Mar adentro; Alejandro Amenábar

Cine español. Drama. Argumento. Personajes. Escenas. Eutanasia. Ética. Moral. Morir dignamente. Valores

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad

COMENTARIO CRÍTICO DE UNA PELÍCULA: MAR ADENTRO

I.- FICHA TÉCNICA:

Director: Alejandro Amenábar

Guionistas: Mateo Gil, Alejandro Amenábar

Productor: Fernando Bovaira, Alejandro Amenábar

Año de producción: 2004

Reparto:

Ramón Sampedro: Javier Bardem

Julia: Belén Rueda

Rosa: Lola Dueñas

Manuela: Mabel Rivera

José: Celso Bugallo

Gené: Clara Segura

Joaquín: Joan Dalmau

Germán: Alberto Jiménez

Javi: Tamar Novas

II.- ¿QUÉ DICE LA PELÍCULA?

  • Argumento:

  • Ramón lleva casi 30 años postrado en una cama al cuidado de su familia. Su única ventana al mundo es la de su habitación junto al mar por el que tanto viajo y donde sufrió el accidente que interrumpió su juventud. Desde entonces, su único deseo es terminar con su vida dignamente.

    Pero su mundo se ve alterado por la llegada de dos mujeres: Julia, la abogada que quiere apoyar su caso, y Rosa, una mujer de pueblo que intentará convencerle de que vivir merece la pena. La luminosa personalidad de Ramón termina por cautivar a ambas mujeres, que tendrán que cuestionar los principios con que rigen sus vidas y decir si quieren ayudarle en el que será su ultimo viaje.

    2. Caracterización de los personajes principales.

    La caracterización está realmente lograda en cada uno de los personajes. Tiene gran credibilidad y naturalidad.

    La maquilladora fue Jo Allen, inglesa que ha trabajado en “Gladiator” y “Las horas”. Ha realizado un trabajo soberbio y muy laborioso: en el caso de Javier Bardem necesitaba cinco horas diarias de maquillaje.

    'Mar adentro; Alejandro Amenábar'

    3. Temática planteada.

    Plantea el caso de Ramón Sampedro, hombre gallego que sufrió un accidente y se quedó postrado en cama para toda la vida y su ferviente deseo de morir, puesto que no creía que su vida fuera digna.

    III.- ¿CÓMO LO DICE?

    4. Género de la película:

    Drama.

    5. Estructura.

    Introducción: la película comienza exponiendo el propósito del protagonista de morir. Nos muestra como es su personalidad y su vida diaria, como es su familia y sus relaciones con ésta. Nos muestra también cómo conoce a Julia y a Rosa. D todos sus conocidos se nos muestra su opinión y como él rechaza las que están en contra de su deseo.

    Nudo: muestra como fue llevada a las masas y a los tribunales su caso y algunas de sus reacciones. Muestra a su vez como sus relaciones con ambas mujeres se va estrechando poco a poco y Julia se decide a realizar la voluntad de Ramón y luego seguir sus pasos.

    Desenlace: el final de la película nos descubre cómo pierde frente a los tribunales, como Julia acaba echándose para atrás y como entonces, Rosa toma el relevo y es ella quien acaba ayudándole a morir.

  • Análisis de las escenas claves.

    • Porqué morir:

    Julia: -Ramón, ¿por qué morir?

    Ramón: -Quiero morir porque la vida en este estado, la vida así no es digna. Y yo entiendo que otros tetrapléjicos puedan sentirse ofendidos cuando yo digo que la vida así no es digna, pero es que yo no juzgo a nadie, ¿quién soy yo para juzgar a los que quieren vivir? Por eso pido que no se m juzgue ni a mi ni a la persona que me preste ayuda para morir.

    J: -¿y tú crees que alguien te va a ayudar?

    R: -Bueno, eso dependerá de los que manejan el cotarro, dependerá de que ellos venzan su miedo. Que no es para tanto, que la muerte siempre ha estado ahí y siempre estará. Si al final nos toca a todos, forma parte de nosotros. Entonces ¿por qué se escandalizan tanto porque yo digo que me quiero morir? Como si fuera algo contagioso.

    J: -Si finalmente vamos a juicio te preguntarán por qué no buscas una alternativa a tu incapacidad, por qué rechazas, por ejemplo, la silla de ruedas.

    R: -Aceptar la silla de ruedas sería como aceptar migajas de lo que fue mi libertad. Fíjate en esto: tu que estas sentada a menos de dos metros,¿y qué son dos metros? Un recorrido insignificante para cualquier ser humano. Pues para mí esos dos metros, necesarios para poder llegar hasta a ti y poder siquiera tocarte, es un viaje imposible, es una quimera, es un sueño. Por eso quiero morir.

    La música aquí es un sonido calmado y descriptivo que conecta con la sensibilidad del espectador.

    La escena manifiesta las razones por las que Ramón quiere morir y explica como cualquier insignificante movimiento inasequible para él y como su libertad le ha sido substraída.

    'Mar adentro; Alejandro Amenábar'

    • El accidente

    {...} J: -Me imagino que el mar debe significar mucho para ti.

    R: -Bueno, el mar me dio la vida y después me la quitó. No sé si eso significa algo.

    J: -Dame algunos datos sobre ese día, el día que cambió tu vida, ¿te parece?

    R: -¿cuál?

    J: -Pues, para empezar,¿cuándo ocurrió?

    R: -El 23 de agosto de 68.

    J: -¿Estabas sólo en la playa?

    R: -No, estaba con amigos, gente del pueblo.

    J: -¿Pero cómo alguien que conocía el mar tan bien como tú, no calculó la rizada?

    R: -Estaba distraído.

    J: -Bueno déjalo, da igual, ya veo que tampoco quieres hablar de esto.

    R: -No, estoy recordando mujer. Cuando quise darme cuenta estaba en el aire, saltando, sobre una poza casi vacía.

    J: -¿Perdiste el conocimiento?

    R: -No, qué va. Me quedé boca abajo, flotando poco a poco. ¿Y sabes qué? Es verdad eso que dicen de los que van a morir eso de que de repente, ven los momentos más importantes de su vida. A mí me pasó.

    J: -¿Y qué viste?

    R: -Dicen que, la persona que se ahoga, después de expulsar el aire, tiene una muerte instantánea, una muerte dulce. Yo debí morir en aquel momento.

    En un magnifico montaje, y en un inolvidable flash back a base de fotografías (perfectamente retocadas para la ocasión), se presenta la vida de Ramón, de sus viajes, y de su alegría de vivir con o sin accidente. Esta historia se intercala con la situación real de Ramón. Cuando hay gente su sonrisa es permanente, pero en la soledad los recuerdos y las lágrimas se abalanzan sobre sus pensamientos. El acordeón se convierte en uno de los instrumentos estrella.

    'Mar adentro; Alejandro Amenábar'

    • El beso

    Otro momento es en el que Ramón imagina que es capaz de levantarse de la cama y viajar hasta el mar. En esta escena vemos como es capaz de acariciar a Julia y besarla. Al final el beso existe, pero no de la forma en que él imaginaba. Una imagen preciosa, que nos muestra los bellos parajes de Galicia, acompañada de una música sutil.

    'Mar adentro; Alejandro Amenábar'

    • El viaje

    Ramón según consejo de sus abogados, decide irse de viaje y salir de su casa para que la justicia pueda llegar a oír su voz y trasmitir la sensación de que encuentra en total dominio de sus capacidades mentales. El tema de Carlos Núñez relata los retoques que su sobrino y su padre le dan a una silla de ruedas para poder desplazarle. La música es alegre y dinámica, con fuertes raíces celtas.

    Durante su viaje Ramón observa desde el taxi, a múltiples personas que pueden caminar, correr, pasear, realizar sus trabajos...y la pena de darse cuenta de su incapacidad física para realizar estas actividades, se convierte en alegría provocada por la belleza de dichas imágenes.

    'Mar adentro; Alejandro Amenábar'

    • Adiós a todos.

    Ramón: -Adiós, Manuela. Y tú pórtate bien Javi.

    Javier: -Ya entendí lo de la poesía.

    R: -Ven aquí un momento. Dame un abrazo. Hazme un favor, cuida de tu abuelo ¿eh? Cuida de tu abuelo.

    Uno de los momentos más tristes de la película. El leitmotiv da comienzo este corte, la subida de la música pone los pelos de punta, viendo como Javier, el sobrino de Ramón sale a correr detrás de la camioneta que llevará a Ramón a su deseado final. Es la despedida de este a su familia, las personas que verdaderamente cuidaron de él con amor y pasión durante tanto tiempo.

    • Gracias Rosa

    Rosa: -Ramón, si es verdad que hay vida después de la muerte, ya sé que te va a parecer una tontería, pero, por favor, mándame una señal.

    Ramón: -¿Una señal?

    Ro: -Lo que sea. Yo nunca le tuve miedo a los espíritus. Y estaré muy atenta, muy atenta. Esperando. ¿Lo harás?

    Ra: -Claro que sí. Lo que pasa, es que, entre tu y yo, yo siempre he creído que después de morirnos no hay nada. Es igual que antes de nacer, nada.

    Ro: -¿Y cómo estás tan seguro Ramón? Eso no lo sabe nadie.

    Ra: -No estoy seguro, claro que no, lo que pasa es que es un pálpito. Es como cuando mi padre mira al cielo y dice: mañana llueve. Y llueve. Es un presentimiento. Pero no olvides una cosa, yo voy a estar en tus sueños, voy a venir por la noche a tu cama, y vamos a hacer el amor. Y por si no te lo digo en tus sueños, te lo digo ahora: gracias Rosa de todo corazón, gracias.

    El tema de Rosa da comienzo de forma melancólica y sin la aparición de sonidos gallegos propios de Carlos Núñez. Es más apagado y representa esa puesta de sol donde Ramón nos habla de sus creencias, de que después de la muerte no hay nada, como tampoco lo hubo antes de nacer. Ramón le da las gracias a Rosa, la mujer que llegó a amarle tanto que daría todo por hacerle feliz.

    'Mar adentro; Alejandro Amenábar'

    • Agonía

    Ramón: -Señores jueces, autoridades políticas y religiosas ¿qué significa para ustedes la dignidad? Sea cual sea la respuesta de sus conciencias, sepan que para mí, esto no es vivir dignamente. Yo hubiera querido, al menos, morir dignamente.

    Hoy, cansado de la desidia constitucional, me veo obligado a hacerlo a escondidas, como un criminal. Deben ustedes saber, que el proceso que conducirá mi muerte, fue escrupulosamente dividido en pequeñas acciones, que no constituyen ningún delito en sí mismas y que han sido llevadas a cabo por diversas y diferentes manos amigas. Si aún así, el Estado insiste en castigar a mis cooperadores, yo les aconsejo que les sean cortadas las manos, porque eso es lo único que aportaron. La cabeza, es decir, la conciencia, la puse yo.

    Como pueden ver, a mi lado tengo un vaso de agua, conteniendo una dosis de cianuro potásico, cuando la beba, habré dejado de existir, renunciando a mi bien más preciado, mi cuerpo.

    Considero que vivir es un derecho, no una obligación, como ha sido mi caso. Obligado a soportar esta penosa situación durante 28 años, 4 meses y algunos días. Pasado este tiempo, hago balance del camino recorrido y no me salen las cuentas de la felicidad. Sólo el tiempo que discurrió contra mi voluntad durante casi toda mi vida, será a partir de ahora, mi aliado. Sólo el tiempo y la evolución de las conciencias, decidirán algún día, si mi petición era razonable o no.

    Ramón da un ultimo adiós a todos aquellos que, a través de una cámara, ven como su muerte representa un mensaje doble. Un mensaje para una sociedad cuyas leyes parecen tan antiguas y arcaicas, que la libertad de elegir de una sola persona, les es indiferente. El violín describe de manera trágica las últimos momentos con vida de Ramón.

    'Mar adentro; Alejandro Amenábar'

    • Final

    Gené: -Hola Julia.

    Julia: -Hola. ¿Qué tal?

    G: -Muy bien ¿y tú? Bueno ya sabes que Ramón me dejó muchas cartas. Yo creo que hasta le divertía ir por ahí dejando escritos después de muerto. El caso es que el otro día, me encontré esta carta para ti.

    J: -¿Qué Ramón?

    G: -Ramón, Ramón Sampedro. Tu amigo, Ramón. Yo os presenté,¿te acuerdas?

    Voz en off de Ramón:

    Mar adentro, mar adentro.
    Y en la ingravidez del fondo
    donde se cumplen los sueños
    se juntan dos voluntades
    para cumplir un deseo.

    Tu mirada y mi mirada
    como un eco repitiendo, sin palabras
    "más adentro", "más adentro"
    hasta el más allá del todo
    por la sangre y por los huesos.

    Pero me despierto siempre
    y siempre quiero estar muerto,
    para seguir con mi boca
    enredada en tus cabellos.

    La historia concluye con Julia en un estado lamentable, y el poema de Ramón sonando de fondo, mientras la cámara se abalanza sobre el mar. Es la variación para la película del poema.

    'Mar adentro; Alejandro Amenábar'

    IV.- ¿QUÉ CONCLUSIONES SE PUEDEN EXTRAER?

    7. ¿Qué mentalidades o formas de pensar se reflejan?

    Este film presenta diferentes mentalidades que se presentan generalmente en las personas cercanas a Ramón y también la suya propia.

    Muestra la opinión que mantiene su hermano, que se niega a aceptar que quiere morir, porque aparte de encontrarlo ilógico, no desea creer que su hermano pueda irse para siempre.

    También expresa la actitud de su cuñada, que, obediente, decide no tomar partido y opina que si es lo que el desea que lo haga.

    Se ve también como a su padre, resignado estar ignorado, nadie le a pedido su visión de la situación, pero la muestra durante un breve instante en la cinta cuando dice: “sólo hay una cosa peor que se te muera un hijo: que quiera morirse.”

    Otro punto de vista se observa en Rosa, intentando animar a vivir a Ramón, aspirando a darle una visión de la vida y del mundo que le haga cambiar de idea.

    Sin embargo, el punto más representativo es el del propio Ramón deseoso de recibir la muerte de manos de quien fuera, que explica que quiere morir puesto que considera que la vida que ha vivido durante esos 28 años postrado en una cama, no es digna; y que no desea que se propongan darle restos de lo que fue un día su libertad.

    8. ¿Qué finalidad persigue la película?

    Pretende presentarnos quién era Ramón Sampedro, más por su lado personal, que en su lucha por conseguir la eutanasia. Se presenta sobre todo desde el punto de vista del protagonista, lo que puede acortar nuestro punto de vista acerca de un asunto de tal importancia.

    9. ¿Qué piensas tú sobre lo que plantea la película?¿Tiene actualidad la temática planteada?¿Es acertado el enfoque?

    Este tema tiene cierta actualidad puesto que esta basado en unos hechos reales ocurridos hace apenas ocho años, pero por el cual aún se sigue discutiendo.

    La película no tiene un enfoque completamente acertado puesto que narra la historia bajo la mirada de Ramón y todos aquellos demás puntos quedan casi excluidos incitando al televidente a pensar desde dicho punto de vista.

    Creo que la aceptación de la eutanasia es relativa en cuanto a las persona que tiene que morir. Pienso que no es un tema en el que se deba generalizar simplemente con un sí o con un no, puesto que cada caso que podamos encontrarnos será diferente en sí mismo.

    En el caso de Ramón Sampedro encuentro que es algo que fervientemente deseó durante más de media vida, y considero que su insistencia en morir algo tiene que decir en todo esto. Era lógico que deseara perder la vida, pues siempre había sido un hombre con gran aprecio a la libertad y con gran ociosidad, y de repente, se encuentra con la imposibilidad de poder moverse apenas unos centímetros y con una intimidad coartada; y sin ninguna posibilidad de mejoría. Había perdido todos los sueños y todas sus metas en un instante, quedándose en cama con una mente ociosa y activa trabajando sin parar y no pudiendo realizar cualquier cosa que ésta le pidiera hacer. Sin embargo, considero que no luchó lo suficiente por buscar otra salida, por buscar otra opción que le alejara de sus pensamientos suicidas, para poder sentirse pleno y realizado. A mi juicio, se dio por vencido antes de buscar otras metas, algún sentido a su vida.

    Quizás lo buscó, no lo sé, pero no lo encontró. Entonces puede que su propósito de morir asistidamente estuviera justificado, y tuviera una razón de verdadero peso para querer hacerlo. Entonces quizás si se podría pensar en darle lo que añoraba, para que no tuviera que hacerlo como si fuera un delincuente, escondido, al margen de la ley.

    'Mar adentro; Alejandro Amenábar'

    8