Mundo de las ideas de Platón

Filosofía griega. Pensamiento platónico. Períodos filosóficos

  • Enviado por: Sergio Rey
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Executive MBA (Sevilla)
EOI
Alcanzar hoy ciertos niveles profesionales exige un conocimiento más profundo y completo de las organizaciones, así...
Solicita InformaciÓn

Maquiavelo y el Antimaquiavelismo en España (realismo y utopía)
UNED
Este curso analizará la repercusión de Maquiavelo en España sobre dos niveles: un nivel genérico estará dedicado a...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Platón (427 a.C.)

Fue el discípulo más importante de Sócrates. Fue de familia aristocrática por lo que fue natural que se dedicara a la política, sin embargo lo abandonó después de la condena de Sócrates ya que no pudo asimilar que una sociedad democrática condenara a una persona por expresar sus ideas. Tuvo tanto interés por la política debido a la teoría de Sócrates de que el sabio es el que tiene conocimiento. Es decir, que no le parece bien que todos los ciudadanos de la democracia fueron elevados al nivel de políticos, ya que consideraba que el político es el que sabe de política, un especialista en ese asunto. De la misma manera que un zapatero es el que conoce todo lo que hay que saber acerca de los zapatos y no cualquier ciudadano de la democracia.

Platón tuvo un modelo de sociedad e intentó establecerla dos veces en Sicilia, fracasando en ambas.

Él pensaba que los filósofos tenían que ser gobernantes porque eran los únicos sabios y capaces de gobernar, pero como éstos no lo eran, intentó, la primera vez en Sicilia, convertir a los gobernantes en filósofos. En este primer viaje no consiguió influir en Dionisos I y despertó su furia, por lo que lo condenó a ser vendido como esclavo. Afortunadamente fue liberado por un ateniense tras ser comprado por el mismo. Tras su liberación fundó la escuela filosófica La Academia y se dedicó a la enseñanza, pero no como los sofistas de forma práctica, sino investigando con sus discípulos. A Platón le interesaban mucho las matemáticas y en su Academia había un lema en la entrada que decía: “Que nadie entre aquí si no es geómetra”.

En el segundo intento volvió a fracasar en Sicilia cuando ya alcanzaba la edad de 60 años, por lo que regresó a Atenas.

Alma: Platón la entiende como la parte intelectiva y no empírica del hombre. Es en el Fedón donde Platón expone sus ideas sobre el alma. Todos los filósofos griegos admiten la existencia del alma, aunque hay fundamentalmente 2 planteamientos:

  • El alma como principio de vida. De esto se desprendería que: todos los seres vivos tienen alma, perece al morir los seres y que está unida substancialmente o naturalmente al cuerpo.

  • El alma como principio de conocimiento. Por el contrario, si atendemos a esta postura, el alma sería propia únicamente del hombre, eterna o inmortal y unida accidentalmente o de manera antinatural con el cuerpo.

Para recordar las ideas que el alma trajo consigo es necesario que se libere de la dimensión sensoriocorporal que la tiene encarcelada. Así, el ser humano es una unión accidental entre cuerpo y alma. El alma pertenece al mundo de las ideas (inteligible) mientras que el cuerpo pertenece el ámbito físico (sensible), por ello el cuerpo es cambiante, en continuo movimiento y el alma es eterna y permanente y responsable del conocimiento.

sus obras se pueden dividir en:

  • Período socrático. ! Lisis, Cármides, Laques.

  • Hace un homenaje a Sócrates, enunciando sus teorías.

  • Período de madurez. ! El banquete, Fedón, Menón, República.

  • Expone sus propias teorías.

  • Período crítico. ! Parménides, Sofista, Leyes, Timeo.

  • Pone en cuestión sus propias teorías del anterior período.

    Cómo llegó Platón al concepto de idea:

  • Mediante el ámbito de las matemáticas

  • Tomemos como ejemplo el círculo.

    La definición de círculo, es decir, la circularidad, nos dice que es una serie de puntos que equidistan de uno de ellos. Pero al intentar representar esa idea lo único que conseguiremos es una aproximación del concepto de circularidad. Sin embargo, si los círculos no están representados no existen, mientras que el concepto sigue existiendo sin depender de si hay más o menos círculos.

    Por lo tanto, los objetos de estudio matemáticos son los conceptos ideales, es decir, que las matemáticas se ocupan de la circularidad y no del círculo. De lo que deducimos que la ciencia tiene como objeto lo imaginario, cosa con la que Platón no está de acuerdo ya que afirma que el máximo conocimiento, que son las matemáticas no pueden tener como objeto algo inventado. Entonces su solución es intentar darle la máxima realidad a las matemáticas, cosa que no puede hacer ya que al plasmar los conceptos éstos de transforman e incumplen las condiciones, es decir, que los conceptos ideales no pueden existir en este mundo porque si la ciencia estudia la realidad y la realidad no puede estar plasmada en este mundo, es que este mundo no es objeto de estudio de la ciencia. Por lo que Platón inventa el mundo de las ideas, el cual es real y contiene los conceptos ideales, en contra de este mundo que es irreal.

    Mediante el ámbito de las discusiones socráticas.

    Tomando como ejemplo la belleza, la justicia,... Platón vio que era muy difícil definirlas, ya que son cosas relativas aunque todos estemos de acuerdo que existen, pero al intentar representarlas el resultado son aproximaciones, por lo que, el concepto ideal de belleza, justicia,... solamente puede existir en el mundo de las ideas.

    La primera formulación de la teoría de las Ideas, que ya aparece en el período de madurez, nos dice que las Ideas no son simples conceptos, son Realidades que existen con independencia de las cosas. Más aún: son la misma realidad, cada idea es única, eterna, inmutable e inalterable.

    La idea no es el mero acto de pensar o saber, no es un conocimiento que se adquiere con el esfuerzo de la reflexión; las Ideas son preexistentes, algo que ya se tiene; la Idea es algo real, no es nada físico, ni psíquico, es una Idea real, o una Realidad ideal.

    ¿Qué era lo que a Platón le interesaba averiguar ante todo?

    Podemos decir que a Platón le interesaba la relación entre lo eterno y lo inalterable, por un lado, y lo que fluye, por el otro. Los sofistas y Sócrates abandonaron las cuestiones de la filosofía de la naturaleza, para interesarse más por el ser humano y la sociedad. Pero también los sofistas y Sócrates se interesaban en cierto modo por la relación entre lo eterno y lo permanente por un lado, y lo que fluye por el otro. Se interesaron por esta cuestión en lo que se refiere a la moral de los seres humanos, y a los ideales o las virtudes de la sociedad. “La cuestión entre lo bueno y lo malo es algo que fluye”.

    Platón intenta comprender al ser humano desde el dualismo cuerpo-alma, pensado a partir del dualismo cosa-Idea. El hombre es una unión de alma y cuerpo, resultando éste una especie de cárcel o tumba de aquella. La muerte libera al alma de su prisión.

    Platón distingue tres dimensiones o facultades en el alma: la razón, el sentimiento y el deseo. A estas dimensiones corresponden, respectivamente tres virtudes o hábitos morales: la prudencia, la fortaleza y la templanza. La justicia no es una virtud particular más, sino general, integradora, que abarca a todas las demás. Ella es la relación entre la prudencia, la fortaleza y la templanza. Por eso Platón propone que el Estado justo, reproduzca a su manera esa triple división del alma y de la virtud. Esto significa organizar a los ciudadanos en tres clases -filósofos, soldados y pueblo-, de acuerdo con las tres grandes funciones que deben ser atendidas en toda sociedad: gobierno, seguridad y producción. Los individuos, serán orientados por el Estado, al ejercicio de una u otra función, según la disposición “psicológica” y moral de cada uno, una vez desarrollada por la educación.

    La formación de los guerreros combinará la “música”, o cultura general, con la gimnasia o entrenamiento militar.

    La educación de los gobernantes incluirá las matemáticas y la dialéctica.

    ALMA

    VIRTUD

    ESTADO

    EDUCACIÓN

    Razón

    Prudencia

    Gobernantes filósofos

    Dialéctica y matemáticas

    Voluntad

    Fortaleza

    Soldados

    Música y gimnasia

    Deseo

    Templanza

    Pueblo

    Formación elemental