Musicoterapia en disminuidos auditivos

Sordera. Educación. Sistemas de comunicación. Integración social. Sentido del tacto. Vibraciones del ritmo. Canto y entonación

  • Enviado por: Miriam
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 18 páginas
publicidad

MUSICOTERAPIA EN DISMINUIDOS AUDITIVOS

INTRODUCCIÓN

La sordera es la incapacidad para oír; esta alteración afecta de forma especial a las personas que la padecen ya que su integración en la sociedad es muy difícil. Alrededor de un 10% de la población padece problemas de audición. Afecta a todas las edades y sus consecuencias son leves o graves. Un 1% de la población es sordo profundo, es decir, tiene una pérdida de audición tan importante que no se beneficia de aparatos de amplificación. Los duros de oído o sordos leves y moderados pueden beneficiarse, en grado variable, de los audífonos.

CLASIFICACIÓN Y ETIOLOGÍA

Se distinguen 4 tipos de sordera: de conducción, sensorineural, mixta y central.

La sordera de conducción se produce por enfermedades u obstrucciones del oído externo o medio y no suele ser grave; puede mejorar con audífonos y puede corregirse con tratamiento médico o quirúrgico.

La sordera sensorineural se produce por lesión de las células sensitivas o de las terminaciones nerviosas del oído interno; puede ser desde leve hasta grave. La pérdida auditiva es mayor en unas frecuencias que en otras y queda distorsionada la percepción sonora aunque el sonido se amplifique. En este caso, los audífonos no son útiles.

La sordera mixta se produce por problemas tanto en el oído externo o medio como en el interno.

La sordera central se debe a la lesión del nervio auditivo (octavo par craneal) o de la corteza cerebral auditiva.

La sordera puede ser debida a una enfermedad, a un accidente, o congénita. La exposición continua o frecuente a niveles de sonido superiores a 85 decibelios (dB) puede causar sordera sensorineural progresiva.

EDUCACIÓN Y ENTRENAMIENTO

Hasta el renacimiento se consideró a los sordos incapaces de aprender a hablar y de ser educados. A partir del siglo XVI, algunos filósofos y educadores empezaron a reconsiderar esta situación. El monje benedictino español Pedro de Ponce está considerado como el primer profesor de estudiantes sordos. En 1620 Juan Pablo Bonet, otro español, escribió el primer libro sobre la educación de los sordos. El libro contenía un alfabeto manual similar al utilizado en la actualidad.

Durante el siglo XVIII se abrieron escuelas en Francia (abad Charles Michel de l'Épée) y Alemania (Samuel Heinicke). Desde esa época persiste el conflicto sobre si los niños sordos deben ser educados mediante procedimientos orales (lectura de labios y lenguaje, según l'Épée) o manuales (lenguaje manual y de signos, según Heinicke); cada escuela estudiaba también los métodos de la contraria.

La sordera no afecta a la capacidad intelectual del individuo ni a su habilidad para aprender. No obstante, un niño sordo pierde la estimulación lingüística de los niños normales y el retraso en el aprendizaje del lenguaje puede causarle retraso escolar. Este retraso tiende a ser acumulativo y el adolescente sordo puede llegar a sumar 4 o más años escolares de retraso. Pero si el niño sordo recibe una estimulación lingüística precoz mediante el lenguaje de signos tendrá un rendimiento escolar normal.

SISTEMAS DE COMUNICACIÓN

Cada vez más, la filosofía de la comunicación total se está utilizando en las escuelas para sordos. Esta filosofía estimula el uso combinado de todo tipo de métodos de comunicación apropiados para el niño sordo: lenguaje hablado, lectura de labios, lenguaje de signos, lenguaje Cued, deletreo con los dedos, expresiones artísticas, medios electrónicos, mimo, gestos, lectura y escritura.

El deletreo con los dedos es un sistema en el que la mano adopta formas y posturas correspondientes a la forma de las letras del alfabeto; se podría llamar `escribir en el aire'.

El lenguaje de signos (SL) se basa en gestos y reglas gramaticales que comparten puntos en común con el lenguaje escrito; los signos del SL son equivalentes a palabras con significado concreto y abstracto. Los signos se ejecutan con una o las dos manos, que adoptan diferentes formas y movimientos. Las relaciones espaciales, las direcciones y la orientación de los movimientos de las manos, así como las expresiones faciales y los movimientos del cuerpo, constituyen la gramática del SL. Varios sistemas de comunicación manual emplean el vocabulario de signos del SL en combinación con otros movimientos manuales, para aproximarse a la sintaxis y la gramática del lenguaje verbal.

El lenguaje Cued es un sistema en que 8 movimientos de la mano indican la pronunciación de cada sílaba hablada; sirve para suplementar a la lectura de labios. Comunicación oral es el término utilizado por los educadores para referirse a la enseñanza del lenguaje hablado a los niños sordos como una habilidad expresiva; significa que el lenguaje hablado y la lectura de labios son los únicos medios posibles para la transmisión de pensamientos e ideas.

PERSPECTIVAS DE TRABAJO

Un número creciente de estudiantes sordos siguen programas de enseñanza superior en establecimientos de educación terciaria especialmente preparados, tanto por su dotación como por sus programas.

  • Hoy en día los sordos pueden desempeñar casi cualquier trabajo, excepto aquellas profesiones en que una buena audición es condición indispensable (piloto de aviones, director de orquesta). Entre los sordos hay médicos, abogados, maestros, religiosos, secretarias, químicos, agricultores, jornaleros... La discriminación existe, como para otras minorías, pero los empresarios contratan sordos en número creciente e instalan dispositivos telefónicos especiales o secretarias-intérpretes u otros instrumentos que les permiten rendir de forma adecuada en su trabajo. Sin embargo, si se comparan con la población general, un gran porcentaje de sordos continúa desempleado o subempleado

MUSICOTERAPIA

 

Los disminuidos auditivos pueden tener distintos grados de sordera pero aún aquellos que son el 100% sordos, también tienen posibilidades de reeducación a través de la Musicoterapia.

Si el niño no es atendido tenderá a replegarse cada vez más en sí mismo, siendo víctima de problemas afectivos, nerviosos y de integración social.

La Musicoterapia como técnica y como expresión aporta a estos niños la vivencia de la música a nivel individual y grupal. El deficiente auditivo no “oye” como lo hace una persona normal. Percibe vibraciones y sensaciones acústicas. Desde su condición fetal perciben las vibraciones.

El sistema kinestésico nos proporciona información del propio cuerpo: posición en el espacio, postura, movimiento, equilibrio y orientación. La kinestesia será el factor determinante del establecimiento de la relación entre el cuerpo y el medio.

A través del sentido táctil podemos decir que se percibe la música y esta es decisiva en el aprendizaje de articulación de sonidos y palabras, percepción de fonemas en el rostro, garganta, tórax... del profesor. Los sordos reaccionan ante todas las excitaciones de tonos y ruidos.

A través del sistema visual perciben los movimientos y ritmos. Es de gran importancia la observación de expresiones corporales, grafías, instrumentos, melodías, danzas...

Según la pérdida auditiva así será la atención específica:

ð        50-60 db (decibelios): pesados de oído. Atención especial en los primeros años en aulas de centros normales.

ð        60-75 db: no tendrá habla o lenguaje al empezar en la escuela. Programa adecuado en la Musicoterapia.

ð        75-85 db: profundamente sordos, son pocos casos. Auriculares especiales en el niño pequeño. En Musicoterapia partiríamos de una vivencia de “sentir” el sonido y el ritmo.

 

Son capaces de responder al ritmo, de discriminar y comparar sonidos. Llegaría a expresarse con gran desenvoltura si capta las propiedades del ritmo, reforzando su seguridad y autoestima, creando una variada y rica fuente de estímulos. El desarrollo rítmico es importante desde dos perspectivas:

-           El ritmo en las palabras: prosodias, canto, recitaciones, expresiones verbales, rimas, melodías...

-           El ritmo en el movimiento: percusiones corporales, marchas, danzas, expresión corporal, manejo de instrumentos...

El sonido será percibido por un sistema global, total de percepción y se precisará de la ayuda de auriculares y aparatos especiales.

 

OBJETIVOS

ð      Integración escolar y social. Fomentar las relaciones.

ð      Desarrollo de las capacidades intelectivas.

ð      Desarrollo psicomotor.

ð      Desarrollo sensorial y perceptivo. Vibraciones sonoras. Elementos y parámetros musicales. Nuevos reflejos. Dinamismo.

ð      Desarrollo de la locución. Coordinación pensamiento-palabra. Lectura labial. Control de la respiración.

ð      Mejora de la locución, acentuación y ritmo.

ð      Aumentar la confianza en sí mismo y la autoestima.

ð      Despertar el interés por los ruidos y sonidos.

ð      Adquisición de destrezas.

ð      Sensibilización afectiva y emocional. Posibilidades musicales. Refuerzo del yo.

ð      Acercamiento al mundo.

ð      Cultura musical. Integración en la cultura tradicional y de su tiempo.

ð      Liberación de las pulsiones y energías reprimidas. Potencias latentes.

ð      Desarrollo de la discriminación auditiva.

 

La mayoría de los niños sordos pueden percibir algunos de los variados elementos de la música ayudando en:

a) Conceptos de sonido.

b) Capacidad de hacer música.

c) Participación plena y con alegría.

d) Profundo conocimiento del mundo.

Nos ayudaremos de auriculares y aparatos especiales. Debemos trabajar a nivel grupal e individual. Todo depende de:

ð      Grado de deficiencia y de inteligencia.

ð      Tonicidad e impulso motor.

ð      Interés y curiosidad.

ð      Habilidad del profesor.

ð      Selección de un repertorio atractivo y asequible.

ð      Material adecuado.

ð      Buena acústica.

ð      Métodos adecuados.

 

Las respuestas más importantes se darán por medio del movimiento. Las actividades y elementos que se deben trabajar son:

ð          Ejercicios de relajación.

ð          Ejercicios que muevan a la acción.

ð          Producción de diferentes vibraciones.

ð          Producción y discriminación de ruidos.

ð          Producción y discriminación de sonidos diversos y musicales.

ð          Juegos de ritmos, con o sin instrumentos.

ð          Emisión de la voz.

ð          Juegos musicales.

ð          Expresión corporal y diferentes efectos sonoros.

ð          Manejo de instrumentos de percusión.

ð          Gráficos del sonido, asociaciones y vivencias.

ð          Movimiento y danzas con su propio ritmo interno.

ð          Improvisación y creación de ritmos.

 

Son interesantes los cuentos acompañados de láminas de colores, música de efectos sonoros, juegos rítmicos y asociativos, danzas y orquestas de percusión.

 

MÚSICA Y LENGUAJE

Las relaciones entre la música y el ritmo fonatorio son fundamentales en la reeducación de los niños sordos. Podrá llegar a través de la práctica musical a percibir el lenguaje por la vía auditiva, que es la base fisiológica para la adquisición del habla. Al escuchar su voz adquirirá un dominio de la voz que le conducirá al perfeccionamiento del lenguaje. La música auxiliará de una manera muy especial el aprendizaje de la lectura labial y la articulación.

La Musicoterapia aplicada a los niños hipoacústicos debe tener en cuenta que un tratamiento para mejorar la locución y la relación existente entre habla, audición y ritmo. La conexión entre palabras-frase-esquema-prosódico-rítmico y su práctica mejorará no sólo la expresión verbal sino también los ritmos inadecuados y los defectos de articulación. Cuanto más temprano comencemos la terapia, más efectivos serán los resultados.

La Musicoterapia:

ð     Mejora la articulación.

ð     Mejora la cualidad de la voz.

ð     Mejora el fraseo.

ð     Desarrolla el control de los tonos, clase y volumen.

ð     Ayuda a la expresión de unidades de pensamiento.

ð     Desarrolla la discriminación del lenguaje.

ð     Desarrolla la discriminación del habla.

ð     Mejora la locución mediante un adecuado y correcto ritmo.

La iniciación a la discriminación se da con tambores, sirenas efectos sonoros reales y grabados de los que se dispondrá en las sesiones.

Empezaremos el aspecto afectivo a través del cuerpo, del conocimiento y manejo del mismo. Intervienen la lectura labial, atención, concentración, coordinación, ritmo...

TRABAJOS Y EJERCICIOS A REALIZAR

ð       Percepción de resonancias mediante la impresión táctil y la vibración de la voz humana.

ð       Ejercicios para adquirir la voz.

ð       Ejercicios para el desarrollo del volumen de la voz.

ð       Los sonidos y su simbolización: grafismos.

ð       Asociación de palabras ritmadas.

ð       Frases con sentido rítmico.

ð       Juegos y ejercicios de ritmo y prosodia.

ð       Lectura labial.

ð       Practicar la velocidad de la lengua y labios.

ð       Polirritmias con diferentes fonemas.

ð       Montaje de poemas, narraciones, cuentos, refranes, adivinanzas, retahílas...

ð       Creación y montaje de frases, poemas, cuentos... de los niños.

 

CANTO

Es una de las actividades más delicadas para realizar con estos niños ya que la actividad estará en función del grado de deficiencia observada.

Podrá discriminar los sonidos agudos y graves, deben explorar los diferentes juguetes sonoros y captar de una manera clara a través de la vista y de la recepción de vibraciones.

Posando las manos sobre un piano, guitarra... podremos iniciar breves ejercicios con sonsonetes y melodías para fortalecer labios, lengua, control de la saliva, respiración, ritmo y fuerza de ejecución. El piano es una gran caja de resonancia.

El niños hipoacústico no puede percibir toda la gama de sonidos existentes en nuestro sistema musical y apreciar la significación. Pero sí puede entonar y cantar determinadas canciones, siempre que esté adaptadas a su grado de hipoacusia. Existe una relación entre la discriminación de los tonos, y la habilidad para discriminar el habla.

EJERCICIOS Y TIPOS DE CANCIONES

ð    Entonar con voz aguda.

ð    Entonar con voz grave.

ð    Acentuar determinadas sílabas.

ð    Canciones y poesías.

ð    Canciones seleccionadas.

ð    Breves.

ð    Fáciles de entonar.

ð    Letra adaptada.

ð    Motivos correctos.

ð    Frases construidas adecuadamente.

ð    Agradables y graciosas.

ð    Comprendidas y memorizadas.

ð    Diálogos melódicos.

ð    Lectura labial.

ð    Ostinados melódicos.

ð    Montajes de formas simples.

 

Utilizaremos la fononimia en unas ocasiones y en otras el diseño melódico mediante una línea imaginaria trazada con la mano en le aire, además de grabados, cartulinas, diapositivas, retroproyector, fotocopias...

 

RITMO Y MOVIMIENTO

El ritmo para el niño con deficienciasd auditivas es un factor de vital importancia para la comprensión del mundo que le rodea y es capaz de crear comunicación entre sí y le otro. Se expresa con alegría y soltura. La actividad rítmica es una de las formas más efectivas para lograr que el niño sordo disfrute de la interacción social y comparta una serie de actividades de grupo en las que puede expresarse junto a niños capaces de oír. La utilización del ritmo en le movimiento da lugar a una mejor coordinación motora y corporal, una aptitud y desenvoltura del equilibrio y control postural, así como una rehabilitación de la organización motriz.

El acercamiento del niño al mundo del oyente se realiza a través de la práctica y capacitación rítmica y del entrenamiento auditivo. El ritmo actúa como regulador de movimientos, provoca los reflejos y es el agente del desarrollo sensorial, motriz, emocional, mental y social de los niños con deficiencias auditivas. Todos estos movimientos son la preparación al ritmo que va a proporcionar la regulación de los movimientos. El ritmo es la unión de los corporal y lo espiritual. Se debe llevar a cabo en grupo pues les facilita mucho integrarse desde el principio.

Sugerencias:

ð    Vivencias del pulso y tempo.

ð    El movimiento de balanceo debe ser el primer ritmo.

ð    Imitación y creación.

ð    Juegos rítmicos con percusiones temporales.

ð    Juegos rítmicos con desplazamiento.

ð    Juegos rítmicos sobre el suelo.

ð    Independencia rítmica.

ð    Realización de diálogos rítmicos.

ð    Improvisación de ritmos.

ð    Diferentes tipos de marcha.

ð    Crear movimientos.

ð    Expresar corporalmente estados anímicos, emocionales, físicos y situaciones de grupo.

ð    Mostrar una danza y dibujar.

ð    Bailar diferentes ritmos.

ð    Descubrir movimientos lentos, fuertes, pesados, livianos, percusivos, descendentes, ascendentes, en diagonal, en suspensión, continuos, discontinuos, circulares, cuadrados...

ð    Vivencia corporal de sonidos: rrrrrr (vibración)...

ð    Creación de frases.

ð    Palabras clave.

ð    Discriminación y juegos con parámetros.

 

 

DANZA CON SORDOS

La danza puede exteriorizarse, sentir su cuerpo, salir de su

Soledad interior y comunicarse con el otro, con el grupo, liberando de esta manera sus angustias mediante una metodología correcta, pues habremos conseguido que sea capaz de expresar sucesivamente todo su mundo interior. La danza es expresión de vida y la podemos considerar como un juego, un grito, una súplica, un sentimiento...

LOS INSTRUMENTOS

Con los sordos comenzaremos utilizando los elementos de percusión de nuestro cuerpo. La expresión y vivencia musical debe inspirarse en los orígenes de la música y su resonancia afectiva. Las percusiones temporales nos proporcionan la toma de conciencia de la pulsación a nivel grupal e individual.

Deben predominar los de percusión de gran tamaño, sobre todo los de parche: bombo, tumbadora, timbales... pues producen vibraciones más intensas tocando la superficie con las manos. Los instrumentos con resonancias graves son los de parche pequeño como el pandero y la pandereta además de su fácil manejo que les permite desplazarse con ellos.

Los instrumentos de placa son de gran interés, especialmente el metalofón y xilofón por las resonancias graves y la riqueza de sus sonidos, altura de sus notas, variación rítmica, efectos rítmicos y sonoros, los glissandos serían el efecto del viento, el trémolo la caída de una hoja...

Los instrumentos de metal no son muy apropiados salvo dos:

'          Los cascabeles con correas que se fijan a las muñecas o

tobillos de los niños mientras se mueve.

'          Los platillos de gran diámetro cuya vibración es perceptible a través del aire.

 

El piano nos ayudará con los contrastes de altura, matices deintensidad y duración y sus efectos sonoros.

Otros instrumentos son los de la orquesta pero sólo con los niños de hipoacusias leves.

La audición debe planificares por la orquesta, con láminas de instrumentos, juegos de imitación, trabajos con dibujos... y de forma individual.

LA DANZA DE LA INTEGRACIÓN.

Musicoterapia en disminuidos auditivos

Maite León, coreógrafa, pedagoga y alma de esta compañía de danza tan especial, ha comprobado que la verdadera integración se da a través del arte. "En el teatro es donde existe un mundo común; es divino ver a los chicos preparados entre bambalinas, con los técnicos en sus puestos y todos con el objetivo de que la actuación salga bien". Su nombre titula a la Fundación Psicoballet que, en 1987, recibió el Premio Integración Reina Sofía. Son siete patronos, la mayoría de ellos con hijos discapacitados, que trabajan desde los años ochenta para que las artes escénicas ayuden a formarse a chicos con Síndrome de Down, parálisis cerebral, tendencias autistas o psicóticas. Bailarina profesional con Pilar López, ciudadana de París durante los sesenta y maestra de ballet en Madrid, Maite León fundó el Psicoballet después de tres años de trabajar las técnicas de la danza con su propia hija. Los médicos dijeron que con su anorexia cerebral ni se movería y, mucho menos, hablaría. Hoy, Maite recibe el regaño de su madre por charlatana y es una de las integrantes de esta compañía que estará en el Teatro Pradillo de Madrid los días 3 y 4 de diciembre. En el centro de la capital son doscientos alumnos, pero avisan que hay plazas vacantes. En Pamplona se ha abierto una segunda sede, con 135 pupilos, y hay escuelas de formación de profesores en toda España. Hace dos años, Maite León perdió a su compañero, Fidel, al sorprenderles una riada en Guadalajara. "Yo tuve que estar en silla de ruedas. Si no llega a ser por ellos no hubiese tenido fuerzas. Ahora les entiendo mucho más: he sentido sus mismos dolores". Todas las tardes tienen clase de danza, voz y maquillaje. Los viernes ensayan y con sus ballets han ido hasta América. "El mundo teatral les ha dado una salida profesional porque aquí no hay limitaciones. Hago las coreografías a su medida y la disciplina es la de una compañía profesional. Aunque, eso sí, siempre con cariño".