Marx. Feuerbach. Nietzsche. Freud

Filosofía moderna. Filósofos y pensadores contemporáneos. Vida y obras principales. Ideas y teorías

  • Enviado por: Ramón Goñi
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 20 páginas

publicidad

Marx. Feuerbach. Nietzsche. Freud
Feuerbach, Ludwig (1804-1872), filósofo alemán, situó la psicología religiosa en el espacio teórico correspondiente a la religión ortodoxa y desarrolló una de las primeras filosofías materialistas de Alemania. Nacido en Landshut y educado en Berlín y en Erlangen, fue alumno del eminente filósofo alemán Georg Wilhelm Friedrich Hegel, cuyo idealismo filosófico rechazó más adelante. En su obra clave The Essence of Christianity (1841, La esencia del cristianismo), Feuerbach sostiene que la existencia de la religión sólo es justificable en tanto que satisface una necesidad psicológica; la preocupación esencial de la persona guarda relación con uno mismo y el culto a Dios no consiste más que en la idealización de uno mismo.

· Ideas y Teorías principales:

Se convirtió en materialista, al contrario que su maestro Hegel. Parte del hombre real y concreto, realidad absoluta, único objeto de la filosofía. Abandona cualquier idealismo o espiritualismo. No parte de lo abstracto y únicamente pensado, sino que su objeto universal y supremo es el hombre en su realidad total. “El hombre es la realidad más importante”

El hombre tiene capacidad de desarrollar conciencia de sí mismo, conciencia de humanidad. Es lo que le caracteriza como especie y le diferencia de los animales.

El hombre religioso ha fracasado por proyectar su conciencia fuera de sí y atribuir a un ser que llama "Dios" todo lo que el mismo es. Todos los atributos que la religión considera como propios directivos (bondad, perfección, etcétera) pertenecen en realidad al hombre. Dios no es más que el espejo en el que el hombre se refleja a sí mismo, sus atributos, sus necesidades... La religión es una proyección de la conciencia humana que tiende a buscar su felicidad.

El hombre religioso está alienado (extraño para sí mismo). Al analizarse se ve limitado. Todas las cualidades las posee en grado: +/- bello, +/- inteligente... Por una mala interpretación, el hombre ha creído que alguien las debe poseer en grado sumo

Dios

Hay que acabar con la religión para que el hombre pueda ser realmente él mismo. La religión quedará superada cuando el hombre reconozca que no hay más Dios que el mismo hombre, cuando el hombre se encuentre plenamente a sí mismo.

Se tiende a antropormizar a Dios y alas cosas que no conocemos. La religión no es más que una falsa antropología, y el concepto Dios hay que desecharlo.

· Aspectos Positivos y Negativos:

+ - Hay que potenciar al hombre

- Se preocupa por el hombre y por sus limitaciones

- Critica la hipocresía religiosa que crea un dios a la medida

- Impulsa el aspecto comunitario del hombre

- Critica la religión como base de todas las cosas que impide el desarrollo del pensamiento humano.

- - Niega a Dios basándose en el materialismo y el concepto filosófico de Dios. Niega la parte idealista y espiritual del hombre, y con ella a Dios.

- No niega al Dios verdadero. Estudia al Dios falso y lo identifica con el verdadero, que atenta contra él.

- No considera que Dios haya puesto en el hombre el deseo de crear a Dios, como un método de acercarse a él.

· Comentar: “Dios no ha hecho al hombre, el hombre a inventado a Dios”

Esta frase expresa en pocas palabras el pensamiento de Feuerbach. Ve a Dios como una invención del hombre, que lo que hace es utilizarle para justificar su creación, y solucionar los problemas que la mente aún no alcanza a entender.

De esta manera se provoca la disminución del razonamiento, y la invención de teorías no verificables e inventadas que intentan resolver los problemas últimos de la humanidad.

En resumen, que nos hemos inventado a Dios, para estar agusto y no tener inquietudes sobre nuestros orígenes.

Marx. Feuerbach. Nietzsche. Freud
Marx, Karl (1818-1883), filósofo alemán, creador junto con Friedrich Engels del socialismo científico (comunismo moderno) y uno de los pensadores más influyentes de la historia contemporánea.

Marx nació en Tréveris el 5 de mayo de 1818 y estudió en las universidades de Bonn, Berlín y Jena. Publicó un artículo en la Rheinische Zeitung (Gaceta Renana) de Colonia en 1842 y poco después pasó a ser su jefe de redacción. Aunque su pensamiento político era radical, todavía no podía calificarse de comunista. Las críticas de las condiciones sociales y políticas vertidas en sus artículos periodísticos le indispusieron con las autoridades, que le obligaron a abandonar su puesto en el rotativo en 1843; poco después, el periódico dejó de editarse y Marx se trasladó a París. Los estudios de filosofía, historia y ciencia política que realizó en esa época le llevaron a adoptar el pensamiento de Friedrich Hegel. Cuando Engels se reunió con él en la capital francesa en 1844, ambos descubrieron que habían llegado independientemente a las mismas conclusiones sobre la naturaleza de los problemas revolucionarios. Comenzaron a trabajar juntos en el análisis de los principios teóricos del comunismo y en la organización de un movimiento internacional de trabajadores dedicado a la difusión de aquéllos. Esta colaboración con Engels continuó durante toda su vida.

El Manifiesto Comunista

Marx se vio obligado a abandonar París en 1845 debido a su implicación en actividades revolucionarias. Se instaló en Bruselas y comenzó a organizar y dirigir una red de grupos llamados Comités de Correspondencia Comunista, establecidos en varias ciudades europeas. En 1847, Marx y Engels recibieron el encargo de elaborar una declaración de principios que sirviera para unificar todas estas asociaciones e integrarlas en la Liga de los Justos (más tarde llamada Liga Comunista). El programa que desarrollaron —conocido en todo el mundo como el Manifiesto Comunista— fue redactado por Marx basándose parcialmente en el trabajo preparado por Engels y representaba la primera sistematización de la doctrina del socialismo moderno. Las proposisicones centrales del Manifesto, aportadas por Marx, constituyen la concepción del materialismo histórico, concepción formulada más adelante en la Crítica de la economía política (1859).

Según se explica en estas tesis, el sistema económico dominante en cada época histórica, por el cual se satisfacen las necesidades vitales de los individuos, determina la estructura social y la superestructura política e intelectual de cada periodo. De este modo, la historia de la sociedad es la historia de las luchas entre los explotadores y los explotados, es decir, entre la clase social gobernante y las clases sociales oprimidas. Partiendo de estas premisas, Marx concluyó en el Manifiesto que la clase capitalista sería derrocada y suprimida por una revolución mundial de la clase obrera que culminaría con el establecimiento de una sociedad sin clases. Esta obra ejerció una gran influencia en la literatura comunista posterior y en el pensamiento revolucionario en general; ha sido traducida a multitud de lenguas y de ella se han editado cientos de miles de ejemplares.

Los últimos años

Después de la disolución de la Liga Comunista en 1852, Marx se mantuvo en contacto con cientos de revolucionarios a fin de crear otra organización de la misma ideología. Sus esfuerzos y los de sus colaboradores culminaron en 1864 con la fundación en Londres de la Primera Internacional. Pronunció el discurso inaugural, escribió sus estatutos y posteriormente dirigió la labor de su consejo general u órgano directivo, superando las críticas del grupo seguidor de Mijaíl Bakunin, de carácter anarquista.

Tras la eliminación y represión de la Comuna, en la que habían participado miembros de la Primera Internacional, la influencia de esta organización disminuyó y Marx recomendó trasladar su sede a Estados Unidos. Los últimos ocho años de la vida del filósofo estuvieron marcados por una incesante lucha contra las dolencias físicas que le impedían trabajar en sus obras políticas y literarias. Los manuscritos y notas encontrados en Londres después de su muerte, ocurrida el 14 de marzo de 1883, revelan que estaba preparando un cuarto volumen de El capital que recogería la historia de las doctrinas económicas; estos fragmentos fueron revisados por el socialista alemán Karl Johann Kautsky y publicados bajo el título de Teorías de la plusvalía (4 volúmenes, 1905-1910). Asimismo, Marx planeaba realizar distintos trabajos que comprendían investigaciones matemáticas, aplicaciones de éstas a problemas económicos y estudios sobre aspectos históricos de varios desarrollos tecnológicos.

· Ideas y Teorías principales:

Parte de la experiencia de la realidad histórica concreta, mediante el análisis económico-social de esta situación. No se limita a criticar las filosofías de Hegel y Feuerbach, sino que va más allá cuando afirma que “los filósofos se han limitado a interpretar el mundo; ahora se trata de transformarlo”. PRAXIS Acción

El hombre necesita de la naturaleza para satisfacer sus necesidades. El hombre puede transformar esa naturaleza, en sus facultades e inclinaciones.

El trabajo humano es actividad exclusiva y propia del hombre por medio de la cuál transforma la naturaleza para satisfacer sus necesidades. El hombre humaniza la naturaleza y ésta naturaliza al hombre. Esto se realiza en sociedad, y según cómo se realice el trabajo producirá diferentes modelos de sociedad.

El modo de producción de los medios que satisfacen las necesidades del hombre es lo que determina cómo son las sociedades y, en definitiva, la misma evolución de la historia. En función de las fuerzas de producción derivan las demás realidades: religión, derecho, ideologías...

Divide en dos áreas o estructuras a la sociedad:

* Supraestructura:

- Ideología (Filosofía, Religión, Moral...)

- Política (Partidos, estado, leyes...)

- Social (clases sociales)

* Infraestructura

- Relaciones de producción (patrón-obrero)

- Medios de producción (maquinaria industrial)

“Las ideas no determinan la sociedad” es al contrario, los medios de producción determinan la supraestructura, con lo que para cambiar la sociedad, hay que cambiar primero el medio de producción. Lo demás irá cambiando poco a poco. La supraestructura lo que hace es justificar y mantener la infraestructura, para que no haya problemas.

Analizará las sociedades, desde la primitiva esclavista feudal Capitalista:

- Capitalista (burguesía) Posee propiedad privada de los medios de producción. Compra la maquinaria, la materia prima y también la fuerza-trabajo del obrero, para a cambio obtener más beneficios que los gastos realizados.

- Obrero (proletariado) Es la fuerza-trabajo que vende al capitalista a cambio de un salario. Su persona y trabajo queda alienado a favor de otro.

“Para entender al hombre hay que entender la sociedad en la que vive”

No hay sociedad humana, los hombres viven alienados a favor de otros. El comunismo (explicado anteriormente) es propuesto como modelo social, en el que no existe la propiedad privada de los medios de producción y no hay clases sociales. Para llevarlo a la práctica, hay que cambiar la infraestructura de una manera drástica Lucha de Clases

La religión está también determinada por la economía. Ha nacido como consuelo aparente del sufrimiento humano. Promete futuros mejores, y aliena al proletariado mermándolo, y favoreciendo el sistema capitalista y su infraestructura. En una sociedad comunista no es necesario el Estado ni las ideologías. Se intentó llevar a la práctica. Luego veremos los fallos.

· Aspectos Positivos y Negativos:

+ - Se preocupa por el hombre, y ve su esclavización trabajando por un mundo más justo, la gente ganaría en igualdad.

- Su análisis de las sociedades es muy bueno

- Favorece la crítica y que la gente no sea pasiva frente a posibles alienaciones.

- Critica la falsa religión y la hipocresía

- - Visión del hombre estrecha. Lo ve como un producto de las relaciones laborales, lo ve como un objeto.

- Teoría utópica llevada a cabo de forma excesivamente radical (muertes, revoluciones). Al llevarlo a la práctica falla:

· Hacía falta otro tipo de hombre

· El paso debería estar tutelado por el Estado, hasta que se hubiera terminado el proceso, pero siguió ahí, y surgió el descontento social ya que los que producían ganaban en igualdad, pero no en libertad. No podían tener nada propio, a la vez que veían que en países vecino su trabajo era mucho más valorado. También se dan cuenta de que no tiene capacidad de prosperar, sino que serán iguales durante toda su vida, sin poder asecender ni descender.

· A la gente se le prohibió tener religión, con las consecuencias lógicas. Al no poder manifestar públicamente la fe, también surgió descontento social.

- Tiene una visión deformada del Dios verdadero, y de la religión.

- Visión no del todo completa sobre la Iglesia, aunque bastante aproximada.

· Comentar: “La religión es el opio del pueblo”

Quiere decir, que la religión es una droga que merma el pensamiento filosófico y humano del proletario, poniéndose al servicio del capitalista, sin analizar lo que éste está provocándole. La religión está al servicio de la infraestructura, que está oculta tras la supraestructura ideológica, religiosa, política... que apoya el actual medio de producción.

Es decir es un elemento disuasorio de la búsqueda de la verdad, y del entendimiento y realización del hombre como pueblo. Por tanto la religión es negativa, y hay que eliminarla para fomentar el trabajo del hombre para sí mismo, y no al servicio de otro.

Influencia

Marx no ejerció una gran influencia en vida: fue después de su muerte cuando comenzó a prosperar dentro del movimiento obrero. Su concepción pasó a denominarse marxismo o socialismo científico, una de las principales corrientes de la teoría política contemporánea. Su análisis del sistema capitalista y su teoría del materialismo histórico, la lucha de clases y la plusvalía son la fuentes de la ideología socialista moderna. Su tesis sobre la naturaleza del Estado capitalista, el camino hacia el poder y la dictadura del proletariado tienen una importancia decisiva en la acción revolucionaria. Estas doctrinas, comentadas por la mayoría de los socialistas después de su muerte, fueron retomadas por Lenin en el siglo XX, y el desarrollo y aplicación que el político ruso hizo de ellas fue el núcleo de la teoría y la praxis del bolchevismo y de la Tercera Internacional.

Marx. Feuerbach. Nietzsche. Freud
Freud, Sigmund (1856-1939), médico y neurólogo austriaco, fundador del psicoanálisis.

Freud nació en Freiberg (actual Príbor, República Checa), el 6 de mayo de 1856 y se educó en la Universidad de Viena. Cuando apenas tenía tres años, su familia, huyendo de los disturbios antisemitas que entonces se producían en Freiberg, se trasladó a Leipzig. Poco tiempo después, la familia se instaló en Viena, donde Freud residió la mayor parte de su vida.

Aunque su ambición desde niño había sido dedicarse al ejercicio del derecho, Freud se decidió a estudiar medicina justo antes de entrar en la Universidad de Viena en 1873. Inspirado por las investigaciones científicas del poeta alemán Goethe, sintió un vehemente deseo de estudiar ciencias naturales y de resolver alguno de los retos que en aquel momento afrontaban los investigadores de su tiempo.

Ya durante el tercer curso, Freud comenzó a investigar sobre el sistema nervioso central de los invertebrados, en el laboratorio de fisiología que dirigía el médico alemán Ernst Wilhelm von Brücke. Estas investigaciones neurológicas fueron tan absorbentes que Freud descuidó sus obligaciones académicas, permaneciendo en la facultad tres años más de lo habitual antes de obtener su licenciatura en Medicina.

En 1881, después de cumplir un año de servicio militar obligatorio, finalizó su licenciatura. Sin embargo, no quiso abandonar el trabajo experimental y permaneció en la universidad como ayudante en el laboratorio de fisiología. En 1883, presionado por Brücke, abandonó de mala gana la investigación teórica para adquirir alguna experiencia práctica.

Así, Freud estuvo tres años en el Hospital General de Viena, dedicándose sucesivamente a la psiquiatría, la dermatología y los trastornos nerviosos. En 1885, tras su designación como profesor adjunto de Neuropatología en la Universidad de Viena, dejó su trabajo en el hospital. A finales del mismo año, recibiría una beca del gobierno para estudiar en París diecinueve semanas junto al neurólogo Jean Charcot, que a la sazón trabajaba en el tratamiento de ciertos trastornos mentales mediante la hipnosis, en el manicomio de Salpêtrière del que era director. Los estudios de Freud con Charcot, centrados en la histeria, encauzarían definitivamente sus intereses hacia la psicopatología, el estudio científico de los trastornos mentales.

En 1886 Freud se estableció como médico privado en Viena, especializándose en los trastornos nerviosos. Sufrió una fuerte oposición de la clase médica vienesa por su defensa del punto de vista de Charcot sobre la histeria y el uso de la hipnosis, entonces considerados como enfoques poco ortodoxos. El enfrentamiento resultante retrasó la aceptación de sus hallazgos posteriores sobre el origen de las neurosis.

Cuando los nazis ocuparon Austria, en 1938, Freud se trasladó con su familia a Londres, donde falleció el 23 de septiembre de 1939.

La principal contribución de Freud fue la creación de un enfoque radicalmente nuevo en la comprensión de la personalidad humana, al demostrar la existencia y poder de lo inconsciente. Además, fundó una nueva disciplina médica y formuló procedimientos terapéuticos básicos que, más o menos modificados aún se aplican, en el tratamiento mediante psicoterapia de las neurosis (y, parcialmente, de las psicosis). Aunque nunca conoció en vida un reconocimiento unánime, y ha sido a menudo cuestionado desde entonces, Freud es indudablemente uno de los grandes pensadores del mundo contemporáneo.

Entre otros de sus trabajos habría que destacar Tótem y Tabú (1913), Más allá del principio del placer (1920), Psicología de masas (1920), El yo y el ello (1923), El malestar en la cultura (1930), El porvenir de una ilusión (1927), Introducción al psicoanálisis (1933), y Moisés y el monoteísmo (1939).

· Ideas y Teorías Principales:

- Los comienzos del psicoanálisis

El primer trabajo publicado de Freud sobre psicopatología, Sobre la afasia, apareció en 1891; era un estudio de este trastorno neurológico en el que la capacidad para pronunciar palabras o nombrar objetos comunes se pierde como consecuencia de una enfermedad orgánica en el cerebro. Su último trabajo sobre neurología, el artículo, `Parálisis cerebrales infantiles', fue escrito para una enciclopedia en 1897 sólo por la insistencia del editor, porque en aquel momento Freud estaba más ocupado en las explicaciones psicológicas de las enfermedades mentales que en las fisiológicas. Sus trabajos posteriores se inscriben enteramente en ese terreno, que él mismo había bautizado como psicoanálisis en 1896.

Esta nueva orientación de Freud se dio a conocer por vez primera en su trabajo Estudios sobre la histeria (1893 ), elaborado en colaboración con el médico vienés Josef Breuer, que dos años después se publicaría con mayor extensión. Se consideraban los síntomas de la histeria como manifestaciones de energía emocional no descargada, asociada con traumas psíquicos olvidados. El procedimiento terapéutico consistía en sumir al paciente en un estado hipnótico, para forzarle a recordar y revivir la experiencia traumática origen del trastorno, con lo que se descargarían por catarsis las emociones causantes de los síntomas. La publicación de esta obra marcó el comienzo de la teoría psicoanalítica, formulada sobre la base de las observaciones clínicas.

Durante el periodo de 1895 a 1900, Freud desarrolló muchos de los conceptos posteriormente incorporados tanto a la práctica como a la doctrina psicoanalítica. Poco después de la publicación de los estudios sobre la histeria, Freud abandonó el uso de la hipnosis como procedimiento catártico, para reemplazarlo por la investigación del curso espontáneo de pensamientos del paciente —llamado asociación libre—, como método idóneo para comprender los procesos mentales inconscientes que están en la raíz de los trastornos neuróticos.

En sus observaciones clínicas, Freud halló evidencias de los mecanismos mentales de la represión y la resistencia, describiendo la primera como un mecanismo inconsciente que hace inaccesible a la mente consciente el recuerdo de hechos dolorosos o traumáticos; y la segunda como la defensa inconsciente contra la accesibilidad a la consciencia de las experiencias reprimidas, para evitar la ansiedad que de ella se deriva.

Freud propuso seguir el curso de los procesos inconscientes, usando las asociaciones libres del paciente como guía para interpretar los sueños y los lapsus en el lenguaje (además de chistes, actos fallidos, etc). Mediante el análisis de los sueños llegó a sus teorías sobre la sexualidad infantil y el complejo de Edipo, que explicaría el apego del niño al progenitor del sexo contrario, junto con los sentimientos hostiles hacia el del propio sexo (considerado —en principio— un rival). Estos planteamientos, que hacían hincapié en la base biológica del comportamiento humano —particularmente el sexo y la agresividad—, fueron muy controvertidos.

En estos años, desarrolló también la teoría de la transferencia, proceso por el que las actitudes emocionales, establecidas originalmente hacia las figuras de los padres durante la infancia, son transferidas en la vida adulta a otros personajes (maestros, autoridades, jefes, el propio psicoanalista, etc). El final de este periodo viene marcado por la aparición de su obra más importante, La interpretación de los sueños (1900 primera edición, que posteriormente el mismo Freud ampliaría). En ella analiza (además de algunos sueños de sus pacientes, amigos, hijos, e incluso de personajes famosos) muchos de sus propios sueños, registrados durante tres años de autoanálisis iniciados en 1897. Este trabajo expone todos los conceptos fundamentales en que se asientan la teoría y la técnica psicoanalítica.

En 1902 Freud fue nombrado profesor titular de la Universidad de Viena. Este honor no era, sin embargo, debido al reconocimiento de sus aportaciones, sino como resultado de los esfuerzos de un paciente con influencias. El mundo médico todavía contemplaba su trabajo con hostilidad, y sus siguientes escritos, Psicopatología de la vida cotidiana (1904) y Tres ensayos para una teoría sexual (1905), no hicieron más que aumentar este antagonismo. Como consecuencia, Freud continuó trabajando virtualmente solo, en lo que él mismo denominó "una espléndida soledad ".

· Consciente - Inconsciente

- Fenómenos psíquicos conscientes y voluntarios

- Nivel preconsciente: Contiene elementos psíquicos que no están en un momento determinado en nuestra conciencia, pero pueden estarlo porque no tenemos sobre ellos control total.

- Nivel inconsciente: Está separado de los otros dos niveles. Sus contenido están sepultados y separados de ellos. La censura impide ver esos contenidos, intorelables para la conciencia. Se manifiesta en la histeria y en los sueños.

· Estructura de la personalidad:

- El ELLO: Parte instintiva. Pulsiones básicas compuestas por la sexualidad y por la agresividad. Habitan todas las represiones producidas en el individuo. Funciona por el principio del placer (satisfacción - insatisfacción).

- El Super-EGO: Exigencia ética y moral. Residen todas las interiorizaciones culturales y morales desde la infancia.

Es el ideal del YO, y actúa en forma de conciencia, alabando o desaprobando las conductas. Funciona por el principio del deber (Bueno-malo). Formado a partir de la interiorización de las prohibiciones de los padres.

· En los primeros años de vida, se canaliza a través de la madre “Amor exclusivo”

· A los cinco o seis años aparece el padre como rival en su posesión de la madre (Complejo de Edipo).

· El niño necesita de la seguridad de su padre, y el conflicto se supera con la interiorización de la imagen de su padre.

En este momento se adquiere el SUPER-EGO.

- El YO: Elementos conscientes, que tienen como misión adaptarnos a la realidad, y funciona por el principio de la realidad (conveniente-inconveniente). Surge en los primeros años de vida.

El niño es al principio un manojo de instintos que buscan satisfacción, pero la realidad impide esa realización. Estas experiencias irán configurando el YO.

· La Religión: Estudia el fenómeno religioso en sus pacientes. Hay que buscar su origen en las profundidades psíquicas Todos experimentamos deseos de trascendencia, de inmortalidad, pero la realidad frustra sus deseos. Crea una angustia vital, y se desatan mecanismos defensivos: la religión como consuelo. Se recurre a una serie de conductas (ritos, oraciones) para calmar la ansiedad, aunque en realidad no curan, sino que acrecentan dicha ansiedad.

· Aspectos Positivos y Negativos:

+ - Descubre a Dios como padre del hombre.

- Avanza en el terreno de los trastornos psíquicos, complejos y traumas infantiles.

- Ataca la religiosidad infantilista de algunas personas, que encuentran en la religión un refugio por miedo al más allá, al necesitar seguridad.

- - Es difícil obtener hipótesis verificables determinadas a partir de su teoría

- Poca objetividad en la observación

- Formula hipótesis teológicas, sin tener una formación concreta

- Generaliza una teoría formulada para enfermos mentales y a partir de la investigación de estos.

· Comentar: “La Religión es una psicosis colectiva”

Expresa que la religión no es más que una alucinación que se extiende a toda la sociedad. Es una enfermedad mental, que invade gran parte del cerebro, y provoca pensamientos y reacciones incorrectas en la conducta humana. Es decir, que la religión no hace más que tergiversar los hechos sin dar razones concretas, desvaría, y propone locuras que no pertenecen al comportamiento natural y normal del hombre. Además extiende ese comportamiento a toda la sociedad, y lo califica como psicótico, y colectivo, es decir como enfermedad mental de un conjunto que se equivoca en su razonamiento enfermo.

Marx. Feuerbach. Nietzsche. Freud
Nietzsche, Friedrich (1844-1900), filósofo alemán, poeta y filólogo, cuyo pensamiento es considerado como uno de los más radicales, ricos y sugerentes del siglo XX.

Nació el 15 de octubre de 1844, en Röcken, Prusia. Su padre, un ministro luterano, murió cuando él tenía 5 años, y fue educado por su madre en una casa donde vivían su abuela, dos tías y una hermana. Estudió filología clásica en las universidades de Bonn y Leipzig, y fue nombrado profesor de filología griega en la universidad de Basilea a los 24 años. Su delicada salud (estuvo afectado toda su vida por su poca vista y sus constantes jaquecas) le obligó a retirarse en 1889. Al cabo de diez años sufrió una crisis nerviosa de la que nunca se recuperó. Murió en Weimar el 25 de agosto de 1900.

Además de la influencia de la cultura helénica, en particular de las filosofías de Sócrates, Platón y Aristóteles, Nietzsche estuvo influenciado por el filósofo alemán Arthur Schopenhauer, por la teoría de la evolución y por su amistad con el compositor alemán Richard Wagner.

Escritor prolífico, escribió varias obras importantes, entre ellas El origen de la tragedia (1872), Así habló Zaratustra (1883-1885), Más allá del bien y del mal (1886), La genealogía de la moral (1887), El crepúsculo de los dioses (1888), El Anticristo (1888), Ecce Homo (1889) y La voluntad de poder (1901).

· Ideas y Teorías Principales:

Uno de los argumentos fundamentales de Nietszche era que los valores tradicionales (representados en esencia por el cristianismo) habían perdido su poder en las vidas de las personas, lo que llamaba nihilismo pasivo. Lo expresó en su tajante proclamación "Dios ha muerto". Estaba convencido que los valores tradicionales representaban una "moralidad esclava", una moralidad creada por personas débiles y resentidas que fomentaban comportamientos como la sumisión y el conformismo porque los valores implícitos en tales conductas servían a sus intereses. Nietzsche afirmó el imperativo ético de crear valores nuevos que debían reemplazar los tradicionales, y su discusión sobre esta posibilidad evolucionó hasta configurar su retrato del hombre por venir, el 'superhombre' (übermensch).

De acuerdo con Nietzsche, las masas (a quien denominaba "rebaño", "manada" o "muchedumbre") se adaptan a la tradición, mientras su superhombre utópico es seguro, independiente y muy individualista. El superhombre siente con intensidad, pero sus pasiones están frenadas y reprimidas por la razón. Centrándose en el mundo real, más que en las recompensas del mundo futuro prometidas por las religiones en general, el superhombre afirma la vida, incluso el sufrimiento y el dolor que conlleva la existencia humana. Su superhombre es un creador de valores, un ejemplo activo de "eticidad maestra" que refleja la fuerza e independencia de alguien que está emancipado de las ataduras de lo humano "envilecido" por la docilidad cristiana, excepto de aquéllas que él juzga vitales.

Nietzsche sostenía que todo acto o proyecto humano está motivado por la "voluntad de poder". La voluntad de poder no es tan sólo el poder sobre otros, sino el poder sobre uno mismo, algo que es necesario para la creatividad. Tal capacidad se manifiesta en la autonomía del superhombre, en su creatividad y coraje. Aunque Nietzsche negó en multitud de oportunidades que ningún superhombre haya surgido todavía, cita a algunas personas que podrían servir como modelos: Sócrates, Jesucristo, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Shakespeare, Goethe, Julio César y Napoleón.

Al concepto de superhombre se le reprochó a menudo ser el fruto de un intelectual que se desenvuelve en una sociedad de amos y esclavos y ha sido identificado con las filosofías autoritarias. Muchos eruditos niegan esta lectura ideológica y lo atribuyen a una mala interpretación de la obra de Nietzsche.

La moral cristiana, con su exaltación de valores como la humildad, la abnegación, el arrepentimiento, la pobreza... ha sido un factor fundamental en la consolidación de esa concepción débil de la existencia. El cristianismo sanciona la moral de esclavos. Jesús fue utilizado por un grupo de judíos para construir una religión de débiles y de resentidos. Fueron incapaces de soportar la muerte de Jesús y buscaron un culpable. Al no poder enfrentarse con los sacerdotes se inventaron una interpretación en la que el débil (Jesús) triunfa sobre el fuerte (los sacerdotes). Así los débiles son los preferidos de Dios.

Observa que la cultura de su época vaciaba de contenido la religión. Con la crisis de la fe entrará en crisis el mundo entero. Hay que provocar ese acontecimiento. Por ello Nietzsche proclama la muerte de Dios : “Dios ha muerto, y la fe del dios cristiano ha sido aniquilada” . Muerto Dios queda el hombre, su vida, su existencia. Sin moral y sin Dios queda el nihilismo.

La nueva humanidad “más allá del bien y del mal”, está representada por el superhombre. Será el vencedor de Dios y de la moral diciendo sí a la vida misma. Su existencia será meramente intraterrena, sin ninguna trascendencia, sustituyendo a Dios en el dominio del mundo.

El eterno retorno expresa la afirmación de la vida. Consiste en el movimiento circular indefinido, que carece de todo sentido y finalidad. El sí supremo a la vida consiste en la eterna repetición de lo mismo.

· Aspectos Positivos y Negativos:

+ - Niega los aspectos que reducen las capacidades del hombre y no le deja manifestarse en toda su grandeza

- Denuncia lo que aparta al hombre de la alegría natural de vivir

- - Visión irracional del mundo

- Conclusiones injustificables y sin razones concluyentes. No es un filósofo, no sigue una metodología filosófica de razonamiento

- Influyó en la constitución de teoría radicales como el nazismo, aunque su intención no fue en ningún momento llevar a la práctica su obra.

- Interpreta erróneamente los valores de la moral cristiana., sin ver su parte constructiva.

· Comentar: “Dios ha muerto, viva el hombre”

Proclama la muerte de Dios, para ensalzar por encima de todo al hombre y sus cualidades. Dios es algo que impide el desarrollo completo del ser humano, es una invención suya, y hay que apartarlo para poder llegar al superhombre que venza los aspectos de debilidad que posee esta doctrina, y desarrolle por completo su capacidad ilimitada. El hombre cree que tiene que haber una fuerza por encima de él, y está equivocado, ya que él es la fuerza suprema.

El hombre puede conseguir lo que se proponga, pero tiene que eliminar los pensamientos que le hagan parecer inferior a algo, por lo que la religión es un estorbo en el camino del hombre a su superación.

Hay que dar el paso del comienzo de la crisis de la fe, para que comience la del mundo entero, y sólo quede el hombre, su existencia, su personalidad y su carácter.

Influencia

Aclamado poeta, Nietzsche ejerció mucha influencia sobre la literatura alemana, así como sobre la literatura europea y la teología. Sus conceptos han sido discutidos y ampliados por personalidades como los filósofos alemanes Karl Jaspers y Martin Heidegger, el filósofo judío alemán Martin Buber, el teólogo germano-estadounidense Paul Tillich, y los escritores franceses Albert Camus y Jean-Paul Sartre. La proclama de Nietzsche "Dios ha muerto" fue utilizada por teólogos radicales posteriores a la II Guerra Mundial (en especial por los estadounidenses Thomas J. J. Altizer y Paul van Buren) en sus intentos por adecuar el cristianismo a las décadas de 1960 y posteriores.

El camarada Marx, se encontraba trabajando en su despacho pre-Kremlin en algunas de sus teorías para construir un mundo mejor, cuando inesperadamente le entró un incómodo apretón en la parte inferior del vientre, y tuvo que salir corriendo a empolvarse la nariz. En su accidentada carrera por los pasillos del edificio, y debido a la urgencia de la situación, pasó de largo los aseos, e irrumpió estrepitosamente en el cuarto guardarropa. Allí yacían olvidadas en un rincón las escobas y los cubos de la limpieza, pero tuvo la mala suerte de encontrar el único que estaba en uso, casualmente situado encima de la entreabierta puerta de la sala, y curiosamente repleto de ladrillos de hormigón armado con un peso aproximado de unos 300 Kg. Su mala fortuna hizo que le cayera en plena calva incipiente dejándole inconsciente.

En ese estado de éxtasis, semi-inconsciente y a punto de defecarse en los pantalones, tuvo una visión. En la oscuridad del cuartucho, apareció una luz que fue cobrando intensidad progresivamente, hasta deslumbrarle.

- Carles, perdón Charles, a no... eh... Kaaaaaaaaaaarl!!! - dijo una voz

- Ein???

- Soy Jesús y vengo a ayudarte en tus bienaventuradas teorías...

- Quién???

- Perdón, soy Jesunsky de Nazaretrosky y vengo para ayudarte.

- Ahhhhh, en ese caso...

- Bueno, como te iba diciendo, he venido para completar tus ideas, y te aconsejaría que leyeras unos fragmentos de las Sagradas Escrituras, que hacen mención a la vida en comunidad, y a los ideales del hombre. Creo que te ayudarían bastante en tus teorías.

- ¿¿¿Qué es eso???, ¿Religión???, NOOOOO!!!, Eso limita las capacidades del hombre, y no hace más que sustentar las infraestructuras determinadas por el sistema capitalista. Lo único que provocaría es que la humanidad, siguiera mermada y conforme con todo el sistema, y no se conseguiría adaptar los medios de producción!!!

- Es cierto Carlitos, perdón, Charlot, o sea... Karl. La humanidad ha aplicado mi palabra en vez de para mejorar la sociedad, para el provecho de unos pocos y el mantenimiento de sus sistemas, pero no por ello mis ideas están mal. Creo que deberías considerar mi palabra...

- NOOOOO!!!!! Por No-Dios!!!, Lo único que tu provocaste fue la reducción del hombre a su conformismo, e impediste con tus propuestas que se desarrollara plenamente en todos sus aspectos. Además, tú y tu padre fomentáis el temor, y la hipocresía social. La religión es el opio del pueblo, que adormece su fuerza y su capacidad de desarrollo...

- Mira tío estoy harto, voy a tener que utilizar la fuerza de la razón... aunque es un poco rudimentaria... pero me estás obligando

- ... y sois una droga que fomenta la irracionalidad y... - en ese momento Jesúsnsky de Nazaretrosky cogió la mopa friegasuelos Scotch Brite (marca registrada) que tenía reservada para ocasiones especiales, levantó su mano y... ¡¡¡¡PLAQ!!!!!!, con un revés de muñeca golpeó la cabeza del diarreico pensador.

- Bueno, espero que esto te haga entrar en razón... Lee las Sagradas Escrituras, por DIOS!!! Y, formula tu teoría sobre la sociedad material, que ya tenemos a Nieztsche para meterse conmigo y matarme una 200 veces... Amén.

- Eh... - balbuceó el atontado filósofo- ¿Qué ha pasado?? ... ñññññññmmmmmmm, ¿Qué hago aquí, y por qué me duele la tripa??? ¿ser o no ser?... Me parece que ya entiendo qué ocurre aq... AHHHHHHH!!!!

Salió apresuradamente y corriendo desesperado en busca del servicio empezó a gritar... “una plumaaaaa, una plumaaaaaaaaaa”. Sus compañeros atónitos, le observaban comentando Dios sabe qué, mientras él seguía gritando... “una plumaaaaaaaaaaa...”

Abrió violentamente la puerta del inodoro, y sentó sus nalgas en la letrina.

Después de unos instantes de sumo placer, seguidos de una serie de ruidos infernales y de un hedor insoportable, fijó su vista en lo que buscaba...

Justo bajo sus pies divisó una pluma de ganso, ideal par escribir teorías trascendentales, sobre un tomo de la Biblia en verso, que casualmente alguien había dejado allí, con un aura luminosa alrededor. Cogió el rollo de papel higiénico que tenía a su izquierda, y comenzó a escribir... “Yo, Karl Marx, proclamó el manifiesto comunista por el que...”

Así surgieron las primeras líneas de la teoría marxista.