Maltrato y abuso infantil de los niños de la Conurba-Bonaerense

Síntomas. Pederastia. Incesto

  • Enviado por: Estefanía Di Stefano
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 4 páginas
publicidad

“El maltrato y abuso infantil en los niños del Conurbano-bonaerense”

Nosotros hemos elegido ésta problemática porque es uno de los mayores problemas que existen en nuestro país. También creemos necesario investigar en que deparará el futuro de nuestra Argentina, que está resumido a los niños de hoy en día.

El niño que crece en el maltrato y el abuso, lamentablemente, tiene menos posibilidades de adaptarse a la sociedad actual, y creímos como una posibilidad de mejora profundizar más las causas y efectos de esta problemática, logrando un mayor conocimiento.

Vamos a poner énfasis y enfocarnos en el niño y su crecimiento dentro del abuso y maltrato causando una automarginación y aislación, a la vez.

Nos hemos especificado en el Conurbano-bonaerense, ya que es la información que obtenemos debido a nuestro lugar geográfico de hábitat, tomando una información de la vida cotidiana.

Debido a esto creemos los niños maltratados y abusados cosechan dificultades para su desarrollo futuro.

Maltrato

“Cualquier acto por acción u omisión realizado por los individuos, por instituciones o por la sociedad en su conjunto y todos los estados derivados de éstos actos o de su ausencia que priven a los niños de su libertad o de sus derechos correspondientes y/o que dificulten su desarrollo”

El agresor es casi siempre un hombre frente a un pequeño porcentaje de mujeres. Puede tener cualquier edad, aunque la más frecuente es entre los 3 y 50 años, suele ser un familiar o un conocido de la víctima, aunque también es común el agresor desconocido.

El agresor recurre a conductas de persuasión o engaño y, en menor medida, a amenazas o violencia física.

El abusador sexual intrafamiliar tiende a provenir de ulna familia con un sistema pobre de relaciones y donde se fue maltratado de niño.

Las características de la de éstos abusadores varones: Suele ser dominante y controlador dentro de su familia pero ineficaz e inadecuado fuera de la estructura familiar.

Otras características son la impulsividad, inmadurez, soledad, necesidad de cercanía, aislamiento, alcoholismo y baja autoestima.

En algún momento de su carrera casi todos los maestros con experiencia han estado en contacto con niños/as que han padecido alguna de las formas de maltrato infantil. Los daños que el maltrato produce no siempre son iguales ya que dependerá de la persistencia en el tiempo, de la severidad del maltrato, de las características sociológicas del individuo, entre los factores. Advertir la existencia de ulna amenaza real hacia un niño no es sencillo. Si bien el maltrato no siempre deja lesiones físicas fácilmente visibles, siempre deja marcas en la conducta que nos dan indicios para sospechar que un niño está sufriendo maltrato.

Signos para sospechar de maltrato infantil:

En el niño:

  • Muestra repentinos cambios en el comportamiento o en su rendimiento habitual.

  • Presenta problemas físicos o médicos que no reciben atención de sus padres.

  • Muestra problemas de aprendizaje que no pueden atribuirse a causas físicas o neurológicas.

  • Siempre está expectante, como preparado para que algo malo le ocurra.

  • Se evidencia que falta supervisión de los adultos.

  • Es sumamente hiperactivo o por el contrario excesivamente responsable.

  • Llega temprano al colegio y se va tarde o no quiere irse a su casa.

  • Falta en forma reiterada al colegio.

En la familia:

  • Dan muestras de no preocuparse por el hijo; raramente responden a los llamados del colegio a al cuaderno de citaciones.

  • Niegan que el niño tenga problemas, tanto en el colegio como en el hogar, o por el contrario maldicen al niño por su conducta.

  • Por su propia voluntad autorizan a que la maestra emplee mano dura o incluso algún chirlo o sacudón si su hijo se porta mal.

  • Cuestionan todo lo que hace su hijo, se burlan o hablan mal de él ante los maestros.

  • Demandan de su hijo un nivel de perfección académica.

En los padres e hijos:

  • Rara vez miran a la cara o tienen contacto físico con otra persona.

  • Consideran que la relación con su hijo es totalmente negativa.

  • Demuestran que casi nadie les cae bien.

  • Tienen una actitud recíproca de permanente tensión.

Signos de maltrato físico:

Considere la posibilidad de maltrato físico en el niño cuando estén presentes:

  • Quemaduras, mordeduras, fracturas, ojos morados, o dolores en el niño que aparecen bruscamente y no tienen ulna explicación convincente.

  • Hematomas u otras marcas evidentes luego de haber faltado a clases.

  • Parece temerle a sus padres y protesta o llora cuando es hora de dejar el colegio para ir a casa.

  • Le teme al acercamiento o contacto con otros mayores.

  • Dice que le han pegado en su casa.

Considere la posibilidad de abuso físico cuando estén presentes:

  • Ante una lesión o traumatismo evidente en el niño brindan una explicación convincente o se enojan ante la pregunta de lo ocurrido.

  • Frecuentemente se refieren a su hijo como un “demonio” o en alguna otra manera despectiva.

  • Es frecuente ver que tratan al niño con disciplina física muy dura.

  • Sus padres tiene antecedentes de haber sido niños maltratados o abandonados.

  • Existe el antecedente de que la madre ha sido golpeada.

  • Es frecuente que la madre del niño concurra con algún moretón u “ojo morado”.

Signos de negligencia:

Considere la posibilidad de negligencia o abandono cuando el niño:

  • Falta frecuentemente a la escuela.

  • Pide o roba plata u otros objetos a compañeros del colegio

  • Tiene serios problemas dentales o visuales y no recibe tratamiento acorde.

  • Es habitual que concurra a clases sucio, o con ropa inadecuada para la estación, sin que la condición de sus padres sea la pobreza extrema.

  • Hay antecedentes de alcoholismo o consumo de drogas en el niño o en la familia.

  • El niño comenta frecuentemente que s queda solo en casa o al cuidado de otro menor.