Los trabajos de Persiles y Segismunda; Miguel de Cervantes

Siglo de Oro de la literatura española. Novela (narrativa) renacentista cervantina. Argumento y personajes

  • Enviado por: Carmen Cgv
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 20 páginas
publicidad
publicidad

Los trabajos de Persiles y Sigismunda.

Libro I:

Capítulo 1:

A la puerta de una mazmorra había un bárbaro Cosicurbo que tenía a gente encerrada. Pidió a Cloelia (era una prisionera que entendía su idioma) que le trajeran a un mancebo y a una mujer.

El mancebo (Periandro) era bellísimo, iban a matarlo pero se levantó una borrasca y el barco que lo llevaba naufragó y a él lo recogió otro barco.

Capítulo 2:

Una vez que lo habían recogido fue a descansar en un camarote pero no pudo porque oía llorar a una dama (Taurisa). Le pidió que le contara su historia:

El capitán Arnaldo hijo del rey de Dinamarca estaba enamorado de una esclava llamada Auristela, ella había hecho un voto de virginidad y no quería nada con él, pero alguien la raptó, Arnaldo pensó que eran los bárbaros de una isla que seguían a un hechicero que había dicho que pronto saldría de entre ellos el jefe de todos, sería quien se tomara sin asco la sangre de un hombre. Buscaban bellas mujeres para el futuro jefe y como Auristela era tan bella la tenían allí. Es Taurisa quien cuenta la historia. Arnaldo la iba a vender a los bárbaros para que espiara.

Cuando termina su historia el mancebo le pregunta si se sabe que Auristela quisiera a otro hombre y dijo que a un tal Periandro.

Al mancebo se le ocurre que lo lleven a él vestido de mujer, le cuenta que se llama Periandro y que él también busca a “su hermana” Auristela.

Cuando lo visten de mujer es bellísima. Trazan un plan y es que volverán a vender a Taurisa y allí Periandro le informará.

Capítulo 3:

Al rey bárbaro le gusta mucho Periandro.

Capítulo 4:

Había un bárbaro Bradamiro que le había echado el ojo a Periandro. Ordenó el gobernador que trajesen a un mancebo para quitar el corazón y vio Periandro que venía Cloelia (se supone que estaban en la misma mazmorra, pero a lo mejor estaban separados los hombres de las mujeres) la de la mazmorra (entonces relacionamos que éstos son los mismo bárbaros que tenían a Periandro) Cloelia era la sirvienta de Auristela.

Cuando van a sacrificar al mancebo para beberse su sangre, Cloelia dice que no lo maten porque es una mujer y porque es muy bella. Periandro la reconoce, la abraza. Y Bradamiro que lo ve dice que no lo maten porque la mujer que él quiere no quiere que lo hagan.

Al gobernador no le sienta esto bien y se carga a Bradamiro, pero a su vez a él lo mata un hijo de Cosicurbo, los que quedan se meten en una guerra con fuego.

Un muchacho se les acerca a las damas y les dice que las llevará a salvo, su padre y sus hermanos los acogen.

Capítulo 5:

El que los ha salvado es español y se pone a contarles su historia. Él se fue a la guerra, volvió hontado y rico. Se llama Antonio. Un caballero se le acercó. Antonio le llamó de señoría y un amigo suyo le dijo que no se le llamaba a un fulero de señoría. Él dijo que se le llamaba así porque así quería que lo llamase a él. Y por si acaso le da dos espadazos. Se busca muchos enemigos y tiene que huír. En un barco inglés que se monta tambiñen tiene otra pelea y lo echan al mar en un bote. Llega a una isla en donde los lobos le dicen que no pare. Después llega a donde está en ese momento.

Entonces oyen unos gemidos y es Cloelia que se está muriendo. Los hermanos la velan y los demás descansan.

Capítulo 6:

DONDE EL BÁRBARO ESPAÑOL PROSIGUE SU HISTORIA

Sepultaron a Cloelia y el bárbaro español que se llamaba Antonio prosiguió su historia.

Cuenta que llegó a una isla y se encontró con una mujer muy bella, se enamoró de ella y la hizo su esposa, ésta se llamaba Ricla; tuvieron dos hijos: una hija muy bella y su hijo Antonio.

Al terminar la historia se van en barca porque el fuego iba a llegar hasta ellos. Ven que de la isla de los esclavos viene una barca (se les incorpora Transila), hacen hueco para ellos y también para el bárbaro que a éstos salvó la vida. (Rutilio).

Capítulo 7:

NAVEGAN DESDE LA ISLA BÁRBARA A OTRA QUE DESCUBRIERON

Pero estando navegando, Periandro se dio cuenta que hacia ellos venía el barco de Arnaldo y su hermana no se querían encontrar con él, entonces se dirigieron hacia una montería nevada, donde allí acamparon para dormir.

Capírtulo 8:

DONDE RUTILIO DA CUENTA DE SU VIDA

Rutilio es un bárbaro italiano, donde un caballero rico le pide que tiene que enseñar a su hija a bailar. Pero Rutilio se enamora de ella, deciden huir hacia Roma, pero son sorprendidos por el camino por las tropas del padre de ella. De este modo Rutilio se va a la cárcel, pero habla con una hechicera para que lo libere de allí, y así lo hace. Después de esto se dirige hacia Noruega, donde le suceden más aventuras que veremos en el siguiente capítulo.

Capítulo 9:

DONDE RUTILIO PROSIGUE LA HISTORIA DE SU VIDA

Prosiguió contando que llegó a una isla la cual era de los bárbaros ya que se encontró a un bárbaro colgado de un árbol, de este modo Rutilio se vistió de bárbaro y se hizo pasar por sordomudo.

Cuando terminó de contar su historia se oyó como un hombre cantaba una canción de amor. Se trataba de un portugués, al que Periandro le dijo que se acercara a su barca y así lo hizo. Pero al anochecer abandonaron de nuevo la montaña debido al frío y se dirigieron a un sitio donde había muchos árboles con frutas.

Capítulo 10:

DE LO QUE CONTÓ EL ENAMORADO PORTUGUÉS

Sigue contando su historia y comienza diciendo que se enamoró locamente y le pidió la mano al padre, y éste le dijo que hasta que no pasara cierto tiempo no se la entregaría. Pasado el tiempo volvió y el padre en contra de su voluntad se la dio. Y al cabo del tiempo, esta muchacha que se llamaba Leonora le dijo que estaba entregada a otra persona era Dios. El portugués se quedó helado.

Capítulo 11:

LLEGAN A OTRA ISLA, DONDE HALLAN BUEN ACOGIMIENTO

De esa isla deciden marcharse a otra y llegan a Golandia, la cual está habitada por católicos y estando allí ven venir un navío con la bandera de Inglaterra, todos quedaron callados y sin hacer nada.

Capítulo 12:

DONDE SE CUENTA DE QUÉ PARTE Y QUIÉN ERA LOS QUE VENÍAN EN EL NAVÍO.

Cuando desembarcaron los del navío Transila (creo que es quien salvaron de la barca que venía de la isla de esclavos) se dio cuenta que a aquellas personas las conocía ella. Del navío se bajaron un hombre lleno de cadenas (Clodio) y una mujer (Rosamunda) con él enredada en las mismas, él de unos 40 años y ella de 50. También un anciano vestido de lujos (Mauricio, padre de Transila) y marinero (Ladislao) marido de Transila. El padre empezó a contar su historia:

Se casó con una mujer y tuvieron una hija y a la edad de tener esposo la iban a casar con un hombre llamado Ladislao, lo que pasa es que según las costumbres de su pueblo antes de consumir el matrimonio marido y mujer, los hermanos de éste tenían que probarla 1º, esto no le hizo ninguna gracia a Transila quien se cargó a uno de ellos y se escapó. La historia la sigue en el capítulo siguiente.

Capítulo 13:

DONDE TRANSILA PROSIGUE LA HISTORIA A QUIEN SU PADRE DIO COMIENZO

Transila sigue contando que se escapó de allí (para no casarse) en una barca donde llegó a una isla, donde unos pescadores la vendieron a los cosarios, los que la trataron muy bien a Transila. Su padre Mauricio, se creía que estaba muerta.

Se puso muy contento al verla. La mujer que estaba encadenada cuenta su historia en el siguiente capítulo.

Capítulo 14:

DONDE SE DECLARA QUIÉN ERAN LOS QUE TAN AHERROJADOS VENÍAN

La que traían encadenada con otro hombre era Rosamunda y él se llamaba Clodio. Transila siguió contando quién era esta mujer, era una dama que había sido concubina y amiga del rey de Inglaterra, ésta mandó al rey, impuso leyes, las volvió a quitar. También presenta a Clodio que está encadenado a Rosamunda.

Capítulo 15:

LLEGA ARNALDO A LA ISLA DONDE ESTÁN PERIANDRO Y AURISTELA

Estando todos reunidos llegó un hombre diciendo que otro barco había desembarcado, se trataba del príncipe de Dinamarca, Arnaldo, donde enseguida conoció a Periandro y Arnaldo se puso muy contento. Periandro le contó la historia, de cómo tenían presa a Auristela.

Capítulo 16:

DETERMINAN TODOS SALIR DE LA ISLA PROSIGUIENDO SU VIAJE

Todos deciden dirigirse hacia Inglaterra, aquella noche. Arnaldo se pone a hablar en privado con Periandro, el cual le dice que quiere que su hermana Auristela sea su esposa. Periandro le dice que primero tienen que ir a Roma y que después ya veríamos lo que sucedería. Arnaldo le dijo que él también iría a Roma y Arnaldo desató a Rosamunda y a Clodio de sus respectivas cadenas.

Capítulo 17:

DA CUENTA ARNALDO DEL SUCESO DE TAURISA

Arnaldo le cuenta a Auristela lo que había hablado con su hermano Periandro, y Arnaldo le dijo que había entregado a Taurisa (la que iban a vender a los bárbaros) a un barco irlandés, ya que ésta estaba muy enferma y su barco llevaba pocos medicamentos y así que la envió con dos amigos suyos.

Capítulo 18:

DONDE MAURICIO SABE POR LA ASTROLOGIA UN MAL SUCESO QUE LES AVINO EN EL MAR

Mauricio tenía grandes estudios de Astrología y antes de salir a navegar dijo que algo malo iba a suceder. Todos se pusieron a hablar. Mientras navegaban de momento nada malo estaba pasando.

Capítulo 19:

DONDE SE DA CUENTA DE LO QUE DOS SOLDADOS HICIERON Y LA DIVERSIÓN DE PERIANDRO Y AURISTELA

Debido a la tormenta todos se refugiaron en una esquife, al final todos llegaron a una isla nevada, la cual parecía algo desierta.

Capítulo 20:

DE UN NOTABLE CASO QUE SUCEDIÓ EN LA ISLA NEVADA

Estando en ésta isla vieron como de un barco se bajaron dos marineros que llevaban en brazos a una mujer desmayada. Esta mujer era Taurisa, Auristela quedó bastante triste al verla en ese estado. Ya que se desmayaba cada dos por tres.

Capítulo 21:

SALEN DE LA ISLA NEVADA EN EL NAVÍO DE LOS CORSARIOS

Taurisa es enterrada, ya que muere por culpa de su enfermedad. En el barco de los corsarios también muere Rosamunda. Mientras el capitán del barco para hacer el camino más cómodo se puso a contar historias y chistes.

Capítulo 22:

DONDE EL CAPITÁN DA CUENTA DE LAS GRANDES FIESTAS QUE ACOSTUMBRABA HACER EN SU REINO EL REY

El capitán comienza a contar su historia: había una isla donde reinaba el rey Policarpo, el cual tenía dos hijas: Policarpa y Sinforosa. Este rey hacía un certamen de juegos en la orilla de la playa, donde se ganaban premios. Una noche vieron acercarse un barco, donde se bajaron una serie de hombre. Uno de ellos se acercó al rey y le preguntó si podía participar en los juegos. El rey dijo que sí y el hombre ganó todos y recibió todos lo spremios. Ese ganador era Periandro.

Capítulo 23:

DE LO QUE SUCEDIÓ A LA CELOSA AURISTEA CUANDO SUPO QUE SU HERMANO PERIANDRO ERA EL QUE HABÍA GANADO LOS PREMIS DEL CERTAMEN

Sinforosa le puso una corona en la cabeza, como el ganador. La hermana de Periandro da su opinión en cuanto al certamen ya que ella no sabía nada. De mientras se va formando un gran viento que parece que va a volcar el barco. Sinforosa parece estar enamorada de Periandro.

Libro II

Capítulo 1:

DONDE SE CUENTA CÓMO EL NAVÍO SE VOLCÓ, CON TODOS LOS QUE DENTRO DE EL IBAN

Debido al fuerte viento que se produjo, todos quedaron muy asustados, creyendo que se iban a morir.

Capítulo 2:

DONDE SE CUENTA UN EXTRAÑO SUCESO

El barco se hundió entre las aguas, el barco legó flotando a la ciudad del rey Policarpo con sus dos hermosas hijas Policarpa y Sinforosa. Los hombres del rey Policarpo ayudaron a sacar a todos los vivos del barco, ya que también hubo muertos. El rey le ofreció toda la hospitalidad posible, Sinforosqa se alegró de ver de nuevo a Periandro y a su hermana Auristela con la que establece una conversación.

Capítulo 3:

SINFOROSA CUENTA SUS AMORES A AURISTELA

Entre tanto Auristela se puso enferma, y Policarpo llamó a los mejores médicos para curarla, los médicos dijeron que eran una enfermedad del alma, que lo que tenía que hacer era oír historias entretenidas, oír música...

Así de este modo Sinforosa se encargó de hacerle compañía y le contó que estaba locamente enamorada de su hermano Periandro, Auristela, le dijo que ella no podía hacer mucho para que estuvieran juntos, que lo que tenía que hacer era hablar con Periandro.

Capítulo 4:

DONDE SE PROSIGUE LA HISTORIA Y AMORES DE SINFOROSA

Sinforosa proseguía dando razones para querer a Periandro.

Todos los que estaban de invitados en casa del rey Policarpo querían volverse a su patria. Sinforosa eran tan grande el amor que tenía que una vez mandó a un capitán de su padre para que le trajera a Periandro ante sus ojos y éste así lo hizo.

Capítulo 5:

DE LO QUE PASO ENTRE EL REY POLICARPO Y SU HIJA SINFOROSA

Sinforosa decide ir a ver a su padre, pero él ya no puede guardar más el secreto y le confiesa a su hija que está enamorado de Auristela y le pide a Sinforosa que hable con ella.

Por otro lado también mantienen una conversación Rutilio y Clodio 8éste era muy agudo y gustaba hablar con propiedad, pero diciendo verdades), que se trata de mejorar su suerte, que son afortunados en la vida ya que eran bastante humildes.

Capítulo 6:

DECLARA SINFOROSA A AURISTELA LOS AMORES DE SU PADRE

Sinforosa va a ver a Auristela, para ver la respuesta de Periandro, Auristela le dice a esta que su hermano todavía no ha decidido nada, que le deje con tiempo para que se aclare, que al cabo de un tiempo Periandro ya se habrá aclarado. Por otro lado Periandro le escribe una carta a su hermana diciendo que deberían de salir de allí cuanto antes, que debían de seguir su viaje para cumplir voto.

Capítulo 7:

DONDE RUTILIO, ENAMORADO DE POLICARPA Y CLODIO DE AURISTELA, LES ESCRIBEN DECLARÁNDOLAS SUS AMORES. RUTILIO CONCE SER ATREVIMIENTO Y ROMPE SU PAPEL SIN DARLE: PERO CLODIO DETERMINA DAR EL SUYO.

Rutilio y Clodio para buscar mejor juntura decide Rutilio escribirle una carta de amor declarándose a Policarpa y Clodio le envía una carta a Auristela diciéndole que la quiere mucho y quiere que sea su esposa. Pero finalmente Clodio no envía la carta sólo lo hace Rutilio. Por otro lado Periandro va a ver a Auristela para decirle que se tienen que marchar de allí porque Policarpo se ha declarado a Auristela y Policarpa a Periandro.

Capítulo 8:

DE LO QUE PASÓ ENTRE SINFOROSA Y AURISTELA. RESUELVEN TODOS LOS FORASTEROS SALIR LUEGO DE LA ISLA.

Sinforosa a ver la respuesta de Auristela y ésta le dijo que el rey Arnaldo también solicitaba su amor que primero tendría que ir a Roma a cumplir una promesa y Auristela le dijo a Sinforosa que si pronto preparaban su partida antes volverían para ella casarse con su padre y ella con su hermano Periandro. Sinforosa se conformó. Más tarde entraron a ver a Auristela Ricla, Constanza, Mauricio, Ladislao y Transila. Mauricio con su adivinar el futuro dijo que la partida hacia las patrias no iba a ser fácil.

Denotia se le presenta a Antonio hijo, como hechicera que le dará mucha fortuna si trabaja para él. Dice que es española y que huyó a causa de la Inquisición, va a abrazarle pero él no gasta más que lanzarle una flecha. Ella servía al rey Policarpo.

Capítulo 9:

DA CLODIO EL PAPEL A AURISTELA; ANTONIO EL BÁRBARO LE MATA POR YERRO

Clodio le da el papel a Auristela y ésta se enfada de tal modo que lo echa de la habitación y lo llama desvergonzado.

Mientras Antonio se encuentra en su habitación y allí se encontró con una mujer que era española que se llamaba Cenotia, tenía la fama de ser hechicera, cuando terminó Cenotia de presentarse a Antonio, cogió su lanzador de flechas para matar a Cenotia pero la flcha se desvió y le dio a Clodio que entraba por la puerta y quedó bastante herido.

Capítulo 10:

DE LA ENFERMEDAD QUE SOBREVINO A ANTONIO EL MOZO

Clodio estaba muerto en el suelo cuando entró el padre de Antonio que pronto reconoció que eso lo había hecho su hijo. Mientras Cenotia salió del aposento con intención de vengarse y le echó tal maldición que se puso malo en la cama y los médicos decían que le quedaba poca vida.

El rey Policarpo llamó a la hechicera Cenotia para que viviera Antonio, y ésta le contestó que no se preocupara que de esta enfermedad no se moriría. Sinforosa le pidió a Periandro que le contara algo de su vida, Periandro le dijo que sí, pero que el principio de su vida, hasta que no llegara a Roma con su hermana, no se lo podría contar a nadie.

Cuenta Periandro que iba él y su hermana en un barco de corsarios, queriendo tomar tierra él y su hermana con el ama de ésta: Cloelia. Los corsarios los dejaron en una tierra al lado de un río.

El marinero que les acompañaba les dijo a Periandro y a su hermana que no volvieran al barco ya que querían aprovecharse de Auristela y matar a Periandro. Así se adentraron en la barca por un río. Llegaron así a tierra donde se oía tocar música e instrumentos, fueron recibidos por dos pescadores los que acogieron con amabilidad a la extranjera Auristela, a la que besaron pies y manos. Pero estos dos pescadores que se llamaban Solercio y Carino se iban a casar, Carino le había tocado la pescadora más bella que se llamaba Selviana, aunque de verdad él se había dado cuenta de que a la que quería era a la otra pescadora menos guapa llamada Leoncia y al pescador Solercio que también se iba a casar le pasaba lo mismo que a Carino, sus padres le habían asignado a Leoncia, pero él a la que quería era a Selviana. Todo esto se lo confesaron a Auristela, la cual se lo contó después a Periandro. Auristela lo arregló todo para que cada cual se casara con la que de verdad quería.

Selviana con Solercio y Carino con Leonocia.

Capítulo 11:

DE CÓMO CENOTIA DESHIZO LOS HECHIZOS PARA QUE SANASE ANTONIO EL MOZO; PERO ACONSEJA AL REY POLICARPO QUE NO DEJE SALIR DE SU REINO A ARNALDO Y LOS DEMÁS DE SU COMPAÑÍA

Antonio el padre, vio a Cenotia y con una daga la amenazó de muerte si no curaba a su hijo. Así lo hizo y éste empezó a recuperarse. Cenotia quiso vengarse de esto por mano ajena. Le come la bola a Policarpo diciéndole que no cree que Auristela vaya a aceptar su matrimonio porque podía no ser hermana de Periandro, y porque él está viejo ya. Y además también está Arnaldo, príncipe joven y guapo. Y uno de ellos se ha permitido matar a Clodio en su casa.

Él se pone furioso de celos, pero decide que esperen.

Capítulo 12:

PROSIGUE PERIANDRO SU AGRADABLE HISTORIA Y EL ROBO DE AURISTELA

Periandro sigue contando su historia, y sigue diciendo que la boda de los pescadores se alargó durante 3 días más a base de música y de comida. Hasta que una noche salieron del bosque más de 40 asaltadores en un barco secuestrando así a Auristela, Cloelia (su ama), Selviana y Leoncia. Así Periandro se dirigió hacia un barco que venía por la mar para ver si las rescataban. Cuando se acercó al barco comenzaron a tirarse cañonazos ambos barcos, del tal modo, Periandro se ofreció a los pescadores de la isla para llevar el barco de los perdedores y lo nombraron capitán para ir a buscar el barco que llevaba a las mujeres, pero sigue su historia Periandro en el siguiente capítulo.

Capítulo 13:

DA CUENTA PERIANDRO DE UN NOTABLE CASO QUE LE SUCEDIÓ EN EL MAR

Cenotia seguía hablando con Policarpo. Por otro lado Sinforosa le pidió a Periandro que siguiera su historia. Continuó diciendo que él seguía manejando su nave, cuando un marinero se cayó de lo alto quedándose colgado de una cuerda por el cuello, fue corriendo a salvarlo y lo consiguió. El hombre lo había hecho porque se había imaginado cómo su mujer y sus hijos de 3 y 4 años lo habían llamado porque se morían de hambre. A él se le habían quitado las ganas de vivir. Periandro le puso vigilancia a ese hombre para que no lo volviera a hacer.

Siguiendo su camino se encuentran con un barco que era del rey de los danaos y se llamaba Leopoldio. Periandro paró para seguir contando su historia después de un descanso. Un hombre triste que no llevaba casi escolta. Los barcos de ambos se separaron y no volvieron a saber unos de otros.

Capítulo 14:

REFIERE LO QUE LE PASÓ CON SULPICIA, SOBRINA DE CRATILO, REY DE LITUANIA

Sigue contando que estando navegando se tropezó con un barco, que venía con más de 40 hombres ahorcados y como capitán tenía una mujer llamada Sulpicia, con 12 mujeres más. Ésta se creía que Periandro venía a luchar pero no era así. Ella comenzó a decirle a Periandro que era sobrina del rey de Lituania, y que se había vengado de todos estos hombres porque habían matado a su esposo. Ella le pidió a Periandro que le diera 12 hombres y así lo hizo. Mantuvieron una larga conversación por un tiempo.

Capítulo 15:

PROSIGUE PERIANDRO SUS ACAECIMIENTOS Y CUENTA UN EXTRAÑO SUCESO.

Siguió Periandro su historia diciendo que siguieron navegando pararon en un sitio donde había un prado lleno de flores y frutas, todo lleno de primavera. Estando en ese prado oyeron el sonido de una música y ven un carro con una mujer en él y otro grupo de mujeres. Las cuales se llevaron a algunos de sus marineros.

Capítulo 16:

PROSIGUE PERIANDRO SU HISTORIA

Más adelante abandonaron aquel prado y se pusieron de nuevo a navegar y llegaron a Noruega donde no podían seguir navegando debido al mar congelado, así que decidieron salir andando por aquella tierra. Allí se encontraron con otro barco, eran los que se habían llevado a Auristela y a las otras dos. Periandro les dijo que le devolvieran a las mujeres y el del barco dijo que se las habían vendido al rey de Dinamarca: Arnaldo.

Capítulo 17:

TRAICIÓN DE POLICARPO POR CONSEJO DE CENOTIA, QUÍTANLE A EL REINO SUS VASALLOS Y A ELLA LA VIDA. SALEN DE LA ISLA LOS HUÉSPEDES Y VAN A PARAR A LA ISLA DE LAS ERMITAS

Periandro con ayuda de Sinforosa (ésta creyendo que volvería a por ella) pudo salir de la isla de Policarpo quien no estaba disuesto a dejarlos irse, aunque éste siguiendo el consejo de Cenotia fue a atacarles para que no se marcharan, sobre todo Auristela. Pero con todo consiguieron escapar. Así el rey Policarpo mandó matar a Cenotia, y así lo hizo. Por otro lado Periandro llegó a la isla de unas ermitas. Uno se llamaba Renato y Eusebia. Mientras que Antonio y el padre, Ladislao y Rutilio se quedaron en el barco.

Capítulo 18:

DEL BUEN ACOGIMIENTO QUE HALLARON EN LA ISLA DE LAS ERMITAS.

Periandro sigue contando su historia de cuando llega a Noruega, donde por aquella tierra se encontró al rey Cratilo y a una mujer que le acompañaba que era la ya conocida Sulpicia, la cual se puso, muy contenta de ver al hombre que le había salvado la vida.

Estando Periandro contando su historia, se oyeron al lado de donde todos estaban los pasos de alguien, eran Renato y Eusebia, que venían a invitarles a comer y a dormir así de esta manera todos se dirigieron y se acomodaron enlas ermitas de Renato y Eusebia, Arnaldo le pidió a Renato que contara toda su historia, el cual la cuenta en el siguiente capítulo.

Capítulo 19:

CUENTA RENATO LA OCASIÓN QUE TUVO PARA IRSE A LA ISLA DE LAS ERMITAS

Cuenta Renato su historia diciendo que en Francia se enamoró de Eusebia, la trataba de un modo especial, a tal punto que un muchacho que había por allí llamado Libsomiro fue y se lo dijo al rey (más una sarta de mentiras tremenda). Renato desafió a Libsomiro, pero perdió y tuvo que irse de allí hasta la montaña donde estaban. La sorpresa fue cuando Eusebia se lo dejó todo para irse con él y se casaron y seguían igual de felices.

Capítulo 20:

CUENTA LO QUE LE SUCEDIÓ CON EL CABALLO TAN ESTIMADO DE CRATILO COMO FAMESO:

Siguió Periandro contando su historia, dice que un día cogió el caballo de Cratilo al que Periandro quería amansar y se pusieron a saltar un gran barranco, se ve que el caballo no pudo y Periandro creía que iba a morir, pero no fue así.

Fue al rey y se lo contó todo.

Ya terminado el barco para seguir su camino se despidieron de todos y se marcharon, ya que Periandro tenía noticias de su hermana Auristela en Dinamarca, se dirigieron hacia allí, pero allí le dijeron que unos corsarios se la habían comprado. Pasó por la isla de Policarpo y fue cuando ganó tantos premios. Carino y Solercio se vuelven a su tierra a ver si encuentran a sus mujeres allí. Periandro se encaminó con un barco de Policarpo hacia la Isla Bárbar de quienes ya sabía las costumbres. Pero al llegar lo apresaron en donde estaban los vivos enterrados. Al otro día se lo llevaron para sacrificarlo y fue cuando el barco se rompió y lo cogió Arnaldo. Vio a su hermana vestida de hombre que la iban a sacrificar, pero no fue así, Periandro la rescató junto a su ama Cloelia y a partir de aquí ya sabemos lo que sucedió.

Capítulo 21:

LLEGA SINIBALDO, HERMANO DE RENATO CON NOTICIAS FAVORABLES DE FRANCIA. TRATA DE VOLVER A AQUEL REINO CON RENATO Y EUSEBIA. LLEVAN EN SU NAVÍO A ARNALDO, MAURICIO, TRANSILA Y LADISLAO. Y EN EL OTRO SE EMBARCAN PARA ESPAÑA PERIANDRO, AURISTELA, LOS DOS ANTONIOS, RICLA Y CONSTANZA, Y RUTILIO SE QUEDA ALLÍ POR ERMITAÑO.

Estando todos reunidos, vio Renato desembarcar un barco y resultó se el de su hermano Sinibaldo, el cual le traía una buena noticia, que su enemigo Libsomiro antes de morir le había dicho la verdad al rey acerca lo de Renato, ya que Renato no tenía la culpa de nada. Deciden volver al reino de Francia. A Rutilio le dejan todas sus pertenencias allí.

Libro III.

Capítulo 1:

LLEGAN A PORTUGAL, DESEMBARCAN EN BELEN, PASAN POR TIERRA A LISBOA, DE DONDE AL CABO DE DIEZ DÍAS SALEN EN TRAJE DE PEREGRINOS.

Tardaron en llegar a España 17 días, desembarcaron en Lisboa, don de todos quedaron asombrados tanto por la belleza de Auristela como por las ropas que cada uno (elegantes) llevaban. Un portugués conoció a Periandro diciéndole que la había liberado en la isla de los bárbaros, Periandro no lo recordaba, este hombre le dijo a todos que lo acompañaran que les iba a enseñar una lápida donde estaba Manuel de Sosa Cuitiño que murió debido al amor, todos ellos fueron, se dirigieron hacia el templo. Una vez recorridas todas las calles y sendas Periandro se dirigió a casa de un pintor para que le pintase todas las aventuras que habían ocurrido, como la de la isla de los bárbaros, la balsa de Arnaldo...

Capítulo 2:

EMPIEZAN LOS PEREGRINOS SU VIAJE POR ESPAÑA; SUCÉDENLES NUEVOS Y EXTRAÑOS CASOS

Todos votaron dirigirse a Roma a pie, debido a la promesa de Auristela. Se pararon en Badajoz donde entraron a un mesón. Y allí había un poeta que quedó admirado de la belleza de Auristela. El poeta pensó que con aquellos personajes que entraban en el mesón podía hacer una comedia, tragedia, tragicomedia...

Aquella noche se dirigieron a casa del corregidor. Partidos de Badajoz se fueron a Guadalupe, y allí la noche se les cerró en el bosque oscuro, y oyeron un ruido de pronto vino un hombre a caballo y a todos les dijo que les llevase una cadena de oro y un recién nacido que da a Ricla, a dos caballeros ricos: Francisco Pizarro y Juan de Orellana y este caballero les pidió que si preguntaban por él no dijeran nada. Y éstos asombrados del extraño suceso se dirigieron hacia la casa de uno de los pastores y llegando allí entró una mujer desmayada de hambre y con sus ropas rotas y pidió comida y el pastor así lo hizo. El niño que traía en brazos Ricla solo hacía llorar de hambre, y el pastor se lo llevó para darle leche. Una vez estaban todos allí entraron unos caballeros preguntando por el caballero del collar y por la criatura y la mujer. Todos los que allí estaban guardaron silencio, sin decir una palabra. Ella estaba dentro de un árbol donde pasó la noche.

CAPITULO 3

La Doncella encerrada en el árbol da razón de quien era.

Prosiguieron su camino y se encontraron a una dama dentro del arbol que contó la siguiente historia: Ella se llamaba Feliciana era de familia noble y allí en su villa había un hombre rico llamado Luis Antonio, donde el padre de Feliciana la obligó a casarse con él. Pero paso lo siguiente Feliciana se veía con otro hombre, y se había quedado embarazada y la noche en que Luis Antonio vino a pedirle la mano, parió a la criatura en su habitación y la única solución que encontró fue la de huir de casa. Feliciana dijo que a ver si la criatura que el pastor tenia era su hijo. El pastor le prometió ir a la aldea y traerle la criatura para ver si en verdad era su hijo.

CAPITULO 4.

Quiere Feliciana acompañarlos en su peregrinación, llegan a Guadalupe, habiéndoles acontecido en el camino un notable peligro.

El pastor le trajo a la criatura, pero Feliciana no lo reconoció, ni por sus ropas ni por su collar. Feliciana decidió irse de peregrinación con ellos donde le sucedió lo siguiente: Cuando iban caminando, apareció por los matorrales un hombre que estaba apuñalando estaba muerto. Y de repente salieron cuatro cuadrilleros de la Santa Hermandad que se llevaron a todos presos hacia Caceres. Y también se llevaron al muerto. Pero estando allí con la Justicia llegó un corregidor con una carta que le había dejado Diego de Parraces (que era el muerto), enla carta decía que iba de viaje con Sebastián de Soranzo, del que sospechaba que le queria matar, así que si moria ya sabrian quien lo habia matado. De este modo les dejaron libres dirigiendose todos hacia Guadalupe.

Capitulo 5

Tiene fin en Guadalupe la desgracia de Feliciana, y se vuelve contenta a su casa con su esposo, padre y hermano.

Llegaron así al templo de Guadalupe donde todos se quedaron asombrados al ver las pinturas y figuras que allí habían. Feliciana se puso a cantar unos versos de un poema y el padrre y el hermano de ésta que dio la casualidad que también estaban allí, conocieron la voz de su hija y de su hermana.

Y se dieron a conocer, pero esto no es todo ya que de repente apareció un hombre con un velo, y cuando se lo quitó resulto ser el esposo de Feliciana (su anterior amante), Rosanio el cual fue aceptado por el padre de Feliciana. Mientras Francisco Pizarro y Don juan de Orellana llegaron a la conclusión de que aquella criatura que ellos tenían era de Feliciana, y de este modo Feliciana con su padre, hijo, hermano y esposo volvieron a casa. Los demás Periandro, Auristela ... siguieron su viaje.

CAPITULO 6

Prosiguen su viaje: encuentran una vieja peregrina y un polaco, que les cuentan su vida.

Durante 4 días estuvieron en Guadalupe viendo las grandezas de aquel monasterio. Y de esta manera siguieron en camino, y vieron a una vieja peregrina, la cual era muy vieja, ésta les contó que se dirigía hacia Toledo a ver la virgen del Sagrario. Esta vieja peregrina comenzó a decirles que ella había peregrinado mucho, a ver muchas virgenes, y milagros que la virgen hacía. De pronto vieron venir a un gran hombre en un caballo, este se presentó ante todos diciendo que él era polaco y comenzó a contar a todos lo que le pasó cuando fue a Portugal: Dice que cuando entró en Lisboa se tropezó con un muchacho que casí lo hecha a la carretera, y el otro lleno de furia sacó su espada y allí mismo lo mató. Huyendo de la justicia hacia una casa que allí había, donde estaba una señora llamada doña Guiomar quien lo escondió en su casa y al cabo del rato llamó a su casa la justicia, diciéndole a la señora que a su hijo lo habían matado, ella pensó que lo había matado aquel hombre que estaba en su casa pero aún así no lo descubrió ante la justicia. Cuando la justicia se fue, Guiomar le dijo al señor que hiciera el favor de salir de su casa y éste así lo hizo, agradeciéndole que no lo hubiera descubierto ante la justicia. Siguió diciendo que estuvo 15 días en las Indias y después se dirigió hacia Toledo, donde entró a un mesón, de una tal Martina y allí se enamoró de una doncella llamada LUISA, aunque la muchacha la mesonera le dijo a éste que era doncella se iba a casar con un tal Alonso.

CAPÍTULO 7.

DONDE EL POLACO DA FIN A LA NARRACIÓN DE SU HISTORIA.

Pero estando enamorado de aquella muchacha Luisa, fue a pedirle la mano a su padre, y este así se la dio, y la tomó como esposa, pero ésta un día cogió las joyas y dineros de su esposo y se fugó con Alonso. El Polaco el cual se llamaba ORTEL iba buscándolos para matarlos, pero este siguió el consejo que le dio Periandro y fue el de dejar de buscarlos para que se encargara la propia justicia, y una vez que terminó de contar su historia se despidió y se marchó.

CAPITULO 8:

De cómo los peregrinos llegaron a la villa de ocaña, y el agradable suceso que les vino en el camino.

Todos ellos siguieron andando, y por el camino se encontraron con un grupo de hermosas doncellas, las cuales estaban haciendo una fiesta, estaban bailando y pasándoselo bien. Después de esto prosiguen su camino.

CAPITULO 9:

Llegan a Quintanar de la Orden, donde sucede un notable caso. Halla Antonio el barbero a sus padres, quedanse con ellos él y Ricla, su mujer: Pero Antonio el mozo y constanza prosiguen la peregrinación en compañía de Periandro y Auristela. Esta Antonio muy contento ya que se iba a dirigir al pueblo de sus padres, Quintanar de la orden. Se alegraron mucho sus padres al ver a su hijo con su respectiva familia. Ocurrió allí que el conde lleg´´o muy herido debido a un tiro, y sus ultimos deseos fue contraer matrimonio con la hija de Antonio, con constanza y así fue. Cuando el conde murió Constanza se quiso hacer monja, pero Auristela la convenció para que no. Llegó la hora de seguir con la peregrinación, pero Antonio y su mujer Ricla decidieron quedarse allí con sus padres, y siguieron su camino hacia Roma auristela, Periandro, Antonio y Constanza.

Capitulo 10

De lo que pasó con unos cautivos que encontraron

Siguiendo así su camino se encontraron en la plaza a dos cautivos que estaban diciendo que ellos habían estado cautivos en galeras

Capítulo 11:

DONDE SE CUENTA LO QUE LES PASÓ EN UN LUGAR POBLADO DE MORISCOS

A la mañana siguiente siguieron al camino y se encontraron a unos hombres donde algunos de ellos estaban heridos. Llegaron así a un pueblo morisco, donde un anciano morisco les dio alojamiento en su casa, pero su nieta llamada Rafala, le dijo a Periandro y a los demás que su abuelo les había tendido una trampa, ya que querían robarles. Rafala les dijo que se dirigieran hacia una iglesia. Ya estos así lo hicieron , allí estuvieron dos días donde después de dos días prosiguiern su camino.

Capítulo 12:

EN QUE SE REFIERE UN EXTRAORDINARIO SUCESO

Siguieron su camino y llegando a Barcelona se encontraron que desembarcaron dosgaleras, y entre ellas se bajo una mujer llamaba Ambrosia, que se tiró a los brazos de constanza, ya que la conocía de antes, pero Constanza no se acordaba de ella. Ambrosia contó su historia: Ambrosia se casó con un tal Contarino, y un día se ausentó de su casa vestida de hombre para que nadie la conociera. Y se embarcó en un barco donde iba Constanza que un día Ambrosia se desmayó y Constanza la socorrió, y disfrazada de hombre estuvo muchos días hasta que se encontró a su esposo y a su hermano con los que se fue.

Capítulo 13:

ENTRARON EN FRANCIA Y DASE CUENTA DE LO QUE SUCEDIÓ CON UN CRIADO DEL DUQUE DE NEMURS

Entraron en Francia y en un mesón se encontraron a 3 damas francesas donde Periandro les dijo que qué hacían allí y una de ellas les respondió que el duque de Nemurs había mandado a su criado para que le buscara a una mujer hermosa, que ese llevara a un pintor y las pintara y había encontrado el criado a tres que se llamaban: Deleasir, Belarminia y Flora. El criado se había quedado asombrado de la belleza de Auristela, y le preguntó a Periandro si la podía pintar para entregársela al duque de Nemurs. Periandro le respondió que se tenían que ir ya.

Capítulo 14:

DE LOS NUEVOS Y NUNCA VISTOS PELIGROS EN QUE SE VIERON

Caomenzaron a caminar de nuevo y vieron como una mujer caía desde un torre, la cual nada se hizo por su vestuario. Ésta pidió a Periandro que subiera a la torre a salvar a sus hijos. Periandro así lo hizo pero le salió mal ya que a él también lo tiraron por la torre haciéndole grandes heridas. Por otro lado Antonio fue asaltado por unos bandoleros pero este con su arco lo solucionó. La mujer que se había caído ofreció su casa a Periandro ya que estaba malherido.

Capítulo 15:

SANAN DE SUS HERIDAS PERIANDRO Y ANTONIO. PROSIGUEN TODOS SU VIAJE EN COMPAÑÍA DE LAS TRES DAMAS FRANCESAS. LIBRÓ ANTONIO DE UN GRAN PELIGRO A FELIZ FLORA

Durante un mes estuvo Periandro sanando de sus heridas fueron tratados con mucha amabilidad.

Capítulo 16:

DE CÓMO ENCONTRARON CON LUISA, LA MUJER DEL POLACO Y LO QUE LES CONTÓ UN ESCUDERO DE LA CONDESA RUPERTA

Se encontró Constanza por el camino a una muchacha joven que era de Talavera la Reina y que resultó ser la mujer adúltera de Ortel, el polaco. Y estando allí hablando llegó uno de los peregrinos diciéndoles que había visto una cosa muy extraña, había visto a un anciano de luto el cual le dijo que no se fueran que él haría a parecer a la condesa Ruperta, la cual se casa con un conde y un día Rubicón por ira cogió su espada y mató al marido de Ruperta, ésta juró que se vengaría de la muerte de su esposo.

Capítulo 17:

DEL DICHOSO FIN QUE TUVO EL RENCOR DE LA CONDESA RUPERTA

Todos los peregrinos se quedaron allí a ver lo que pasaba con Ruperta. Ésta queriéndose vengar de la muerte de su marido, y pensó en ir a matar al hijo del asesino de su marido: Croriano, sacó un cuchillo y se dirigió hacia su casa, y cuando iba a matarlo quedó prendada de tal belleza, tanto que lo quería como esposo. Ambos estuvieron hablando acerca de la venganza de su padre, los dos al final se casaron. A tanto que Periandro, Auristela, Constanza y Antonio fueron a darles la enhorabuena.

Capítulo 18:

INCENDIO EN EL MESÓN. SACA DE ÉL A TODOS UN JUCICIARIO LLAMADO SOLDINO, LLÉVALOS A SU CUEVA, DONDE LES PRONOSTICARÍA FELICES SUCESOS.

Estaban todos en el mesón y de pronto entró un anciano llamado Soldino que los guió a su cueva para que estuvieran a salvo. Este Soldino era una especie de mago, les dijo que le iban a suceder cosas felices.

Capítulo 19:

SALEN DE LA CUEVA DE SOLDINO POR MILÁN Y LLEGAN A LUCA

Saliendo de la cueva y prosiguiendo su camino se dirigieron hacia Milán, que por el camino se tropezaron con un tal Alejandro Castrucho que iba con una dama: Isabela. Que muriendo su padre, su tía la iba a casar a Capua y la novia no estaba muy contenta. Los demás siguieron su camino.

Capítulo 20:

DE LO QUE CONTÓ ISABELA CASSTRUCHO ACERCA DE HABERSE FINGIDO ENDEMONIADA POR LOS AMORES DE ANDREA MARULO

Entraron en Luca, y también entraron a un mesón donde estaba Isabela Castrucho hospedada ya que estaba enferma y esta era la que vieron al salir de la cueva. Entró a la habitación Ruperta, Auristela, Constanza, Flora, para ver lo que le ocurría e Isabela les dijo que se sentasen que les iba a contar su historia: Isabela comenzó a decir que sus padres murieron y se hicieron carga de ella s tío, y allí en la corte se enamoró de un hombre llamado Andrea Marulo hijo de Juan Bautista Marulo. Pero este se tuvo que ir a seguir sus estudios a Salamanca. Su tío quiso irse a Italia y se fueron pero Isabela le escribió una carta a Andrea diciéndole que ella se dirigía a la ciudad de Luca y que se haría pasar por estar enferma, endemoniada y así él iría hacia ella. Hasta que Andrea viviera a por ella, Ruperta, Auristela, Flora, Constanza... quedaron asombradas al ver que estaba fingiendo todo eso para volver a ver a su amado Andrea.

Capítulo 21:

LLEGA ANDREA MARULO, DESCÚBRESE LA FICCIÓN DE ISABELA Y QUEDAN CANSADOS

Estando Isabela reconocida por el médico llegó la noticia de que Andrea había venido, éste entró en la habitación y le pidió la mano. Su tío les dijo que qué hacían e Isabela le respondió que estaba muy enamorada de él y que no tenía ningún demonio que eso lo había hecho para atraer a Andrea. A los pocos días se casaron al igual que su tío murió. Los peregrinos siguieron su camino.

Libro IV

CAPITULO 1:

DASE CUENTA DEL RAZONAMIENTO QUE PASO ENTRE PERIANDRO Y ARISTELA

Llegan a Roma y entran en un mesón que les pasa lo siguiente. Entró un hombre que les dijo a todos los peregrinos que allí estaban que él estaba haciendo un libro de "aforismos de los peregrinos" que como ellos eran peregrinos que si querían poner algún aforismo. Así que empezando por Periandro y terminando por todos los peregrinos pusieron algún aforismo en el libro de aquel señor

CAPITULO 2:

LLEGAN A LAS CERCANIAS DE ROMA Y EN EL BOSQUE ENCUENTRAN A ARNALDO Y AL DUQUE NEMURS HERIDOS EN DESAFIO

Los Peregrinos se dirigen a las afueras de Roma, hacia un bosque, donde resultó que el Duque de Nemurs, y el príncipe Arnaldo se habían peleado por el retrato de Auristela, hasta tal punto llegaron que estaban muy mal heridos. Auristela y Periandro decidieron ir hacia alguna casa para curarles a los dos.

CAPITULO 3:

ENTRAN EN ROMA, Y ALOJARSE EN CASA DE UN JUDIO LLAMADO MANASÉS.

Así de este modo los respetuosos criados del Duque de Nemurs y el de Arnaldo les cuentan a todos lo que le ocurrieron a sus amos. Una vez que se recuperaron de sus heridas todos en Roma incluido el Duque y Arnaldo fueron a alojarse a casa de Manasés (seguían disputándose el amor de Auristela)

CAPITULO 4:

DE LO QUE PASO ENTRE ARNALDO Y PERIANDRO, Y ENTRE EL DUQUE DE NEMURS Y CRORIANO

Arnaldo le dice a Periandro que quiere como esposa a Auristela, y por otro lado Duque de Nemurs también habla con Croriano (era del que se enamoró Ruperta, hijo del que quería matar en venganza de haber matado a su marido) de que hable con Auristela que la quiere como esposa.

CAPITULO 5:

DE COMO POR MEDIO DE CRORIANO FUERON LIBRES BARTOLOME Y LA TALAVERANA, QUE ESTABAN SENTENCIADOS A MUERTE

Estando Periandro en la casa, le vino una carta para Antonio, este se la llevó y resultó ser Bartolomé y la Talaverana que estaban en prisión con la pena de muerte, y le pedían ayuda Antonio, éste mandó a Croriano que les enviara una carta diciéndoles que les iban a ayudar. Finalmente se libraron de la pena de la muerte.

CAPITULO 6:

CONTIENDA ENTRE ARNALDO Y EL DUQUE DE NEMURS SOBRE LA COMPRA DE UN RETRATO DE AURISTELA

Estaba Auristela paseando por un de las calles de Roma con los demás peregrinos, y vio que en una tienda se vendía un cuadro con su retrato, y se enteró quem ese lo iba a vender a dos hombres, que ambos se estaban peleando por tenerlo y resultaron ser Arnaldo y el Duque pero al final ninguno se quedó el retrato porque venía el gobernador de allí y para que no se llevase el cuadro se lo dio a Periandro por 100 escudos. Por otro lado Auristela estaba pensando que ya había cumplido su promesa (con Persiles)

CAPITULO 7:

DE UN EXTRAÑO CASO Y NOTABLE PELIGRO EN QUE SE VIO PERINALDO POR MALICIA DE UNA DAMA CORTESANA

Había allí una dama que se llamaba Hipólita, que estaba

enamorada de Periandro, y mando a un judío por una cadena de oro que le trajera a Periandro a su casa. Y cuando este fue a casa de la cortesana, ésta se le tiró a su cuello, Periandro le dijo que él no estaba enamorado de ella, entonces ella para vengarse, comenzó a gritar que le había robado, y entonces la justicia se llevó a Periandro que era inocente, pero Hipólita se arrepintió y se fue a decirles a la justicia que la culpa es suya, ya que Periandro no había hecho nada, la cadena que presuntamente había robado la llevaba Periandro en el cuello.

CAPITULO 8:

DA CUENTA ARNALDO DE TODO LO QUE LE HABIA SUCEDIDO DESDE QUE SE APARTÓ PERIANDRO Y AURISTELA EN LA ISLA DE LAS ERMITAS.

Hipólita comenzó a pensar si Periandro y Auristela no fueran hermanos si serian amantes, entonces llamó a Zabulón para que hechizará a Auristela bajo una grave enfermedad. Periandro les contó a todos que le había pasado con la cortesana, Arnaldo se puso a contar lo que le había pasado después de dejar a Auristela y a Periandro, Periandro le dio el cuadro del retrato de Auristela a Arnaldo.

CAPITULO 9:

EN DONDE SE CUENTA LA ENFERMEDAD DE AURISTELA POR LOS HECHIZOS DE LA JUDIA, MUJER DE ZABULDO.

Entre tanto Auristela se pone muy enferma, llaman a todos los médicos posibles pero no mejora. Parece que se va a morir. Periandro queda muy entristecido. Esto se produce debido al hechizo de Hipólita.

CAPITULO 10:

COBRA AURISTELA LA SALUD POR HABER LA JUDIA DESHECHO LOS HECHIZOS, Y PROPONE A PERIANDRO EL INTENTO DE NO CASARSE.

Al ver la hechicera que Periandro al ver así a Auristela también se moría decidió quitar el hechizo, y al cabo de unos días Auristela fue mejorando su estado de salud. Y al cabo del tiempo de estar bien de salud Aurístela le dijo a Periandro que ella no se quería casar que se quería casar con ¿dios?, Periandro salió de la habitación desanimado.

CAPITULO 11:

SALE PERIANDRO DESPECHADO POR LA PROPOSICION DE AURISTELA.

Periandro sale a caminar dejándose Roma y mientras pensando Auristela que se había pasado con su amado salieron ella y las demás peregrinas a buscarlo (Periandro).

CAPITULO 12:

DONDE SE DICE QUIEN ERAN PERIANDRO Y AURISTELA:

Se dirigió Periandro hacia un arroyo, donde sentado en un árbol escuchó una conversación que resultó ser un antiguo ayo llamado Seráfido y Rutilio: ambos estaban diciendo que el Persiles era un hombre que había criado el ayo Seráfido. Luego siguieron diciendo que la reina de Irlanda tenia 2 hijas, la mayor llamada Sigismunda y la menor llamada Eusebia, y siguió diciendo que el hermano de Persiles el Rey Magsimino estaba enamorado de Sigismunda, pero por otro lado el Persiles se enfermó de amor que sentía hacia Sigismunda se fueran de la isla haciéndose pasar por Periandro y Auristela. Rutilio le dijo al ayo que él había estado con ellos que se hacían pasar por unos peregrinos. Al oír esto Periandro y al oír que su hermano Magsimino venia de camino se dirigió de nuevo a Roma a dar la noticia a Auristela.

CAPITULO 13:

VUELVE PERIANDRO HACIA ROMA CON LA NOTICIA... DE VENIR SU HERMANO MAGSIMINO. LLEGA TAMBIEN SERÁFIDO, SU AYO, EN COMPAÑIA DE RUTILIO.

Fue Periandro corriendo a ver a Auristela la cual ya venía por el camino y le dijo lo que le pasaba con Rutilio y con Seráfido, y que su hermano Magsimino estaba enfermo y venía a curarse en Roma, que tenían que hacer algo. Porque si su hermano los descubría los mataría. Entre tanto vieron llegar a Rutilio y a Seráfido, los cuales fueron corriendo a abrazarse. Pero entre tanto se acerco ¿Pirro?, el Judío, y al ver a Periandro tan feliz le clavo una navaja, Periandro se iba a salvar pero Pirro fue condenado a muerte.

CAPITULO 14:

LLEGA MAGSIMINO ENFERMO DE LA MUTACION: MUERE, DEJANDO CASADOS PERIANDRO Y AURISTELA, CONOCIDOS YA POR PERSILES Y SIGISMUNDA

Vieron llegar por el camino al hermano de Periandro, que una vez que llegó se murió en el acto de lo mal que estaba. Magsimino le dijo a su hermano que le prometiese que se iba a casar con Auristela, y estos dos, Persiles y Sigismunda así lo hicieron. Sintiendo mucho esto Arnaldo terminó casándose con la hermana de Sigismunda, Eusebia. La Feliz Flora se casó con Antonio el bárbaro.

Croriano y Ruperta se fueron a Francia a contar el suceso de Auristela.

Bartolomé el Manchego y la castellana Luisa se fueron a Nápoles donde no vivieron bien.

Persiles enterró a su hermano en San Pablo, y fue a cumplir su voto de besarle los pies al pontífice y vivir toda la vida con Sigismunda.

1

20