Nazismo

Historia universal. Ideología racista. Campos de Concentración. Exterminio. Hitler

  • Enviado por: Arnal Llaty
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

Ideología racista del nazismo

Adolf Hitler quiso asegurar la pureza racial de su pueblo, arianizar la sociedad alemana. Dijo que la raza aria tenía que estar protegida mediante la exclusión de la comupnidad nacional tanto de los minusválidos como de las minorías étnicas, pero sobre todo de los judíos. Así, se persiguieron las minorías y se favoreció la natalidad de los arios, que eran altos, rubios y de ojos azules.

Las causas del antisemitismo alemán fueron de tipo político, Hitler necesitaba a alguien para “echarle el muerto” a quien le atribuían las responsabilidades. Éstos fueron los judíos, además, muchos de ellos eran ricos.

Ésta persecución a los judíos, pasó en tres fases:

  • En 1933, se inició una campaña de boicoteo contra sus negocios.

  • En 1935, fueron excluidos de la ciudadanía alemana.

  • En 1938, se les obligó a llevar un distintivo.

La economía nazi se basaba en la autarquía, donde Alemania se convertía en un Estado autosuficiente.

Campos de concentración

La función de los campos de concentración era la de encarcelar, controlar y acabar con la vida de los judíos, antinazis y otras razas minoritarias. Se encontraban por toda Alemania y Polonia, y alguno por Francia, Austria y Prusia.

A los prisioneros, se los llevaba en vagones de mercaderías cerrados. Recorrían centenares de kilómetros y durante el trayecto no recibían comida ni asistencia sanitaria.

Cuando llegaban, pasaban a una selección, en la que los judíos desfilaban uno por uno delante de un médico de la SS, el cual decidía el trabajo de aquella persona. Después, los llevaban a un recinto donde les cortaban el pelo y los bañaban con agua hirviendo o helada. Luego, salían al patio desnudos y les daban los uniformes de cualquier talla y en mal estado. A continuación, empezaba el empadronamiento de los que acababan de llegar. Después de pedirles los datos personales, se les asignaba un número que se lo tatuaban en el brazo. También llevaban un triángulo y según su color, se sabía la causa de la detención de la persona, y sobre el triángulo se ponía la inicial del país de procedencia.

Las condiciones de vida de los presos era pésima. Los días empezaban y acababan pasando revista, así controlaban a los presos. Después, empezaba la jornada laboral. Realizaban las obras, ampliaban los campos y también hacían trabajos agrícolas, mineras e industriales.

Los presos comían tres veces al día. El desayuno y la cena era un poco de café o una infusión, y a veces, por la noche tenían un poco de embutido y pan. Al mediodía, había una sopa y un trozo pequeño de carne. Muchas veces, la sopa tenía algún tipo de residuo (botones, trozos de periódicos...). La aportación de calorías era mínima comparado al gran esfuerzo físico realizado.

Por la noche, cuando llega el momento de descansar, no podían dormir bien porque metían a 200 presos en un espacio para unas 40 o 50 personas.

Los que no obedecían, eran torturados o castigados en celdas donde no recibían agua ni comida.

Política de exterminio

En el 1933, cuando Hitler llegó a la toma del poder, empezó el proceso de arianización y persecución de los judíos porque él quería una sociedad limpia, de una sola raza y todos iguales. Como había muchos judíos en Alemania y con dinero, Hitler ordenó exterminarlos a todos y mandarlos a los campos de concentración.

El principal método que utilizaron los nazis, fue el tener a los judíos controlados y aprovecharlos al máximo en los campos de concentración, donde los metían en cámaras de gas cuando querían hacer un exterminio rápido.

Se calcula que 2,5 millones de personas murieron en cámaras de gas y medio millón más, de hambre y enfermedades.

Valoración del genocidio

La existencia de los campos de exterminio tuvo un gran impacto sobre la opinión pública ya que era un método de explotación y el camino hacia la muerte de los judíos, sin que hayan hecho nada malo anteriormente, simplemente por ser de otra raza.

Se utilizó el concepto de “crimen contra la humanidad” porque los nazis hicieron el primer gran crimen contra la raza judía exterminando a 2,5 millones de personas, maltratándolas y haciendo atrocidades con sus cuerpos.