Método de Descartes

Filosofía moderna. Racionalismo cartesiano. Duda. Idealismo. Existencia de Dios. Sustancias

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

EL METODO DE DESCARTES

La filosofía de Descartes es una filosofía metódica, el entendimiento o la razón, x ser patriomonio propio de los s.h. lo poseen todas las personas, los errores no suelen deberse a la carencia d capacidades intelectuales idóneas, sino a la falta d un método adecuado. Entendió x método un conjunto d reglas cuya exacta observancia permite q nadie tome nunca como verdadero nada falso y q llegue, mediante, un acrecentamiento gradual y continuo d ciencia, al verdadero conocimiento.

Se trata de un método natural q obra dsd la propia razón en virtud d su propia naturaleza y q justamente consiste en la marcha natural d la propia razón.

El metódo cartesiano es un método racional:

  • Xq consiste en la marcha natural de la propia razón q dejada a su propio proceder, sin perturbarla con imposiciones ni prejuicios marcha correctamnt.

  • Xq es encontrado x la propia razón, se pone en evidencia gracias a los análisis llevados a cabo x ella

  • La razón lo encuentra en la propia razón, en su funcionamiento adecuado, se trata d un ejercicio reflexivo en virtud dl cual la razón examina su propio proceder racional xa ver cómo st tiene lugar y ponerlo conscientmnt d relieve

  • Sirve xa q la propia razón se vigile a sí misma. Si la razón cuando funciona d acuerdo con su naturaleza funciona bien, la vigilancia consistirá en star atenta y evitar todas las interferencias q puedan perturbar su marcha espontánea.

  • Descartes tratará d poner de relieve las reglas q dbn seguir dicho método, pues utilizando dichas reglas resulta “imposible tomar lo falso x verdadero y conducirán al Cº verdadero d todo cuanto se sea capas d conocer”. De este modo, Descartes, nos dirá q existe una sola razón, luego existirá un solo método y una sola ciencia: el método y la ciencia racionales.

    LA DUDA METÓDICA COMO PUNTO DE PARTIDA

    Descartes se encuentra plenamnt convencido d las capacidades d la razón y d la utilidad d su método racional xa encontrar la verdad y la auténtica ciencia. Descartes partió d la duda, se trata d una duda metódica y no d una duda escéptica; los escépticos permanecen en sus dudas y no encuentran el medio d superar sus perplejidades e incertidumbres; Descartes, en cambio, a través d la duda intenta arribar a la verdad indubitable, es decir, la duda constituye un medio xa llegar a la verdad, se trata de una duda hiperbólica y no de una duda natural, cuanto + rigurosa y extrema sea la duda, + evidente e indudable resultará la verdad q la supere.

    -Motivos de duda: Descartes recurrió a establecer motivos o criterios q sirvieran d norma negativa d dicha verdad, d tal modo q solo las realidades capaces d superar cada uno d dichos criterios podrán ser establecidas d modo indudable como verdaderas.

    a)Los sentidos: Descartes ha comprobado q los sentidos frecuentemnt nos engañan, no podemos fiarnos nunca de los q ellos nos muestran.

    b)El mal uso d la razón: las razones q creemos rigurosas y verdaderas pueden ser erróneas y falsas.

    c)La no distinción del sueño de la vigilia: mientras soñamos, las cosas en q soñamos nos parecen reales y sólo al despertar descubrimos q eran falsas. No podemos distinguir q ahora no estamos soñando y las cosas q percibimos no son imaginaciones. Las cosas q percibimos no son + reales q las ilusiones d mis sueños.

    d)La hipótesis del genio maligno: Con los anteriores motivos qdan a salvo d la duda las verdades d la matemática xa establecer una duda universal y absoluta y llevarla hasta el extremo, Descartes recurrió a la hipótesis del genio maligno. Los anteriores motivos d duda, aunq el relativo a la no distinción del sueño y la vigilia parezca un tanto artificioso, pueden ser considerados cm naturales; ahora bien, Descartes no se conforma con ellos, recurre tb a razones artificiales, y así, nos dice q pongamos la existencia d un genio maligno muy poderoso q constantemnt nos engaña y q no nos permite distinguir ningún conocimiento cierto. Con esta hipótesis se hunde todo el mundo dl Cº. No pued star seguro d nada.

    La primera verdad indudable

    d st modo se encontró avocado a una duda absoluta, en medio d sta duda absoluta va a resplandecer la 1ª verdad indudable, PIENSO LUEGO EXISTO. Esta proposición manifiesta en sí misma, su propia realidad, puede ser q no existan las realidades en q pienso, puede q me equivoq al pensar, xo del propio hecho d pensar, surge la evidencia d mi existencia; d st modo, Descartes concluirá q no hay nada “+ fácil d conocer q mi propio espíritu” es decir, mi propia razón se pone en evidencia en su propia actividad y pone en evidencia la existencia d un sujeto racional.

    En esta 1ª verdad indudable encontrará Descartes x un lado el criterio q le permitirá distinguir lo verdadero de lo falso, x otro el método científico q conduce al hallazgo d toda otra verdad y x último las ideas en q se manifiesta dicha verdad.

    -El criterio: Descartes ha encontrado una 1ª verdad indudable, Averiguar las razones d dicha evidencia posee mucha importancia xq las razones q pngan d manifiesto su evidencia nos servirán como criterio xa descubrir todas las restantes verdades.

    Dicha verdad resulta evidente xq la concebimos clara y distintamnt; luego todo lo q concibamos d st modo será evidentmnt verdadero. D sta manera, se nos presenta el criterio q nos permite distinguir lo verdadero d lo dudoso, la claridad y la distinción, en consecuencia, todo aquello q se nos muestre d sta manera será verdadero.

    -Las reglas del método: Partiendo d la duda, Descartes ha arribado a la 1ª verdad: examinando sta 1ª verdad ha encontrado el criterio y aplicando el criterio y aplicando el criterio descubrirá las reglas del método.

    1ª Regla de la evidencia: Evidente es lo q se presenta d manera directa y sin intermediario a la mnt y sus notas son la claridad y la distinción. El modo primario d conocer consiste en la captación inmediata y directa, en la intuición d las realidades simples, q siendo claras se encuentran separadas y escindidas d todas las d+.

    2ª Regla del análisis: Esta regla viene exigida x la anterior, pues dado q la realidad cotidianamnt se nos muestra en forma compleja y puesto q sólo es posible la intuición de las percepciones simples, será necesario dividir aquéllas en todos sus componentes.

    3ª Regla de la síntesis: Mientras q las verdades simples son captadas x instuición, a las verades complejas se llega mediante la deducción, desde los Cºs simples a los complejo. Intuición y deducción son los dos caminos q conducen a la ciencia d la manera más segura. La intuición capta las “percepciones simples”, la deducción es el movimiento continuo e ininterrumpido del pensamiento q va pasando d una intuición a otra en el orden debido.

    4ª Regla de la enumeración: Hacer en todos los casos unos recuentos tan integrales y unas revisiones tan generales q llegase a star seguro d no omitir nada. Extremará las precauciones a fin d evitar todo juicio precipitado.

    -Las ideas: En mi mente encuentro tb ideas. Podemos considerar las ideas bajo dos aspectos distintos, atendiendo a su acto mental y fijándonos en su contenido objetivo. En lo q se prefiere al acto mental, todas las ideas son =es, consisten en afecciones o acontecimientos q tienen lugar en nuestra mnt en cuanto a su contenido objetivo podemos distinguir 3 clases de ideas:

    I adventicias, aquellas q creemos q proceden d fuera y se refieren a las cosas naturales q parecen llegarnos x medio de los sentidos, las facticias son hechas e inventadas x uno mismo y las innatas son las nacidas conmigo, las q la razón descubre x sí misma.

    Las adventicias no nos proporcionan Cºs ciertos, pues dependiendo d nuestros sentidos, siempre pueden ser puestas en duda; las facticias, pudiendo ser manejadas arbitrariamnt x mi imaginación y nada evidente me pueden mostrar. Las innatas q se imponen x si mismas de modo evidente son el auténtico cª, surge d la mente pura y atenta q mirando en sí misma logra descubrir sus verdaderos contenidos. El auténtico Cº, tiene lugar x medio d las ideas innatas, las q la razón encuentra en sí misma, el contenido objetivo q en dichas ideas se nos presentan d modo claro y distinto coincide con la realidad.

    LA EXISTENCIA DE DIOS

    El contenido objetivo q se me muestra d manera clara y distinta en las I innatas es verdadero y se corresponde con la realidad, xo la hipótesis del genio maligno torna dudoso st ppio, puede ser q dicho genio me engañe y tome lo falso x verdadero. La evidencia d mi propia realidad se me impone d manera absoluta x sí misma, xa q el criterio sirva de garantía xa el resto d las verdades, es necesario echar x tierra la hipótesis del genio maligno no puede existir.

    Demostrando la existencia d Dios, él mismo garantizará q razonando d manera correcta mis Cºs serán correctos y mis ideas se corresponderán con la realidad.

    1ª demostración: Encuentro en mi mnt la idea d Dios, sta no puede surgir d las cosas q me rodean y tp d mí mismo. Xq somos finitos y la idea d Dios posee un contenido infinito y no puede haber + realidad n el efecto q en la causa, x tanto sta I sólo pued haber sido puesta n mi mnt x 1 sr infinito, Dios.

    2ª demostración: Tengo en mi mnt la idea d Dios, luego es evidente q no m he dado la existencia a mi mismo, xq me hubiera dado todas las perfecciones contenidas en dicha idea; tp puede dberse mi existencia a mis padres o a otras causas imperfectas, xq en ese caso no sabríamos d donde surge la idea d perfección contenida en mi mnt, luego yo he tenido q ser causado x Dios. X tanto Dios existe.

    3ª demostración: todo aquello q concibo clara y distintamnt existe; xo cuando examinamos qué es Dios vemos clara y distintamnt q a su esencia corresponde nec. La existencia; luego Dios tiene q existi

    Con la demostración de Dios cae x tierra la hipótesis del genio maligno y tb se pne de relieve q todas las cosas dpndn d Dios y q este no me engaña. Dios se convierte en la garantia de q todo lo q convibo clara y distintamnt es verdadero.

    -Criterio de verdad y de certeza: Significan casi lo mismo, la dif es q el criterio de verdad es cuando intentamos referirnos al contenido objetivo presente en nuestras I y hablamos d criterio d cereza cuando nos referimos, preferentmnt a la seguridad conq las verdades se presentan a nuestra mnt. El mismo criterio de verdad será el q nos proporcione nuestra certeza y a la inversa.

    LA ESTRUCTURA DE LA REALIDAD

    Descartes posee certeza plena de su propia realidad, de la existencia d Dios y de su criterio x tanto puede tener plena certeza d q todo lo q este criterio le muestra es cierto. Asiq el mundo exterior aparece ante nuestro entendimiento d modo claro y distinto.

    Podemos distinguir ntr cualidades primarias y secundarias. secundarias: aquellos caracteres o propiedades q consisten en afecciones o impresiones q las cosas producen en el sujeto q percibe. Dependen de nuestra imaginación y de nuestros sentidos, son subjetivas y no nos muestran de modo claro y distinto realidad alguna. Primarias: consistirían en propiedades reales y objetivas q se encuentran en los objetos. Son percibidas x el entendimiento o razón y pueden ser claras y distintas x tanto se corresponden con la realidad.

    Asiq la realidad se estructura en 3 clases de cosas o sustancias:

  • Dios, la sustancia infinita, ser creador d todas las cosas y en quien, reside la grantía ultima de neustra capacidad cognoscitiva

  • El yo, sustancia pensante: constituye el sujeto d toda activiad intelectual, se ocmpoen de 2 facultades, entendimiento y voluntad

  • Cuerpos o sustancias extensas, q solo se mueve x movimientos mecánicos. La reducción de todo mov. De la nat, a mov. mecánico posibilita la aplicación d las matemáticas a la explicación del mundo.

  • EL S.H. ALMA Y CUERPO

    La separación radical entre la sustancia espiritual y la extensa afecta a la concepción cartesiana del s.h. El cuerpo h se encuentra sometido a la acción d las leyes nat y mecánicas, las causas eficientes, mientras q el alma es libre.

    Descartes siguiendo la tradición cristiana nos dice q el s.h es cuerpo y alma, es posible la relación d uno y otro xq el alma tiene su sede ppal en la peq glándula q se encuentra en medio del cerebro. Xo el alma no puede mover el cuerpo, pues xa mover algo material deben ser ambos sustancias extensas.

    Su solución no parece muy consecuente y el problema d la comunicación ntr cuerpo y alma pasa a sus seguidores.