Marinero en tierra; Rafael Alberti

Literatura española contemporánea del siglo XX. Poesía y lírica neopopularista. Generación del 27. Gimiendo por ver el mar. Tema y forma

  • Enviado por: Marc Llopart
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


Comentario poético: MARINERO EN TIERRA

[GIMIENDO POR VER EL MAR]

(Alianza Editorial: pág. 77)

<< Gimiendo por ver el mar,

un marinerito en tierra

iza al aire este lamento:

¡Ay mi blusa marinera!

Siempre me la inflaba el viento

al divisar la escollera. >>

De entre todas las poesías de “Marinero en tierra” he escogido esta ya que no me ha parecido muy compleja y porqué desde el primer momento de su lectura me atrajo, por su simplicidad pero a la vez gran expresividad y profundidad. Otra de las razones para distinguirla, es que se equipara cabalmente con el modelo más frecuente utilizado por el autor a lo largo de toda esta obra.

A simple vista nos hallamos ante un poema compuesto por dos estrofas. Estas estrofas consisten de dos tercetos octosilábicos(por tanto de arte menor). Todos los versos exceptuando el primero son llanos. El primer verso es un heptasílabo agudo(mar) que por convención se toma como octosilábico(7+1).

El poema responde a una rima consonante en el tercer y quinto verso(lam-ento / vi-ento) y asonante entre el segundo cuarto y sexto(ti-erra / marin-era / escoll-era).

Concluimos que la métrica responde a la siguiente estructura:

8- , 8a; 8b. 8a; 8b; 8a.

El poema está escrito en metro popular, es decir versos octosílabos típicos de la clase popular española. El tema del poema es sin duda uno de los más presentes en la obra de Alberti: el mar. Nos muestra la nostalgia de un “marinerito” que está alejado de su mar. Un sentimiento de dolor que le hace gemir por el mal interno que le corroe al no poder estar junto su mar.

Se nos plantea la situación de un marinero alejado de su medio nativo: el mar. Se halla en tierra, dolorido por la distancia con su entorno natural y por la inseguridad que esto le provoca. Dicho malestar e inseguridad se muestra en la utilización de “marinerito”: el autor quiere remarcar que dicho marinero es poquita cosa en este extraño entorno. Para dar esta sensación de pequeñez, utiliza el diminutivo de marinero.

Para expresar dicho malestar, el marinero gime al viento que es quizá el único que escucha sus penas y lo llega a comprender, el viento es conocido por realizar largos viajes y quizá recuerde el mar. Alberti introduce una típica característica marina(viento) para dar más realismo a este verso.

El marinero recuerda como la brisa marina llenaba su “blusa marinera”. Encontramos aquí una metáfora: “blusa marinera”. Podemos interpretar que el sentido metafórico que el autor quiere mostrar va relacionado con el color típico de una blusa(blanco). Podemos entonces equiparar una “blusa marinera” con la nítida vela blanca de un barco. Nos introduce así un nuevo elemento marino con el que este “marinerito” se identifica.

La nostalgia hacia todo lo marino sentido por este “marinerito”, puede ser aplicada al mismo Alberti. A la temprana edad de 15 años(1917) Alberti se vio obligado a dejar la tan amada costa Gaditana para irse a vivir a Madrid, por motivos familiares. Este hecho marco su vida y evidentemente su obra; se ha visto claramente a lo largo de todo el libro este sentimiento de nostalgia hacia el mar y de repulsa hacia la ciudad interior alejada de las tan bonitas costas Gaditanas.

Cabe destacar la rima consonante que se establece entre el cuarto y sexto verso(marin-era / escoll-era); sería posible enlazarla con el segundo verso si no fuera pero la doble erre(tierra).

Recordemos que es un verso heptasílabo, que por convención consideraremos octosílabo(naturaleza aguda).

ESCUELA SUIZA