México bárbaro; John Kenneth Turner

Literatura universal contemporánea. Narrativa histórica americana. Exterminio de los yankies. Porfiriato. Porfirio Díaz. Sistema esclavista. Historia de México

  • Enviado por: Laura Luna
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 7 páginas
publicidad

Universidad Franco Mexicana.

“México bárbaro”

Historia de México

=30.11.01.=

MÉXICO BÁRBARO

John Kenneth Turner.

El objetivo de éste libro, fue en su momento, tratar de comunicar a las personas de la situación que vivía México en esa época, todas las redacciones, vivencias, textos y entrevistas de John Kenneth, son plasmadas de una forma ya tangible que muestra a quien lea éste texto, lo que México estaba viviendo y para personas como nosotros, o sea que lo estamos leyendo años después de que sucedió, nos da a entender, y más que nada valorar, el sentido que tiene en la actualidad de libertad, se hace mucho más entendible el hecho de que la “esclavitud” estuvo en algún momento, y que de hecho existió, y el libro está narrado de una manera que te puedes dar cuenta de que las “luchas” son algo más que simple historias de texto trilladas, sino más bien un acontecimiento, súbito, real, y más que nada verídico.

Nuestra parte del trabajo, empieza con el “Capítulo II”, se titula: EL EXTERMINIO DE LOS YANQUIS.

Éste principio de texto, empieza algo crudo, ya que el reportero trata de transimitir la manera en que vivían los indios yanquis de Sonora.

Habla y describe detalladamente y principalmente, las razones que tuvieron los yanquis para su “rebelión”, de la manera en cómo confiscaban sus tierras, de los medios en que el ejército se basaba para todos sus castigos y maltratos. Comunica también las partes del estado que estaban en desacuerdo de esto, pero que sin embargo vivían del sistema, y de la radical orden que dio el presidente Porfirio Díaz para neutralizar completamente a los yanquis, para más tarde deportarlos todos a Yucatán.

Todas las personas que eran recogidas para ser enviadas al exilio, embarcaban en el puerto de Veracruz para más tarde ser trasladados a fincas bajo los maltratos de los ricos, prepotentes y déspotas dueños en Yucatán.

Muestra la manera en que los yanquis iban siendo exterminados rápidamente, y también habla del derecho que tienen los yanquis a no aceptar su destino, y que sobretodo, son mexicanos y merecen la misma justicia o autoridad por parte de sus gobernantes que se mantienen debido a su esfuerzo, que cualquier dueño de fincas cafetaleras o políticos.

Este “exterminio” empezó con la guerra, y ahora todos ellos, terminan en deportación y esclavitud.

Se les llamaba “yanquis” a los indios en otro concepto, son simplemente trabajadores. No son salvajes, de hecho siempre fueron un pueblo sedentario agrícola, viven de cultivar el suelo y explotar minas, tenían sistemas de riego, edificaron ciudades de adobe, tenían escuelas públicas, un gobierno organizado, y una moneda.

Pero fue hasta que llegaron los misioneros españoles que tenían territorio que abarcaba casi todo Sonora.

Una de las personas que se encargaba de trasladarlos, pensaba que eran los mejores trabajadores de Sonora, de hecho comparaba que un trabajador yanqui valía más que 2 norteamericanos y 3 mexicanos. Eran el tipo de gente más fuerte, sobra y digna de tenerles confianza. El gobierno apartó a los mejores trabajadores de Sonora dejando sin el mejor tipo de colonos a éste estado.

Los yanquis, tenían un admirable desarrollo físico, con anchos hombros, su pecho hondo, sus piernas nervudas y su cara curtida, no muy difíciles de poderse diferenciar.

Los dueños de minas y ferrocarriles en Sonora se quejaban continuamente por las deportaciones que había.

También habla de los renegados, que eran personas que únicamente atacaban si realmente eran ofendidos, lo hacían siempre en defensa propia, hacía 25 años que habían tomado armas.

Se piensa que el origen de los conflictos se atribuyen al deseo de ciertos políticos a adueñarse de las tierras más ricas del sur, que habían pertenecido a los yanquis desde tiempos inmemoriales, aunque los yanquis tenía títulos legítimos sobre sus propiedades.

Se cree que son una rama azteca, que inició aproximadamente con 100 mil o 200 mil personas. Y debido a la constante lucha que hubo con los españoles y como acuerdo de paz después de 250 años, los yanquis cedieron parte de su territorio con tal de que la parte que les sobrara fuera legalmente de ellos.

Éste documento fue respetado por gobernadores anteriores hasta Díaz, que fue la persona que los puse en guerra después de haber tenido su bien ganada fama de gente pacífica, solidaria, cooperadora, formaban parte del pueblo como cualquier otro mexicano.

Pero el afán de parte de las cabezas del pueblo a adueñarse de esas tierras, incitaron a los yanquis a la guerra.

Les quitaron sus tierras y a paertir de ese entonces hace ya 25 años, el gobierno mantiene en el territorio, un ejército de hasta 6 mil soldados.

Se dice que un coronel, subió a hombres, mujeres y niños a un barco y que los fue arrojando uno a uno. Otros dicen que fue asesinato porque los yanquis primero muertos antes de ver flaqueadas su libertad y su vida.

También se le pagaba a cualquier soldado que matara un yanqui, y se le daba la “recompensa” de cien dólares, pero a cambio de las orejas de éste. También otro gobernador, pidió que les llevaran su mano derecha.

En 1898, se les dio rifles, y esto al facilitarles el trabajo hizo que la guerra acabara y los yanquis optaron por rendirse.

La tribu perdió su identidad al mezclarse con los demás pueblos de las tierras a las que fueron mandados. Pocos son ya los que seguían luchando por sus tierras.

Pero los yanquis no son los únicos que tenían ese tipo de indiferencias, había otros indios mexicanos, con piel oscura, que por ser pobres eran capturados también.

Durante los últimos 3 años y medio, se entregaron 15,700 yanquis, pero del 10 al 20% de ellos mueren en el viaje. Se venden en Yucatán a 75 pesos por cabeza, de manera que se ha logrado una fortuna de 157 mil pesos en ese negocio.

Aprovechaban todo lo mayormente posible antes de que ese asunto terminara.

Para ingresar al Valle de la muerte, el reportero, tuvo que convencer a propietarios y autoridades de que poseía varios millones de dólares listos para invertir, así pudo pasar desapercibido.

Bien pudo mezclarse con el mejor tipo de gente que había para obtener ayuda en su recorrido. Hizo tan bien su papel de inversionista, que obtuvo tarjetas de recomendación personal de propietarios españoles.

Todas las personas que eran arrestadas en el Valle, eran llevadas a la cárcel, excepto los ricos.

Narra el contrato de tenía el dueño de una plantación de tabaco que tenía comprometido con recibir 500 trabajadores sanos a 50 pesos cada un, las ganancias son muy grandes. Aprehenden a la gente en la calle y las meten a la cárcel. Pero en ningún caso tienen un proceso legal y los mantienen ahí hasta que son llevados.

Siempre el que es pobre, sufre.

Siempre es la misma historia: esclavitud y hombres y mujeres azotados hasta morir.

Mucha gente vivía del sistema aunque estuviera en contra de él.

El “Valle Nacional” debido a su gran belleza, fue llamado “Valle Real” por los primeros españoles. 35 años atrás esas tierras pertenecían a los indios chinantecos, tribu pacífica en quien Juárez dividió el poder, pero cuando Díaz subió al poder, no dictó medidas para su protección y enseguida los españoles se adueñaron de sus tierras.

El tabaco es el único producto considerado en el valle.

Los esclavos viven ahí hasta que mueren, pero cuando éstos mueren, no se tomaban ni la molestia de darles santa sepultura, optaban por echárselos a los caimanes. Muchos otros que no servían para nada, eran abandonados en el camino, en donde tenían que arrastrarse hasta un lugar llamado “Cada de piedad” en donde pasaban sus últimas horas.

En las plantaciones, muchos trabajadores mueren de malaria o tuberculosis debido a que están mal alimentados y les dan comida echada a perder. Los azotan demasiado.

Se comprobó que el sistema de alojamiento, de alimentación, de trabajo y vigilancia a los esclavos, era el mismo.

Los dormitorios principales, no consistían más que en un pedazo de terreno lleno de tierra y un petate en el que cada quien podía dormir en donde quisiera, de hecho no había ni siquiera una división entre las mujeres y los niños, esto daba pié a una gran cantidad de violaciones y abusos por parte de los hombres, pero lo peor de el caso, es que los vigilantes, hacían caso omiso a las súplicas de las mujeres.

Aproximadamente un 50% eran menores de edad, y no menos del 25% eran menores de 14 años.

Los sueños, preferían a los muchachos en vez que los hombres porque duran más y cuestan la mitad.

Un 30% de las personas trabajando son mujeres.

Las autoridades de ciudades como Veracruz, México, Oaxaca, Pachuca, y Jalapa, se dedican con regularidad al tráfico de esclavos, se estimaba que en Valle Nacional, las transacciones era de 15 anual.

Los yanquis eran personas fuertes, que duraban como el hierro, pero también así son de fuertes y formes sus tentativas para conseguir liberarse.

Describe perfectamente la larga y flexible vara con que se les daba castigo a los yanquis, era de bejuco y se doblaba tan fácilmente como un látigo sin romperse. Estaban hechos de bejuco que crecía a las orillas de la montaña, es una madera que parece cuero.

Las casas de los hacendados estaban muy bien adornadas con muebles que eran verdaderas obras de arte, porque entre los desafortunados que ahí trabajaban, se encontraban, escultores.

De hecho se podían conseguir hasta papeles de adopción de los niños pequeños que agarraran para que sirvieran hasta sus 21 años.

Había muchas ganancias debido a la esclavitud en México, pero eran muy mal distribuidas entre la población.

En muchas partes se aceptaba que había esclavitud pero siempre se desenganchaba al gobierno de eso, pero realmente es ilógico que esa parte de las autoridades ignorara la situación que vivían más de la mitad de los mexicanos. De hecho, todo el sistema esclavista sería imposible sin la participación del gobierno.

En algunos casos había “esclavitud por contrato”, en donde el trabajador tiene que prestar sus servicios, aceptar lo que quiera y recibir la paga que fuera, sin contar con los golpes.

Así ataban a los peones con deudas transmitidas de generación en generación, con largas jornadas, con un salario mínimo y se veían obligados a comprar en las tiendas de raya de la hacienda las cuales tenían precios realmente elevados, por lo que a los peones sólo les alcanzaba para cubrir sus necesidades básicas.

Sólo el 20% de lo que formaba una comunidad son las personas que viven libres pero con el cierto temor de que un enganchador los atraparía.

Los 750 mil esclavos y los 5 millones de peones no monopolizan la miseria económica en México. De hecho se extiende a toda clase de persona que trabajara. Habían 150 mil trabajadores de minas y fundiciones que reciben menos dinero por el trabajo de una semana que un norteamericano por una hora.

La casas en que se vivían estaban en condiciones paupérrimas, los albergues eran miserables.

México tiene 2 millones de kilómetros cuadrados, y cada hectárea es más rica que incluso Estados Unidos. Tiene buenas bahías en ambos lados, se encuentra tan cerca de los mercados mundiales. No hay ninguna razón natural o geográfica para que México no sea tan próspero y feliz como cualquier otro del mundo. Es un país más viejo que EUA y no está sobre poblado. Tiene menos densidad que la norteamericana, pero aún así México estaba en pobreza extrema.

El “Sistema de Díaz”, la organización política y financiera con las que él decidió gobernar al país, ha incrementado la pobreza y la ignorancia en su pueblo.

Desde luego que ha habido condiciones malas también atrás de la historia, pero ningunas tan deplorables como las que México vivió con el gobierno de Porfirio Díaz, y aunque en 1810, se abolió la esclavitud, él a hecho un sistema en el que sin otra excusa que su ambición personal, ha neutralizado las leyes de Juárez y Lerdo.

La fuerza y el apoyo norteamericano, el lo que mantuvo, no tanto a Díaz, sino al sistema de Días, tantos y tantos años en el poder.

Díaz fue culpable de los actos malos que hubieron en Yucatán y en Valle Nacional, pero la fuerza del gobierno se empleaba abiertamente ante la gente por lo que la esclavitud y el peonaje formaban parte integral.

Todo mundo dice que México es una república, de hecho lo aparenta, también tiene una constitución, pero de nada sirve que la tenga si realmente esos artículos no son obedecidos por su más grande gobernante.

Díaz, organizó 3 rebeliones, se presentó antes de llegar a la presidencia como candidato presidencial.

Bien es sabido que ningún hombre puede gobernar a un pueblo contra su voluntad sin privarlo de sus libertades, entonces ese fue el gobierno que Díaz tuvo que instaurar para conservar el poder.

Mediante la fuerza militar y política, pudo controlar las elecciones, la prensa e hizo de la libertad de expresión algo no más que una farsa.

Distribuyendo puestos públicos entre sus amigos, dio riendas sueltas a que hicieran lo que quisieran. Mediante combinaciones políticas con mandatarios del alto clero, permitió que la Iglesia silenciosamente volviera a recuperar el poder y el territorio que tenía perdidos. Prometió a extranjeros pagar deudas externas, entonces así Díaz, pude dejar a México en paz ante el mundo.

Se apropió de todos los elementos con los que alguien puede manipular a todo un país.

Pero con esto o consiguió otra cosa mas que degradar al pueblo mismo, hundiéndolo en la pobreza, la miseria, el peonaje y la abolición de la democracia y la seguridad.

Las personas que lo ayudaron a derrocar a Lerdo de tejada, los instaló inmediatamente como presidentes de estados de la república, así asegurando la fiel lealtad.

Para arrebatar tierras, pedía los títulos de ellas, a personas que habían heredado su tierra de sus padres, y éstos de sus abuelos. También lo podía hacer por medio de impuestos, sin embargo éstos no se utilizaban para un bien común, al contrario, sólo era causa de mayor pobreza entre los habitantes.

Díaz siempre apoyó y estimuló el capital extranjero.

Otro de los medios que usó para mayor control, y principalmente para el pueblo, fue la represión.

Díaz no solamente premiaba a los extranjeros que en México invertían, sino que reprimió al pueblo mexicano, dejándolos sin derechos y garantías.

Una de las formas en la que Díaz reprimió las libertades del pueblo, fue al reelegirse tantas veces como presidente, con supuestas elecciones, que no son mas que una manera de neutralizar la soberanía de una nación.

El ejército mexicano, es fue usado como uno de los instrumentos más importantes para la represión. Sus principales funciones eran matar y desterrar.

Río Blanco es una localidad que por su ubicación, a parte de tener buen clima y bonitos paisajes tiene buena localización sobretodo para la energía hidráulica.. es la fabrica de textiles más grande y moderna que había en el mundo, y con mayores utilidades en comparación de su inversión. Ahí sólo hay trabajadores mexicanos, hombres, mujeres y niños que laboran 13 horas diarias. Esa fábrica lleva 16 años ahí, pero el pueblo se divide de antes y después de la huelga. Debido a que en México no habían leyes que protegieran a los trabajadores, ni sus garantías, ni que regularan las normas con las que las empresas trabajaran, los trabajadores de Río Blanco, no sólo con no estar conformes con respecto a sus jornadas ni a sus salarios, tenían que pagar renta de un cuarto que les alquilaban, y recibir los maltratos de sus jefes.

Los obreros crean el “Círculo de obreros”, pero cuando es descubierto, se crea una orden general para prohibir visitas y encarcelan inmediatamente a principales sospechosos. Los trabajadores de Puebla se ponen también en huelga y piden ayuda, así varias fábricas suspendieron sus actividades. Los trabajadores de Río Blanco, crean la ofensiva, y se ponen 2 meses en huelga con el simple alimento de las montañas, hasta que hartos de eso, recurren a Porfririo Díaz, pidiéndole ayuda y prometiendo aceptar cualquier decisión suya. Díaz manda hacer una falsa investigación y dice que reanuden las actividades.

Los obreros aceptan porque fue algo en que quedaron con Díaz, pero necesitan provisiones para agarrar las fuerzas perdidas, así que van a la tienda por maíz y frijoles y éstos les son negados, así que toman por la fuerza las provisiones y queman la tienda, enseguida los soldados empiezan a disparar a quemarropa. No hay cifras oficiales de los muertos, pero no cabe duda de que si hubiera serían falsas.

El gobierno realizó varios esfuerzos para ocultar la matanza, pero llegó a oídos de toda la nación, fue una masacre total.

Lo único que los obreros ganaron fue que Díaz quitó las tiendas, y ya ellos podían comprar lo que quisieran en donde quisieran.

Pero eso no borra lo que los testigos vieron y sobrevivientes experimentaron, y desde ese entonces Río Blanco no podrá volver a ser como antes.

Porfirio Díaz, tras derrocar a Lerdo, se reeligió en múltiples ocasiones hasta poder contarse 34 años en el poder.

Empezó su carrera como estadista y es cierto que fue un soldado muy destacado, pero eso no justifica que haya llegado al poder a perturbar la “paz” en la que vivía nuestro país.

Éste dictador mexicano probablemente mostró gratitud a sus amigos y fieles seguidores, pero se olvidó de por quién realmente él seguía en el poder: De su pueblo.

Siempre dio riendas sueltas a Estados Unidos para disponer de tierras y de las personas como quisiera, llamándole él a eso un “buen lazo con el extranjero”.

Díaz fue cero humanista, ya que las muertes a grande escala como las huelgas, fueron llevadas a cabo por órdenes directas de él, las torturas y esclavitud y pobreza en las que vivía si pueblo, nunca fueron detenidas o remediadas por él.

De hecho, mucha gente lo consideró como una persona cobarde ya que siempre se resguardó detrás de su enorme ejército y su policía privada a la cuál le daba riendas sueltas sobre sus actos, también lo demostró al despedir de todo cargo público a las personas más preparadas de todo México.

Díaz fue el deje de los masones en México, sin embargo ni hizo mas que engañar al pueblo y comprar el apoyo de los más codiciosos con el dinero que tenía.

El cuadro que hay tan famoso de él con carmelita su esposa, no es mas que una farsa, ya que ella fue obligada a casarse con él.

Demostró su patriotismo según él ayudando a países a derrocar a su gobierno para luego lanzar una guerra en un país pacífico.

Nunca tuvo consideración con su pueblo, con quien realmente lo necesitaba, porque gracias a México, estados Unidos se sostuvo y mejoró de lo que ya era.

Probablemente ere fue uno de sus más grandes errores.