Mala onda; Alberto Fuguet

Literatura contemporánea. Literarura hispanoamericana. Siglo XX. Escritores chilenos. Narrativa juvenil. Novela. Argumento

  • Enviado por: Gisela
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

ENSAYO

“Mala Onda”

Análisis desde la perspectiva de la identidad

INTRODUCCIÓN

La identidad como definición tal es: 1El carácter propio y diferenciado de un individuo o conjunto de ellos. 2Echo de ser una persona o cosa la misma que se supone o se busca. 3Igualdad de una cosa con ella misma. 4Proposición en la cual los contenidos representativos del sujeto o del predicado son idénticos.

La identidad, es algo en definitiva que nos marca a todos, niños, jóvenes, adultos y ancianos. En esta novela de Alberto Fuguet, Mala Onda, la identidad se ve representada a través de un adolescente que recorre las noches de Santiago de Chile: es Matías Vicuña que busca su identidad con desesperación, entremedio de una época en donde se mueve la dictadura de Augusto Pinochet que avanza con velas despegadas y a tambor batiente.

DESARROLLO

Matías Vicuña es un joven de 17 años, que viene regresando a Chile luego de su Viaje de Estudios que se efectuó en Río de Janeiro, para hundirse en un país distorsionado por el toque de queda militar.

Matías desde el principio del libro se muestra con una imagen de “cuidado, a mi no me entran balas” la cual se va deformando en los primeros capítulos como, por ejemplo: cuando se encuentra con la Luisa Velásquez en el aeropuerto observando la despedida de una familia brasileña en donde el padre tenía que volver a EEUU después de una visita en donde se reencuentra con su familia a la cual no la veía desde hacia mucho tiempo, y Matías se quiebra y le baja toda una angustia, una impotencia al no poder hacer nada y una tristeza que por mas que intenta esconderla no puede y avergonzado de su muestra de “debilidad” le pide a Luisa que no comente lo sucedido con nadie.

Llega a Chile y es como que llegara a la depresión, se empieza a acordar de todo, de Río, de Cassia, de su antigua polola la Antonia, de los problemas familiares que tiene su mejor “amigo” el Nacho con el papá, etc... Ya en su casa, no encuentra a nadie de su familia, solo a su nana la que al parecer no lo quiere, siente la ausencia de sus padres, siente aburrido y muy agotado.

Llega la mamá, ni siquiera le pregunta cómo le fue en el Viaje o cómo esta o cómo se siente, sino que llega y lo presiona para que se cambie y arregle para una fiesta familiar, con toda la parentela. Es con la cual su madre hace lo imposible para esconder la verdad de que Pilar, la hermana mayor de Matías se caso apresurada por una guagua que tuvo fuera del matrimonio. Su madre se va y llega su papá, el cual es una figuras que carecen de todo prestigio, que se cree adolescente, para comunicarse con el hijo rebelde termina haciendo un compañero de aventuras, él se infantiliza, busca como la protección del hijo y termina transformándose en un niño, y el hijo termina siendo el padre del padre. Matías detesta que su padre lo llame “cabrito” y se pone nervioso cuando su padre le cuenta todas sus aventuras y secretos, y el no le cuenta nada porque siente que se traiciona a si mismo y finalmente no encuentra la forma de avenirse y de entenderse.

Sus dos amores son la Antonia y la Cassia. Él continúa amando a la Antonia o por lo menos siente un sentimiento muy grande hacia ella lo cual lo lleva a ponerse celoso al saber que ella termina con él porque se involucra con McClure, el que es considerado por Matías como nada al lado de él, ya que se él cree superior.

Es impresionante el ego de este personaje, hasta llegar al punto de sentirse como en una especie de superioridad en el Juancho's.

El consumo de mariguana y de alcohol, las largas trasnochadas, los vagabundeos en auto en la noche, las fiestas, el Nacho y el Lerner, el Juancho's, el Alejandro Paz, etc. Son todas las cosas y las personas a la que Matías recurre para tratar de sentirse parte de una sociedad que es muy autónoma y muy centrada en el yo mismo.

La familia de él es de una tendencia política de derecha y es de una clase social media alta.

Detesta la infidelidad. Su mamá lo critica por ocultarlo todo.

Matías vive una suerte de rabía, de odio, de una carencia, algo que le asusta, algo que no le permite entrar en el mismo juego, de dejarse llevar, cerrar los ojos y disfrutarlo. Todo esto es por su egocentrismo, su intolerancia, porque no se entrega o esconde. Él se auto rechaza , en la pag. 137 menciona que nadie lo llama y lo que resulta es que Nacho y Cox lo han llamado, pero el no los toma encuentra porque no siente parte de ellos.

Es bastante irresponsable, su hermana Pilar le asigna el cargo de ser el Padrino de Felipe y el mismo día del bautizo, después de la misa se va a Reñaca con unos amigos y no le da importancia al clásico almuerzo familiar que se realiza.

Siente que no da mas con su drepresión, se siente totalmente perdido de lo que alguna vez fue su identidad.

“- Si tuviera mi propia casa, Paz, así como tú, partiría al tiro y nadie podría sacarme de ahí. Me enserraría. Tranquilo en buena. Cero problema. Sólo vería a la gente que tengo ganas. No me escondería can nadie mala onda. Me dedicaría a rezar. O a quemar inciensa. No sé, entraría en la onda vegetariana. Mística.

  • ¿Tan mal estás?

  • Mal no. Solo. ¿Entiendas? Me siento... me siento aburrido. Solo. Como que no pasa nada. No me pasa nada. Sólo huevadas deprimentes. O apestosas.

  • ¿Aislado?

  • Algo así.”

Alejandro Paz le habla sobre Salinger, el autor de un libro en que sale nombrado el tema sobre “salir apestado.

Con la junata del Rusty, Matías empieza a descubrir sus problemas más fuertes de la amistad, le echa la culpa alas influencias. “Odia al Papelucho porque siente que lo mira en menos y porque lo a alejado del Nacho” (p. 179). En la playa se aisla del grupo y decide venirse a Santiago.

“ Un par de dilemas, serios traumas, decisiones que tomar. ¿Qu´hacer? ¿Virarse? ¿mandar todo a la cresta? ¿Escapar?

un tipo más bien solo que posee muchasYa en sus primeros días de su estadía en Chile, se siente aburrido, sole, como que no le pasa nada solo weas deprimentes o apestosas. Le comenta al Paz que se siente aliviado cuando esta con gente.

En Río, Matías conoce nuevos mundos, disfruta de su libertad al máximo y comparte con Cassia, una chica de la zona un impetuoso romance.

Matías no estaba contento de volver a su ciudad natal; después de tanto placer y libertad, una vuelta a la represión y al encierro, no le hacían mucha gracia, pero ya de vuelta en Santiago, Matías siguió con su rutina habitual: noches llenas de alcohol, con sus amigos. Pasando por el Juancho´s, un bar al que ellos iban. Allí trabajaba Alejandro Paz, el barman, y amigo de muchos. Él gustaba muchisimo de la cultura Norteamericana. Leía sus revistas, se mantenía muy informado sobre lo que allí pasaba y soñaba con que algún día estaría allá.

El Nacho, su mejor amigo, no había ido al Viaje de Estudios por que su padre no le había dado permiso. Estaba enojado con él por haber dejado la Escuela Naval. Y mientras sus demás compañeros se bronceaban en Río, él se fue con Papelucho a Pichilemu, en donde conoció al Rusty, un surfista.

Cierto día surgió la idea de ir por el día a Reñaca; irían al departamento de Matías, su padre ya se había prestado, y partirían después del bautizo de su sobrino; Felipe Iriarte. Lo pasaron a buscar a la salida de la iglesia y partieron Cox, Lerner, Matías, el Patán y el Nacho. En Reñaca se encontraron con la Maite, la Pía Balmaceda y la Flavia Montessori.

Llegó también Papelucho con su amigo el Rusty, quien causó sensación entre todos los presentes, menos en Matías, quién con su presencia se fue sintiendo cada vez más relegado del grupo, hasta que finalmente decidió abandonarlos. Y regresar a Santiago por su cuenta.

El lunes vuelven a clases, y por la tarde se celebraba el cumpleaños de la Rosita Barros, pero antes de éste había un “carrete” en la casa del Rusty. Lerner apareció por el departamento de Matías para pasarlo a buscar. En la casa del Rusty, habían muchas drogas y alcohol, sin embargo, Matías se aburre y se va al cumpleaños de la Rosita, para ver a Antonia. Allí no fue muy bien recibido y decidió retirarse. Fue así como poco a poco a la gente le empezó a caer mal, incluso a sus propios amigos. Matías comenzó a entrar en decadencia, a perder la capacidad de goce, de pasarlo bien.

El martes, Matías decide no ir a clase, impactado por el libro que le prestó el Alejandro Paz: “El Guardián en el Centeno”, de Salinger. Matías, se sintió plenamente identificado con el protagonista Holden Caufield. Matías necesitaba alguien con que hablar y comentar el libro. Toda la mañana intento ansiosamente de ubicar al Paz, pero este no se encontraba. Se junto con la Flora Montenegro (su profesora de castellano) en un restorán naturista. La Flora le dice que el libro es muy juvenil, muy obvio. Matías se va un tanto desilusionado después de esta conversación a su casa. Al llegar a ésta, su mamá lo manda al Jumbo Bilbao a comprar con su padre provisiones para la fiesta que ella daba esa noche.

En la fiesta, el ambiente se empezó a poner un poco denso. Los invitados se empezaron a emborrachar y empezaron a actuar de acuerdo con sus sentimientos. Su madre, tomada de la mano del Tío Sandro; su padre observaba toda la situación sin ni siquiera molestarse. Cuando llegó la comida, Matías hizo uno de sus comentarios acerca de la comida, ofendiendo a uno de los invitados. Matías se enfrenta con su madre y decide irse de su casa. Antes de hacerlo, va por sus anteojos, el libro de Salinger, un cheque en blanco de su padre, algunos Valium y unos cuantos gramos de coca, que tenia su padre.

Después de dar muchas vueltas en micro y recorrer Santiago, tratando de entrar a algún bar, sin lograr un buen resultado, termino alojándose en el CITY HOTEL, gastando mucho dinero al igual que Holden Caufield.

Al día siguiente Matías sale de compras al centro, donde se produce una manifestación política y se esconde en el Café Haití, donde se encuentra con su abuelo. Su abuelo lo saca del lugar y se esconden en el Club la Unión. Ahí el abuelo se calma un poco y después de charlar un rato toma un taxi y se va, no sin antes ofrecerle a Matías llevarlo de vuelta a su casa, pero él decide quedarse un momento en el lugar. Mientras estaba cortándose el pelo, llegó su padre, quien había sido avisado por el abuelo de Matías.

Finalmente juntos se van a una casa de masajes y comparten nostálgicamente una buena noche, junto a las drogas y el sexo.

El padre de Matías le cuenta la triste historia de que su madre se fue a Buenos Aires con el tío Sandro y que sus hermanas se fueron donde la Pilar, por lo que él se encontraba solo. Ambos deciden finalmente vivir juntos en el departamento.

Había llovido toda la noche y el sol tímidamente se iba asomando. Matías decide ir a dar una vuelta al cerro San Cristóbal, para despejarse y dejar atrás la mala onda que había acarreado durante mucho tiempo y mientras desciende en su bicicleta y siente el fuerte golpe del viento, ve a lo lejos nuevamente una luz en el horizonte.

CONCLUSIÓN

Resumen

Matías Vicuña,

Nivel de Lectura Superficial

A nivel superficial, el libro es bastante evidente. ¿Que se ve? Chile en un momento político delicado, a una semana del plebiscito del 80. Dentro de el, un joven de 17 años, Matías Vicuña, perteneciente a la elite, la clase dirigente de su país. Pertenece al grupo social más exclusivo de Chile, que esta de mas decirlo, posee un gran poder adquisitivo.

Este joven no tiene motivación alguna por vivir, pues todo en su vida se ha dado bastante fácil, jamas ha luchado por nada, no ha sido necesario, no ha luchado por plata, ni por amistad, ni por sexo, ni por amor. Pertenece a una generación bastante mal acostumbrada a que le hagan todo, ni siquiera necesitan pensar pues la televisión lo hace por ellos (nótese que estamos perfectamente conscientes de que nosotros pertenecemos a esta generación).

El libro es un relato liviano de una semana en la vida de este personaje, al que algún atrevido (aparte del mismo Matías), oso comparar con Holden Caufield, aunque una semana bastante trascendental por cierto, pues Matías se encuentra en plena transición de la alegre y despreocupada “niñez”, a la confrontante y dura “adultez joven”, donde se enfrentara al mundo cruel que lo rodea. El autor aprovecha de hacer un paralelo entre el momento político crucial que vive Chile, y el momento emocional critico que vive Matías: Chile y Matías eligen su futuro en la semana en la que transcurre el libro.

¿Que más hay a primera vista? Abundancia de drogas, promiscuidad, alcohol y dudosa moralidad. Esto no se diferencia mucho de la situación actual de Chile, solo que evidentemente, en estilo novelado con cierta capacidad por parte del autor, estas se vuelven atractivas y seductoras. ¿En que ambiente se da esta situación que los adultos miopes tildan de alarmante? En un mundo de familias desmembradas o pésimamente mal articuladas (como el caso de la familia de Matías, al interior de la cual existe escasisima comunicación), donde la infidelidad conyugal es de lo más normal. Estas familias no tienen mas lazos que los sanguíneos, que los unan entre si. La relación entre los amigos adolescentes, se reduce exclusivamente a amistad de “carrete”, pero no se ven amistades en las que Matías pueda contar pase lo que pase. Matías necesita desahogar las angustias propias de un niño adolescente que esta despertando a un mundo hostil.

Resumiendo, se puede decir que es un relato testimonial sobre una generación bastante ahogada por los tiempos que le toco vivir, y con posibilidades mínimas de expresión.

 Nivel Profundo de Lectura

 ¿Nivel profundo de lectura? La verdad es que Mala Onda dice mucho mas en su nivel superficial que en el nivel profundo, sin embargo igual encierra una fuerte critica en su interior:

Matías Vicuña le pregunta a una compañera:

- ¿A que hora sale el avión?

- Dos horas mas- me responde con su típico tonito de profesora de castellano.

- Puta, que mala onda.

- Por un lado mejor, así dura mas el viaje.

- Estas loca, si esto ya se acabo. Si hay que volver, mejor que sea al tiro. Para que prolongar el dolor, no sé si me entiendes.

- Y yo que creía que lo habías pasado tan bien, Matías.[1]

 

En este pequeño dialogo, se encuentran presentes un mundo de apariencias en el que estamos viviendo, donde todo el mundo finge ser algo que no es (“y yo que creía que lo habías pasado tan bien, Matías”), el “pelambre” solapado (“me responde con su típico tonito de profesora de castellano”) y el menosprecio a cualquier persona a la que se considera inferior, y por ultimo y como resumen de todas las anteriores, el “aserruchamiento” de piso, todas estas características tan negativas que caracterizan a nuestra decadente sociedad.

El libro es o intenta ser una critica a la violenta transformación social y económica que vivió y vive en la actualidad Chile. Con una postura claramente izquierdista, Fuguet critica a la gente que opta por vivir su vida en la mentira, una vida “light” sin grandes cuestionamientos, donde el dinero ha reemplazado algunas actitudes y valores que en el pasado eran indispensables.

Por otro lado, el libro logra un bastante buen retrato de la juventud chilena, y nos dice (en realidad les dice a los adultos), Eyy, miren lo que pasa bajo sus narices, ¿y saben por que? Porque la cagaron, si, la cagaron y la siguen cagando. La juventud retratada en el libro vive en el aquí y en el ahora, lo cual en teoría es excelente, pero que en la practica nos lleva a tener una de las tasas de consumo de drogas y alcohol per capita más altas del mundo.

Por otro lado, el libro habla sobre la soledad que envuelve al individuo hoy en día, sin importar orígenes ni clases sociales... estamos solos, absolutamente solos. El problema de esto, es que la soledad es un tema bastante gastado, que el libro no trata con frescura. ¿Quién puede afirmar con la mano en el corazón, que no se siente solo? Matías estuvo muy rodeado de gente, y sin embargo siempre estuvo solo.

Matías intento luchar contra el sistema y no pudo, el sistema lo venció (por supuesto, ¿quien puede contra él?), y es en este sentido que el libro al final termina entregando un mensaje de esperanza, Matías a pesar de todo lo que lo rodea, vuelve a tener esperanzas...

Tema Central de la Novela

Mala Onda, trata muchos temas diferentes, creo que tal vez depende mucho de cuando se lea, la edad del lector, y del nivel de profundidad de la lectura.

Supongamos que el lector tenga 15 o16 años y este pasando por la adolescencia, Matías Vicuña seguramente será su amigo, alguien con quien sentirse identificado, o por ultimo alguien a quien mirar hacia arriba, aspirar a ser. La soledad por la que muchos jóvenes pasaron, pasan y pasaran (o creyeron). Cuando estar solo y valerse de uno mismo era lo que más importaba en la vida, demostrarle a tus amistades que podías vivir sin ellos, que eras superior a los demás, que nadie te entendía. La soledad de una sociedad alienada, en que cada día nos vamos mas para adentro, somos más liberales, pero tenemos una coraza, que día a día crece, que nos protege del mundo exterior. La soledad que enfrenta Matías en la novela esta tratada de tal forma, que muchos lectores dirán “guaau eso mismo me pasa a mí”, supongo que si tuviera que resumir todo lo que acabo de escribir en una sola frase seria algo como: “Las aventuras y desventuras de un rebelde en el Santiago de los 80”, claro que ahora me parece bastante estúpido ese comentario.

También creo que Fuguet intenta educar, hasta cierto punto, a las nuevas generaciones sobre lo que paso durante el principio de los ochenta.

Ahora en cambio, supongamos que lo lee un adulto, que es el libro para él, nada mas que un insulto a la manera en que criba a sus hijos, o un despertador en el que el tema del libro es un llamado a darse cuenta de lo que sucede con la juventud. Como la juventud escolar pasa sus días (fuera y dentro del colegio). La droga y las relaciones prematrimoniales estan ahí, pero muchos padres y adultos, seguramente leerán el libro y se ofenderán, pero más que eso cerraron sus ojos antes de pensar que sus hijos pueden estar haciendo algo así.

 

Motivos

ð       La relación del padre de Matías con sus muchas y variadas mujeres, relaciones que son reiteradas a lo largo del texto. Que probablemente llevan a Matías a ser tan liberal sexualmente, pero tan asustado al momento de comprometerse.

ð       La aparición del gringo Rusty, y sus repetidas y reventas fiesta, que dejan a Matías relegado a un segundo plano entre su grupo de amistades.

ð       Todos los personajes “enfermos” que aparecen el texto (neonazis masturbadores, viejas alcohólicas), no hay ninguna familia “normal” en el texto, Matías no soporta más la mentira que se vive en su familia y se va.

 Segmento social representado

  La segmentación social que involucra a este grupo corresponde al ABC1. Principalmente a esa juventud que se la a dado todo en la vida de forma muy fácil, en bandeja, y que frente a los problemas no saben que hacer, se angustian más de la cuenta. En su mayoría pertenecen a esas familias que se beneficiaron con el “boom” económico de los años ochenta, son de la mitad de arriba de la economía chilena.

 Estilo de vida

El estilo de vida que llevan estos jóvenes está marcado, fundamentalmente por los resquicios frente a las normas impuestas por el régimen de turno. Buscan salidas alternativas para poder juntarse por las noches, noches en que la droga, el alcohol y el sexo son factores comunes entre estos grupos de jóvenes.

Grupo representado hoy en día

El grupo social exhibido en el libro de Fuguet, en cuanto a las circunstancias de la época y las motivaciones que tenían en aquella entonces, son los matices que han ido variando a través del tiempo, pero lo que proyectan como segmento social de la juventud es lo mismo que encontramos hoy. Su ética y códigos morales se han mantenido hasta nuestros días.

Lo que pasa con este grupo hoy en día es que se a hecho más evidente a nuestros ojos, pues no tienen las restricciones que tenían antes, como por ejemplo el toque de queda. Además que la masificación de los medios de comunicación a influido mucho más que antes en el comportamiento actual.

Durante las noches santiaguinas seguimos asistiendo al triste espectáculo que brindan muchos jóvenes, que a través de alucinógenos, escapan de ellos mismos (que moralista ¿no?). Seguimos viendo a esta juventud falta de motivaciones importantes, y más aún, evitando los desafíos importantes con una apatía que no es reciente.

Es obvio ¿ por qué se van a preocupar de problemas? Lo tienen todo. Hoy en día son muchos, y su vida es ya un prototipo lleno de cosas en común.

El auto como premio por salir del colegio (¡¡qué gran esfuerzo!!) Plata cada vez que quieren, prepotentes y con la seguridad de que el dinero de sus padres es el aval de sus actitudes. Terminan en universidades privadas con un título de ingeniero comercial a la espera de que sus padres les den un cargo importante en la empresa que explotan y que los explota.

Su imagen es la de “winners” (ganadores) sus ropas combinan con lo que son; simples looks, son solo pinta, recorriendo las calles, pero que desnudos son iguales o peores que el resto. ¿Que triste es no poder caminar desnudos, no?

Creemos que el grupo de aquel entonces, que hoy bordean los treinta años (generación x) son una generación tabú, no se habla del pasado y solo se trabaja, muchos de ellos son reprimidos de opinión y les da lo mismo la vida del resto, creen que sus culpas ya fueron pagadas (San Augusto) y hoy solo viven para ellos.

Opinión Personal

Sin duda el libro de Fuguet apareció en el momento justo, 1990. Recordemos que recién se había vuelto a instaurar la democracia en Chile, con lo que “Mala Onda” aprovechó una excelente oportunidad comercial ofrecida por los políticos de este país.

En aquella entonces, salió una serie de literatura con matices contestatarios que antes no eran posibles publicar (poco, pero algo a cambiado la cosa) y Fuguet viene a ser uno más, o más bien uno menos, de los autores que practican este estilo.

¿Por qué uno menos? Uno menos ya que se nota que el libro es netamente comercial y no profundiza mayormente en lo político, a pesar de los múltiples elementos que ofrece la novela, la política es un mero pretexto para contar una historia y en ese sentido el libro de Fuguet es bastante “amarillo”.

Basándose en lo anterior nos cuesta decir que la obra de Fuguet es honesta, es más bien una obra hecha a la medida de la moda, y eso no nos gustó.

Ahora, analizando el libro en términos más sociológicos, un punto interesante del libro, Fuguet intenta mostrar una realidad, que tal vez, no había sido mostrada tan tácitamente antes. Mala Onda es un libro muy descarnado y autorreferente de la juventud chilena ABC1. Las giras de estudio a Brasil son algo muy común entre las clases acomodadas de este país, y es en ese sentido que la obra de Fuguet es interesante y querida por los jóvenes, pues cada vez que aparece el libro y hablamos de él, las anécdotas personales de la gira de estudio son imparables. El libro no se recuerda, sino que hace recordar. ¿Se habrá propuesto eso Fuguet, no sabemos?.

El libro critica a la juventud nihilista que caracteriza a los noventa, la apatía de la generación MTV es desnudada ante los ojos de los lectores, lectores que conocían esta realidad, o bien conservadores que se empeñan en negarla. Como alguien dijo por ahí, en este sentido, la obra de Fuguet es una ventana que deja respirar en un ambiente saturado de apariencias, engaños y tabúes.

Pero sin duda el libro tiene una gracia, y es que esta escrito de muy buena forma, muy creíble para los jóvenes y por sobre todo representativa de ellos, por lo que, por que negarlo, nos identifico en su momento.

En definitiva el libro es liviano y entretenido, pero para leerlo solo una vez, con eso basta. Pero ¿qué se propuso Fuguet con este libro? Eso no lo sabemos con certeza, pero creemos que vender y entretener. Más de eso no.