Mercado de futuros

Bonos y tipos de interés. Operaciones a descubierto. Contratación futuros. Mecanismos compensación. Entregas físicas

  • Enviado por: Javier Rodriguez Aranda
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

TEMA 2: INTRODUCCIÓN A LOS MERCADOS DE FUTUROS: ASPECTOS INSTITUCIONALES.

  • Breve historia de los mercados de futuros.

  • Definición de futuro financiero y características de la contratación.

  • Mecanismo de compensación.

  • Depósitos de garantía.

  • Entregas físicas y liquidación por caja.

  • Breve historia de los mercados de futuros.

  • El origen de los futuros se sitúa, en realidad, en lo que se denominaban operaciones a descubierto, que se comenzaron a realizar a mediados del XIX con productos agrícolas en el mercado de valores de Chicago (Chicago Boat of Trade). El origen de los futuros financieros se sitúa en la Bolsa de valores de Chicago en los años 70; en la actualidad la utilización básica de futuros financieros es la cobertura de riesgos y, en general, la negociación con futuros supera de una forma bastante considerable a la negociación que existe del activo subyacente. El origen de los mercados de futuros financieros se situaba en los 70, y los primeros contratos eran futuros sobre divisas. Esto es porque a comienzos de los 70 entra el sistema monetario internacional diseñado en Bretton Woods, que era un sistema de tipos de cambio fijos , y se pasa a un sistema de tipos de cambios flexibles; con ello aumenta la volatilidad de los tipos de cambio. Esta es la causa de la aparición de esos contratos de futuros financieros en el año 72. Además, dada la relación existente entre tipos de cambio y tipos de interés, se genera volatilidad en los tipos de interés, y a mediados de los 70 aparecen los mercados de futuros sobre tipos de interés (1975, Chicago).

    La década de los 80 marca la expansión de los contratos de futuros fuera de USA, fundamentalmente en Europa; a finales de los 80 aparece el mercado español de futuros financieros. En la actualidad, existen cuatro modalidades de contratos de futuros:

    • Futuros sobre tipos de interés.

    • Futuros sobre bonos.

    • Futuros sobre índices bursátiles.

    • Futuros sobre divisas.

  • Definición de futuro financiero y características de la contratación.

  • Un contrato de futuros es un contrato jurídicamente vinculante para recibir o entregar una determinada cantidad de un producto financiero con unas determinadas características, con un precio determinado y a una fecha futura especificada. Consideramos dos momentos de tiempo:

    Se fijan el precio y las condiciones en t0, y la transacción tendría lugar en t1; un contrato de futuros no es exactamente un contrato a plazo.

    Diferencias entre contrato a plazo y futuros.

    Futuros A plazo

  • Productos o contratos estandarizados. 1. Productos financieros no estandarizados.

  • Se realiza a través de Cámaras de 2. Contrato privado entre dos partes.

  • Compensación.

  • Existe la posibilidad de abandonar la 3. No se puede abandonar la posición

  • posición adquirida actuando en mercado pactada sin la autorización de la

    secundario. contrapartida (expresa).

  • No existe riesgo de contrapartida 4. Existe riesgo de contrapartida.

  • (uno de los firmantes no cumple).

  • Depósito de garantía. 5. No existe depósito de garantía.

  • Características de la contratación en un mercado de futuros.

    Debe acudir a un mercado de futuros, que puede ser un lugar físico o una interconexión informática. Una empresa debe ponerse en contacto con un intermediario financiero; una vez allí caben dos posibilidades: que sea miembro de un mercado de futuros o que no lo sea. Si lo es, puede actuar por cuenta propia o por cuenta ajena; si no lo es, debe ponerse en contacto con otro que sea miembro del mercado de futuros. Cualquiera puede realizar una operación de futuros, pero no puede actuar en ese mercado, ya que allí sólo actúan los intermediarios financieros que son miembros de mercados. Se negocian contratos de futuros plenamente estandarizados, de forma que en el proceso de negociación sólo se determinan dos variables: número de contratos que se compran o venden y precio de cada contrato. El resto de variables están plenamente estandarizadas, por ejemplo, la fecha de entrega.

  • Mecanismo de compensación.

  • La característica más relevante de los mercados de futuros en la actualidad es la existencia de un mecanismo de compensación de operaciones. Para verlo, suponemos dos empresas, A y B, que deciden realizar una operación de futuros de signo contrario.

    La empresa A es compradora de un contrato de futuros; la empresa B es vendedora. Podría establecerse una operación directa suponiendo que cada una actúa a través de un intermediario financiero miembro del mercado de futuros; pero esto no puede darse en mercados de futuros; ésta sería una operación de un mercado a plazo, no de futuros. Aquí existe el riesgo de contrapartida: cualquiera de las dos empresas podría incumplir el contrato en fecha de liquidación. Para que esto no ocurra, en los mercados de futuros existe un mecanismo de compensación que se realiza a través de una Cámara de compensación. La existencia de un mecanismo de compensación implica la incorporación de una tercera parte en la negociación de un contrato de futuros.

    En realidad, la Cámara de compensación no es más que la organización responsable de los procedimientos de liquidación que se originan en la negociación en los mercados de futuros. Esta Cámara de compensación puede ser o bien propiedad del mercado o de una entidad independiente. La principal repercusión de su existencia es la eliminación del riesgo de contrapartida, ya que aunque cualquiera de las dos empresas puede fallar en el momento de liquidación, a nivel agregado la Cámara no fallará porque su nivel de capitalización es muy importante. La eliminación del riesgo de contrapartida implica un volumen más elevado del mercado de futuros, ya que operaciones que no se efectuarían debido al riesgo de contrapartida, sí se realizan gracias a la Cámara de compensación.

  • Depósitos de garantía.

  • Lo que se conoce como depósitos de garantía son unos depósitos que se pueden realizar en efectivo o en su equivalente en activos financieros. Son obligatorios para todos los participantes en un mercado de futuros. Estos depósitos se efectúan o realizan cuando se abre una posición (que es asumir un compromiso de compra o venda de contratos de futuros); existen dos posiciones básicas:

    • Posición abierta compradora (comprar futuros).

    • Posición abierta vendedora (vender futuros).

    Esos depósitos se cancelan o bien al vencimientos del contrato, o cuando se cierra una posición abierta, que consiste en realizar la operación contraria a la efectuada inicialmente. El objetivo que tienen los depósitos de garantía es el de asegurar en la medida de lo posible que los participantes en un mercado de futuros cumplan con sus obligaciones. Esos depósitos de garantía se expresan como un porcentaje de la posición abierta.

    Ejemplo:

    En el MEFF se pueden realizar contratos sobre bonos a 10 años con un nominal de 10 millones de pesetas; para comprar o vender uno de esos bonos la cantidad que hay que depositar es del 4% de la posición abierta; si se compra un bono hay que depositar el 4% de 10.000.000.

    El funcionamiento de los depósitos es más complicado que lo que acabamos de ver, y esquemáticamente sería:

    Los miembros del mercado abren más cuentas en las instituciones financieras; son las cuentas de efectivo, que la Cámara de compensación liquida diariamente de la siguiente forma para cada cuenta:

    + Liquida (bonos) de garantía inicial.

    + Ganancias operaciones abiertas. Saldo diario de las cuentas de efectivo.

    - Pérdidas operaciones abiertas.

    En el depósito de garantía se trata de que este saldo diario tenga un valor suficiente en relación al valor de las posiciones abiertas. Ese valor suficiente está calculado para que la probabilidad de que exista un saldo negativo sea mínima.

    En realidad, los depósitos de garantía se dividen en varias partes; de ahí que hablemos de sistemas de garantía, que se basan en tres componentes:

    • Garantía inicial: aquella que se asigna a una determinada posición recién abierta y que oscila entre el 2% y el 10% del valor nominal de esa posición.

    • Garantía de mantenimiento: nivel por debajo del cual no se permite que caiga el saldo de las cuentas de efectivo sin adoptar medidas correctoras; la garantía de mantenimiento oscila entre 75 y 80% del importe de la garantía inicial.

    • Reclamación de garantía: en aquellos casos en los que el saldo de una cuenta de efectivo cae por debajo de la garantía de mantenimiento, los clientes reciben una reclamación de garantía, que no es otra cosa que un depósito adicional que tiene el valor necesario para que el saldo se sitúe de nuevo dentro de la garantía de mantenimiento.

    Compra de futuros por X u.m.

    • Garantía inicial: 2-10% de X

    • Garantía de mantenimiento 75-80% del depósito inicial. En las fases se produce:

    • Reclamación de garantía (que realiza la Cámara de compensación).

    Para cumplir con esa reclamación de garantía, existen dos posibilidades:

    • Depósito adicional por parte del cliente.

    • depositado al menos la garantía de mantenimiento y, al mismo tiempo, este sistema garantiza la El miembro del mercado que actúa por cuenta de ese cliente procede a cerrar parte de las posiciones abiertas de ese cliente (la más habitual) y como la garantía de mantenimiento es un porcentaje de la posición abierta, al cerrarse esas posiciones, el saldo del cliente vuelve a situarse dentro de la garantía de mantenimiento. Este sistema de garantías es el que asegura que la Cámara de compensación elimine el riesgo de contrapartida en las operaciones de futuros; cada cliente tendrá estabilidad de los mercados de futuros que son, de los mercados financieros, aquellos con mayor grado de estabilidad.

  • Entregas físicas y liquidación por caja.

  • Los mercados de futuros sirven para realizar operaciones de cobertura:

    Una empresa decide realizar una operación de cobertura frente al riesgo de variación de precios del petróleo: Adopta una posición en el mercado de petróleo al contado y la contraria en el mercado de futuros de petróleo. En el mercado al contado compra o vende barriles de petróleo y existe entrega de material de esos barriles de petróleo. En los mercados de futuros no se compra ni vende nada (no hay entrega de material de barriles de petróleo): existe únicamente una liquidación por caja o por diferencias de precio de esos barriles de petróleo.

    Si la empresa, como consecuencia de la operación al contado con petróleo, debe comprar una determinada cantidad de barriles y pierde 100.000$, esa compra la realiza físicamente; si ha realizado la operación de cobertura en el mercado de futuros, habrá vendido esos barriles a futuros: si en el contado perdió 100.000$, en futuros ganará 100.000$; pero aquí la empresa no tiene que vender barriles de petróleo, simplemente hará una liquidación por caja en la que le entregarán 100.000$ sin comprar ni vender nada físicamente.

    En los mercados al contado debe realizarse la entrega física del activo que se negocia; en los mercados de futuros no se transacciona con ese activo, simplemente se hace una liquidación por diferencias; los activos negociados en los mercados de futuros, físicamente, no existen (con carácter general, en algunos sí existe entrega física).

    Ventajas de la liquidación por diferencias en los mercados de futuros.

    Permite la negociación de activos que no existen físicamente; estos activos se denominan activos nocionales, que aunque no existen físicamente, están diseñados de una forma concreta para poder ser usados en el mercado de derivados.

    Ejemplo de dos individuos:

    Individuo A Individuo B

    Telefónica BSCH

    Repsol Endesa

    BBV FCC

    Tanto A como B quieren realizar una operación de cobertura frente al riesgo de valores; ni A ni B pueden operar de la forma que hemos descrito hasta ahora, ya que en los mercados de futuros no hay ningún instrumento que sea la cartera de A ni la de B para poder tener posiciones contrarias. Para que estos individuos puedan diseñar un instrumento financiero nocional que replique de la forma más aproximada posible la evolución de las carteras de A y B, ese instrumento nocional, en el caso español es el IBEX - 35, que es el índice oficial del mercado continuo de la Bolsa española (agrupa las 35 empresas con mayor volumen de negociación). El IBEX - 35 ni se compra ni ser vende, pero sí se puede establecer un mecanismo de liquidación por diferencias sobre el valor de este índice.

    En estas circunstancias, la operación de cobertura que deberían hacer A o B sería:

    Las pérdidas y beneficios de los mercados de futuros no pueden ser exactamente iguales a las del mercado spot por ser instrumentos financieros distintos. Sin embargo, el resultado siempre será mejor al que obtendríamos actuando sin cobertura; la cobertura no es completa.

    Dentro de los instrumentos nocionales se utilizan para renta variable el futuro sobre el IBEX -35, pero para cobertura sobre renta fija se usan los bonos nocionales dentro de los que los más importantes por volumen de negociación son a 5 años, que sirven para operaciones de cobertura de carteras de títulos de renta fija con una VR media de 3'5 - 5'5 años, y los de 10 años, usados para operaciones de cobertura de carteras de títulos de renta fija que oscila entre 7'5 - 10'5 años de VR media.

    18

    FINANZAS Prácticas

    1

    3 meses

    t0

    t1

    Empresa A

    + comprador

    + vendedor

    Empresa A

    Compradora

    Cámara de compensación

    Empresa B

    Vendedora

    Vendedora

    Compradora

    Clientes

    Miembros del mercado.

    Cámara de compensación

    Cuenta de efectivo

    Saldo diario

    Liquidación diaria

    Saldo de la cuenta de efectivo

    8%

    6%

    0

    Tiempo (días)

    Depósito inicial

    Garantía de mantenimiento

    Saldo diario

    A

    B

    IBEX -35

    Tiempo

    B

    IBEX - 35

    A

    SPOT

    Compra / Venta

    Títulos A, B

    MERCADO de futuros

    IBEX - 35

    Nocional

    Operación

    de cobertura

    Entrega material de los títulos

    Liquidación por diferencias

    Beneficios

    Pérdidas

    Pérdidas

    Beneficios

    A

    B

    IBEX -35