Mitología griega

Mitos griegos. Dioses. Politeismo. Castigo. Protección. Anécdotas mitológicas

  • Enviado por: Gytchy
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad


MITOLOGÍA GRIEGA

La religión de los griegos era politeísta (adoraban y temían varios dioses), y antropomórfica. Los dioses manifestaban total semejante física y psíquica con los hombres; comían, amaban, reían, lloraban, luchaban...

Los dioses griegos intervenían en la vida de los hombres, bien castigándolos o protegiéndose. Eran inmortales y poderosos. El conjunto de hechos en los que intervienen los dioses y que de alguna manera, intentan dar una explicación simbólica y poética del mundo en el que viven los hombres, se conoce con el nombre de mitología.

Todo empieza con Caos, inmensidad vacía, que según los antiguos había precedido a la formación del universo. En el seno de este abismo primordial coexistían, dos entidades indefinibles, la Tiniebla (Erebo) y la Noche (Nicte), que al separarse la una de la otra, y ambas del Caos, dieron lugar al “nacimiento” de Gea (la Tierra) que engendro por si sola a Urano (el cielo).

1º GENERACIÓN

Estos dos se unieron, y Urano la cubrió por completo y de su unión nacieron los seis titanes y las seis titanides, luego los cíclopes y los hecatonquiros, gigantes de 100 brazos. Pero ninguno de sus hijos llagaba a ver jamás la luz porque su esposo Urano, que la cubría con su cuerpo en un continuo acto de fecundación, impedía el alumbramiento de su descendencia, condenada a permanecer en el vientre de Gea. Ella entregó a su último hijo, Crono, la hoz ritual y le pidió que castrara a Urano para liberarla.

2º GENERACIÓN

Crono liberó a su madre y encerró a todos sus hermanos en el Tártaro porque eran demasiado poderosos y tenía miedo de ellos. Se unió a su hermana, la titanide Rea (la fertilidad.) Hestia (el hogar), Deméter (los cultivos), Hera (la familia), Poseidón (el mar) y Hades (el infierno) fueron sus hijos a los que se iba comiendo nada más nacer porque Gea le predijo que sería destronado por uno de sus hijos. Gea aconseja a Rea que esconda un hijo para que no se lo coma Cronos y Rea esconde a Zeus en Creta donde es criado por la cabra Amaltea y entrega a Crono una piedra envuelta en pañales. Cuando Zeus creció, se rebeló contra su padre y lo destronó. Crono, derrotado, se vio obligado a devolver la vida al resto de sus hijos que cruelmente había devorado y posteriormente fue arrojado al Tártaro.

  • Hestia: Diosa virgen. Forma parte de los doce Olímpicos, carece de mitos propios. Era la diosa del hogar.

  • Demeter: Diosa de la tierra cultivada, la que alimenta a los hombres. Cuando su hija Persefone fue raptado por Hades que la llevo al infierno, Demeter dejo el Olimpo.

  • Hera: Divinidad tutelar del matrimonio y la familia. Era celosa, violenta y vengativa. No cesaba de acosar y castigar a las amantes de su marido y hermano Zeus.

  • Poseidón: Dios del mar y del elemento liquido. Era ambicioso, intrigante y pendenciero.

  • Hades: Soberano del temeroso mundo de los Infiernos. Es aborrecido por todos a pesar de que no era malvado ni injusto. Se casa con Persefone hija de Demeter.

3º GENERACIÓN

Zeus, dios supremo, de la naturaleza física y de los grandes fenómenos celestes donde se manifiesta toda la vida cósmica: personificación del cielo y su esplendor, símbolo de la lluvia, del viento, de las tormentas, del ciclo de las estaciones, de la sucesión del día y la noche. Es el dios del rayo y el amo de los elementos. Su función es restablecer el equilibrio del Universo y proteger los privilegios de los dioses. Su poder también se extiende sobre los hombres. Es dios de la justicia, dios salvador, como dijo Homero: “El padre de los dioses y de los hombres”. Antes de reinar en el olimpo tuvo que combatir contra titanes durante 10 años. Al liberar a los hecatonquiros, estos le proporcionaron el rayo. El poder lo repartió con sus dos hermanos, Hades se quedo con el mundo subterráneo, Poseidón con el mundo submarino y él con el cielo. Se casa con su hermana Hera y de su matrimonio tiene a Ares (la guerra) y a Hefesto (el fuego). De otras amantes incluida su hermana Deméter, tiene a Dionisio (el vino), Hermes (el mensajero), Atenea (la sabiduría), Artemisa (la caza), Apolo (la belleza) y Afrodita (el amor y la belleza).

  • Atenea: Diosa de Atenas. Su templo era el Partenón. Nació de la cabeza de Zeus cuando este pidió a Hefesto que le abriese la cabeza la cabeza dé un hachazo, pues sufría unos fuertes dolores de cabeza después de haberse tragado a su esposa Metis al saber que estaba encinta por miedo a que el futuro hijo lo destronase. Tras haberle dado el hachazo salió Atenea, ya adulta, completamente armada al tiempo que lanzaba un grito de guerra dando a entender que estaba dispuesta para el combate. De su madre heredó la sabiduría. Es la hija predilecta de Zeus. La diosa guerrera y de la sabiduría que se opone a Ares, dios de la furia irracional, que lanza al hombre contra el hombre en un furor asesino. También se opone a Afrodita que ejerce su poder sobre los hombres que la diosa de la sabiduría desprecia. Ello no le impide participar en concurso de belleza arbitrado por Paris junto a Hera y a Afrodita, por la manzana destinada “A la más bella”.

  • Artemisa: Diosa de la castidad y de la caza. Hija de Zeus y Leto. Era orgullosa y arisca. Deseaba permanecer virgen siempre y protege la castidad de los jóvenes y doncellas, a quienes intenta apartar de su enemiga Afrodita. Es la protectora tradicional de las amazonas.

  • Afrodita: Diosa del amor y la belleza. Forma parte de los doce grandes dioses del panteón olímpico, con el mismo rango que Atenea o Apolo pero no pertenece ni a esta generación de hijos de Zeus -a pesar de la tradición de que es hija de este último con Dione- ni tampoco a la de los descendientes de Crono. En realidad se trata de una divinidad prehelénica que se remonta a las grandes diosas madres del mediterráneo oriental. Su culto, de origen sirio, se extendió a través de los fenicios desde Chipre y Citera hasta la Grecia continental. Encarna la omnipotencia del deseo amoroso, al cual se hallan sometidos todos los seres vivos. Según la mas conocida tradición nació de los órganos sexuales de Urano después de que Crono lo mutilase y arrojase sus órganos sexuales al mar.

  • Ares: Dios de la guerra. Era odiado por la mayoría de los dioses del Olimpo, incluido su padre. Varias veces quede en ridículo delante de todos los dioses

  • Apolo: Dios del fuego solar, de la belleza, de las artes plásticas, de la música, y de la poesía. Su hermana gemela es Artemisa, igual que la hermana gemela del sol es la luna. Fue expulsado de Olimpo dos veces, una por haber conspirado contra Zeus, con Poseidón, Atenea y Hera y otra por haber asaetado con sus flechas a los cíclopes aliados de Zeus.

  • Hermes: Hijo de Zeus y Maya. Es el mensajero de Zeus tanto ante los dioses como ante los hombres. Es el protector de los mercaderes, de los viajeros y de los ladrones. Salva a Ares cuando estaba prisionero de los Aloádas, socorre a Zeus en su lucha contra Tifón.

  • Hefesto: Dios del fuego. Es feo, deforme y lisiado. Su madre, Hera, cuando lo parió le pareció tan feo que lo arrojo a la tierra. Más tarde, cuando este fue mayor, le regalo a su madre un trono que cuando se sentase quedaría atrapada en él para siempre. Pero Hefesto la libero de la silla con la condición de que le fuese permitido regresar al Olimpo y casarse con Afrodita.

  • Dionisio: Dios del vino. No nació dios, adquirió la divinidad posteriormente. Zeus encargó a Hermes que lo escondiese de Hera en Nisa porque esta lo quería matar.

MITOS Y ANECDOTAS

Mito de Demeter (las estaciones): Demeter tuvo con su hermano Zeus una hija a la que adoraba, Core. Hades, se enamoró de ella. Un día que la joven recogía flores en el campo, la tierra se abrió a sus pies y de sus profundidades surgió un carro tirado por caballos negros que rapto a la joven llevándola al reino de las sombras. Alertada por los gritos de su hija, Demeter recorrió el mundo con una antorcha en cada mano, en una búsqueda angustiada que duró nueve días y nueve noches. El empeño fue en vano, Helio, que todo lo ve, le reveló al fin la verdad. Demeter se negó entonces a regresar al Olimpo y cumplir con sus obligaciones. Disfrazada bajo la apariencia de una anciana, reemprendió su doloroso errar, que la condujo esta vez a Eleusis, sonde recibió la hospitalidad del rey Céleo y su esposa. Contratada como nodriza del pequeño Príncipe Demofonte, hijo menor de los monarcas, decidió, movida por la gratitud, convertirlo en inmortal, para lo cual le sometía todas las noches a la acción del fuego purificador. Sorprendida por la reina, Demeter, abandonó el palacio no sin antes revelar quien era y reclamar la construcción de un templo. Zeus para que Deméter volviese al Olimpo obligó a Hades a permitir a Persefone subir al Olimpo la mitad del año. De este modo en primavera sube la savia de las plantas y Deméter feliz cubre la tierra con un manto de vegetación durante el verano hasta que las semillas caen al suelo y se hunden en la tierra, que vuelve a conocer entonces la desolación del invierno.

“A la más bella”: Éride, la diosa de la discordia no fue invitada a la boda de Tetis y Peleo por lo cual, dejó caer una manzana con un mensaje que decía: “A la más bella”, para crear lo que más le gustaba, la discordia. Atenea, Hera y Afrodita se peleaban porque cada una creía que era la más bella. Decidieron para resolver el conflicto que Paris escogiese a la más bella. Afrodita le dijo a Paris que si decía que era ella le daría a la mujer más bella del mundo, Helena, reina de Esparta, pero casada. Éste la rapta y a continuación tiene lugar la conocida guerra de Troya.

Adulterio: Afrodita estaba casada con Hefesto que no tenía ningún atractivo físico y era deforme. Esta mantenía relaciones sexuales extramatrimoniales con Ares. Hefesto sorprendió a los dos y les echo unas mallas invisibles inmovilizándolos, cuando ambos se entregaban a sus amores adúlteros. Hefesto redondeo su hazaña exponiendo a la pareja, todavía enlazada, a las miradas burlonas y envidiosas de los demás dioses.