Murcia

Europa. España. Sequía climática. Regadíos. Riego. Alimentación hídrica. Efectos

  • Enviado por: Athenea
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

Sequía

Antes de zambullirnos directamente en el tema de la sequía, el cual vamos a tratar, querríamos dar nuestro punto de vista y explicar algunos conceptos para que no se mal interpreten. No intentamos criticar ninguna de las ideas que vamos a explicar sobre la escasez de agua en Murcia, pero hay que comprender que es un tema que nos afecta a todos y casi todo lo que hemos hecho por evitarlo ha sido un fracaso. Nosotras nos vamos a centrar tan sólo en el gasto que los agricultores producen, así como el papel de la contaminación y la situación geográfica de Murcia en la escasez de precipitaciones.

Los problemas de escasez se producen debido a la mala distribución del agua, pero éste es un problema que tocaremos más adelante, detallándolo más. Con estas breves líneas en las que hemos aclarado algunas cosas, pasamos a dar pie a las causas por las cuales se produce este gravísimo problema.

CAUSAS:

El gran problema de la Región murciana es, además del de la sequía climática el de la sequía estructural; la demanda de agua para riego asciende a más del doble de todos los recursos hídricos disponibles, demanda debida al continuo incremento de regadíos ilegales en la región. La falta de agua no es proporcional a la superficie del regadío, ya que ésta no para de crecer sobreexplotando las aguas subterráneas de la Región, y esto produce un consumo acelerado de las aguas de reserva. Unos de los peores problemas a los que se enfrenta la falta de agua en la región son:

- Regadíos ilegales: se están creando continuamente, al margen de la legislación. Leyes y decretos estatales desde 1985 hasta ahora han dejado cada vez más claro la imposibilidad de ampliar legalmente el regadío en la cuenca del Segura. Los regadíos ilegales siguen apareciendo por toda la región, alcanzando extensiones espectaculares, como pueden ser Mazarrón, Águilas o el Noroeste.

La mayoría de estos regadíos ilegales los han realizado grandes empresas y capitales ligados al agronegocio. Todas estas roturaciones y regadíos ilegales incumplen además la ley de protección del medio ambiente. Muchas de estas roturaciones y transformaciones de uso se están realizando en áreas de alto valor ecológico, terrenos públicos como las ramblas e incluso dentro de espacios protegidos.

A pesar de la clara ilegalidad de estos regadíos, ni la Confederación Hidrográfica del Segura ni el Gobierno Regional han hecho nada para impedirlos. En lo que va de año, Ecologistas en Acción han denunciado más de 30 regadíos ilegales, denuncias que constituyen una pequeña fracción de los casos que se conocen. Estas denuncias presentadas no han surgido efecto.

- Sequía climática: las elevadas temperaturas y la escasez de precipitaciones provocan en la región de Murcia que se de una agricultura de regadío. Esto provoca que se consuma más agua de la disponible en la región. Las precipitaciones son escasas, pero cuando llueve lo hace de forma torrencial, y como las calles no están preparadas para esto, se desperdicia gran cantidad de agua, inundándose éstas. En la huerta, la gran precipitación de agua de una sola vez hace que los cultivos se echen a perder, creando grandes daños, tanto económicos como agrícolas. La alta temperatura hace que la vegetación espontánea sean matorrales típicos del clima mediterráneo, como es el palmito.

- Los agricultores han intentado aprovechar al máximo el agua de la región. En la región de Murcia el agua es escasa por diversos motivos que ya hemos explicado, pero los cultivos de Murcia al ser de regadío necesitan gran cantidad de agua, para lo cual se crearon los trasvases. El río Segura desde su nacimiento a su desembocadura sufre grandes sangrías por parte de los agricultores haciendo que vaya perdiendo caudal, pero ésta no es la única pena que sufre, sino que además de todo esto la gran mayoría de las fábricas que se encuentran a su paso, vierten en él todos los desechos, sobre todo cuando llueve aprovechando que el río baja con fuerza. Esto hace que el río Segura sea el más contaminado de España, así como uno de los más contaminados de Europa. Además, hay que añadir que el trasvase Tajo-Segura no aporta la suficiente agua como para aguantar semejante tortura.

CONSECUENCIAS:

Estos problemas causan gravísimas consecuencias, ya sea a la larga o en un corto periodo de tiempo. Uno de ellos puede ser que al sobre explotar la tierra, deja ésta sin agua y debilitada en un grado muy alto. Lo que provoca la gran contaminación de nuestro río es debido a las pocas precauciones que toman las fábricas al verter todos sus residuos al río. Pero lo peor es que no hacemos nada por evitarlo. Esto acarrea consigo problemas tanto políticos como sociales. No basta con que intenten tapar el nauseabundo olor. Al ser Murcia una ciudad en la que no llueve con mucha frecuencia con ayuda de otras ciudades excedentes en agua somos una de las mayores productoras de frutas y hortalizas, pero esto supone tener que comprar agua a otras provincias y un gran gasto económico. Aunque son indispensables los periodos de sequía para la realización de las principales operaciones de cultivo.

METODOS PARA EVITAR LA SEQUIA

Para asegurar la alimentación hídrica de la planta durante varios días en ausencia de precipitaciones se utiliza las reservas de agua. Estas reservas varían según las propiedades y la profundidad del suelo, de las condiciones climáticas y del poder de exploración del sistema radical de los vegetales.

Las principales armas para limitar los efectos de la sequía son el riego la eliminación de plantas adventicias, una buena fertilización y un sistema radial eficaz.

1.- El riego:

- el riego por goteo: se utiliza sobretodo para los árboles y la vid. Consiste en mantener la humedad necesaria para las plantas

- el riego por aspersor: muy costoso, saliniza más la tierra, desperdicia más agua y es menos eficaz

- el riego por inundación, clásico, que debe ser evitado por la gran cantidad de agua que precisa.

2.- La eliminación de plantas adventicias: ahorra el agua necesaria para la supervivencia de la maleza que surge en terrenos de cultivo dedicados a otras plantas.

3.- Una buena fertilización: consiste en mantener la tierra en estado favorable para el correcto crecimiento de las plantas.

4.- Un sistema radial eficaz que es la lógica distribución de los cultivos para mayor aprovechamiento del suelo

Noticia: mientras la capacidad de regulación de la cuenca parece casi agotada la creciente escasez de recursos hídricos durante los últimos años ha aprovechado un importante descenso de las superficies regadas y en menor medida de las superficies regables. Los cultivos herbáceos reaccionan lógicamente con mayor intensidad ( 24.4%) aunque también el descenso de las superficies de arbolado resultan con más del 15% muy importante. La superficie regable disminuye un 5.6%, mientras que la superficie regada lo ha hecho en un 19%.

Las primeras comparaciones parciales sugieren que varias causas parecen haber contribuido a una fase prolongada de bajas aportaciones en los embalses de la cabecera de la cuenca:

- una recuperación relativamente corta entre la última sequía y la actual.

- la extrema gravedad de la sequía de la primera mitad de los años 80

- la bajada relativa de la pluviosidad en la cabecera durante el último ciclo.

Esta crisis de aportaciones en la cabecera de cuenca del Segura coinciden con una fase de igualmente muy bajas aportaciones a la cabecera del Tajo. Esta observación confirma una vez más la ya estadísticamente comprobada correlación entre los ciclos secos y húmedos en las cabeceras de ambas cuencas.

La cabecera de la cuenca del Tajo sufre desde hace 15 años un ciclo continuado de aportaciones reducidas que no alcanzan en ningún año su media histórica. No existe un precedente anterior conocido. La media durante este ciclo seco ha sido de 737 hectómetros cúbicos, el 57% del promedio de toda la serie de 1912 hasta 1993. el muy acusado descenso de las reservas a principio de los años 80 se debe solo en parte a la reducción de las aportaciones y el inicio de trasvase hacia la cuenca del Segura. En aquellos años se realizaron también importantes desembalses con la finalidad de una producción hidroeléctrica, según datos admitidos por la propia Confederación del Tajo. Obviamente no se contaba entonces que se produjera un ciclo seco de semejante envergadura.

El impacto sobre las macro magnitudes agrarias ha sido muy relevante. Comparando los datos de 1990 y los de 1993, se aprecia una reducción de la producción final agraria hasta el 77% del valor del primer año y hasta el 69% en el caso de la renta agraria, caídas que aún serán superiores cuando se conozcan las estadísticas definitivas correspondientes a 1994.

El análisis de la serie estadística de superficie forestal quemada en Murcia no revela en principio una correlación directa aparente con la sequía, ya que depende en cuanto al origen de los incendios de factores independientes de la escasez pluviométrica. No obstante, durante el periodo 89-93 se observa un sensible aumento de la superficie arrasada, particularmente en 1994, por el gran incendio del Noroeste que afectó a 98000 hectáreas.

Se has identificado impactos sobre el estado fitosanitario de las masas forestales y la conocida como “síndrome de las secas”, en la especie del género Quercus.

Se ha producido un aumento general del estrés de los ecosistemas y una disminución o desaparición del caudal ecológico, en particular dentro de la única reserva natural de la Región (Cañaverosa, T.M. de Calasparra y Moratalla), que recogen los últimos restos bien conservados de la vegetación ribereña.

Trabajo de Sociales

Sequía

Murcia

COLEGIO:

MARISTAS “LA MERCED-FUENSANTA”