Materiales: Ensayos de tracción

Arquitectura. Probeta. Carga monoaxial. Tensión. Comprensión. Dispositivos de montaje. Dureza. Brinell. Rockwell. Vickers. Máquina Izod. Charpy

  • Enviado por: Catalina Yañez Solís
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 17 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

  • ENSAYOS DE TRACCION.

  • Introducción: Los términos ensayo de tensión y ensayo de comprensión se usan normalmente a la hora de hablar de ensayos en los cuales una probeta preparada es sometida a una carga monoaxial gradualmente creciente (estática ) hasta que ocurre la falla. En un ensayo de tensión simple, la operación se realiza sujetando los extremos opuestos de la pieza de material y separándolos. En un ensayo de comprensión, se logra sometiendo una pieza de material a una carga en los extremos que produce una acción aplastante. En un ensayo de tensión, la probeta se alarga en una dirección paralela a la carga aplicada; en un ensayo de comprensión, la pieza se acorta. Dentro de los límites de la practicabilidad , la resultante de la carga se hace coincidiendo con el eje longitudinal de la probeta.

    Exceptuando algunas piezas de ensayo arbitrariamente formadas, las probetas son cilíndricas o prismáticas en su forma y de sección transversal constante a lo largo del tramo dentro del cual las mediciones se toman. Las probetas en comprensión quedan limitadas a una longitud tal que el flambeo debido a la acción columnar no constituya un factor.

    Los ensayos estáticos de tensión y de comprensión son los más realizados, además de ser los más simples de todos los ensayos mecánicos. Estos ensayos implican la normalización de las probetas con respecto a tamaño, forma y método de preparación y la de los procedimientos de ensayo. El ensayo de tensión es el apropiado para uso general en el caso de la mayoría de los metales y aleaciones no ferrosos, fundidos, laminados o forjados; para los materiales quebradizos ( mortero, concreto, ladrillo, cerámica, etc) cuya resistencia a la tensión es baja, en comparación con la resistencia a la comprensión, el ensayo de comprensión es más significativo y de mayor aplicación.

    Requerimientos para probetas de tensión: Aunque ciertos requerimientos fundamentales pueden establecerse y ciertas formas de probeta se acostumbran usar para tipos particulares de ensayos, las probetas para ensayos de tensión se hacen en una variedad de formas. La sección transversal de la probeta es redonda, cuadrada o rectangular. Para los metales, si una pieza de suficiente grueso puede obtenerse de tal manera que pueda ser fácilmente maquinada, se usa comúnmente una probeta redonda; para láminas y placas en almacenamiento se emplea una probeta plana. La porción central del tramo es usualmente (no siempre), de sección menor que los extremos para provocar que la falla ocurra en una sección donde los esfuerzos no resulten afectados por los dispositivos de sujeción. La nomenclatura típica para las probetas de tensión se puede ver en el siguiente dibujo; el tramo de calibración es el tramo marcado sobre el cual se toman las mediciones de alargamiento o extensómetro.

    La forma de los extremos debe ser adecuada al material, y tal, que ajuste debidamente en el dispositivo de sujeción a emplear. Los extremos de las probetas redondas pueden ser simples, cabeceados, o roscados. La relación entre el diámetro o ancho del extremo y el diámetro o ancho de la sección reducida, es determinada en gran parte por la costumbre, aunque para los materiales quebradizos es importante tener los extremos suficientemente grandes para evitar la falla debida a la combinación del esfuerzo axial y los esfuerzos debidos a la acción de las mordazas. Una probeta debe ser simétrica con respecto a un eje longitudinal a toda su longitud, para evitar la flexión durante la aplicación de la carga; en el siguiente dibujo se puede ver los defectos comunes en la preparación de probetas planas.

    Dispositivos de montaje: La función de este dispositivo consiste en transmitir la carga desde los puentes de la máquina de ensaye hasta la probeta. El requerimiento esencial de este, es que la carga sea transmitida axialmente a la probeta; esto implica que los centros de acción de las mordazas estén alineados al principio y durante el progreso del ensayo, y que no se introduzca ninguna flexión o torsión por la acción de las mordazas. Además el dispositivo debe estar adecuadamente diseñado para soportar las cargas y no debe aflojarse durante un ensayo.

    Realización de ensayos: Si han de tomarse mediciones de alargamiento, el tramo de la calibración es marcado o trazado. Sobre probetas de metal dúctil de tamaño ordinario, esto se hace con un punzón de centros; pero sobre láminas delgadas, o material quebradizo, deben usarse rayas finas. En cualquier caso, las marcas deben ser muy ligeras para no dañar el metal, influyendo así en la ruptura. Cuando se debe realizar mucho trabajo, se usa ocasionalmente una perforadora con punzón doble o múltiple.

    Antes de usar una máquina de ensaye por primera vez, el operador debe familiarizarse con la máquina; antes de poner una probeta en una máquina debe comprobarse que el dispositivo de carga de la máquina dé la inclinación de carga 0 y se hagan los ajustes si fuese necesario.

    Cuando se coloca una probeta en una máquina, el dispositivo de sujeción debe revisarse para cerciorarse de que funcione debidamente. La velocidad del ensaye no debe ser mayor que aquella de la cual las lecturas de carga y otras pueden tomarse con el grado de exactitud deseado; los métodos para especificar las velocidades de ensaye varían.

    No hay datos disponibles en que basar cualquier regla simple para transferir las velocidades del puente a la velocidad de aplicación de carga, aunque un factor o "módulo" de transferencia para una máquina particular de ensaye puede determinarse experimentalmente. Más de un 50% de los laboratorios involucrados en una práctica realizada, usaban velocidades de carga dentro de los límites de 10 a 70 kips/ plg2 por minuto (abreviatura de kilopound, kilolibra; su equivalente en español es klb, 1000 libras ). Algunos usaban velocidades de carga hasta 1000 kips/ plg2 por minuto para el acero; una máxima velocidad de carga de 100 kips/plg2 por minuto ha sido sugerida para determinaciones del punto de cadencia de los materiales -->metálicos[Author:CSVE].

    Después de que la probeta ha fallado, se le retira de la máquina de ensaye, y si se requieren valores de alargamiento, los extremos rotos de una probeta se juntan y se mide la distancia entre los puntos de referencia con una escala o un separados hasta el 0,01 plg más cercano. El diámetro de la sección más pequeña se puede calibrar preferiblemente con un separador micrométrico equipado con un huso puntiagudo y un yunque o tas, para determinar la duración del área.

    Materiales: Ensayos de tracción
    El ensayo a la tracción. Ordinariamente las máquinas de ensayo a tracción están provistas de un dispositivo que traza automáticamente el diagrama de ensayo representando la relación entre la capa P y la extensión  de la muestra. Este diagrama indica importantes características del material; el acero con alto contenido de carbono es relativamente quebradizo y este sigue la ley de Hooke hasta un valor elevado de tensión y luego se fractura con un pequeño alargamiento.

    El punto de fluencia es una característica muy importante para el acero estructural; a la tensión del punto de fluencia, la muestra se alarga una magnitud considerable sin aumento de carga. Durante la extensión de una muestra de acero después de rebasado el punto de fluencia, el material se endurece y la tensión necesaria para le extensión de la barra aumenta.

  • ENSAYOS DE DUREZA.

  • Introducción: Es facil comprender el concepto general de la dureza como una cualidad de la materia que tiene que ver con la solidez y la firmeza de contorno, pero no se ha ideado todavía ninguna medida universal de la dureza aplicable a todos los materiales. La "física" fundamental de la dureza aún no se ha entendido claramente.

    Un número diferente de "definiciones" arbitrarias de dureza forman la base para los varios ensayos de dureza ahora en uso; algunas de estas definiciones son:

    • Resistencia de la indentación permanente bajo cargas estáticas o dinámicas (dureza por penetración).

    • Absorción de energía bajo cargas de impacto (dureza por rebote).

    • Resistencia de la abrasión (dureza por desgaste).

    • Resistencia al rayado (dureza por rayado).

    • Resistencia a la cortadura, a la perforación (maquinabilidad).

    Ensayo de Brinell. Este ensayo consiste en oprimir una bola de acero endurecido contra una probeta. De acuerdo con las especificaciones de la ASTM (ASTM E 10), las estipulaciones de las cuales se siguen aquí, se acostumbra usar una bola de 10 mm y una carga de 3000 Kg, para metales duros, 1500Kg para metales de dureza intermedia y 500 Kg para materiales suaves.

    Hay disponibles varios tipos de máquinas para hacer este ensayo; pueden definir en cuanto a : el método de aplicación de la carga ( presión de aceite, tornillo propulsado por engranes, pesas con palanca),método de operación (manual, fuerza motriz), método de medición de la carga (pistón con pesas y calibrador bourdon, dinamómetro, pesas con palanca ), y tamaño ( grande y pequeño).Este tipo de ensayo puede realizarse en una pequeña máquina universal de ensaye mediante el uso de un adaptador adecuado para sujetar la bola, asi como las máquinas especiales diseñadas con este propósito.

    Los aspectos principales de una típica máquina de Brinell de ensaye de operación hidráulica se ilustran en el dibujo; la probeta se coloca sobre el yunque y se eleva para establecer contacto con la bola. La carga se aplica bombeando aceite al cilindro principal, el cual fuerza el pistón o émbolo hacia abajo y oprime la bola contra la probeta; el émbolo lleva un ajuste pulido de modo que los efectos fricciónales son usualmente despreciables. El calibrador bourdon se usa solamente para indicar aproximadamente la carga y cuando se aplica la carga deseada, la pesa equilibrante de arriba de la máquina es izada por la acción del pequeño pistón lo cual garantiza que no se aplique una sobrecarga a la esfera.

    Se requiere que la bola este dentro de 0,01 mm de diámetro nominal de 10 mm; esto es necesario para obtener resultados concordantes con máquinas diferentes. Al usarse sobre aceros muy duros se requiere que la bola no sufra un cambio permanente de diámetro de más de 0,01mm; por esto las bolas de carboloy (carburo de tungsteno) se usan frecuentemente para el ensaye de los aceros más duros.

    En el ensayo normal el diámetro de la indentación se mide usando un microscopio micrómetro que lleve una escala transparente grabada en el campo visual; la escala tiene divisiones correspondientes a 0,1 mm y las mediciones se hacen por estimación, hasta cuando menos 0,02mm. El diámetro se toma como promedio de dos lecturas tomadas a 90º una de la otra, aunque aveces la profundidad de la indentación se mide por medio de un indicador calatular fijado al émbolo y accionado por un arco que se mantiene pegado a la superficie de la probeta.

    Para realizar un ensayo por este procedimiento la superficie de la probeta de be ser plana y estar razonablemente bien pulida; de otra manera se encontrarán dificultades al hacer una determinación exacta del diámetro de la huella. En el ensayo normal, la carga completa se mantiene por un mínimo de 15 segundos para los metales no ferrosos, y de 30 segundos para los metales más suaves, y después de este intervalo la carga se retira y se mide el diámetro de la huella hasta 0,02mm más cercano con el microscopio. Sin embargo, frecuentemente se usa un intervalo de 30 segundos para los no ferrosos y uno de 60 segundos para otros metales.

    El material de la probeta queda permanentemente deformado hasta una distancia apreciable debajo de la superficie de la huella. Si una indentación se hace demasiado cerca del borde de la probeta, éste puede ser demasiado grande y asimétrico; si se hace demasiado cerca de uno anterior, puede resultar demasiado grande debido a la carencia de superficie material sustentante o demasiado pequeño debido al endurecimiento por trabajo del material por la primera indentación.

    El número de dureza de Brinell es nominalmente la presión por área unitaria (Kg x mm2), de la huella que queda después de retirar la carga; se obtiene dividiendo la carga aplicada por el área de la superficie de la huella, la cual se supone esférica. Si P es la carga aplicada (Kg), D es el diámetro de la bola de acero (mm), y d es el diámetro de la huella (mm), entonces

    el número de dureza de Brinell=carga sobre la bola/área indentada

    = 2P/ (ðD(D-(D2-d2))1/2)

    El ensayo de Rockwell. Este ensayo es similar al de Brinell en el que el número de dureza encontrado es una función del grado de penetración de la pieza de ensayo por la acción de un penetrador bajo una carga elástica dada. Difiere de este otro ensayo en que los penetradores y las cargas son menores, de ahí que la huella resultante sea menor y menos profunda. Es aplicable al ensayo de materiales que posean durezas que rebasen el alcance de la fuerza de Brinell.

    El ensayo se realiza en una máquina especialmente diseñada que aplica la carga através de un sistema de pesas y palancas. El indentador o "penetrador" puede ser una bola de acero o un cono de diamante con una punta ligeramente redondeada. El valor de la dureza, según se lee en un indicador calatular especialmente graduado, es un número arbitrario que está inversamente relacionado con la profundidad de la huella.

    En la operación de la máquina se aplica inicialmente una pequeña carga de 10 Kg, la cual causa una penetración inicial que pone el penetrador sobre el material y lo mantiene en posición. La carátula se pone en la marca de "encendido" en la escala, y se aplica la carga principal; esta carga es usualmente de 60 o 100 Kg cuando se usa una bola de acero como penetrador, aunque pueden usarse otras cargas cuando resulte necesario y es, generalmente, de 150 Kg cuando se emplea el cono de diamante. El penetrador esférico es normalmente de 1/16 plg de diámetro, pero otros de mayor diámetro tales como 1/8, 1/4, o 1/2 plg pueden emplearse para materiales suaves. Después de que la carga principal se aplica y retira, se toma la lectura de la dureza de la carátula mientras la carga menor permanece en posición.

    No existe ningún valor de dureza de Rockwell designado para un solo número porque resulta necesario indicar cual indentador y cual carga se emplearon al hacer el ensayo.

    En este procedimiento debido a la pequeñez de la penetración y a la manera en que se le mide, existen algunas diferencias en la selección y preparación de las probetas, en comparación con el ensayo de Brinell. La superficie del ensayo debe ser plana y estar libre de escama, películas de óxido, fosas y materia extraña que pueda afectar a los resultados. Una superficie carcomida puede arrojar lecturas erráticas debido a la cercanía de algunas indentaciones al borde de una depresión,; esto permite el libre flujo del metal alrededor de la herramienta penetradora y resulta en una lectura baja. Las superficies aceitadas generalmente arrojan lecturas ligeramente más bajas que las secas debido a la fricción reducida en el penetrador.

    La superficie del fondo debe estar libre de escama, suciedad u otras materias extrañas que puedan aplastarse o fluir bajo la presión de ensayo afectando asi los resultados. Todos los ensayos de dureza deben hacerse sobre un solo espesor del material; el número de dureza determinado por penetración en una superficie curva es erróneo debido a la forma de la superficie.

    La velocidad y el tiempo de la aplicación de la carga principal deben establecerse, respetarse, y reportarse al comparar los resultados. El amortiguador debe ajustarse de tal manera que la palanca operadora complete su viaje en cuatro o cinco segundos sin ninguna probeta en la máquina y con esta ajustada para aplicar una carga principal de 10 Kg; se especifica un intervalo de aplicación completa de la carga principal, no más de dos segundos.

    El aparato de dureza superficial de Rockwell es una máquina para propósitos especiales, concebida especialmente para ensayos de dureza en que resulten posibles únicamente penetraciones someras y cuando se desee conocer la dureza de la probeta cerca de la superficie. Fue diseñado particularmente para ensayar el acero nitrurado, hojas para afeitar, trabajo ligeramente carburizado, y lámina de latón, bronce y acero.

    El aparato superficial opera sobre el mismo principio que el aparato de Rockwell regular, pero emplea cargas menores y mayores más ligeras y posee un sistema de medición de la profundidad más sensitivo. En lugar de la carga menor de 10 Kg y las cargas mayores de 60,100,150 Kg de Rockwell regular, el aparato superficial aplica una carga menor de 3 Kg y cargas mayores de 15, 30 o 45 Kg. Un punto de dureza en la máquina superficial corresponde a una diferencia en profundidad de penetración de 0,001 mm.

    Aparato de dureza de Vickers. Esta máquina es parecida a la de Brinell en la que se realiza una penetración y determina el número de dureza de la razón P/A de la carga P (Kg) al área superficial A de la penetración en mm2. El penetrador es una pirámide de base cuadrada en la cual el ángulo entre las caras opuestas es de 136º (ASTM E 92); la carga puede variar desde 5 hasta 120 Kg en incrementos de 5 Kg.

    Al conducir un ensayo la probeta se coloca sobre el yunque y se eleva mediante un tornillo hasta que se acerque a la punta del penetrador. Accionando la palanca de marcha un brazo de carga con relacción de 20:1 se abre y la carga es lentamente aplicada al penetrador y seguidamente retirada. La operación de una palanca de pedal reajusta la máquina, después de bajar el yunque, se coloca un microscopio sobre la probeta y se mide la diagonal de la penetración cuadrada hasta 0,001 mm. La máquina se arregla también para realizar ensayos con penetraciones de bola de 1 y 2 mm.

    Una ventaja de la máquina aducida por algunos operadores radica en la medición de la huella: Una lectura mucho más exacta puede hacerse de la diagonal de un cuadrado que del diámetro de un círculo cuando la medición ha de hacerse entre dos tangentes del círculo. Es un método bastante rápido y puede usarse sobre metal tan delgado como 0,006 plg. se sostiene que resulta exacto para durezas tan altas como 1300 (aprox). 850 Brinell) y para indicar la finalidad de las superficies endurecidas de acero nitrurado. La dureza asi determinada parece conseguir un buen criterio de las cualidades de durabilidad del acero nitrurado.

    3.ENSAYOS DE IMPACTO.

    Cargas dinámicas. Muchas máquinas y partes de ellas están sometidas comúnmente a estas cargas; un tipo importante de carga dinámica es aquel en que la carga se aplica súbitamente como en el caso del impacto de una masa en movimiento; aquí se trata algunos de los aspectos del comportamiento de los materiales bajo tales cargas de impacto.

    A medida que se cambia la velocidad de un cuerpo al golpear, debe ocurrir una transferencia de energía; se realiza trabajo sobre las partes que reciben el golpe. La mecánica del impacto involucra no solamente la cuestión de los esfuerzos inducidos, sino también una consideración de la transferencia de energía y la absorción y disipación de esa energía.

    La energía de un golpe puede absorverse de varias maneras:

    A través de la deformación elástica de los miembros y las partes de un sistema.

    A través de los efectos de la histéresis en las partes.

    A través de las deformaciones plásticas de las partes.

    A través de la acción friccional entre las partes.

    A través de los efectos de la inercia de las partes en movimiento.

    El efecto de una carga de impacto que produzca esfuerzo depende de la cantidad de energía utilizada en causar deformación; al tratar los problemas que involucran las cargas de impacto, la manera predominante en que la carga haya de resistirse obviamente determina el tipo de información que se necesita. La meta es proveer margen para la absorción de tanta energía como sea posible a través de acción elástica y luego confiar en alguna clase de contención para disiparla.

    En la mayoría de los ensayos para determinar las características de absorción energética de los materiales bajo cargas de impacto, el objeto es utilizar la energía del golpeo para causar la ruptura de la probeta.

    Comportamiento de los materiales bajo la carga de impacto. La propiedad de un material en relación con el trabajo requerido para causar la ruptura ha sido designada como tenacidad; esta depende fundamentalmente de la resistencia y la ductilidad y parece ser independiente del tipo de carga. No todos los materiales responden de la misma manera a las variaciones de velocidad de la aplicación de la carga; algunos materiales muestran lo que se denomina "sensitividad a la velocidad" en un grado mucho más alto que otros. Ejemplos notorios son el del vidrio ordinario, el cual es perforado con un agujero muy limpio por una bala de alta velocidad, pero se estrella bajo carga concentrada y lenta.

    Además del efecto de la velocidad, la forma de una pieza puede mostrar un marcado efecto sobre su capacidad para resistir las cargas de impacto; a temperaturas ordinarias una barra simple de metal dúctil no se fracturará bajo una carga de impacto en flexión. Para poder inducir la ocurrencia de la fractura con un solo golpe, las probetas de un material dúctil se ranuran.

    Alcance y aplicabilidad de los ensayos de impacto. El ensayo de impacto ideal seria uno en el cual toda la energía de un golpe se transmitiera a la probeta. En realidad este ideal nunca se alcanza; siempre se pierde alguna energía por fricción, por deformación de los apoyos y la masa de golpeo, y por vibración de varias partes de la máquina de ensaye. Al realizar un ensayo de impacto, la carga puede aplicarse en flexión, tensión, comprensión o torsión, siendo la carga flexionante la más común.

    Quizás los ensayos de impacto más comúnmente usados para los aceros en este país sean los de Charpy e Izod, ambos de los cuales emplean el principio del péndulo. Ordinariamente estos ensayos se hacen sobre pequeñas probetas ranuradas quebradas en flexión; en el ensayo de Charpy, la probeta es apoyada como una viga simple, y en el de Izod se le apoya como un voladizo; los procedimientos para estos ensayos han sido normalizados, y la especificación formal de los límites de la resistencia al impacto ha sido hecha en el caso de los materiales para un número de productos tales como partes de motores de avión, engranes de transmisión, partes para orugas de tractores, aletas para turbinas, Muchos tipos de forjados y tubo y placa de acero para servicio a baja temperatura.

    Aspectos generales de las máquinas de impacto. El efecto de un golpe depende tanto de la mas de las partes que reciben el golpe como de la energía y masa del cuerpo golpeante. Los objetos que requieren normalización son la base, el yunque, los apoyos para probetas, la probeta, la masa percutiente y su velocidad. Los aspectos principales de una máquina de impacto, pendular y de un solo impacto, son:

    Una masa móvil cuya energía cinética es suficiente para causar la ruptura de la probeta colocada en su camino.

    Un yunque y un apoyo sobre el cual se coloca la probeta para recibir el impacto,

    Un medio para medir la energía residual de la masa móvil después de que la probeta ha sido rota.

    La energía cinética es determinada y controlada por la masa del péndulo y la altura de la caída libre.

    El ensayo de Charpy para metales y plásticos. La máquina del tipo Charpy es adquirible en una variedad de tamaños; un tamaño usual es aquel que posee una capacidad de aproximadamente 220 pie-lb para metales y 4 pie-lb para plásticos; un diseño común de maquina se muestra en la siguiente figura.

    La siguiente descripción del ensayo se basa en los requerimientos de la ASTM E 23; el péndulo consiste en una barra ligera y rígida, situándose un pesado disco en el extremo; el péndulo esta suspendido de una flecha corta que gira en rodamientos de balines y se balancea hasta la mitad de la distancia entre dos postes verticales, cerca de cuya base están los soportes o yunques de las probetas. El percutor esta ligeramente redondeado y debe alinearse de modo tal que establezca contacto con la probeta contra su peralte total en el instante del impacto.

    La probeta estándar para ensayos de flexión es una pieza de 10x10x50 mm ranurada; otros tamaños se usan en casos especiales; en muchas especificaciones comerciales se requiere una ranura en forma de ojo de cerradura o de U. La probeta la cual se carga como una viga simple, se coloca horizontalmente entre los dos yunques, de modo que el percutor golpee el lado opuesto de la ranura a la mitad del claro. El péndulo es elevado hasta su posición más alta y sostenido por un tope ajustado para dar una altura de caída constante para todos los ensayos; luego se le suelta y permite caer y fracturar la probeta. En su movimiento ascendente el péndulo lleva el indicador de fricción sobre un escala semicircular graduada en grados o pie-libras; La energía requerida para fracturar la probeta es una función del ángulo de elevación.

    Los ensayos de Charpy para determinar la resistencia al impacto de los metales a bajas temperaturas son comúnmente realizados sumergiendo las probetas en algún líquido fresco en una vasija de boca ancha con 1 plg de líquido arriba y debajo de las probetas. Para temperaturas desde la ambiente hasta -109ºF, este líquido es usualmente alcohol o acetona, enfriado a la temperatura deseada mediante la adición de pequeños trozos de hielo seco, aunque para temperaturas más bajas se utiliza el nitrógeno líquido en cuyo caso el líquido para la inmersión sería alcohol, isopentano, o el mismo nitrógeno líquido. Los termómetros adecuados para determinar la temperatura del enfriador son del tipo mercurial o termómetros del tipo de pentano para temperaturas más bajas. Las probetas deben mantenerse a una temperatura por 15 min y la temperatura del baño debe mantenerse constante dentro de +0, -3ºF durante los últimos 5 min antes del ensaye; el ensayo debe completarse dentro de 5 seg después de retirar la probeta del enfriador.

    La maquina Izod. El péndulo consiste de un martillo montado en el extremo de un miembro relativamente ligero, el extremo superior del cual esta montado en chumaceras de balas en un poste atornillado a un zoclo de hierro fundido. El péndulo golpea la probeta, la cual se sujeta para fungir como un voladizo vertical de 10X10 mm de sección y 75 mm de largo que lleva una ranura normal de 45º y 2 mm de profundidad. La elevación angular del péndulo después de la ruptura de la probeta o la energía para fracturar la probeta se indica en una escala graduada por un indicador de fricción. Algunos experimentadores prefieren esta máquina a la de Charpy, pues en la primera la pieza de ensayo no es esforzada en la región de la ranura por la presión del tornillo opresor.

    Cálculo de relaciones energéticas. La resistencia al impacto o energía absorbida al romper la probeta es igual a la diferencia entre la energía del péndulo antes y después del impacto. La diferencia de energía es una función de la disminución de la velocidad de rotación y puede computarse por el peso y la altura de la caída del péndulo antes del impacto y la altura de elevación después.

    INDICE

    TEMAS

    PAGINAS

  • 1.Ensayos de tracción

  • Introducción

    Requerimientos para probetas de tensión

    Dispositivos de montaje

    Realización de ensayos

    El ensayo a la tracción

    1

    1

    3

    3

    4

  • 2. Ensayos de dureza

  • Introducción

    Ensayo de Brinell

    Ensayo de Rockwell

    Aparato de dureza de Vickers

    4

    5

    7

    9

  • 3. Ensayos de impacto

  • Cargas dinámicas

    Comportamiento de los materiales bajo la carga de impacto

    Alcance y aplicabilidad de los ensayos de impacto

    Aspectos generales de las máquinas de impacto

    El ensayo de Charpy para metales y plásticos

    La máquina Izot

    Cálculo de relaciones energéticas

    10

    10

    11

    11

    12

    13

    14

    FLUENCIA

    Materiales: Ensayos de tracción