Materialismo dialéctico, histórico y filosófico. La Metafísica

Ideologías filosóficas. Interpretación de fenómenos naturales. Marx. Engels. Dialéctica. Leyes universales. Mentalismo

  • Enviado por: El Puro
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 29 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


Materialismo Dialéctico

El materialismo dialéctico es la concepción del Partido marxista-leninista. Llamase materialismo dialéctico porque su modo de abordar los fenómenos de la naturaleza, su método de estudiar estos fenómenos y de concebirlos, es dialéctico y su interpretación de los fenómenos de la naturaleza, su modo de enfocarlos, su teoría, materialista.

Caracterizando su método dialéctico, Marx y Engels se remiten generalmente a Hegel, como el filósofo que formuló los rasgos fundamentales de la dialéctica. Pero esto no quiere decir que la dialéctica de Marx y Engels sea idéntica a la dialéctica hegeliana. En realidad, Marx y Engels sólo tomaron de la dialéctica de Hegel su «médula racional», desechando la escoria idealista hegeliana y desarrollando ulteriormente la dialéctica, para darle un carácter científico moderno.

Mi método dialéctico --dice Marx-- no sólo es en su base distinto del método de Hegel, sino que es directamente su reverso.

Materialismo dialéctico, histórico y filosófico. La Metafísica

Para Hegel, el proceso del pensamiento, al que él convierte incluso,

bajo el nombre de idea, en sujeto con vida propia,

es el demiurgo (creador) de lo real que constituye su simple form

a externa.

Para mí, por el contrario, lo ideal no es más que lo material

traspuesto y traducido

en la cabeza del hombre. (C.Marx. Palabras finales a la segunda

edición alemanadel t.I del capital)



En la caracterización de su materialismo, Marx y Engels se remiten generalmente a Feuerbach, como el filósofo que restauró en sus derechos al materialismo. Pero esto no quiere decir que el materialismo de Marx y Engels sea idéntico al materialismo de Feuerbach. En realidad, Marx y Engels tomaron del materialismo de Feuerbach su «médula» desarrollándola hasta convertirla en la teoría científico-filosófica del materialismo y desechando su escoria idealista y ético-religiosa. Es sabido que Feuerbach, que era en lo fundamental un materialista, se rebelaba contra la palabra materialismo. Engels declaró más de una vez: «pese al cimiento materialista, Feuerbach no llegó a desprenderse de las viejas ataduras idealistas» y que «donde el verdadero idealismo de Feuerbach se pone de manifiesto es en su filosofía de la religión y en su ética».

La palabra `dialéctica' viene del griego `dialego', que quiere decir diálogo o polémica. Los antiguos entendían por dialéctica el arte de descubrir la verdad poniendo de manifiesto las contradicciones implícitas en la argumentación del adversario y superando estas contradicciones. Algunos filósofos de la antigüedad entendían que el descubrimiento de las contradicciones en el proceso discursivo y el choque de las opiniones contrapuestas era el mejor medio para encontrar la verdad. Este modo dialéctico de pensar que más tarde se hizo extensivo a los fenómenos naturales, se convirtió en el método dialéctico de conocimiento de la naturaleza, consistente en considerar los fenómenos naturales en perpetuo movimiento y cambio, y el desarrollo de la naturaleza como el resultado del desarrollo de las contradicciones existentes en ésta como el resultado de la acción recíproca de las fuerzas contradictorias en el seno de la naturaleza. La dialéctica es, en su base, todo lo contrario de la metafísica.

El materialismo filosófico marxista se caracteriza por los siguientes rasgos fundamentales:

A)En oposición al idealismo, que considera el mundo como la encarnación de la "idea absoluta", del "espíritu universal", de la "conciencia", el materialismo filosófico de Marx parte del criterio de que el mundo es, por su naturaleza, algo material ; de que los múltiples y variados fenómenos del mundo constituyen diversas formas y modalidades de la materia en movimiento; de que los vínculos mutuos y las relaciones de interdependencia entre los fenómenos, que el método dialéctico pone de relieve, son las leyes con arreglo a las cuales se desarrolla la materia en movimiento; de que el mundo se desarrolla con arreglo a las leyes que rigen el movimiento de la materia, sin necesidad de ningún "espíritu universal".

"La concepción materialista del mundo -- dice Engels -- significa sencillamente concebir la naturaleza tal y como es, sin ninguna clase de aditamentos extraños"

Refiriéndose a la concepción materialista de un filósofo de la antigüedad, Heráclito, según el cual "el mundo, que es la unidad de todo lo existente, no ha sido creado por ningún dios ni por ningún hombre, sino que ha sido, es y será eternamente un fuego vivo que se enciende y se apaga con arreglo a leyes", dice Lenin: "He aquí una excelente definición de los principios del materialismo dialéctico"

B) En oposición al idealismo, el cual afirma que sólo nuestra conciencia tiene una existencia real y que el mundo material, el ser, la naturaleza, sólo existe en nuestra conciencia, en nuestras sensaciones, en nuestras percepciones, en nuestros conceptos, el materialismo filosófico marxista parte del criterio de que la materia, la naturaleza, el ser, es una realidad objetiva, que existe fuera de nuestra conciencia e independientemente de ella; de que la materia es lo primario, ya que constituye la fuente de la que se derivan las sensaciones, las percepciones y la conciencia, y la conciencia lo secundario, lo derivado, ya que es la imagen refleja de la materia, la imagen refleja del ser; de que el pensamiento es un producto de la materia que ha llegado a un alto grado de perfección en su desarrollo, y más concretamente, un producto del cerebro, y éste el órgano del pensamiento, y de que, por tanto, no cabe, a menos de caer en un craso error, separar el pensamiento de la materia.

"El problema de la relación entre el pensar y el ser, entre el espíritu y la naturaleza es dice Engels -- el problema supremo de toda la filosofía. . . Los filósofos se dividían en dos grandes campos, según la contestación que diesen a esta pregunta. Los que afirmaban el carácter primario del espíritu frente a la naturaleza. . . formaban en el campo del idealismo. Los otros, los que reputaban la naturaleza como lo primario, figuraban en las diversas escuelas del materialismo "

    Y más adelante:

    "El mundo material y perceptible por los sentidos, del que formamos parte también los hombres, es el único mundo real. . . Nuestra conciencia y nuestro pensamiento, por más suprasensibles que parezcan, son el producto de un órgano material, corporal: el cerebro. La materia no es un producto del espíritu, y el espíritu mismo no es más que el producto supremo de la materia"

Refiriéndose al problema de la materia y el pensamiento, manifiesta Marx:

"No es posible separar el pensamiento de la materia pensante. La materia es el sujeto de todos los cambios"

   Caracterizando el materialismo filosófico marxista, dice Lenin:

"El materialismo en general reconoce la existencia objetivamente real del ser (la materia), independiente de la conciencia, de las sensaciones, de la experiencia. . . La conciencia. . . no es más que un reflejo del ser, en el mejor de los casos su reflejo aproximadamente exacto (adecuado, ideal en cuanto a precisión)"

    Y en otros pasajes:

"Es materia lo que, actuando sobre nuestros organos sensoriales, produce las sensaciones; la materia es la realidad objetiva, que las sensaciones nos transmiten. . . La materia, la naturaleza, el ser, lo fisico, es lo primario; el espíritu, la conciencia, las sensaciones, lo psíquico, es lo secundario"

"El cuadro del mundo es el cuadro de cómo se mueve y cómo 'piensa la materia'"

"El cerebro es el órgano del pensamiento”

C) En oposición al idealismo, que discute la posibilidad de conocer el mundo y las leyes por que se rige, que no cree en la veracidad de nuestros conocimientos, que no reconoce la verdad objetiva y entiende que el mundo está lleno de "cosas en sí", que jamás podrán ser conocidas por la ciencia, el materialismo filosófico marxista parte del principio de que el mundo y las leyes por que se rige son perfectamente cognoscibles, de que nuestros conocimientos acerca de las leyes de la naturaleza, comprobados por la experiencia, por la práctica, son conocimientos veraces, que tienen el valor de verdades objetivas, de que en el mundo no hay cosas incognoscibles, sino simplemente aún no conocidas, pero que la ciencia y la experiencia se encargarán de revelar y de dar a conocer.

Criticando la tesis de Kant y de otros idealistas acerca de la incognoscibilidad del mundo y de las "cosas en sí" incognoscibles y defendiendo la consabida tesis del materialismo acerca de la veracidad de nuestros conocímientos, escribe Engels:

    "La refutación más contundente de estas manías, como de todas las demás manías filosóficas, es la práctica, o sea el experimento y la industria. Si podemos demostrar la exactitud de nuestro modo de concebir un proceso natural reproduciéndolo nosotros mismos, creándolo como retado de sus mismas condiciones, y si, además, lo ponemos al servicio de nuestros propios fines, daremos al traste con la 'cosa en sí' inasequible de Kant. Las sustancias químicas producidas en el cuerpo animal y vegetal siguieron siendo 'cosas en sí' inasequibles hasta que la química orgánica comenzó a producirlas unas tras otras; con ello, la 'cosa en sí' se convirtió en una cosa para nosotros, como, por ejemplo, la materia colorante de la rubia, la alizarina, que hoy ya no se extrae de la raíz de aquella planta, sino que se obtiene de alquitrán de hulla, procedimiento mucho mas barato y más sencillo. El sistema solar de Copernico fue durante trescientos años una hipótesis, por la que se podía apostar cien, mil, diez mil contra uno, pero, a pesar de todo, una hipótesis, hasta que Leverrier, con los datos tomados de este sistema no sólo demostró que debía necesariamente existir un planeta desconocido hasta entonces, sino que, además, determinó mediante cálculos el lugar en que este planeta tenía que encontrarse en el firmamento, y cuando después Galle descubrió efectivamente este planeta, el sistema de Copérnico quedó demostrado"

Acusando a Bogdánov, Basárov, Yushkévich y otros partidarios de Mach de fideísmo (teoría reaccionaria que prefiere la fe a la ciencia) y defendiendo la consabida tesis del materialismo de que nuestros conocimientos científicos acerca de las leyes por las que se rige la naturaleza son conocimientos veraces y de que las leyes de la ciencia constituyen verdades objetivas, dice Lenin:

"El fideísmo moderno no rechaza, ni mucho menos, la ciencia; lo único que rechaza son las 'pretensiones desmesuradas' de la ciencia, y concretamente, sus pretensiones de verdad objetiva. Si existe una verdad objetiva (como entienden los materialistas) y si las ciencias naturales, reflejando el mundo exterior en la 'experiencia' del hombre, son las unicas que pueden darnos esa verdad objetiva, todo fideísmo queda refutado incontrovertiblemente"

Tales son, brevemente expuestos, los rasgos característicos del materialismo filosófico marxista.

Fácil es comprender la importancia tan enorme que tiene la extensión de los principios del materialismo filosófico al estudio de la vida social, al estudio de la historia de la sociedad, la importancia tan enorme que tiene el aplicar estos principios a la historia de la sociedad y a la actuación práctica del Partido del proletariado.

Si la conexión entre los fenómenos de la naturaleza y su interdependencia representan las leyes por las que se rige el desarrollo de la naturaleza, de esto se deduce que la conexión e interdependencia de los fenómenos de la vida social representan también no algo fortuito, sino las leyes por las que se rige el desarrollo de la sociedad.

Esto quiere decir que la vida social y la historia de la sociedad ya no son un conglomerado de hechos "fortuitos", pues la historia de la sociedad se convierte en el desarrollo de la sociedad con arreglo a sus leyes, y el estudio de la historia de la sociedad adquiere categoria de ciencia.

Esto quiere decir que la actuación práctica del Partido del proletariado debe basarse, no en los buenos deseos de las "ilustres personalidades", no en los postulados de la "razón", de la "moral universal", etc., sino en las leyes del desarrollo de la sociedad y en el estudio de éstas.

Prosigamos. Si el mundo es cognoscible, y nuestros conocimientos acerca de las leyes que rigen el desarrollo de la naturaleza son conocimientos veraces, que tienen el valor de verdades objetivas, esto quiere decir que también la vida social, el desarrollo de la sociedad, son susceptibles de ser conocidos; y que los datos que nos brinda la ciencia sobre las leyes del desarrollo de la sociedad son datos veraces, que tienen el valor de verdades objetivas.

Esto quiere decir que la ciencia que estudia la historia de la sociedad puede adquirir, pese a toda la complejidad de los fenómenos de la vida social, la misma precisión que la biología, por ejemplo, ofreciéndonos la posibilidad de dar una aplicación práctica a las leyes que rigen el desarrollo de la sociedad.

Esto quiere decir que, en su actuación práctica, el Partido del proletariado debe guiarse, no por estos o los otros motivos fortuitos, sino por las leyes que rigen el desarrollo de la sociedad y por las conclusiones prácticas que de ellas se derivan.

Esto quiere decir que el socialismo deja de ser un sueño acerca de un futuro mejor de la humanidad, para convertírse en una ciencia.

Esto quiere decir que el enlace entre la ciencia y la actuación práctica, entre la teoría y la práctica, su unidad, debe ser la estrella polar que guíe al Partido del proletariado.

Prosigamos. Si la naturaleza, el ser, el mundo material es lo primario, y la conciencia, el pensamiento, lo secundario, lo derivado; si el mundo material constituye la realidad objetiva, que existe independientemente de la conciencia del hombre, y la conciencia es la imagen refleja de esta realidad objetiva, de aquí se deduce que la vida material de la sociedad, el ser social, es también lo primario y su vida espiritual, lo secundario, lo derivado; que la vida material de la sociedad es la realidad objetiva, que existe independientemente de la voluntad de los hombres, y la vida espiritual de la sociedad el reflejo de esta realidad objetiva, el reflejo del ser.

Esto quiere decir que la fuente donde se forma la vida espiritual de la sociedad, la fuente de la que emanan las ideas sociales, las teorías sociales, las concepciones y las instituciones políticas, hay que buscarla, no en estas mismas ideas, teorías, concepciones e instituciones políticas, sino en las condiciones de la vida material de la sociedad, en el ser social, del cual son reflejos estas ideas, teorías, concepciones, etc.

Esto quiere decir que, si en los diversos períodos de la historia de la sociedad nos encontramos con diversas ideas, teorías, concepciones sociales e instituciones políticas, si bajo el régimen de la esclavitud observamos unas ideas, teorías y concepciones sociales, unas instituciones políticas, bajo el feudalismo otras, y otras distintás bajo el capitalismo, la explicación de esto no reside en la "naturaleza", ni en la "propiedad" de las ideas, teorías, concepciones e instituciones políticas mismas, sino en las distintas condiciones de la vida material de la sociedad dentro de los diversos períodos del desarrollo social.

Según sean las condiciones de existencia de la sociedad, las condiciones en que se desenvuelve su vida material, así son sus ideas, sus teorías, sus concepciones e instituciones políticas.

    En relación con esto, dice Marx:

"No es la conciencia del hombre la que determina su ser, sino, por el contrario, el ser social es el que determina su conciencia"

Esto quiere decir que, en política, para no equivocarse y no convertirse en una colección de vacuos soñadores, el Partido del proletariado debe tomar como punto de partida para su actuación, no los "principios" abstractos de la "razón humana", sino las condiciones concretas de la vida material de la sociedad, que constituyen la fuerza decisiva del desarrollo social; no los buenos deseos de los "grandes hombres", sino las exigencias reales impuestas por el desarrollo de la vida material de la sociedad.

El fracaso de los utopistas, incluyendo entre ellos los populistas, los anarquistas y los socialrevolucionarios, se explica, entre otras razones, porque no teconocían la importancia primordial de las condiciones de vida material de la sociedad en cuanto al desarrollo de ésta, y, cayendo en el idealismo, erigían su actuación práctica, no sobre las exigencias del desarrollo de la vida máterial de la sociedad, sino, independientemente de ellas y en contra de ellas, sobre "planes ideales" y "proyectos universales", desligados de la vida real de la sociedad.

La fuerza y la vitalidad del marxismo-leninismo estriban precisamente en que toma como base para su actuación práctica las exigencias del desarrollo de la vida material de la sociedad, sin desligarse jamás de la vida real de ésta.

Sin embargo, de las palabras de Marx no se desprende que las ideas y las teorías sociales, las concepciones y las instituciones políticas no tengan importancia alguna en la vida de la sociedad, que no ejerzan de rechazo una influencia sobre el ser social, sobre el desarrollo de las condiciones materiales de la vida de la sociedad. Hasta ahora, nos hemos venido refiriendo únicamente al origen de las ideas y teorías sociales y de las concepciones e instituciones políticas, a su nacimiento, al hecho de que la vida espiritual de la sociedad es el reflejo de las condiciones de su vida material. En lo tocante a la importancia de las ideas y teorías sociales y de las concepciones e instituciones políticas, en lo tocante al papel que desempeñan en la historia, el materialismo histórico no sólo no niega, sino que, por el contrario, subraya la importancia del papel y la significación que les corresponden en la vida y en la historia de la sociedad.

Pero hay diferentes ideas y teorías sociales. Hay ideas y teorías viejas, que han cumplido ya su misión y que sirven a los intereses de fuerzas sociales caducas. Su papel consiste en frenar el desarrollo de la sociedad, su marcha progresiva. Y hay ideas y teorías nuevas, avanzadas, que sirven a los intereses de las fuerzas de vanguardia de la sociedad. El papel de éstas consiste en facilitar el desarrollo de la sociedad, su marcha progresiva, siendo su importancia tanto más grande cuanto mayor es la exactitud con que responden a las exigencias del desarrollo de la vida material de la sociedad.

 Las nuevas ideas y teorías sociales sólo surgen después que el desarrollo de la vida material de la sociedad plantea a ésta nuevas tareas. Pero después de surgir, se convierten en una fuerza de la mayor importancia, que facilita la ejecución de estas nuevas tareas planteadas por el desarrollo de la vida material de la sociedad, que facilita los progresos de ésta. Es aquí, precisamente donde se acusa la formidable importancia organizadora, movilizadora y transformadora de las nuevas ideas, de las nuevas teorías y de las nuevas concepciones políticas, de las nuevas instituciones políticas. Las nuevas ideas y teorías sociales surgen precisamente porque son necesarias para la sociedad, porque sin su labor organizadora, movilizadora y transformadora es imposible llevar a cabo las tareas que plantea el desarrollo de la vida material de la sociedad y que están ya en sazón de ser cumplidas. Y como surgen sobre la base de las úuevas tareas planteadas por el desarrollo de la vida material de la sociedad, las nuevas ideas y teorías sociales se abren paso, se convierten en patrimonio de las masas populares, movilizan y organizan a éstas contra las fuerzas sociales caducas, facilitando así el derrocamiento de estas fuerzas sociales caducas que frenan el desarrollo de la vida material de la sociedad.

He aquí cómo las ideas y teorías sociales, las instituciones políticas, que brotan sobre la base de las tareas ya maduras para su solución planteadas por el desarrollo de la vida material de la sociedad, por el desarrollo del ser social, actúan luego, a su vez, sobre este ser social, sóbre la vida material de la sociedad, creando las condiciones necesarias para llevar a término la ejecución de las tareas ya maduras de la vida material de la sociedad y hacer posible su desarrollo ulterior.

 

 

En relación con esto, dice Marx:

    "La teoría se convierte en una fuerza material tan pronto como prende en las masas"

Esto quiere decir que para poder influir sobre las condiciones de la vida material de la sociedad y acelerar su desarrollo, acelerar su mejoramiento, el Partido del proletariado tiene que apoyarse en una teoría social, en una idea social que refleje certeramente las exigencias del desarrollo de la vida material de la sociedad y que, gracias a ello, sea capaz de poner en movimiento a las grandes masas del pueblo, de movilizarlas y organizar con ellas el gran ejército del Partido proletario, presto a aplastar las fuerzas reaccionarias y allanar el camino a las fuerzas avanzadas de la sociedad.

El fracaso de los "economistas" y de los mencheviques se explica, entre otras razones, por el hecho de que no reconocían la importancia movilizadora, organizadora y transformadora de la teoría de vanguardia, de la idea de vanguardia, y cayendo en un materialismo vulgar, reducían su papel casi a la nada, y consiguientemente condenaban al Partido a la pasividad, a vivir vegetando.

La fuerza y la vitalidad del marxismo-leninismo estriban en que éste se apoya en una teoría de vanguardia, que refleja certeramente las exigencias del desarrollo de la vida material de la sociedad, en que eleva la teoría a la altura que le corresponde y considera su deber utilizar íntegramente su fuerza de movilización, de organización y de transformación.

  Así es como resuelve el materialismo histórico el problema de las relaciones entre el ser social y la conciencia social, entre las condiciones de desarrollo de la vida material y el desarrollo de la vida espiritual de la sociedad.

Materialismo histórico

Se definirá al materialismo histórico como la ciencia de la totalidad orgánica o estructura que constituye toda formación social. La estructura social compuesta por la infraestructura económica, la superestructura jurídico-política y la superestructura ideológica será estudiada por esta ciencia en todos sus niveles y articulaciones como así también en cada región o todo parcial.

El materialismo histórico es la sociología científica, proporciona la base teórica y metodológica de las investigaciones sociológicas concretas y de todas las ciencias sociales

.

Puede considerarse también como una característica básica del marxismo en todas sus variantes, salvo aquellas que, por apartarse tanto del pensamiento de Marx, pueden apenas ser calificadas de «marxistas»

.

Y según cierto número de autores, imposible sostener el materialismo histórico sin sostener el materialismo dialéctico. En cambio, parece difícil, caso de que sea posible, adoptar el último sin abrazar el primero. Para algunos, además, el materialismo histórico está incluido en el dialéctico.

Consideraremos aquí el materialismo histórico como el método, o la doctrina, o ambas cosas a un tiempo, del marxismo, específicamente en la forma que corresponde al pensamiento de Marx.

Se ha discutido mucho si el materialismo histórico fue ya elaborado, o elaborado con suficiente plenitud, por el joven Marx, esto es, el Marx de los Manuscritos económicos y filosóficos, de 1844. Los autores que lo niegan hacen corresponder el materialismo histórico con el Marx «maduro», específicamente el de la Crítica de la economía política, de 1859, y el de El Capital, cuyo primer tomo se publicó en 1867. Los que lo afirman encuentran en el joven Marx trazas de materialismo histórico, aun si éste es expresado a menudo en formas más filosóficas, éticas y humanistas de lo que fue corriente en obras posteriores de Marx. Así, una exposición cabal del materialismo histórico debería tratar el problema de la continuidad o discontinuidad, o de los grados de una o de otra, en Marx, así como la cuestión del papel que los Bosquejos de crítica de la economía política, escritos en 1857-1858, generalmente citados como los Grundrisse, desempeñan en el cuadro total del pensamiento de Marx.

En cualquier caso, sería necesario presentar la evolución del materialismo histórico y averiguar, como lo ha hecho, entre otros, Mario Rossi, su «génesis». Pero como esto resultaría excesivamente largo y complejo en el marco de la presente obra, nos limitaremos a suponer que hay en el joven Marx por lo menos la génesis de un materialismo histórico. Dando esta génesis por supuesta y considerando que, en rigor, no podrían entenderse muchas de las tesis de La miseria de la filosofía, de 1847, de La ideología alemana, que procede del período de 1845-1846, y del Manifiesto del Partido Comunista, de 1848, sin una dosis considerable de materialismo histórico, puede éste atribuirse a Marx ya en época temprana. Como La ideología alemana y el Manifiesto son de Marx y Engels, hay que atribuir asimismo a Engels la idea del materialismo histórico, y algunos autores indican inclusive que Marx la abrazó espoleado por Engels. Pero atribuyéndose a Engels sobre todo el materialismo dialéctico, se puede por el momento, por medio de la simplificación, equiparar `marxismo' con `materialismo histórico'.

El materialismo histórico ha descubierto el carácter materialmente condicionado del proceso histórico-social, y en contraposición a las teorías del materialismo vulgar -que niegan el papel de las ideas, de las instituciones y organizaciones políticas y de otras clases-, subraya su activa influencia inversa sobre la base material que las ha engendrado. El materialismo histórico constituye el fundamento histórico-científico del marxismo, que arma a los partidos marxistas-leninistas, a la clase obrera y a los trabajadores todos con el conocimiento de las leyes objetivas del desarrollo de la sociedad, les permite comprender la importancia del factor subjetivo -la conciencia y organización de las masas, sin lo cual es imposible la realización de las leyes de la historia. Los rasgos fundamentales del materialismo histórico fueron expuestos por primera vez por Marx y Engels en su trabajo «La ideología alemana». Se da una formulación genial de la esencia de esa parte del marxismo en el prefacio de la «Contribución a la crítica de la economía política» (1859). Pero el materialismo histórico se convirtió en «sinónimo de ciencia social» sólo cuando «El Capital» vio la luz. A medida que la historia avanza y se va acumulando nueva experiencia del desarrollo histórico, también se desarrolla y enriquece, necesariamente, el materialismo histórico, así como el marxismo en su conjunto. Lenin dio un magnífico ejemplo de este desarrollo en la época del imperialismo, de las revoluciones proletarias.

La Metafísica

La palabra "Metafísica" quiere decir "más allá de lo físico": la ciencia que estudia y trata de todo lo que está invisible a los sentidos físicos. La metafísica te da la explicación de lo que no comprendemos, de los misterios, de todo lo que no tiene una explicación evidente.

La Metafísica es una enseñanza que se ha puesto muy de moda en el mundo entero en estos últimos tiempos, pero no es nueva. Es la madre de todas las filosofías, religiones y ciencias, siéndole común a todas ellas porque se ocupa de tres áreas básicas de estudio: El SER, DIOS y la CIENCIA DEL CONOCIMIENTO. Así, existe desde que el ser humano piensa.

Su denominación fue creada por Andrónico de Rhodas en el siglo I después de Cristo para ordenar bajo este título, ciertos libros de Aristóteles que trataban sobre la Ética, la Belleza y demás temas intangibles.

La Metafísica no apoya ni respalda ninguna práctica mediumínica, adivinatoria, extrasensorial ni que exalte lo para-normal ni la personalidad de hombre alguno. Basa su instrucción en la realización del ser humano consciente de sí mismo y de sus actos, que su mente es un poder que puede ser utilizado para orientar la vida constructivamente; enseña los aspectos de Dios, viviendo de acuerdo con los cuales podemos erradicar la mala voluntad, la ignorancia, el odio, la depresión, la enfermedad, la lucha y el rencor de nuestras vidas.

La Metafísica no va en contra de ninguna religión. Ama y respeta profundamente el Catolicismo como religión materna de casi todo el hemisferio occidental. Cuando la Metafísica ha sido atacada o condenada, siempre responde PERDONANDO, porque pone en práctica las enseñanzas del Maestro Jesús.

Jesucristo dijo: "en la casa de mi Padre hay muchas moradas". 

La metafísica es una de esas mansiones; el estudio de las leyes mentales y espirituales.

Mucha gente piensa que Metafísica es una ciencia en la cual no hay que incursionar, generalmente este concepto lo imponen aquellas personas que no les agrada que su rebaño vaya a otro redil, y le dan una aureola de peligro latente transformándola en un tabú, es decir de esto no se habla.

La metafísica existió desde la creación del Universo, porque su base (la Creación) es eso. En Gen.1:3, dice:. . .y dijo Dios hágase la Luz y la Luz fue hecha es decir que no fue con la, ni con herramienta alguna, fue con el pensamiento, la palabra hablada, es decir decretó.

Los primeros pensadores del tema metafísico fuero Tales de Mileto(624/546 a.c.) observaba a su alrededor y notaba que lo material era una combinación de un elemento con algún otro, es decir veía solamente lo físico. Anaxímenes (588/524 a.c.) fue contemporáneo en los últimos veinte años del anterior, y es de suponer que estaba enterado de su modo de pensar, También Heráclito (535/475 a.c.) que vivió unos cuantos años en vida de Anaxímenes, estudiaban y discutían el origen de la materia, pues consideraban que todas las cosas había que considerarla desde este punto de vista, y así se fue formando una cadena de conocimiento.

Algún tiempo después apareció Empédocles (490/430 a.c.) cuyo eje filosófico fue que todo en nuestro mundo estaba formado por cuatro elementos, Tierra, agua, fuego y aire cuya unión o separación con uno o mas de esos elementos se formaba todo lo físico visible en el mundo nuestro. Pero éste empezó hablar de los opuestos, en todo lo que existe, negro, blanco, luz, oscuridad, el bien y el mal. Todos ellos hablaban de la materia pero Empédocles avanzó un poco más y también pensó en el bien y el mal.

Luego apareció Platón (427/348 a.c.) que sostenía la teoría de las ideas y del conocimiento y otras ideas afines. Fue el que mas contribuyó a la cultura occidental, él fundó la Academia de Atenas y sostenía que todo el origen de las cosas físicas o sensibles se originaban en el mundo modélico de los Arquetipos, y que todo lo visible era solo expresiones imperfectas de ese mundo modélico o perfecto de las ideas. Entonces se decía mundo, ahora decimos planos de existencias, como si fueran (lo físico) una sombra, un reflejo o una imitación.

Relacionaba ambos mundos, el Arquetípico y el sensible, y esa visión era ya una intuición de la metafísica.

Cuando apareció Aristóteles en el escenario helénico, Platón ya tenía 47 años, por lo tanto bien podría haber sido su maestro, y con la gran inquietud que traía se interesó de las ideas de Empédocles como también la de Anaxímenes, y así se fueron formando los pilares del conocimiento.

Platón estaba influido a su vez por Sócrates que era 42 años mayor que él, y fue testigo contemporáneo de su sacrificio con la cicuta.

Aristóteles se constituyó en discípulo de Platón, pero en vida de su maestro fue cambiando, primero fue semi-platónico pero después fue mas personal y estableció su propia filosofía, incursionó en la idea del principio de las causas, fue así que escribió su primer libro Física e indagando se introdujo en el estudio del alma, por esa misma causa fue que escribió mas tarde su otro libro Metafísica, y en el análisis de la palabra quiere significar más allá de la física.

Aquí vamos viendo como fue evolucionando las ideas que empezó con Empédocles 200 años antes para recién empezar a indagar algo que luego sería la esencia de la Metafísica.

Como conclusión de este largo camino de mas de 200 años es que estamos ahora incursionando en esos temas mas allá de lo físico.

Y qué es lo de más allá de lo físico? El pensamiento, el sentimiento, el alma, el espíritu, eso que no se toca, no se ve con ojos físicos.

El estudio o discusión de lo que es el alma, el espíritu, el pensamiento, el sentimiento constituyen temas metafísicos.

Actualmente ya no se puede negar la existencia del alma. Queremos saber qué es el alma, de donde viene. Es evidente que cuando ocurre lo que llamamos muerte ocurre una transición.

Dios encarnó en Jesús , decimos así para expresar que se hizo carne. Entonces vino. De dónde vino? Y cuando dejó la carne, todo esos estudios incluyen nuestro tema, el cual es amplísimo, existiendo bibliotecas llenas, tanto las occidentales como las orientales que fueron las primero con una antigüedad de 20.000 años como los libros en sánscrito, por eso dijimos al principio desde que Dios hizo el Universo, no es nada nuevo, que se supone vinieron de la Lemuria, el continente hundido en el Pacífico.

Leyes Universales

Mediante el Conocimiento Espiritual vamos comprendiendo las Leyes Universales que gobiernan los mundos y sus humanidades a la vez que debemos pensar que todos esos mundos se rigen por las mismas Leyes.- Es importante que comprendamos, que admitamos, que todo el Universo se rigen por las mismas Leyes.- Vamos a tratar el tema aunque sea someramente para vislumbrar algo mas de la metafísica. Lo que llamamos "Leyes Universales" son en realidad Principios, porque de ahí parten todas las manifestaciones del Universo.

1. El Principio de Mentalismo

Dios creó el Universo con la Mente, por lo tanto El es Mente, y no puede crear otra cosa que mente, la semilla de naranja, da naranjo, Todo lo creado está involucrado en todo. Comprobamos que el Todo, el Uno, el Absoluto , como se quiera llamarlo, está substancialmente involucrado en todas las manifestaciones de la vida diaria al cual hemos denominado universo material a última instancia espíritu el cual es incognoscible , indefinible e indestructible, comprobamos también que es inteligente e infinito, con la única y primordial característica: expresar el Bien.

Al considerar su origen mental se explica el mundo de fenómenos mentales y psíquicos, sin explicación para el público en general.

2. Principio de Correspondencia

" Todo tiene que ver con todo", cualquier aspecto de la Vida que queramos analizar, nos encontramos que de alguna manera esta relacionado con otro aspecto delavida.


Hay un axioma hermético que afirma : Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba y recordemos a Platón que afirmaba que todo lo manifestado en el mundo material, es una copia imperfecta de lo que está en el plano arquetípico de las ideas.

3. Principio de Vibración

Uniendo este tema con el anterior comprobamos que en el universo todo vibra, las ideas de Platón, la Mente, llegando al átomo. El pensamiento positivo vibra a un nivel altísimo, sus colores son brillantes, claros, luminosos. El pensamiento negativo vibra despacio y sus colores son opacos. Los estados de ánimo vibran y lanzan al espacio esas vibraciones en sonidos y en colores. Todos los estados mentales se lanzan al exterior del cuerpo que los crea, van golpeando cuerpos afines como hacen los instrumentos musicales, y estas vibraciones afectan en bien o mal a otras mentes, aumentando los estados emocionales y mentales que está en tono con ella.

4. El Principio de Polaridad.

En el Universo todo es doble, tiene su opuesto, lo semejante, los opuestos son lo mismo, todas las verdades son medias verdades, toda oposición puede reconciliarse. Las tesis y las antitesis son idénticas en naturaleza. Dios es Padre - Madre, tiene los dos principios, luego es andrógino, son el Tai - Chi.

5. Principio del Ritmo.

En la Naturaleza todo el flujo y reflujo, como las ondas, como las olas, si hay cresta, hay vano, si hay vano tiene que haber una cresta. En el Todo, todo vibra, es el movimiento de la Vida. Al haber vibración tiene que haber ritmo. El equilibrio rítmico trae la armonía, en todas las cosas, en las personas.

6. El Principio de Causa y Efecto

Nada de lo que ocurre en la Vida, en las personas, en las cosas, ocurre espontáneamente. Todo tiene una causa, no hay causa sin efecto, ni efecto que no tenga una causa, en lo físico y en lo espiritual.

En lo físico lo vemos a cada instante, si explotó una caldera, el fuego; si se cae algo, el soporte no lo soportó. En lo espiritual, lo vemos en nuestro comportamiento con nuestro entorno. Muchedumbre que se dejan llevar por palabras o voluntades ajenas, una discusión, se produjo porque hubo una causa anterior, lo estamos viendo de continuo en nuestra vida.

7. El Principio de Generación

Todo lo que existe, ligado al Principio de Polaridad, produce generación, siempre hay un par de opuesto, el principio masculino y el principio femenino.

En el mundo cotidiano se manifiesta como "sexo", pero en el mundo invisible es solo "Principio" .-

En las Leyes aquí expuestas tan sucintamente está el funcionamiento del Universo, quien quiera conocer las filosofías de ellas, deben internarse en el conocimiento hermético, el cual tiene todas las soluciones de la Vida.

Justamente, para llegar a esas Leyes es el Conocimiento Espiritual, si dijimos que estas son para todo el Universo, de hecho estamos aceptando la pluralidad de los mundos. Naturalmente, también debemos admitir que no todos son iguales en Evolución.

Porque también la racionalidad no dice que el más antiguo debe ser mas evolucionado que otro mas moderno, o por haberse retrasado en su progreso.

Si aceptamos lo anterior la pregunta es: ¿Por qué uno es mas evolucionado que otro?

La respuesta es simple.- El que se adapta a las Leyes Universales en menor o mayor grado, de las que venimos hablando, lógicamente tendrá un diferente grado de Evolución, y cuando decimos que tiene que haber un mundo mas adelantado que el nuestro no hay una expresión que simplemente pueda negarlo.-

Entonces llegamos al punto en que es indispensable enseñar, aprender y aplicar el Conocimiento Espiritual.-

¿Pero quién enseña, de dónde sale ese Conocimiento Espiritual?

Un maestro para ser maestro, primero fue alumno, después se graduó y fue maestro.

Luego enseñó. Es como lo vemos en la vida diaria, así también ocurre en lo espiritual.

Todos somos alumnos. ¿ El aula?: es nuestro planeta tierra.-¿El tiempo de la graduación?.- Depende de nuestra aplicación y adaptación a las Leyes Universales.- ¿Cómo las conocemos? Hay una sola manera: vivirlas.- La experiencia es la base de la sabiduría.

Como la vida es tan corta para aprender tantas cosas se impone la Ley de Experiencias, que no es otra que la Ley de reencarnación.-

Una y otra vez vuelve el alumno a la escuela de la Vida, nuestro amado planeta tierra; ¡ cómo no amarlo, si mediante él vamos a conseguir nuestra ansiada libertad eterna!

A través del tiempo se consigue la graduación, la Maestría, cuando el alumno vive en sí las Leyes Universales y Divinas y mediante una ceremonia que se realiza en el plano etérico, mas precisamente en el Templo de Luxor, se gradúa de Maestro Ascendido.-

Aquí está la respuesta a la pregunta de más arriba: de quién enseña y de dónde sale el Conocimiento Espiritual.-

 

Al comenzar esta importante recopilación basado en los materiales correspondientes tratamos de poner de manifiesto todo lo correspondiente a la comparación o la diferencia existente entre el materialismos dialectico eh historico y la metafísica.

En la presente recopilación se trataran los diferentes campos de estudio de el materialismo y la metafísica.

Trataremos de que los mismos pueden mantener una secuencia exacta y precisa, con respecto al que fueron solicitados y señalados.

Esperamos de manera formal, que el mismo pueda satisfacer todas y cada unas de la partes desde el principio previo de el materialismo hasta el final.

Podemos concluir visto lo anterior que este trabajo es un estudio objetivo, donde vimos que el materialismo dialéctico radica su nombre porque su modo de abordar los fenómenos de la naturaleza, su método de estudiar estos fenómenos y de concebirlos, es dialéctico y su interpretación de los fenómenos de la naturaleza, su modo de enfocarlos, su teoría, materialista.

Que el materialismo historico no es mas sociología científica, proporciona la base teórica y metodológica de las investigaciones sociológicas concretas y de todas las ciencias sociales

.

Puede considerarse también como una característica básica del marxismo en todas sus variantes, salvo aquellas que, por apartarse tanto del pensamiento de Marx, pueden apenas ser calificadas de «marxistas»

Tambien podemos decir que la metafísica la ciencia que estudia y trata de todo lo que está invisible a los sentidos físicos. La metafísica te da la explicación de lo que no comprendemos, de los misterios, de todo lo que no tiene una explicación evidente.

Es la madre de todas las filosofías, religiones y ciencias, siéndole común a todas ellas porque se ocupa de tres áreas básicas de estudio: El SER, DIOS y la CIENCIA DEL CONOCIMIENTO. Así, existe desde que el ser humano piensa.

Su denominación fue creada por Andrónico de Rhodas en el siglo I después de Cristo para ordenar bajo este título, ciertos libros de Aristóteles que trataban sobre la Ética, la Belleza y demás temas intangibles.

Esperamos que todo aquel que halla tenido la oportunidad de haber leido esta recopilación puedes obtener el mayor provecho y que el mismo halla cumplido satisfactoriamente su objetivo.