Maratón

Atletismo. Pruebas de fondo. Entrenamiento específico

  • Enviado por: David Velasco
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

ENTRENAMIENTO DEPORTIVO PARA MARATÓN.

El rendimiento deportivo es un fenómeno complejo que para ser abordado con garantías exige un tratamiento interdisciplinar. En el Entrenamiento Deportivo, en la actualidad, se hace necesario integrar los aportes procedentes de diversas áreas de conocimiento como la fisiología, la psicología, la teoría y práctica del entrenamiento, la nutrición, etc.

El rápido avance de la investigación aplicada al Entrenamiento Deportivo hace necesaria la revisión de los fundamentos que sustentan los modelos actuales de planificación y entrenamiento.

Por otra parte, cada modalidad deportiva demanda la aplicación de métodos de entrenamiento específicos o la adaptación de los ya existentes a las demandas fisiológicas y funcionales que plantea cada deporte. En este sentido, se tiende a la aplicación de los sistemas de entrenamiento tanto en los espacios deportivos específicos como en los espacios abiertos.

En alto rendimiento, se somete a los deportistas a cargas de entrenamiento cada vez mayores. Esto exige al técnico deportivo conocer qué efectos producen estas cargas en el organismo de los deportistas a los que dirige, como influye en ellos, cómo ha de secuenciar estas cargas, qué períodos de descanso debe dejar entre las diversas cargas, que métodos de entrenamiento se adaptan mejor a las características de cada deportista y como van a favorecer en mayor medida a la consecución de los objetivos que se persiguen. En definitiva, el técnico deportivo tiene la obligación moral de conocer las diversas novedades que van surgiendo con respecto al entrenamiento deportivo.

En los deportes de equipo ha venido siendo habitual la aplicación de métodos de entrenamiento inspirados en modelos derivados del atletismo, que ha sido el primer deporte en utilizar criterios lógicos de entrenamiento.

Sin embargo, recientemente en algunas modalidades deportivas se han empezado a aplicar métodos de entrenamiento específicos, primero de forma intuitiva y fragmentaria, más tarde basándose en el análisis de las demandas fisiológicas y funcionales que plantean a los jugadores las diversas modalidades deportivas, y en las acciones de juego determinadas mediante análisis por medio del vídeo.

La Preparación Física Específica avanza poco a poco convirtiéndose en una realidad para algunos deportes, pero aun lejos de consolidarse en las diversas modalidades deportivas. Se hace necesario profundizar en la preparación física de estas modalidades deportivas.

Un aspecto que hoy día es imprescindible es el dominio de protocolos de control del entrenamiento, así como el conocimiento de metodologías de valoración. A través de estos dominios el preparador físico será capaz de comprobar el efecto y evolución del entrenamiento, individualizarlo, y conocer los posibles rasgos de especificidad que contiene un deporte.

Para citar un ejemplo voy a describir un programa de entrenamiento para que una persona normal pueda correr en una maratón de unos 28 km aproximadamente al cabo de tres meses de entrenamiento:

1º Datos Físicos:

Antes de nada deberíamos de obtener una serie de datos específicos de la persona a la que vamos a realizar dicho entrenamiento para conocer de primera mano cual es el estado físico en el que se encuentra. Para ello deberíamos de conocer la edad del individuo, su peso y su frecuencia cardíaca en reposo. Con todos estos datos realizamos el llamado Test de Cooper, el cual se realiza haciendo de correr al individuo durante 12 minutos apuntándose después la distancia recorrida. Con ello se le toma el pulso nada mas terminar y cada 15 segundos se va apuntando su frecuencia cardíaca hasta su reposo. Con todo esto averiguamos la forma física en la que se encuentra primeramente.

150

90

15s

2º Componentes del Entrenamiento:

Puesto que como todos los deportes que existen no son iguales ni todos los objetivos a conseguir son los mismos, para cada deporte existe un tipo especial de entrenamiento. Ya que la meta del individuo es correr en una maratón, el entrenamiento a realizar debe hacer mas hincapié en la parte que corresponde a la resistencia que a la parte que corresponde a la obtención de potencia o flexibilidad.

Antes de nada debemos de averiguar la intensidad a la que debe primeramente realizar el ejercicio. Digamos que la intensidad es el componente cualitativo del entrenamiento. Cada deportista tiene una intensidad umbral (que es la mínima a la que se produce los efectos del entrenamiento) y una intensidad límite (que es la máxima a la que puede realizar el ejercicio la cual no debe superar). Se obtiene sumando la edad del individuo a su frecuencia cardíaca. Existe una tabla <<universal>>llamada Cuadro de Karvonen en el que vienen reflejadas las intensidades máximas y mínimas para cada deportista según su forma física, en donde se puede observar la intensidad recomendada a la que el individuo debería de realizar el ejercicio:

CUADRO DE KARVONEN

MALA

PROMEDIO

BUENA

F.C umbral

40%

60%

70%

F.C recomend.

60%

75%

80%

F.C límite

75%

85%

90%

3º Ejecución del entrenamiento:

Una vez obtenidos estos datos, los aplicaríamos al individuo con un tipo de entrenamiento continuo (ya que debe de mantener la intensidad del ejercicio durante largo tiempo sin descanso) y diario dentro de su intervalo de intensidad recomendada, en la que debe de recorrer cada día una distancia. Al cabo de la semana debe de haber recorrido una distancia establecida, descansando únicamente un día cada semana. Al hacer este entrenamiento diariamente y de forma continuada provocamos en el deportista el llamado efecto de supercompensación, en el cual podremos observar como el deportisya se va adaptando al ejercicio impuesto y mejorando su resistencia. Conforme va adaptándose al entrenamiento y mejorando su forma física, debemos de ir incrementando tanto la intensidad del ejercicio como la distancia a recorrer de una forma progresiva, aumentando con ello su mejora tanto en su forma física como en la eficiencia del individuo. Al cabo de tres meses de entrenamiento continuo, este individuo podría ser capaz perfectamente de correr en esa maratón.