Napoleón Bonaparte

Emperador francés. Estadista. Jefe militar. Revolución francesa. Código civil napoleónico. Derechos y libertades. Batalla de Waterloo. Muerte

  • Enviado por: M513
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

NAPOLEÓN

Emperador, estadista y jefe militar, nacido en Ajaccio, en Córcega, cuando era territorio de Francia. Napoleón Bonaparte fue hijo del abogado Carlos Bonaparte y Leticia Ramolino, ambos descendientes de familias nobles, pero sin fortuna.
El muchacho estudió en la Escuela Militar de Brienne, en Aube, y después en la Escuela Militar de París, donde obtuvo el grado de subteniente de artillería.
Una acertada estrategia durante el sitio de Tolón, en 1793, dio el triunfo a las tropas que él guiaba como capitán de artillería, y ganó así el ascenso a general de brigada.
Luego, en 1795 defendió a la Convención frente a los realistas, obtuvo un nuevo triunfo de gran importancia para la causa, y fue promovido a general de división.
Al año siguiente, ocurrieron dos acontecimientos que cambiaron la vida del talentoso militar que era Napoleón Bonaparte: se casó con Josefina Beauharnais, y le fue concedido el mando del ejército de Italia como estratega intuitivo supo transformar.
Devolvió a las milicias desmoralizadas y en bancarrota su energía y confianza, para ir tras nuevos e importantes triunfos. Venció a Austria, luego instituyó la República Romana en 1798 y más tarde dirigió su atención hacia Inglaterra.
En medio del torbellino de la lucha contra los ingleses, se violentaron las divisiones entre los grupos antagónicos de Francia y Napoleón regresó para hacerse cargo de la situación. Se hizo nombrar primer cónsul.
Una vez seguro el poder, siguió en campaña, hizo la paz con austríacos e ingleses y de nuevo volvió a Francia para reorganizarlo.
En 1802 fue nombrado cónsul vitalicio y dos años después coronado emperador en una fastuosa ceremonia en Notre Dame, en la cual arrebató de las manos del papa Pío VII la corona para colocarla él mismo sobre su cabeza.
Como gobernante implantó una política dura, sin libertades y represora contra los opositores, ligó a la Iglesia con el Estado, creó en franco como moneda, estableció el sistema de prefecturas y creó los liceos. Asimismo, mandó redactar el código civil conocido como Código de Napoleón.
Hacia el exterior, concibió el proyecto de un sistema continental europeo unificado, con exclusión de Inglaterra y con la hegemonía de Francia, lo que le generó conflictos con los principales soberanos de Europa.
En el ámbito militar, integró la Grand Armeé, que llegó a ser el mejor ejército y el más temido de su tiempo. De hecho, gracias a este acierto logró sobrellevar la difícil situación que su intención expansionista le generó con otros países.
En 1809, venció a Austria, se divorció de Josefina y se casó con María Luisa, hija del emperador austríaco.
En inicio de la debacle de Napoleón fue en 1812 cuando pretendió dar solución militar a sus desacuerdos con Rusia. Su poderoso ejército fue vencido por el hambre, el cansancio y el frío. Un año después, fue derrotado nuevamente en Leipzig y en España.
En 1814, una invasión a Francia lo llevó a abdicar y fue relegado a la isla de Elba.
Hizo un nuevo intento por tomar el poder. En marzo de 1815 desembarcó en Francia, con lo que dio inicio la jornada conocida como los Cien Días. El rey borbón Luis XVIII huyó a Bélgica y Napoleón retomó el poder que conservó sólo hasta el mes de junio cuando fue definitivamente vencido en la batalla de Waterloo.
Una vez que se rindió ante los ingleses, fue enviado a la isla de Santa Elena donde murió en 1821.