Memoria secundaria

Informática y computación. Hardware. Dispositivos de almacenamiento secundarios. Discos duros, flexibles y ópticos. Disquetes. Unidades ZIP. CDROM (Compact Disc Read Only Memory). DVD (Digital Versatile Disc). Flash

  • Enviado por: Liquidtension
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 33 páginas

publicidad
cursos destacados
HTML5 y Jquery Mobile 1.3.0
HTML5 y Jquery Mobile 1.3.0
HTML5 y jQuery Mobile 1.3.0 en 13 video tutoriales

El curso hace parte de la serie de cursos: Introducción a la...
Ver más información

Curso de Java desde cero
Curso de Java desde cero
¿Quieres aprender java desde cero? Disfruta con estos videotutoriales destinados a todos los públicos en el que...
Ver más información


LA MEMORIA SECUNDARIA

Cerca de la mitad de los años 50´s, las posibilidades prácticas de los procesadores fueron ampliadas notablemente con el uso de memorias auxiliares externas. Cintas, discos y tambores magnéticos registran gran cantidad de información para conservarla permanentemente o bien para utilizarla rápidamente durante las fases de procesamiento.

Se denomina memoria auxiliar debido a que reside lejos del procesador. Comparada con memoria principal, memoria secundaria tiene mayor capacidad a menor costo por byte, pero el tiempo que toma hacer acceso a los datos en ella es mayor que en la memoria principal.

La memoria masiva o auxiliar trata de suplir las deficiencias de la memoria central. Estas son, su relativa baja capacidad y el hecho de que la información almacenada se borra al eliminar la alimentación de energía eléctrica . En efecto, los dispositivos de memoria masiva auxiliar (hoy día principalmente discos y cintas magnéticas) son mucho más capaces (del orden de 10000 veces o más) que la memoria principal, y en ellos se puede grabar la información durante mucho tiempo.

Según la definición de periférico dada anteriormente, éstos están constituidas por unidades de entrada, unidades de salida y unidades de memoria masiva auxiliar. Estas últimas unidades también pueden considerarse como unidades de E/ S, ya que el ordenador central puede escribir (dar salidas) sobre ellas, y la información escrita puede ser leída, es decir, ser dada como entrada. Ahora bien, la información grabadas en estos soportes no es directamente inteligible para el usuario de la ordenador, esto es, no puede haber una intercomunicación directa usuario-ordenador como la que hay a través de un teclado/ pantalla.

DISCO DURO

INTRODUCCIÓN

El presente trabajo tiene por objetivo conocer de manera detallada y didáctica las características y tecnología del disco duro como medio de almacenamiento secundario masivo.

El texto se compone de dos capítulos: En el primero se presentan los conceptos generales sobre dispositivos de almacenamiento, en el segundo se describe de manera detallada el disco duro.

Para componer este documento se empleó la plataforma de internet, localizando mediante los buscadores de páginas web en español (Yupi, Yahoo y AltaVista) aquellas páginas en Latinoamérica que presentaban contenido referente a los discos duros. Una vez localizadas se bajó su texto y las gráficas correspondientes para ser organizadas en un solo documento mediante el procesador de textos MsWord97.

  • LOS DISPOSITIVOS DE ALMACENAMIENTO ¿QUÉ SON LOS DISPOSITIVOS DE ALMACENAMIENTO?

  • La memoria de la computadora (RAM) es un lugar provisional de almacenamiento para los archivos que usted usa. La mayoría de la información guardada en la RAM se borra cuando se apaga la computadora. Por lo tanto, su computadora necesita formas permanentes de almacenamiento para guardar y recuperar programas de software y archivos de datos que desee usar a diario. Los dispositivos de almacenamiento (también denominados unidades) fueron desarrollados para satisfacer esta necesidad.

    Los siguientes constituyen los tipos más comunes de dispositivos de almacenamiento:

    • 'Memoria secundaria'
      Unidades de Disco Duro

    • Unidades de Disquete

    • Unidades de compresión ZIP

    • Unidades de CD

    • Unidades DVD

    • Unidad para Cinta

    • PRESENTACION

    •  

      Todas las Computadoras Personales actuales disponen de una unidad de disco duro, una unidad de disquetes y una unidad de CD ya instaladas. Para usar estos dispositivos de almacenamiento de manera adecuada, usted debe saber cómo encontrarlos en la computadora y cómo se denominan al guardar y recuperar información.

    • COMO UBICAR LAS UNIDADES?

    •  

      La unidad de disco duro (1) se encuentra adentro de la computadora y no es necesario obtener acceso a la misma. Puede obtener acceso a la unidad de CD (2) y la unidad de disquetes desde el panel frontal de la computadora. La unidad de CD consiste en un dispositivo de 5,25 pulgadas con una ranura cubierta o con una bandeja deslizable, un botón de carga/expulsión y un indicador de actividad luminoso. La unidad de disquetes (3) consiste en un dispositivo de 3,5 pulgadas con una ranura cubierta, un botón de expulsión y un indicador de actividad luminoso. Para ver la ubicación de estas unidades, seleccione la computadora de la lista que se encuentra al fondo de esta página.

       

    • ASIGNACION DE UNIDADES

    •  

      Usted debe saber la designación (la letra) de la unidad para que puede indicarle a la computadora dónde guardar los archivos o dónde recuperar los archivos que necesita. Las unidades se designan por letra del alfabeto. La unidad de disco duro es designa comúnmente con la letra C, la unidad de disquetes con la A y la unidad de CD con la D.

      Para averiguar la designación de una unidad instalada en la computadora, haga doble clic en el icono Sistema en el Panel de Control. Haga clic en la lengüeta Administrador de Dispositivos y haga doble clic en el dispositivo de su elección. Bajo la lengüeta Configuraciones, usted verá la asignación actual de letras de unidades.

    • Unidad de Disco Duro

    • Unidad de CD

    • Unidad de Disquetes

    • La unidad de disco duro se designa como unidad C, la unidad de CD como unidad D y la unidad de disquete como unidad A. Sin embargo, si la unidad de disco duro está particionada, se designa como C y D, y la unidad de CD queda como unidad E.

       

    • EL DISCO DURO

    •  

      'Memoria secundaria'

      El disco duro es el sistema de almacenamiento más importante de su computador y en el se guardan los archivos de los programas - como los sistemas operativo D.O.S. o Windows 95, las hojas de cálculo (Excel, Qpro, Lotus) los procesadores de texto (Word, WordPerefct, Word Star, Word Pro), los juegos (Doom, Wolf, Mortal Kombat) - y los archivos de cartas y otros documentos que usted produce.

      La mayoría de los discos duros en los computadores personales son de tecnología IDE (Integrated Drive Electronics), que viene en las tarjetas controladoras y en todas las tarjetas madres (motherboard) de los equipos nuevos. Estas últimas reconocen automáticamente (autodetect) los discos duros que se le coloquen, hasta un tamaño de 2.1 gigabytes.

      La tecnología IDE de los discos duros actuales ha sido mejorada y se le conoce como Enhaced IDE (EIDE), permitiendo mayor transferencia de datos en menor tiempo. Algunos fabricantes la denominan Fast ATA-2. Estos discos duros son más rápidos y su capacidad de almacenamiento supera un gigabyte. Un megabyte (MB) corresponde aproximadamente a un millón de caracteres y un gigabyte (GB) tiene alrededor de mil megabytes. Los nuevos equipos traen como norma discos duros de 1.2 gigabytes.

      Las motherboards anteriores con procesadores 386, y las primeras de los 486, reconocen solo dos discos duros, con capacidad hasta de 528 megabytes cada uno y no tienen detección automática de los discos. Para que estas motherboards reconozcan discos duros de mayor capacidad, debe usarse un programa (disk manager) que las engaña, haciéndoles creer que son de 528 megabytes.

      Si su computador es nuevo, la motherboard le permite colocar hasta cuatro unidades de disco duro. El primer disco duro se conoce como primario master, el segundo como primario esclavo, el tercero como secundario master y el cuarto como secundario esclavo. El primario master será siempre el de arranque del computador (C :\>).

      La diferencia entre master y esclavo se hace mediante un pequeño puente metálico (jumper) que se coloca en unos conectores de dos paticas que tiene cada disco duro. En la cara superior del disco aparece una tabla con el dibujo de cómo hacer el puente de master, esclavo o master con esclavo presente.

       

    • PARTES DEL DISCO DURO

    •  

      La estructura física de un disco es la siguiente: un disco duro se organiza en platos (PLATTERS), y en la superficie de cada una de sus dos caras existen pistas (TRACKS) concéntricas, como surcos de un disco de vinilo, y las pistas se dividen en sectores (SECTORS). El disco duro tiene una cabeza (HEAD) en cada lado de cada plato, y esta cabeza es movida por un motor servo cuando busca los datos almacenados en una pista y un sector concreto.

      El concepto "cilindro" (CYLINDER) es un parámetro de organización: el cilindro está formado por las pistas concéntricas de cada cara de cada plato que están situadas unas justo encima de las otras, de modo que la cabeza no tiene que moverse para acceder a las diferentes pistas de un mismo cilindro.

      En cuanto a organización lógica, cuando damos formato lógico (el físico, o a bajo nivel, viene hecho de fábrica y no es recomendable hacerlo de nuevo, excepto en casos excepcionales, pues podría dejar inutilizado el disco) lo que hacemos es agrupar los sectores en unidades de asignación (CLUSTERS) que es donde se almacenan los datos de manera organizada. Cada unidad de asignación sólo puede ser ocupado por un archivo (nunca dos diferentes), pero un archivo puede ocupar más de una unidad de asignación.

       

    • FUNCIONAMIENTO DEL DISCO DURO

    •  

      Cuando usted o el software indica al sistema operativo a que deba leer o escribir a un archivo, el sistema operativo solicita que el controlador del disco duro traslade los cabezales de lectura/escritura a la tabla de asignación de archivos (FAT). El sistema operativo lee la FAT para determinar en qué punto comienza un archivo en el disco, o qué partes del disco están disponibles para guardar un nuevo archivo.

      Los cabezales escriben datos en los platos al alinear partículas magnéticas sobre las superficies de éstos. Los cabezales leen datos al detectar las polaridades de las partículas que ya se han alineado.

      Es posible guardar un solo archivo en racimos diferentes sobre varios platos, comenzando con el primer racimo disponible que se encuentra. Después de que el sistema operativo escribe un nuevo archivo en el disco, se graba una lista de todos los racimos del archivo en la FAT.

       

      Un ordenador funciona al ritmo marcado por su componente más lento, y por eso un disco duro lento puede hacer que tu MAQUINA sea vencida en prestaciones por otro equipo menos equipado en cuanto a procesador y cantidad de memoria, pues de la velocidad del disco duro depende el tiempo necesario para cargar tus programas y para recuperar y almacenar tus datos.

       

      3.- CARACTERISTICAS DEL DISCO DURO

      A continuación vamos a indicar los factores o características básicas que se deben tener en cuenta a la hora de comprar un disco duro.

      3.1.- Capacidad de almacenamiento

       

      La capacidad de almacenamiento hace referencia a la cantidad de información que puede grabarse o almacenar en un disco duro. Hasta hace poco se medía en Megabytes (Mg), actualmente se mide en Gigabytes (Gb).

      Comprar un disco duro con menos de 3,5 GIGAS de capacidad dará lugar a que pronto te veas corto de espacio, pues entre el sistema operativo y una suite ofimática básica (procesador de texto, base de datos, hoja de cálculo y programa de presentaciones) se consumen en torno a 400 MB.

      Si instalas los navegadores de MICROSOFT y NETSCAPE suma otros 100MB; una buena suite de tratamiento gráfico ocupa en torno a 300MB y hoy en día muchos juegos ocupan más de 200MB en el disco duro.

      Ya tenemos en torno a 1,5 GIGAS ocupados y aún no hemos empezado a trabajar con nuestro ordenador.

       

      Si nos conectamos a internet, vermos que nuestro disco duro empieza a tener cada vez menos espacio libre, debido a esas páginas tan interesantes que vamos guardando, esas imágenes que resultarán muy útiles cuando diseñemos nuestra primera Página WEB y esas utilidades y programas SHAREWARE que hacen nuestro trabajo más fácil.

       

       

      3.2.- Velocidad de Rotación (RPM)

      Es la velocidad a la que gira el disco duro, más exactamente, la velocidad a la que giran el/los platos del disco, que es donde se almacenan magnéticamente los datos. La regla es: a mayor velocidad de rotación, más alta será la transferencia de datos, pero también mayor será el ruido y mayor será el calor generado por el disco duro. Se mide en número revoluciones por minuto ( RPM). No debe comprarse un disco duro IDE de menos de 5400RPM (ya hay discos IDE de 7200RPM), a menos que te lo den a un muy buen precio, ni un disco SCSI de menos de 7200RPM (los hay de 10.000RPM). Una velocidad de 5400RPM permitirá una transferencia entre 10MB y 16MB por segundo con los datos que están en la parte exterior del cilindro o plato, algo menos en el interior.

      3.3.- Tiempo de Acceso (Access Time)

      Es el tiempo medio necesario que tarda la cabeza del disco en acceder a los datos que necesitamos. Realmente es la suma de varias velocidades:

      * El tiempo que tarda el disco en cambiar de una cabeza a otra cuando busca datos.
      * El tiempo que tarda la cabeza lectora en buscar la pista con los datos saltando de una a otra.
      * El tiempo que tarda la cabeza en buscar el sector correcto dentro de la pista.

      Es uno de los factores más importantes a la hora de escoger un disco duro. Cuando se oye hacer ligeros clicks al disco duro, es que está buscando los datos que le hemos pedido. Hoy en día en un disco moderno, lo normal son 10 milisegundos.

      3.4.- Memoria CACHE (Tamaño del BUFFER)

       

      El BUFFER o CACHE es una memoria que va incluida en la controladora interna del disco duro, de modo que todos los datos que se leen y escriben a disco duro se almacenan primeramente en el buffer. La regla de mano aquí es 128kb-Menos de 1 Gb, 256kb-1Gb, 512kb-2Gb o mayores. Generalmente los discos traen 128Kb o 256Kb de cache.

       Si un disco duro está bien organizado (si no, utilizar una utilidad desfragmentadora: DEFRAG, NORTON SPEEDISK, etc.), la serie de datos que se va a necesitar a continuación de una lectura estará situada en una posición físicamente contigua a la última lectura, por eso los discos duros almacenas en la caché los datos contiguos, para proporcionar un acceso más rápido sin tener que buscarlos. De ahí la conveniencia de desfragmentar el disco duro con cierta frecuencia.

      El buffer es muy útil cuando se está grabando de un disco duro a un CD-ROM, pero en general, cuanto más grande mejor, pues contribuye de modo importante a la velocidad de búsqueda de datos.

      3.5.- Tasa de transferencia (Transfer Rate)

      Este número indica la cantidad de datos un disco puede leer o escribir en la parte más exterrior del disco o plato en un periodo de un segundo. Normalmente se mide en Mbits/segundo, y hoy en día, en un disco de 5400RPM, un valor habitual es 100Mbits/s, que equivale a 10MB/s.

      3.6.- Interfaz (Interface) - IDE - SCSI

      Es el método utilizado por el disco duro para conectarse al equipo, y puede ser de dos tipos: IDE o SCSI.

      Todas las placas bases relativamente recientes, incluso desde las placas 486, integran una controladora de disco duro para interfaz IDE (normalmente con bus PCI) que soporta dos canales IDE, con capacidad para dos discos cada una, lo que hace un total de hasta cuatro unidades IDE (disco duro, CD-ROM, unidad de backup, etc.)

      Debemos recordar, sin embargo, que si colocamos en un mismo canal dos dispositivos IDE (e.g. disco duro+CD-Rom), para transferir datos uno tiene que esperar a que el otro haya terminado de enviar o recibir datos, y debido a la comparativa lentitud del CD-ROM con respecto a un disco duro, esto ralentiza mucho los procesos, por lo que es muy aconsejable colocar el CD-ROM en un canal diferente al de el/ los discos duros.

      La velocidad de un disco duro con interfaz IDE tambien se mide por el PIO (modo programado de entrada y salidad de datos), de modo que un disco duro con PIO-0 transfiere hasta 3,3MB/s, PIO-1 hasta 5,2MB/s, PIO-2 hasta 8,3MB/s. Estos modos anteriores pertenecen a la especificación ATA, pero en la especificación ATA-2 o EIDE, los discos duros pueden alcanzar PIO-3, hasta 11,1MB/s, o PIO-4, hasta 16,6MB/s. Los discos duros modernos soportan en su mayoría PIO-4.

      Recientemente se ha implementado la especificación ULTRA-ATA o ULTRA DMA/33, que puede llegar a picos de transferencia de hasta 33,3MB/s. Este es el tipo de disco duro que hay que comprar, aunque nuestra controladora IDE no soporte este modo, pues estos discos duros son totalmente compatibles con los modos anteriores, aunque no les sacaremos todo el provecho hasta que actualicemos nuestro equipo.

      En cuanto al interfaz SCSI, una controladora de este tipo suele tener que comprarse aparte (aunque algunas placas de altas prestaciones integran este interfaz) y a pesar de su precio presenta muchas ventajas.

      Se pueden conectar a una controladora SCSI hasta 7 dispositivos (o 15 si es WIDE SCSI)de tipo SCSI (ninguno IDE), pero no solo discos duros, CD-ROMS y unidades de BACKUP, sino también grabadoras de CD-ROM (las hay también con interfaz IDE), escáneres, muchas de las unidades de BACKUP, etc.

      Otra ventaja muy importante es que la controladora SCSI puede acceder a varios dispositivos simultáneamente, sin esperar a que cada uno acabe su transferencia, como en el caso del interfaz IDE, aumentando en general la velocidad de todos los procesos.

      Las tasas de transferencia del interfaz SCSI vienen determinados por su tipo (SCSI-1, Fast SCSI o SCSI-2, ULTRA SCSI, ULTRA WIDE SCSI), oscilando entre 5MB/s hasta 80MB/s. Si el equipo va a funcionar como servidor, como servidor de base de datos o como estación gráfica, por cuestiones de velocidad, el interfaz SCSI es el más recomendable.

      Introducción

      Disquetes o discos flexibles

      Disquete o Disco flexible, en ordenadores o computadoras, un elemento plano de mylar recubierto con óxido de hierro que contiene partículas minúsculas capaces de mantener un campo magnético, y encapsulado en una carcasa o funda protectora de plástico. La información se almacena en el disquete mediante la cabeza de lectura y escritura de la unidad de disco, que altera la orientación magnética de las partículas. La orientación en una dirección representa el valor binario 1, y la orientación en otra el valor binario 0.

      Dependiendo de su capacidad, un disco de este tipo puede contener desde algunos cientos de miles de bytes de información hasta un millón. Un disco de 3½ pulgadas encerrado en plástico rígido se denomina normalmente disquete pero puede llamarse también disco flexible.

      Foto de un Disquete (Disco Flexible)

      'Memoria secundaria'

      1.- Manejo y Cuidado de los Disquetes

      - Se debe tener cuidado con los disquetes porque los pequeños rasguños, polvo o partículas pueden hacer inusuales la información.

      • No tocar la superficie gravable.

      • Mantener alejado el disquete de campos de fuentes magnéticas, como por ejemplo calculadoras, teléfonos, etc.

        2.- Estructura del Disco Flexible

      El soporte magnético de un disco flexible está constituido por material magnético depositado sobre un soporte circular de plástico llamado "Mylar", el cual es flexible y de alta calidad. El material magnético puede cubrir una o las dos caras del soporte.

       4.- Organización de un Disquete

      Se puede establecer cierto paralelismo entre el disquete y el disco de música, este ultimo almacena la música grabada en el surco espiral de la superficie de plástico; el disco flexible almacena los datos en forma .de señales magnéticas en la superficie.

      UNIDADES ZIP

      INTRODUCCIÓN

      Las unidades ZIP, fabricadas por la empresa IOmega, presentan una buena solución a la hora de guardar información a bajo costo. La unidad ZIP es una unidad que puede instalarse tanto en forma interna como externa, siendo esta última de mayor costo pero presentando el beneficio de poder ser transportada de una PC a otra sin problemas ya que se conectan a través del puerto paralelo, como también a través de una placa SCSI u del puerto USB.

      La información es guardada en discos similares a las disquetes de 3 ½", cuya capacidad  es de 100 MB, pudiendo duplicarse la misma a través de la utilización de software de compresión de discos como DRVSPACE de D.O.S. La velocidad de transferencia es superior a la un disquete pero inferior a la de un disco rígido. 

      Recientemente ha aparecido una nueva unidad ZIP que permite el almacenamiento de 250 MB de información en un solo disco.

      Las unidades ZIP (Zip Dlrive"), por las capacidades de sus disquetes, por su confiabilidad, y por su velocidad de transferencia están a mitad de camino entre las unidades de disquete y las de disco duro, aunque más próximas a esta última. Así, su velocidad de giro es del orden de 3000 r.p.m, lo cual redunda en una mayor velocidad de transferencia.

      El gabinete del ZIP drive es externo al gabinete de la computadora.

      La conexión del ZIP drive generalmente se hace en el port paralelo que usa la impresora, debiéndose desconectar ésta de dicho port, y volverla a conectar al gabinete del ZIP drive en un conector preparado. Los disquetes para ZIP drive son flexibles, y pueden almacenar en sus dos caras magnetizables 100/200 MB, empleándose comúnmente para back-up del disco rígido. Las cabezas de escritura/lectura están en contacto con las superficies de ambas caras, siendo más pequeñas en tamaño que las usadas en una disquetera, lo cual permite grabar y sensar con densidades de grabación mayores.

      Peros: portabilidad, reducido formato, precio global, muy extendido

      Contras: capacidad reducida, incompatible con disquetes de 3,5"

      Las unidades Zip se caracterizan externamente por ser de un color azul oscuro, al igual que los disquetes habituales (los hay de todos los colores). Estos discos son dispositivos magnéticos un poco mayores que los clásicos disquetes de 3,5 pulgadas, aunque mucho más robustos y fiables, con una capacidad sin compresión de 100 MB una vez formateados.

      Su capacidad los hace inapropiados para hacer copias de seguridad del disco duro completo, aunque perfectos para archivar todos los archivos referentes a un mismo tema o proyecto en un único disco. Su velocidad de transferencia de datos no resulta comparable a la de un disco duro actual, aunque son decenas de veces más rápidos que una disquetera tradicional (alrededor de 1 MB/s).

      Existen en diversos formatos, tanto internos como externos. Los internos pueden tener interfaz IDE, como la de un disco duro o CD-ROM, o bien SCSI; ambas son bastante rápidas, la SCSI un poco más, aunque su precio es también superior.

      Las versiones externas aparecen con interfaz SCSI (con un rendimiento idéntico a la versión interna) o bien conectable al puerto paralelo, sin tener que prescindir de la impresora conectada a éste. El modelo para puerto paralelo pone el acento en la portabilidad absoluta entre ordenadores (Sólo se necesita que tengan el puerto Lpt1) aunque su velocidad es la más reducida de las tres versiones. Muy resistente, puede ser el acompañante ideal de un portátil.

      Ha tenido gran aceptación, siendo el estándar en su segmento, pese a no poder prescindir de la disquetera de 3,5" con la que no son en absoluto compatibles, aunque sus ventajas puede que suplan este inconveniente. El precio de la versión interna ronda los $262.500 (más IVA) y los Discos alrededor de $35.000 (más IVA).

      Muchas de las primeras unidades Zip sufrían el denominado "mal del click", que consistía en un defecto en la unidad lectora-grabadora que, tras hacer unos ruiditos o "clicks", destrozaba el disco introducido; afortunadamente, este defecto está corregido en las unidades actuales. En todo caso, los discos son bastante resistentes, pero evidentemente no llegan a durar lo que un CD-ROM.

      Cómo utilizar la unidad Zip

      La unidad Zip constituye un sistema de almacenamiento magnético para todos los archivos importantes; es versátil, segura, portátil, compatible, rentable y fácil de conectar.

      Copias de seguridad con la unidad Zip

      • Con el software Iomega Automatic Backup de Iomega y la unidad Zip, tiene la posibilidad de realizar copias de seguridad de archivos importantes de forma automática. Iomega Automatic Backup le permite abrir o modificar archivos de copia de seguridad directamente desde la unidad Iomega, no es necesario realizar restauraciones complicadas desde archivos comprimidos.

      • La unidad Zip y la función de copia de seguridad de Iomega le permiten realizar copias de seguridad de toda la unidad de disco duro por si se produce un fallo importante del sistema.

      • También puede simplemente arrastrar y soltar los archivos en la unidad Zip.

      Restauración de una copia de seguridad

      Para restaurar los archivos de los que ha realizado copia de seguridad en la unidad Zip, necesita saber cuál fue el software de Iomega que se utilizó para realizar las copias de seguridad de los archivos. Función de copia de seguridad de Iomega

      • Copia de seguridad de un solo paso

      • Iomega Automatic Backup

      Transporte de archivos en discos Zip

      Las unidades y discos Zip de Iomega le permiten transportar su trabajo. Una forma muy común de transferir los datos desde la unidad de disco duro hasta la unidad Zip es arrastrando y soltando los archivos. La mayoría de los programas de software disponen de la opción Guardar como que le permite elegir una ubicación y un nombre para el archivo que desea guardar.

      Utilización de los discos Zip para almacenar archivos importantes

      Puede utilizar la unidad y los discos Zip como sistema de almacenamiento adicional para el ordenador, de igual modo que si tuviera una segunda unidad de disco duro. Puede seguir adquiriendo discos Zip de Iomega a medida que vaya necesitando espacio para evitar que la unidad de disco duro se sature. A continuación, se muestran algunos métodos para utilizar los discos Zip como sistemas de almacenamiento adicional.

      • Almacene los archivos personales que utilice todos los días en un disco Zip para localizarlos fácilmente.

      • Proporcione a cada persona que utilice su ordenador un disco Zip para que almacenen sus propios archivos.

      • Ordene los archivos por categoría en discos Zip distintos (por ejemplo, fotografías, descargas, música, etc.).

      Archivado en discos Zip

      El archivado es un método de almacenamiento que se utiliza para eliminar archivos que no se utilizan, pero que siguen siendo necesarios, de la unidad de disco duro. Entre estos archivos podríamos incluir:

      • Información fiscal de años anteriores

      • Información bancaria de años anteriores

      • Mensajes importantes de correo electrónico

      • Proyectos escolares del semestre anterior

      • Documentos de investigación

      Utilización de la unidad Zip como ayuda para actualizar el ordenador

      La unidad Zip facilita el guardado de archivos en discos Zip antes de actualizar el ordenador y, a continuación, la restauración de dichos archivos cuando ha finalizado la actualización. Iomega ofrece actualmente una herramienta de migración a Windows XP que le ayuda a la hora de actualizar el ordenador con Windows XP.
      Inserción de discos Zip

      Cuando introduce un disco Zip, la luz verde de actividad de la unidad Zip parpadea durante unos momentos y después se apaga. (Si la luz sigue parpadeando lentamente, pulse el botón de expulsión para extraer el disco Zip e insértelo de nuevo.)

      Compatibilidad con discos Zip de 250 MB y de 100 MB

      La unidad Zip de 750 MB ofrece compatibilidad con versiones anteriores, lo cual le permite realizar operaciones de lectura y escritura en discos Zip de 750 MB y de 250 MB, así como de sólo lectura de discos Zip de 100 MB. El rendimiento al escribir en discos de 250 MB se ve reducido de forma significativa, debido a la capacidad superior de la unidad Zip de 750 MB. Para maximizar el rendimiento de la unidad Zip de 750 MB, debe utilizar discos Zip de 750 MB.

      A continuación, se enumeran algunos de los aspectos a tener en cuenta al utilizar discos y unidades Zip de 750 MB, 250 MB y 100 MB.

    • Si la unidad Zip parece bloquearse al escribir en un disco Zip de 750 MB o 250 MB, asegúrese de que la unidad funciona correctamente comprobando que la luz verde de actividad está parpadeando. (Si el parpadeo es lento y regular, indica que se ha producido un problema con la unidad. Si ocurre esto, pulse el botón de expulsión para extraer el disco e insértelo de nuevo.)

    • Puede utilizar la opción Formato corto si necesita formatear un disco Zip de 750 MB o de 250 MB en la unidad Zip de 750 MB; o la opción Formato largo para discos Zip de 750 MB. La unidad Zip de 750 MB no admite el Formato corto para discos Zip de 100 MB ni el Formato largo para discos Zip de 100 MB o de 250 MB.

    • Los discos Zip de 750 MB no se pueden utilizar con unidades Zip de 250 MB o de 100 MB; las unidades Zip de 250 MB o de 100 MB expulsan de forma automática los discos de 750 MB.

    • Puede leer y copiar archivos desde un disco Zip de 100 MB, pero no puede escribir en el disco con una unidad Zip de 750 MB.

    • Sin el software IomegaWare instalado

      La realización de cualquier función aparte de la lectura de un disco Zip de 100 MB provocará que el sistema operativo muestre un cuadro de diálogo de advertencia en el que se indica que la operación no ha se ha realizado correctamente.

      Con el software IomegaWare instalado

      'Memoria secundaria'
      Al insertar un disco Zip de 100 MB en la unidad Zip de 750 MB, recibirá un mensaje de advertencia en el que se indica que no puede escribir en el disco. El cuadro de diálogo de advertencia tiene una casilla de verificación "No volver a recordar" que puede activarse; en caso contrario, el mensaje de advertencia aparecerá cada vez que inserte un disco Zip de 100 MB. Si intenta copiar, mover, cambiar el nombre o eliminar algún elemento del disco Zip de 100 MB, se mostrará un mensaje de advertencia que le indica que la operación no se ha realizado correctamente.

      'Memoria secundaria'
      Si trata de crear un acceso directo, un archivo o una carpeta, cambiar la información del volumen o los atributos de un disco Zip de 100 MB, aparecerá un cuadro de diálogo de error del sistema operativo en el que se indica que el disco está protegido contra escritura. Esta protección contra escritura no se puede eliminar.

      Desconexión de la unidad Zip de 750 MB

      Al apagar el sistema, puede desconectar la alimentación de la unidad Zip. La unidad no sufrirá daños si la alimentación permanece activada. Una forma sencilla de apagar la unidad Zip es desconectando la fuente de alimentación.

      Si desconecta la alimentación de la unidad, pero deja la fuente de alimentación enchufada, el consumo de energía es inferior a 2 vatios (menos de la mitad de la energía necesaria para una bombilla). La forma más sencilla de desconectar la alimentación completamente es conectar la fuente de alimentación en la misma regleta que el ordenador y, a continuación, utilizar el interruptor de la regleta para desconectar la alimentación del ordenador y de la unidad Zip. Antes de desconectar la unidad Zip, extraiga los discos de la misma.

      6. Discos magneto ópticos

      Estos discos aparecieron en el mercado en el año 1996, llamados MO(magneto- ópticos)con la posibilidad de escribir y borrar en ellos tantas veces como sea necesario, debido a que apareció la necesidad de poder actualizar el software sin la necesidad de tirar los discos.

      Estos discos están formados por una fina capa de material magnetisable y reflectante, protegida entre 2 capas de material de plástico transparente. El material magnetizable tiene la función de almacenar la información en pistas concéntricas, a diferencia de los ópticos que se graban en espiral. Por esto, estos discos se leen y graban a una velocidad angular constante, similar a los discos magnéticos. Esto significa que siempre que se lee la misma cantidad de sectores por segundo, y de esta manera la cantidad de bits leídos por segundo siempre es la misma.

      Estos discos reúnen las características principales de dos tipos de almacenamiento, óptico y magnético.

      Cada disquete óptico consta de dos capas:

      La primera esta formada con partículas magnéticas, que antes de su primera utilización tienen una magnetización uniforme que representa un cero lógico en todos los bits de posición.

      La segunda capa es de aluminio reflectante, y se utiliza para reflejar los rayos láser.

      Los materiales magnéticos de la primera capa poseen varias propiedades curiosas: una de ellas es el efecto Curie-Weisse, que consiste en la perdida de su organización magnética a determinadas temperaturas. Otra es la polarización de la luz que cambia

      al pasar por un campo magnético estas propiedades son aprovechables en los discos ópticos-magnéticos.

      La escritura tiene dos fases:

    • Consiste en calentar un sector (512 bytes normalmente) del disco por medio de un láser de alta densidad que se enfría bajo la influencia de un campo magnético. A medida que va bajando la temperatura también lo hace la influencia del campo magnético, y los datos se van fijando sobre el disco. Alternando el magnetismo y los sectores a calentar por el láser escribimos todos los bytes en nuestro disco.

    • Para leer los datos se utiliza un rayo láser de baja intensidad, que detecta la polaridad de las partículas del disco, traduciéndose los cambios de esta en pulsos eléctricos.

    • Para reescribir en una zona ya utilizada hay que efectuar un borrado y realiza el mismo procedimiento ya descripto.

      La capacidad de estos discos es de 200 a 500 Mbytes.

      Funcionamiento. La escritura termo magnético involucra el uso de un haz de láser que modifica la temperatura de Curie de la película magnética. La temperatura de Curie de un material magnético es la temperatura a la cual el material pierde su campo magnético coercitivo. Esto sucede entre los 150 y 200 ºC para la mayoría de las películas magnéticas usadas. Cuando esto ocurre, el material pierde toda memoria de su magnetización anterior y puede adquirir una nueva magnetización si se lo enfría en presencia de un campo magnético externo.

      La grabación se realiza invirtiendo un dominio magnético para indicar un uno y dejándolo igual para marcar un cero. Para poder hacer esto, se necesita inicializar todos los dominios en cero. Esto significa que para grabar datos, es necesaria una pasada de borrado que debe ser realizada antes de la escritura para inicializar los dominios.

      Lectura. Para leer los datos almacenados en un disco magneto óptico se debe interpretar el cambio en la reflexión de la luz reflejada en un haz reflejado. Este fenómeno físico en el cual se basa la tecnología de los discos magneto óptico regrabables, es conocido como el efecto Kerr. Este se manifiesta en un cambio en el estado de la polarización de la luz mediante la interacción con un medio magnetizado.

      También existe otro método de lectura que esta basado en el efecto Faraday, que en algunos aspectos es similar al de Kerr.

      En cuanto a la tecnología de cambio de fase, decir que esta tecnología, que es la utilizada por los CD ópticos re-escribibles llamados CD-E (CD-Erasable), hoy designados CD-RW (CD ReWritable), se basa en la propiedad que posee una capa de material como el teluro (mezclado con germanio o antimonio), de cambiar del estado amorfo (0) al cristalino (1) si se alcanza la "temperatura transición" (100 ºC ó más); y de volver de cristalino a amorfo, si se alcanza la "temperatura de fusión" y se deja enfriar. Para escribir un uno en un punto de una pista del disco, un láser con baja potencia lo calienta rápidamente hasta la temperatura de transición. Si el estado físico del punto era amorfo, pasa a cristalino; y si ya está en este estado, quedará igual. Un cero se escribe calentando el punto hasta la temperatura de fusión, usando el láser con alta potencia. Al enfriarse pasa al estado amorfo, y si estaba en ese estado volverá al mismo.

      La lectura de las pistas así grabadas se realiza con el mismo cabezal, recorriéndoles con el láser de Potencia diez veces menor. La luz láser reflejada al ser sensada permite detectar, por diferencias de reflectividad, los cambios de un estado físico al otro, a lo largo de la pista. Un punto en estado cristalino refleja el 70% de la luz incidente, y en estado amorfo el 18%.
      Se debe aclarar que esta tecnología es puramente óptica, sin magnetismo, requiriéndose una sola pasada para escribir, a diferencia de la MO, que necesita borrar (escribir todos ceros) y luego escribir los unos.

      CD-ROM / DVD

      Un mundo de colores

      Los primeros discos de CD fueron creados por Phillips, con la intención de obtener un soporte audio más compacto y de mayor calidad. Su especificación se conoce como Libro Rojo, debido a que éste era el color del libro en el que fue publicado. Estos discos tienen una única pista dividida en bloques de datos de 235 bytes, los cuales son leídos a un ratio de 75 bloques por segundo, con dos niveles de corrección de errores.

      La especificación del formato CD-ROM para PC creada en 1984 y también conocida como Libro Amarillo, añade un nivel adicional de corrección de errores al estándar anterior.

      Cada bloque de información incluye al principio del mismo una cabecera o bloque extra de datos. Esta especificación se divide en dos partes o modos. El modo 1 incluye ECC (Código de corrección de errores), el cual requiere 280 bytes, con los cuales el bloque de datos consta de 2.048 bytes. En modo 2 no se incluye ECC, con lo que el bloque de datos llega hasta los 2.336 bytes.

      En 1985 la organización ISO (Organización de Estandartes Internacionales) creó el comité 660 en Hohg Sierra (Estados Unidos). De allí nació la norma High Sierra o ISO 9660, un sistema que no depende de la plataforma de trabajo (puede ser utilizada indistintamente en PC´s, Macintosh e incluso Workstation) y que se basa en la jerarquía de ficheros del DOS, es decir, los nombres de archivos constan de 8 caracteres más 3 de extensión. Junto a ésta nos encontramos con la norma HFS de Apple (con un ámbito de aplicación más restringido) que trata los ficheros en la forma usual de los Mac (ventanas, iconos y demás). Actualmente se está trabajando en una nueva estructura de ficheros, ECMA 168, capaz de aprovechar al máximo las posibilidades de cada sistema operativo.

      El Cd-Rom un circulo lleno de información

      El Cd-Rom es un disco en el cual cabe una gran masa de información, siempre y cuando lo comparemos con los anteriores dispositivos de almacenamiento que aún existen en el mercado, dejando aparte los Discos Duros.

      A principios de 1984 hacen su aparición en el mercado, estos tenían un coste altísimo y no estaba a las manos de cualquiera, aunque poco a poco se han ido estandarizado a lo largo del tiempo hasta llegar a nuestras fechas, el cual ya es un dispositivo de almacenamiento de información más común.

      Creación de un CD-Rom.

      Su creación está compuesta por tres fases:

      1ª Fase: Atmósfera

      Estos se fabrican en una atmósfera totalmente exenta de polvo y en condiciones estables de temperatura. Dicho proceso comienza con una fase de premastering, en la que se recuperan los datos entregados por el cliente y se pasan a la norma ISO 9660. A continuación viene la fase de mastering propiamente dicha, en la que un láser graba los datos en el glass master, un disco de cristal de 24 centímetros de diámetro y 6 milímetros de espesor, recubierto de una capa d resina fotosensible de un espesor de 0,12 micras.

      La grabación se efectúa comenzando en el centro del disco hacia el exterior, por último, se deposita una fina capa de plata por metalización en vacío.

      Seguidamente tiene lugar la fase de galvano en la que, mediante electrólisis, se deposita una capa de Níquel de 300 micras en el glass master. Después, la capa de Níquel se separa del substrato de vidrio, recuperándose así el negativo del CD a prensar. Una nueva fase de electrólisis permite obtener otras matrices que sean utilizadas en al fase del prensado.

      2ª Fase: Prensado de la Copia

      El prensado consiste en la obtención de las diferentes copias que compondrán la serie. El Cd-Rom es de policarbonato, material plástica idéntica a la que compone el Cd de audio. La resina de policarbonato en fusión es inyectada entre la matriz y una pieza perfectamente plana dentro de un molde. A continuación, por evaporación, se deposita sobre el CD una capa de aluminio de 0,05 micras para hacerlo perfectamente reflectante. Después se baña por centrifugación de un barniz especial, protegiendo así el Cd-Rom de las agresiones externas.

      El proceso finaliza con el serigrafiado del disco, el empaquetado automático en estuche junto con el libreto y, por último, su introducción en el envoltorio de celofán.

      3ª Fase: Control de Calidad

      Para garantizar la máxima calidad de acabado, es recomendable llevar a cabo controles exhaustivos en las distintas fases de fabricación. De este modo, en la etapa de mastering se debían controlar los procesos de preparación del substrato, grabación (analizando el perfecto traslado de la información numérica al láser), control automático de todas las señales eléctricas y control de coherencia.

      Durante la fase de galvano hay que realizar controles numéricos de las matrices, además del control físico de estas, así como su espesor, su rugosidad ya la excentricidad del agujero central. Por último, en el proceso de prensado se deberían realizar controles de recogida sobre el policarbonato y la geometría de los discos, además de comprobar íntegramente todas las señales numéricas del primer ejemplar prensado, comparándolo con ficheros CD-WORM previamente creados.

      Analizando los Cd-Rom

      Una vez visto como se crea el cd-rom, hay que diferenciar bien entre los distintos dispositivos de cd-rom que existen en el mercado, como pueden ser:

      • Lectores CD-Rom

      • Grabadoras Cd-Rom

      • Re-grabadoras Cd-Rom

      • Dvd-Rom- Dvd-Ram

      Lectores de CD-Rom

      De los diferentes lectores de Cd-Rom que componen la oferta del mercado, son mayoría los que se encuentran con un caddy. Las razones que mueven a un fabricante a optar por un diseño más simple (de bandeja) son, como casi siempre, de índole económica: se trata de reducir costes para afinar el precio final.

      Ahora bien, lo que para el usuario puede ser una ventaja se suele convertir a la larga un arma de doble filo. Y es que los lectores de Cd-Rom son extremadamente sensibles al polvo. Un detalle que nos suele pasar inadvertido cuando escuchamos discos de audio en la cadena de nuestro salón y que, sin embargo, causa errores al tratar de acceder a un programa.

      Y lo curioso es que no basta con limpiar cuidadosamente los discos antes de meterlos en el lector. Las motas de polvo pueden llegar impulsadas por la corriente de aire creada por el ventilador interno del Pc. Ante este enemigo el caddy (una pequeña caja de plástico en la que se introduce el disco), constituye una defensa eficaz.

      Para que la información fluya entre el CD-Rom y el ordenador no basta simplemente con conectar un cable, sino que se necesita además una interfaz y una controladora. El ordenador envía su petición al interfaz, que a su vez se lo pasa a la controladora, quien se encarga de recuperar la información solicitada y se le envía al ordenador vía la interfaz.

      En el mercado actual podemos encontrarnos con controladoras IDE y SCSI, las primeras suelen ser utilizadas en discos pequeños o de tamaño medio y cuentan con la ventaja de su simplicidad y su económico precio. Por su parte, las controladoras SCSI permiten el manejo de varios dispositivos, incluyendo discos de gran capacidad, y suelen ser más rápidas.

      La mayoría de las unidades de CD-ROM en particular las de alta velocidad, se construyen con interfaces SCSI, pues son fáciles de configurar y ofrecen altos índices de transferencia. La primera implantación del estándar, el SCSI-1 de 8 bits, fue presentada en 1986, tras cuatro años de discusión. Permite conectar hasta 8 dispositivos, (uno de los cuales es el propio PC), cada uno con su propio identificador.

      En 1992 se aprobaron varios estándares SCSI-2. Estos ofrecen mejor compatibilidad, aunque en la versión normal de 8 bits no aportan ventaja significativas sobre el diseño previo. El Fast-SCSI-2 dobla la velocidad de transferencia, llegando hasta lo 2ç10 mbytes por segundo, pero sigue siendo de 8 bits. Junto a éste aparecieron dos SCSI <anchos> de 16 y 32 bits respectivamente, el primero de los cuales alcanzaba los 20 Mbytes por segundo y permitía la conexión de hasta 15 dispositivos al PC. Por su parte, el Fast-SCSI-2 de 32 bits dobla de nuevo la velocidad de transferencia y permite dispositivos.

      Estándares CD

      Todas las normas que rigen el funcionamiento y sistemas de producción y homogeneización de los CDs se recogen en los llamados Rainbow Books, que son el Red Book, Yellow Book, Green Book, Orange Book, White Book y Blue Book. Los nombres de estos libros se deben al color de la lente láser instalada en la unidad.

      Red Book

      El Red Book define el standard de los CD-DA, la aplicación original del CD, que guarda información auditiva en formato digital. Este libro se refiere a la norma ISO 10149.

      En un CD de audio se leen 75 sectores por segundo. Cada sector contiene 3234 Bytes, 2352 de los cuales se pueden utilizar para el almacenamiento de música, utilizándose el resto para reconocimiento y corrección de errores. Por lo tanto, cada segundo se leen 176400 Bytes. Este número se hará fundamental en los CD-ROM: es el ratio de transmisión de datos.

      En la transición desde los discos de vinilo al CD-DA se llevó a cabo el cambio del formato analógico de las señales auditivas a formato digital. El proceso de digitalización de señales sonoras analógicas se denominó PCM (Pulse Code Modulation), y consiste en dar a cada diferencia de tensión de la señal analógica un valor discreto, medible en una escala ordinal, de manera que le almacene en el CD únicamente el valor discreto asignado.

      Yellow Book

      El Yellow Book, aparecido en 1984, define los estándares de formato de información para discos CD-ROM, e incluye el CD-XA, que añade información de audio comprimida junto a otros tipos de datos. Fue desarrollado por las compañías Philips y Sony, punteras en cuanto a tecnología de CD se refiere.

      En el Yellow Book se definen dos procesos de formato lógico para datos: Modo 1 y Modo 2. La razón de ello se debe a que los datos de ordenador reaccionan de una manera delicada a los errores de lectura. En los CD de audio, un fallo de lectura en un Byte puede notarse en la calidad de la reproducción, pero en un CD-ROM representa un riesgo demasiado peligroso como para no tomarlo en consideración.

      Por lo tanto, se ideó un nuevo procedimiento de formato que reducía el índice de fallos a 1 Byte defectuoso por cada billón (= 1 TB). Se perdía en el cambio parte de la capacidad de almacenamiento, pasándose de sectores con 2352 Bytes disponibles a sectores con 2048 Bytes, traspasándose 280 Bytes a la corrección de errores, y algún otro Byte más para direccionamiento en los sectores. Este modo de almacenamiento de datos se llamó Modo 1.

      Existe otro tipo de almacenamiento especificado en el Yellow Book, que es el Modo 2. En este caso, se renuncia a los 280 Bytes de comprobación adicionales, con los que s podrán guardar menos datos críticos; quedando 2336 Bytes útiles para almacenamiento.

      La velocidad de transmisión se calcula como en los CD-DA. En principio (CDs de velocidad simple), se leen 75 sectores por segundo, solo que en este caso hay menos Bytes de datos útiles. En Modo 1 se dispone de 2048 Bytes de datos, por lo que el ratio de transmisión es de 150 KB/s. En Modo 2 este ratio es de 171 KB/s. Posteriormente, las unidades lectoras de CD-ROM se hicieron más potentes, pudiendo aumentar estos ratios en progresión aritmética. La clasificación que desde entonces se hace de las unidades lectoras, grabadoras y regrabadoras de CD se explica en el apartado `2X qué?'.

      Ahora, conociendo el número de sectores de un determinado CD podremos calcular la capacidad máxima del mismo, para lo cual basta con multiplicar el número de sectores por el número de Bytes útiles en cada sector.

      Green Book

      El Green Book indica la normativa a seguir en los CD-i, desarrollados por Philips como evolución técnica del CD-ROM, a partir del Yellow Book. El CD-i utiliza un nuevo sistema de compresión de audio denominado ADPCM (Adaptive Delta Pulse Code Modulation), que permite incluir en un solo disco más de 20 horas de sonido en calidad monoaural (2 en calidad estéreo). También permite que el audio, el vídeo, y las pistas de datos se entrelacen en el disco, de manera que puedan ser combinadas por el PC al más puro estilo de la `stravaganza multimedia'.

      Entre sus otras capacidades, el standard del Green Book permite datos ocultos en el área inicial usada por la tabla de contenidos. Debido a que los CD-DA bajo el Red Book no intentan reproducir la información situada en el área de pre-datos, colocarlos aquí según el standard del Green Book previene el problema del track 1 Este método de grabación es naturalmente monosesión, por lo que funciona correctamente incluso en unidades de lectura que no ofrecen soporte para discos multisesión. Esta particularidad en concreto ha decantado a muchos editores de publicaciones en CD por este formato, ya que, al estar el área de precarga más próxima al centro del disco, sufre menos riesgo de ser dañada, por lo que garantiza una mayor integridad de los datos.

      Orange Book

      El Orange Book es el libro que describe los requerimientos y las pautas de los sistemas de grabación de discos compactos. El anteriormente medio de sólo lectura se convierte ahora en medio de una sola escritura, permitiendo a los usuarios la creación de sus propios CDs. Presentado en 1992, el standard representado en el Orange Book introducía por completo la tecnología multisesión. Esta tecnología supone que un mismo disco pueda contener información grabada en él a lo largo de diferentes momentos dispersos en el tiempo (sesiones). Cada sesión tiene su propia zona lead-in, y su tabla de contenidos.

      Desarrollado conjuntamente por Philips y Sony, el Orange Book define tanto la estructura física de los CDs grabables como las diversas partes que deben incluirse en el área de datos de los mismos. Estas áreas son: área de programa, que recoge la información que debe almacenarse en el disco, un área de memoria de programa, que incluye información sobre todas las pistas del CD y sobre todas las sesiones que contiene, las zonas de carga y descarga (lead-in y lead-out) y, por último, una zona de calibración de la potencia del haz grabador láser.

      Blue Book

      Es el más reciente de los estándares de CDs, y fue publicado en Diciembre de 1995. Presenta los CD multisesión estampados, que resuelven el problema de compatibilidad de la pista 1. El standard Blue Book necesita que la primera pista de un CD multisesión siga el standard Red Book de audio. La segunda sesión, que es invisible para los reproductores de CD audio comunes, contiene información para ordenador. Los lectores de CD que siguen el standard Blue Book de manera correcta pueden leer ambas parte de los discos: sonido y datos. La tecnología en que se basa el standard Blue Book se conocía al principio con el nombre de CD-Extra.

      Microsoft promociona este formato bajo el nombre de CD-Plus. Permite a los creadores de CDs poner información multimedia en el espacio no utilizado por los CDs de música.

      White Book

      Los estándares para el Vídeo CD están recogidos en el White Book. El formato está basado en el CD-i. Cada disco debe contener una aplicación CD-i, de manera que puedan ser reproducidos por las unidades de CD interactivo. Estos discos se conocen con el nombre de Bridge Discs (discos puente).

      • Funcionamiento

      El funcionamiento del lector de CD ROM es el siguiente: el rayo de luz láser se proyecta sobre la superficie del disco. En su camino atraviesa un espejo semireflectante y una serie de lentes, tras las cuales llega a la superficie del CD. El colimador hace que los rayos continúen paralelos, y con la ayuda de la lente de focalización se reduce el diámetro del haz de luz a 0'6 milésimas de milímetro. Sobre la superficie del CD, los rayos toman la información y se reflejan.

      Grabadoras de Cd-Rom

      Origen del CD-RW

      En los discos CD-R, un láser escribe el patrón de información en una capa de tinte orgánico, variando irreversiblemente sus características ópticas. Gracias a su alta reflectividad, el disco CD-R satisface plenamente las especificaciones originales para CD, y todas las unidades CD-ROM pueden leerlos. Además, su bajo coste hace del CD-R un medio de almacenamiento extremadamente ventajoso, gracias a su coste de cerca de 15 Ptas. por MB. Además, gracias a su característica de una única escritura, los discos CD-R son un medio de archivo legalmente aprobado en muchos países.

      La aparición del sistema CD-RW apareció prácticamente como respuesta a la demanda de los usuarios de CD-R. Éstos reclamaban un medio, compatible con el CD-ROM, donde se pudiesen grabar y borrar los ficheros varias veces, sin necesidad de utilizar diferentes CDs cada vez.

      Tecnología de cambio de fase

      En su estado original, la capa de grabación de un CD-RW es policristalina, durante la escritura, un haz láser calienta selectivamente zonas del material de cambio de fase por encima de las temperaturas de licuefacción (500-700ºC), así que todos los átomos en esta área pueden moverse rápidamente en el estado líquido. Entonces, si se enfrían lo suficientemente rápido, el caótico estado líquido es congelado y se obtiene el denominado `estado amorfo'. Si el material fase-cambiante se calienta por debajo de la temperatura de fusión, pero por encima de la temperatura de cristalización (200ºC), durante el tiempo suficiente, los átomos vuelven de nuevo a un estado ordenado. Los estados amorfos y cristalinos tienen diferentes índices de reflectividad, y pueden ser ópticamente diferenciables. En el sistema CD-RW, el estado amorfo tiene una reflectividad menor que las zonas cristalinas y, durante la lectura, esto produce una señal similar a la de un CD convencional. La capa fase-cambiante consiste en un sustrato de policarbonato en el que se sitúa un grupo de capas (normalmente 5).

      CD-R y CD-RW: funciones diferentes

      El CD-RW no va a ocupar el lugar del CD-R, sino a realizar aquellos trabajos para los cuales el CD-R no es la mejor opción. En otras palabras, los discos CD-R y CD-RW existirán los unos junto a los otros: el CD-R es un sistema de una única escritura, económico y capaz de ser leído en cualquier unidad lectora. El CD-RW, por otra parte, puede ser reescrito, y leído por unidades MultiRead.

      Tras la aparición de los sistemas de grabación de CD basados en IDE, las perspectivas de este sector se han revolucionado por completo.

      Cada una de las grabadoras analizadas es capaz de contemplar una serie de condiciones preestablecidas a la hora de generar el Cd final, por lo que, precisamente, un punto a tener muy en cuenta es la cantidad de estas normas que soportan. Debido a que la tecnología de grabación evoluciona de forma paralela a los dispositivos lectores, vamos conociendo palabras como ISO-9660, XA, Video-Cd.

      Cada una de estas palabras nos dirige al denominado Libro Naranja, un compendio de requerimientos a cumplir por los fabricantes de dispositivos para poder lucir en sus cubiertas anagramas de las normativas contenidas en el mismo. De hecho, en ocasiones nos encontramos con que este tipo de unidades de grabación no soporte todos los formatos conocidos, con lo que tras su compra nos encontramos que no es lo que esperábamos

      Fabricante

      Interfaz

      Buffer

      Vel. Lect.

      Vel. Grab.

      CD-R

      Vel. Grab.

      CD-RW

      Soporte ISO 9660

      H. P.

      Paralelo

      1

      6

      2

      2

      Si

      Mitsubishi

      Scsi

      1

      6

      2

      2

      Si

      Panasonic

      IDE

      1

      8

      4

      0

      No

      Phillips

      Scsi

      1

      6

      2

      2

      Si

      Ricoh

      Scsi

      1

      6

      2

      2

      No

      Yamaha

      IDE

      2

      6

      4

      2

      Si

      Tabla estadística sacada de la revista PC Actual Enero del 98, as adelante exponemos una actual.

      En principio, la norma ISO-9660, en donde encontramos hasta un total de 3 variaciones, nos permite generar discos convencionales, en los que es posible aumentar el numero de caracteres habituales de la FAT hasta un máximo de 64. Las dos variantes más utilizadas a raíz de la presentación de Windows 95 son Joliet (que solo permite nombres largos bajo Windows 95) y Romeo (optimizada para poder leer los discos generados por ella tanto con Windows 95 como con NT).

      Posteriormente, apareció el soporte XA, que permitía la incorporación de pistas de datos y audio en un mismo soporte. De ésta se creó una segunda variante, un conjunto de pistas con datos y audio de forma segura, aunque no podían ser leídos en un lector de CD Audio.

      Como solución a esta imposibilidad de reproducir las pistas de audio normales en los reproductores de Cd Audio, se creó el estándar Enhanced Music CD, conocido también como CD plus, en donde las pistas de audio y datos son almacenadas como sesiones distintas, pudiendo escucharse este Cd´s en los equipos de audio normales.

      Tras estos formatos han ido apareciendo modificadores de información, como pueden ser CD-i, Video-Cd, Photo-Cd u otros formatos que, partiendo del estándar ISO 9660, han desarrollado características particulares, aunque la verdadera revolución no llegó hasta la aparición del IPW (Incrementa Packet Writer). Este nuevo formato permitía realizar grabaciones de una sola pasada, con un ahorro efectivo de espacio en disco, al utilizar bloques mucho más pequeños y realizar modificaciones de los contenidos sin estropear los contenidos anteriores.

      • Regrabadoras de CD

      Existen en el mercado varios tipos de grabadoras de CDs, pudiéndose distinguir fundamentalmente dos grupos: doméstico y profesional. El grupo doméstico será el compuesto por las unidades grabables y regrabables individuales, que necesitan forzosamente su instalación o conexión con un equipo informático. Los sistemas profesionales, por su parte, suponen la respuesta de la industria de hardware para las pequeñas y medianas empresas que necesitan de manera regular editar pequeña tiradas de CDs, y quieren hacerlo sin dejarse en el intento una buena cantidad de dinero. Por tanto, el segmento profesional estará formado por sistemas de grabación con posibilidad de realizar grabaciones paralelas (varios CDs al tiempo); e incluso de manera autónoma, es decir, sin necesitar conexión con un ordenador.

      • DVD-ROM

      La especificación DVD según algunos fabricantes, Digital Vídeo Disc, según otros, Digital Versatile Disc-, no es más que un nuevo intento por unificar todos los estándares óptico-digitales de almacenamiento, es decir, cualquier sistema de grabación que almacene imágenes o sonido. DVD abarca todos los campos actualmente existentes, por lo que, si llega a implantarse, un mismo disco DVD podrá utilizarse para almacenar películas, música, datos informáticos, e incluso los juegos de consolas.

      Cuando allá a principios d los ochenta Phillips y Sony presentaron al mundo el famoso compact Disc, con tecnología absolutamente digital, comenzó una lenta pero imparable revolución que ha cambiado radicalmente el mundo de la informática, la imagen y, por supuesto, el sonido. Una de las primeras y recién extendidas aplicaciones del entonces recién nacido compact disc fue el almacenamiento de hasta 74 minutos de música el conocido cassette.

      La ventaja del invento eran muchas: primero la reproducción era totalmente digital, con lo que la calidad de la música rozaba la perfección con nada menos que 44,1 Khz de muestreo. Además, la superficie del disco no sufría ningún desgaste por un uso prolongado, al no existir partes mecánicas en contacto con él, como ocurre en los discos de vinilo y casetes. Por ello, la duración del CD de música era prácticamente ilimitada. Tampoco podemos olvidar el bajísimo coste de producción, la rapidez y facilidad de grabación que supuso frente a los métodos originales.

      Por estas razones y por triunfar en el mundo discográfico, se comenzó a extender su uso en los ordenadores personales. Hablamos a finales de los ochenta, cuando los discos duros de los ordenadores que se vendían no superaban los 200 Mbytes, entonces aparece un soporte capaz de almacenar hasta 650 mbytes de datos. Esto conllevó un cambio radical en la informática personal de esos años, más aún una vez que, ya entrados en los noventa, los lectores de CD-ROM situaron su precio a unos niveles aptos para ser incluidos de serie hasta en los ordenadores de bajo coste. Pero tampoco podemos olvidar otros usos como el CD-i un desarrollo de Phillips diseñado para contener obra multimedia y programas domésticos interactivos, o el vídeo CD y LaserDisc, dos formatos que sufrieron un severo batacazo en el mercado debido a su escasa aceptación.

      La informática es una enorme industria que no cesa de innovar y, junto con el aumento de prestaciones de los modernos PCs, la capacidad de los discos duros a varios gigas y la asombrosa cantidad de espacio que precisan las creaciones multimedia y

      juegos de última novedad, los 650 Mbytes de clásico CD comenzaron a quedarse permite extraer la información que contiene ese disco.

      pequeños. Esto ocurrió justo cuando el CD-ROM vivía uno de sus mejores momentos, ya que las grabadoras de CD habían reducido su precio hasta resultar asequibles al usuario doméstico e incluso se había extendido el CD-RW (reescribible).

      En este momento es cuando aparece en escena un nuevo formato, el DVD (Digital Versalite Disc), que comenzó a ser investigado allá por el 95 y que más que un nuevo sistema es una mejora o evolución del actual disco compacto. Inicialmente fue concebido como el sustituto de las cintas de VHS, pues ofrece mayor calidad y unas excelentes cualidades que podemos ver en el apartado dedicado al vídeo.

      Pero igual que ocurrió anteriormente con el disco compacto, pronto se aplicó a la informática pro su enorme atractivo; la impresionante capacidad de almacenamiento. Esto no quita otros empleos, como el almacenamiento de sonido.

      Las diferencias externas con respecto al un CD convencional son nulas, ya que un disco DVD cuenta con el mismo tamaño, un grosor algo más fino pero muy similar, así

      como un color y aspecto prácticamente igual. Las verdadera desigualdades hay que buscarlas en el interior del disco. Para empezar el aumento de la capacidad de almacenamiento tiene una explicación muy simple. Un CD convencional almacena la

      información circular, accediendo a ella secuencialmente, desde la parte interior del disco hacia el exterior. Dentro de esa pista encontramos diminutas hendiduras realizadas sobre la capa de metal por un rayo láser que son las que marcan los 0 y 1. La lectura e interpretación de esas hendiduras gracias a la reflexión del rayo láser de baja potencia

      Pues bien, la diferencia con el nuevo DVD es que la separación entre cada pista circular es menor, así como el espacio ocupado por cada una de esas hendiduras del disco. Hablando en cifras, podemos comparar las 1,6 micras de separación entre pistas que posee el CD convencional frente a las 0,74 del DVD, o que el tamaño de la marca realizada sobre la superficie pasa de ocupar 0,83 micras 0,4. Asimismo el láser, que ya no emplea luz infrarrojos sino luz roja, posee una menor longitud de onda, que además es variable con el objetivo de poder enfocar diferentes capas de información.

      Pero aparte de las evidentes ejoras conseguidas en el almacenamiento físico de los datos, existen otras dos técnicas que permiten aumentar aún mas la capacidad del DVD. Así, contamos con la posibilidad de almacenar información en las dos caras del disco y disponemos de dos capas diferentes por cada cara. Pero vayamos por partes. En un disco DVD convencional podemos almacenar hasta 4,7 Gbytes, pero si se graba por las dos caras alcanzaremos justo el doble, es decir, los 9,4 Gbytes. El mayor inconveniente de esto reside en que con los lectores actuales nos tendremos que tomar las molestias de dar la vuelta al disco si queremos acceder a la segunda cara.

      La otra posibilidad que antes comentábamos en mucho más cómoda, consiste en dotar al DVD de dos capas distintas, la primera de ellas, semitransparente, almacenar los 4,7 Gbytes, más una segunda capa situada detrás de la principal que es capaz de almacenar otros 3,8 Gbytes adicionales, con lo que el espacio total se sitúa en los 8,5

      Gbytes. Sin embargo, hay una última opción que consiste en combinar las dos técnicas, doble cara/doble capa, con lo que obtendremos los prometidos 17 Gbytes. En conclusión, un tamaño suficiente para almacenar hasta 26 CD-ROM convencionales.

      Los lectores DVD-ROM son tremendamente polivalentes, ya que son totalmente compatibles con los formatos de CD-Rom, incluido el CD de audio. Además, son capaces de reproducir las películas DVD-Video con unos mínimos requerimientos técnicos. Esto supone que resulta mucho más barato preparar nuestro ordenador para ver películas en DVD que comprar uno de los DVD-Video, cuyos precios aún están lejos de resultar asequibles.

      La velocidad de la que parte el DVD-ROM es equivalente a la de un lector de CD-ROM 10x convencional. Esto significa, por ejemplo, que un lector de DVD 2x, obtendría teóricamente unos 3.000 Kbytes por segundo leyendo datos desde un disco DVD.

      Lo que sí ha cambiado sustancialmente son los tiempos de acceso, las nuevas unidades DVD-ROM ofrecen unos mejores tiempos de acceso frente a los tradicionales lectores de CD-ROM, avance lógico dado que han de buscar información en un verdadero mar de datos.

      La interfaz SCSI prácticamente desaparece del panorama DVD, fundamentalmente por el eminente enfoque doméstico que aún tienen los lectores DVD y porque las últimas interfaces IDE Ultra DMA/33 cumplen sobradamente con las necesidades de ancho de banda de este tipo de periféricos.

      Marca

      Interfaz

      Vel. DVD

      Vel. CD-ROM

      Tam. Buffer

      Tiempo Acceso DVD

      Tiempo Acceso CD-ROM

      Creative

      IDE

      12x

      52x

      512 Kb.

      140 ms

      90 ms

      Hitachi

      IDE

      10x

      52x

      512 Kb.

      180 ms

      120 ms

      Pionner

      IDE

      10x

      52x

      512 Kb.

      110 ms

      80 ms

      Phillips

      IDE

      16x

      52x

      512 Kb.

      180 ms

      120 ms

      Samsung

      IDE

      12x

      52x

      512 Kb.

      110 ms

      90 ms

      Tatung

      IDE

      10X

      52X

      512 Kb.

      140 ms

      90 ms

      Toshiba

      IDE

      1x

      52x

      256 Kb.

      135 ms

      95 ms

      Tabla estadística sacada de la revista Pc Actual del04.

      • DVD-RAM

      E

      l concepto es tan simple como el disponer de un disco escrito en formato DVD, regrabable más de 100.000 veces y con una capacidad de hasta 2,6 Gbytes por cara. No obstante, el principal problema que nos encontramos actualmente con los discos DVD-RAM es su incompatibilidad con los lectores DVD-ROM existentes. Así, en primer lugar, los discos se encuentran dentro de una carcasa protectora que recuerda mucho a los antiguos caddy de las primeras unidades CD-ROM y, en segundo, el sistema empleado para almacenar los datos difiere del usado en los discos DVD normales.

      La capacidad máxima por cara del actual DVD-RAM se sitúa en los 2,6 Gbytes, la razón de esta diferencia respecto al DVD-ROM y sus 4,7 Gbytes la encontramos en las características internar necesarias para que sea posible la regrabación de un disco. En estos momentos nos encontramos en el mercado dos tipos de discos, el llamado <Type I> y el <Type II>. La diferencia entre ellos es muy sencilla. El primero es capaz de almacenar hasta 5,2 Gbytes, a razón de 2,6 Gbytes por cara. Mientras tanto, el segundo tipo sólo alcanza los 2,6 Gbytes (emplea una sola cara), pero puede ser retirado del cartucho protector para ser introducido en un lector DVD que soporte el formato DVD-RAM.

      Método de Grabación de DVD-RAM

      Los discos DVD-RAM están divididos en veinticuatro zonas circulares, separadas entre sí por unas marcas de solo lectura empleadas para permitir una rápida localización de la información almacenada. La distancia entre marca y marca es exactamente la misma, lo que significa que todas, estén en la parte interior o exterior del disco, almacena exactamente la misma cantidad de información. Estas marcas son apreciables a simple vista al observar un disco DVD-RAM y se diferencian claramente del esto de la superficie del disco.

      El método empleado podría traducirse como <material de cambio de fase>. Este material, utilizado en los discos DVD-RAM, posee unas moléculas que pueden tomar dos estados: cristalino o amorfo. En cada uno de los estados, el material posee distintos niveles de refectividad que son detectado cuando leemos el disco.

      Cuando se desea grabar datos, el láser recorre la superficie elevando la temperatura de forma variable, cambiando así los estados de las moléculas y creando zonas en estado cristalino/amorfo que, al final, diferencian los estado 0 y 1 al código binario. Para que el material alcance el cambio de estado, el láser ha de llevarlo hasta el punto de fusión situado en los 600º C, tras el cual, las moléculas adquieren el estado amorfo cuando son enfriadas repentinamente. Ahora, la estructura posee una baja reflectividad que será detectada durante la operación de lectura. Para borrar esa zona y devolverla al estado original, el láser ha de superar los 350º C y disminuir la temperatura de forma progresiva, con lo que el material recuperará el estado cristalino.

      Este dispositivo no puede superar los 2,6 Gbytes, primero por la propia estructura dividida en zonas resta un espacio significativo; después, la longitud empleada por los bits de información es casi el doble que el usado en los DVD-ROM, al igual que ocurre en la separación entre las diferentes pistas que componen el disco.

      Como ventajas los DVD-Ram ofrecen el sistema de giro ZCLV (Zoned Constant Linear Velocity), que mantienen constante la velocidad de giro del disco en cualquier parte del mismo. También exhiben los mismos parámetros en lo que se refiere a longitud de sectores, código de modulación, longitud de onda del láser y sistemas de corrección de errores que el DVD-ROM tradicional.

      A nivel de sistema de archivos, los nuevos DVD-RAM son muy polivalentes, ya que permiten la grabación de particiones FAT 16, FAT 32 o el mas indicado para estos soportes: el formato UDR. Cada uno de los formatos tiene sus características propias, aunque el más indicado, y con el conseguiremos obtener los mejores resultados en cuanto a capacidad de almacenamiento, parece ser el UDF.

      Pero para empezar a trabajar con nuestro DVD-RAM tendremos que tener, al menos por el momento, una controladora SCSI, ya que aún no están disponibles estos periféricos en formato IDE.

      Algunos modelos de unidades CD-Rom y DVD: 'Memoria secundaria'
      'Memoria secundaria'

      MEMORIA FLASH

      Las memorias Flash se han convertido en algo importante para aquellos productos que necesitan una pequeña cantidad de almacenamiento no volátil para datos y programas.

      La mayoría de las aplicaciones actuales de memoria Flash en ordenadores, se centran en sustituir las EPROM y EEPROM (almacenamiento de código) en vez de almacenar datos.

      Las memorias Flash quizás continúen utilizándose como almacén de BIOS, pero es muy probable que el empujón tan esperado de dichas memorias como almacenamiento de datos no provenga de los ordenadores.

      Afortunadamente para los fabricantes de memoria Flash, la demanda ha superado a la oferta y todos han dispuesto un mercado seguro, con absoluta independencia de la tecnología empleada.

      Como funciona la Memoria Flash

      Las celdas de memoria Flash pueden gastarse al cabo de un determinado número de ciclos de escritura, que se cifran generalmente entre 100.000 y un millón, dependiendo del diseño de la celda y de la precisión del proceso de fabricación. El principal mecanismo de destrucción lo constituye el daño acumulativo que se produce sobre la puerta de flotación de la celda, debido a los elevados voltajes empleados, de forma repetitiva, para borrar la celda, o la capa de oxido se rompe o los electrones se acumulan en la puerta de flotación. Los fabricantes de memoria Flash tienen en cuenta este fenómeno e incorporan celdas adicionales que pueden sustituir a las gastadas. Además, muchos fabricantes de sistemas de memoria Flash destinados al almacenamiento de datos utilizan una técnica denominada de nivelación que consiste en desplazar los datos alrededor del chip para que cada celda se "gaste" lo más uniformemente posible.

      Otra consideración a tener en cuenta es que se tarda mucho más en borrar una celda de la memoria Flash que en borrar un bit de datos del disco duro.

      Curiosamente, la operación de borrado no se efectúa a la velocidad que se suele atribuir a la palabra FLASH, sino que tarda mucho. Esto se debe a que el voltaje relativamente elevado que se necesita, supone una gran cantidad de corriente. Dado que existen limitaciones acerca de la cantidad de corriente que pueden manejar los chips, también existen limitaciones en cuanto al numero de celdas que se pueden borrar de una sola vez. Esta es la razón por la que los procesos de borrado se efectúan por grupos de celda.

      Una celda de una memoria Flash es como un transistor convencional pero con una puerta adicional. Entre la puerta de control y la fuente y el drenaje existe una segunda puerta, denominada de flotación que sirve a modo de mecanismo de carga.

      La memoria Flash es todavía tan nueva que no existe un único método de fabricación. Los fabricantes utilizan unos doce enfoques diferentes para fabricar y organizar las celdas de memoria Flash sobre una oblea de silicio.

      NOR constituye la tecnología líder actual e Intel es su fabricante principal. Organiza las celdas de memoria en paralelo, con el drenaje de cada celda conectado a una línea de bits, agrupándose varias líneas de bits para constituir un grupo de E/S. NOR proporciona acceso aleatorio más rápido, pero su estructura en paralelo reduce la densidad de la memoria.

      NAND es una tecnología utilizada por National Semiconductor, Samsung y otros fabricantes. Conecta las celdas en serie, con una puerta de selección para cada puerta de control inferior y conexiones en serie con las puertas de control de este grupo de puertas. NAND ofrece una velocidad de acceso aleatorio menos elevada, pero permite densidades mayores gracias a sus celdas de tamaño más pequeño.

      Actualmente la capacidad de estas memorias “de bolsillo” oscila entre 1Gb de memoria, aunque ya se habla de la existencia de memorias flash de mas de 2 Gb.

      'Memoria secundaria'

      FORMATOS DVD

      DVD-VIDEO: Almacenamiento de sólo lectura diseñado para la reproducción de vídeo en reproductores DVD de consumo y lectores DVD de ordenadores personales.

      DVD-ROM.: Almacenamiento de sólo lectura desarrollado para almacenar datos que pueden ser leídos por un lector DVD de PC. Puede almacenar vídeo MPEG-2, audio AC3 y cualquier otro tipo de datos que puedan ser interpretados por un Pc. Resulta ideal para juegos, aplicaciones multimedia y aquellas que manejan inmensas cantidades de datos.

      DVD-R: Este formato, al igual que el CD-R, posibilita escribir una vez el DVD y leerlo indefinidamente. Su objetivo es permitir almacenar grandes cantidades de catos o que los empleen los desarrollados de software.

      DVD-RW: Es comparable al CD-RW, ya que permite escribir multitud de ves un DVD y leerlo indefinidamente.

      DVD-RAM: Es uno de los últimos formatos desarrollados para DVD con el fin d reescribir miles de veces un mismo disco. Hay disponibles cartuchos de 2,6 Gbytes y 5,2 Gbytes de capacidad, que resultan muy similares a los conocidos magneto-opticos. El mayor inconveniente es que sus discos son incompatibles con los lectores DVD-ROM convencionales. Su aplicación principal la encontramos en el almacenamiento masivo de datos y copias de seguridad.

      DVD-AUDIO: Permite almacenar música y audio de alta calidad con características adicionales como la existencia de hasta seis canales. Ha sido el último en ser definido por el comité encargado de desarrollar el estándar DVD.

      La velocidad de la que parte el DVD-ROM es equivalente a la de un lector de CD-ROM 16x convencional