Manifiesto del Partido Comunista

Burguesía. Proletariado. Izquierda. Comunismo. Principios comunistas

  • Enviado por: Lorena Pulido
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas

publicidad

MANIFIESTO DEL

PARTIDO COMUNISTA

PRIMERA PARTE

BURGUESES Y PROLETARIOS

Burgueses: Capitalistas propietarios de los medios de producción social que emplea el trabajo asalariado.

Proletarios: Trabajadores asalariados que privados de medios de producción propios se ven obligados a vender su fuerza de trabajo para poder existir.

La historia escrita por esos días muestra la lucha de clases por las clases, los opresores y los oprimidos de todas las épocas, lucha que termina siempre con la transformación revolucionaria de toda la sociedad o el hundimiento de las clases beligerantes, es decir, que todas las épocas de la historia han tenido clases sociales que han sido sustituidas por otras nuevas.

En la época en la que nos remontamos La Burguesía se enfrentaba contra El Proletariado, esas eran las dos clases existentes.

Cada día mas avances industriales mas demanda, el descubrimiento del nuevo continente, disparo el desarrollo de la burguesía que tenía además un gran éxito político, destruyendo así las relaciones feudales, dando paso a una libertad de comercio y estableciendo una explotación abierta, descarada, directa y brutal contra las profesiones que ahora no eran nada y los que las desempeñaban se convierten en simples asalariados,

no conforme desgarra las relaciones familiares y las convierte en relaciones de negocio, además dando paso a la holgazanería.

La burguesía no puede existir sino hay una revolución continua de los instrumentos de producción y en la producción; una incesante conmoción de todas las condiciones sociales, una inquietud y un movimiento constantes, es lo que distingue a la burguesía de todas las épocas anteriores.

La burguesía crea la conciencia de consumo extrangerico en todo el mundo se establece en todo el globo dando un intercambio universal en toda clase de producciones material e intelectual.

La burguesía que rápidamente en constante progreso perfecciona y además tiene precios bajos obliga a todas las naciones a forjar un mundo a su imagen y semejanza.

La burguesía ha sometido el campo al dominio de la ciudad, así pues se ha llenado estas de gente, también ha suprimido los medios de producción de la propiedad y de la población.

Una consecuencia obligada de esto ha sido la centralización política.

La burguesía ha creado fuerzas productivas más abundantes, más grandiosas que todas las generaciones pasadas juntas, produciendo un movimiento análogo entre las relaciones burguesas de producción y cambio, las relaciones burguesas de propiedad, se asemejan a un mago que no es capaz de dominar las potencias infernales que ha desencadenado con sus conjuros.

Se extiende una epidemia social, una epidemia de superproducción, porque la sociedad posee mucha civilización, demasiados medios de vida, demasiada industria, demasiado comercio, así pues las relaciones burguesas resultan estrechas para contener las riquezas creadas en su seno, dando como resultado que el feudalismo con las mismas armas que fue tumbado se devuelva contra esta, empuñando estas armas: el proletariado(obreros que viven a condición del trabajo que acrecienta el capital). El empleo de las máquinas y la división de trabajo quitan al proletariado todo carácter sustantivo y le hace perder todo atractivo para el obrero, que se convierte en algo sin importancia de la máquina y esta solo le exige ejecutar las operaciones más sencillas, monótonas y fáciles, por tanto su trabajo se reduce según sus labores económicamente a subsistencia, los obreros no solamente se convierten en esclavos de la clase burguesa, sino también de la maquina, del capataz y sobre todo del dueño de la fabrica.

Para trabajar no hay diferencia de edad ni sexo, pero los costos varían según esto, y lleva a que el obrero se convierta en esclavo y víctima de otros elementos burgueses como el préstamo, así pues el proletario se ve en todas las clases inferiores de la población.

Etapas de desarrollo del proletariado, al principio es por obreros asalariados, luego es por obreros de la misma fabrica, mas tarde por obreros del mismo oficio de la localidad y a través de la fuerza desean volver al feudalismo, en la que por supuesto la victoria es de la burguesía ya que el proletariado de dedica es a pelear contar los enemigos de sus enemigos es decir contra la monarquía. En muy pocas victorias proletarias logran hacer acuerdos por ley.

La burguesía tiene luchas contra todo, aristocracia, burguesía nacional y de otros países, y los que pagan son los proletarios que les toca afrontar cada lucha con su lucha por los intereses propios.

En esta lucha de clases (lucha política), se dan variaciones, los nobles se pasan a la burguesía y los burgueses al proletariado, que es la clase que sin escapatoria es la realmente revolucionaria, aunque baja a condiciones miserables.

La burguesía por su parte solo domina porque tiene acumulada toda la riqueza, la formación y el acrecentamiento del capital en sus manos, quienes van evolucionando a la industria y los obreros se devalúan teniendo entre ellos una competencia. La burguesía va produciendo sus propios sepultureros. Su hundimiento y la victoria del proletariado van siendo inevitables, ya que el proletariado crece y crece en numero.

2 PARTE

PROLETARIOS Y COMUNISTAS

Los comunistas solo se distinguen del proletariado en que destacan y hacen valer los intereses comunes a todo el proletariado independientemente de la nacionalidad, y representan siempre los intereses del movimiento en su conjunto, son pues el sector más resuelto de los partidos obreros, el que impulsa adelante a los demás, tienen la ventaja también, de su clara visión de las condiciones, de marcha y de los resultados dl movimiento proletario. Su objetivo es el mismo: constitución de los proletarios en clase, conquista política del proletariado.

La teoría comunista es la expresión del conjunto de las luchas de clases existentes, de un movimiento histórico que sé esta desarrollando ante nuestros ojos.

El rasgo distintivo es la abolición de la propiedad burguesa, la abolición a su propiedad privada

La propiedad se mueva en el antagonismo entre el capital y el trabajo asalariado.

Ser capitalista significa ocupar una posición social. El capital es un producto colectivo, es una fuerza social. Si el capital es transformado en capital colectivo, no cambiara el carácter social de la propiedad, solo perderá el carácter de clase.

El trabajo asalariado es el precio mínimo del salario, lo que se necesita para la reproducción de la vida no más.

En la sociedad burguesa, el trabajo viviente no es mas que un medio de incrementar el trabajo acumulado, para ellos el pasado

domina el presente, y encima de todo cree que el individuo que trabaja carece de independencia y de personalidad.

En la sociedad comunista, por el contrario, el trabajo acumulado es una forma de enriquecer, ya hacer más fácil la vida de los trabajadores, el presente domina al pasado y por consiguiente quiere la abolición de la personalidad burguesa, la independencia burguesa y la libertad burguesa.

Acusan a los comunistas de querer abolir la propiedad privada, ellos lo que quieren es que sea para el proletariado ya que esta propiedad no puede existir sino a condición de que la inmensa mayoría sea privada de propiedad, porque según los burgueses sino hay propiedad para ellos la personalidad queda suprimida. De modo que lo que el comunismo quiere quitar es el sojuzgar el trabajo ajeno por medio de esa apropiación, ya que para la sociedad burguesa no hay trabajo asalariado donde no hay capital.

¡Querer abolir la familia!, ¿En qué bases descansa la familia burguesa?, en el capital, en el lucro privado, la familia desarrollada solo es burguesa; pero encuentra su complemento en la supresión forzosa de toda familia para el proletariado y la prostitución publica y estas desaparecen con la desaparición del capital.

Los comunistas quieren abolir la explotación de los hijos por sus padres, ellos quieren que la educación sea social pero, a través de una escuela, no quieren que los niños sigan siendo artículos de trabajo, ni que los padres se sigan tragando cada discurso burgués que los impulsa a cometer esto.

Los burgueses gritan ¡Los comunistas quieren establecer la comunidad de las mujeres!, pero si para ellos la mujer es un instrumento de producción y según esto debe ser de utilización común, además esta comunidad siempre ha existido lo quieren los comunistas es que no siga siendo una comunidad tapada sino franca y oficial.

A los comunistas se les acusa también de querer abolir la patria y la nacionalidad, pero, si los obreros no la tienen.

Esto desapareció con el desarrollo burgués, la libertad de comercio, el mercado mundial, la uniformidad de la producción industrial, y las condiciones de existencia que les corresponden.

Cuando el proletariado domine, desaparecerá más rápido, con la abolición de la explotación de un individuo por otro, será abolida la explotación de una nación por otra, es decir desaparecerá la hostilidad de las naciones entre sí.

Las acusaciones lanzadas contra el comunismo desde un punto de vista religioso, filosófico e ideológico en general no merecen examen detallado.

Cuando se hable de ideas que revolucionan la sociedad, por ejemplo las ideas cristianas fueron abolidas por las ideas de la ilustración, mientras la sociedad feudal luchaba a muerte contra la burguesía, entonces revolucionaria.

Las ideas religiosas, morales, filosóficas, políticas, jurídicas y las verdades eternas (libertad, justicia), son las que el comunismo quiere abolir, no darles una forma nueva, por eso es que contradice todo el desarrollo histórico anterior.

La historia de la sociedad se ha desenvuelto en contradicciones de diversas épocas, pero cualquiera que haya sido las contradicciones la explotación del poder al pueblo a existido igualmente, por eso esta desaparecerá cuando desaparezca las clases.

Lo que el proletariado quiere con el dominio es arrancar gradualmente el capital de la burguesía y aumentar con la mayor rapidez posible la suma de las fuerzas productivas.

Esto naturalmente no podrá cumplirse en principio sino por la adopción de medidas insostenibles (desde el punto de vista económico), pero en el curso del movimiento serán indispensables como medio para transformar radicalmente todo el modo de producción.

Una vez se halla llevado un proceso y haya desaparecido las clases, el poder publico perderá su carácter político. El proletariado se convierte en clase dominante y suprime por fuerza las viejas relaciones de producción y por tanto su propia dominación como clase, surgiendo así una asociación en que el libre desenvolvimiento de uno será el de todos.