Minería

Ingeniería de minas. Sistemas de extracción. Geología. Explotación. Economía. Medio ambiente

  • Enviado por: Liliana Erickson De Corniel
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 33 páginas

publicidad
cursos destacados
Tutorías de Matemática y Ciencia en vivo
Tutorías de Matemática y Ciencia en vivo
Este curso es en relidad un medio de pago para aquellos que deseen tomar el nuevo servicio de tutoría que presta...
Ver más información

Curso de Matemáticas para Administradores CEIPA
Curso de Matemáticas para Administradores CEIPA
Ahora los estudiantes que estudien el núcleo diseñado por Tareasplus y CEIPA Business School y pasen el examen de...
Ver más información


LA MINERIA

Minería, obtención selectiva de minerales y otros materiales (salvo materiales orgánicos de formación reciente) a partir de la corteza terrestre. La minería es una de las actividades más antiguas de la humanidad.

Se puede decir que la minería surgió cuando los predecesores de los seres humanos empezaron a recuperar determinados tipos de rocas para tallarlas y fabricar herramientas. Al principio, la minería implicaba simplemente la actividad, muy rudimentaria, de desenterrar el silex u otras rocas. A medida que se vaciaban los yacimientos de la superficie, las excavaciones se hacían más profundas, has que empezó la minería subterránea.

Por lo general, la minería tiene como fin obtener minerales o combustibles.

Un mineral puede definirse como una sustancia de origen natural con una composición química definida y unas propiedades predecibles y constantes. Un recurso mineral es un volumen de la corteza terrestre con una concentración anormalmente elevada de un mineral o combustible determinado. Se convierte en una reserva si dicho mineral, o su contenido, se puede recuperar mediante la tecnología del momento con un costo que permita una rentabilidad razonable de la inversión en la mina.

Hay gran variedad de materiales que se pueden obtener de dichos yacimientos. Pueden clasificarse como sigue:

  • Metales: incluyen los metales preciosos (el oro, la plata y los metales del grupo platino), los metales siderúrgicos (hierro, níquel, cobalto, titanio, vanadio y cromo), los metales básicos (cobre, plomo, estaño y cinc), los metales ligeros (magnesio y aluminio), los metales nucleares (uranio, radio y torio) y los metales especiales, como el litio, el germanio, el galio y el arsénico.

  • Minerales industriales: incluyen los de potasio y azufre, el cuarzo, la trona, la sal común, el amianto, el talco, el feldespato y los fosfatos.

  • Materiales de construcción: incluyen la arena, la grava, los áridos, las arcillas para ladrillos, la caliza y los exquisitos para la fabricación de cemento. En este grupo también se incluyen la pizarra para tejados y las piedras pulidas, como el granito, el travertino o el mármol.

  • Gemas: incluyen los diamantes, los rubíes, los zafiros y las esmeraldas.

  • Combustibles: incluyen el carbón, el lignito, la turba, el petróleo y el gas (aunque generalmente estos últimos no se consideran productos mineros). El uranio se incluye con frecuencia entre los combustibles.

Existen cuatro sistemas fundamentales de extracción minera: la minería de superficie (que incluye las canteras), la minería subterránea, la minería por dragado (que incluye la minería submarina) y la minería por pozos de perforación.

SISTEMAS DE EXTRACCION

  • Minería de Superficie

La minería de superficie es el sector más amplio de la minería y se utiliza para más del 60% de los materiales extraídos. Las minas a cielo abierto suelen ser de metales; en las explotaciones al descubierto se suele extraer carbón, las canteras suelen dedicarse a la extracción de materiales industriales y de construcción, y en las minas de placer se suelen obtener minerales y metales pesados (con frecuencia oro, pero también platino, estaño y otros).

Minas a Cielo Abierto

Son minas de superficie que adoptan la forma de grandes fosas en tenaza cada vez más profundas y anchas.

La extracción empieza con la perforación y voladura de la roca. Esta se carga en camiones con grandes palas eléctricas o hidráulicas, o con excavadoras de carga frontal, y se retira del foso.

El material clasificado como mineral se transporta a la planta de recuperación, mientras que el clasificado como desecho se vierte en zonas asignadas para ello. A veces existe una tercera categoría de material de baja calidad que puede almacenarse por si en el futuro pudiera ser rentable su aprovechamiento.

Muchas minas empiezan como minas de superficie y, cuando llegan a un punto en que es necesario extraer demasiado material de desecho por cada tonelada de mineral obtenida, empiezan a emplear métodos de minería subterránea.

  • Explotaciones al Descubierto

Las explotaciones al descubierto se emplean con frecuencia, aunque no siempre, para extraer carbón y lignito. La principal diferencia entre estas minas y las de cielo abierto es que el material de desecho extraído para descubrir la veta de carbón, en lugar de transportarse a zonas de vertido lejanas, se vuelve a dejar en la cavidad creada por la explotación reciente.

Canteras

Las canteras son bastantes similares a las minas a cielo abierto, y el equipo empleado es el mismo. La diferencia es que los materiales extraídos suelen ser minerales de construcción. Casi todo el material se transforma en productos.

Minas de Placer

Los placeres son depósitos de partículas minerales mezcladas con arena o grava. Las minas de placer suelen estar situadas en los lechos de los ríos o en sus proximidades, puesto que la mayoría de los placeres son graveras de ríos actuales o graveras fósiles de ríos desaparecidos.

  • Minería Subterránea

La minería subterránea se puede subdividir en minería de roca blanda y minería de roca dura.

Minería Subterránea de Roca Blanda: El Carbón

En la minería de roca blanda se perforan en la veta de carbón dos túneles paralelos separados por unos 300mts. Se abre una galería que une ambas entradas, y una de las paredes de dicha galería se convierte en el frente de trabajo para extraer el carbón.

Minería Subterránea de Roca Dura: Metales y Minerales

En la mayoría de las minas de roca dura, la extracción se realiza mediante perforación y voladura.

Para poder acceder al yacimiento de mineral hay que excavar una red de galerías de acceso, que se suele extender por la roca de desecho que rodea el yacimiento.

La minería subterránea es la más peligrosa, por lo que se prefiere emplear alguno de los métodos superficiales siempre que resulte posible.

  • Minería por Dragado

El dragado de aguas poco profundas es con toda probabilidad el método más barato de extracción de minerales. Por aguas poco profundas se extienden aguas de hasta 65mts. En esas condiciones se pueden recuperar sedimentos poco compactos empleando dragas con cabezales de corte situados en el extremo de tubos de succión, o con una cadena de cangilones de excavación que gira alrededor de un brazo.

  • Minería por Pozos de Perforación

Numerosos materiales pueden extraerse del subsuelo a través de un pozo de perforación sin necesidad de excavar galerías y túneles. Así ocurre con los materiales líquidos como el petróleo y el agua.

Seguridad en las Minas

Todas las minas presentan problemas de seguridad, pero se considera que las subterráneas son las más peligrosas. El peligro se deriva de la naturaleza de la mina: una construcción de roca natural, que no es un buen material de ingeniería.

Estadísticamente, las minas subterráneas son más peligrosas que las de superficie, y, por lo general, las de roca blanda son más peligrosas que las de roca dura. Las causas principales de accidentes en la mayoría de las minas son los derribes, estos es, los derrumbamientos de grandes rocas de las paredes de la mina. Este tipo de accidentes también incluye las caídas de rocas desde los mecanismos de transporte.

La segunda causa más frecuente de accidentes en las minas es la maquinaria en movimiento. Otros riesgos son los explosivos, las inundaciones y las explosiones debidas a gases desprendidos por las rocas, como el metano (grisú). Este último fenómeno se da especialmente en las minas de carbón.

Además del riesgo de accidentes, los mineros pueden contraer una serie de enfermedades laborales. Esto ocurre sobre todo en las minas subterráneas.

MINERIA EN LA REPUBLICA DOMINICANA

Geología General

En la historia geológica de la tierra hay un hecho trascendental: la aparición del hombre, ya que desde el inicio de su existencia, éste ha tenido la necesidad constante de la prospección de minerales, con el fin de sobrevivir en un mundo desconocido.

En la actualidad se tiene una demanda muy grande y creciente por encontrar nuevos cuerpos minerales que satisfagan las necesidades de alto grado de industrialización que tienen unos países, y de aquéllos que como el nuestro han iniciado ya su etapa industrial.

Con el fin de tener éxito en la explotación de los nuevos depósitos minerales del mundo, se comienza a concentrar la exploración de determinadas áreas, las cuales se caracterizan por poseer una acumulación mayor de cierto tipo de yacimientos. Estas áreas de especial interés se denominan Provincias Metalogenéticas. De acuerdo con los que han estudiado la génesis y las leyes que controlan la distribución de yacimientos minerales económicos en la tierra, podemos definir una Provincia Metalogenética como “ una entidad de depósitos minerales que fueron formados durante una época tectónico - metalogenética en una unidad de rocas, y los cuales están caracterizados por una composición mineral relacionada, forma de los depósitos e intensidad de la mineralización. Aquí surge el concepto de Distrito Minero, o sea, una región mineralizada dentro de una Provincia Metalogénetica donde se localizan depósitos minerales genéticamente relacionados que pueden ser correlacionables.

Hablar sobre el potencial minero de un país es una tarea fácil, cuando las informaciones disponibles son de tal naturaleza que permitan la cuantificación de las reservas, dentro de las categorías de inferidas o potenciales, probables, positivas o probadas, y de reservas a la vista cuando el depósito lo permita; este no es el caso de nuestro país, ya que, aunque hemos encontrado muchas informaciones geológico-mineras durante los meses en que se efectuó el Diagnóstico del Sector Minero, muchas de las mismas son a nivel de reconocimiento, o de informes incompletos; y aún más, pocos son los informes confiables con una buena base geológica que hayan permitido la determinación de las reservas.

Provincias Fisiográficas

Existe una íntima relación entre la morfología de las sierras del país y sus características geológicas. Nuestra isla está formada por una serie de rasgos paralelos, alargados y con un rumbo dominante donde N 60° W, donde las cadenas de montañas forman pilares, y las fosas que están intercaladas integran las cuencas y valles como los del Cibao, San Juan y Enriquillo. Cada uno de los sistemas de montañas y los valles constituyen una provincia fisiográfica que poseen rasgos que están controlados por la geología particular de ellos.

Las provincias fisiográficas son las siguientes: Cordillera Septentrional, Península de Samaná, Plaine du Nord y Valle del Cibao, Península del Noroeste, Massif du Nord y Cordillera Central, Montes del Seibo, Planicie del Artibonito, Montañas Negras, Plaine Centrale-Valle de San Juan-Llano de Azúa, Chaine de Matheux-Montagnes du Trou d'Eau-Sierras de Neiba-Matín García, Isala da Gonave, Plaine de Cul de Sac-Hoya de Enriquillo, Massif de la Hotte-Massif de la Selle-Sierra de Bahoruco, Península del Sur, Llanura Costera.

Minería

Mapa geográfico de la República Dominicana donde se pueden localizar las provincias fisiográficas.

Dirección General de Minería

La Dirección General de Minería fue creada el 4 de junio de 1971 y es parte de la Secretaría de Estado de Industria y Comercio.

Las funciones principales del organismo son las siguientes:

  • Realizar investigaciones en el campo de la geología y afines, que contribuyan al conocimiento, desarrollo y conservación de los recursos minerales del país.

  • Coordinar labores en relación con las investigaciones señaladas precedentemente que lleven a cabo entidades nacionales, internacionales o extranjeras, para alcanzar la más efectiva utilización de las mismas, con el objeto de obtener el aprovechamiento científico e intensivo de los recursos minerales.

  • Organizar y fomentar el adiestramiento en el campo de las disciplinas y técnicas geológicas, dentro y fuera de las investigaciones y trabajos que realice la Dirección General de Minería, con el objeto de mejorar la capacidad científica y técnica de profesionales jóvenes dominicanos.

  • Evaluar la disponibilidad comercial de los recursos minerales.

  • Estudiar y resolver factores técnicos y económicos que representen problemas para el desarrollo de recursos minerales.

  • Proveer asesoramiento sobre la industria minero-metalúrgica del país.

  • Velar por la higiene y seguridad de las explotaciones mineras.

  • Hacer cumplir las leyes, reglamentos y contratos que rijan las actividades minero-metalúrgicas en el país.

  • Inspeccionar trabajos en superficie o subterráneos de cualquier concesión para la identificación y verificación de linderos e hitos en el terrero.

  • Someter al Poder Ejecutivo, por conducto de la Secretaría de Estado de Industria y Comercio, los proyectos de reglamento que se consideren necesarios para la correcta interpretación y aplicación de la ley.

  • Asistir al Gobierno, conjuntamente con el Banco Central, en los asuntos relativos a la comercialización y exportación de productos mineros y metalúrgicos.

Breve Referencia Histórica

La evolución histórica de la minería en el país debe analizarse desde dos ángulos, el primero se refiere a la explotación como tal, y el segundo a las normas que rigen esa actividad, es decir, a la legislación minera.

El primer aspecto se conoce en el país desde la colonia, período en el cual se utilizaban los más rudimentarios procedimientos y se limitaban fundamentalmente a la explotación del oro. En períodos históricos más recientes se incrementan las actividades de explotación, pero se mantiene baja su incidencia en el PBI. Durante el período de 1961-1970 la minería tiene una escasa participación de menos de un 2% en el mismo, pasando a 6.2% en 1976, este incremento obedece a la entrada en explotación de tres empresas, a las cuales se le ha denominado la gran minería del país. En este mismo orden se han implementado estudios encaminados a determinar el potencial minero del país, tanto en la rama de los metales, como en la de los hidrocarburos.

Evaluación General de La Explotación Minera

El país actualmente exporta un poco menos de $200 millones de valore minerales anualmente. La potencialidad es excitante y su actividad promete un futuro brillante y próspero para la República Dominicana. La explotación minera parece estar bien establecida y en aumento.

Nuestra minería toma auge desde el descubrimiento hasta 1520, luego declina notablemente a causa del descenso de la fuerza de trabajo nativa y a causa de la mortandad y, por la partida de los mineros y metalurgistas españoles hacia otros lugares del imperio. La minería toma gran significación a partir del 1940 cuando la Alcoa tuvo los primeros contactos con el Gobierno concernientes al desarrollo de la bauxita, haciendo los primeros embarques por Cabo Rojo en el año 1957.

Falconbridge experimentaba un proceso metalúrgico para explotar los yacimientos de níquel en Loma Peguera y un grupo de inversionistas dominicanos estaban intentando desarrollar la mina de Mata Grande. Esta última aventura fracasó infortunadamente, pero Falconbridge entró en producción en 1973 seguida por la mina de oro la Rosario Dominicana 1975.

El valor del producto bruto de los minerales, excluyendo los no metálicos, se ha incrementado desde aproximadamente un millón de dólares en 1932, hasta 180 millones según las cifras del año pasado. La empleomanía de la industria minera llegó a 3,765 personas en 1976.

No obstante que la minería representa un 25% del total de las exportaciones aún puede aumentar considerablemente si se crea una institución capaz de fomentar la minería nacional.

Explotación Minera

La Gran Minería de la República Dominicana está representada por las empresas extranjeras, la Alcoa en la explotación de bauxita, Falconbridge en la de ferroníquel, y la Rosario Dominicana en la explotación de oro y plata. En su totalidad la producción de estos minerales de destinan a la exportación concentrándose su explotación en las fases de extracción.

Desde el punto de vista tecnológico, en la explotación de estos minerales, especialmente la bauxita y el oro y plata, no existe problema, para el mayor procesamiento en el país, dando base para el estudio de otros aspectos importantes como procesamiento, mercado, etc.

Los métodos para procesar bauxita están muy desarrollados existiendo tratamientos que permiten explotar yacimientos con contenido de óxido de silicio hasta el 10%. Esta tecnología está en manos de los grandes productores, entre ellos Alcoa.

Informe de Diagnóstico

El refinamiento del “doré” tampoco presenta problemas de orden tecnológico, puesto que es un método tradicional. De acuerdo a informaciones suministradas por la Rosario Dominicana, la empresa estaría interesada de llevar adelante esta actividad en el país.

El problema de la explotación de los sulfuros de Pueblo Viejo es de orden técnido-económico. La respuesta a este problema sólo la puede dar la investigación y en esa forma se está enfrentando actualmente.

Existe la posibilidad que los minerales de los Cacaos pudieran ser tratados en la Planta de Rosario si ésta decide hacer nuevas instalaciones para sus minerales sulfurados, para lo cual sería necesario que los minerales tengan características metalúrgicas similares a las de Pueblo Viejo.

La mediana minería no tiene actividad actualmente, pero los yacimientos de Fe existentes podrían dar margen a su desarrollo si se considera que las arenas titaníferas técnicamente son aprovechables cuando existe disponibilidad de energía eléctrica.

Los minerales de Fe con contenido de Cromo y Níquel, que al parecer son de volúmenes considerables, están siendo aprovechados en algunos países como la Unión Soviética y Checoslovaquia aplicando tecnologías eficaces y económicas.

Si los resultados de las investigaciones de tratamiento para minerales de Fe como los de República Dominicana son positivos, podría pensarse en la instalación de una pequeña industria siderúrgica para abastecimiento local, tal como lo hacen varios países, como México, Nueva Zelandia Estados Unidos, etc. No obstante, será necesario la elaboración de un estudio exhaustivo, con el propósito de determinar las posibilidades reales de instalar esta industria en el país, abarcando los distintos aspectos de tipo económico, financiero, de mercado, etc.

La pequeña minería esta representada por distritos mineros de cobre y algunos yacimientos de oro. Entre éstos podrían explotarse independientemente la mina de Mata Grande y los lavaderos de Miches, y con probabilidades también el Yujo, yacimiento que se encuentra actualmente en estudio.

Mata Grande requiere estudio geológico de detalle, explotación racional e inversiones en su planta, y Miches, previa cubicación de reservas y estudio técnico-económico podría ser explotado con pequeñas instalaciones.

Los distritos mineros de yacimientos de cobre sólo tendrían vida activa con ayuda estatal mediante la instalación de casas compradoras de mineral, de algunos pequeños planteles concentradores y prestando asesoría técnica.

El país posee yacimientos de yeso, de calizas y arcillas que son la base en industrias tan importantes como las fábricas de cemento. La producción de estos materiales va esencialmente a este tipo de industrias, además del yeso y la caliza que tienen también mercado externo.

La industria del cemento no ofrece posibilidades a corto plazo para una expansión importante ya que con la producción actual se estaría abasteciendo el mercado interno. La caliza de Alcoa tiene sus propios mercados.

La producción de mármol, travertino y ónix está supeditada a los consumos de la industria de la construcción esencialmente y al parecer, por ahora, ésta estaría satisfecha.

La sal que tuvo mercado externo, hoy está restringida al nacional y sin grandes posibilidades de una explotación, intensiva a corto plazo. La instalación de industrias consumidoras de este producto como la de sola cáustica podría revitalizarla.

El ámbar merece especial atención ya que su extracción es fácil y barata y podría levantar una interesante industria artesanal con muy poco esfuerzo.

El carbón tiene mínimas posibilidades de uso industrial debido a que sus características están fuera de los límites de las especificaciones técnicas requeridas, sin embargo, permitiría su utilización como fuente para la generación de energía eléctrica, si la exploración determina reservas suficientes.

Potencial Humano

El potencial minero de un país se mide en función de las reservas probadas en los yacimientos minerales que estén explotando y por la potencialidad mostrada por la densidad de las mineralizaciones, que inducen la existencia de otros depósitos.

En base a la geología de nuestro país y con las descripciones de los yacimientos e indicios previamente realizados, podemos apuntar las siguientes conclusiones:

  • Existen en nuestro país grandes zonas mineralizadas, acerca de las cuales tenemos un adecuado conocimiento de algunas áreas, y de otras sólo escasas informaciones; muchas zonas no se han estudiado nunca y de otras sólo se poseen noticias vagas.

  • Las mineralizaciones de cobre en la Cordillera Central plantean la posibilidad de encontrar yacimientos en forma de vetas y en algunas zonas cobre diseminado, los cuales podrían ser explotables si se encuentran asociados a oro, y esto en razón de los bajos precios del cobre en el mercado internacional.

  • Es importante enfatizar las posibilidades de oro aluvional en Miches y en vetas en la Cordillera Oriental, y la posibilidad de encontrar mineralizaicones importantes de bauxita en las Sierras de Bahoruco y Neiba, y lignito en Samaná-Sánchez, y Altamira-Imbert, en la Cordillera Septentrional.

  • Consideramos que existe la posibilidad de desarrollar hasta el nivel de Distrito Minero, las zonas de Hatillo, área de Neiba, Las Cañitas, y Mata Grande.

  • En cuanto a las posibilidades petrolíferas consideramos que las cuencas sedimentarias poseen las condiciones geológicas para la generación de hidrocarburos; sobre las exploraciones realizadas a la fecha, y a la luz de las informaciones disponibles, se concluye que los pozos no alcanzaron, en su mayor parte, las profundidades necesarias, y la densidad no es suficiente para explorar todo el territorio de interés; además, la mayoría de los pozos estuvieron localizados sin ningún trabajo geofísico o basados en estudios geofísicos hechos antes del 1965.

  • Papel Empresarial Desarrollado por el Estado en La Minería

    Por herencia, el Estado Dominicano es actualmente un importante empresario, el más importante del país, sobresaliendo en las siguientes áreas: caña y azúcar, algodón, electricidad, otras industrias manufactureras, comercio, minería no metálica, industria de la construcción y otras.

    No cabe duda de que, dentro de esta amplia gama productiva, el papel del Estado como empresario minero ha sido relativamente irrelevante.

    Excluyendo su labor como empresario en la producción de sal, yeso, mármol, cemento y su papel inversor antes descrito, el Estado ha limitado su influencia en la minería a los aspectos convencionales: legislación y regulaciones, fiscalización y control de las exportaciones y captación de impuestos.

    La actividad de exploración, etapa previa e imprescindible pero costosa y riesgosa, ha debido descansar en la iniciativa de grupos privados, generalmente extranjeros, interesados en la explotación, aunque en ocasiones también hemos recibido la importante colaboración de organismos internacionales.

    El Estado Dominicano, a través de la Corporación Dominicana de Empresas Estatales - CORDE, es propietario único o mayoritario en las siguientes empresas mineras:

    • Sal y Yeso Dominicanos;

    • Marmolería Nacional;

    • Fábrica Dominicana de Cemento

    También es propietario único de dos empresas que, aunque no mineras dependen exclusivamente de la sal:

    • Distribuidora de Sal en Grano; y

    • Refinería de Sal.

    Sal y Yeso Dominicanos es la mayor de las empresas típicamente mineras de CORDE. Los yacimientos de estos minerales, contiguos el uno del otro, están localizados en montañas de material, en el poblado de Las Salinas, a unos 16 Kilómetros de la ciudad de Barahona.

    En las Salinas están las trituradoras, planta eléctrica, almacenes de piezas y talleres de mantenimiento y reparación, mientras que en el Puerto de Barahona están las oficinas y las instalaciones mecánicas para almacenar el mineral y transportarlo a barcos por correas accionadas eléctricamente.

    El mineral es llevado en potentes camiones-volteo a las trituradoras, de donde pasan a los vagones para ser llevados al Puerto de Barahona en blocks.

    Sal y Yeso Dominicanos era una de las empresas del complejo perteneciente al salvadoreño Elías Gadalá María.

    Las instalaciones en el Puerto de Barahona constituyen un peligro para la comunidad, por el polvo contaminante que desprenden los minerales, en especial el yeso. Se han paliado estos efectos mojando el material, pero en ocasiones ya reiteradas se ha dado el absurdo de que no se utilizan las instalaciones irrigadoras, sin justificación alguna.

    El principal problema de esta empresa minera ha sido la insuficiencia de mercado para colocar su producción. Hasta 1960 disfrutó de un ambicioso contrato para vender 500,000 toneladas anuales de yeso a la firma norteamericana Bestwall Gypson. Desde que se perdió este cliente jamás ha vuelto a regularizase la explotación de este mineral a niveles rentables.

    La explotación de sal gema ha enfrentado mayores problemas, por cuando no ha tenido un período estable de demanda considerable. Esta explotación está paralizada prácticamente desde hace más de 10 años.

    Sin embargo, desde hace dos años, se han obtenido nuevos compradores internacionales de yeso que permiten, junto con los compradores internos, ventas anuales de alrededor de 300,000 toneladas, distribuidas como sigue:

    100.000 ton., fabricación nacional de cemento.

    100,000 ton., productores de cemento de Puerto Rico.

    85,000 ton., a Panamá, Colombia, Haití, Uruguay y Venezuela.

    15,000 ton., otros compradores.

    En la sección de Canoa, Barahona, se ha instalado una pequeña planta calcinadora de yeso para la exportación, de propiedad privada.

    Es importante destacar que con este nivel de ventas la empresa es aún deficitaria.

    Se tienen muy encaminadas diligencias para exportar otras 200,000 ton. al año a un país centroamericano.

    La obsolescencia y deterioro de los equipos para la explotación del yeso ha sido otro poderoso limitante. Sin embargo, recientemente se adquirieron tres grandes camiones volteo, una locomotora y una perforadora, equipos suplidos por compradores internacionales de yeso, para ser pagados con alrededor del 25% de las ventas al cliente.

    Actualmente se están produciendo alrededor de 1,000 toneladas diarias, pero los equipos pueden producir 1,400.

    La empresa opera con un personal de 250 empleados.

    Las explotaciones de yeso constituyen actualmente la más importante, casi única actividad relevante, actividad económica del poblado de Las Salinas.

    Marmolería Nacional

    CORDE explota los yacimientos de Onix y Travertino de Cano, en Barahona y de mármol en Los Cacaos, Samaná.

    Los bloques son traídos a la planta de Santo Domingo, donde se cortan, forman y pulen para su vena. La mayoría de los renglones producidos son transportados e instalados por la empresa.

    El capital pagado es de $600,000, con inversión total de $1.2 millones y un personal de 90 empleados, incluidos alrededor de 15 que laboran en las canteras.

    La empresa produce topes para mesas y escritorios, lozas para paredes y piso y trabajos de artesanía y torno.

    Actualmente es una empresa rentable, con suficiente capacidad productiva para suplir la demanda, gracias a profundas transformaciones y ampliaciones hechas hace algunos años, que elevaron la capacidad productiva de 800 metros cuadrados cada 30 días de 24 horas de operación, a 600 metros cuadrados cada 8 horas.

    Fábrica Dominicana de Cemento

    La Fábrica Dominicana de Cemento, propiedad de CORDE en forma ampliamente mayoritaria, jugó un papel clave en el auge de las construcciones en el país, primero con un efecto dinamizador pero luego frenado el impulso por dos factores: insuficiente producción y alza en los precios de venta.

    Del año 1972 al 1975 importó entre cemento y clinker, la suma de $14 millones.

    La política seguida en esta empresa no fue muy atinada, resumida en los siguientes términos: la Fábrica Dominicana de Cemento era un monopolio; era una empresa altamente rentable; el cemento gris era y es un renglón productivo de máxima e indiscutible prioridad; el Estado estaba siendo, el principal comprador de cemento para sus ambiciosos programas de construcción; todo lo cual hizo del cemento un renglón de producción nacional de mayor ritmo de crecimiento en su demanda interna; pero además de dinamismo, también gozaba de la seguridad de persistencia de esa tendencia, ingrediente tan básico al momento de ponderarse el desarrollo de la planta en el tiempo.

    Dentro de ese panorama tan indiscutiblemente atractivo, sólo cabría una alternativa probable: que la fábrica creciera y prosperara. Para ello, lo primero que debió hacerse era ampliar la capacidad productiva y no se hizo, no obstante, haberse hecho los estudios que recomendaban esa medida.

    En adición, la empresa comenzó a jugar un papel social, aunque económicamente poco productivo, de generación de empleos e inició un proceso de deterioro que ha culminado en altos costos de producción y en estrangulamiento financiero.

    En consecuencia, la otra floreciente fábrica estatal de cemento, es hoy deficitaria, clamando por nuevas alzas en el precio del cemento y enfrentada a un fuerte y remozado competidor, con grave riesgo de ser desplazada del mercado de Santo Domingo.

    Como punto culminante, CORDE decide participar como accionista y respaldar con sus recursos, precisamente a la empresa que viene a hacerle competencia a su propia fábrica, como lo es Cementos Nacionales, S.A.

    Distribuidora de Sal en Grano y Refinería de Sal

    Estas dos empresas, que antes fungían como una sola, fueron creadas por separado en septiembre de 1967.

    La Distribuidora de Sal en Grano tiene el monopolio para la copra y distribución de la sal marina.

    La sal marina es producida por los municipios directamente, excepto en Montecristi, donde es producida por una cooperativa de 310 salineros, a quienes el Ayuntamiento cedió el derecho de producción. La sal marina se obtiene por el simple proceso de contención y evaporación al sol de grandes cantidades de agua de Mar.

    La Distribuidora, como renglón muy secundario, compra sal gema en bloques y la prepara y vende como sal mineralizada para alimentos para animales.

    La Distribuidora compra la sal marina ensacada, en base a un mecanismo de cuotas por municipio.

    La Distribuidora tiene un capital de $44,000, 58 empleados, es rentable y tiene almacenes en Santo Domingo, Azúa y Montecristi.

    Hasta hora, el principal problema de CORDE y la Distribuidora es que las cuotas, fijadas en función de la demanda del país, resultan muy por debajo de la producción. En el caso de Montecristi, esto constituye un serio problema al Municipio, por cuanto la producción de Sal Marina es una de sus más relevantes actividades económicas.

    La Refinería de Sal es una industria que pulveriza la Sal Marina producida en los municipios y adquirida de la Distribuidora y elimina sus impurezas, obteniéndose de un 50 aun 60% de rendimiento.

    Tiene 88 empleados que trabajas a plena capacidad, con equipos muy viejos, requiriéndose urgentemente de una ampliación de la capacidad productiva.

    Es una empresa altamente deficitaria, en especial porque sus precios de venta, sometidos a control estatal, están congelados desde abril de 1971.

    YACIMIENTOS MINEROS EN LA REPUBLICA DOMINICANA

    Principales Productos Mineros del País

    La República Dominicana cuenta con grandes recursos minerales, muchos de ellos aún sin explotar, los cuales por las características que presentan prometen reservas potenciales de importancia.

    Actualmente se explotan los siguientes recursos minerales:

    * Hierro y Níquel: se localizan en las proximidades de Bonao y su explotación está a cargo de la firma dominico-canadiense Falconbridge Dominicana, C. por A., la cual al procesar dichos minerales, conforme a la mejor técnica minera, obtiene lingotes de ferroníquel. Para esta finalidad dicha empresa minera desarrolló mediante experimentos en plantas piloto, un sistema propio de explotación, amparado hoy día por una patente, propiedad de la compañía matriz Falconbridge Nickel Canadá. Las inversiones de Falconbridge Dominicana, C. por A. se elevan a mas o menos RD$200,000,000.00 incluyendo en ellas plantas de beneficio, planta de energía eléctrica, oleoducto desde Haina hasta Bonao e instalaciones afines. El producto se exporta por el puerto de Haina desde el año 1971.

    Los minerales aparecen en forma de terrones conocidos como laterita niquelífera, en bolsones dentro de rocas metamórficas muy alteradas, con bajos porcentajes de níquel y cromo.

    El tratamiento de estos minerales, fundamentalmente se realiza mediante un proceso hidrometalúrgico. El material en el yacimiento se facilita por el uso de explosivos, el cual ya suelto se transporta a la planta de procesamiento por medio de camiones de gran capacidad, donde se clasifica por su tamaño. El proceso químico requiere gran cantidad de cianuro caliza. Los minerales de oro y plata se atomizan en soluciones muy claras para separarlos de otros minerales y luego son llevados a la refinería donde se obtiene el lingote, en proporción de cuatro veces más plata que oro, aunque éste puede variar. Los desechos del proceso pasan a una represa llamada “de cola”, donde son retenidos para salvaguardar el medio ambiente.

    * Mercurio: en vista de los inconvenientes que acarreaba mercurio asociado a los minerales principales de Pueblo Viejo, por lo tóxico y contaminante, anexo a la planta de fundición de oro y plata, instaló Rosario Dominicana, S.A. una pequeña planta para procesar mercurio a un costo de más de RD$300,000,000.00

    En los comienzos del año 1977, se mantenía un ritmo de producción aproximado de 150 libras semanales de mercurio por sistema de evaporación y condensación.

    * Bauxita: se encuentra en la parte suroeste de la República Dominicana, casi en la frontera domínico-haitiana, en Cabo Rojo, provincia de Pedernales. La explotación de este mineral está a cargo de la firma norteamericana Alcoa Eploration Company, la cual con una inversión de rD$15,000,000.00 exporta en estado natural por el puerto de Cabo Rojo la bauxita extraída desde 1959. Esto es posible por la buena ley mineral al contener una cantidad de alúmina y sílice que permite una transportación económicamente factible desde nuestro país hasta Point Comfort, Texas, Estados Unidos de Norteamérica.

    Los principales yacimientos de bauxita se localizan en Aceitillar y Las Mercedes, a 36 y 18 km. al norte del puerto de embarque, respectivamente. La calidad de la bauxita se determina por la cantidad de sílice y alúmina que contiene.

    * El ámbar: se encuentra en distintas regiones del país, pero los yacimientos más importantes están en la Cordillera Septentrional, entre las provincias de Santiago y Puerto Plata; en los lugares aledaños al municipio de Bayaguana y al Distrito Municipal El Valle, próximo a Sabana de La Mar. La explotación de ámbar es completamente rudimentaria, se realiza al margen de la ley, constituyendo un medio de subsistencia para campesinos y personas de escasos recursos económicos, quienes venden su producto a artesanos, primordialmente de Santiago y Santo Domingo. Por tal circunstancia, la Dirección General de Minería no cuenta con estadísticas de producción en este renglón.

    El ámbar es una resina poco abundante en el mundo, por lo que se usa en trabajos artesanales y de joyería de valor inapreciable. Otros países productores son : Alemania, Polonia, Dinamarca, España, Portugal, Francia, Rumania, Sicilia, Norte de Africa, Australia, Países Bajos y la Unión Soviética. En nuestro país contamos con una gran variedad de ámbar de color amarillo, amarillo-verdoso, amarillo-azuloso, amarillo-rojizo, dorado, casi negro y fluorescente. También encontrarse dentro de esta resina, insectos fosilizados, burbujas de agua, partículas de plantas, etc. Se encuentra asociado en la naturaleza con carbón dentro de una arenisca algo compacta.

    * Mármol, Travertino, Onix y Alabastro: En el país hay minas de mármol registradas, incluyendo en ellas las variantes de travertino, ónix y alabastro, ubicadas en Barahona, en la Península de Samaná y en la zona central de país, entre los municipios de La Vega y Cotuí principalmente. La explotación de las mejores canteras está a cargo de la Marmolería Nacional, empresa del Estado que posee talleres modernos en Santo Domingo, y extrae el mármol y sus similares en grandes bloques, generalmente de 1m3 , utilizando taladros ya que los explosivos no son favorables porque desintegrarían la roca. Se transporta hasta los talleres de la Marmolería en patanas y aquí se reducen utilizando maquinarias conforme a la demanda comercial.

    También explotan mármol, en forma rudimentaria, campesinos de la sección de Caballero, en el municipio de Cotuí, como un medio de subsistencia. El producto de esta actividad de pequeña minoría, se vende a las empresas que fabrican los llamados “pisos de granito”.

    Existe una gran variedad de mármol: policromados, verdes, gris, rosados, blanco, cristalino, negro. Juntamente con el mármol se explota la brecha que tiene colores rojo, coral, piedra gris, verde negro, dorado y marrón. Los travertinos varían también de colores claros hasta oscuros.

    * Sal y Yeso: sus yacimientos se encuentran entre las provincias de Barahona e Independencia, en el lugar de Las Salinas, están a cargo de Corporación Dominicana de Empresas Estatales CORDE. Hace algunos años la explotación de sal fue floreciente estando en el presente abandonada. La extracción del Yeso se hace por medio de explosivos, utilizando equipos pesados para el transporte. Los estratos de yeso se encuentran encima de la sal. Se utiliza el yeso en el mercado nacional para la producción de cemento, materiales de construcción y fines agrícolas. Casi la totalidad del yeso que se ha producido en dichas minas ha sido explotado en el puerto de Barahona. El consumo local hasta hace poco, sólo lo tenía la Fábrica Dominicana de Cemento, pero ahora ha incrementado notablemente con la apertura de dos fábricas nuevas de cemento, hasta llegar a superar la producción actual.

    * Piedra Caliza: Los yacimientos de caliza son incontables en la República Dominicana. Las fuentes registradas de producción las tenemos en el Pomier, próximo a San Cristóbal; en Pedernales; en La Descubierta y en las vecindades de Santo Domingo y San Pedro de Macorís, pertenecen a empresas como Alcoa que exporta por el puerto de Cabo Rojo; el Complejo Industrial Pedernales, S.A. que procesa caliza en Pedernales por acuerdos con Alcoa; y, en La Descubierta Reinoso y Carram, además de fábricas de cementos como Colón y Nacionales.

    Existen varios tipos de caliza, la masiva, de diversos colores que se utilizan mucho en nuestro país en la construcción como roca de revestimiento y agregados en baldosas de “granito”. Este tipo se exporta en distintos tamaños por el puerto de Cabo Rojo, por Alcoa, aunque no precisamente para fines de construcción. Otro tipo de caliza es el de La Descubierta, que se encuentra en forma de lutita calcárea, con mas demanda para procesos industriales. Tanto la caliza compacta como la pulverizada se someten en hornos a altas temperaturas para producir la cal viva o calcinada, utilizada en gran cantidad por la industria de la construcción. Su explotación puede ser por explosivos o por pico y pala.

    También se produce en el país arcilla industrial, para la confección de artículos de alfarería y cerámica. Los yacimientos en producción están en las proximidades de Bonao, Manoguayabo, sin embargo, existen otros potenciales en las vecindades de Constanza y Monte Plata.

    Asimismo, tenemos la arena silícea que procesa la Fábrica Nacional del Vidrio, cuyos yacimientos están entre Monte Plata y Cotuí.

    La Minería del Larimar

    El larimar se ha convertido en una seña de identidad de la nación Dominicana. En los últimos años países que poseen la suerte de disponer de minerales característicos o únicos, principalmente piedras preciosas o semipreciosas, son reconocidos o asociados a la belleza de estos recursos propios.

    El Larimar es todavía una piedra semipreciosa desconocida por la población que no ha visitado la isla pero que poco a poco y a pesar de las escasas ayudas al sector, va abriendo mercados en el resto del mundo. Todo ello conlleva una gran responsabilidad de una producción estable, de una calidad contrastada, la difusión adecuada, el conocimiento de sus reservas, y en síntesis, el aprovechamiento nacional y eficiente de esta riqueza.

    El Larimar es desde el punto de vista mineralógico un pectolita (silicato cálcico-sodico ) (SiO3)3 Ca2Nah) coloreada en tonos verdes y que en su variedad más apreciada adquiere una tonalidad turquesa. Su atractivo color así como su dureza, aptitud el pulido y su brillo hacen de esta piedra un excelente material de joyería.

    La personalidad del Larimar está asegurada al ser esta variedad de pectolita de una singularidad total, no encontrándose este mineral coloreado en tonos azulados en ningún otro lugar del planeta.

    APORTES DE LOS MINERALES PARA LA ECONOMIA NACIONAL

    La minería nacional en los últimos años, ha tenido un sorprendente crecimiento. Su promoción ha estado a cargo principalmente de empresas extranjeras, que han realizado inversiones considerables.

    En el año 1969 la minería representaba apenas el 1.5% de la producción nacional, pero ya en 1973 llegó al 5% y en 1976 las exportaciones de minerales se elevaron sobre 130 millones de pesos.

    La minería en la R.D. había tenido tradicionalmente poca participación en el producto bruto interno. Sólo participaba desde 1959 con exportaciones de bauxita.

    La actividad minera más importante del país es la de minerales metálicos los cuales son destinados a la exportación. El valor de las exportaciones de minerales ha ido creciendo sistemáticamente en los últimos años.

    EL MEDIO AMBIENTE

    Contaminación Ambiental

    La contaminación ambiental es un tópico de los países industrializados. Pocas veces en nuestro país los medios de comunicación hacen referencia al problema. Sin embargo, para las comunidades aledañas a las zonas mineras, la contaminación ambiental se convierte en motivo de angustia.

    La contaminación de las aguas de algunas comunidades, ha llevado a sus moradores a pedir un desalojo masivo. Los campesinos carecen de mecanismos científicos para determinar el grado de contaminación, pero pueden observar la presencia de grasas, la formación de una capa negra en la superficie y el efecto mortal en peces y animales.

    Muchos atribuyen las enfermedades de la piel que padecen a la contaminación de las aguas. Creemos que el campesino y el hombre de la ciudad deben de saber la causa de todos estos males. Hasta ahora, la Comisión Contra la Contaminación Ambiental, no ha dado ninguna respuesta satisfactoria, ningún informe científico anta las denuncias campesinas y obreras sobre la contaminación de cianuro y el peligro ante la comunidad de Las Lagunas; sobre la contaminación de los obreros de Pueblo Viejo por los vapores del Mercurio; sobre el efecto del humo que despiden las chimeneas de las instalaciones de ferroniquel, ni sobre las causas de la disminución de la productividad agrícola en las zonas aledañas a las instalaciones mineras.

    Recordamos lo que en otras ocasiones hemos dicho. La explotación de estas minas, sobre todo la de Pueblo Viejo, Cotuí, conlleva el consumo de muchas de las aguas que abastecen esas comunidades. Los Cacaos y Las Lagunas disfrutaban de las aguas de los ríos Mejita, Arroyo Hondo y Margarita para utilidad de las personas y los animales. Todo esto lo han perdido, o, al memos, no es utilizable por la posible contaminación. Han construido un pequeño acueducto, pero es muy limitado en sus funciones. También hemos presenciado varias veces los problemas que padece la comunidad de Sabana Rey porque un arroyo baja, sobre todo en épocas de lluvias, sucio por la tierra removida en el área de explotación, y algunas veces ha traído de la loma el agua contaminada por heces fecales. Los campesinos, como es natural, consideran todo esto como una venida a menos en sus ya precarias condiciones de vida.

    Todos están conscientes de que la empresa debe contar con el agua que necesita; pero ven como una injusticia el que no sean, por esos perjuicios, debidamente compensados con un mayor desarrollo que se proporcione. Desarrollo que desean ver en una mayor y efectiva ayuda en cuanto a un adecuado sustento de vida y de atención médica así como un mejoramiento de sus viviendas, y de la educación de sus hijos.

    El control ambiental no debe de ser dejado en manos de empresas particulares. Creemos que el desequilibrio ecológico que pueden causar las explotaciones mineras, y el peligro que representa para nuestra nación demanda la creación de un organismo estatal, equipado tecnológicamente, y con autoridad para imponer las medidas correspondientes de seguridad. El equilibrio ecológico debe ser resguardado con la adopción de una legislación que incluya los avances que en materia de protección ambiental han logrado los países industrializados. Nosotros tenemos tiempo aún para evitar recorrer el camino de países que sufren hoy las consecuencias de altos niveles de contaminación; por eso, los artículos 55, 57, 133 al 138 de la Ley 146 sobre explotaciones mineras deben ser revisados y actualizados.

    Circunstancias impactantes en el medio natural:

    • Acumulación de escombros de mina de manera caótica y sin tener en cuenta los posibles deslizamientos o apoyos inestables. A pesar de la facilidad de revegetación natural que posee la región, la carencia de material arcilloso y materia vegetal hace difícil la colonización natural de las escombreras.

    • No existe un programa de centralización de vertidos, y la misma economía de las explotaciones provocaría una sensación de lujo en esta medida, sin apoyo externo. Igual pensamiento se podría aplicar a una revegetación de áreas ahora totalmente desechadas para una aprovechamiento minero.

    • La utilización de motores de explosión comienza a ofrecer vertidos de grasas y combustibles al cause del río, aunque hoy por hoy es muy escasa. Otra cosa son los residuos de la población semiestable que debe ser ordenados.

    • También, las explotaciones producen lodos que el desagüe transporta al río, si bien están desprovistos de cualquier sustancia química, ya que la minería artesanal no emplea sustancias de consumo ni explosivos de ninguna clase.

    Normativa Medioambiental:

    • Prohibición absoluta de efectuar labores a cielo abierto; al menos deberá contar con la autorización de la Dirección General de Minería.

    • Designación aprobada de la ubicación de un vertedero común a cada grupo minero en explotación que deberá contar asimismo con la correspondiente autorización de la DGM. A ese fin se debería contar con la asistencia técnica de la DGM para indicar el sistema constructivo y el acopio de finos y tierra vegetal para su posterior revegetación.

    • Avance anual de las necesidades de madera para el sostenimiento de las labores de interior, así como de sus características (grosor y longitud de los troncos, características de flexibilidad y tenacidad) con el fin de discutir con el organismo competente la debida autorización.

    • No se permitirá el vertido de escombros y vertidos sobre los causes de ríos y los arroyos, y el desagüe de las explotaciones deberá dirigirse a pequeñas balsas de decantación a fin de retener los lodos que arrastre.

    • Para cualquier deforestación se debería con el permiso del organismo competente apoyado por un sencillo Plan de trabajo.

    32

    33