Los Miserables; Victor Hugo

Literatura universal siglo XIX. Romanticismo. Narrativa y novela romántica francesa. Jean Valjean. Injusticia social. Cambio fortuna

  • Enviado por: Phaser
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


De la obra de la cual me basaré para realizar este ensayo me gustaría mencionar que a pesar de la gran extensión de este libro, y que podría llegar a hacerse un tanto tedioso, nos da una gran enseñanza sobre los valores intrínsecos al género humano, además de ser una muestra fehaciente de cómo el hombre puede (y en ocasiones debe) cambiar, transmutar sus sentimientos hacia algo diferente e innovador para su persona, además nos enseña un lado de la sociedad el cual todos conocemos, pero muchas veces lo ignoramos, el presente ensayo lo conformare a partir de estos ejes rectores, por tanto en este momento solo toco estos temas de una forma superficial.

La obra por excelencia y por supuesto maestra de Víctor Hugo es esta, “Los Miserables”, y ningún otro nombre hubiera podido sintetizar la esencia de esta obra ya que nos enseña un lado muy sufrido de la sociedad, los pobres, mejor dicho los miserables puesto que no existe otro adjetivo salvo quizás, sólo quizás, los olvidados, pero bueno ubicándonos dentro de un marco histórico los miserables no tienen surgimiento sino hasta después de la revolución industrial, a finales del siglo XVIII, ya que antes las clases menos privilegiadas mínimo tenían su tierra para cultivarla y comer, pero con la venida de la revolución industrial y el posterior proceso de migración a las grandes urbes, ahí es donde se dieron los procesos económicos que dieron lugar a una diferencia mas notable entre las distintas clases sociales.

Pero ¿Quiénes son los miserables que nos ocupan en este libro? Pues no es tan, tan difícil encontrarlos ya que los encontramos en todas y cada una de las páginas de este libro, y cada uno tiene una historia de vida ,que si estamos atentos e interesados , nos cuenta, esto porque Víctor Hugo le dio vida propia, así como una vida a cada uno de los personajes de su libro, esto es lo que hace tan deliciosa a esta obra, no solo el personaje principal tiene vida, sino que lo podemos ubicar tal cual fuera una persona de carne y hueso, sus relatos son tan reales que no podemos más que imaginarnos por un momento que es la historia de un conocido amigo de toda la vida la que nos están contando.

Si alguna vez quisiéramos hacer un análisis de las clases sociales desprotegidas, para ya no decirles miserables, nuestro primer referente debiera ser esta obra ya que a pesar de la ya casi centuria y media que cumple esta obra, no podemos más que ver las múltiples similitudes entre esa realidad que vivían y la que actualmente se vive.

El primer referente, para la elaboración de este ensayo, y creo que es de los más importantes, es la justicia, esta palabra que parece sencilla, y que todos decimos ponerla en práctica, la cual en realidad es una virtud que inclina a obrar y juzgar teniendo por guía la verdad y dando a cada uno lo que le pertenece; en nuestra obra nos dice como Jean Valjean es enviado al presidio por haberse robado un pan para alimentar a su hermana y sus hijos (de la hermana), pero ¿creen que eso es justo?, yo digo que no, pongámonos en los zapatos de Valjean, nuestra familia se muere de hambre, no hay trabajo y los campos no se trabajan por el tiempo malo, y lo único que podemos hacer es quitarle algo a los ricos que tienen tanto pero que no lo comparten, y ¿sería justo que nos encarcelen por haber tomado un mísero pan que alimentará a los nuestros?, o bien podemos también mencionar la injusticia que le hacen sufrir a nuestro personaje al momento de llegar a D., que nada más por haber sido presidiario no le quieren otorgar un techo donde dormir y un poco de alimentos para llenar el hueco que tenía en su estomago, ¿crees que eso sea justo?, yo digo que no, eso es inhumano, y como dicen por ahí “ni el pan, ni el agua se deben de negar”, o sigamos con otro dicho ”casi todos los crímenes que castiga la ley se deben al hambre”, y creo que este es el caso de Jean

Otra injusticia que se me hizo grotesca fue la que le hicieron a Fantina cuando los empleados de la fabrica deciden expulsarla de ahí por el hecho de tener una hija y no estar casada, y si piensan que eso ya es cosa del pasado me complace informarles que no, que esto se sigue dando aun en nuestra sociedad, aun discriminamos a las mujeres, que a pesar de la supuesta aceptación de la liberación femenina les seguimos jodiendo, que no se les respeta su salario y su horario, y en muchos casos su integridad físico-moral; también cuando los
Thenardier no le respetan el acuerdo a Fantina, en el cual se supone esta pagaba y ellos cuidaban a Cosette, pero nunca lo hicieron, por que ellos querían el dinero y trataban a la niña peor que a un perro. Empiezo a darme cuenta que esta obra aparte de tratar sobre la miseria de todos sus personajes nos da una lista grande de injusticias y me atrevo a decir que éstas van de la mano como dos grandes hermanas.

Otra cosa que se menciona de manera ligera pero que es de gran trascendencia es el dinero, este como dije en un principio es algo muy importante para poder llegar a vivir, tanto en esa época como en esta, inclusive también en las que siguen, pero, a mi forma de ver, podemos seguir los pasos de Monseñor Myriel, el cual nos da un gran ejemplo, lo cual también es hecho posteriormente por Magdalena (Valjean), vivir con lo necesario, ellos trabajaban y obtenían una fuerte cantidad de dinero, pero solo usaban lo que necesitaban, que en realidad era muy poco y lo demás lo repartían entre los mas necesitados, y podemos recordar la lista de Myriel para repartir sus gastos, pero en la actualidad casi no existen ese tipo de personas, ahora todos por la famosa globalización tienden a hacer mas dinero y chingarse a los demás o con otras palabras mas correctas “explotemos los ricos a los pobres” y creo que esto es algo mal y que no deberíamos de hacer, debemos dejar a los pobres con lo que tienen y ayudarlos para que sigan adelante y a los ricos pedirles que no sigan “como cuchillito de palo, chingue y jode”, y podemos vivir con lo elemental, inclusive darnos ciertos caprichos de vez en cuando, y ayudar al que está en la calle pidiendo una moneda para poder comer, y recordemos que hay cosas mas valiosas que el dinero y esos son nuestros sentimientos, nuestros valores, el dinero siempre está ahí lo único que cambian son los bolsillos, en cambio estas virtudes nunca nos dejaran.

La amistad es algo que nos los plantean en el famoso grupo del ABC, en el cual se encontraba Mario junto a otros camaradas de oficio, parranda, inclusive en protestas, este sentimiento es algo valioso y que no debemos de tomarlo a la ligera ya que es algo importantísimo para el hombre durante su vida, ya que un amigo es alguien con quien puedes confiar todo, es aquel que sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere, también podemos ver otro ejemplo de amistad entre Felix Tholomyes y sus otros compinches, que inclusive todos ellos eran novios de otras grandes amigas entre las cuales estaba Fantina, y podemos ver en este caso que cuando un amigo es feliz todos lo somos y cuando está triste nosotros estaremos ahí para darle una palmada en el hombro y una palabra de aliento para que siga adelante, por que para eso estamos los verdaderos amigos.

Dentro de la obra de Los Miserables me pude dar cuenta de un factor muy importante para la historia, en cual es la bondad, esta se representa con Monseñor Myriel cuando conoce a Valjean y le da hospedaje, alimento y después lo perdona a pesar de haberle robado su vajilla de plata, esta bondad se apodera de Valjean para luego convertirse en Magdalena para hacer el bien con los necesitados, yo creo que si todos tuviéramos un poco de esa bondad seria mejor la sociedad en la que no desarrollamos y seriamos más felices, inclusive me atrevo a pensar que la bondad nos podría llegar a cambiar por completa nuestras vidas, como con Jean Valjean.

La guerra es algo terrible y detestable para mi, y en esta obra se le da un capítulo completo para describirnos una cruel batalla que fue la de Waterloo, las guerras solo nos traen desgracias, muertes, destrucción, hambre, miedo, epidemias, y a pesar de ello el hombre sigue aprobándolas, ¿pero hasta cuando?, yo creo que hasta el día en que nos destruyamos mutuamente, por que está en nuestra sangre la violencia, recordemos esto siempre “la tierra no tiene sed de la sangre de los soldados; sino del sudor de los hombre”.

La tristeza, creo que esta obra está atascada de ejemplos de este tipo, pero retomemos algunos como el de Fantina cuando no puede ver a su Cosette, esa tristeza que sienten la gran mayoría de las madres cuando no tienen a su lado a sus retoños, cuando no los pueden abrazar y besar, y creo por eso que no debemos de tratar mal a nuestras madres y cumplir con ellas. Otro ejemplo puede ser cuando Valjean se separa de Cosette y Mario al momento en que contraen matrimonio, y esa mujer a la que el quería como a su propia hija le deja de ver y el muere de esa tristeza.

Me atrevo a decir que todos las personas sufren la tristeza por igual, no importando su posición económica o religión, es algo que no tiene distinciones y lo podemos ejemplificar con este dicho “La corona real no quita el dolor de cabeza”.

Los miserables tiene una gran extensión en cuanto a sus temáticas tristes que contiene, pero capítulo a capítulo nos da un ejemplo de vida que podemos seguir o dejarlo, para seguir siendo miserables o ya no. Podemos recordar también que esta obra se podrá seguir adaptando a todas las épocas por que siempre habrá miserables.

Para finalizar este ensayo me gustaría recordar que nadie está exento de llegar a ser miserable, y que si algún día nos encontramos en ese caso recordémonos que podemos salir de esa y poner siempre la cabeza en alto, nunca bajarla, mirar de frente a lo que viene y saberlo y recordar siempre “si tu mal tiene solución ¿por qué te afliges?, y si no lo tiene ¿para qué sufres?.

"justicia", Enciclopedia Microsoft® Encarta® 99. VOX - Diccionario General de la Lengua Española, © 1997 Biblograf, S.A., Barcelona. Reservados todos los derechos.

Dicho popular.

Francois René de Chateaubriand.(1768-1848), escritor frances.

Anónimo; Poema: “No pregunten por que odio a la otra clase”.

Biblioteca personal.

Dicho popular.

Gertrude Stein. (1874-1946), escritora estadounidense.

Elbert Hubbard.(1856-1915), ensayista estadounidense.

Proverbio Brasileño.

George Herbert.(1866-1943), novelista y sociólogo británico.

Proverbio Inglés.

5