosaísmo que va a dar directamente con Campoamor y en poetas del antirromanticismo. En su otra obra “El estudiante de Salamanca” quedan reflejadas las 2 generaciones románticas: 1ª agresiva y apasionada, 2ª romántica, llorosa, que Bécquer recuerda en su “Dama Blanca” una de sus mejores rimas. En el “estudiante” se observa una polimetría que abarca más de 25 metros diferentes y su tema pertenece a las leyendas medievales puestas de moda.

    • josé zorrilla 1813-1884

    • Se destacó como figura lírica romántica, supo unir su capacidad y saber dramático, una sensibilidad lírica, pero pecó de superficial y de retórica vacía. Hizo lírica y épica, pero su vena lírica se agota con la juventud pasándose entonces a la épica. La crítica le ha ido recortando y quitando valor.

      Zorrilla no se caracteriza por un lirismo intimista y de efusión sentimental, aunque no esté totalmente ausente en él. El lirismo de Zorrilla está más bien en la línea de lo sensorial y de lo sensual más que en la sensación en el sentimiento.

      Publicó 1º una colección amplia de Poesías (1837-40), es variado y fecundo y un gran versificador, con musicalidad externa e interna. Alcanza la popularidad gracias a su voluntad por conectar con el pueblo y agradarle mediante un gran ritmo acentual, admirable verbosidad, sentido del misterio, leve melancolía y con una temática de símbolos y mitos que a veces caen en el tópico. Para la crítica su mejor logro es lo descriptivo: el paisaje y el ambiente urbano como por ejemplo “Orientales” y el bello poema “Las nubes”.

      Cultivó también la poesía de circunstancias, por ejemplo “Gnomos y mujeres”, el galanteo amoroso en los poemas “Recuerdo del Arlanza”, “Leila y Fátima” y “Fragmentos a Catalina”. Las referencias y los recuerdos personales los recoge en “Historia de locos” de 1852, sobre su familia e infancia y “Drama del alma” de 1867 con experiencias de su vida en Méjico.

      En cuanto a la poesía religiosa, escribió en colaboración con Heriberto García “María” de fervor religioso sobre la vida de María y en filosófica “Cuentos de un loco” ataque contra el positivismo del XIX.

      Al ser Zorrilla un poeta épico-narrativo, interesa más por los personajes, su simpatía, pasiones y contrastes que por su elaboración literaria. Construye sus leyendas con facilidad, colorismo, musicalidad, riqueza de vocabulario aunque se dan digresiones fastidiosas, precipitación filosofía casera. Las fuentes de las leyendas se concentran en tradiciones orales como “A buen juez mejor testigo”, históricas como “Historia de España del Padre Mariana”, “los reyes nuevos de Toledo”, etc.

      Su clasificación, se agrupan según el fondo:

      • Tradicional. Las más famosas: “A buen juez”, “Para verdades el tiempo y para justicia Dios”, “un testigo de bronce”, etc.

      • Fantástico. “La pasionaria” inventada totalmente, “Los encantos de Merlín”, basada en libros de caballería.

      • Histórico. Sobre la historia medieval “El montero de Espinosa”, “La leyenda del Cid”, “La leyenda de D. Juan Tenorio”, sobre los tenorios de la época de Enrique III, tema distinto del drama pero dentro del mismo ambiente.

      Capítulo aparte está el poema “Granada, Athamar el Nazarita” de cinco libros, para muchos es su mejor leyenda por las descripciones y polimetría. Es el ejemplo definitivo de la poesía de Zorrilla y exponente admirable del ideal romántico, contiene todas las variaciones poéticas del autor, predominado la fantasía, habla a los sentidos y los llena de un raudal de luz, colores y música.


      tema viii el costumbrismo

    • carácter del costumbrismo romántico

    • Nace este costumbrismo motivado por circunstancias sociales y literarias muy específicas. Nuevos usos sociales de las clases más inquietas culturalmente, el desarrollo del periodismo, los gustos esnobistas para estar a la moda y la sucesión rápida de cambios ostensibles en las formas de convivencia. En general, en el cambio de costumbres que afectaron a las primeras décadas del XIX.

      La atención que los románticos prestaban a lo propio y peculiar de cada país despertó el interés de los escritores por los hábitos de la vida diaria. También este interés procedía del exterior, aunque tuviera en realidad raíces nacionales. En Europa se había propagado durante el 18 la picaresca española y especialmente el “Diablo cojuelo” de Vélez de Guevara. La moda penetraba en España y se reconoce la tradición española que en ella subyace. Muchos de nuestros hombres de letras se aplican a poner su pluma al servicio de lo que se llama el artículo de costumbres.

      El propósito es satírico, sin embargo, es primario fue el eje central de los artículos de Larra, que fue su iniciador en su periódico “El duende satírico del día” y había que destacar el titulado “El café” de 1828. Los representantes más importantes son Mesonero Romanos y Serafín Estébanez Calderón.

      El más sereno y divertido de los costumbristas es sin duda Ramón Mesonero Romanos (1803-82) quien en numerosos artículos recogidos bajo el título genérico de “Escenas matritenses” expondrá su ideal de vida inspirado en el mantenimiento de la tradición y la nostalgia de un pasado menos agitado.

      A la visión burguesa de Mesonero se opone la más populista de Serafín Estébanez Calderón (1779-1845) que en sus “Escenas andaluzas” se complace en presentar los tipos más característicos con sus tics y su ironía propopeyista de las capas sociales más bajas de la España meridional.

    • estética del cuadro de costumbres

    • Una de sus dificultades mayores para sintetizar la forma de los cuadros de costumbres reside en su variedad. Cada autor elige estructuras específicas que se avienen mejor con su talante, pero normalmente hay más normas fijas. Las estructuras de los cuadros costumbristas suelen ser.

      • Narrativa, aunque a veces introduce el diálogo.

      • En forma epistolar.

      • Narrativa de “personaje” la anécdota se refiere a un pariente.

      • Propia de “viaje”, suele reducirse a un paseo por los contornos que van a describir.

      • Otros parten del “episodio”, menos frecuentes, introduciendo una pequeña anécdota, historia o fábula que posee interés dramático.

      El cuadro costumbrista es un género descriptivo por excelencia, con cierta animación y por eso el autor esboza una acción no un enredo dramático, en el aspecto discursivo es muy necesario para explicar, ilustrar, razonar, etc., la opinión a que se quiere crear.

      La sátira es muy frecuente, el estilo de los artículos está lleno de ironía y a veces de sarcasmos y paradojas. Los personajes responden a la configuración de los llamados “tipos”, genéricos que encierran en sí mismos cualidades colectivas del gremio, clase o profesión que intentan representar. El esquematismo de los mismos es necesario dada la brevedad del artículo, aunque no les resta vigor.

    • mariano josé de larra 1809

    • Nace en Madrid en plena ocupación francesa, hijo de un médico militar que sirvió a esa causa. Emigró en 1813 con toda su familia a Francia. Crítico literario con un desarrollo semejante a los demás autores de la época. Figura sumamente conflictiva, reflejó mejor que nadie en su tiempo la angustia de la conciencia dolorida por el drama íntimo y por la situación de su país. Aparece como el primer puntal moderno de las preocupaciones de los españoles por su verdadero ser y por los problemas que conlleva el desajuste de nuestra cultura y costumbres con la europea contemporánea.

      A los 13 años traduce del francés extensas obras. A los 19 se da a conocer como periodista, edita “El duende satírico”, publicación que suspende por los requerimientos de los que veían en él una sátira personal. A los 22 publica “El pobrecito hablador” en donde aparecen algunos de sus mejores artículos. Con 24 años en la “Revista Española” empieza a utilizar el seudónimo de “Fígaro”. No parece muy feliz en su matrimonio y conoce a Dolores Armijo. Como consecuencia de este romance se suicida con 26 años.

      El costumbrismo es una visión amable de la realidad, no intenta plasmar un cuadro social sino situaciones de la vida cotidiana. Larra escribió artículos de costumbres, políticos y literarios. Nos dice que la primera labor es la documentación y selección de material, intentando evitar la monotonía. Escribe asuntos de costumbres generales y concretos. En los generales comentaba la vida de forma pesimista, la vida aparece como algo vacío. “nada vale, todo está destinado a la muerte sin que se sepa lo que hay después”. La sociedad la define según el concepto “roussoniano”: el hombre no es un ser social por naturaleza, la sociedad es un engaño feliz donde todos mienten.

      El siglo XIX se han aquilatado cosas como el gobierno justo con consulta popular, la condena de la guerra. En “El café” queda plasmada la actitud del autor. Crítica la actitud de algunos extranjeros, la de los españoles por poco decidida, como en “La Ventaja de poco hacer”, no se hacen las cosas para siempre.

      • Artículos sobre cuestiones concretas:

      • El café, sátira sobre los españoles ociosos.

      • Corridas de toros, desprecia este arte y lo condena por mal gusto

      • Modos de vivir que no dan para vivir.

      • Artículos políticos, los empieza a escribir después de la muerte de Fernando VII, que hay un respiro de liberalismo.

      • Artículos de crítica política, a los carlistas y a los ministerios liberales de Martínez de la Rosa, Mendizábal, etc. En el artículo sobre el carlismo ataca el oscurantismo y en “Dios nos asista” ataca la guerra de conventos tan de moda por entonces.

      Con los artículos periodísticos Larra consigue hacer una obra de arte personal e inconfundible. También cultivó otros géneros literarios: versos anacreónticos y algunas letrillas alegres y teatro. En el teatro, aunque no era su vocación, fue un crítico teatral, escribió algunas obras de creación, adaptó, reunió y tradujo otras. “No más mostrador” estrenada en 1831, en ella censura el esnobismo y otros valores de la clase media alta que aspira a ser admitida en la aristocracia.

      “Macías” fue su obra más importante, está basada en el “Porfiar hasta la nariz” de Lope, tema que también fue tratado en la novela “Don Enrique el Doliente”, considerada por Menéndez Pelayo de las mejores novelas históricas.

      Resumiendo en cuanto a los artículos, hay que destacar la sátira, la agresividad y la censura cuando se lo permite ser, sino ha de mostrarse hábil para expresar sus reticencias.

      Sus contemporáneos no le entendieron, pese a ello fue un escritor que les hizo reír, pero no pensar como Larra pretendía.

    • serafín estébanez calderón

    • Cultivó diversos géneros: en poesía, la pastoril, con el seudónimo de “El solitario” y en prosa la novela histórica de tipo romántico: “Moros y cristianos”. Pero donde triunfa y se le recuerda es como autor de cuadros de costumbres. En 1831 empezó a publicar en la revista “Cartas Españolas” “Escenas Andaluzas”. Prefiere las clases populares como tema de sus artículos, que gusta de las fiestas populares, bailes, cantos y ambientes castizos.

      En oposición a Mesonero y a Larra, su estilo es exuberante, abundante, algo palabrero, con lenguaje rico, de inspiración en lo popular, en lo agudo, con juegos de palabras, hipérbole y a veces es demasiado lento. Obras: la rifa andaluza, la feria de Mairena, Manolito Gázquez el sevillano.

    • mesonero romanos 1803-1882

    • Madrileño y madriñelista de profesión, sus artículos rebosan preocupación, simpatía y amor por la capital. Utilizó el seudónimo “El curioso parlante” y reunió sus crónicas sobre Madrid en los volúmenes “Panorama matritense”, “Escenas matritenses” y “Tipos y caracteres”. Al final de su vida publicó “Memorias de un sesentón”. Su actitud ante el romanticismo es de burla y actitud caricaturesca, su valor fundamental es el caudal de ricas observaciones sobre la época romántica útiles para posteriores historiadores. Fue amable, buen burgués a gusto en el Madrid de entonces, con considerables limitaciones literarias y artísticas.

      Su actitud es de ponderación y mesura en lo ideológico y su crítica de escasa mordacidad, sobre todo cómica y festiva, su estilo busca la naturalidad, la facilidad y la soltura. Su temática se refiere a Madrid y sobre todo la clase media. Conocedor de los clásicos españoles, fueron para él modelos de estilo pero no de forma, conoció a los costumbristas del XVII y colaboró en la Biblioteca de Autores Españoles.

      En 1843 apareció un libro titulado “los españoles pintados por sí mismos” importante por su interés intrínseco y por la estela que dejaría en la literatura posterior. En él colaboraron con Mesonero, Estébanez, Bretón, etc. (Larra había muerto). Se publicó en dos volúmenes que contenían casi un centenar de artículos.


      tema ix la lírica desde el romanticismo al modernismo

    • posromanticismo-intimismo: bécquer

    • Frente al realismo general de la época y contrastando con lo prosaico de su lenguaje y las complicaciones formales de su versificación, comenzó a perfilarse a partir de 1850 una corriente intimista de contenido simbolista decisiva para el porvenir de la poesía española. En este ambiente de renovación fue escribiendo Gustavo Adolfo Bécquer, el más alto poeta lírico español del siglo XIX.

      Como oposición al romanticismo exaltado surge un romanticismo elegíaco, románticos llorosos calificados de prebecquerianos y el camino hacia lo becqueriano y la renovación lírica se inicia en el mismo antirromanticismo.

      En cuanto al intimismo se caracteriza por la interioridad y la discreción, el poeta analiza sus sentimientos más íntimos, en una confidencia destinada a sí mismos o a sus queridos, es subjetiva y el poeta es un espíritu único y en soledad. Su espontaneidad nace del mucho pensar, de la introspección y del narcisismo del yo, esto es lo que separa al intimismo del romántico y en vez de dirigirse a la humanidad en voz alta, el poeta se encierra en sí mismo, cultivando su propia tristeza. El punto de arranque del intimismo y de la renovación poética lírica del siglo XIX está en la aparición de “la primavera y el estío” de José Selgas en 1850.

      Será Bécquer quien realice modificaciones inteligentes que naturalizarán el lied alemán, convirtiendo el cantar popular en Rima. La rima recoge elementos dispersos procedentes de muchos autores españoles, alemanes, ingleses y franceses para estilizar los cantares populares y conseguir la nueva canción lírica.

    • gustavo adolfo bécquer 1836-1870

    • Nació en Sevilla, el 5º de 8 hermanos. Pronto se quedó huérfano y fue acogido por su tío que le inicia en la pintura y le permite completar sus estudios (latín, historia, arte, literatura clásica, etc.). Se traslada a Madrid donde funda la revista “El mundo” y escribe en “El Porvenir”. Su salud era débil y quebradiza. Enfermó durante su convalecencia quedó prendado de las hermanas Julia y Josefina Espín. La relación con Julia ha sido muy debatida, si fue rechazado y las Rimas fueron su desahogo. Se casa, siendo este matrimonio desgraciado que se deshace en 1868. Los años 60 al 64 son los más fecundos, se publican “Cartas literarias”, “la Soledad de Ferrán”, crónicas periodísticas, casi todas las “Leyendas” y “Cartas desde mi celda”. Esta actividad coincide con su entrada en el periódico conservador “El contemporáneo”. En 1868 piensa publicar sus versos pero se los había entregado al Mº de la Gobernación González Bravo y al caer la monarquía su casa fue saqueada desapareciendo el manuscrito. Reconstruyó el libro de memoria y publica “El libro de los gorriones” en donde están incluidas las Rimas.

      La poesía de Bécquer es intimista, se elabora con criterios nuevos, su eje central es una pasión amorosa con otros temas que se relacionan con ella: la religión, la muerte y que se apoya en el juego y oposición de los pronombres “tu” y “yo”.

      Las últimas investigaciones han descubierto distintos grupos de Rimas relacionadas temáticamente entre sí, descubriéndose tres períodos:

      • De motivos renacentistas y naturales, con importante papel en el personaje.

      • Motivos románticos y arqueológicos.

      • De poetización directa y real, con formas apelativas y dialogadas, con tensión humana y pasional.

      Otros temas son los ojos de la mujer, el beso, ideal de mujer romántica, fantasmal, proximidad al amado. Sus influencias más fuertes provienen de Byron y Heine.

    • carácter de su poesía

    • Reducción de retórica, eliminación de verbosidad, intimismo, lirismo intenso, sentido popular por su brevedad y apariencia espontánea, aunque con lenguaje selecto y estilizado.

    • técnica

    • Construcción de poemas breves, de una, dos o tres estrofas, con lenguaje sencillo y accesible. El poema es la sorpresa con que el poeta se encuentra después de un gran esfuerzo de interiorización. Se eliminan muchos adjetivos, haciendo que los sustantivos digan lo que tiene que significar y que por sí mismo tengan la suficiente flexibilidad para convertirse en símbolo. Su vocabulario es cuidadosamente seleccionado, lleno de resonancia y aliteraciones y una sintaxis emotiva que a veces parece dislocada.

      En las rimas se dan metros clásicos como seguidilla (7 -5 7 -5), la octava real (ABABABCC), la quintilla, el serventesio (ABAB) pero casi todas a modo de ensayo. Con Bécquer se inicia una serie de formas métricas nuevas. El metro más frecuente de las Rimas es la mezcla de endecasílabos y heptasílabos con rima asonante alternado.

      Su influencia ha sido muy grande. Los grandes poetas de fines del XIX, y 1ª ½ del XX: Rosalía de Castro, Rubén Darío, J. R. Jiménez, Unamuno, Antonio Machado, Alberti, etc. Es el punto de partida de los poetas modernos.

    • premodernismo: rosalía de castro

    • En la poesía posromántica, junto con la figura de Bécquer destaca la de Rosalía de Castro importante por representar la poesía regional en la lengua vernácula, dentro de la residencia intimista y por iniciar con su poesía en castellano el camino del Premodernismo.

      Nació en Santiago, sus estudios fueron primarios, perteneció a la Sociedad Liceo de Juventud donde conoció a otros escritores entre ellos a M. Murgía con el que se casó.

      Obras en prosa: La hija del mar, Flabio, El primer loco, etc., pero donde destaca es en los versos: la flor, A mi madre, Cantares gallegos, Follas novas, en las orillas del Sar. Utiliza el recurso del paisaje en tonos suaves, llenos de nostalgias y ternuras envueltos en ternura y humedad. El recurso interior le hace revivir la vida y el paisaje de pueblos y aldeas. El libro “Cantares Gallegos” es el iniciador del reconocimiento de la lengua gallega olvidada desde la Edad Media.

      En sus libros Cantares y Follas Novas expresa de modo insuperable los pliegues más íntimos y líricos del alma de su tierra gallega. Sin embargo, su madurez poética la conseguiría en el libro escrito en castellano “En las orillas del Sar” 1884 con lo que consigue superar el momento de las Rimas y va más allá de Bécquer, abriendo nuevos horizontes que dejan vislumbrar el modernismo.

    • pregunta de examen: el realismo

    • Mientras las tendencias románticas van declinando, se impone en toda Europa una nueva orientación literaria procedente de Francia: el Realismo que surge cuando la mirada se aparta de lo pintoresco y recae en lo cotidiano, cuando el subjetivismo queda reprimido y se da paso a un contemplación objetiva de personas, ambientes y acciones. Esta nueva tendencia halla un genial intérprete que la hace triunfar, Balzac (1799-1850). Todos los realistas españoles le leyeron.

      Balzac señala a la novela no sólo una fidelidad descriptiva, sino también un fin moral al describir el mal y ofrecerlo al lector como camino errado, de ahí que el Realismo tomara casi siempre partido en los grandes problemas humanos y defendieran tesis de orientación muy diversa.

      La narración picaresca y el cervantismo produjeron en Europa más que en España una verdadera corriente de imitación (Moll Flandes de Defoe). 200 años transcurren desde el XVII a 1849 fecha en que se publica “La Gaviota”, nuestra literatura con fuerte tradición realista estaba preparada para recibir a Balzac, se trataba de otra restauración.

      La gestación del realismo español fue lenta y no se fraguó hasta la década de 1860, alcanzando su apogeo cuando en Europa empieza a declinar. Valera, Pereda y Galdós son los maestros del realismo español, aunque ninguno se adapta a los cánones del realismo. Una interpretación tendenciosa del Realismo condujo en seguida al Naturalismo. En Galdós, Clarín, Pardo Bazán y Blasco Ibáñez hay claras resonancias naturalistas, pero tampoco tiene las características científicas y experimentales que imprimió Zola. Así mientras los realistas se limitaban a describir caracteres y problemas, el Naturalismo intenta averiguar las causas que los producían y las busca en el ambiente que surgen y en la herencia biológica que han recibido los individuos. Zola hace desfilar en sus novelas seres tarados, alcohólicos, psicópatas. La novela de todo este período, con su realismo o naturalismo se centra preferentemente en ambientes regionales. Fernán Caballero en Cádiz y Sevilla, Valera, los andaluces, Pereda la montaña y el mar, Bazán Galicia, Palacio Valdés Asturias, Clarín Vetusta, Galdós, excepcional en todo, es el único que prefiere el ambiente urbano de Madrid.


      tema x la novela realista: juan Valera, benito pérez galdós, josé mª pereda

    • juan valera 1824-1905

    • Su familia era aristocrática con apuros económicos, se licencia en Leyes y ser noble le facilitó la entrada en selectos círculos. Estuvo como diplomático en Nápoles donde conoció a Estébanez Calderón a quien debe su afición a la literatura. A su regreso de dedicó a la política, diplomacia, literatura y periodismo. En 1861 ingresó en la Real Academia española, tras la abdicación de Amadeo abandonó la diplomacia y la política, dedicándose a escribir lo mejor de sus novelas: Pepita Jiménez, Dª Luz, etc. Más tarde volverá a la diplomacia visitando Washington, Bruselas y Viena. En 1895 se retira de la vida pública y publica Juanita la Larga, Genio y figura, Morsamor.

    • obra literaria no narrativa

    • Cultivó todos los géneros literarios: poesía, teatro, crítica, cuento y novela en la que destacó especialmente. Su poesía es algo insólito en su época, influido por los románticos de inspiración clásica, en la que inserta el humanismo renacentista y el resucitar dieciochesco. Su técnica es intachable pero peca de frialdad, falta de aliento y se caracteriza por el uso de epítetos épicos (claros arroyos, prados verdes). Sus obras dramáticas, unas 12, de breve extensión no fueron estrenadas.

    • el crítico

    • Escribió gran cantidad de crónicas en revistas y periódicos que fueron reunidos después en el libro “Estudios críticos sobre literatura, política y costumbres de nuestros días” y en otros en los que se encuentran excelentes datos sobre escritores, movimientos y tendencias literarias de la 2ª ½ del XIX. Destacan también “Del romanticismo en España y de Espronceda” en el que estudia a Espronceda, Zorrilla y el duque de Rivas. Como admirador de la novela cervantina publicó “Sobre el Quijote y sobre las diferentes maneras de juzgarle y comentarle”.

    • teoría literaria: esteticismo

    • Su pensamiento artístico se enfrenta al romanticismo, al naturalismo y al realismo imperantes. Se autodefine como esteticista, es partidario del arte por el arte y la literatura tiene su fin en sí misma y por ello debe excluirse de ella todo lo feo, torpe o triste, no plantea problemas ideológicos, los importante es crear belleza, deleitar y entretener.

    • cuentos

    • Prefiere el cuento en el que conviven lo real y lo fantástico a la novela. La mayoría de sus cuentos son obras de su fase madura (1893-5) “Parsondes”, “El pájaro verde”, “La muñequita”, etc. Suelen tener todas (a pesar de 2 etapas), las mismas características y problemas psicológicos o morales.

    • novela

    • Es el género que menos apreciaba y, sin embargo, el que le consagró. Escribió varias obras, algunas no terminó, incluso una de ellas de carácter histórico “Lulú, princesa de Zabelistán” y la que le dio fama fue “Pepita Jiménez” de 1874 que fue un verdadero acontecimiento literario. Se tradujo a 10 idiomas y se vendieron más de cien mil ejemplares. El tema es el triunfo del amor humano sobre el místico, revelándose en la novela la defensa de la autenticidad humana. En la novela tiene un papel destacado el paisaje, la naturaleza, los sotos, huertos y sombreados crean un ambiente propicio para el amor y el placer.

      De esta 1ª época son también “Las ilusiones del Dr. Faustino”, El comendador Mendoza, Pasarse de listo y Dª Luz.

      Tras 16 años sin escribir novelas aparecen Juanita la larga, Genio y figura y Morsamor. En Juanita cuyo tema es el amor de un viejo y una joven con final feliz abundando las descripciones costumbristas, realizada la novela como puro entretenimiento y creación de belleza.

    • caracteres generales del quehacer novelesco de valera

    • Es uno de los mejores novelistas y ocupa un lugar excepcional e insólito. Destacan:

      • El psicologismo, aportación al desarrollo de la novela de su época. No es psicología individual sino en clave general. El estudio de las motivaciones del personaje no es individualizador sino que se pueden aplicar a muchos hombres en semejantes circunstancias. Trata de explicar el cómo y el porqué de las reacciones de sus personajes con magistral detallismo y penetración.

      • En todas se plante un problema amoroso y de ella se deriva que el conjunto de sus novelas hablen de la mujer, con rasgos como inteligencia, astucia.

      • El aristocratismo es otro elemento derivado de que le interesaba la realidad artísticamente trabajada, no la natural.

      • El distanciamiento ante todo lo que cuenta no fuerza el proceso evolutivo.

      • El intelectualismo no tratado cuestiones ya establecidas, con conflictos no sistematizados.

      • Los personajes de Valera no necesitan la omnipresencia del autor, puesto que dependen de estados interiores y se explican por sí mismos.

      • No ofrecer juicios personales a sus personajes, cuentan con plena libertad.

      • Los personajes hablan como el autor, aunque no sean de su condición social, característica que se opone al realismo.

      • Aunque sus relatos tiene escenarios pueblos andaluces, no hay concepción regionalista.

    • benito pérez galdós 1843-1920

    • BIOGRAFÍA

    • Nació en Las Palmas de Gran Canaria y se instaló en Madrid en 1862 para estudiar leyes, aunque pronto lo abandonó por la literatura, empezando por artículos periodísticos y como traductor de Dickens y conoce a Balzac, siendo sus autores preferidos y modelos literarios. En 1886 es elegido diputado por el Partido Liberal, en 1889 es admitido en la Real Academia Española. En 1901 estrena “Electra” como autor teatral con éxito impresionante por el anticlericalismo de la obra y a partir de ese momento se irá radicalizando, introduciéndose en la política activa, que abandonó desengañado, después de que se vetase su candidatura al Novel de 1912 y murió ciego, pobre y abandonado en 1920.

    • modelos narrativos: teoría de la novela

    • Las principales influencias literarias: Balzac, Dickens, Cervantes, Tolstoi, Dostoyesky y Mesonero Romanos:

      • Balzac. De él toma la idea del retorno de ciertos personajes secundarios en una obra y principales en otras, así se cumplen 2 funciones:

      • Da vida y humaniza a los personajes al presentarlos en diferentes perspectivas.

      • Crea un mondo propio, amplio y suficiente, pero Balzac era más folletinesco mientras en Galdós los personajes son más verosímiles, con situaciones comunes y vulgares.

      • Dickens. De él toma la ternura y el humor con que trata a los personajes y en los desenlaces imprevistos, aunque los de Galdós son más tolerantes, comprensivos y más listos.

      • Dostoyesky. Utiliza la perspectiva de la presentación múltiple de los personajes, analizándolos desde diferentes puntos de vista.

      • Tolstoi: recibe su humanismo cristiano.

      • Mesonero. Toma de él los tipos y escenas costumbristas.

      En cuanto a la definición de su novela, dio su definición en el discurso que pronunció para ingresar en la Real Academia Española: El arte de componerla, estriba en reproducir los caracteres humanos, las pasiones, las debilidades”. Su postura queda definida como la de un narrador realista pero no naturalista, permaneciendo dentro de la tradicional postura española, dentro del realismo cervantino.

    • CLASIFICACIÓN de la novela galdosiana

    • Diferenciaba sus novelas de la 1ª época de sus novelas españolas contemporáneas (1880-1920) pero la clasificación cronológica no es válida, ya que las novelas de la 1ª época “no son un todo homogéneo”. Robert Richard las divide en tres géneros:

      • Fantástico: La Sombra.

      • Histórico: La fontana de oro

      • De Tesis: Dª Perfecta, Gloria, Marianela, La familia de León Roch.

      En la histórica y la de tesis los personajes representan una postura ideológica y el autor es el narrador que influye en la ideología del lector. Por otro lado, en las novelas de tesis representa la lucha ideológica donde importa más el tema que le intriga, defiende la libertad y la tolerancia religiosa contra el fanatismo, la intolerancia e hipocresía.

      Las novelas españolas contemporáneas tampoco son un grupo homogéneo:

      • Fantásticas: El caballero encantado y La razón de la sinrazón.

      • Dialogadas: Realidad y Casandra.

      • De la vida madrileña:

      • El mundo pobre: la desheredada, el Dr. Centeno.

      • El mundo rico: El amigo Manso, Lo prohibido, la Incógnita, la Realidad, Helena.

      En este último apartado se abandonan las tesis, aparecen elementos naturalistas, se centran en Madrid y su sociedad, pierde rigidez, hay mayor realismo y habilidad en los diálogos.

    • los episodios nacionales

    • Los 44 volúmenes de los Episodios Nacionales son un intento de analizar, novelescamente las causas del pasado, que explicarían los males presentes en la España de la época. Pensaba que el progreso hacia la libertad era obligado por el determinismo histórico pero a partir de la 2ª serie hay síntomas de desengaño y pesimismo puesto que la libertad choca con un país dividido por guerras civiles, una oligarquía corrompida y en el poder y una clase media absentista. Se dividen en 5 series y se publicaron por entregas por medio de una estructuración coherente de lo anecdótico:

      • 1ª serie. Con Trafalgar (1873-5) inicia la serie que concluye con la Batalla de Arapiles. El tema es la Guerra de la Independencia, plasmándose el concepto de novela histórico-realista. El protagonista es el mismo: Gabriel Araceli, aunque el auténtico protagonista es el pueblo español.

      • 2ª serie (1875-9). Consta de 10 libros y el tema es el absolutismo de Fernando VII y las luchas revolucionarias. Aquí el protagonista es Salvador Monsalud, el carácter no es patriótico sino político y hay un partidismo sobre las ideas liberales.

      • 3ª serie (1898-1900). Galdós reinició esta serie por problemas económicos. Transcurre entre la 1ª Guerra Carlista hasta las bodas de Isabel II. Su técnica es más depurada y madura.

      • 4ª serie (1902-7). Desde la Revolución de 1840 hasta la “Gloriosa”. Galdós ha sido testigo presencial de los hechos y por ello hay menor objetividad histórica.

      • 5ª serie (1908-12). Se tratan los hechos desde la Revolución de 1868 hasta la Restauración de Alfonso XII (1874-5), quedando inconcluso.

      • novelas de intolerancia, novelas de tesis 1870-81

      • Son las novelas de la 1ª época, de lucha ideológica en donde importa más el tema que la intriga, el conflicto dramático que el estudio psicológico. Se centra en torno al fanatismo religioso.

        • La fontana de oro (1870). Lázaro representa el liberalismo que choca contra la intolerancia de Coletilla, fracasando.

        • Dª Perfecta (1876). Pepe Rey de ideas progresistas choca con Dª Perfecta que encarna la hipocresía e intolerancia.

        • Gloria (1876-7). Representa la lucha contra la intolerancia religiosa.

        • La familia de León Roch (1878). Continúa con la cuestión religiosa, la intransigencia y el fanatismo.

        En ellas Galdós muestra la lucha entre las dos Españas, trata de defender la libertad y la tolerancia religiosa. Las características de estas novelas son:

        • Intervención directa del autor-narrador, que comenta la acción y la juzga influyendo en el lector.

        • Utilización del simbolismo religioso.

        • Maniqueísmo en las relaciones de los personajes, tipificados y carentes de individualidad por representar posturas ideológicas.

        • Profundiza en la psicología de los personajes de ideas opuestas.

        • novelas españolas contemporáneas (2ª época)

        • Se inicia la etapa con “la Desheredada” destacando las siguientes innovaciones:

          • Abandona la tesis, los sucesos se encadenan de un modo lógico y natural, sin responder a un esquema previo.

          • Aparición de elementos naturalistas, sórdidos y desagradables de la realidad, predeterminados por el ambiente social o la herencia genética, elemento condicionante que mediatiza el destino.

          • Técnica de reaparición de personajes a imitación de Balzac.

          • Se centra en la sociedad madrileña.

          • Concreción en la localización de las acciones narradas frente a las imaginadas, la geografía moral de España se sustituye por la de Madrid.

          • Innovación de estilo y técnica, mayor realismo y habilidad en el diálogo, disminuye la omnipresencia del autor en el diálogo y se aporta individualismo al personaje.

          • La sociedad pierde rigidez en vez de plantear conflicto ahonda en las causas de la “dolencia nacional”.

          • el ser y el parecer: crítica a la mesocracia

          • “Dr. Centeno”, “Tormento” y “La de Bringas”, en ellas domina el tema económico, la actitud de los personajes ante el dinero. Lo importante es el análisis de los principales defectos españoles: la envidia y la ambición mezquina, es decir, las apariencias.

          • fortunata y jacinta (1886-7) y la plenitud galdosiana

          • Considerada la mayor creación galdosiana. Representa a todos los grupos sociales de Madrid. Se centra en dos valores opuestos: el conyugal y tierno de Jacinta (rica) y el apasionado e instintivo de Fortunata, ambas enamoradas de Juanito Santa Cruz, que refleja los modelos de vivir hispano entre el adulterio y el amor conyugal. Galdós construye todo el mundo social sobre este núcleo amoroso, consiguiendo un perfecto equilibrio entre fuerzas antagónicas. Intentó plasmar la realidad total, interna y externa de sus seres de ficción.

          • la tendencia espiritualista

          • Si se exceptúan las últimas novelas (Miau y La incógnita y Realidad) de carácter fantástico, la fase final galdosiana tiene una tendencia hacia la espiritualización, influido por la novela rusa. Se inicia con Ángel Guerra (1890-1), continúa con Nazarín (1895), para terminar con “Misericordia”, donde la caridad se encarna en Benita que mendiga para mantener a su señora siendo ingratamente pagada.

          • el estilo y la técnica

            • El lenguaje. Llano y sencillo sin interrupciones que elimina ornamentos y retoricismo, está influido por la manera de hablar popular, coloquial sin afectación, cada personaje con su lenguaje propio, las frases se unen con flexibilidad, gracias a su hábil manejo de la puntuación. Su preocupación por el estilo lingüístico es secundario, para él lo fundamental es la estructura literaria, por ello le preocupaban más las técnicas que los recursos, se adapta a la función de cada personaje.

            • Recursos galdosianos:

            • Utilización de sustantivos propios que denotan, connotan y son significativos: Dª Perfecta, Manso, etc.

            • Descripciones dinámicas y pictóricas que informan acerca de la personalidad del personaje en un trazo.

            • La metáfora la utiliza intencionadamente: las imágenes de muerte significan ruina.

            • No insiste en los rasgos descritos, evita reiteraciones.

            • Utiliza la ironía cervantina consiguiendo objetividad y el humor lingüístico situacional o caricaturesco.

            • Una correlaciones simbólicas de varios tipos en especial religiosos.

            • Introduce situaciones y personajes clásicos en un contexto contemporáneo con finalidad humorística o ridiculizadora.

            • Novela teatral.

            Es la novela dialogada, uno de los grandes logros técnicos, pues a través del diálogo el personaje se crea a sí mismo, en un marco natural. Es objetiva, los lectores participan en el relato.

            • Monólogo interior.

            Técnica fundamental en la narrativa actual y que Galdós la usa seleccionando una idea fija de todo hombre y que es el eje de su comportamiento. Aparece en “La desheredada”, “La de Bringas”, “Miau” y “Fortunata y Jacinta”.

            • Otras técnicas.

            Se sirve de la “carta” como procedimiento novelador en “La incógnita”. Se utiliza en la actual novela objetiva. También aparecen técnicas impresionantes como la acumulación de pormenores, aromas, ruidos, colores, etc., se mezclan sucesos reales con imaginarios. Tiene especial interés por el mundo de los sueños, alucinaciones y su proyección con los personajes.

          • josé mª pereda 1833-1906

          • biografía

          • Nace en Polanco (Santander), cursó sus primeros estudios y viajó a Madrid en 1852 para hacerse oficial de artillería y dedicarse a la literatura. En 1858 aparece la revista “El tío Cayetano” de la que es socio fundador y en donde publica “Escenas montañesas”. Su primera vocación fue teatral que luego abandonó por la novela. En 1871 regresa a Madrid como diputado carlista, enemigo del parlamentarismo y de la Revolución de 1868, lo que le motivó para escribir sus novelas más combativas y polémicas. Viajó a París y Barcelona. En 1897 ingresa en la Real Academia Española siendo su discurso sobre la novela regional. A pesar de las diferencias políticas fue amigo de Menéndez Pelayo y Galdós. Murió en Santander.

          • formación literaria

          • Cuando Pereda inicia su actividad imperan las traducciones de Víctor Hugo y Alejandro Dumas pero a él no le atraían y prefería a los costumbristas como Fernán Caballero y Mesonero Romanos. Según Montesinos del último toma:

            • El concepto de cuadro de costumbres como “cuadro de caballete”.

            • La consigna del costumbrismo: “cuando pinto no retrato”.

            • Los nombres de personajes tipo, símbolo de algo.

            • Mezcla de verso y prosa.

            De Fernán Caballero le influye con:

            • Abundancia de elementos folclóricos no fusionados con el teatro.

            • La intención moral.

            • Las escenas de bodas, fiestas populares.

            Estas influencias serán constantes en la obra de Pereda, sobre todo la de Cecilia, literaria e ideológica.

          • cuadros de costumbres y primeras tentativas novelescas

          • En sus “Escenas montañesas” Pereda no estaba enamorado de su pueblo ni era amante de la montaña, por ello la novela aparece con una concepción realista sin idealizaciones campestres, presenta la realidad natural, reproduciendo lo que veía, visión que perdurará toda su sobra aunque idealizará la realidad de la montaña más adelante y falseará la realidad en sus novelas tendenciosas. Ya en las Escenas aparecen tipos y cuadros, centrando su interés en la escena y no en los personajes.

            En esta línea cultiva el cuento costumbrista o el artículo de costumbres. El costumbrismo sería una carga para su novela, así como los prejuicios reaccionarios y regionales, llevándole a moralizar; sin embargo, destacan su fidelidad a las descripciones, la facilidad para el retrato y el dominio del lenguaje montañés.

            Las primeras tentativas novelescas se inician con “El sabor de la tierruca” de 1882 que es un relato corto o novela breve, inicio de superación del cuadro costumbrista que plantea el problema de las clases sociales superiores y su negación para aceptar a la nueva “aristocracia” de posición y dinero.

            En 1876 se fraguó en “Bocetos del Temple” libro formado por tres novelas cortas, primeras tentativas novelescas de Pereda y fue puente entre las escenas costumbristas y la novela.

          • EVOLUCIÓN ética y estética: la novela de tesis y el regionalismo narrativo

          • Ideología

          • Pereda fue un católico tradicional furibundo, un reaccionario que no quería aceptar la profunda transformación social del momento, para dar paso a la burguesía. Sus ideales monárquicos carlistas y aristocráticas le hacían criticar al pueblo y a sus dirigentes y este reaccionarismo se traduce en intolerancia y fanatismo que plasma en algunas novelas: “El buey suelto” de 1877 y “De tal palo, tal astilla” de 1879.

          • Ideas estéticas

          • Su pensamiento estético se organiza en torno a su concepción idílica de la vida. Su novela es una égloga realista. Égloga por creer que la belleza está en la vida campesina y realista porque no disimula la realidad de la vida.

          • Novelas de tesis

          • Se inicia con la novela “el buey suelto” de 1877 donde defiende el matrimonio cristiano y ataca el celibato, pero fracasa porque:

            • No hay que dogmatizar sobre el estado que elige el hombre para vivir.

            • El protagonista no es representante porque es zafio y lo que le ocurre no le puede inducir al matrimonio cristiano.

            • La narración es una serie de cuadros sueltos, sin engarce argumental.

            Otra novela, sin duda de las más polémicas es “Don Gonzalo González de la Gonzalera” de 1878 en donde Pereda trata de demostrar que el único camino hacia la felicidad es la pobreza y la sumisión bajo el paternalismo aristocrático.

            En 1879 escribe “De tal palo, tal astilla” en la que quiere demostrar que la crisis religiosa puede acabar con la vida idílica que existe con el catolicismo, pero en la novela la tragedia se desencadena no por motivos religiosos sino por falta de humanidad y comprensión de alguno de sus protagonistas.

            Así pues, se produce un fracaso en las novelas de tesis de Pereda, ya que para que un ejemplo cumpla la función debe reunir unas condiciones:

            • Que sea extensible a la generalidad.

            • Que su deducción sea libre y no forzada.

            Pero en las novelas de Pereda:

            • No hay generalidad porque se desarrollan en la Montaña

            • Los personajes encarnan una ideología preconcebida, no tienen libertad, están encorsetados y sus posiciones son falseadas.

            • El regionalismo narrativo

            • Pereda se limita a una sola región, Santander, a la que toma como esencia de España y al tratar de buscar lo espacial en lo tradicional le lleva a ser hispanista más que regionalista. Su costumbrismo no santanderino le lleva a un ideal aristocrático, de patriarcalismo rústico, siendo traidionalista en lo religioso y político.

            • caracteres y evolución de las novelas TENDENCIOSAS

            • A lo largo de sus novelas de tesis: El buey, Don González, De tal palo, existe una evolución pero, sin embargo, no hay avance ya que la tesis es un obstáculo y además el costumbrismo está deshilvanado. Los caracteres técnicos son:

              • Personajes tipo no individualizados, puesto que encarnan una ideología preconcebida, no tienen libertad, son marionetas del autor.

              • Se alterna lo novelesco con cuadros idílicos y de costumbres que sirven para ambientar la obra y remarcar la intención ideológica.

              • Escasa acción y argumentos simplistas.

              • Descripciones minuciosas.

              • Lenguaje coloquial cargado de dialectismos.

              • Los tipos femeninos y los diálogos amorosos son lo más endeble de la obra, debido al catolicismo recalcitrante del autor.

              En las novelas tendenciosas de Pereda aparece el Realismo con dos rasgos:

              • Descripciones fieles sacadas de la observación.

              • La realidad total de la obra es falsa, no hay libertad ni autonomía, el autor se expresa con intromisiones en los personajes, coartando la realidad con su ideología.

              • la novela de plenitud

              • Superada la etapa de lucha ideológica, Pereda no escribirá más novelas de tesis. Sus obras de madurez más significativas son: “El sabor de la tierruca” de 1881, “Sotileza” de 1884 y “Peñas Arriba” de 1895. En todas ellas describía la vida en el campo y pone en evidencia su interés para lograr la estabilidad en la sociedad rural sin corrupciones políticas. En “La Montálvez” de 1884 y “Pedro Sánchez” de 1883 la ación se desarrolla en un ambiente urbano. La 2ª de ellas está escrita con la intención de demostrar a sus contemporáneos que sabía escribir novelas de ambiente urbano y su técnica es autobiográfica y la novela está bien construida pero el afán ejemplarizador es el defecto de la obra.

              • pereda ante el NATURALISMO

              • “Sotileza” es la mejor obra para suscitar la cuestión del Naturalismo en Pereda. En ella plasma las realidades observadas que recuerdan los recursos detallistas del naturalismo. Pereda no es naturalista sino realista por los siguientes motivos:

                • El naturalismo se complace en lo feo y sucio mientras que Pereda describe lo feo y lo bello pero sin complacerse en lo primero.

                • Pereda evita todo lo concupiscente, sin realizaciones carnales.

                • No ahonda en el análisis psicológico ni genético como defiende el naturalismo, sino que los presenta en acciones externas.

                • El naturalismo exige la impersonalidad e impasibilidad del autor, mientras Pereda se inmiscuye.

                • la naturaleza como PERSONAJE activo

                • Tras publicar algunas obras sin interés, aparece en 1895 “Peñas arriba”, quizá su obra cumbre, novela que se caracteriza por estar llena de personajes y lugares reales, es la obra que mejor plasma la concepción novelística de Pereda, tanto técnica como estética y moral; es ejemplo de equilibrio entre poesía y realidad. En ella la Montaña se convierte en protagonista de la obra y centro simbólico y activo de la novela, pues va actuando de modo como lo haría la Providencia.

                • superación del costumbrismo

                • Pereda se encamina desde el costumbrismo a la novela, aunque nunca lo superará del todo, quedando a medio camino incluso en sus mejores obras, como “Sotileza”. Quizá en Peñas arriba y Pedro Sánchez son las únicas donde el cuadro quede dependiente de la intriga, subordinándolo a la función narrativa dentro del relato.

                • pregunta de examen: la novela regionalista del xix: pereda

                • La novela moderna que recibió su configuración como género literario en el siglo de Oro Español, sobre todo con Cervantes y la novelas picaresca, no tuvo continuadores en nuestro país, aunque sí se produjo en Europa una corriente de “imitación”. Hasta que aparece “La Gaviota” hay un período de decadencia. El exceso de digresiones morales pervivió durante 150 años, anulando la novela como género. Sin embargo, en la 2ª ½ del XIX conocerá uno de los momentos más brillantes de la literatura española. Las condiciones nacionales no estuvieron lo suficientemente maduras para que el género dominante en España fuese la novelas hasta después de la “Revolución Gloriosa” de 1868. Pero a partir de entonces eclipsó inmediatamente a todos los demás géneros. La narrativa, frente a la poesía era el vehículo propio para la discusión histórica y el compromiso social.

                  Los escritores españoles habían conocido a Sthendal, Balzac y Dickens y pudieron comunicarse con sus contemporáneos como Zola. En España como en el resto de Europa la novela habían encontrado su momento y rango.

                  Es necesario recordar que ya antes del XIX, un mercado de lectores en expansión entre la cada vez más numerosa clase media, había originado una variedad de formas literarias, dirigidas a un extenso público consumidor. La expansión de las editoriales y la proliferación de periódicos estimuló la producción y el consumo de novelas en España. Hacia las últimas décadas del siglo la palabra escrita había adquirido un poder sin precedentes. Conscientes de este poder, los escritores convirtieron su obra de ficción en un instrumento de expresión social.

                  Los escritores más apreciados por la posteridad por el valor de su producción literarias, en particular Galdós y Clarín, lucharon contra un pasado caduco y agotado y por un futuro mejor, nacido de un presente en efervescente transformación. Dieron rienda suelta en sus obras a sus inclinaciones regeneracionistas, pidiendo cambios que acabasen con la corrupción, el favoritismo, el abuso institucional, la injusticia y el atraso. La España en la que vivían se veía cada vez más alterada por las protestas anarquista y socialista y una clase trabajadora descontenta que crecía constantemente, en un mondo rural que se desintegraba por la industrialización.

                  La España posrevolucionaria en la que vivieron y escribieron estos novelistas fue testigo de un gran esfuerzo de reorganización, en el que participaron y de una resistencia continua contra los que dirigieron su arsenal literario. Sus novelas reflejan y critican estas circunstancias y esta combinación de documentación fidedigna y de corrosión crítica ayudó a crear algunas de las mejores obras de la literatura española. La burguesía fue esencias en estas novelas. Larra es el preludio de la novelas realista.


                  tema xi el naturalismo

                  Se ha discutido mucho si en la novela española del siglo XIX ha habido propiamente Naturalismo. En términos generales puede afirmarse que los escritores españoles ideológicamente más progresistas recibieron favorablemente el naturalismo de Zola a partir de la publicación en España de “La taberna” de 1877 en la que Zola pretendía hacer de la novela una ciencia del comportamiento humano, al igual que la medicina experimental de Claude Bernard. Los conservadores, neocatólicos y tradicionalistas criticaban su antirreligiosidad (todo era explicable sin la intervención divina).

                  Sin embargo, a la hora de incorporarse con sus propias obras al movimiento naturalista, los españoles fueron muy críticos con aquellos aspectos ideológicos más extremos del naturalismo francés: el materialismo y el determinismo.

                • características del naturalismo francés

                  • Impersonalidad del autor, mero elaborador que debe olvidar sus juicios personales.

                  • Existencia de un determinismo experimental y científico.

                  • Finalidad moral, ya que al investigar las enfermedades mentales o sociales del individuo permiten la futura corrección gracias al descubrimiento de los mecanismos y sus leyes. La aportación científica se convierte en moral (postura antirreligiosa).

                  • El objeto de la novela será la realidad más grosera y vil ya que pretende erradicar todas las depravaciones y lacras sociales a través del hallazgo de los resortes que lo determinan.

                • características del naturalismo español

                  • Armonización entre objetivismo-naturalismo y subjetivismo-realismo, entre naturalismo francés y realismo español.

                  • Determinismo mitigado.

                  • La impersonalidad del autor casi nunca se cumple, exceptuando a Clarín y Blasco Ibáñez.

                  • El pesimismo y la tristeza francesa se cambia por la gracia y el humor de tradición cervantina.

                  • Jamás hay complacencia en lo grosero y vil.

                  • Los personajes no son todos casos patológicos, ya que apenas se tiene en cuenta el determinismo por herencia.

                  • Sí coincidirá en la documentación seria, observación y experimentación, en la contemporaneidad de los hechos narrados, personajes, etc.

                  Entre 1886-7 aparecerá el espiritualismo cristiano de Tolstoi y Dostoyesky que harán desaparecer al Naturalismo.

                  “Fortunata y Jacinta”, “Nazarín” y “Misericordia” responden a esa nueva tendencia, mientras que la novela de Galdós “Lo Prohibido” es la más zolesca de sus obras. En 1890 se puede dar por concluido el naturalismo, van a aparecer movimientos diversos:

                  • Novela novelesca: de Prevost con importancia de la intriga.

                  • Novela psicológica de Maupassant y Palacio Valdés.

                • leopoldo alas “clarín” 1852-1901

                • Nació en Zamora, en 1863 se traslada con su familia a Oviedo donde residirá hasta completar los estudios y viaja después a Madrid donde se doctora en leyes y cursa Filosofía y Letras. En Madrid colabora en las revistas “Rabagás”, “Juan Ruiz” y “Solfeo”, será en esta última donde adopta el seudónimo “Clarín”. Desde 1883 hasta su muerte residirá en Oviedo, escribiendo allí la mayor parte de su obra crítica y literaria.

                • el crítico

                • Clarín fue el crítico literario más famoso y respetado de su época. Sus primeras críticas versaron sobre la poesía y el teatro y las novelas por las creaciones galdosianas. Sobre “Gloria” prestará su atención, destacando como crítico. Clarín recopiló sus artículos en numerosos libros: “Solos de Clarín”, “La literatura”, “La nueva campaña”, etc. En Clarín hay dos formas de hacer crítica: La satírica y la seria.

                  • Satírica. Es la más típica, creando en ella sus originales “paliques” cuyos rasgos más característicos son:

                  • Tono festivo y burlesco, hiriente y agresivo

                  • Su afán de lucha, de dejar las cosas en su lugar, anulando prestigios falsos.

                  • Carácter breve y humorístico.

                  Es una labor que justifica por la utilidad social, Clarín pretendía evitar el “compadreo”, su postura le valió numerosos enemigos, puesto que si una novela era deficiente, lo señalaba sin paliativos.

                  • Seria. La desarrolla en la revista “Folletos literarios”, sin límite de tiempo ni extensión, originando excelentes estudios sobre Galdós y buenos análisis de novelas contemporáneas. En el prólogo de “Paliques” aparece su propia definición de crítica, en la que asegura que el nombre de crítica literaria se dará a los géneros de crítica que se caracterizan por:

                  • Juicio, comparación de algo con algo.

                  • Literario, de arte estético, que se fija en la habilidad técnica y sus reglas.

                  Las reglas deben estar dominadas por el buen sentido, la coherencia y la libertad, la postura de Clarín no es dogmática sino abierta y censura de forma sistemática los vicios gramaticales. Será en sus críticas sobre la novela donde aparezca una doctrina clara y definitiva. Así, 1º defenderá la novelas de tesis o tendenciosa, después la naturalista, psicológica y espiritualista, aunque fue fiel al realismo. Para él la novela debe ser la representación fiel y objetiva de la realidad.

                • obra narrativa

                • Escribió narraciones de todo tipo: novelas cortas, cuentos y novelas que sobrepasan las 60 pero “La Regenta” es su mejor novela y la del XIX, que se destaca de las de sus contemporáneos.

                • Cuentos y novelas cortas

                  • Cuentos: los escribirá durante toda su vida, en periódicos y revistas, otros reunidos en libros. Se pueden establecer dos fases:

                  • Hasta 1890: Naturalista de sátira caricaturesca, retrato de personajes esperpénticos a los que Clarín censura.

                  • De relatos breves donde domina la ternura, la sensibilidad y la poesía. “Adiós cordera”, el cuento más bello del XIX.

                  • Novelas cortas. A este apartado pertenecen “los cuentos rurales asturianos” ya que en ellos Clarín habla de la novela del porvenir, denominándola “novela novelesca”, “novela sentimental” o “novela poética” indicando la intensificación emocional y sentimental a expensas de la complejidad de los análisis y la riqueza de las descripciones. En los cuentos rurales enfrenta la vida sencilla y natural con la hipócrita y egoísta, sea o no rural.

                  • La novela

                  • Clarín y Galdós son los mejores novelistas del XIX. “La Regenta” de 1885 es su mejor novela, con gran maestría en el relato, ya había escrito 3 capítulos de “Speraindeo” que dejó inconclusa.

                  • La Regenta

                  • Es la novela más coherente del XIX, destaca por su perfecta trabazón y cada elemento y detalle incide en la vida de los 3 personales fundamentales: Ana Ozores, Fermín de Pas y Álvaro Mesía, desarrollada en Vetusta (Oviedo).

                    • Mundo socio-político. A pesar de que se centra en los problemas individuales, se circunscribe a una ciudad provinciana, aunque es paradigmática de cualquier ciudad de provincia de España, pertenece a su “geografía moral”.

                    La obra se inicia con la descripción de la ciudad, su catedral, la zona aristocrática, la “Encinada”, rodeada por los barrios burgueses, el punto más bajo, el barrio obrero “campo del Sol” y extramuros la colonia donde viven los indianos.

                    Es una sociedad piramidal que corresponde con la Restauración Borbónica (1874-5), la Iglesia recupera su situación, el despojo de los liberales. La alternancia política también está contemplada con el marqués de Vegallana, canovista y Álvaro Mesía, liberal, con dominio caciquista y en las aldeas los partidos enfrentados con violencia. Los indianos no se preocupan nada más que de su integración en la aristocracia, casi no existe clase media ni proletariado y los burgueses están pasivos. Es el mundo socio-político que refleja el anquilosamiento y hastío de la España alfonsí. La descripción se centra en la “Encinada” donde sucede la acción principal entre aristócratas, burgueses y eclesiásticos.

                    • Eje de la novela. La novela es el análisis del proceso del dominio del Magistral, es este deseo de poder de Fermín de Pas el centro de la obra, el sacerdocio es sólo un medio para lograr escalar socialmente y el instrumento para lograr el poder es la confesión. El contrapunto está en el obispo Camoirán, auténtico cristiano.

                    • Anticlericalismo, conflicto individual y problema colectivo. Clarín no ataca a la fe ni a la religión sino las prácticas negativas. La religiosidad estética de Ana y a los clérigos corruptos, el problema personal de Fermín de Pas para conseguir poder y a la Iglesia como medio de dominación social y económica, así un conflicto individual se traduce en un problema general. Pero no existen problemas doctrinales.

                    • Clima de lujuria y aburrimiento. El problema de Ana Ozores. Hay muchos elementos eróticos: las historias que Mesía cuenta en el casino provocan la lujuria y envidia de los contertulios, como si fuera Don Juan. La casa del marqués de Vegallana es más casa de lenocinio que casa familiar.

                    El aburrimiento general impregna toda la ciudad, Ana se aburre con una vida familiar y social vacía y su caída es por aburrimiento, para vencerlo sólo tiene dos salidas: la religión por el camino de la mística y ascética y el amor carnal. El Magistral representa la 1ª acción y el marqués la 2ª. Ana es símbolo de la pureza que defiende el poder de Vetusta.

                    • La caída de Ana Ozores. Ana elige en un principio la 1ª acción, la pseudomística pero al notar que el interés de Fermín no sólo es espiritual y que le profesa un amor humano, Ana se decide por la 2ª salida y se entrega a Mesía.

                    • El “bovarismo” de Ana Ozores. Al igual que Madame Bovary, Ana ve la realidad a través de la literatura y en ella proyecta su vida. Decide ir a ver Don Juan Tenorio, contempla la vida a través de la obra, interpretando como arrebatos místicos sus crisis nerviosas.

                    • La moral. Clarín no se entromete, cada personaje juzga los hechos desde su propio punto de vista, por ello no hay ningún problema moral en la novela, puesto que carece de importancia para los personajes, ni el Magistral ni Ana, ya que ésta busca afectividad. La moralidad está en el lector, al observar su falta en los personajes.

                    • La estructura externa. Para Alarcos cada capítulo tiene función en relación con los demás. La novela está compuesta por dos partes de 15 capítulos cada una. La 1ª se desarrolla en tres días, con retrospecciones abundantes y la 2ª dura 3 años y hay más acción. Hay complejidad de técnica, dominando el tiempo lento, la morosidad característica de la novela psicológica, que traza lentamente el proceso de la caída en 28 capítulos y el conflicto se resuelve en 2, con Ana despreciada por el Magistral y la sociedad.

                    • Su hijo único

                    • Es la 2ª y última novela de Clarín, de un proyecto de tetralogía. En esta novela se describe el gran trastorno que se produce en una ciudad provinciana (otra Vetusta) por la llegada de una compañía de teatro. Se mezclan las vidas de los artistas con las de los provincianos, incorporando a la tediosa ciudad la inmoralidad, acarreando consecuencias económicas y morales infaustas. Aparecen factores económicos y elementos foráneos que no se dan en la “Regenta” y además aquí si está la moral dentro de la novela. Ambas tienen un desenlace cruel: Ana despreciada y Bonifacio se entera de que el hijo no es suyo. “La Regenta” es naturalista y aquí hay tendencia al espiritualismo y aparece el determinismo de herencia y ambiente.

                    • emilia pardo bazán y el naturalismo de españa

                    • Es una de las mayores intelectuales del siglo XIX y una de las novelistas más significativas. Cultivó la novela y el relato de ensayo, la historia, fue conferenciante, articulista y profesora en la Complutense. Nació en La Coruña en el seno de una familia aristocrática, lo que no fue obstáculo para que defendiera con entusiasmo el Naturalismo. Empezó a publicar poesía a la edad de 16 años. A los 17 se casa y se traslada a Madrid, donde se mueve por círculos artísticos. Su amistad con Ginés de los Ríos le dio a conocer las doctrinas krausistas y a Galdós y a Clarín. Fue una mujer cosmopolita, en París conoce al padre del naturalismo: Emile Zola y defiende esta corriente literaria frente a la sociedad española religiosa y conservadora. En su obra “La cuestión palpitante” de 1883, si bien la autora niega el determinismo (niega el azar y el libre arbitrio) por su convicciones religiosas. Está en oposición con los que pretenden hacer una “novela experimental”. Para ella el Naturalismo es una variedad del Realismo.

                      En sus mejores páginas sobresalió la creación de personajes únicos y de situaciones intensamente conflictivas. También escribió evocaciones sensibles del campo, como lo hicieron muchos de sus compañeros, arraigados en los vigorosos escenarios naturales de las provincias españolas.

                      Su admiración por Pereda y Galdós explica quizá el acento que puso en el examen minucioso de la realidad como algo fundamenta, para la creación novelística, aunque no se inclinó por seleccionar los aspectos más repulsivos de la vida, como expresó en el prólogo de “viaje de novios”, la novela es traslado de la vida, no su embellecimiento.

                      En su 1ª novela “Pascual López” de 1879, es una historia sentimental y tradicional dentro de la tradición romántica. En la novela “Tribuna” dirige su atención a los estratos más bajos, la historia está cargada de la inquietud social de la época, vista a través de las injusticias sufridas por los miembros de esta clase. Es la única novela sobre la clase obrera de su generación e inicia la asimilación de los recursos naturalistas.

                      Sus obras maestras son: “Los Pazos de Ulloa” de 1886 y “La madre naturaleza” de 1887. La 1ª presenta el ambiente violento y el embrutecimiento del mundo rural gallego, donde al hidalgo noble, primitivo y brutal, se le opone la rebeldía de las nuevas clases sociales que acabarán por derribarle: el determinismo naturalista es aquí fundamentalmente social. La 2ª continuación de la 1ª trata de las incestuosas relaciones de los dos personajes (que ignoran ser hermanos) donde el fatalismo de la moral natural determina sus vidas a través de la naturaleza.

                      Con “Morriña” e “Insolación” vuelve a la técnica realista. Con “Una cristiana” y “La prueba” comienza la fase más espiritual de su obra, ello no es sólo un reflejo de la evolución personal de la autora sino una tendencia espiritualista que arraigaba en Europa (Tolstoi y Dostoyesky). “La Sirena negra” de 1908 es una novela repleta de elementos modernista y expresionistas, donde existe un monólogo interior y elementos oníricos. Además de estas novelas escribió cientos de cuentos, que junto con los de Clarín se encuentran entre los mejores del siglo.

                      Recibió en vida numerosos honores pero su deseo de ser elegida miembro de la Real Academia de la Lengua no se vio cumplido.

                      2

                      36