Madame Bovary; Gustave Flaubert

Literatura universal del siglo XIX. Realismo literario. Novela realista. Autor. Argumento. Tema. Estructura. Personajes

  • Enviado por: Pau
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


Contexto.-

Esta es una historia de amores y desamores, de esperanzas y desilusiones, pero no es para nada una historia romántica. Es una historia dura, tierna y misteriosa, al mismo tiempo, y que presenta diferentes dudas a lo largo de la misma; escrita en una época durante la cual, este tipo de temas escandalizaban de forma excesiva a la gente.

Argumento.-

Es la historia de un joven que estudia medicina, aunque no le gusta demasiado. Se casa, un poco por darle gusto a su madre, con una mujer de dinero, pero al poco tiempo hace una visita médica a domicilio y conoce a una joven maravillosa de la que se enamora inmediatamente.

Para su suerte, su esposa se muere y entonces él, Carlos, se casa con una mujer desesperada por salir de la granja de su padre, Emma.

Carlos es un no muy brillante médico rural que, después de un matrimonio no muy brillante, es una persona apacible, que hace bien, aunque sin demasiado entusiasmo, su trabajo y que como ama locamente a su mujer, está dispuesto a hacer lo que ella desee. Ella al principio está contenta, pero poco a poco se dispara su fantasía romántica y entonces empieza a dudar de la felicidad de su situación. Su imaginación la lleva a desear imposibles románticos y a tomar decisiones arriesgadas.

Con el correr de los años, Emma establece una amistad platónica con León Dupuis, un joven abogado con quien ella se rehusa a mantener relaciones. Cuando él se va del pueblo, Emma se arrepiente, pero no por mucho tiempo, ya que después aparece en su vida Rodolfo Boulanger, quien tiene mucho dinero y poder y hacia quien se siente atraída. Cuando Boulanger deja a Emma, ella vuelve con Dupuis.

Atormentada por la idea de que su marido se enteraría de sus amoríos, Emma acaba con su vida.

Tema central.-

Desde mi punto de vista, el tema central de esta obra sería, la infidelidad de Emma, ya que, ella, al no encontrar en su matrimonio lo que busca, intenta encontrarlo en otros hombres.

Cómo tema secundario, podemos destacar el remordimiento, la culpa y la frustración que siente Emma por serle infiel a su esposo, causa por la cual, decide suicidares.

Análisis de los personajes.-

Carlos: médico sin vocación, es una persona apacible y está totalmente entregado a su mujer.

Emma: es una mujer adúltera, una persona egoísta ya que ni siquiera le importa preocupa su hija. Cada vez exige más, quiere tenerlo todo.

Viuda de Dieppe: a pesar de que tiene cuarenta y cinco años, es una mujer avejentada, que no solo se contenta con ser celosa, sino que también martirizando a su esposo.

León Dupuis: joven abogado, de cabello rizado, moreno rostro, cutis blanco, estaba perdidamente enamorado de Emma, aunque, ella, nunca quiso tener relaciones.

Rodolfo Boulanger: posee mucho dinero y poder, esa es la razón por la cual Emma se siente atraído por él.

Análisis de la problemática.-

Para analizar la problemática, es necesario tener en cuenta dos aspectos: la infidelidad por parte de Emma y la falta de atención de Carlos hacia su mujer.

Emma le es infiel a su marido por el simple hecho de que no encuentra en su matrimonio lo que busca o necesita. Con respecto a esto, puedo agregar, que a pesar de que Carlos es un hombre totalmente dedicado a su mujer, también lo es, aunque no muy afanosamente, a su trabajo. Por esta razón podemos suponer que, aunque ella es egoísta, despreocupada de todo y exigente, Carlos no le dedica el suficiente tiempo.

Emma le es infiel a Carlos, eso no está en duda, pero llega un momento que se arrepiente y por miedo a lo que le pueda pasar si su esposo se entera, decide acabar con su vida. Ese también podría considerarse como parte de la problemática porque está la frustración de Emma por lo que está haciendo.

Tiempo y espacio.-

La historia se centra en la burguesía del siglo XIX en Europa.

Análisis crítico.-

Es una obra excelente, que llama la atención por el poder que tiene el autor de tratar un tema que aún en la actualidad ocurre. Esto quiere decir, que en el pasado ocurrían cosas similares a las del presente; tal ves con más prejuicios, pero ocurrían. Esta historia atrae por su carácter misterioso, trágico y duro, porque, aunque es evidente que las historias de estas características siempre tienen un mismo final, uno duda durante toda la obra.

Con el subtítulo “Costumbres de provincia” da a entender que estas situaciones eran habituales y que aquejaban a muchas mujeres, no solo a las de una determinada clase social y que por más prejuicios que hubiera, había mujeres que cometían esta clase de adulterios.

Biografía del autor.-

Gustave Flaubert: (1821-1880), novelista francés encuadrado dentro de la escuela realista, alabado por su objetividad y la esmerada perfección de su estilo, cualidades ambas que se pueden encontrar en Madame Bovary, su trabajo más representativo.

Flaubert, hijo de un médico, nació en Ruán (Normandía) el 12 de diciembre de 1821. Estudió derecho en París durante un corto periodo de tiempo, pero su frágil salud le obligó a abandonarlo. Fue entonces cuando decidió dedicarse a escribir. Entre 1849 y 1851 viajó, en compañía de un amigo, por Grecia y Oriente Próximo, una experiencia que le inspiró los escenarios exóticos de dos de sus novelas. Afectado por un desorden de tipo nervioso, transcurrió la mayor parte de su vida de forma tranquila, junto a su familia, en Croisset, una casa de campo cerca de Ruán, donde recibía frecuentes visitas de otros notables escritores. Allí murió el 8 de mayo de 1880.

La novela de Flaubert Madame Bovary (1857) hubo de enfrentarse a un importante proceso legal. Tanto el autor como el editor fueron acusados de inmoralidad y, aunque resultaron absueltos en el proceso legal llevado contra ellos, el escándalo empañó el lanzamiento del libro, y hasta mucho después de la publicación no se reconoció como una de las obras maestras de la literatura francesa.

Madame Bovary, subtitulada Costumbres provincianas, es, en apariencia, una convencional historia de adulterio, pero logra convertirse en un profundo análisis de la humanidad y, en concreto, en un ataque a la monotonía y a las desilusiones de la vida burguesa. Emma Bovary, con la imaginación repleta de románticas ilusiones sobre el amor y la pasión, se topa con la realidad de un insípido matrimonio que la ahoga. Entonces busca las sensaciones y emociones, que cree existen por haberlas leído en los libros, por medio de una serie de aventuras amorosas. Lo que ella ve y siente al principio como grandes pasiones, verá después que en realidad no son mucho más interesantes que su aburrida vida matrimonial. En un ataque de desesperación, se quita la vida. Flaubert refleja con gran acierto la tragedia de este personaje. Madame Bovary ha resultado ser una obra de referencia constante, hasta el punto de ser considerada una obra maestra del realismo.

Otras novelas también importantes de Flaubert son Salambó (1862) y La tentación de san Antonio (1874). La primera es una novela histórica ambientada en la antigua Cartago; la segunda está basada en la leyenda de las tentaciones a las que se tuvo que enfrentar san Antonio, en la soledad del desierto. Aunque estas dos novelas son consideradas en general más cercanas al romanticismo que Madame Bovary, casi todas las obras de Flaubert combinan elementos tanto románticos como naturalistas.

En sus cartas, publicadas póstumamente, Correspondencia (4 volúmenes, 1887-1893), Flaubert calificó su trabajo de “agonías del arte”. El infinito cuidado que ponía en conseguir una gran precisión en los detalles y en el lenguaje se ha hecho legendario. Su devoción hacia el arte no podría haber sido puesta de manifiesto de un modo mejor que en la perfección que se exigía a sí mismo.

Entre sus demás obras cabe destacar la novela La educación sentimental (1869), tres narraciones cortas publicadas con el título de Tres cuentos (1877) y dos trabajos editados póstumamente, la novela inacabada Bouvard y Pécuchet (1881) y Diccionario de lugares comunes (1911). En 1914, se publicó la primera versión que había escrito de La educación sentimental.

Madame Bovary

“Costumbres de provincia”

Gustave Flaubert

1

5

Curso: 3° QB

Año: 2001

Madame Bovary; Gustave Flaubert