Mujeres al borde de un ataque de nervios; Pedro Almodóvar

Cinematografía. Ficha técnica. Surrealismo. Historia singular. Reparto femenino. Análisis dramático y Cinematográfico. Personajes

  • Enviado por: Nicolás Quesada
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

Crítica cinematográfica:

Ficha técnica

  • Dirección / Guión: Pedro Almodóvar.

  • Director de fotografía: José Luís Alcaine.

  • Sonido: Guilles Ortion.

  • Montaje: José Salcedo.

  • Decorador: Félix Murcia.

  • Música: Bernardo Bonezzi.

  • Canciones: “Soy infeliz” (Lola Beltrán).

“Puro teatro” (La Lupe).

  • Producción: El Deseo S.A.

  • Duración 1h 35min

  • Año: 1987.

  • Intérpretes:

Carmen Maura (Pepa) Loles León (Cristina)

Fernando Guillén (Iván) Chus Lampreave (portera)

Julieta Serrano (Lucía) Guillermo Montesinos (taxista)

Antonio Banderas (Carlos) Francisco Caballero (presentadora de TV)

María Barranco (Candela) Agustín Almodóvar (empleado de la agencia inmobiliaria)

Rossy de Palma (Marisa) Kiti Manver (Paulina)

En “Mujeres al borde de un ataque de nervios” nos encontramos dentro de una trama adaptada de Almodóvar, que como él mismo admite, no conserva más que unos pocos puntos en común con la historia original. En este caso, el film comparte con la novela que ambos tratan la historia de un solo personaje, sin ramificarse a lo largo de la narración. Pepa es este personaje central, y toda la historia se explica a partir de sus situaciones, con algunas subtramas de otros personajes, por supuesto, pero con un centramiento especial.

Como en todas sus películas, Almodóvar nos muestra aquí una historia singular, que junto con el tratamiento que se le da, obtiene un aspecto harto surrealista. Resumiendo el film, podemos decir que éste trata sobre una mujer desesperada y una maleta llena de recuerdos, y cómo no, el amor es el hilo que une estos dos elementos (y el resto de subtramas):

Pepa es abandonada por su amante, Iván, y espera a que venga a por su maleta para marcharse, pero no consiguen ponerse en contacto. A la par, Candela, se ve involucrada en una historia pasional con unos terroristas “chiitas”, y una pareja, Carlos (que resulta ser hijo de Iván) y Marisa vienen a alquilar el piso de Pepa. Lucía, la exmudjer de Iván, padece de un desiquilibrio mental que la lleva a cometer varias locuras, intentando asesinar a Iván. Finalmente, en la escena final, Pepa libra a Iván de la muerte y asume que ya no está enamorada de él.

Análisis dramático

Nos damos cuenta que el film comienza con una voz en off que nos da, ya desde el principio, una dimensión reflexiva muy bien conseguida. “Mujeres al borde un ataque de nervios” se inicia narrando el problema de un personaje, y este mismo problema se ve ensalzado por la conexión directa de los problemas del resto de personajes. Almodóvar consigue unir a casi todos los personajes de una manera muy eficaz, para que Pepa no pierda en ningún momento el protagonismo. Este centramiento en el personaje de Pepa se ve acentuado también por la situación de la gran parte de las escenas, su piso de Madrid; allí se reúnen los personajes continuamente, y se fuerza así a que gran parte de los sucesos ocurran en aquel espacio, cosa que nos hará ver claramente, repito, a Pepa como personaje principal.

El contestador telefónico adquiere en esta película el rango de “personaje”, entendiéndose que adquiere un papel muy importante: su uso difiere totalmente de la realidad, pues consigue que la información no se transmita. En base a esto y a otros refuerzos (como el lanzamiento del teléfono por parte de Pepa), el espectador ve claramente que el film basa su aspecto dramático en la incomunicación. Continuamente los personajes necesitan comunicar algo a otros personajes, incluso a ellos mismos; escena tras escena la incomunicación hace acto de presencia, y solo a medida que nos hacercamos al final de la película, algunos de los mensajes consiguen ser transmitidos.

Análisis cinematográfico

La imagen general del film nos dice contínuamente: “esta película es de Almodóvar”. El espectador, ya sea un ismple aficionado o el más firme incondicional del cine de este director, distingue en este film sus rasgos más característicos.

Cómo no, el color rojo ha de estar presente en cada uno de los planos de la película, y los colores vivos caracterizan cada uno de los decorados donde se desarrolla la acción.

La estética de la película se podría clasificar dentro de la estética pop, pero con una elegancia por encima de lo normal. Cada uno de los decorados está perfectamente equilibrado, las imágenes salen de la pantalla con igual fuerza por cada una de las esquinas, exceptuando, claro está, aquellas en que para dar una dramatización especial, un elemento o bien un personaje ha de sobresalir por encima de lo demás.

La acción transcurre a un ritmo muy rápido, a pesar de la utilización de encuadres amplios. Esto se consigue a base de planos de corta duración, y con diálogos rápidos, punzantes e irónicos como los de esta película.

Personajes

Encontramos unos personajes muy especiales, propios de los films de Almodóvar.

En Pepa, el personaje principal con diferencia, vemos una clara evolución: al principio es una mujer dolida, amargada, pero con fuerza de voluntad y acciones y situaciones insólitas consigue superar el trance que le ha producido su amante.

La contra-evolución la encontramos en Lucía, una mujer encerrada en la década de los 60, que se empeña en eliminar todo recuerdo de su exmarido. Es por eso que no aprecia a su hijo, Carlos, e intenta eliminar al final de la película al propio Iván. En palabras del propio Almodóvar: “es un elemento dramático muy fuerte pero con un contenido muy cómico”, que viene dado por su personalidad ezquizofrénica y us manera de vestir.

Marisa, encarnada por Rossy de Palma, simboliza también una evolucion: una mujer virgen al principio, que tras el sueño provocado por gazpacho (símil de un elixir mágico que la traslada a otro mundo), despierta al final de la película como una mujer nueva.

Opinión personal

Esta es claramente una gran película, y así lo demuestran el gran número de nominaciones y de premios, entre ellos el Premio al Mejor Guión en el Festival de Cine de Venecia. Almodóvar, guionista de todas sus películas, trata en ellas situaciones disparatadas, que rayan en el surrealismo, de modo completamente natural, como algo cotidiano. Eso las hace verosímiles. Así esta historia parece algo que uno mismo no sabría si determinar como posible o no ...

Esta ha sido mi primera película de Almodóvar, y ha sido realmenrte impactante. El análisis del film, que he llevado a cabo mediante la lectura de publicaciones, a parte del visionado de la película, me ha llevado dentro del mundo del cine de este director español, incrementando grandemente mi curiosidad por las maneras y formas de su cine.

Nicolás Quesada Cirre 17/12/1999

Realización 1

C1 Guión

“Mujeres al borde de un ataque de nervios”

“Mujeres al borde de un ataque de nervios”